Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
PRESERVATION ACT
Carrascus

Lo que podía haber sido una gloriosa tarde de verano, el 15 de julio de 1973, se convirtió en algo bastante lamentable.

Los espectadores que había en el estadio White City de Londres estaban muy tristones y apagados, enfriados por una continúa llovizna impropia de las fechas en las que estaban, que hacía más lamentable todavía las mediocres interpretaciones de los grupos de segunda fila que iban apareciendo por el escenario, a su vez feo y soso por las lonas extendidas para intentar proteger el equipo de sonido.

Incluso las estrellas del evento, THE KINKS, iban después interpretando dificultosamente su catálogo de quintaesenciales himnos con el mismo entusiasmo que ponen las vacas cuando van camino del matadero. Y cuando parecía que ya nada podía ir peor, Ray Davies se tambaleó ante el micrófono, trastabillando para que no se cayese la lata de cerveza que había colocado precariamente sobre su cabeza, y anunció que iba a abandonar a la banda.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“You really got me”

“Estoy hasta los cojones de todo esto”, escupió. “Estoy hasta la polla de estar aquí”. Y entonces, ocurrió lo más deprimente de todo… no pasó nada.

Nada en absoluto; no hubo ni siquiera un silencio de sorpresa por el anuncio. Porque la mayoría de la audiencia apenas pudo oírlo. Y los demás de la banda seguramente tampoco sabrían si lo decía de verdad o no.

En aquellos días, los demás Kinks no sabían qué podían esperar de Ray Davies. Llevaba varias semanas muy deprimido, en parte porque estaba trabajando demasiado, aunque eso era algo que siempre hacía; pero sobre todo porque su mujer, Rosa, le había abandonado y se había llevado a sus dos hijas con ella. Desde entonces Ray apenas comía ni dormía.

Los demás no estaban muy seguros de que Ray pudiese salir a cantar aquella tarde y tenían músicos extra preparados por si tenían que salir a actuar sin él. Todos se sintieron aliviados cuando Ray llegó al estadio solo unos minutos antes de que tuviesen que empezar. A pesar de todo, traía bastante mala cara, no parecía estar muy bien. En el backstage estaba muy callado y el road manager tuvo que convencerle para que saliese al escenario.

Una vez allí fuera, Ray Davies se comportó como el gran profesional que era, y cuando su actuación estaba llegando al final fue cuando hizo su extraño anuncio. Los demás, repito, no sabían si tomárselo en serio o no. Ray siempre se tomó las cosas demasiado a pecho y era muy propenso al melodrama, así que puede que aquello fuese el final de la banda… o puede que no.

Lo que ninguno de ellos sabía, de hecho, era que Ray Davies era un suicida esperando a morir.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Lola”

Poco antes del concierto Ray se había tragado un bote entero de anfetaminas. No era un gesto melodramático, él quería morirse de verdad. Y los demás no tenían ni idea. Su hermano Dave estaba tan enfadado con él por su anuncio por sorpresa que no le dirigió la palabra siquiera cuando terminaron, sino que salió del estadio y se fue directamente a su casa.

No mucho después, cada vez más atontado por el efecto de las pastillas, Ray se las arregló de alguna forma para llegar hasta la recepción del hospital de Whittington. “Me llamo Ray Davies y me estoy muriendo”, dijo al llegar. Y todos los que había allí se rieron.

Todavía llevaba puesto cuando llegó ese traje casi de payaso que veis en las fotos, y el maquillaje del concierto, bastante corrido ya. “Te creemos, te creemos…”, le contestaron.

Y momentos después el angustiado cantante se dobló sobre sí mismo y cayó al suelo. Las sonrisas se esfumaron de la cara de todos los presentes y los celadores le llevaron rápidamente a la sala de urgencias.

La lluvia había cesado y Dave Davies contemplaba la suave noche estrellada cuando recibió una llamada telefónica pidiéndole que acudiese al hospital lo más rápido posible. A Ray le estaban bombeando el contenido del estómago y estaba seriamente enfermo.

