Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
EL LIBRO DEL BUEN CANTOR
Categorías: If not for you
Carrascus

Las vacaciones de verano van quedando atrás. Comenzamos la rutina diaria que, muchas veces no tenemos muy claro, si nos esclaviza o nos libera. Esta época del año tiene en común con el Año Nuevo que siempre nos hacemos algunos propósitos que dejamos morir al cabo de poco tiempo. Sin embargo yo esta vez quiero hacerme uno que pueda mantener: volver a ser el buen lector que siempre fui. En los últimos años, entre buscar documentación, escribir, visitar casas virtuales y cruzar textos con los amigos de la red, he dejado olvidados en los estantes multitud de libros que me miran ceñudos cuando me tienen cerca y ven que los he cambiado por la visión de una de las múltiples series que sigo en la tele.

Y para que me sirva de empujoncito, el primer post de la nueva temporada va servir para unir estas dos grandes pasiones que tengo, la música y los libros. Voy a hablar de cómo los libros han inspirado muchas veces a nuestros músicos favoritos para crear algunas de sus obras más conocidas. Y después, si queréis, en los comentarios habláis vosotros también de libros… incluso podéis recomendar a los demás una lectura que les haga tener que dejarlo todo para buscarla y sentarse a leer. Y si la lectura de libros os quita algo de tiempo para la lectura del blog, os lo perdono, venga…

Y aunque a mí este libro no me terminó de gustar, pero vamos a comenzar con la historia de aquel asesino en serie que Patrick Süskind escribió a mediados de los ’80: “El perfume”.

Casi una década después Kurt Cobain se inspiró en ese libro para escribir “Scentless apprentice”. En realidad, Kurt era algo así como un perfumista frustrado, que siempre sintió una fascinación especial por los olores (¿hay que recordar el título de su canción más famosa…?) y que se sentía totalmente identificado con Jean-Baptiste Grenouille, el protagonista de “El perfume”, que como había nacido sin olor corporal, robaba los olores de sus víctimas para conseguir un olor para él.

Menos mal que nuestro sensible Kurt no llegó a escuchar a los Rammstein haciendo “Du riechst so gut”, que en alemán quiere decir, más o menos, “hueles muy bien”, y que también salió de la misma fuente de inspiración.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Nirvana – “Scentless apprentice”

En la novela que Albert Camus escribió en 1942, “El extranjero”, su protagonista, el señor Meursault, dispara a un árabe en la playa, cometiendo así el absurdo crimen que 36 años más tarde inspiró a Robert Smith para escribir la canción “Killing an arab”, el single con el que comenzó la andadura musical de The Cure.

El presidente Bush solía decir que esta obra de Camus era uno de sus libros preferidos, así que no es extraño que tuviese esta canción en su iPod presidencial cuando hacía sus ejercicios en bicicleta, porque cuando los Cure editaron en los USA su colección de grandes éxitos, “Standing on a beach” (un título con las mismas connotaciones que el de la canción) hizo que apareciese con una de esas etiquetas adhesivas de advertencia, por contener “Killing an arab”.

Ese título ha hecho pensar siempre a la gente que se trataba de una canción xenófoba que promovía la violencia contra los árabes, cuando Robert Smith siempre ha dicho que en realidad era solo “un leve intento poético de condensar mis impresiones sobre los momentos clave de ‘El Extranjero'”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The Cure – “Killing an arab”

A mediados de los ’90, precisamente cuando muchos americanos estaban angustiados ante la posibilidad de enfrentarse a cuatro años más de gobierno del mencionado presidente Bush, hubo en el país una escalada de concienciación social y de lucha por las libertades que llevó a uno de sus iconos, Bruce Springsteen, a conjurar al fantasma de Tom Joad, el héroe de “Las uvas de la ira”, la obra que John Steinbeck escribió en 1940.

Tom Joad había salido de la cárcel para encontrarse al regresar a su casa que toda su familia había tenido que marcharse en busca de otra ciudad en la que poder sobrevivir a la Depresión mejor de lo que podían hacerlo aquí. Solamente encontraron a otros trabajadores como ellos que combatían sus frustraciones volcándolas sobre estos intrusos a los que no veían como iguales, sino como a buitres que venían a robar lo que les correspondía a ellos por derecho. Tom se convirtió en el valedor de los más deprimidos, aunque para ello tuviese que matar y arriesgarse a volver a la cárcel para siempre.

