Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
EL HOMBRE TRANQUILO
Categorías: Forever Young
Carrascus

Para los pocos que hayan oído hablar alguna vez de CLIFFORD T. WARD, éste será solamente eso que se llama un “one hit wonder”. Y ese hit en cuestión fue “Gaye”, editado en marzo del ’73, que se metió en el Top 10 inglés gracias a su cantidad de ventas.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Gaye”

Clifford era un joven profesor de instituto, de apacible apariencia, con una melena larga y limpia. Y a pesar de que gracias a esa canción también gozó de cierto renombre el disco del que se extrajo, “Home thoughts”, nunca más volvió a gozar de ningún éxito significativo. Parecía que éste iba a ser el principio y el final de su corta carrera como cantante… pero nada más lejos de la realidad.

Como muchos de sus contemporáneos que posteriormente se convirtieron en cantautores, Clifford T. Ward se pasó la segunda mitad de la década de los ’60 tocando en varios grupos amateurs de estructura similar a los Beatles. El único de esos grupos que llegó a ser algo conocido fue The Secrets, que se convirtieron en profesionales, hicieron algunas giras por Inglaterra, Alemania y Francia, y llegaron a editar varios singles en la CBS. Clifford también logró un contrato con Immediate Records, el sello de Andrew Loog Oldham, pero el súbito colapso de esta compañía y que con el grupo no ganase apenas dinero para mantener a una joven familia como la que él ya tenía, ya que a los 17 años se casó con su novia embarazada, le hizo abandonar la música para buscar trabajos esporádicos mientras estudiaba los tres años de carrera de magisterio.

Pero el gusanillo de la música nunca le abandonó, y mientras estudiaba continuó escribiendo canciones y le envió una cinta con varias de ellas a John Peel, que le contrató para el incipiente sello musical Dandelion, que estaba creando con Clive Selwood. Su primer disco llevaba el evocador título de “Singer songwriter”; y después fue cuando grabó el “Home thoughts”, pero Dandelion se cerró antes de que pudiese editarlo y Clifford se cambió a Charisma Records, que fue el sello que le editó su más famoso single además de un trío de LPs, el mencionado “Home thoughts”, “Masterpieces” y “Escalator”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Escalator”

“Escalator” se editó en abril de 1975, en un momento en que el propio Clifford tenía enormes dudas sobre el disco, el cual había producido también él mismo. Lo había regrabado hasta siete veces, en su afán de conseguir el sonido que realmente quería. Lo cierto es que no veía claro que esas fuertes y dramáticas orquestaciones le sentaran bien a sus canciones. Éstas eran el desarrollo natural de su forma de componer y quería que lo reflejasen así, que fuesen más modestas… pero creo que se equivocaba; tal como quedó, el disco me parece el producto de un maestro compositor esforzándose por alcanzar la perfección y consiguiéndolo prácticamente.

Se grabó en los estudios Sound Techniques de Chelsea, donde los Fairport Convention, Sandy Denny y Nick Drake grabaron también sus mejores discos, con un equipo de músicos que incluía a colegas suyos de mucho tiempo atrás como el guitarrista Derek Thomas, el bajista Terry Edwards y el batería Ken Wright. Pero las sesiones no fueron un paraíso de tranquilidad, sino más bien una pesadilla en la que nada salía bien. Al final la mayoría de los músicos quedaron tan hartos de Clifford que acabaron por largarse de allí y hubo que sustituirlos por músicos de sesión. Después se le metieron los adornos orquestales del arreglista Richard Hewson y el disco quedó completado por fin.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“A day to myself”

Todo es ahora tan diferente
de hace solo unas semanas,
cuando abril comenzaba a sonreír a Inglaterra
y yo me tenía que marchar.

Ahora estoy de nuevo aquí,
muy lejos de donde cantan los mirlos
y de los senderos que tanto me gustaba recorrer.
Perdido en mis pensamientos,
y recordándote a ti, mi amor.
Aunque estés tan lejos
todavía estás junto a mí en todo lo que hago y veo.

Y así pasan mis días.
Pude haber elegido monumentos,
castillos históricos, palacios,
o encontrar formas de mejorar mi francés.
En vez de eso elegí vagar en solitario
por allí donde abundan los bosques y campos,
y en un rincón tranquilo encontrar el lugar de descanso
de los soldados ingleses caídos en la guerra.

