Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
25 – Coge el dinero y corre

(Escrito originalmente por Carrascus, domingo 29 enero 2006 a las 17:06)

Se termina la cuesta de Enero. Las grandes estrellas del rock no tienen problemas para escalarla. Sobre todo si han firmado un contrato de esos que ríete tú de los galácticos futboleros.

¿Nos convertimos por un rato en inspectores de Hacienda y vemos quienes son los mejor pagados de la industria discográfica…?

REMU2

R.E.M. firmaron el mayor contrato hasta entonces, en 1996, con la Warner Brothers aprovechando que en aquel momento eran seguramente la banda de más éxito del mundo y tenían en su mano el poder de estrujar a los directivos hasta sacarles 80 millones de dólares. La verdad es que aprovecharon muy bien el momento, porque su siguiente disco “New Adventures in Hi-Fi” se vendió bastante poco para lo que acostumbraban, al año siguiente abandonó el grupo el batería Bill Berry, y desde entonces las ventas de los discos de R.E.M. siguen bajando de forma continuada. Mal negocio, por tanto, para la Warner.

Uno de los hombres más hábiles de la industria discográfica es Paul McGuinness, del que se cuentan innumerables casos de perspicacia financiera. Ya en 1993 había conseguido un contrato para su banda, U2, de 40 millones de dólares, pero en 1998 consiguió echar el guante a otros 50 millones más para que la discográfica pudiese editar el “Greatest Hits” de la banda. Este disco es posiblemente el más rentable que se haya editado nunca, porque los U2 tienen establecido unos royalties de 3 Libras (casi 6 euros, los más altos que existen) por disco vendido, y como el disco se continúa vendiendo por millones es un raro ejemplo de buen negocio tanto para una parte como para la otra.

El record volvió a romperse cuando la Virgin/EMI pagó en el 2001 a MARIAH CAREY 128 millones de dólares. Este contrató resultó ser uno de los mayores fiascos de la historia, porque el siguiente disco de la diva resultó ser un fracaso y su meteórica carrera comenzó a declinar sin visos de que pudiese volver a remontarse, por lo que apenas nueve meses después de la firma la discográfica rompió el contrato y pagó a Mariah la (mucho más alejada del record) cantidad de 28 millones. Después ella volvió a firmar otro contrato con Island/Def Jam que, aunque suponemos mucho más modesto, no podemos saber de cuanto ha sido porque la compañía ha preferido guardar el secreto.

cazamoscas

Robbie

Como parece que la EMI no se resignaba a perder el record como la compañía que más pagaba por un contrato discográfico enseguida ofreció uno absolutamente rompedor a ROBBIE WILLIAMS, por 145 millones de dólares. De todos modos este contrato puede ser muy lucrativo para la compañía porque no solo se lleva un enorme pellizco de la venta de seis discos de Robbie, sino también de la recaudación de sus giras, de sus royalties como autor de canciones y de todo el merchandising.

Y ya que hablamos tanto de EMI terminemos también contando como esta compañía firmó uno de los contratos más singulares de la historia del rock. Fue en 1977, en pleno ascenso imparable del punk y los SEX PISTOLS convertidos en una mina de oro. Cuando el grupo fue invitado al más famoso de los programas de entrevistas de Inglaterra, el que conducía Bill Grundy, las soeces palabras que emplearon y la forma de vacilarle al presentador jodieron tanto al boss de la compañía, que les obligó a aceptar un contrato de 30.000 libras (casi 50.000 euros del poder adquisitivo de aquel entonces) por… ABANDONAR EL SELLO DISCOGRAFICO, y no volver a poner los pies en sus oficinas !!!

pistolines

Comentarios

1. El martes 31 enero 2006 a las 13:13, por EuLaliA

Jejeje……Maria Carey parece una lagartija pillada en un cazamoscas.

2. El martes 31 enero 2006 a las 13:27, por velia

y quieren que no pirateemos…venga ya!!!

3. El martes 31 enero 2006 a las 15:05, por JL Ambrosio

Es lo irónico de esta situación. Los grupos que funcionan a una escala muy pequeña no sacan nada de los royalties, menos aún de sus contratos (de hecho, las casas de discos les suelen descontar los costes de grabación de su anticipo de royalties, y hay quien acaba debiendole una pasta a la discográfica), por lo que a algunos (cada vez más) les da igual si pirateas o no, sus ingresos vienen de otra parte. Y los grandes pillan por tantos sitios que, de nuevo, les da igual si les compras o les pirateas. Normalmente son los que están en medio los que acaban más fastidiados y los que tienen que buscar todas las posibles fuentes de financiación (conseguir colocar alguna canción en un spot publicitario de alta rotación).

Por cierto, ahora que veo a la bicharraca esa…La Carey si que daría juego para un post, sólo con las tonterias que exige en sus contratos y tal.

4. El martes 31 enero 2006 a las 16:18, por carrascus

OK. don Ambrosio, recogido el guante. Prepararemos un post sobre las exigencias de la Carey para los conciertos y las de otros más. Muchas de ellas las sufrí yo en mi etapa aquella…

5. El miércoles 1 febrero 2006 a las 23:54, por Sérilan

Me deprimo leyendo estas cosas. Y yo que pensaba cuando firmé hace ya más de un año que aquello era un buen contrato. Me alegro de los fracasos financieros de las grandes firmas. ¿No dicen que la avaricica rompe el saco?..pués eso por confiar a veces en genios de papel que se esfuman a la primera llamarada. !!Hurra por el pirateo!!..Señores ¿de verdad merece la Carey que le dediquemos tiempo escribiendole y leyendola??. Besos gratis para todos.