Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
UN SEPULCRO BLANQUEADO (2)
Categorías: Forever Young
Carrascus

La aparente dependencia de BADFINGER del patrocinio de los Beatles fue algo que les persiguió toda su vida, pero en este momento lo único que sentían era gratitud hacia ellos. “Come and get it”, producida por el propio Paul McCartney, que también interpretó las partes de piano, fue un Top 10 tanto en Inglaterra como en los USA durante los primeros meses de 1970, y llevó a Badfinger al estrellato de la noche a la mañana. Pero para cuando comenzaron a promocionarla, la formación de la banda ya había cambiado, y el pobre Ron Griffiths se había convertido en el Pete Best de los Badfinger. Su crimen fue casarse con su novia, a la que había dejado embarazada.

Un niño en una casa con un grupo de rock no es la combinación ideal, pero no tenían dinero para mudarse los dos a otro piso. Y Bill Collins siempre estuvo intentando disuadir a los chicos de que tuviesen relaciones significativas; le preocupaba la forma en que otras personas podían influir sobre ellos. Y en lo que a Bill concernía, él era el mentor del grupo. (Viv Jones)

Ron Griffiths tuvo que regresar, pues, a Gales y ponerse a trabajar en una fábrica, desde donde escuchaba por la radio el disco en el que él aparecía. Después, en su casa, vio por la tele el “Top of the Pops” en el que su lugar lo ocupaba Joey Molland, otro chaval que Bill Collins buscó en Liverpool. Aunque en realidad no es correcto decir que ocupaba su lugar, ya que Joey era guitarrista y para poder acomodarlo en la banda, el que había asumido el papel de bajista que tenía Ron había sido Tom Evans, al que se le daba bien este instrumento porque en los estudios de grabación Paul McCartney le dejaba su legendario Höfner Violin para que ensayase con él.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Rock of all ages”

Y ahora que los Beatles ya se habían disuelto de manera oficial, Badfinger eran vistos como los Elegidos, los sucesores ungidos. El New Musical Express los fotografió posando en The Cavern y el periodista no paraba de expresar en el artículo su asombro sobre la increíble similitud facial de Joey Molland con la cara más reflexiva de McCartney… supongo que ahora entenderéis por qué le fichó Bill aún no siendo bajista, que era lo que estaba buscando.

Pete Ham no estaba muy conforme con la idea general: “Nosotros somos unos primeros Badfinger, no unos segundos nadie”. Pero en 1970 la búsqueda de unos nuevos Beatles era una obsesión global y los Badfinger no tenían escapatoria. Cuando “Come and get it” se editó en los USA la gente pensó que eran los Beatles con otro nombre. Algunos promotores de pocos escrúpulos incluso anunciaron la aparición de uno de los Beatles en los conciertos de Badfinger, lo que fastidió bastante a éstos, que no querían engañar de esa forma a sus fans.

Al single de “Come and get it” le siguió la edición precipitada de un LP, “Magic Christian music”; tan apurado de tiempo que ni siquiera incluía en la portada la foto de Joey Molland y que se rellenó con algunas canciones antiguas de los Iveys, tres canciones escritas para la película (incluyendo la preciosa “Carry on til tomorrow”, en la que el dúo compositor de Pete Ham y Tom Evans derramaba toda su melancolía) y algunas canciones nuevas que se encargo de producir Mal Evans. Con la disputa doméstica de los Beatles, cada vez más empantanada en los infiernos de los juzgados, y Apple Records bajo el poder absoluto de Allen Klein, hubo casi un año de retraso hasta la edición del siguiente single, pero la canción “No matter what”, compuesta por Pete Ham, fue también directa al Top 10. El primer disco completo por cuyas venas solamente corría sangre de Badfinger fue “No dice”, grabado con Geoff Emerick (el ingeniero de sonido de los Beatles) al mando de los controles en Abbey Road. Con la guitarra de Joey completamente incrustada en su sonido, Badfinger adquirió bordes mucho más duros y rockeros, complementando perfectamente la introspección de Pete y el gusto por las melodías de Tom.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“No matter what”