Cuando Dave llegó, Ray parecía perdido. Se sentía fatal y Dave sintió mucha lástima por él. Todo el mundo sabía que los hermanos habían tenido agrias discusiones que la prensa había hecho públicas, pero entre ellos siempre existió un vínculo muy estrecho. Con todo el éxito que habían tenido siempre pensaron que eran invencibles, pero en ese momento, los dos se estaban dando cuenta de pronto de lo frágiles que eran en realidad.

Pero a esta dolorosa escena le siguió otra más patética aún, cuando Dave le sugirió que lo mejor que podía hacer era irse a su casa. Ray le miró y le dijo: “…pero es que no tengo a dónde ir…”. Aquello acabó con Dave. Lo único que hizo fue cogerle del brazo y llevárselo a su propia casa, donde él y su mujer le estuvieron cuidando durante un par de semanas.

Fueron malos momentos para todos, pero aquella experiencia llevó a Ray y Dave a reconectar entre ellos, a hacerles más fuertes. Cuando los Kinks por fin volvieron al trabajo, los hermanos estaban decididos a demostrar lo que valían. Y seguramente eso fue lo que definitivamente llevó al resurgimiento de la popularidad de la banda a finales de los años 70.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Underneath the neon sign”

Todo lo que veo es imitación.
Y no hay tierra bajo mis pies;
no hay árboles ni campo frente a mí,
solo planchas de cemento.
Los rascacielos alcanzan las nubes
y no dan a la luna la oportunidad de brillar.
Pero yo he conseguido la imitación de la luz de la luna
debajo del anuncio de neón.

¿Es real o es solo una ilusión?
¿Puede ser de día cuando es de noche?
¿Es solamente mi impresión?
¿O son los sentidos, que me engañan?
¿Es solo una alucinación?
¿Le he pegado demasiado al tinto?
No sé si es de día o es de noche
cuando estoy debajo del anuncio de neón.

Naturaleza electrónica creada por hombres con mentes de robots.
Las luces de la gran ciudad guían mi camino en la noche.
La oscuridad brilla
cuando estoy debajo del anuncio de neón.

Si no hubiese luz solar
nos bañaríamos de sol con el anuncio de neón.
Y si no pudiéramos ver las estrellas en la noche
nos sentaríamos a mirar las luces del tráfico.

Si no hubiese ninguna luz diurna
yo tendría una imitación del amanecer,
conseguiría la simulación de la claridad del sol
debajo del anuncio de neón.

¿Es solo una ilusión?
¿Le he pegado demasiado al tinto?
¿Puede ser de día cuando es de noche?
Bajo el anuncio de neón.
Bajo el anuncio de neón.
¿Es la madre naturaleza
jugándole malas pasadas a mis ojos,
y por eso brilla la oscuridad
cuando estoy debajo del anuncio de neón…?

Categorías: Simple twist of fate -

13 Comments

  • El dia 17.05.2012, zinvia dijo:

    quillo, esto es el colmo de los colmos… sólo faltaba que se hubiera quedado tonto o así por la ingesta de las pastillas… vaya telita

    • El dia 17.05.2012, zambombo dijo:

      El rockero atormentado, todo un estereotipo, o una subclase de artista. Imagino que también hay gente feliz entre los músicos, pero parece que cuesta encontrarla.

      • El dia 17.05.2012, carrascus dijo:

        Joé, Zinvia; la cantidad de buenas canciones que habría dejado de hacer de haberse frito en ese momento, jejeje… aunque, no recuerdo bien ahora, pero creo que nunca llegó a componer alguna que superase a las que había escrito antes de esto… pero no estoy seguro, hablo de memoria.

        De lo que sí lo estoy es de que a veces se convirtió an alguien demasiado fatuo, e incluso previsible… por ejemplo, cuando le ví en el 93 en Coruña me pareció una especie de Javier Gurruchaga inglés. ¿Qué opina usted, David, que también estuvo allí…?

