Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
NOCHE DE PAZ, NOCHE DE HORROR
Carrascus

Debe ser fácil odiar la Navidad, muchos de vosotros lo hacéis y así lo habéis hecho constar. Os aburre la inacabable letanía de buenos deseos por parte de todo el mundo, o el frenesí consumista impulsado por los anuncios de televisión… la fantasía de “La gran familia” disuelta en las pesadillas de las pelis de Tim Burton.

Pero no importa lo malas que puedan llegar a ser tus navidades, ten la seguridad de que aún pueden ser muchísimo peores.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Noche de paz”

El hogar dulce hogar no era el mejor lugar para la familia de R. Gene Simmons (no confundir con el de los Kiss), de Arkansas. La familia se había ido desmembrando rápidamente alejándose de él. Incluso su hija favorita, que además le había dado un nieto, había optado por casarse e irse de casa. Era el momento de la venganza. Los convenció a todos para que volvieran a reunirse en casa por Navidad y pasar aunque fuese un día feliz todos juntos. Durante la cena, Simmons disparó a todos los adultos y estranguló a todos los niños. Esa Nochebuena este hombre hizo polvo a tres generaciones de Simmons de golpe. A catorce de ellos, para ser exactos. Fue la peor carnicería familiar en la historia americana.

Pero espera… todavía no había terminado. Aún quiso conceder unos bises.

Como nadie descubrió el hecho durante el día de Navidad, pasado éste, Simmons se dirigió con la escopeta a la oficina del paro aquélla en la que solo le ofrecían trabajos de mierda. Mató a dos personas e hirió a cuatro más antes de entregarse a la policía.

Simmons se convirtió en el primer hombre ejecutado con una inyección letal con forma de arbolito de Navidad en el estado de Arkansas.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Jingle bells”

Pero el impulso navideño de erradicar a la familia de uno no está limitado a gente tan disfuncional como Simmons. También tenemos a H. Sanford Williams, que era un señor eminentemente respetable, pastor metodista, miembro de una fundación benéfica jesuíta, y jefe de la fundación que manejaba los fondos para la jubilación de sus feligreses.

Pero se tomó demasiado en serio que estos días de Navidad estaban hechos para compartir y dilapidó todo el dinero de la fundación que regentaba aplicándose el lema de que la caridad, bien entendida, empieza por uno mismo. Desde entonces la fundación tuvo un problema muy serio. Y también él.

Así que en Nochebuena cogió el rifle que se había comprado con algunos de los dólares sacados de aquel fondo y disparó con él a su mujer y a sus dos hijos antes de volver el arma contra sí mismo.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Estrellas, sol y luna”

En aquel colegio de Oklahoma los padres estaban emocionados cuando la fiesta infantil estaba llegando a su climax. Había terminado ya el último niño que recitaba, las notas del último villancico estaban fundiéndose con los atronadores aplausos. Y ahora llegaba el mágico momento en el que Santa Claus entraba cargado con su saco lleno de regalos para todos lo niños. Pero… oh, nooo! Santa Claus al volverse le ha dado con el saco al árbol de navidad y lo ha tirado… sus luces están estallando… fuegoooooo!!!

En cuestión de minutos la sala era un infierno furioso con doscientos hombres, mujeres y niños intentando encontrar a la fuerza el camino de salida: una puerta que se abría hacia adentro.

Murieron treinta y cuatro personas. Pero gracias a los heroicos esfuerzos de Santa Claus y el profesor que hacía de presentador de la fiesta (los cuales perecieron también incinerados) solo cinco niños se contaron entre los muertos.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“O Holy Night”

La sustitución de luces incandescentes por velitas no elimina la tendencia de los árboles de navidad a convertirse en pirotécnicos troncos achicharrados. Una de las bombas de fuego más mortales fue la del árbol del Hospital de la calle Niles, en Connecticut.

Cuando una enfermera desenchufó las luces del árbol de navidad, un chispazo encendió las secas agujas del abeto. La chica cogió un extintor, pero el pánico que le entró al ver las amenazantes llamas pudo con su ánimo y huyó. No solo no usó el extintor, sino que, en su desesperación, ni siquiera pensó en llamar a los bomberos. A éstos los avisaron los vecinos varios minutos después, cuando el crepitar de las llamas les despertó.

Y no solo no usó el extintor ni avisó a los bomberos, sino que en su huída dejó abierta la puerta del salón para ventilar apropiadamente el fuego. El edificio se consumió por completo, y quince pacientes y dos enfermeras murieron aquella noche.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“El pequeño tamborilero”

En Temoaya, México, acababa de terminar la Misa del Gallo. Tres mil devotos abandonaban pacíficamente la enorme iglesia cuando uno de ellos tropezó con el cable que no debía.

