Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
58 – Vivo cantando

Escrito originalmente por Carrascus, el jueves 18 may 2006 a las 22:03

Para Gema y Miguel. No quisiera un fracaso en el sabio delito que es recordar.

Probablemente ninguno de vosotros seguirá el Festival de Eurovisión. Yo tampoco. Se ha convertido en un evento desfasado y anacrónico que, aparte de algunos cientos de freakies, solo interesa a los que participan y a los que viven de él.

Pero hubo un tiempo en que fue importante. En aquella época en que solo teníamos una cadena de televisión, y una segunda que nació en 1.966 y tardó mucho en extenderse por toda España, el Eurofestival representaba una buena promoción para los cantantes y, en menor medida, para las compañías discográficas. Hay que tener en cuenta que en los años 50 el negocio de la música pop apenas estaba montado y no tenía ni por asomo el engranaje actual. Así que la cosa fue creciendo y en los últimos años 60 cada vez manejaba intereses económicos más fuertes. Y aquella fue la etapa dorada de los españoles en Eurovisión: 1.968 y 1.969, las dos únicas veces que lo ganaron.

Todos habréis oído hablar alguna vez del “La, la, lá” y de cómo Serrat quiso cantarlo en catalán y le sustituyeron por Massiel, que ganó el Festival en Londres. Estaba tentado de contaros la historia que hubo detrás de todo ésto, pero ya está muy documentada y no merece la pena, solo tenéis que abrir el Google y teclear, por ejemplo, “massiel serrat eurovisión”, y encontrareis varias explicaciones buenas y extensas. Así que mejor he pensado en daros UNA SOLA pincelada que demuestra lo importante que el Festival de Eurovisión llegó a ser y la influencia decisiva que tuvo en la vida de los españoles… Pero para eso, antes os tengo que hablar un poco de la realidad social en España en aquel entonces.

Estamos en 1.968 y el Mayo francés fue tan solo el acto más representativo de una convulsión social que sacudió a toda la clase intelectual de Europa Occidental, incluso de España, donde la protesta universitaria fue muy tímida al principio pero mucho más decidida después y supuso el enfrentamiento de estudiantes y catedráticos contra unas estructuras férreas de poder como eran las del franquismo. En las aulas no se hablaba de últimos descubrimientos científicos, sino de la forma más eficaz de luchar contra el sistema.

Como la represión individualizada no le daba al Gobierno de Franco los frutos que esperaba, ensayaron un método más eficaz: meter a la Policía dentro de las Facultades y el nombramiento de un Juez especial para los delitos de los estudiantes. Estas medidas crisparon aún más los ánimos y todo el mundillo universitario, incluidos los catedráticos más feudales, las interpretaron como la agresión directa de un Gobierno policiaco contra la Universidad y la Cultura. El Régimen cerró la Escuela de Sociología, a la que consideraba un nido de marxistas, después hizo llover expedientes sobre la Facultad de Físicas de Madrid, provocando una cadena de dimisiones de rectores y decanos de todo el país. La lucha universitaria se extendía por Barcelona, Santiago, Bilbao, Valencia, Salamanca, Granada, Sevilla…

Y mientras, envalentonados por la acción estudiantil, cientos de obreros paraban empresas importantes como HUNOSA o Fasa-Renault. Menudeaban los encierros y las manifestaciones, a las que incluso apoyó parte del clero, que comenzaba a modernizarse también con el pensamiento de los llamados “curas obreros”.

Yo mismo fui testigo involuntario, cuando volvía con mi madre un día a ver a los abuelos a mi antiguo barrio de El Fontanal, de cómo la policía cargaba brutalmente contra unos hombres con pancartas (creo recordar que obreros del metal) que se defendían como podían en la actual plaza de Antonio Martelo y que, mientras yo pasaba el mayor susto de mi vida, se ponían a salvo de las porras corriendo por donde más a mano tenían, calles Arroyo, Jabugo, Filpo Rojas… En la manipulada televisión no se ofrecían imágenes ni noticias de estas manifestaciones, solo veíamos las de Francia, Japón, Alemania, Checoslovaquia, Méjico, los negros de América protestando por el asesinato de Martin Luther King… “Esos sí que tienen huevos y no nosotros, que aguantamos los que nos echen sin movernos”, solía decir mi vecino cuando venía a casa a ver el Telediario, aunque yo, con mis 11 añitos empezaba ya a sospechar que no era así a tenor de lo que había podido ver con mis propios ojos.

Con el tiempo supe que los estudiantes también se enfrentaban con crudeza a la policía, sobre todo en Barcelona, donde clausuraron la Escuela de Ingenieros; también la Facultad de Derecho de Madrid.

