Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
19 – Monday, Monday

(Escrito originalmente por Carrascus, el miércoles 4 enero 2006 a las 14:33)
Estamos en fechas de regalos. Convendría que recordaseis que los Reyes Magos también traen CDs y DVDs de rock y entre los presentes que os intercambiáis con amigos y familia figurase alguno de ellos, aunque solo sea por quitaros un poco de la sensación de culpabilidad que os produce el pasaros luego el año bajando de internet toda la música que os interesa.

Yo este año he puesto mi granito de arena regalando el DVD del concierto que los Happy Mondays dieron en diciembre del año pasado (bueno, ya del otro, del 2004) en la sala Razzmatazz de Barcelona y que les quedó muy divertido, casi como si no hubiesen pasado los más de veinte años desde la historia que nos cuentan en la peli “24 Hours Party People”. Si la habéis visto recordareis como Bez es el camello de los Happy Mondays y en uno de sus conciertos Shaun Ryder le llama para que suba al escenario a animar desde allí al público. No sé si esto en realidad ocurrió así o solo es una licencia de Michael Winterbottom, director del film. De todos modos esta extraña pareja, Shaun Ryder y Bez Berry siempre han sido dos frikies inseparables de los que puede creerse cualquier historia con olor a apócrifa, que han compartido música, drogas y locuras tanto arriba como abajo de los escenarios.

En “Live in Barcelona” Shaun aparece un tanto ajado ya por su vida de excesos, y Bed hace lo de siempre, sacudir las maracas y marcarse algunos pasos de baile, escasa contribución como para ser considerado miembro de pleno derecho de la banda, pero ese es su status dentro de ella. Por el parece no pasar el tiempo y, a pesar de que ha reconocido que muchos días no ha tenido ni para comer, ahora está en buena forma y con los bolsillos llenos porque pocos días después del concierto de Barcelona entró en el elenco de concursantes del Gran Hermano VIP de Inglaterra (Celebrity Big Brother), y lo ganó en dura lucha con Brigitte Nielsen (¿la recordais?) haciéndose acreedor a un buen montón de Libras Esterlinas.

bez

brigitte nielsen

Jackie Stallone

En realidad Bez no fue la primera opción. Los del Canal 4 británico contactaron primero con Peter Hook, el batería de New Order, que declinó la oferta y les encaminó hacia un viejo amigo suyo de los tiempos de gloria del sonido Manchester, que era una figura mucho más problemática que él y les iba a dar mucho más juego a la hora de amarillear el concurso. Se refería a Shaun Ryder, pero como éste se consideraba demasiado “pasota” como para tirarse un montón de días encerrado en una casa prefabricada llena de descerebrados que le importaban muy poco, pasó a su vez el testigo a su colega Bez, que sí aceptó. Y aún no sabe como, pero ganó; aunque sospecha que quizás la gente simpatizó con él porque fue el único de la casa que plantó cara a las pretensiones de diva de Jackie Stallone (sí, la mamá de quien estás pensando), la concursante más pesada y coñazo que haya estado jamás en concurso alguno.

shaun y bezY para hacer honor al título de esta sección remontémonos a los tiempos de gloria de esta extraña pareja y revivamos una historia (¿real?… ¿apócrifa?) de cuando los Happy Mondays eran uno de los grupos de rock más grandes de su tiempo. La noche que tocaban en el POLITÉCNICO de Newcastle, los organizadores del concierto estaban intranquilos (jejeje, Profesor Franz, usted y yo sabemos de eso, ¿eh?) porque los protagonistas no terminaban de llegar. En realidad sí que habían llegado casi todos los componentes de la banda, que llevaban ya más de una hora en el backstage preguntándose qué coño les habría pasado a Shaun y Bez, que venían por su cuenta en tren desde Manchester. Llamaron por teléfono a la estación donde les confirmaron que el tren había llegado ya hacía tiempo, con retraso eso sí, pero con tiempo suficiente como para que ya estuviesen en el Politécnico, cosa que, evidentemente, Shaun y Bez no habían hecho.

Justo cuando ya tenían de nuevo el teléfono en la mano, pero esta vez para llamar al departamento de personas desaparecidas de la comisaría, llegó la pareja, parloteando histéricamente y muertos de risa, aunque parecía más bien una risilla nerviosa…

Cuando la histeria por fin quedó bajo control, pudieron contar lo que les había ocurrido. Cuando el tren llegó a la estación de Newcastle, tarde y con poco tiempo, ellos literalmente saltaron a un taxi y le dijeron al conductor que les llevase corriendo directamente al lugar del concierto. Cuando bajaron del taxi y estaban pagando pudieron oir como los aplausos crecían en el interior de la sala, y comenzaba la música. Imaginándose que el resto del grupo había comenzado sin ellos comenzaron a empujar sin miramientos intentando abrirse paso para entrar, cosa que les impidieron los guardas de seguridad… “¡Joder!!!… dejadnos entrar, hostias!!!… somos los putos músicos!!!”…

Como rayos atravesaron el corredor, saltaron al escenario y Shaun echó mano al micrófono… justo para darse cuenta de que éste ya estaba en otras manos, las de Mick Hucknall, el cantante de los Simply Red que esa noche eran el grupo principal del concierto que se celebraba en el CITY HALL de Newcastle, y que estaban comenzando su actuación.

Shaun Ryder y Bez Berry querían que la tierra les tragase al darse cuenta de que el taxista les había llevado a la sala de conciertos equivocada.

Comentarios

1. El jueves 5 enero 2006 a las 12:59, por JL Ambrosio

Sobre Shaun Ryder, al igual que Keith Richards, puedes sacar todas las historias pógrifas que quieras, con la confianza de que la mayor parte podrían ser confirmadas, siempre y cuando quedase algún testigo con las suficientes neuronas enteras como para recordar si aquello pasó o no. Que no suele ser el caso.
En algún Q de hace unos años (más o menos en la época de su regreso con Black Grape) le hacían una entrevista donde le recordaban algunas de ellas, como la de detenerse en ruta hacia Glastonbury, en cuyo escenario principal tocaban aquella noche en pocos minutos, para vaporizar sendas rocas de freebase…sobre el capó del coche. Lamentablemente, Ryder negaba recordar algo de aquello,a aunque reconocía que podría ser cierto.

En cuanto a tu consejo sobre comprar CDs originales por Reyes, ya he sumado mi granito de arena con el último de Bertin Osborne. ¡Nunca aceptaría otra cosa de él que no fuera original!

2. El sábado 7 enero 2006 a las 15:45, por JuanMa :: sitio

…¿y quien es el monstruo ese que aparece en la última foto? Me he quedao pasmao!

3. El sábado 7 enero 2006 a las 16:31, por carrascus

Pues es Jaqueline (Jackie) Stallone, la madre que parió a Rambo.

4. El lunes 9 enero 2006 a las 14:32, por JL Ambrosio

Ya recuerdo quien protagonizó aquella de “Alto…o mi madre dispara”. “Alto…o mi madre muerde” hubiera sido más apropiado.