Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
16 – In the Army Now

(Escrito originalmente por Carrascus, el domingo 18 diciembre 2005 a las 03:06)

levantamiento

Ese artilugio de la foto seguro que les vendría muy bien a los de
las últimas filas del próximo festival de Benicassim si se pusiese aquí
de moda el mismo método que emplea el Ejército americano desde hace
cuatro años para buscar nuevos reclutas entre la sana juventud rockera.

Este año los marines se han empleado a fondo (se ve que necesitan
sangre fresca para apaciguar Irak) y han establecido sus stands por
todos los grandes festivales de los Estados Unidos. Y no creáis que les
ha ido mal, porque han logrado incorporar a sus filas a más de 6.000
nuevos soldaditos.

Los oficiales de los Marines parece que saben lo que se traen entre
manos, y un campo lleno de excitados jóvenes entre los 18 y los 24 años
es tierra fértil para una buena recolección. Su presencia en los
festivales, además, es cualquier cosa menos discreta. Una de sus formas
de atracción más celebradas es esta barra fija junto a la que un
vociferante sargento te reta a que midas tus fuerzas mientras varios
reclutadores entrenados te ofrecen una camiseta si eres capaz de subir
y bajar como está haciendo el pringao ese de la foto al menos 20 veces.
Como después del ejercicio las pocas neuronas que tenías estarán muy
debilitadas no es extraño que haya tantos jóvenes que acepten pasar a
engrosar la nómina de Marines… ten en cuenta que también, si firmas, te
regalan el video-juego oficial del Ejercito USA.

En su stand, más o menos, intentan convencerte de que a través de la
educación y el entrenamiento te van a transformar en un guerrero de
élite, sin hacer demasiado hincapié en el precio que hay que pagar para
lograrlo. De todas formas, si ven que no convencen del todo al chaval
siempre les queda el recurso de hacerle ver que va a manejar potentes
armas de fuego de las de verdad… muchos no se resisten a esa tentación.

Es curioso ver como el Ejercito busca ahora sangre nueva entre una
gente que tradicionalmente siempre ha estado contra las reglas sociales
establecidas, y sobre todo contra los ejércitos y las guerras, pero los
tiempos cambian y los requerimientos de los Marines son bien aceptados
entre los jóvenes asistentes a los festivales, y solo los consumidores
de drogas y los (curiosamente) que tengan en su cuerpo más de cinco
tatuajes, son rechazados. Un portavoz de los reclutadores dice además
que los fans del heavy-metal (¿por qué no me extraña?) son los jóvenes
más respetuosos con los valores tradicionales: “De estos chicos sacamos grandes soldados”….

¡Vivir para ver! El Ejército y el rock nunca han sido buenos
compañeros de cama y no hay muchas historias (incluso apócrifas) que
les unan. Shaggy, la estrella del reggae sí que fue
un Marine que incluso actuó en la primera Guerra del Golfo, allá por
1.991, aunque le marcó de forma muy negativa y desde entonces siempre
se ha mostrado enemigo de las guerras. Jimi Hendrix
se enroló en los paracaidistas en 1.961 para evitar una sentencia de
cinco años de cárcel por robar un coche. Solo estuvo en el Ejército 13
meses, ya que le licenciaron con una baja médica después de alegar
insistentemente (y falsamente, claro) que era homosexual. Y Elvis
todos sabeis que El Rey tuvo que servir dos años en el Ejercito
americano establecido en Alemania, por consejo de su manager, que
quería que todos le vieran como un buen chico americano que no rehuía
sus obligaciones a pesar de su fama y fortuna. El Ejército sofocó
bastante su espíritu de rock’n’roll, aunque algunos de sus compañeros
de peor catadura le introdujeron en el vicio de las anfetaminas.

