Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
LA ESTRELLA QUE NO BRILLABA
Categorías: Forever Young
Carrascus

De todos los discos esotéricos que se editaron en Straight Records, el sello de Frank Zappa y de su manager Herb Cohen, a finales de los años 60, prácticamente solo se recuerda hoy el “Trout mask replica” de Captain Beefheart. Sin embargo en ese sello hubo bastantes más talentos, como Alice Cooper; The GTO´s, que era un grupo que formaron algunas goupies famosas; Jeff Simon, el futuro bajista de Zappa; Tim Dawe, un cantante y compositor que anduvo asociado con los Iron Butterfly de los que hablamos aquí hace muy poco; el legendario Tim Buckley… y un tipo que había sido miembro de los Lovin’ Spoonful, JERRY YESTER, que junto a su esposa JUDY HENSAKE crearon un disco atemporal e injustamente olvidado, del que nos vamos a ocupar en este post.

El disco se llamaba “Farewell Aldebaran”, y tenía diez canciones, con la letra y la voz principal de Judy y la música de Jerry, que iban desde el rock más surrealista hasta las parodias del bubblegum, pasando por el folk medieval y las composiciones de vanguardia inspiradas más en Stockhausen y Sun Ra que en el pop psicodélico que hacía antes con los Spoonful.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Farewell Aldebaran”

La pareja se conoció en 1962, cuando Jerry estaba en la cresta de la ola como cantante, con su potente y distintiva voz, y Judy actuaba como corista temporera de la banda que le acompañaba. Posteriormente Jerry se unió al Modern Folk Quartet y Judy firmó un contrato con el sello Elektra, donde grabó varios discos como cantante solista, producidos por su manager Herb Cohen… incluso tuvo algo parecido a un éxito con la canción “High flying bird”, que después se hizo muy conocida por la versión que hicieron los Jefferson Airplane. Jerry entonces prefirió abandonar al cuarteto de folk para concentrarse en escribir canciones para Judy, ahora conocida como “la reina de los beatnicks”.

Fue una etapa muy buena para los dos, llena de magia creativa, que hizo que los Lovin’ Spoonful se fijasen en Jerry y le invitasen a unirse a ellos. Así lo hizo, lo que Judy aprovechó para retirarse del negocio musical y dedicarse a llevar tranquilamente su embarazo. Se convirtió en una ama de casa neoyorquina mientras su marido disfrutaba del éxito en su nueva banda y escribía más canciones que nunca.

Pero nada dura para siempre, y los Lovin’ Spoonful terminaron separándose, así que Herb Cohen les sugirió al feliz matrimonio que se mudasen a California, donde podrían grabar en el sello que había echado a rodar junto a Zappa. Jerry era fan de Zappa, y a Zappa le gustabann los Spoonful, así que no hubo mucho más que pensar ni que hablar…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Snowblind”

Con ayuda como co-productor de su colega en los Spoonful, Zal Yanovsky, Jerry y Judy comenzaron a injertar carne musical que envolviese los huesos de las canciones que ya traían escritas, contando para ello con una gran banda de músicos de sesión y una orquesta del estilo de las del Ejército de Salvación. Lo primero que grabaron fue el poderoso “Snowblind”, con esa lacerante guitarra, que es testimonio de lo que era capaz de hacer una formación tan experimentada… ahí puedes oír, además de la voz de Judy y de la rítmica de Jerry, la guitarra solista de Zal Yanovsky y la batería de Larry Beckett, antiguo miembro de la banda de Tim Buckley… la canción comenzó siendo una especie de minué, pero a medida que la iban orquestando e iba cambiando de sonido fue la propia Judy la que dijo: “qué hostias… si la canción quiere ser un blues, pues dejemos que sea un blues…”

También supieron aprovechar las nuevas técnicas de los estudios de grabación (no os había dicho todavía que estamos a principios de 1969) para crear la voz apocalíptica que servía para que un imaginario invasor interplanetario, el asteroide en llamas del “Farewell Aldebaran” que también escuchasteis antes, nos contara su historia… como la de éste, las trayectorias del pop y del rock entraban en una órbita musical totalmente diferente.

Jerry fue también en esa canción uno de los primeros intérpretes en usar un sintetizador Moog, que fue llevado al estudio por el propio Paul Beaver, uno de los pioneros de la música electrónica con el uso de este sintetizador.

Y a esta otra pieza… ¿podríamos llamarla pop barroco…?

