Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
EN LAPONIA HACE FRÍO, PERO YO ME RÍO
Carrascus

El próximo jueves hay una huelga general. La convocan los sindicatos y por eso mucha gente no la secundará. Pero aparte de quien la convoque, no podemos perder de vista el hecho de que la huelga es para protestar contra la reforma laboral que el gobierno nos ha impuesto.

Yo no te voy a decir desde aquí lo que debes o no debes hacer, pero me gustaría hablarte de cómo nos afecta esta reforma a los trabajadores ya que me imagino que no habrás tenido oportunidad ni ganas de leerte el tocho enorme en el que está redactada.

Esta nueva ley nos arranca a los trabajadores derechos que teníamos consolidados no ya desde el final de la dictadura o desde las negociaciones posteriores llevadas a cabo ya en nuestra era democrática, sino también derechos que se habían conseguido incluso a principios del siglo XX. Y además nos la ha impuesto el gobierno como decreto ley; es decir, no ha hecho un proyecto de ley que pueda discutirse en nuestras cámaras de representantes. No.

El gobierno no ha permitido ni dado lugar a ninguna negociación. Nos la ha metido sin vaselina y sin discusión alguna. Y espérate a que pasen las elecciones en Andalucía y Asturias y conozcamos los nuevos presupuestos generales del estado, que si no los han dado ya a conocer es porque seguramente darán muchísimo miedo y todavía tienen que colocar bien a Arenas. Creo que lo que todos tenemos ya seguro es que habrá recortes; muchos recortes. Y los recortes no los van a sufrir los banqueros en sus cuentas de resultados, los recortes afectarán sobre todo al estado social.

Pero bueno, dejémonos de elucubraciones. Vamos a hablar un poco de lo que ya tenemos encima y nos está afectando desde febrero, que es la causa por la que se convoca la huelga general del jueves. Hablemos del despido. La verdad es que no está todavía muy claro sin cuando despiden a un trabajador éste tiene derecho a 45 días de sueldo por año trabajado o a 33 días, con un máximo de 42 mensualidades a percibir. Pero nos va a dar igual tenerlo claro o no, porque en la práctica lo que les van a dar a los despedidos son solamente 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades. Eso, hablando con números que todos entenderéis significa que a alguien a quien le correspondiesen antes 70.000 euros de despido, con esta nueva reforma le van a dar solamente 8.000. Con estas cifras en mente podéis calcular cada uno cuál sería vuestro caso.

Y eso va a ser así porque las empresas podrán aplicar sobre los trabajadores de los que quieran desprenderse el despido objetivo, para lo cual no hace falta que tengan pérdidas económicas, ni siquiera que estén en peligro de poder tenerlas en el futuro; simplemente hace falta que hayan disminuido sus ingresos en los últimos nueve meses. Y en estos momentos de crisis, ¿a qué empresa no le han disminuido sus ingresos en los últimos nueve meses? Efectivamente, le han disminuido a todas: a las grandes empresas que cotizan en bolsa y a las pequeñas que te venden la botellona en la esquina.

Pero todavía se puede ir más allá aún en la desfachatez. Porque ni siquiera haría falta esa disminución de ingresos para echar a los trabajadores a la calle; se puede hacer también por cambio organizativo. Esto quiere decir, citando un ejemplo que conozco (aunque no voy a hablar aquí de mi propia empresa para no dar ideas), que si en una clínica quieren pasar los servicios de radiología o rehabilitación a una contrata pueden despedir a todos los trabajadores que mantenían en estos servicios con solamente 20 días de indemnización por año trabajado. Seguro que tú conoces en tu propio trabajo alguna faena que se hace allí que quizás a tus jefes les podría interesar pasarlo a una empresa de trabajo temporal o a una subcontrata.

Y esto nos ocurriría a los trabajadores que ya estamos trabajando desde hace algún tiempo; pero es que los que todavía tengan que comenzar a hacerlo, como sería el caso de los parados actuales o de los jóvenes que se vayan incorporando a la vida laboral, llegado el caso de que les despidieran, podrían hacerlo con cero (sí, has leído bien, cero) días de trabajo por año. ¿Y cómo puede ser que despidan a un trabajador que no está cometiendo falta alguna y que desempeña bien su labor, sin indemnización…?