“The ghost of Tom Joad” fue una canción que permitió al Boss reflexionar sobre la pobreza, los prejuicios, la falta de vivienda y el miedo. Al igual que ocurría con el activismo social de los años 30 que reflejaba la novela de Steinbeck, Bruce intentó trasplantar ese sentimiento al año 1995 para “dar voz a los invisibles y a los ignorados, a los indigentes y a las personas que no tenían derecho a voto”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Bruce Springsteen – “The ghost of Tom Joad”

Apenas un año después de que Douglas Copland popularizase en 1991 el término “Generación X”, a causa de la novela del mismo título que publicó, volvió a los escaparates de las librerías con una segunda obra llamada “Planeta Champú”, bastante más convencional y menos celebrada que la primera.

Aún así, se ve que Tim Burgess fue de los pocos a los que enganchó la lectura de este segundo libro, porque Tyler, el personaje central, euroadolescente escéptico, clónico, obsesionado por las marcas, la imagen y el placer, y al que aterroriza cualquier clase de compromiso, fue su inspiración para “Jesus hairdo”, la canción central del tercer disco de The Charlatans, editado en 1994.

“Planeta Champú” presenta a unos personajes muy parecidos a los jóvenes españoles actuales, que empiezan a ser mayores y se encuentran ante la disyuntiva de integrarse en una sociedad que no les gusta o mantenerse al margen.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The Charlatans – “Jesus hairdo”

Una de las novelas más extrañas y experimentales de J. G. Ballard, sobre todo por su construcción a base de otras micronovelas que componen la estructura de la obra, fue “La exhibición de atrocidades”, con la que en 1969 se descubrió como un transgresor capaz de escribir manifiestos como “Por qué quiero follarme a Ronald Reagan”, que era uno de los capítulos de esta novela.

Algunos años más tarde, en 1980, Ian Curtis, además de ponerle a su gato el nombre de “Atrocity exhibition”, escribió también una canción con ese título que formaba parte del segundo disco de Joy Division, “Closer”, editado dos meses después de que Ian se suicidase.

Probablemente, Ian Curtis, al igual que le pasó a Ballard, fue un tipo abducido por sus propias pesadillas, que después vomitaban en textos radicales marcadamente obsesivos. Y también los dos fueron engullidos por los medios oficialistas, de tal forma que el capítulo de esta obra anteriormente citado sobre Reagan, diez años después de escribirlo, fue distribuido en la Convención Republicana de San Francisco como prueba del “sex appeal” subliminal del candidato… y el resultado electoral fue… escalofriante.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Joy Division – “Atrocity exhibition”

En “Sympathy for the devil”, Mick Jagger nos retrata a alguien que no quiere dar su nombre, pero que está detrás de todo lo malo que ha pasado en el mundo. Este personaje vino a la mente de Mick cuando Marianne Faithfull le regaló el libro “El Maestro y Margarita”, del escritor ruso Mijail Bulgakov. El protagonista de esta obra es Voland, que no es otro que el propio diablo encarnado en hombre.

En la novela, el Diablo y una estrafalaria comitiva llegan a Moscú y allá por donde pasan se suceden los más inverosímiles acontecimientos: arden las casas, el dinero pierde su valor convertido en etiquetas de botellas de vino, honorables ciudadanos aparecen repentinamente en Yalta o Leningrado, hermosas damas se convierten en brujas con escoba voladora… en la canción, el Diablo nos cuenta como estuvo presente cuando Jesucristo tuvo sus momentos de duda y dolor; cuando la revolución rusa se llevó por delante al zar y a sus ministros; cuando sembró la duda sobre el asesinato de Kennedy, siendo él mismo, con nuestra ayuda, el autor del magnicidio…

Esta novela, una de las más importantes de la literatura rusa, no solamente fue la inspiración para la canción de los Stones, sino también para otras muchas más, entre las que las más conocidas son “Pilate”, de los Peal Jam; “Love and destroy”, de Franz Ferdinand o “Amen”, de Jolie Holland.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The Rolling Stones – “Sympathy for the devil”

Raymond Carver es un autor minimalista americano de esa corriente literaria que llamaron “realismo sucio”. Y dEUS son una banda de rockers maximalistas belgas de esa corriente musical que llamaron “art-rock”.

Raymond Carver escribió en 1981 un relato corto llamado “¿De qué hablamos cuando hablamos de amor?”, en la que ninguno de sus cuatro protagonistas parece aclararse sobre qué significa eso tan nebuloso del “amor”… para una de ellas incluso los golpes que le daba su marido eran una forma de demostrarle su amor…

dEUS escribieron en el 2005 una canción llamada “What we talk about (When we talk about love)”, que estaba inspirada en el relato de Carver, un autor que siempre ha interesado mucho a la gente más vanguardista, no en vano sus obras han inspirado también a otros como Sonic Youth o Cold War Kids para crear su música o a nuestras amigas Carolink y Elena para titular su programa radiofónico sobre libros… un beso, chicas, que sepáis que os sigo…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


dEUS – “What we talk about (When we talk about love)”

A lo mejor sois de ésos a los que los libros gordos les echan para atrás. Así que quizás os interese saber que hay maneras de convertir 12.000 líneas en dos estrofas y un estribillo.

