Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
EN BUSCA DEL ACORDE IMPERFECTO (1)
Categorías: Forever Young
Carrascus

Lee Mavers siempre creyó que THE LA’S iba a ser una banda de las más grandes. Él podía escuchar el sonido en su cabeza. Entonces… ¿por qué casi treinta años después todavía no ha podido trasladar ese sonido a una grabación?

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Timeless melody”

Creo que se puede decir que Lee Mavers ha estado haciendo desaparecer su arte. En los primeros años ’90 el eje creativo de The La’s volvió la espalda al negocio musical, sobre todo escocidos por la decisión de Go! Discs de editar una versión “inacabada” del primer disco del grupo, contra los deseos de sus miembros. Las historias sobre cómo se grabó este disco han pasado a formar parte de las leyendas urbanas del rock. Durante un periodo de tres años una gran cantidad de diferentes componentes de la banda, productores y movimientos en los estudios no fueron capaces de capturar apropiadamente la música que Lee Mavers escuchaba en su cabeza. Es famosa la petición que en un momento determinado hizo Mavers de una mesa de mezclas original de los años ’60. Se le proporcionó, sí; pero el sonido todavía no era el que buscaba. ¿El problema?: “No tenía sobre ella el polvo original de los años ‘60”.

La gota que colmó el vaso cayó en el verano de 1990, cuando los exasperados directivos de Go! Discs contrataron al productor Steve Lillywhite para recuperar de una vez el disco, lo que para Lee Mavers significó una puñalada trapera y señaló que el disco resultante era “una puta mierda, el peor disco del mundo”. Y aunque en realidad el disco, “The La’s”, fue enormemente alabado por la crítica, Lee Mavers fue incapaz de perdonar a Go! Discs que le mostrase dos caras. Desilusionado y cabreado, se convirtió en un recluso apartado de la vida musical, negándose a cumplir su compromiso de grabar el segundo disco.

Hoy día, veintidós años más tarde, todavía seguimos esperándolo.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“There she goes”

Por ahí va.
Por ahí va otra vez.
Corriendo por mi cerebro.
Y no puedo contener
la sensación que me embarga.

Por ahí resopla.
Por ahí resopla otra vez.
Latiendo en mis venas.
Y no puedo contener
la sensación que me embarga.

Por ahí va.
Por ahí va otra vez.
Me llama.
Me arrastra.
Nadie más puede aliviar mi dolor.
Y no puedo contener
la sensación que me embarga.

Por ahí va.
Por ahí va otra vez.
Persiguiéndome sin cesar.
Y no puedo contener
la sensación que me embarga.

Por ahí va.
Por ahí va.
Por ahí va.

Cuando Oasis grabaron su primer single, allá por 1994, Noel Gallagher dijo en los periódicos que la misión de su banda era “terminar lo que The La’s habían comenzado”. Este comentario reavivó el interés de la gente en Lee Mavers, que por entonces llevaba una existencia misteriosa en las penumbras de Liverpool, su ciudad natal, a la que había vuelto; y de él comenzaron a decir que era “el gran compositor perdido de su generación”, “el arquitecto original del Britpop”, “el salvador del rock británico”… incluyendo en sus comentarios de forma invariable como prueba de ello su hit de 1990, “There she goes”, con su infecciosamente alegre riff y su melodía, melancólica y eterna, que parecía indicar que Lee Mavers poseía el arcano secreto de la fórmula mágica del éxito en el pop.

Sin embargo, los inicios de Lee no fueron así; The La’s comenzaron siendo una banda de art-rock experimental, con un sonido que apenas les habíamos escuchado nunca hasta el advenimiento del internet y la edición de “Breakloose: Lost La’s 1983-86”. La banda se compuso alrededor de Mike Badger, un estudiante de arte especializado en poesía, que se encontró con Lee Mavers en 1980, cuando Liverpool estaba experimentado su primer relanzamiento musical desde los Beatles y el Merseybeat.