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“The three ravens”

Pero a pesar de que los críticos pusieron al disco por las nubes, éste cayó a tierra de forma estrepitosa. Judy y Jerry terminaron tan afectados por el fracaso que el desencanto incluso se extendió a su vida personal. Los dos juntos dieron forma al grupo Rosebud, en un intento de canalizar las inquietudes musicales que aún compartían, pero el proyecto duró muy poco y sobrevino el colapso matrimonial que hizo que separasen sus caminos.

Jerry contaba en una entrevista un incidente irónicamente cruel que ilustra lo cerca que llegaron a estar del éxito con esta nueva banda:

Yo estaba saliendo del parking de la Warner cuando uno de sus ejecutivos principales, Mo Ostin, llegaba a su coche, que estaba a mi lado. “Oye, vuestro disco nos gusta un montonazo… vamos a darle un gran empujón…”, me dijo. Yo bajé la mirada y le dije: “Judy y yo acabamos de romper”. Él me dijo: “Vaya, lamento oír eso…”, y se metió en su coche y se marchó. Eso fue todo, no quiso apoyar algo que era tan tenue. La cosa murió antes de poder hacer algo con ella.

Judy se casó con Craig Doerge, el teclista de Rosebud. Jerry con el tiempo también volvió a casarse y se dedicó a la producción discográfica, comenzando su nueva carrera en discos de Aztec Two Steps para el sello Elektra y de Tom Waits para su manager y amigo Herb Cohen. Y en esas continuó; por sus manos pasaron las obras de Gavin Coyle, un cantante irlandés; de No Neck Blues Band, un grupo de avant-rock de New York; de Forq, una curiosa banda que formaron algunos antiguos Loovin Spoonful con sus hijas… actualmente se dedica de nuevo a cantar en solitario, sin moverse demasiado de los alrededores de Arkansas, donde reside ahora.

Judy, tras su segundo matrimonio, volvió a retirarse como ama de casa, aunque nunca dejó de escribir canciones, e incluso ya convertida en una ancianita aburrida cercana a los setenta años volvió a meterse en los estudios para grabar dos nuevos discos que se editaron a caballo del siglo pasado y el actual…

…su obra conjunta, este “Farewell Aldebaran”, mientras tanto, ni siquiera llegó a poder ser considerada una obra de culto, y permanece aún esperando que las nuevas generaciones de oyentes la descubran, antes de pasarse de madura y pudrirse. Pero no nos vamos a poner aquí melodramáticos, mejor nos despedimos con la canción más alegre del disco, con un poquito de sunshine-pop…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Horses on a stick”

Categorías: Forever Young -

6 Comments

  • El dia 08.07.2011, Tuli Márquez dijo:

    Pues, brutal el relato. Y otro grupo más que voy a añadir a mi colección en cuanto lo localice por la red. Lo escuchado aclara el poderío de estos señores. La desgracia o mala fortuna es un clásico de esto de la música. Un clásico que hasta podríamos considerar como un mal necesario. Muchas de estas perlas necesitan de ese tiempo oscuro, esa ignorancia o destierro para ser lo que son. Joyas ocultas, como perlas. Para las que habrá que tomar aire y sumergirse, bucear, luchar, vencer todas las resistencias. Para hacerla nuestra.
    Qué grande el asunto este de Internet que nos permite descubrir tesoros como este.
    un saludo.

    • El dia 08.07.2011, losmierdas dijo:

      localizarlo, que es lo que ha debido hacer Tuli a estas alturas… yo lo hice ayer por la tarde y tuve tiempo de darle la primera escucha antes de irme a por mis tintitos de verano de los jueves pumarejiles… total, que ahora me lo vuelvo a poner con mas tiempo a ver que sacamos en limpio, amigo Carrascus… conste que me ha vuelto usted a sorprender e ilustrar como siempre, descubriéndome un disco del que no tenía la mínima noción. He de recomendar a todos los que se sientan mínimamente interesados que se tomen el esfuerzo de escucharlo completo, pués mas allá de los tres temas que ilustran el poso de melancolía que destila el relato, el disco esconde bellísimas canciones que adquieren todo su sentido cuando se disfrutan en su totalidad, apreciando plenamente todas sus virtudes e intuyendo de alguna forma dónde falló este proyecto, que acabó hundido en la miseria