Eso fue, ni más ni menos, lo que el listísimo equipo editorial formado por Becker y Fagen hicieron cuando condensaron “La Odisea” de Homero en la canción “Home at last”, y la publicaron en su disco más conocido, el “Aja”, que publicaron Steely Dan en 1977.

La diferencia es que en el libro, Ulises hace un largo viaje por mar después de la Guerra de Troya, intentando llegar a su casa a pesar de las putadas que le van haciendo los dioses para impedírselo, y en la canción el protagonista va por una super autopista con el único peligro de que el brillante sol le ciegue. Pero los dos siguen amarrados al mástil, escuchando el canto de las sirenas.

Y es que hay quienes piensan que “épico” simplemente significa “farragoso”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Steely Dan – “Home at last”

Ah… y ya puesto a daros noticias que no sabíais, quiero deciros también que Eddie sabe leer…

¿De qué otra forma, si no, hubiese sido posible que los Iron Maiden hubiesen dado al mundo canciones de títulos mangados tan descaradamente como “Lord of the flies”, “Phantom of the Opera”, “Loneliness of the long distance runner”, “Murders in the Rue Morgue”, “The rime of the ancient mariner”…? aunque, bien pensado, a la hora de tomar prestados títulos conocidos para ponerle nombre a lo que uno escribe, creo que yo tendría que mirar para otro lado…

William Golding, Gaston Leroux, Alan Sillitoe, Edgar Allan Poe y Samuel Taylor Coleridge presentados por el palo jevi.

Podíamos haber elegido cualquiera de las canciones anteriores, pero me quedo con la que basaron en “Los crímenes de la calle Morgue”. A diferencia del relato de Poe, aquí no sabemos quien fue el asesino de las dos chicas, y es el propio protagonista de la canción, quien tras encontrar los cuerpos, encontrarse manchado de sangre y no hablar ni una palabra de francés para poder explicar la situación, se da a la fuga… y se crea tal paranoia interior que, desde entonces, estuviese donde estuviese, siempre estaba huyendo de la policía francesa.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Iron Maiden – “Murders in the Rue Morgue”

Y para terminar nuestra asociación de libros y música vamos a hablar de un homenaje literario hecho al revés de los anteriores.

El grupo de rock progresivo que formó parte del Canterbury Sound, aunque su música tenía más raíces jazzys que las de los demás componentes, que se llamaba Hatfield And The North, editó un disco en 1973 llamado “The Rotters’ Club”.

En el año 2001 el autor inglés Jonathan Coe escribió una obra en la que se mezclaban los atentados del IRA y la concienciación política con las chicas, el punk y el rock progresivo. Esa novela no solo se llamó también “The Rotter’s Club”, sino que los Hatfield And The North e incluso su disco, aparecían también en ella.

En la novela, unos chavales intentan encontrar la respuesta a sus preguntas más básicas: ¿Por qué mis padres son tan raros y no me comprenden?, ¿por qué estoy pensando siempre en el sexo?, ¿es verdad que Eric Clapton es Dios?… al final no encuentran las respuestas, pero dejan de buscarlas cuando se dan cuenta de que sus problemas de adolescentes no son nada comparados con los problemas del profundo cambio social que les rodea. Mira, otra novela en la que los personajes también son muy parecidos a los jóvenes españoles actuales…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Hatfield And The North – “Share it” (Del “The Rotters’ Club”)

Y una vez mostrado el camino, como siempre, os dejo a vosotros que lo sigáis en los comentarios. Os he dejado lo más fácil, las obras literarias que han inspirado a los músicos de aquí. Os dejo una pista:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Radio Futura – “Annabel Lee”

Categorías: If not for you -

33 Comments

  • El dia 17.09.2012, Rinat Rafaé dijo:

    Me gusta la temática de esta entrada Sr. Carrascus… así a bote pronto se me ocurren también algunas canciones de Led Zeppelin que están inspiradas en el Señor de los Anillos (¿No era una de ellas Starway to heaven?) o tantas y tantas canciones inspiradas por Lorca (de los Clash a Morente)

    La música es quizás mi tema favorito para la lectura, quizás la mitad de los libros que leo tiene relación con la música, de una manera que explicaba muy bien ALTA FIDELIDAD de Nick Hornby (no puedo dejar de recomendar este fantástico libro) “He leido tal o cual libro y los he entendido, pero mi favorito sigue siendo Johnny Cash: Biografía de Johnny Cash, por Johny Cash”, así que mis recomendaciones van en este sentido, SOUL MAN de Jose Mª Minjangos, ambientado en el Madrid de los 60, que me encantó y un libro que hace no mucho también cayó en mis manos sobre Pericón de Cádiz, que de verdad era una delicia, a ver si luego miro el autor.