Ahora puede que suene ridículo, pero aquella escena, con los Bunnymen, Wah!, Teardrop Explodes, era muy real. Tú podías pasear por la ciudad y ver a Ian McCulloch y a Julian Cope sentados en la terraza de un café. Sentías que era posible estar en una banda… lo más raro es que mis aspiraciones musicales levantaron el vuelo cuando conocí por casualidad a Captain Beefheart en una galería de arte de Manchester. Yo no sabía quién era; le vi allí en el vestíbulo dirigiéndole palabrotas a su bloc de dibujo y me acerqué a él y le pedí que me dejase verlo; pasé media hora con él y fue fantástico, fue un momento fundamental en mi vida. Cuando regresaba a casa me paré en una tienda de segunda mano y me compré una copia de su disco “Clear Spot”. (Mike Badger)

El mundo de Mike Badger recibió una nueva sacudida cuando vio en directo al grupo post-punk Neuklon dando un concierto en una fiesta de su escuela. Esta banda tenía a dos tíos tocando sintetizadores y a Lee Mavers tocando el bajo y haber teloneado a Orchestral Manoeuvres in the Dark les había servido para que Roger Eagle, el manager más influyente de Liverpool, les considerase como el futuro del rock. Damos de nuevo la palabra a Mike para que nos cuente la génesis de The La’s.

Yo entonces estaba estudiando en Londres y una noche soñé con el nombre de The La’s. Al día siguiente volví a casa de mi madre en Liverpool y en la parada del autobús de al lado vi a Lee… aquello era una señal. Un día después le llamé por teléfono y quedamos en su casa; y allí, en el dormitorio de su hermana, con unas guitarras acústicas compusimos “My girl sits like a reindeer”, la canción que después se convirtió en “Feelin’”. La cosa funcionó bien; yo iba a mi aire y Lee sacaba los riffs.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Feelin'”

El abuelo de Lee Mavers había sido guitarrista de jazz y su padre era un gran melómano, así que él tuvo la oportunidad de escuchar muchos discos de jazz mientras crecía, aunque probablemente, desde su nacimiento estuvo ya marcado con el signo de la música. Durante los siguientes 18 meses, los dos estuvieron en el piso del uno o del otro escribiendo una sucesión de canciones de las que posteriormente aprovecharían casi todas, ayudados, en el más puro estilo The La’s, por una interminable sucesión de amiguetes en el bajo y la batería. Los discos de Iggy Pop, Big Bill Broonzy y, por supuesto, Captain Beefheart, no paraban de girar en sus tocadiscos. Ahora lo que necesitaban era un catalizador que les sacase de las habitaciones de sus casas; y lo encontraron en la persona de John Power.

En la próxima entrada tendremos ya a The La’s apropiadamente compuesto como grupo de rock y conoceremos su extraña manera de funcionar.

Categorías: Forever Young -

10 Comments

  • El dia 27.03.2012, Juanlu dijo:

    Los vi (bueno, a pesar de venderse como The La’s, solo vi a Lee y a un bajista) el años pasado en el festival Rock en Seine… y no tengo palabras para contar mi decepción! Mejor os dejo un video:

    http://www.youtube.com/watch?v=dKYG_Qg1qto

    • El dia 27.03.2012, carrascus dijo:

      Pues sí, amigo Juanlu. Decepcionante, como practicamente toda la vida de Lee. Ya lo iréis comprobando a medida que avance la serie.

      Oye… parece que el Sevilla levanta por el vuelo por fin…

      • El dia 27.03.2012, Red River dijo:

        Mmm, qué ganas de esta serie!
        Porque a pesar de las jamadas de coco de de Mavers, y del decepcionante video apuntado en el comentario de Juanlu, el disco de La’s, diga lo que diga su creador, es fantástico, y There she goes, un pelotazo power-pop de los que me hacen salibar.
        Así que aquí me tendrá, al pie del texto.

        • El dia 27.03.2012, zambombo dijo:

          Mucha curiosidad por estos artículos. Conocí a The La’s hace muchos años gracias a un CD que me prestó un amigo, y hasta ahora no había vuelto a saber de ellos. Estuvimos a punto de hacer una versión de ellos por entonces, pero al final nos decantamos por un tema de Ned’s Atomic Dustbin.

          Respecto al vídeo, es que tengo aversión al formato. O se hace un acústico, o se coge a un tío que al menos marque el ritmo a la batería, que seguro que cualquier técnico de los que hubiera por ahí da el apaño. O como mínimo, a un bajista que haga algún coro. Sobre todo con un tema tan repetitivo como este, leñe.

          • El dia 27.03.2012, carrascus dijo:

            Anoche estuve en el concierto de Low en el Teatro Central. No tenía pensado escribir nada, pero uno de los habituales del blog de Lu me ha pedido en sus comentarios que le contase algo, y ya puestos, una vez escrito también puedo compartirlo con vosotros.