Éramos diferentes de la mayoría de las bandas de nuestra época. A lo mejor porque todo el mundo decía que sonábamos como los Beatles. La verdad es que hacíamos muchas clases diferentes de canciones: algunas rockeras, una balada acústica, una cosita country… y no nos preocupaba establecer ningún sonido particular para la banda, como Led Zeppelin o los Rolling Stones. Nosotros teníamos cuatro compositores en nuestro grupo y simplemente hacíamos nuestras canciones. Cuando la revista “Rolling Stone” hizo la crítica de nuestro disco dijo: “Así es como sonarían los Beatles si siguieran juntos”. Pero nosotros no intentábamos sonar como los Beatles, así que eso nos hirió un poco, porque la gente siempre nos estaba preguntando cosas como “¿Y cómo está John Lennon?” o “¿Paul es tan buen tío como parece?”. Estábamos hartos. Verás, nosotros queríamos mucho a los Beatles, pero no queríamos tener que estar hablando de ellos todo el santo día. (Joey Molland)

En ese “No dice” había una canción de Tom y Pete que pasó casi totalmente desapercibida, “Without you”. Pete había escrito unos versos… “no puedo olvidar esa noche / ni tu cara cuando me dejabas”… pensando en su novia, Bev Ellis. Por su parte, Tom tenía en su cabeza un estribillo… “No puedo vivir / si en mi vida no estás tú”… y estaba buscando cómo incrustarlo en alguna canción. Así que los dos colegas combinaron sus respectivos pedacitos y a duras penas consiguieron una canción. Pero la versión de Badfinger de “Without you” es una especie de esqueleto, del que la banda nunca estuvo especialmente orgullosa.

Y el giro más extraño de toda la carrera musical de Badfinger tuvo lugar apenas un año después, cuando estaban grabando en los estudios AIR de Londres. El cantante americano Harry Nilsson, que era también amigo personal de los Beatles desde hace tiempo, quiso conocerles y se presentó a ellos, tras lo cual les invitó a pasar a su estudio, allí al lado, para que escuchasen algo que acababa de grabar. Los miembros de Badfinger casi se caen de culo de la sorpresa al escuchar aquello. Lujosamente orquestada, y cantada con una pasión increíble, la versión del “Without you” que grabó Nilsson, producida por Richard Perry, elevaba la canción a niveles nuevos y majestuosos. Esta versión se convirtió en uno de los singles más conocidos y permanentes en el recuerdo de todos los tiempos, grabado por decenas de cantantes, desde Shirley Bassey a Roberta Flack, y en 1994 volvió a ser de nuevo otro enorme éxito de superventas, esta vez en la voz de Mariah Carey.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Without you”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Nilsson – “Without you”

En estos momentos era cuando la fortuna más le sonreía a Badfinger. Joey Molland y Tom Evans fueron invitados por John Lennon a las sesiones de grabación de “Imagine”, e incluso se alojaron en la mansión que Lennon tenía en Ascot. Todos los Badfinger tocaron en el mayor éxito de Ringo, “It don’t come easy” y en el disco “All things must pass” que grabó George Harrison. De la casa en la que vivían pasaron a alquilar todo un castillo. Después de años de lucha y frustración eran famosos, respetados, trabajaban en armonía y veían ante ellos un futuro fabuloso.

Pero había signos de aviso. Aunque en los USA eran muy admirados por los fans del powerpop, su estilo estaba ya pasado de moda en su país, donde las audiencias post-Beatles habían vuelto sus ojos al glam de Bowie, Bolan y Roxy Music; a las nuevas formas del rock underground de Led Zeppelin y Pink Floyd; a la música llena de buen rollo de Slade y de los Faces de Rod Stewart; a Stevie Wonder y Elton John, que eran los máximos vendedores de discos; a los Osmonds y los Bay City Rollers, que eran los que divertían a los más jóvenes… naturalmente, Badfinger centró toda su atención en los Estados Unidos. Y Bill Collins tuvo que buscar representantes por allí.

El elegido fue un empresario de New York llamado Stan Polley, que tenía las credenciales de haber sido manager de Al Kooper y Lou Christie. Bill Collins permaneció siendo el manager personal del grupo y Stan Polley se convirtió en el supervisor financiero como presidente de la empresa que crearon, Badfinger Enterprises Inc. Desde ese momento todas las ganancias se encauzarían a través de él, para distribuirlas después. Les prometió a todos que iban a ser ricos muy pronto.

A instancias de Polley, Badfinger estaban continuamente de gira por los USA. En una de las ciudades por las que pasaron Joey Molland conoció a la que sería su esposa, Kathie. El tiempo que les quedaba para grabar su disco siguiente era muy escaso y cuando lo hicieron en Londres con Geoff Emerick de nuevo a los controles, a los de Apple no les gustó nada y lo rechazaron. La situación la salvó George Harrison, que dio un paso adelante y dijo que él produciría un segundo intento. Y así pudo nacer “Straight up”.