      Estilísticamente es un disco muy variado como nos apunta Carrascus, que cita los géneros que discurren a lo largo de “Farewell Aldebarán”… personalmente, le encuentro muchas influencias del folk sicodélico británico, que The Incredible String Band habían desarrollado en sus aspectos mas vanguardistas… sin embargo la característica mas peculiar de esta obra es el sutil barniz paródico que transpiran estas canciones, escasamente perfilado, carente de códigos reconocibles y por tanto, de difícil aceptación masiva (sin las influencias directas de Zappa que al estar ocupado en el Trout Mask Replica, no participó en esta producción de su sello Straight Records)… los arreglos vocales imaginados por Jerry Yester que se inspiran en las armonías pastoriles, galantes y religiosas de las Islas (St Nicholas Hall o Raider), mutan sin anestesia en aromas del musical americano, evolucionado gracias a exitosos arreglistas y compositores como Lee Hazlewood, cuyo espíritu tampoco anda lejos (Horse on a Stick o el mismo Farewell Aldebaran),

      quizás la causa de este fracaso comercial fué la dispersión estilística de una obra que carecía de amalgama argumental, un guión (real o impostado) que condujera a los aficionados a una bandera de enganche bien definida… no quedan claras las intenciones de Herb Cohen en cuanto al target idóneo de esta obra… la solidez y eficacia de las melodías que se muestran en esta colección de buenas canciones no fué capaz de conectar con el mainstrean al que se aspiraba desde el sello Straight (con Captain Beefheart como gloriosa contradicción)… tampoco la densidad de los arreglos e instrumentaciones heterogéneas contribuyeron al vuelo de unos temas a su aéreo estrato natural, en el que los seguidores de la sicodelia hubieran adoptado al dúo en sus propias filas… en el relato de nuestro amigo Carrascus tampoco se adivina una excesiva actitud positiva ni un espíritu adecuadamente forjado para el éxito de la pareja de artistas… se disiparon y no quedó nada

      Tuli (un buen ciberamigo de años compartiendo música), ya nos merecemos unos tragos juntos! siempre es un placer leerte

      • El dia 08.07.2011, carrascus dijo:

        Habría, amigo Tuli, que ir desenterrando muchos tesoros musicales desconocidos… y ya de paso ir metiendo en sus agujeros a otros discos que todos nos sabemos.

        No sabía que usted y Losmi se conocían; pensé que había llegado aquí con alguna búsqueda del rock catalán, sin relación alguna con él.

        Amigo Losmi, todo ese espectro musical que apunta usted seguramente se deberá en parte al rango vocal de Judy, que durante su corta carrera musical había ido teniendo una transición desde la comedia musical a cantante de folk, hasta convertirse en una consumada intérprete de rock.

        También tiene mucho que ver en ello la producción tan excéntrica que tiene el disco en su conjunto… como si la mesa de mezclas tuviese una caja de cambios y un embrague que permitiese cambiar de marcha para cada diferente pieza… blues, garage, pop harmónico, balada medieval, orquesta spectoresca, comedia satírica, reverb psicodélico…

        Y hablando de música, si se han bajado el disco de internet y no tienen acceso a los créditos, seguro que les interesará saber que entre la nómina de músicos de sesión empleados figuran Ry Cooder tocando la mandolina y David Lindley tocando el banjo con un arco como el del violín.

        • El dia 09.07.2011, carrascus dijo:

          Esta noche estaré en el CICUS presenciando el concierto de DEAF CENTER.

          En este sitio es donde últimamente estoy viendo las formaciones musicales más singulares que llevo vistas en los últimos tiempos… si el año pasado me impresionaron dos tipos con sendos pianos, arropados por un batería, este año lo ha hecho otro tipo armado de una trompeta y una pedalera, con otro estruendoso batería dándole el contrapunto. Y esta noche espero volver a salir impresionado de un combo compuesto por un tío con un violoncello y otro con un piano, que se sirven de algunos equipos electrónicos para procesar lo que tocan con sus respectivos instrumentos acústicos.

          Ese tratamiento electrónico, dicen los que ya han podido verles en directo, que es fascinante, opresivo, denso, oscuro… solo son dos tíos, ya os digo (los noruegos Erik Skodvin y Otto Totland), pero que alcanzan una magnificencia tal que es comparable a la que puede conseguir toda una orquesta sinfónica completa.

          Y encima estaremos al fresquito en un patio de una gran casa solariega, con cervecitas a euro y medio…

          • El dia 18.07.2011, Microalgo dijo:

            Qué modernos suenan, a pesar del tiempo que ha pasado. Qué cosas. Sigo sin saber cómo cuernos se entera Usted de estas cosas, Maese Carrascus…

            • El dia 18.07.2011, carrascus dijo:

              Hombre, D. Micro… ya me ha preguntado usted esto antes alguna otra vez, así que le diré que para seguir manteniendo el interés de esta forma es necesario seguir tres puntos básicos: Primero) tener una buena base de experiencias y de archivos. Y Segundo) no decir nunca todo lo que uno sabe.

              (Required)
              (Required, will not be published)

              Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.