    Pensaré en algunos más detenidamente por si puedo hacer algún aporte interesante.

    • El dia 17.09.2012, carrascus dijo:

      Pues sí; Hornby es uno de los escritores de cabecera de muchos de los amigos que se asoman por aquí; sobre todo este “Alta fidelidad”.

      Lo de “Starway to heaven” no lo recuerdo; cuando llegue a casa haré algunas indagaciones en los papeles, a ver qué sale…

      Y lo de Lorca es cierto. Aparte de los que dice usted está también Leonard Cohen, que hasta le puso a su hija el nombre de Lorca Cohen.

    • El dia 17.09.2012, Cristina dijo:

      Lo de Radio Futura nos lo pones fácil, Carrascus. A Mike Scott, de los Waterboys, le fascina la poesía de W.B. Yeats desde hace años. En Fisherman´s Blues hizo una versión de “Stolen Child” y hace poco le hizo un homenaje a Yeats: http://www.mikescottwaterboys.com/2010-mr-yeats.php
      Menudo tema has tocado aquí. La literatura y la música. Uno de mis temas favoritos. Como empecemos no se acaba nunca. Hay tantos….. Por cierto, no sabía lo de Bush y el Extranjero. No sé si creérmelo, aunque con ese hombre nunca se sabe. Un libro fascinante, de todas maneras.

      • El dia 17.09.2012, fab4 dijo:

        Me tomaré la licencia de aportar mi vision como compositor de canciones, desde hace muchos añosl la literatura y el cine me han influido a la hora de escribir canciones, sobre todo las letras, y así existen muchos libros que me han servido de inspiración, recordandolos podria comentar canciones como ” La crisis de Nancy” grabada con HELIO y donde me tomé la libertad de inventarme una ficticia segunda parte de la novela “La tesis de Nancy” de Ramon J. Sender, contando como habia evolucionado la relación de la estudiante americana y el gitano que la pretendia.
        Por citar otro ejemplo, en la canción de HELIO, “La piel de la loba” recreaba la parte “El nombre de la rosa” en que quemaron a la chica en la hoguera, acusada de bruja. Y por último, en la canción “My five sense” de mi primer disco en solitario, Plasticland, hablo de nuestros sentidos como si fueran personas independientes, Mister Tacto, Mister olfato, Mister sabor, la inspiración me llegó de la escena inicial de Reservoir dogs, donde se encuentran reunios Mister Orange, Mister White, todos con nombre de colores.
        En fin, que los libros me ayudan a encontrar las letras de mis canciones.

        • El dia 17.09.2012, carrascus dijo:

          Es cierto, Cristina, Yates era una fuente de inspiración para Mike Scott, no lo recordaba. También fue un escritor de cabecera para Leonard Cohen, pero nada comparable a lo que fue Lorca para él.

          Y fab4 (Jose Casas para los demás), a pesar de conocer esas canciones, sobre todo “La piel de la loba”, nunca había caído en que estuviesen basadas en libros… joé, lo de esa canción y “El nombre de la rosa” me ha dejado a cuadritos, jejeje…

          Bueno, pues para que todos vayáis sabiendo de lo que se habla por aquí, con conocimiento de causa, aquí tenéis las canciones que se van citando, para que podáis escucharlas. Las de Led Zeppelin las voy a obviar, porque son bastantes las basadas en Tolkien (miradlo en los enlaces que aporta Rinat) y están en la mente de todos. Pero mucho menos conocida es este “Stolen child” que nos aporta Cristina, para la que los Waterboys se basaron en W. B. Yeats.

          La muerte de García Lorca se menciona claramente en este “Spanish bombs” de los Clash. Y este “Take this waltz” es una traducción muy libre que Leonard Cohen hizo del poema “Pequeño waltz vienés” del poeta granaíno.

          Y las canciones de Jose son éstas: “La crisis de Nancy”, basada en Sender; “La piel de la loba”, recreando un extracto de la mejor novela de Umberto Eco; que compuso en los tiempos de Helio. Y de su primer disco en solitario es esta “My five sense”, inspirada por la peli de Tarantino.