Hubo un brillante flash azul… y después la oscuridad más absoluta.

Todos los sentimientos de paz y deseos de buena voluntad hacia el prójimo se desvanecieron y la multitud se transformó en una turba asolada por el pánico que salía en estampida del santuario. Para cuando volvió la luz apenas unos minutos después veintitrés personas habían muerto y más de doscientas estaban seriamente heridas.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Afunfun afanfan”

Me alegraré de que tú puedas sobrevivir a la Nochebuena, a la familia y a las circunstancias… algo que mucha otra gente no podrá decir. Si es así, recibe mis más cordiales deseos de felicidad y de fuerza y paciencia para afrontar otro duro año de crisis y gobierno del PP.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Feliz Navidad”

Categorías: Simple twist of fate -

14 Comments

  • El dia 23.12.2012, fidelon dijo:

    Si es que no hay nada como la Navidad. Felices Fiestas, Mr.Carrascus. Y cuidado con los cables, los arbolitos de Navidad y los Santa Claus borrachines.

    • El dia 23.12.2012, carrascus dijo:

      Muchísimas gracias, amigo Fidel. Los deseos de buena voluntad y fortuna son recíprocos. Que lo pase usté mu bien. Un abrazo.

      • El dia 23.12.2012, .juan a. uno de los dos dijo:

        ¡joder! parece al crónica del ultimo atentado de Conetica,

        ¡¡felices fiestas!! y no dispares a Michel, jeje…¿por cierto la música se oye fatal no se si sera de mi ordenata o que’

        • El dia 23.12.2012, carrascus dijo:

          Juan Antonio… si lo dices por la primera canción, es que es así (siniestra y eso). Si las demás se oyen mal también revisa el plungin que te las canta. Muchas felicidades y buenos deseos, amigo.

          • El dia 23.12.2012, vilamallen dijo:

            Love, peace & flowers y un mejor 2013.

            • El dia 23.12.2012, Ilde dijo:

              Buenas tardes Sr. Carrascus. Mucho tiempo hace que no paso por aquí a saludar. El motivo es el siguiente: me muevo mejor ahora con mi móvil que con el ordenador. Y eso me lleva a mi cuestión: ¿sabe usted si hay alguna manera de poder escuchar el audio de sus posts en el sistema de Mac (Iphone)?

              Salud!!

              • El dia 23.12.2012, carrascus dijo:

                Ni idea, Ilde. El que entiende de estas cosas es nuestro amigo Zambombo. Y como estoy seguro de que pasará por aquí, dejo la cuestión en el aire para él.

                Y para usted y para el amigo Vilamallen (que también hacía tiempo que no pasaba), mis mejores deseos de amor, paz, felicidad y buenos recursos para afrontar la crisis. Abrazos.

                • El dia 23.12.2012, Ilde dijo:

                  Se agradece todo, Carrascus. Por cierto, vaya partidito que nos hemos echado esta mañana contra el Barça!
                  Salud a todos.

                  • El dia 23.12.2012, Rinat Rafaé dijo:

                    ¡¡Felices fiestas a todos lso amigos de esta maravillosa página!!

                    • El dia 24.12.2012, carrascus dijo:

                      Igualmente, amigo Rinati. A ver si puede ser que coincidamos pronto en algo, joé, que anoche estuvimos cerca… tan solo a unos metros y unos minutos…

                      No he visto el partido, Ilde; me tuve que ir al curro por razones inesperadas. Pero sé el resultado. Vamos a ver si nosotros levantamos también cabeza próximamente… ya estamos en el buen camino: llevamos dos partidos seguíos perdiendo por 4 en vez de por 18…

                      • El dia 25.12.2012, David González dijo:

                        Felices fiestas Carrascus. Para ti, para tu familia y para los lectores del Blogin.

                        • El dia 26.12.2012, carrascus dijo:

                          Lo mismo te deseo, David. A ti y a tu bonita familia. Un abrazo.

                          • El dia 26.12.2012, lu dijo:

                            Felices fiestas para todo el mundo que se pasa por el blogin´ y en especial para ti, Carrascus de mi corazón.
                            Besos!

                            • El dia 26.12.2012, carrascus dijo:

                              Ay, Lu… que acabo de entrar en el blog hoy por primera vez porque ando algo pachucho (nada serio, he cogío algo de enfriamiento) y tu felicitación me ha quitao tó los males. Un beso muy grande, amiga mágica. Y que el nuevo año te sea muy, pero que muy, propicio.

                              Y hazlo extensivo a Emilio.

                              (Required)
                              (Required, will not be published)

                              Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.