Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
57 – Wild is the wind


Escrito originalmente por Carrascus, el martes 16 may 2006 a las 13:02

A mediados de los 70 AEROSMITH saboreaban las mieles de su triunfo con el disco “Toys in the Attic”; y con Led Zeppelin ya fuera del campo de juego, el mundo del rock les reconocía a ellos como los auténticos reyes.

Por supuesto, había que celebrarlo, y como los miembros de la banda se las pintaban solos para toda clase de festejos, decidieron que había que ayudar a su líder, Steven Tyler, a terminar de esnifar toda la producción colombiana.

Pero la vida sigue, y había que sacar un nuevo disco que les mantuviese en candelero, por lo que había que volver a los estudios de grabación. Y así lo hicieron; con muchas ganas de empezar, que eso nadie se lo discutía, pero comprensiblemente, debido a la cantidad de sustancias consumidas, un poquito espesos en lo que a ideas se refería.

Su productor, Jack Douglas, encontró la solución. Cuando la banda le dijo que el nuevo disco, “Rocks”, querían que fuese un disco “orgánico”, Douglas les persuadió de que la mejor forma de lograrlo era no comer más que verduras durante dos semanas.

Imaginándose que intentando este saludable modo de vida iban a poder paliar los efectos de los excesos cometidos en los meses anteriores, todos estuvieron de acuerdo. Pero cuando terminó la quincena vegetariana sus intestinos estaban bastante apretados e hinchados, por lo que Douglas les prescribió a cada uno un litro de zumo de ciruelas pasadas por la Turmix. Y el efecto fue el que esperaban.

Lo que no esperaban es que el técnico de sonido les hubiese escondido en el servicio del estudio una grabadora conectada, para echarse unas risas. La sinfonía de pedos y cagaleras sonaba de la hostia de bien cuando la puso a todo volumen a través de los monitores del estudio.

Seguramente todavía estará esta cinta por ahí metida en algún baúl de la banda, sin que nadie quiera acordarse de ella. Pero yo no puedo dejar de pensar que si en vez de dejarla acumular polvo la hubiesen editado, seguramente hubiese sonado mucho mejor que cualquiera de sus discos de los ’80.

Comentarios

1. El martes 16 may 2006 a las 17:49, por JL Ambrosio

¡Pero si la publicaron!. Al menos, ¿no fue esa su contribución a la banda sonora de “Sgt Pepper’s LHCB”?

Ah, qué película….

Posiblemente una de las mayores bombas fétidas de la historia del maridaje entre el cine y la música. Acabó con la carrera de un montón de artistas, que en el mejor de los casos (como los Aerosmith) tardarían una década en volver a tener algún éxito.

De todas formas, se podía hacer un buen recopilatorio con estas cintas apócrifas, la de Gary Numan, la de los Aerosmith, la de los Troggs, y más de una que vd nos recordará, seguro.

2. El martes 16 may 2006 a las 23:53, por carrascus

Exactamente, D. Ambrosio. Bien traído el recuerdo de la peli. Y lo peor de todo es que estaba hecha con derroche de medios y con el fin de que fuese el no-va-más del cine musical. El imperio de Robert Stigwood volcado en un fracaso.

De los Bee-Gees todavía se escuchó algo (poco) más, pero Peter Frampton no ha salido del agujero en que se escondió hasta hace muy poco. ¿Le recordaba alguien, por cierto, antes de aparecer en uno de los posts de hace unos meses?

3. El miércoles 17 may 2006 a las 09:41, por JL Ambrosio

Uno de mis momentos favoritos en la historia del ShowBiz.

Pensemos en que en a finales de los 70 la industria del disco, al menos en USA, estaba en crisis, pero esta vez de verdad, no como ahora en la era mp3. Aparentemente, una nueva horda de ejecutivos había tomado los despachos de las discográficas por asalto y sin ningún respeto siquiera por las más elementales normas del negocio se dedicaron a tirarlo todo por la borda, con casos flagrantes como los de la discográfica Casablanca y Neil Bogart (un personaje). En esa época casi nadie vendía un chavo (al menos para equilibrar las disolutas cuentas de las grandes discográficas estilo CBS, WEA, etc).
Y en medio de todo este solar, llega Robert Stigwood con su discográfica RSO y consigue meter en el número uno hasta tres discos DOBLES. Primero, el “Frampton COmes Alive” (con Polygram) y luego, sin socios, la banda sonora de “Fiebre del Sábado Noche” y “Grease”. Es decir, que se convierte literalmente en el tipo más importante de la industria discográfica mundial.

¿Y qué se le ocurre para superar tamaños éxitos? Un musical sin diálogos, inspirado erróneamente en las canciones de los Beatles, con los Bee Gees haciendo de banda de acompañamiento de Peter Frampton, y un argumento que no había por donde cogerlo. George Martin, para su perpetua verguenza, validó el proyecto como productor. Viendo la lista de créditos, resulta obvio que la gente del espectáculo andaba muy necesitada en aquella época. En palabras de la industria, fue como “la bomba fétida más grande jamás fabricada”, capaz de limpiar las salas de los cines en cuestión de segundos. El único caso de disco que fue devuelto a los almacenes en mayor cantidad de la que salió, lo cual quiere decir que la gente envió de vuelta hasta sus propias copias promocionales de regalo.

Aunque, con el paso del tiempo, parece que había al menos dos o tres canciones salvables, y una de ellas la de Aerosmith (“Come Together”), así que creo que mi anterior comentario fue injusto con la banda de Joe Perry. Quien, digase lo que se diga de su banda, es un guitarrista bastante decente.

4. El miércoles 17 may 2006 a las 09:54, por JL Ambrosio

Dos cosas más :
Para los que no le arredre la lengua inglesa y quieran leer algo más del Sgt Pepper’s
http://www.geocities.com/~sgtpepper78/PhoenixNT723.html

Y para lo que preguntaste sobre Peter Frampton, tienes una entrevista muy simpática en un Q, donde Peter confiesa que se tuvo que cambiar toda la dentadura como consecuencia (entre otras cosas, supongo) del uso intensivo del “tube screamer” ese que usaba en sus actuaciones en directo, con el cual su voz se mezclaba con la guitarra en unos solos larguísimos, y que obligaba a sujetar el tubo en cuestión (que vibraba un montón) con los dientes. Durante años y años.

Mi referencia favorita al Frampton de los últimos años viene en el episodio de los Simpson “Homerpalooza”, donde Peter F se quejaba de que “Homer Simpson me ha roto el cerdo hinchable, Cypress Hill me ha quitado la orquesta, y los Sonic Youth están mangando en mi nevera”
http://www.snpp.com/episodes/3F21.html

5. El jueves 18 may 2006 a las 06:56, por carrascus

Buenas aportaciones, D. Ambrosio. Si al final el Profe apostata y se marcha al blog hermano, o D. Juanma se fabrica otro refugio para ellos, usted siempre será bienvenido para llenar el ciber conmigo de historias apócrifas.

6. El jueves 18 may 2006 a las 22:30, por Juanma Replicante :: sitio

“¿Tú también Bruto?” (Julio César)