El 17 enero de 1.969 es detenido en Madrid, junto a otras cuatro personas, el estudiante de Derecho y militante del Frente de Liberación Popular (FLP) Enrique Ruano Casanova, que aparece muerto 48 horas más tarde en el patio interior de un edificio tras haber acompañado a la Policía al registro de un piso, donde supuestamente se reunía con elementos subversivos. La Dirección General de Seguridad dice que el chaval se ha suicidado saltando por una ventana del séptimo piso. Nadie cree que con las esposas puestas y tres inspectores para evitarlo se haya tirado él solo. La Ciudad Universitaria de Madrid estalla; los estudiantes de Barcelona asaltan el Rectorado y sustituyen la bandera española por una roja con la hoz y el martillo; los estudiantes de Empresariales de Madrid expulsan de las aulas a un profesor falangista… El Gobierno no puede consentirlo. Y como cerrar las Universidades le parece insuficiente, opta por otra medida aún más drástica, y el 24 de enero decreta el estado de excepción en toda España, lo que supone la suspensión de los derechos fundamentales recogidos en el Fuero de los Españoles (recordad que entonces no había Constitución).

Desde este momento los españoles dejan de poder expresar libremente sus ideas, de fijar libremente su residencia dentro del territorio nacional; cualquier autoridad puede entrar en el domicilio de un español y efectuar registros en él sin su consentimiento; cualquier español puede ser detenido y privado de libertad durante más de las 72 horas que prescribía el artículo 18…

El decreto tuvo como reflejo redadas sistemáticas que involucraron tanto a alumnos como a profesores, que pasaron de frecuentar las aulas a formar parte de las hileras de presos. Hubo cientos de expulsados de la Universidad y de profesores desterrados: Raúl Morodo, Gregorio Peces-Barba, Pedro Schwartz, Jiménez de Parga, entre otros. En las aulas se impuso la paz de los cementerios y de los calabozos, y las personas más activas de toda una generación tuvieron que pasar directamente de la Universidad a la cárcel.

Y entonces ocurrió el milagro.

Alguien hizo ver al Gobierno que entre tantas huelgas obreras, revueltas estudiantiles, asociaciones clandestinas, policías, militares… se había olvidado del “La, la, lá”. El triunfo en Londres el pasado año implica que éste le toca a Televisión Española organizar el Festival. Y como es inaplazable por compromisos internacionales de conexión, de programación, de contratación, vamos a tener esto lleno de representantes de todas las naciones de Europa, de cantantes y ejecutivos, y sobre todo de periodistas ávidos de grandes reportajes, que van a hacer llegar en directo a millones de telespectadores de todos los rincones del continente desde días antes hasta el 29 de marzo todos nuestros trapos sucios, colgados a medio lavar en el tendedero de un estado de excepción.

El Gobierno convoca una rueda de prensa y anuncia el levantamiento del estado de excepción el 24 de marzo, cinco días antes de la celebración del Festival de Eurovisión.

Comentarios

1. El viernes 19 may 2006 a las 11:44, por Vinué :: sitio

Coño, no tenía ni idea de tal historia, abe… ¡Es usted un pozo de sabiduría, Sor Carrascus!

2. El viernes 19 may 2006 a las 13:29, por JL Ambrosio

Y, diganos, ¿cómo ha sido lo de pasar de comentar hechos verídicos más o menos impersonales a plasmar sus recuerdos, vivencias y añoranzas de infancia y adolescencia en los últimos post (Bravos, Glam, Eurovision)? ¿Se ha embarcado en un “Cuentame” particular? Bienvenidos sus post, en cualquier caso…aunque yo de usted llegaría a un acuerdo con Juanma para pagar siquiera a medias el espacio que este blog está ocupando con sus últimos artículos. Como bien recordaba él antes de borrarlo, aquí hablamos todos y paga uno solo…Al César lo que es de Paco y a Paco..etc

3. El viernes 19 may 2006 a las 13:30, por carrascus

Pues sí, D. Vinué… así pasó y así se lo contamos, como decía aquel.

Por cierto, habrá usted observado que una parte de la historia narrada se desarrolla en la calle donde usted vive actualmente…

4. El viernes 19 may 2006 a las 13:43, por carrascus

Vaya… al colgar el coment a Vinué ha aparecido el de D. Ambrosio.

No se preocupe por lo del pago. Aparte de que hay buen rollito (las tortas son solo parte del show), el blog está metido en una página (Deconstruction) que forma parte de un negocio o algo similar que tiene don JuanMa con algún socio. No sé muy bien de que va la cosa, si acaso que ya le informe él; pero de todas formas, existiese o no el blog, tendría que pagar lo mismo. Y el dominio, que también se paga, fue una oferta del día internacional del internet o no se qué, y cuesta la módica cantidad de un euro y pico al año… o sea, que no va a quedar porque lo pague uno u otro.