Blunt

Y el soldado-rockero (bueno, rockero…) más famoso de todos está de moda actualmente y no es americano, sino inglés. James Blunt,
que ha editado el disco más vendido de todo este año 2.005, es un
ex-capitán del Ejército británico que proviene de una familia que
siempre ha sido militar desde que hace 1000 años su ancestro el Rey
Gorn de Dinamarca envió a su hijo en el siglo X a luchar contra los
ingleses. James estuvo al mando de una columna de 30.000 soldados
(quien lo diría con esa vocecilla que tiene) destacados en Kosovo como
cascos azules para garantizar la paz. Estoy seguro de que todos sabíais
ya eso, porque se ha repetido hasta la saciedad, pero hay algunos datos
más sobre él que son menos conocidos, como que después de retirarse de
los Balcanes sirvió en el cuerpo de caballistas que actúan como
guardaespaldas de la Reina de Inglaterra y que incluso tuvo el honor de
ser uno de los custodios del ataúd de la Reina Madre mientras estuvo en
la Abadía de Westminster. También estuvo varios meses destacado en
Suiza, donde en sus ratos libres practicaba el esquí; se convirtió en
el capitán del equipo de descenso y llegó a ser el campeón de los
juegos militares. No creáis, sin embargo, que todo es rosa en el
comportamiento de James; los amigos que llegó a tener en su vida se
fueron quedando por el camino acusándole de ser un completo hijo de
puta cuya principal afición es calzarse a las novias de todos ellos. De
sus tiempos de militar no es tan conocido tampoco el detalle de que
solía llevarse a chicas de vida alegre a los barracones y quedarse allí
con ellas hasta unos minutos antes del toque de diana. James es educado
y callado, y parece un buen chico, pero no lo es en absoluto.

Aún con sus aficiones por las fulanillas y las novias de los amigos,
James Blunt tiene una prometida oficial, Camila, una chica rara
también, que tiene asuntos con los brujos, los hechizos… una bruja
blanca como esas tres de la famosa serie de TV. Aunque he visto fotos y
no está tan buena como ellas, es más, es casi tan fea como esa otra
Camila inglesa que todos conoceis.

Comentarios

1.
El lunes 19 diciembre 2005 a las
12:44, por
JL Ambrosio

Encima querrás que la gente ponga algo acerca del prenda ese…

A diferencia de tu caso, yo pude escaparme de los barrigazos castrenses a tiempo, pero la mayoría de mi generación no tuvo tanta suerte. De hecho, lo que recuerdo entre la mayoría de los grupos de los años 80 es que se formaron por gente muy jovencita y no fueron pocos los grupos que tuvieron una muerte prematura (tampoco es que hubieran llegado muy lejos, todo sea dicho) cuando fueron llamados a filas. En otros casos, los que se fueron volvieron en otra onda y ya era lo mismo. Eso sí, los que prosiguieron su carrera tras el parón militar eran, no sorprendentemente, los que se tomaron esta historia con más profesionalidad. Y hubo alguna que otra excepción : cuando el cantante de Dulce Venganza, Benito Peinado, fue destinado a infanteria de marina en San Fernando, su manager movió los hilos para que la banda (la Brigada Ligera, por aquel entonces) hiciera una tocata en el cuartel para los soldados y el teniente de turno viese que aquello era cosa seria, de forma que le perdonaron todas las guardias que le quedaban. Suerte que no se les ocurrió llevar a Silvio a hacer un doble cartel, o Benito seguiría allí en algún calabozo…

2.
El lunes 19 diciembre 2005 a las
20:19, por
carrascus

Pues
sí, amigo Ambrosio, yo no me libré de los barrigazos castrenses. De todas formas la cosa no estuvo tan mal, tenga en cuenta que la mili la pasé en Madrid justo cuando comenzaban los años 80 y empezó a florecer lo que luego fue la famosa “movida” madrileña. Fuí testigo de primera mano de los primeros tiempos del “Rock-Ola”, del “Marquee”, del renacimiento de Malasaña…

3.
El martes 20 diciembre 2005 a las
12:46, por
JL Ambrosio

Vamos, que lo repetirías sin problemas…

4.
El martes 20 diciembre 2005 a las
20:28, por
carrascus

Sí… en eso mismo estaba yo pensando…

5.
El miércoles 21 diciembre 2005 a las
00:21, por
JL Ambrosio

Como que me lo imagino

SARGENTO : ¿De dónde eres, muchacho?
CARRASCO : Del Polígono San Pablo, señor
S : ¿Del Polígono San Pablo? ¡Allí sólo hay vacas y maricones! No veo tus cuernos, hijo, ¿Eres maricón?
C : ¡No, señor!
S : No puedo oirte, hijo, ¿eres maricón?
C : ¡¡¡NO, SEÑOR!!!
S : ¡Más fuerte, soldado! ¿eres maricón?
C : ¡¡¡¡¡¡NO, SEÑOR!!!!!

oficial y cabayero

Como para tener ganas de repetirlo…

6.
El miércoles 21 diciembre 2005 a las
07:08, por
carrascus

Mi querido Ambrosio… me temo que ve usted demasiadas películas de soldados americanos…