Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
MARK 1
Carrascus

Llegó la hora. Se habían pasado los últimos cinco meses encerrados en una aislada granja de Hertfordshire, alejados del mundanal ruido, y ahora ya se sentían preparados para comenzar a dar conciertos.

Ahora mismo eran un quinteto: Jon Lord, Ritchie Blackmore, Ian Paice, Rod Evans y Nick Simper.

Y tenían un plan: irse de gira a Escandinavia, donde algunos de ellos ya habían estado tocando antes con otras bandas, que fueron muy bien recibidas. Y hacerse un nombre, al estilo de los Beatles en Hamburgo, que les facilitara más las cosas a la hora de comenzar a tocar en su propio país, en el que no sabían si iban a ser bien recibidos estando tan verdes como ahora.

Ritchie, Rod, Ian, Nick y Jon.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Help”

En aquel tiempo los miembros de la banda eran todavía bastante aprensivos con su futuro musical, aunque no se planteaban la posibilidad de pasar desapercibidos sin dejar rastro alguno. No se puede decir, pues, que pecasen de falsa modestia, porque sentían que tenían mucho que ofrecer musicalmente.

Ciertamente, tampoco es que fuesen unos recién llegados a este negocio; todos ellos tenían ya un pedigrí de cierta consideración. El teclista, Jon Lord, había estado tocando rhythm and blues con los Art Woods, la banda que lideraba el hermano mayor de Ron Wood, y tenía también mucha experiencia como músico de sesión, lo que le llevó a formar parte de la banda que se montó para salir de gira y capitalizar el éxito de “Let’s go to San Francisco”, un single que se había editado acreditada a los Flowerpot Men, que no eran más que un grupo ficticio, porque en realidad esas canciones las habían grabado sesioneros profesionales.

Ritchie Blackmore a estas alturas era ya casi un guitar-hero también; principalmente debido a su trabajo con el productor Joe Meek, contribuyendo con exuberantes toques de guitarra en discos de gente como Screaming Lord Sutch, Heinz y Mike Berry & The Outlaws. El batería, Ian Paice, había puesto sus baquetas al servicio de The Maze, cuyo cantante era Rod Evans, que ahora estaba también aquí con él. Y Nick Simper había sido el bajista de Johnny Kidd & The Pirates (de hecho, incluso había salido malherido del accidente que le costó la vida a Johnny Kidd) y también estuvo con Jon Lord en la banda que ponía cara a los Flowerpot Men. Además había tocado el bajo también con los Savages de Screaming Lord Sutch, por lo que también conocía ya de antes a Ritchie Blackmore.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Hush”

El concepto original para montar esta banda había sido bastante diferente a lo habitual. Dos hombres de negocios, con dinero de sobra y afición por el rock, eligieron invertir parte de sus ganancias en una nueva banda que iban a formar alrededor de Chris Curtis, el batería de los famosos Searchers. Pero a las pocas semanas, Chris pensó que los tipos que le habían puesto al lado eran demasiado salvajes para lo que él acostumbraba a tocar y se retiró discretamente, con lo que también desapareció el mecenazgo de los dos inversores.

Ya establecidos como quinteto, asumieron que la música que hacían podía funcionar bien por sí misma, pero que ellos necesitaban una imagen tan impactante como su sonido. Se inspiraron originalmente en Vanilla Fudge y comenzaron a construirse una imagen visual, creando varios personajes histriónicos que pudiesen ser algo salvaje en escena, lo que consideraban vital para interpretar sus canciones. Ritchie Blackmore y Nick Simper se pasaron horas y horas ante el espejo, perfeccionando sus posturas y movimientos.

A primeros de abril de 1968, tras abandonar la granja, la banda grabó una maqueta con algunas de sus canciones, entre las que incluyeron una versión de “Hush”, y acto seguido se encaminaron a Escandinavia, donde iban a comenzar una gira de 17 días en los que darían 11 conciertos. El primero de ellos fue en el salón de un instituto de Tastrup, en Dinamarca. Que no es que fuese un local muy significativo en el gran esquema de las cosas del rock and roll, pero que, el día 20 de abril de 1968, albergó la primera aparición de DEEP PURPLE.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Kentucky woman”

Aunque en realidad la banda por entonces tenía el nombre de Roundabout, que fue con el que aparecieron en los conciertos de aquella gira y con el que aparecieron ante aquellos 500 espectadores que no sabían que estaban siendo testigos de uno de los momentos estelares de la historia del rock. Y la verdad es que aunque se lo hubiesen dicho no se lo hubiesen creído, porque el estreno del grupo resultó un desastre.

La gente no protestó demasiado, ya sabéis, los fans mitómanos, con bastante cerveza y caña por la cara somos capaces de perdonar a cualquier banda; pero los plumillas locales, invitados aquella noche les dijeron que se parecían a Dave, Dee, Dozy, Beaky, Mick & Tich y todos los de la banda señalaron como causante del mal sonido a Nick Simper, con el que pillaron un cabreo tan monumental que se fueron del local en un momento en que éste estaba ocupado en los servicios plantando un pino y le dejaron allí tirado.

