Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
30 – Píntalo de negro


(Escrito originalmente por Carrascus, el miércoles 15 febrero 2006 a las 21:45)

Para el Luis, con quién comencé la vorágine. Nuestra colaboración se llamó como este post. Veintitrés años pasaron ya.

En el post anterior vimos como la génesis de las Estrategias Oblicuas había sido la colaboración entre un músico, Brian Eno, y un pintor, Peter Schmidt. Y pensando en ello me di cuenta de que no era nada habitual esta interrelación dentro de la historia de la música rock.

Mientras la representación visual de las cosas tiene una conexión aparentemente superficial con los creadores de música, los artistas suelen mostrar mucho interés por la música rock, y los músicos también por el arte. Y aunque podemos citar decenas y decenas de ejemplos de asociación entre el rock y el cine o la televisión (ver post de hace unas semanas sin ir más lejos), la fotografía (todos los músicos necesitan a los fotógrafos y grandes fotógrafos se han consagrado gracias a su paso por la escena rock), el teatro (¿te menciono a “Tommy”?), la literatura (¡cuantos músicos no han escrito historias y han elevado a la categoría de clásico sus poemas/letras!, por no mencionar en cuantos libros se han inspirado, o a cuanta literatura han puesto música)… sin embargo la pintura y la música no han sido asiduos compañeros de cama. Y eso que ya cuando la eclosión del rock, el eslabón entre las escuelas de arte y los músicos era fuerte. JOHN LENNON y PETER TOWNSEND eran solo dos de los muchos artistas que estaban envueltos en las dos escenas. Incluso antes que todo eso, en los últimos años 50 y primeros 60 la ola de artistas Pop de New York (ANDY WARHOL y RORY LICHTENSTEIN entre otros) habían estado rellenando la brecha entre la música popular y el arte de la pintura.

Dicho esto, las preocupaciones intelectuales del arte no siempre coincidían con las inquietudes más físicas de la música pop. Mientras las bandas han lanzado sus redes al mundo del arte en general, ya sea como fuente de nombres, canciones, o meramente ideas, y los artistas han tenido un campo que podía haber sido muy fértil en las portadas para los discos de rock, el interés de los músicos en el arte pictórico concretamente ha sido escaso, y cuando ha existido se ha inclinado hacia el pasado con preferencia al presente; al surrealismo, por ejemplo, más que al post-modernismo. Quizás el ambiente comercial en el que opera el rock ha intimidado a los artistas con intereses estéticos. Warhol pareció resolver este dilema creando su propio entorno en su cuartel general de Manhattan, la Factoría, donde los VELVET UNDERGROUND eran la banda de cabecera a finales de los 60.

Tangenciales sin embargo son los intereses de grupos como BOW WOW WOW que usaron en un contexto roquero la obra de MANET “Desayuno en la hierba” sustituyendo a los comensales originales del cuadro por ellos mismos para la portada de su disco aquel de nombre largísimo e imposible. Además con el consiguiente disgusto por sacar desnuda a su cantante Annabella Lu cuando aún era menor de edad. O los acercamientos a VAN GOGH de IGGY POP y DON McLEAN, aunque más interesados ambos en su trágica vida que en su pintura. Es un poco triste ver que la mayor contribución de un pintor al rock haya sido el logo de la lengua que Warhol creó para los ROLLING STONES.

Pero ya entrados los años 80 KEITH HARING demostró que se podía producir arte que hablase tanto en las calles como en las galerías. Y con el paso de los años la defensa que hizo DAVE STEWART del artista conceptual DAMIEN HIRST y el uso de los MANIC STREET PREACHERS de pinturas de JENNY SAVILE en su disco “The Holy Bible” sugiere, sin embargo, que las mutuas sospechas entre el arte y el rock podrían ir disminuyendo. ¿Quién sabe, quizás haya un futuro clásico del siglo XXI pintando un graffiti en una pared que antes era muda?