            Pues estuvieron muy bien. Y nos hicieron disfrutar mucho con ellos a los seguidores de Low de largo recorrido porque rescataron varias canciones de sus primeros tiempos, que Alan Sparhawk presentó como de “las realmente buenas” de ellos. Y sonaron “I Could Live in Hope”, “Words”, “Shame”… ni siquiera la puñetera gente que solo va a los conciertos a fastidiar a los demás con sus interminables charlas logró distraernos de un sonido limpísimo y fantástico que hacía que se escuchase todo, desde el susurro más apagado de Mimi (cuando ella canta el mundo se para, como he leído por ahí) hasta el más leve punteo de guitarra. El tercero en el escenario era Steve Garrington, con un bajo del que de vez en cuando se pasaba a los teclados… jejeje, Alan lo presentó diciendo: “…a los teclados, Steve Garrington”, y éste le miró extrañado, contestándole: “¿A los teclados…?”

            Empezaron muy fuerte, con “Monkey”, y de la potencia de ésta fueron bajando a las armonías que suelen marcarse entre Alan y Mimi en otras como “Silver rider” y no empezaron con su último disco hasta la tercera o cuarta canción. Después fueron desgranando las que más conocemos de siempre: “California”, “Amazing grace”, “Dinosaur act” y algunas de las más nuevas, como “You see everything” o “Especially me”. Al final tendrían que haber terminado los bises con “Nothing but heart”, que es una pura tormenta de rock, pero se empeñaron en bajar el climax con otra canción más, ésta bastante más suave y mística, con una letra igualita a la de otra canción que enseñaron a mi hijo en la catequesis de la primera comunión. Pero bueno, fue una noche para recordar, a pesar de este final en plan religioso, en el que Alan se despidió pidiendo que el sol nos ilumine y se aparte la oscuridad.

            En dos años es la tercera vez que Alan aparece por Sevilla actuando, parece que le ha cogido gusto a esta ciudad, así que no es extraño algo que me pareció escuchar que dijo entre canciones, mientras yo venía de recargar cervezas, sobre el aroma de los naranjos. Por mí que siga viniendo siempre que quiera. Y parece que por el resto de nuestros paisanos también, porque anoche, con los asientos quitados, el teatro estaba prácticamente lleno.

            • El dia 27.03.2012, lu dijo:

              “Una puta mierda, el peor disco del mundo”. ¿Cómo sonaba en su cabeza, por Dios?

              • El dia 27.03.2012, carrascus dijo:

                Pues Lu, no sé si seré capaz de describírtelo en los siguientes posts… :)

                Me alegro de tenerles ahí, amigos Red River y Zambombo; espero no defraudarles con las demás entregas. La verdad es que la historia de The La’s es digna de que se cuente bien.

                Y ahora, quería deciros que otro de los amigos del blog me ha advertido de que cuando abre nuestra página, últimamente su antivirus le advierte de que “ha bloqueado un ataque Fake AV Redirect 31 desde 127.0.0.1.”

                Cuando yo abro el blog desde el ordenador de mi curro no me pasa, ni a mi hijo desde su portátil tampoco… no sé si a algunos más de vosotros le ocurre eso o tiene alguna idea de por qué coño puede ser. Si es así os agradecería alguna información.

                • El dia 28.03.2012, zambombo dijo:

                  Pues a mí no me ocurre, pero estoy viendo que el blog está siendo acosado por los spammers… ya se han colado un par de mensajes, en los últimos días.

                  • El dia 28.03.2012, carrascus dijo:

                    Me alegro de que a usted no le ocurra; posiblemente solamente le ocurrirá al que me lo ha dicho por algo que ocurra con su antivirus.

                    Sobre lo del acoso de los spammers, eso ha sido de siempre. Es cierto que últimamente se han colado algunos que han sido más listos, pero el detector y borrador de spam que tengo instalado le ha cortado el paso a… espérese que lo miro… sí, 53.894 spams. Jejejejeje… menos mal que no los he tenido que borrar a mano como los dos éstos que se han colado estos días…

                    • El dia 28.03.2012, Red River dijo:

                      No tenga problemas, carrascus, que de momento, el único virus del que me avisa mi ordenador es el que debía tener Mavers en su cabeza!

                      (Required)
                      (Required, will not be published)

                      Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.