          • El dia 17.09.2012, Carmen Alvarado dijo:

            En Venezuela tenemos ejemplos a nivel local: Cien Años de Soledad (1967) de Gabriel García Márquez fue la inspiración de un grupo de música bailable en Venezuela, Billo’s Caracas Boys en los setenta. Es muy graciosa pues resume sólo algunos fragmentos de la obra. Hasta los que nunca la han leido no pueden evitar repetir el coro “Ursula, cien años, soledad, Macondo”. Otro ejemplo es el de Alberto Arvelo Torrealba, quien escribió “Florentino y el Diablo” (con sus respectivas revisiones) a lo largo de la década de los cuarenta y cincuenta, y en menos de diez años inspiró la Cantata Criolla de Antonio Estevez (músico académico muy respetado en Venezuela) y ha sido también llevado a la música criolla de los llanos venezolanos en un contrapunteo de “El Carrao de Palmarito” (nombre artístico de Juan de los Santos Contreras). Para cerrar mi comentario, Andrés Eloy Blanco escribió “Pintame Angelitos Negros” en 1959 y convertida en bolero gracias a Manuel Alvarez. Esta canción ha sido interpretada do por Pedro Infante,Nana Mouskouri, Roberta Flack y Lola Flores, entre muchos otros. Hasta un conjunto musical chileno de finales de los 60 adoptaron el nombre de Angeles Negros.
            Este tema es realmente apasionante, algo cotidiano, a la vista, que está al alcance de nuestros dedos y no lo vemos. Gracias por la oportunidad de permitirme observarlo.

            • El dia 17.09.2012, carrascus dijo:

              Fantástica aportación, amiga Carmen. Sé bienvenida a esta casa; sobre todo viniendo de la mano de quien vienes, que ya me he enterado por línea interna. No conocíamos esas canciones de tu hermoso país, pero eso es algo que se puede solucionar ahora mismo. Ésta es la canción de los Billo’s Caracas Boys, del estribillo pegadizo; el “Macondo” inspirado en “Cien años de soledad”. Y ésta otra es la versión de “Florentino y el Diablo” que hizo El Corrao de Palmarito. Y por supuesto, aunque ya conocida y que ha aparecido alguna vez antes en este blog, la singular versión que Roberta Flack hizo de “Angelitos negros”.

              Espero que los demás disfrutéis de esta unión de literatura y música venezolana. Y, Carmen, cualquier otra cosa que quieras aportarnos, ya sea en esta misma entrada o en cualquier otra, será bienvenida.

              • El dia 18.09.2012, Carmen dijo:

                Gracias por tomar en cuenta mi modesto aporte y darte a la tarea de buscar las referencias de audio. Por supuesto que estaré pendiente de tus publicaciones. Es una forma de dar a conocer algunas obras de autores venezolanos y estoy segura que nos enriqueceremos los dos.

              • El dia 17.09.2012, David González dijo:

                ¡Hombre Carrscus!, ¡qué ganas de volver a los posts tradicionales!. Y no es que no me gustaran los preludios al sueño, sino que como ya los había leído por facebook…
                Pues a bote pronto lo primero que se me viene a la cabeza es un ejemplo tan claro que me extraña que no lo haya sacado usted. me refiero a (Music inspired by) The Snow Goose, de Camel, basado en la novela de Paul Gallico. También podemos encontrar una mina en la obra de John Zorn. Muy recientemente Nosferatu. Otra mina son los Smiths y referencias entre otros a “En Grand Central Station me senté y lloré”, de Elisabeth Smart, libro que por cierto tengo en estos momentos en la mesita de noche y todavía no he tenido cohone de arrancarme a leerlo.
                Buenas noches, que es muy tarde. Saludos.

                • El dia 18.09.2012, carrascus dijo:

                  Hombre, David; en realidad no recordé a los Camel porque siempre me han parecido un pelín tostonazos. De todas formas no quise meter más de diez canciones (número redondo) para que no se hiciese muy largo y, por ejemplo, tuve que dejar fuera alguna que otra que a mí me gusta mucho, pero que su génesis literaria es más conocida que las que puse, como por ejemplo el “Turn turn turn” basado en el Eclesiastés.

                  La aportación de los Smiths me parece muy buena. Cuando esté en casa la subiré para que todos los demás puedan oirla también.

                • El dia 18.09.2012, Vidal dijo:

                  Carrascus, vaya cosas que se te ocurren. Podríamos poner mil ejemplos, cientos sólo sin salir del flamenco, y varios cientos más sólo con citas de la Biblia (y si no, que se lo digan a Nick Cave). Pero como imagino que la cosa va del detalle freak, voy a poner un par de ejemplos “poco habituales”.