        Y ahora cada vez costará más, amigo Zambombo… sobre todo después de que el Ministro del ramo (fue él, no?) dijese hace unos días que los músicos tienen que cobrar menos por sus actuaciones.

        • El dia 17.05.2012, David González dijo:

          Yo estaba de botellona hacia la mitad-fondo de Riazor. Así que no me acuerdo muy bien.

        • El dia 17.05.2012, David González dijo:

          La verdad es que a partir de ese renacimiento se le fue un poco la olla con tanta opera rock. Cuando se cansó sí que publicaron varios discos que me gustan bastante como “Sleepwalker” o “Low Budget”. Joyitas las hay dispersas. La que usted cuelga de “Underneath the Neon Sign”, “A Rock’N’Roll Fantasy”…quizá “Cath Me Now I’m Falling” sea de las que más se acerca al nivel de la primera etapa con Pye. También hablo de memoria. En cualquier caso me declaro fan incondicional de los Kinks.
          Saludos.

          • El dia 18.05.2012, fab4 dijo:

            Yo tambien me declaro fan incondicional de los Kinks, aunque personalmente su etapa de los años 60 es la que considero más llena de canciones inmortales. Aunque nadie puede negar el talento como compositor de Ray Davies, para mi de lo mejorcito de todos los tiempos en el pop.
            También es hasta cierto punto inevitable que al cabo de tantos y tantos años se vaya “degradando un poco ese espiritu”. Creo que los Kinks han sido una de las bandas que más años han seguido sin interrupción, y eso desgasta. Pues lo dicho …God save The Kinks

            • El dia 19.05.2012, carrascus dijo:

              Crónica Express de la primera noche del Territorios. Love of Lesbian por debajo de mis expectativas de no haberlos visto nunca en directo y esperar que fuesen la hostia, como casi todo el mundo me decía. El Kiko entrañable, abriendo con “Los delincuentes” pero la segunda canción, también en formato acústico me bajó la moral; en la tercera salió el Charly a acompañarle con otra guitarra acústica má…s, pero yo ya iba camino de Tortoise. Éstos estuvieron fantásticos, sobre todo cuando se montaban un rollo tipo Can o Weather Report, pero se ponían algo cansinos en las piezas que sonaban más a jazz-rock plomizo; pero fue un concierto en el que se pudo disfrutar. El Tricky estuvo cortito con sifón y tenía un sonido que hacía que te perdieses todo lo bueno que puede tener una pieza de trip-hop; cuando se venían arriba (como en la versión del “Ace of spades” de Motorhead) ganaban bastante. Eso sí, la tía está de güena que se rompe. Y me sobró el numerito de permitir que la peña se subiese con ellos al escenario.

              De los Milkyway Express me dio tiempo de escuchar solamente la última canción, que sirvió para que me preguntase amargamente qué coño había hecho yo aguantando al Tricky cuando hubiese podido estar allí disfrutando de aquel buen rollito. Como para los Enemigos aún quedaba tiempo después de descansar mi maltrecha rodilla mientras me comía un bocata inmenso (cortesía de mi queridísima amiga Lu), fuimos a curiosear un poco a Amaral. A mí no me gustan mucho sus canciones y no los sigo más que cuando me los encuentro por casualidad en la radio, pero no me duelen prendas en decir que anoche fueron la banda de mejor sonido, de mejor puesta en escena y de mayor efectismo de todas las que se dieron cita en Territorios.

              Y a disfrutar y divertirse después con los Enemigos. Nos dieron lo esperado e incluso más. Lo mejor que se puede decir es que nos lo hicieron pasar muy, muy bien. Ya solo quedaba que los Basement Jaxx pusiesen la música de fondo mientras me dirigía a la salida, pasadas las 4 y media de la mañana, que hoy había que currar. De hecho estoy escribiendo esto desde el curro, en vez de estar produciendo pa levantar el país.