Pues puede ser porque con esta reforma laboral las empresas que tengan menos de 50 trabajadores, que son el 99,3 por ciento de todas las que existen, te pueden contratar con un periodo de pruebas que pasa a ser de un año; pasado el cual te pueden despedir sin explicaciones y sin indemnización y contratar a otro. Y después a otro. Y después a otro más… no me digáis que no es una flagrante desvergüenza llamar a esto “contrato fijo”, siendo además más barato para las empresas que un contrato de trabajo temporal; por lo que está claro que será el que les hagan a todos los nuevos trabajadores. Todo son ventajas para los empresarios.

Además, antes, cuando despedían a un trabajador, si en el juicio se declaraba despido nulo, la empresa tenía que pagarle al trabajador el tiempo que había pasado desde el despido hasta la resolución judicial, hasta un periodo de seis meses. Esto es lo que se llama salario de tramitación y la empresa tenía que pagárselo al trabajador tanto si lo readmitía en el trabajo, de forma retroactiva, como si no lo readmitía y le aplicaba un despido improcedente; en este caso debía abonarle ese salario junto a la indemnización. Ahora esos salarios de tramitación dejan de existir a menos que seas delegado sindical, o a menos que después del juicio la empresa te readmita y tenga que pagarte esos atrasos. Si la empresa no te readmite, será un despido improcedente y te pagarán tu indemnización correspondiente, pero no te pagarán el salario de tramitación; con lo cual está clarísimo que ninguna empresa te readmitirá después de despedirte, aunque lo diga el juez, porque así se ahorrará pagarte un puñado de meses. Aunque no te preocupes, seguramente el caso de que la empresa estuviese en el brete de tener que volver a contratarte o de no hacerlo no llegará a producirse nunca, porque otra de las cosas que cambia con esta reforma es que la empresa ya no tiene que demostrar que tu despido no es improcedente, ahora eres tú el que tiene que demostrar que sí lo ha sido. Y recuerda lo que decíamos antes sobre por qué pueden echarte… esa figura del “despido improcedente” ha quedado muerta y bien enterrada.

Vale… tómatelo con calma… yo sé que esto que estás leyendo puede estar provocándote náuseas, pero procura no ponerte malito. Y si enfermas, cúrate pronto. Porque ahora pueden despedirte también pagándote 20 días de salario por año trabajado si te pones enfermo. Para ello solamente les es necesario que faltes al trabajo un 20 por ciento de la jornada laboral; es decir, que en dos meses no puedes faltar durante 9 días porque ya cumples el límite. Ya sé que la mayoría de las bajas duran menos de ese tiempo, pero procura no tener una lumbalgia, o una gripe larga, porque eso será motivo de despido. Si tenemos una enfermedad común o un accidente no laboral, todos a currar enfermitos si ya llevamos ocho días de baja en dos meses, porque de otra forma pueden despedirnos… cuidado todos vosotros a los que les gusta jugar al futbito u os desplazáis en moto, que los accidentes de traumatología con yesos y esas cosas suelen durar bastantes días…

Como ya os digo, la nueva reforma pasa por encima del trabajador y solo contempla derechos para los empresarios. Mirad, por ejemplo, lo que ocurre con los Expedientes de Regulación de Empleo. Ya no es necesaria la autorización de la Consejería o del Ministerio para presentarlos, ahora basta para presentar un ERE con que el empresario lo notifique a la autoridad laboral. No hay esperas, no hay gastos administrativos… decidme si eso no facilita el despido de cuanta más gente mejor.

El personal laboral de administraciones públicas puede ser despedido ahora también con 20 días de salario por año simplemente por insuficiencia presupuestaria del organismo. Es decir que aquí lo que vale es lo que diga el alcalde, que es el que maneja los presupuestos… que este año le da menos presupuesto (la crisis, ya se sabe) a los que recogen la basura; pues LIPASAM desaparece dejando en paro a todos sus empleados y se privatiza la recogida. Si yo perteneciese al colectivo de empleados públicos funcionarios y estatutarios seguramente perdería algunas horas de sueño con esto… huele a peligro…

Y es que encima de todo, apenas nos dejan recursos para hacer nada, porque la nueva reforma laboral se carga la negociación colectiva. En esas empresas antes citadas, de menos de 50 trabajadores, que vuelvo a decirte que son casi todas, el convenio de la empresa prevalecerá sobre el convenio colectivo. La empresa pone el convenio.