Comentarios

1. El jueves 16 febrero 2006 a las 15:22, por JL Ambroxio

Nada, no creo que ni por esas Luis se anime a conectarse a nuestra página, mucho menos a dejar una dedicatoria. Aunque sería maravilloso toparnos un día con una firmita de nuestro anacoreta favorito, con quien, por cierto, últimamente me he topado dos o tres veces en mitad de la Sierra, entre sendero y sendero o en la taberna que hay junto a mi casa. No hablamos mucho de música en esas ocasiones, empero…

2. El jueves 16 febrero 2006 a las 23:19, por JuanMa Replicante :: sitio

Un post muy interesante, la verdad. Creo que realmente han sido bastantes las conexiones entre música y artes plásticas, como la existente por ejempo entre el grupo Yes y el diseñador de las portadas de sus discos (perdón, no recuerdo el nombre de este último) o los Pink Floyd con el equipo Hypnosis, e incluso bastantes músicos que ejercen al mismo tiempo de pintores o ilustradores. Que yo recuerde así a bote pronto Ron Wood de los Rollin Stones es bastante activo con los pinceles, y también Cyril Jordan, lider de los Flamin’ Groovies dibujaba las portadas de sus discos…
El tema del arte relacionado con las portadas discográficas realmente daría mucho juego para escribir sobre él. Incluso podríamos hacer un elenco de nuestras portadas favoritas.

3. El viernes 17 febrero 2006 a las 00:55, por carrascus

Ok. Otro guante recogido para un futuro post. De todas formas, Juanma, lo que dices de las portadas de los discos en realidad es una reafirmación de mi argumentación. Yo decía que las portadas hubiesen sido un terreno fértil para los pintores, y aunque ha habido portadas muy interesantes desde los puntos de vista plástico y creativo, y no cabe duda de que las que tu citas están entre las más interesantes, todas ellas han sido diseñadas, dibujadas o pintadas por personas o equipos que se dedicaban a eso, al diseño de portadas, ninguna de ellas ha sido creada por un pintor propiamente dicho, como sí lo fueron las de Eno o los Manic.

4. El viernes 17 febrero 2006 a las 09:09, por Profesor Franz

Como no podía ser de otro modo, disiento de Carrascus. Además de Warhol, yo ahora recuerdo las portadas de Mati Klarwein para Santana o Jon Hassel, o las de Fergus Hall para King Crimson, por citar algunas de pintores con cierto renombre y discos que tengo por casa. O sea que debe de haber muchas más. Lo que ocurre es que la docena de pintores que están en el candelabro y que cobran millones por pincelada no van a perder su valioso tiempo en decorar portadas. Pero colaboración entre pintores y músicos claro que la hay.

5. El viernes 17 febrero 2006 a las 12:20, por carrascus

Sois especialistas en coger la parte por el todo y en cogersela con papel de fumar. Pues claro que hay colaboraciones entre músicos y pintores, pero muchísima, muchísima, muchísima menos que entre músicos y artistas de otras especialidades. Por cada dos pintores más que tú cites, querido Franz, cualquier otro lector del blog podría citar veinte relaciones del rock con el cine o la literatura. Y además tú mismo citas una razón por lo que eso ocurre. Aparte de eso, la tesis sostenida no es solo sobre colaboración entre pintores y músicos, sino sobre pintura y rock; sobre la pintura como base para componer canciones y para servir de inspiración a los músicos, que prácticamente ha sido nula. No se trata solo se decorar portadas a base de pagarle un riñón a cualquier pintor de renombre, sino de que los músicos se acerquen a la pintura y a los pintores modernos y clásicos no solo para cantar sobre la perra vida de Van Gogh, para poner a Lautrec como personaje secundario de un musical o para componer “Solo pienso en tí”.

6. El viernes 17 febrero 2006 a las 12:28, por JL Ambrosio

¿Disputa y discrepancias entre nuestros mentores?.
¿Qué dicen los Estatutos de la Comunidad del Navegante al respecto?
Art. 31 “En caso de discrepancias notables entre los articulistas en torno a alguna de las materias tratadas en el blog, esta deberá disputarse en duelo singular, que tendrá lugar en la bodega que ambos elijan de mutuo acuerdo, ante jueces imparciales y en presencia de los testigos oportunos. El duelo consistirá en echarse al coleto el mayor número de cervezas posibles en el plazo improrrogable de una hora. El que logre el mayor número será declarado como poseedor de la razón en la materia en conflicto”.