              Esta noche más… y esperemos que mejor…

              • El dia 21.05.2012, Rinat Rafaé dijo:

                ¡¡Qué grandes son los Kinks, joder!!

                Lástima que no hubieras visto a los Milky, a mi me pasó lo mismo que a ti con Tricky, pero al revés, me vi a los Milky y llegué para ver un par de temas de Tricky y poco más.

                Ahora lo del sábado fue una burrada, el combo Iggy Pop-!!!-Buraka Som Sistema fue un rompepiernas de aupa!

                • El dia 21.05.2012, carrascus dijo:

                  Me alegro de que tú si disfrutases con los !!! (Los Tres Palotes, pa los amigos); lo que me parecieron a mí ya lo habrás leído ahí abajo. Al releerlo me pregunto si no he sido demasiado duro con ellos… pero en seguida me contesto que no :)

                  Quedarme a los Buraka ya hubiese sido demasiado pa los güesesitos de mi rodilla derecha, así que me pareció mejor opción una cervecita de camino al coche, jejeje…

                  Ya sabes donde tienes tu casa, Rinat… por cierto, de los habituales del blog, que levante la mano quien haya pillado el chiste del Nick de nuestro nuevo amigo.

                  Al Koloke y a los demás que les vaya el fútbol, pueden tener diversión garantizada en el blog que se abre al pinchar en su nick… ya sean béticos o sevillistas.

                  • El dia 21.05.2012, Rinat Rafaé dijo:

                    Pues muchas gracias carrascus, la verdad es que llevo tiempo pasando por aquí y empapandome de tanta calidad en los artículos pero nunca me animo a comentar, pero nada, me pongo las zapatillas de estar por casa y me deslenguo en un momento!!

                    Muchas gracias por la publi del blog, por cierto!! 😉

              • El dia 20.05.2012, carrascus dijo:

                Crónica Express de la segunda noche del Territorios. Sin descansar siquiera me fui muy temprano porque tenía ganas de ver en directo a los Mission of Burma. Cuando comenzaron había muy poca gente ante el escenario, lo que hizo que pudiésemos disfrutar de un brutal arranque desde una primera línea en la que nos salpicaba su tralla. Pero el grupo fue pasando de muy bueno a regulero a medida que sus propuestas musicales se iban haciendo más lineales y solo les mantenía la intensidad. No llegamos a terminar aburriéndonos con ellos porque el concierto apenas llegó a una hora de duración. Al bajista le salió de dentro un grito en español de “Vivan los indignados”, bien por él; y debería tunear un poco su instrumento, porque cualquier día se le deshace en pedazos; nunca en mi vida he visto un bajo con más desconchones que el suyo.

                Supersubmarina no hicieron que en ningún momento fuese superior la atención que les prestaba que la que tenía hacia la cerveza que estaba compartiendo con mis amigos. Era la hora de ir a ver al Pájaro. Partiendo de la base de que a mí no me gusta la música que hace y que todo me suena a pastiche una barbaridad, anoche disfruté viendo como lo hacían todos los que andaban por allí, que estaban extasiados con lo que oían y con la compañía de correligionarios silvianos que les rodeaban; y no era para menos, porque aquello no era un concierto, aquello era una misa. Y como ocurre en las primeras comuniones (guiño para mi reencontrado amigo Enrique) yo ya de lo único que tenía ganas era de que la ceremonia terminase lo antes posible para irnos al salón del banquete, que en este caso no era otro que el escenario en el que aparecería Iggy Pop cuando terminase de ver la final de la Champions, que para eso se había hecho instalar una wifi en su camerino y tó.