¿Y cuál de ellos, mi amor?
¿quién murió tan lejos de su casa
sin besos de despedida?
Todo lo que queda es esto.

Y me hace sentir tanta pena
lo que ellos piensen de mí
porque yo podré ver a mi amor de nuevo.

Todo es ahora tan diferente
de hace solo unos años,
cuando abril comenzaba a sonreír a Inglaterra
y ellos se tenían que marchar.

El resultado fue uno de los mejores discos para levantar los ánimos en un día tristón o resacoso, una mezcla imperecedera de canciones llenas de paz, llenas de leves tintes jazzísticos y, predominantemente, baladas basadas en el piano. Canciones como “The way of love”, “A sad affair” o “A day to myself” (la favorita del propio Clifford) están maravillosamente orquestadas y tienen una atmósfera casi como de himno… ¿no te trae recuerdos ésta última de esa clase de canciones como el “Bridge over troubled water”?

En contraste a las baladas están “Jig-saw girl”, la misma “Escalator” o “Cellophane”, todas ellas beneficiándose del excelente saxo alto de Pete King, un virtuoso del jazz. Estas canciones, al contrario que las otras, son más etéreas y optimistas… éstas me recuerdan más a Steely Dan.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Jig-saw girl”

En cuanto a las letras, aunque su fuerte era la poesía y las historias de amor y relaciones rotas, también las complementaba con la solidaridad hacia los mineros y sus problemas (en “Miner”), con historias conmovedoras contra las guerras (como era “A day to myself”) e incluso hay en este disco una canción, “Mr. Bilbo Baggins”, superviviente de un anterior proyecto abortado sobre “El Señor de los Anillos”.

Después, en la década de los ’70, Clifford editó tres discos más, “No more rock’n’roll”, “Waves” y “New England days”, e incluso otros dos más en los ’80, pero a pesar de que logró conseguir casi la misma altura en algunas canciones sueltas, nunca logró de nuevo las cotas de calidad y consistencia que tuvo en el “Escalator”. Si a eso le unimos que ya antes había perdido la oportunidad de capitalizar el éxito que tuvo con “Gaye” por negarse a tocarlo en directo aduciendo diversos problemas de sonido, no es extraño que se diluyera con el tiempo. Sin embargo, la explicación más obvia era que Clifford nunca quiso alejarse mucho de su casa, en la que siempre le esperaban sus cuatro hijos pequeños, lo que no deja de ser una decisión admirable, aunque le privase de conseguir un mayor reconocimiento.

En 1987 le diagnosticaron como enfermo de esclerosis múltiple y su salud se deterioró muy rápidamente. Clifford pasó muchos años con una incapacidad física que le impedía completar las composiciones que su claridad mental le dictaba; y aunque nunca más volvimos a tener verdaderas muestras de su talento único y original, el inagotable apoyo de su esposa, Pat, hizo que su vida no fuese del todo un infierno hasta su muerte, a finales del 2001.

Todas éstas canciones que has oído en el post están extraídas de la recopilación que compré a través de la revista “Mojo”, en 1998, que la escritora Liz Williams se ocupó de seleccionar y editar para conseguir fondos con los que ayudar a la familia de Clifford a sostenerle durante su ya larga y ruinosa enfermedad.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Scullery”

Categorías: Forever Young -

16 Comments

  • El dia 10.06.2011, losmierdas dijo:

    …seré de los pocos que (por edad) oyeron hablar de este tío (y poco mas)… a ver si este finde saco algo de tiempo para encontrar su rastro en la vieja prensa musical de aquellos años, por si aparece algún dato de interés adicional

    • El dia 10.06.2011, zambombo dijo:

      Ni idea de su existencia, pero me parece que tenía un gusto exquisito para hacer canciones. Hay varios discos suyos en Spotify. Escuchando.

      No recuerdo haber oido ninguno de esos temas, ni siquiera “Gaye”.

      • El dia 10.06.2011, carrascus dijo:

        Céntrese sobre todo en el “Escalator”, amigo Zambombo.