Ea, k’n Dió.

7. El viernes 17 febrero 2006 a las 12:34, por JL Ambrosio

También podemos recurrir al método científico. Pillemos la colección de, por ejemplo, la revista inglesa “MOJO” en los últimos 5 años y hagamos una lista con todos los discos que aparecen cada mes en la sección de “reviews”, que incluye también reediciones de discos antiguos. Puede que nos salgan unos 2500 o más títulos. Algún desocupado que se moleste en ver cuántos tienen relación con la pintura. Si sale una proporción superior al 3%, yo le daría la razón a Herr Franz. Si es inferior, a Herr Karraskus. Y me da que ganaría éste… POdemos hacer lo mismo con la lista de estrenos de cine en los últimos cinco años. Me temo que la proporción de películas que tienen algo que ver con la pintura sería todavía menor.

Pero me gusta más la forma de dirimir diatribas que se cita en los Estatutos, no es por ná.

8. El viernes 17 febrero 2006 a las 13:18, por Profesor Franz

Canciones relacionadas con la pintura? A bote pronto y sin buscar en google: Jonathan Richman y John Cale tienen sendas canciones sobre Picasso; King Crimson una que se llama “The Night Watch” sobre el cuadro homónimo de Rembrandt; no sé cuántas habrá sobre la sonrisa de Mona Lisa; Jah Wobble tiene un disco entero dedicado a William Blake; y el “Songs for Drella”… Si hasta había un grupo que se llamaba Dali’s Car! Y unos Rothko! Y…

Y respecto a las propuestas de Micer Ambrosius, como no podía ser de otro modo prefiero el método científico. Y si no, que Carrascus concurse con handicap (un par de litros de agua antes de empezar para compensar su mayor volumen abdominal).

9. El viernes 17 febrero 2006 a las 13:47, por carrascus

Hombre, yo prefería el método de los Estatutos que parece más divertido, incluso iba a dejarle a usted que eligiese bodega; pero en vista de que prefiere el método científico dígame donde le hago llegar los 60 “Mojo” correspondientes a los últimos cinco años para que haga el recuento. Una vez descontados todos los títulos que ya ha citado en sus comentarios, más otros 25 que le doy de ventaja porque soy así de magnánimo le quedan unos 40 (más o menos) para llegar al 3% de 2500 que le acreditarían como ganador de esta discrepancia… Como dice el Sr. Ambrosius, pa mi que no llegará usted, pero en fin… carpe diem con la búsqueda, profe!!

Y yo que pensaba anoche que este post iba a generar menos comentarios que cualquiera de esos menos serios y eruditos que suelo escribir. Incluso tenía ya uno preparado para subirlo esta mañana. Pero dejémoslo en el limbo unas horas más, parece que éste aún no se va a agotar.

¿Querrán darnos su opinión el resto de lectores…?

10. El viernes 17 febrero 2006 a las 15:50, por Sérilan

Señores..que yo me pierdo con tanta fluidez de datos, que no soy tan leída como ustedes, pero me quito el sombrero (bueno mas bien la pamela)ante ellos. Magnifico post señor Carrascus, por original y por haber provocado esta “pequeña guerra” en el blog de la cual me aprovecho pués no deja de ofrecerme informacion sobre este muy extenso mundo del rock por el cual navego con un salvavidas atado a la cintura. Y si sirve de algo voto por que salven el honor a través del articulo 31, si necesitan testigos yo me brindo.Que espere..que espere el próximo post Carrascus que esto esta calentito. A ver…que más…

11. El viernes 17 febrero 2006 a las 16:25, por EuLaliA

A ver, yo de musica estoy mas bien regulin, pero de las demas artes se un poquito mas y me parece que el espiritu de la postura de Carrascus es certero. Y si hacer una lista demuestra algo la lista que Carrascus puso en los comentarios de unos articulos atras demuestra que los pollos y similares han inspirado a los musicos mucho mas que los pintores. Yo voto por Carrascus.
Pero si al final quieren resolver el problema por el metodo de la cerveza yo me pido ir de arbitra.