                  El primero se refiere a David Axelrod, del que Carrascus habló por aquí a petición de este servidor, y cuyos dos primeros discos, “Song of innocence” (1968) y “Songs of experience” (1969) estaban basados en los poemas de William Blake.

                  Y el segundo es una de esas cosas raras que me gustan a mí: “The Peregrine”, un estupendo disco de sound founds, ambient y electroacústica pergeñado por el gran Lawrence English hace apenas ahora un año, y que escribió inspirado por un libro de J.A. Baker que, según cuentan muchos escritores y gente seria de la que me fío (en español sólo existe una versión de traducción sospechosa, y en inglés me ha dado pereza leerlo) es también fantástico. Les dejo con las palabras del propio English:

                  “I first discovered The Peregrine some years ago whilst visiting with David Toop in London. The book had popped up on David’s radar and whilst chatting in his loft, I happened to pick it up. The page I opened to described the sound of a Barn Owl on the hunt. Before I finished that paragraph I knew I needed to own this book and find out more about the somewhat mysterious English author J.A. Baker.
                  I feel The Peregrine epitomizes a kind of obsessive rendering of landscape and environment. Throughout the book, Baker places central focus on the micro and macro worlds which surrounding him. He expends as much attention on the shape of clouds or the murmur of a river as on the bird, which inspires him to write. At no point does the idea of humanness come to dominate – in fact human kind merely appears as haunting images that, as Baker summarizes, ‘stink of death’. Elegantly misanthropic. Even the author remains oddly mute – we never discover anything about him, not what he does, how he lives or even where he sleep or eats. He is merely a conduit through which land is rendered.
                  This record is a homage to The Peregrine. Having not spent any great amount of time in East Anglia where the book is set, I have used Baker’s descriptions and suggested mappings as a guide to the character and composition of the LP. The Peregrine has profoundly affected my work and it’s for this reason I felt compelled to create this piece.
                  I hope it conjures up for listener just a few of the lasting impressions the book has left on me and in the process I dearly hope others can discover J.A Baker’s evocative writings -- thankfully now back in print!”

                  -- Lawrence English June 2011

                  • El dia 18.09.2012, Cristina dijo:

                    Pues hablando de William Blake, supongo que todo el mundo sabe a estas alturas que Jim Morrison sacó el nombre de su grupo de un poema suyo, “The marriage of Heaven and Hell”. Pero si hay un poeta que influyó en The Doors, ese fue Rimbaud (de hecho se han publicado libros sobre esa relación). Y Rimbaud y Verlaine también fueron la inspiración de músicos como los de Television: Richard Hell, Tom Verlaine, o Patti Smith, Bob Dylan, Van Morrison, The Clash, etc….. Vamos, los simbolistas franceses dan para una entrada en el blog ellos solitos.

                    • El dia 18.09.2012, carrascus dijo:

                      Y no te creas, Cristina, que a veces he estado tentado de escribir esa entrada que dices; y aún no descarto el hacerlo, porque todos esos poetas franceses son parte de mi literatura favorita desde que en sexto de bachiller, en la asignatura de francés, en vez de gramática, lo que dimos fue literatura francesa. Algún ejemplo caerá, seguramente, en los proóximos días.

                      • El dia 18.09.2012, Cristina dijo:

                        Pues esperamos esa entrada con mucho interés, Carrascus. Estupendo.

                        • El dia 18.09.2012, lu dijo:

                          Veo ese post, Carrascus. Dale.

                          • El dia 18.09.2012, carrascus dijo:

                            Bueno, pues parece que no va a haber más remedio que repensarse ese post. Una de sus estrellas, logicamente, tiene que ser Patti Smith, a la que, en contra del pensamiento de muchos, yo le veo más paralelismos con Antonin Artaud que con Rimbaud, que sería más lourrediano, no?

                            Y ya que hablamos de Patti Smith, pues resulta que hace un rato me he enterado de que el concierto que tenía previsto dar en el Teatro de la Maestranza sevillano el 12 de noviembre se ha suspendido por cambios en la gira. Una verdadera pena, porque yo tenía muchas ganas de verla en directo aquí, ya que no pude asistir al concierto que dio en La Rábida hace unos meses.

                            Siempre me ha caído bien esta mujer. Y siempre recordaré como en el primer concierto que dio en España, poco después de la muerte de Franco, nada más subir al escenario de Badalona gritó: “El dictador ha muerto… calcémonos sus botas…”

                            • El dia 19.09.2012, Cristina dijo:

                              Pues no tocará Patti Smith en Sevilla, pero lo hace en el Festival de Jazz de Madrid el 14 de noviembre, y acabo de leer que hay una exposición de Artaud en el Reina Sofía hasta diciembre, así que mira a ver, Carrascus, si fletas un autobús y organizas un fin de semana literario-musical en la capital.