Pero aunque ya hubiese un convenio colectivo en vigor, la empresa puede descolgarse de él alegando razones técnicas, organizativas, de producción, etc. Y si los trabajadores no están de acuerdo pues se recurre a un arbitraje. Y no solamente pueden descolgarse de los convenios los derechos que éste te otorgaba, sino también los salarios.

Antes, cuando se terminaba el periodo en vigor del convenio colectivo, éste seguía vigente hasta que se negociaba el nuevo convenio; ahora no. Ahora el convenio desaparece a los dos años y lo sustituye el convenio que dicte la empresa o, en su caso, el estatuto de los trabajadores… que quiero que recordéis que recoge un salario mínimo interprofesional de solamente 640 euros para todas las categorías profesionales y 40 horas de curro semanales.

No quiero aburriros más; creo que con esto ya os hacéis una idea y tenéis una base para pensar si uniros a la huelga general o no. Se supone que esta reforma está hecha para acabar con el paro, pero yo solamente veo razones que harán más fácil que éste siga creciendo. Es una reforma hecha para los empresarios, dándoles la espalda a los trabajadores. Y si tienes la desgracia de que alguno de sus artículos te afecte y te quedes sin trabajo, recuerda que ni así te dejarán vivir en paz, porque como quiere ese iluminado de Feito, presidente financiero de la patronal, incluso te podrían llegar a quitar el subsidio de desempleo si no aceptas la proposición que te hacen de irte a trabajar a Laponia… por 640 euros mensuales.

7 Comments

  • El dia 24.03.2012, Red River dijo:

    Más claro agua!

    • El dia 24.03.2012, Rafa. Uno de los dos dijo:

      Y por si no fuera poco, primero ha habido una campaña previa de desprestigio hacia los sindicatos de manera que los han presentado como privilegiados y otros cargos perversos, que ha calado, y ha conseguido que éstos hayan perdido credibilidad a los ojos de los trabajadores que no tengan un mínimo de visión crítica de la realidad, al menos para saber quien mira por quien en cualquier conflicto laboral.
      Yo por mi parte, sabiendo que la lucha socio-laboral se encuentra en una decisiva encrucijada, que no sabremos por donde saldrá, me voy a dar el gustazo de pagar lo que me descuenten por el día de huelga, aunque solo sea por pura dignidad trabajadora.

      • El dia 24.03.2012, Rafa. Uno de los dos dijo:

        Por cierto, recordando las elecciones andaluzas:

        http://paelladegazpacho.blogspot.com.es/2012/03/andalucia-quierevolver-ser-lo-que-ha.html

        Salud y suerte

        • El dia 27.03.2012, carlos dijo:

          Lo de los 20 dias por año es obra de Don Jose Luis Rodriguez Zapatero no nos confundamos, lo digo pq soy uno de los damnificados

          • El dia 27.03.2012, carrascus dijo:

            Pues sí, amigo Carlos, no te falta razón… pero es que a la anterior reforma laboral también le plantamos cara con otra huelga general. La cosa aquí no va de partidos políticos ni de colores rojos o azules, sino de que cada uno va poniendo un granito más de arena a la hora de fastidiar a los que curramos.

            Espero que tu situación laboral mejore pronto. Un abrazo.

            • El dia 27.03.2012, carrascus dijo:

              ¿Nos veremos algunos en la manifestación? Pero luego nada de cervecitas; no me parece bien ponerse a consumir en negocios de gente que no secunda la huelga. Sé que tienen derecho a no hacerlo, claro; pero el mismo derecho tengo yo a no comprar nada ese día en sus establecimientos.

              7021697935_0bfd7cbc39_o.jpg

              Suerte para todos.

              • El dia 27.03.2012, lu dijo:

                Luego hay comida popular en la Alameda, con lo que llevemos, claro, nada de comprar. Nos vemos en las calles, Carrascus.

                (Required)
                (Required, will not be published)

                Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.