La joya de estas nuevas sesiones fue una canción de Pete Ham, “Day after day”, con una parte de guitarra slide compuesta e interpretada conjuntamente por George Harrison y Pete, y conteniendo el piano de un amigo de George llamado Leon Russell. Fue el tercer gran éxito de Badfinger.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Day after day”

Pero no se pudieron grabar muchas canciones más porque todo el trabajo se paró cuando Ravi Shankar llamó a George Harrison para que se encargase de organizar en New York el “Concert for Bangla Desh”. Badfinger acompañaron incluso a George en aquel histórico concierto, celebrado el 1 de agosto de 1971. Pero con George ocupado en la edición y distribución del disco que se grabó de él, Apple Records tuvo que buscar otro productor para terminar el proyecto que Badfinger tenían a medias. Y ficharon a Todd Rundgren.

No congeniaron mucho porque a los miembros de la banda Todd les parecía un tipo insoportable y mandón, pero a duras penas, a finales de año ya tenían en la calle una nueva obra, que contenía algunos de sus mejores momentos… “Baby blue”, “Name of the game”… En febrero de 1972 “Day after day” entraba en el Top 5 de las listas de ventas americanas, al lado del “Without you” de Nilsson. Nada podía ir mal…

Pero los días de Apple estaban contados. Con sus miembros fundadores diseminados por ahí y ausentes, el sello ya estaba moribundo. Los resultados de las nuevas sesiones de Badfinger fueron de nuevo rechazados y contrataron al productor Chris Thomas a ver si podía arreglar algo. El último disco que sacaron con Apple fue “Ass”, editado como finiquito del contrato de los antiguos Iveys, y contiene una de las canciones más conmovedoras de la banda, “Apple of my eye”, en la que Pete Ham le dice adiós al desventurado sello, con la agridulce sensación de un amante despechado.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Apple of my eye”

Badfinger dejó Apple Records y pasaron a otra gran compañía multinacional. Los Estados Unidos parecían ser para ellos la tierra de Eldorado. Nada podía ir mal. Pero ya sabemos que la naturaleza humana tiene muchos claroscuros… en la última entrada dedicada a esta banda lo comprobaremos de forma fehaciente.

Categorías: Forever Young -

6 Comments

  • El dia 31.07.2012, fab4 dijo:

    Esa obsesion post-beatles de buscar la próxima reencarnación de la banda es algo que se daba mucho en los 70, creo recordar que en su momento decian que las canciones de Supertramp sonaban como lo harian los Beatles si hubiesen seguido unidos, algo que nunca compartí, más bien creo que la sombra alargada de los de liverpool, regaba las influencias de muchos grupos, sigue haciendolo, pero a saber que camino hubieran seguido, de seguir en activo juntos.

    • El dia 31.07.2012, carrascus dijo:

      Los Beatles siempre fueron un buen espejo en el que mirarse. Y así lo han hecho muchas grandes bandas a través de los tiempos. Muchas veces denostados, otras tildados de demodés… pero siempre recurrentes.

      • El dia 01.08.2012, David González dijo:

        Sólo de oídas conocía a estos Badfinger. Qué penita más grande que me está dando lo que voy leyendo. Estar apadrinados por los mismísimos Beatles es una losa que ni los Badfinger ni nadie creo que puedan soportar. Oye, y desconocía que ese Without You fuera de ellos, con lo bien que lo cantaba la Carey.

        • El dia 01.08.2012, carrascus dijo:

          Pues si esto le da a usted penita… espere a leer el desenlace.

          • El dia 01.08.2012, Chas Newby dijo:

            Hace tiempo lei que si Shakespeare hubiese escrito una tragedia sobre el mundo de la música moderna, una de las posibilidades con mas bazas hubiese sido hacerla sobre Badfinger. Un grupo con dos cantantes solistas, con habilidad en sus musicos y grandes posibilidades, en la orbita de los Beatles, acabase como acabó.
            Buena muestra de ello es que muy poca gente sabe que “Without You” habia sido compuesta por Pete Ham canción que ha dado millones a gente como Harry Nilsson y ¡Mariah Carey!

            • El dia 01.08.2012, carrascus dijo:

              Acabo de escuchar como la nadadora española ha conseguido la primera medalla en los Juegos. En una entrevista que le oí en la radio hace unos días dijo que su canción favorita era el “Without you” de Mariah Carey.

              (Required)
              (Required, will not be published)

              Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.