Respecto a lo de mis vivencias… pues no sé que decirle. El de los Bravos, más que vivencias mías, era un recuerdo de la historia del comienzo de los Bravos y del suicidio de Manolo; más o menos como siempre, pero con personajes españoles. Y éste de Eurovisión está escrito porque viene a cuento con que ahora mismo se esté celebrando el Festival de este año; y solo está el recuerdo personal de verme en medio de una manifestación cuando era niño, lo demás es documentación a posteriori, aunque claro, guardo recuerdos de todo eso que cuento.

Los que sí están basados en mí mismo son el del Glam y el del Arny. Pero vamos, dos gotas no hacen oceano. Y no es porque quiera comenzar a aburrirles contándoles mi vida, sino que los dos surgieron por algo que les dio pie: en el caso del glam, por la petición de Juanma; y en el del Arny, por lo de la botellona aquella que iba a celebrarse en toda España a la vez.

5. El viernes 19 may 2006 a las 14:36, por JuanMa Replicante :: sitio

Tiene razón el insigne Carrascus. El ya contribuye de sobra con la cervecita que nos permitimos de vez en cuando.
Carrascus ten cuidado con esto “Los que sí están basados en mí mismo son el del Glam y el del Arny” que suena muy mal :)

6. El domingo 21 may 2006 a las 15:23, por Sérilan

En los años de mi adolescencia y en un pueblo las noticias de las revueltas politicas de las que nos habla Carrascus no llegaban, y si llegaban no las conocíamos. Yo he sabido de esto mucho después.
El festival sí, ese si que armó un buen revuelo entre la vecindad, y eramos felices con todo aquello que caramba…teníamos tan poco entonces.
Ahora ni los sigo ni los veo, por cierto, quien ganó este año?
Pero como siempre por suerte la musica nos salva de tantas miserias a veces. Ya se que no fué todo pero, si sacamos solo la esencia…levantaron el estado de excepción por el festival..algo es algo
Un puñado de tontas canciones escribieron todo recto por caminos torcidos

7. El domingo 21 may 2006 a las 23:28, por carrascus

Pues no me haga demasiado caso, querida Sérilan, pero por un cachito de noticia que he podido oir hoy me da la impresión de que ha ganado el grupo heavy ese que iba todo pintarrajeado que creo que representaba a Finlandia.

Las Ketchup también me ha parecido oir que han quedado fatal, y que solo las han votado los de Andorra y poco más.

Y sobre lo de las revueltas políticas, no se apure; todos lo hemos sabido mucho después, aunque no viviésemos en un pueblo.

8. El lunes 22 may 2006 a las 10:15, por Velia

Pués no ha cambiado tanto la cosa, los medios de comunicación siguen sesgando y manipulando la información y sobre todo guiandonosla hacia ya sabemos que intereses… En comisaria todavía hay algún poltergeist que otro y doy fé de que para ir de manifestación hay que tener las piernas a punto.
Ahora Eurovisión se llama operación triunfo o similar, y lo que mueve o paraliza el pais se llama futbol.
He pensado lo que tu vecino al ver las protestas estudiantiles en Francia por la ley del contrato del primer empleo “Esos si que tienen huevos y no nosotros, que aguantamos lo que nos echen sin movernos”.
No es cuestión de comparar, aquellos fuerón años muy duros pero queda mucho por hacer.

“..ni en el inevitable defecto que es la nostalgia..”

9. El lunes 22 may 2006 a las 12:11, por carrascus

…Lo pillaste… “Las ideas son balas hoy día…”

Un beso, amiga mágica.

10. El lunes 22 may 2006 a las 14:59, por Microalgo :: sitio

Me encanta que la gente cite a Silvio. Sobre todo en una canción que no está, que yo sepa, en ningún album editado y comercializado para España.

“De la ausencia y de ti, Velia” es una de las canciones que más me gustan de SR (y tengo donde elegir: en algún momento supe tocar más de cien a la guitarra).

Son malos tiempos para la lírica, y no digamos nada para la épica. Hoy los cantautores (“típicos”) cotizan a la baja. Excepto un par de ellos, todos suenan sumamente trasnochados (cansautores o cantahorrores, los llama mi amigo Adusto). Supongo que el hecho está en relación con la apatía de la gente ante el abuso desde arriba. Miedo me da pensar que los de allá lo han hecho la mar de bien para que nos acostumbremos a tragar quina sin rechistar.

Y bueno. ¿Cómo será un libro salvado del mar?

Abrazos.

11. El lunes 22 may 2006 a las 15:30, por carrascus

Pues será como un muerto que aprende a besar, amigo Microalgo.

Correspondo a sus abrazos.