                              • El dia 19.09.2012, carrascus dijo:

                                Lo malo es que el 14 de noviembre es miércoles. Los últimos días libres de que dispongo los voy a gastar en el puente del 12 de octubre, que los necesito para un mandao. Pero es una excursión la mar de interesante, no te creas…

                              • El dia 20.09.2012, David González dijo:

                                Joder, me quedo sin Patti, otra vez

                            • El dia 20.09.2012, David González dijo:

                              Hablando de Rimbaud, también acaba de editar John Zorn un disco dedicado a él.

                              • El dia 20.09.2012, carrascus dijo:

                                Pues sí. Y además se puede descargar gratis desde aquí. Y no solo éste, sino también los otros tres que ha grabado este año, entre ellos el “Nosferatu” que hemos mencionado antes.

                      • El dia 18.09.2012, carrascus dijo:

                        No se crea, D. Vidal; no buscaba yo el detalle freak, sino hablar del tema y establecer esos paralelismos que mucha gente no conoce, como la mayoría de los que he puesto en el post. Ya sé que los ejemplos son cientos (aunque no creo yo que la gente de por aquí, ni yo mismo, escuche tanto flamenco como para conocer todos esos que usted indica), pero tampoco están tan en la mente de todos. Sirva este post para refrescarlo.

                        Igual que le he dicho antes a David. Cuando esté en casa buscaré esas piezas de las que habla usted en su comentario para colgarlas y compartirlas con el resto de lectores. De David Axelrod ya hay ejemplos en otra entrada de este mismo blog, pero no creo conocer ese “The peregrine” de Lawrence; habrá que ponerle remedio.

                      • El dia 18.09.2012, Vidal dijo:

                        Y, para los que no leen inglés, la reseña que escribí al respecto en el Go de septiembre de 2011:

                        Lawrence English
                        “The peregrine”
                        EXPERIMEDIA

                        Ambient noise.
                        Cuenta Lawrence English que su amor por “The peregrine”, un clásico de la literatura inglesa contemporánea, que describe la naturaleza de la Inglaterra oriental a través de los ojos de un halcón, fue instantáneo. Un flechazo que llegó tras leer apenas un puñado de páginas mientras su anfitrión (David Toop, ahí es nada) preparaba unas tazas de té, y que ha obsesionado al músico australiano hasta el punto de que ha decidido realizar una traslación del texto a su particular universo sonoro. Traslación que, para guardar la máxima fidelidad al original de J.A. Baker, English ha decidido destilar a partir de materiales propios: sin utilizar ningún tipo de grabaciones de campo y sin visitar los paisajes que conforman el corazón del libro. Decisiones que influyen en la extrema complejidad de las dos piezas resultantes (a una por cara: “The peregrine” sólo se ha prensado en formato vinilo), que funcionan como un crisol de imágenes y materiales sonoros, pero que también ayudan a potenciar los aspectos emocionales de la mezcla: un complejo collage en el que se superponen todo tipo de trazos melódicos, acentos musicales y atmósferas sin solución de continuidad, provocando una sensación de completa inmersión en el oyente, al que sólo le queda abandonarse ante tanta belleza. Tanta, de hecho, que termina el disco y dan ganas de encargar una copia del libro, para llevar más allá el particular síndrome de Stendhal que provoca. Maravilla.

                        • El dia 18.09.2012, Chas Newby dijo:

                          Tematica interesante y que daría para mas de un post.
                          Otros ejemplos
                          “Animals”, de Pink Floyd está basado en el libro “Rebelión en la Granja” de George Orwell.
                          Lovecraft inspiró a gente como Black Sabbath y su tema “Behind The Wall of Sleep” y Metallica con “The Call of Ktulu”

                          I Robot”, instrumental de Alan Parsons Project que abre el disco homónimo, está basada en el libro del mismo nombre de Isaac Asimov.

                          Bruce Dickinson cantante de Iron Maiden autor de la canción “The Trooper” por ejemplo esté basada en “La Carga de la Brigada Ligera”, poema de Alfred Tennyson.

                          El disco de Pink Floyd “The Piper at the Gates of Down”, es el título de un capítulo del libro “El viento en los sauces”.

                          Espero con ansiedad el post de los simbolistas franceses Don Jose.