                Se ve que la Iguana no llegó a enterarse de quién fue el campeón, porque mientras estaban la prórroga y los penalties él acudía puntualmente a nuestra cita. Allí estaban; los Stooges recordándonos prácticamente toda su colección de canciones obscenas, indecentes y guarras. Me moví por varios sitios, siempre entre las primeras filas, compartiendo éxtasis con amigos vintage que encontraba por aquí y por allá, canté a voz en grito “I wanna be your dog” con el Chuma, con esa letra medio en inglés medio en indio papuchi con que solía hacerlo cuando la versionaba cantando en los Malpaso; la rodilla me recordó que los botes se habían terminado para mí en uno de ellos que convirtió mi aullido de “No fuuuuun” en un “oooouch” de dolor; me tuve que quitar de encima a José Manuel, el Gordo de Burial, cuando tras el grito de Iggy de “Mucho sexooo”, se abalanzó sobre mí dispuesto a follarme allí mismo; vi como el Koloke perdía uno de sus zapatos entre la bulla con tal de tocar a la Iguana cuando se tiró sobre el público; compartí abrazado a Manuela Vollini su sensación de estar asistiendo a una representación de la historia del rock… estuve en un concierto de rock’n’roll como hacía tiempo que no estaba; a mi lado todo era desorden, confusión, alegría. Con Iggy tuvimos anoche todos los elementos de la vida de una estrella del rock; tuvimos la constatación de que estábamos ante una leyenda que ha abierto muchas puertas a discípulos e imitadores a través de los años; tuvimos el ritmo que te machaca y la guitarra que te taladra; tuvimos al cantante desatado que te hipnotiza desde el escenario… y tuvimos también la constatación de la dura realidad actual que a veces convertía en intentos patéticos los movimientos de la Iguana en su hábitat. De muy mala calidad tenía que ser la heroína que se metían en aquellos años porque los ha dejado cojos a todos, a Iggy, al bajista, al batería… hey hey, my my, rock’n’roll can never die… my my, hey hey, rock’n’roll is here to stay… anda que no…

                Lori Meyers fue después el fondo musical de un picnic nocturno sobre la yerbita, dando buena cuenta de un bocata de cola de toro, cortesía nuevamente de mi cada vez más queridísima amiga Lu, antes de la decepción del final.

                Tenía yo ganas de ver a los !!! porque sus discos me gustan y sus referencias sobre ser una banda buena para levantar un festival eran un buen presagio. Pero todo fue salir a escena el cantante y derrumbarse las ilusiones. Porque es que cuando uno está viendo a una banda en directo también es muy importante el componente estético que aporte y la visión del nota aquél era lo más antiestético del mundo: te abducía, te maltrataba los sentidos, te anulaba la capacidad de disfrutar y solamente veías a una loca exhibiéndose tras el que sonaba un chunda chunda casi tan infame y cutre como los pantaloncitos cortos que se puso. La pésima calidad del sonido hacía que los acordes que pudiesen salir de la guitarra y los dos teclados que veíamos pero no escuchábamos hacía que aquello no se pareciese en nada a la música que yo tenía en mente. Que el Koloke dijese que aquel pasteleo discotequero era igual que lo que se oye desde fuera del Antique y el cabrón te hiciese el dibujo mental de Sergio Ramos bailándolo fue demasiado para soportarlo ya, así que nos fuimos todos a gastarnos la últimas fichas que nos quedaban en la cerveza que nos bebimos mientras íbamos saliendo de camino a casa.

                • El dia 28.06.2016, lorenpop dijo:

                  Repaso la gran Obra Maestra de PRESERVATIONS despues de lo ocurrido a Ray Davies en un momento bastante dificil en su vida personal. Se sobrepuso con una Maravillosa e Imponente Obra Musical.

                  Preservation act 1 (1973) -- “Es mas convencional pero guardando la estetica de la opereta integra”.

                  Uno de los proyectos más ambiciosos de Ray Davies al frente de The Kinks. Dosificado en dos partes, Davies presenta esta primera entrega con su habitual derroche de lucidez lírica y musical, edificando potentes temas rockeros como “One of the survivors”, “Here comes Flash” o “Demolition”, todos ellos realzados por una estupenda sección de metal que se encuentra presente en practicamente todo el álbum.