El pobre Nick, sin tener ni puta idea del extraño lenguaje que se hablaba en aquel país y no acordarse siquiera del nombre del hotel en el que se alojaban, se las compuso para llegar hasta él, donde se encontró con los otros cuatro en la barra del bar, lanzándole miradas asesinas. Nick tuvo con ellos más que palabras, pero no había más remedio que aguantarse y seguir. Tampoco es que durase mucho la asociación, no sabemos si se la tenían guardada o no mejoró el gusto por su forma de tocar el bajo, pero en junio de 1969, la situación en el seno del grupo había adquirido un cariz tan violento, que al regreso de una gira que hicieron por los USA, le expulsaron por fin de la banda, y con él le dieron puerta también a Rod Evans.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Hey Joe”

Pero volviendo a donde estábamos, los siguientes conciertos en Dinamarca siguieron resultando tan fríos como su clima, por lo que los planes de la banda de hacerse un nombre importante que les abriese las puertas de Inglaterra estaban fallando. Había que idear un plan B. Y éste consistió en terminar la gira como los Roundabuts, tal como estaban anunciados, pero enterrar el nombre para siempre allí mismo y comenzar de nuevo en Inglaterra con otro completamente nuevo que no les relacionase con estos fiascos. El nombre nuevo se le ocurrió a Ritchie Blackmore, al que su abuelita siempre le decía que ya que estaba en una banda de música, por qué no le tocaba la canción favorita de ella, una muy antigua que se llamaba “Deep purple”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Larry Clinton & His Orchestra – “Deep purple”

La salida de Nick fue muy agria, como os podéis imaginar, pero se tomó las cosas con bastante filosofía… “es mejor un hube sido que un nunca fui”… y aparte de seguir toda su vida montando y desmontando proyectos musicales que nunca gozaron de éxito alguno, se estableció en un barrio del oeste de Londres, donde abrió una empresa de pintura y decoración de casas, que es la que le ha dado seguridad económica para sus locos proyectos musicales paralelos, y que todavía debe mantener funcionando… si no se la ha cargado la actual crisis.

De la misma forma, Rod Evans también estuvo mezclado en varios proyectos musicales de nulo éxito, con el agravante de que en 1980 le enredaron para montar unos falsos Deep Purple, con él al frente de varios músicos de sesión, que solamente le valió para que la compañía de management del grupo real le demandase y le sacase una cantidad cercana a los 700.000 dólares en daños y prejuicios, que ha tenido que ir pagando a base de no recibir ni un céntimo de los royalties generados por los tres primeros discos de Deep Purple, en los que él participó como cantante. Aquel disgusto le retiró de la música para siempre y desde entonces se ha dedicado a ejercer la medicina en un indeterminado hospital de California, donde nunca ha querido ser encontrado más que por sus pacientes con problemas respiratorios.

Nick y Rod fueron sustituidos respectivamente al bajo y a la voz por Roger Glover e Ian Gillan y junto a los tres miembros que quedaron comenzaron una vasta y fructífera carrera musical que les ha asentado como una de las bandas más legendarias del rock y de la que, desde este punto, su trayectoria es tan ampliamente conocida que no necesitamos seguir ahondando en ella.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Smoke on the water”

Categorías: Simple twist of fate -

6 Comments

  • El dia 16.07.2012, David González dijo:

    jojo…y tuvo suerte que lo dejaran tirado en Dinamarca, donde parlan bastante bien el inglés. La verdad es que eran malotes esos Mark I. Las versiones de Help y Hey Joe son infumables. ¿Conocíais este video rodeados de conejitas playboy y riéndole las gracias a Hugh Hefner? http://www.youtube.com/watch?v=KiXcqxms3Bs

    • El dia 16.07.2012, Chas Newby dijo:

      ¿Casualidades del destino Don Jose?
      Hoy ha muerto Jon Lord de secuelas de un cancer pancreático

      • El dia 16.07.2012, Chas Newby dijo:

        Por cierto soy un maleducado, lo primero era desearles a todos un feliz verano. Esto de la crisis tambien nos afecta a la cabeza :)

        • El dia 16.07.2012, carrascus dijo:

          No jodas, Chas…!!!! Pues no, no lo sabía; ha sido casualidad del destino como usted dice… aunque en realidad estoy empezando a asustarme, porque ya es la tercera vez que ocurre que publico un post y antes de una semana (en este caso incluso en el mismo día) se muere uno de los músicos de los que hablo… Maese Rancio ya me advirtió una vez.

          Y no se preocupe, Chas. Al contrario, le agradezco sus deseos de felicidad veraniega. Haremos todo lo posible porque así sea. Le deseo a usted lo mismo. Y que tenga otro de esos felices viajecitos que se pega usted de vez en cuando. Un abrazo.

          David, se les ve felices en el video, eh… jejeje…

          • El dia 19.07.2012, David González dijo:

            DEP Jon Lord. EL TECLISTA del rock. Recuerdo aquellas revistas Heavy Rock donde siempre salía el primero de los ranking de “mejor teclista”. Carrascus…ni mihita de un post sobre Neil Young, por si acaso.

            • El dia 19.07.2012, carrascus dijo:

              Jejeje… no te preocupes, amigo David, que el próximo que tengo medio redactado va de una banda en la que la mitad ya están muertos.

              (Required)
              (Required, will not be published)

              Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.