                          • El dia 18.09.2012, carrascus dijo:

                            Bueno, pues aquí os traigo más música. Esta pieza es la que daba nombre al ”The snow goose” de Camel, que David nos decía que estaba inspirado en una novela de Paul Gallico. Y ésta otra es la que abre el ”Nosferatu” de John Zorn, una obra creada este mismo año para conmemorar el 100º aniversario del “Drácula” de Bram Stoker… ¿y qué tiene que ver una cosa con la otra? Pues que en realidad son las dos la misma cosa. No existe ninguna obra literaria que se llame “Nosferatu”, lo que ocurrió es que cuando quisieron rodar la mítica película, ésta iba a ser el “Drácula” de Stoker, pero los productores no consiguieron el permiso para recrear esta novela, así que decidieron rodarla de todas formas, pero cambiando algunos nombres, lugares y situaciones; por lo que el “Nosferatu” es el “Drácula”, pero de aquella manera… David comenta que en John Zorn hay mucha música basada en la literatura y yo, que soy un gran amante de la novela negra, no puedo dejar de recordar que Zorn incluso dedicó un disco entero a Mickey Spillane. Y para terminar con David, “En Grand Central Station me senté y lloré”, de Elisabeth Smart, fue la fuente de inspiración para al menos cuatro canciones de los Smiths; una de ellas fue esta ”Shakespeare’s sister”, que después incluso dio nombre a otro grupo musical.

                            Vidal nos hablaba de David Axelrod, al que podéis conocer (y también su obra) en este post que escribí hace ya unos meses. Así que aquí lo que os he puesto es un fragmento de ”The peregrine”, una larga obra en dos partes (una en cada cara del vinilo) que creó Lawrence English para deleite de nuestro amigo Vidal… y me temo que para el de pocos más de vosotros…

                            Y de las aportaciones de Chas (un abrazo, por cierto, que no le contesté antes al leer su comentario, amigo Chas), como seguro que son bastante conocidas por vosotros, me voy a quedar con la de Metallica sobre mi monstruo favorito, ese Ktulu, mezcla de pulpo, dragón y criatura humana, que salió de la calenturienta mente de Lovecraft. La pieza se llama igual que el primer relato en el que apareció este monstruo: ”The call of Ktulu”

                            • El dia 20.09.2012, David González dijo:

                              No le diga tostonazo a Camel hombre, que me duele.

                              • El dia 20.09.2012, carrascus dijo:

                                Güeeeeno… tostonazo no, sino banda de escucha dificultosa…

                              • El dia 22.09.2012, .juan a. uno de los dos dijo:

                                Quería participar pero visto el nivel, la verdad es que poco tengo que decir, solo que creo que Alan Parson también le hizo un homenaje a Poe con el “barril de vino amontillado” y algo me dice que Siniestro Total en “bailare sobre tu tumba” a Boris Vian…. nada mas, salud

                                • El dia 22.09.2012, carrascus dijo:

                                  No te preocupes por el nivel, Juan Antonio; ya sabes que son bienvenidas todas las aportaciones. La canción que dices de Alan Parsons es ésta: “The cask of amontillado”, que como bien indicas está basada en uno de los mejores cuentos de Poe. No es la única adaptación de Parsons, ya que su primer disco estaba dedicado precisamente a adaptar cuentos y poemas de Poe y lo hacía también con “El cuervo”, “El corazón delator”, “La caida de la Casa Usher” y algunas más.

                                  Lo de Siniestro Total, sin embargo, no tiene nada que ver con Boris Vian, aunque las tumbas estén en el título. La obra de Vian se llamaba en castellano “Escupiré sobre vuestra tumba” y su tema no tenía nada que ver con la letra de la canción de los Siniestro, basada en algo tan español como bailar sobre la tumba del enemigo cuando éste se ha muerto, en señal de alegría. Lo que sí está extraido de la peli “Cotton Club” es la frase ésa de la canción que dice “te mataré con mis zapatos de claqué”.

                                  • El dia 22.09.2012, carrascus dijo:

                                    Os hago una pregunta al hilo del anterior comentario de Juan Antonio. Aunque no era la de Siniestro Total, es cierto que había una canción española muy famosa y más o menos del mismo tiempo que “Bailaré sobre tu tumba” (de hecho, del año anterior), que está basada en un relato de Boris Vian. ¿Sabríais decirme cuál es antes de que cuelgue el próximo post…?

                                    • El dia 23.09.2012, .juan a. uno de los dos dijo:

                                      Ostias, pues claro…Lobo hombre en París de La Unión

                                      • El dia 23.09.2012, carrascus dijo:

                                        Efectívamente, amiguete… ésa no hace falta que la cuelgue, ¿verdad?, está en la mente de todos.

                                        (Required)
                                        (Required, will not be published)

                                        Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.