                  En el mismo, también figuran otras canciones más apacibles y que rezuman gran clase, del estilo de “Daylight”, “There’s a change in the weather” (un tema de compleja estructura) o “Where are they now”. Su amado y socorrido sonido music-hall es el fundamento de la hermosa “Cricket”.

                  La culminación compositiva dentro de un conjunto más que notable son las extraordinarias “Sweet Lady Genevieve”, “Money and corruption/I am your man” y “Sitting in the midday sun”, tres gemas que exprimen al máximo el caudal artístico del gran Ray Davies. Este Acto es algo mas convencional que el maravilloso Act 2.
                  ——————————————————————————————————————————————————-

                  Preservation Act 2 (1974) -- “Doble album de la Imponente obra teatral”.

                  Segunda parte del incomprendido e infravalorado proyecto “Preservation”, editado como un doble álbum en el que se intercalan las canciones con breves fragmentos de un narrador (Chris Timothy) relatando la historia ideada por el genio Ray Davies.

                  “Preservation act 2” está más cercano a la idea original de Davies para el proyecto que la primera entrega, razón que justifica la mayor cantidad de material aquí incluido.

                  Aunque en lo que a calidad se refiere los dos discos están muy parejos, en esta segunda parte el talento inagotable de Ray aflora en excelentes temas que se mueven entre el pop, el rock y el vodevil y que rebosan ingenio en unas texturas tremendamente imaginativas y complejas, acompañadas de unos siempre notables textos y un innato sentido del ritmo y la melodía.

                  Todo esto se refleja en prodigiosas composiciones como “When a solution comes”, “Money talks”, “Scum of the earth”, “Second-hand car spiu”, “He’s evil”, “Mirror of love” (puro cabaret), “Nobody gives”, “Salvation road” o “Oh where oh where is love?”, una bellísima canción interpretada a dúo con Marianne Price, algo que se vuelve a repetir en “Nothing last forever” y la elegantisima gran mini-suite “Artificial Man” (temazo). Album con un sonido elegante en todos sus arreglos musicales y con una producción muy limpia que hace que el concepto de la obra desde la primera hasta la última suene bello, ingenioso y esteticamente colorido.

                  En consecuencia para mí es la Obra y el proyecto mas brillante que Ray Davies hizo en su carrera como artista sin ser su mejor trabajo a pesar de hacerlo en unos de sus peores momentos de su vida. El derroche de creatividad que supuso crear un proyecto del tal envergadura fué bestial. Para los críticos y/o los que no llegaron a entender ésta Obra maestra y como dijo Ray Davies recientemente de que era una obra incomprendida y que lo volvería a hacer de nuevo y que para aquellos que en su dia no le gustaron o se dejaron llevar por las malas criticas erróneas que le volvieran a dar una oportunidad. Cierto que son obras no fáciles de escuchar y se dejan y a veces sin escucharlos al completo, y que por eso este tipo de albumnes conceptuales hay que escucharlos varias veces y hasta muchas para cogerle el tranquillo, pero de gustarte es un gustazo. En mi caso como melómano y coleccionista no es solo unos de mis favoritos de The Kinks sino en general del classic Rock. Saludos

                  • El dia 07.02.2017, Preservation Act 2 Obra maestra dijo:

                    No es un album comprendido porque la gente lo ven como un disco de canciones sueltas y no lo es!!!(a pesar de tener muy buenas canciones), y por eso no saben lo que escuchan, entre ellos críticos que ni siquiera lo han escuchado y entre ellos se copian sus opiniones. Es una Opereta no son canciones sueltas que suenan a grandes Hits o a algo parecido. Son preciosas piezas de melodias que estan muy cohesionadas sin intención a que suenen a comercial. Las operetas son así un conjunto de piezas de melodias cohesionadas por una historia … y el que lo entienda muy bien y el que no!, el se lo pierde. Porque Preservation Act 2 es una gozada de album.

                    (Required)
                    (Required, will not be published)

                    Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.