        Y no se extrañe de no conocerle, ya ve lo que dice Losmi sobre la edad, jejeje…

        • El dia 11.06.2011, .juan a. uno de los dos dijo:

          Me ha hecho gracia lo de la melena larga y limpia,¿ lleva implícito algún mensaje? Me pasa que yo tampoco lo conozco, por eso soy asiduo al blogin, ¡Sencillamente exquisito!
          Salud

          • El dia 11.06.2011, NoSurrender dijo:

            Vaya, no le conocía de nada. Y mira que los setenta británicos los tengo bien controlados…

            • El dia 12.06.2011, carrascus dijo:

              Me alegra haberles presentado a alguien que les resulta interesante.

              Y hombre, Juan Antonio… no lleva implícito ningún mensaje de rechazo a los melenudos habituales, si es a eso a lo que te refieres, jejeje…

              • El dia 12.06.2011, carrascus dijo:

                ATENCIÓN, CHICAS… ¿ALGUNA DE VOSOTRAS QUIERE CONVERTIRSE EN LA MADRE DEL NIETO DE SILVIO…?

                Pues si es así buscad el formulario que se repartió anoche en el concierto de Sammy, porque éste anda buscando una chica que quiera ser la madre de su hijo para poder seguir preservando la estirpe silviana al menos otra generación más.

                La verdad es que las ventajas resultan claras: Sammy es un tipo que vive regaladamente con su familia multimillonaria en las Bahamas, por lo que la chica que aceptase tendría asegurados sus buenos viajes allí y solo tendría que comprometerse a follar con él en la playa para quedarse embarazada… eso del amor y del compromiso para siempre es algo superfluo y si la afortunada tiene pareja ni siquiera tendría que prescindir de él, porque lo que Sammy busca es otra cosa diferente… ya sabéis.

                Aparte de eso, el concierto de anoche en el “Fun Club” fue muy divertido y aunque al final no viniesen (como apunta Davidd en un comentario anterior) Luzbel ni el Pájaro, al que se echó bastante de menos oyendo las guitarras de “Rezaré”, sí subieron al escenario Emi Pinzón y el “big white rooster”, Pedro Mauricio, que cogió su guitarra justamente cuando Sammy, que se nota que ha visto más videos de Mick Jagger que de su padre, comenzó a cantar el blues del “gallito rojo”, en una secuencia de canciones de los Stones… “Jumping Jack Flash”, una “Star Star” totalmente “Starfucker”… que sirvió de calentamiento para abordar el repertorio de Silvio. Y con él, pues os podéis imaginar, la diversión, el recuerdo, la añoranza, las miradas cómplices de los más puretones… una velada realmente divertida. Y además pude ver tocar por primera vez al Nico, y lo hacen realmente bien estos tres DIENTES LARGOS.

                • El dia 13.06.2011, carrascus dijo:

                  joé… dice el Nico en su Facebook que recibieron ocho solicitudes de chicas dispuestas a aceptar el ofrecimiento de Sammy…

                • El dia 12.06.2011, David González dijo:

                  Me alegro de que lo pasaran bien. Me hubiera encantado ir pero asuntos familiares, domésticos y profesionales me tienen desconectado del blogin y de otros eventos lúdico-festivos.
                  Un colega malagueño me ha enviado un sms anunciándome que esta madrugada ha muerto Roberto González, de Tabletom. Donde quiera que haya ido Silvio, Rockberto tiene que estar al llegar.
                  Saludos.

                  • El dia 12.06.2011, carrascus dijo:

                    No sabía que hubiese fallecido Rockberto… lo siento muchísimo… pero menudas algarabías les esperan a los que estén al lado de él y del Silvio allá donde se encuentren.

                    Descanse en… paz???

                    • El dia 12.06.2011, Lula Fortune dijo:

                      Caray…es el chico Pelo Pantène hasta el final :)
                      Hola, Carrascus… ¿cómo te va? En los últimos tiempos la vida me aleja de la blogosfera, pero los viejos blogueros nunca mueren ¿no? Un besazo.

                      • El dia 12.06.2011, carrascus dijo:

                        Holaaaa, querida Luliña; sí que se te ha echado de menos por aquí, pero ya he visto por tus propios posts que andas bastante viajera y ocupada. No te preocupes, que te hemos justificado las faltas… pero que sepas que te esperamos en verano…

                        • El dia 13.06.2011, Microalgo dijo:

                          (Confieso, para variar, que no había oído hablar de este caballero en mi vida).

                          (A mí es que me sacais del diecisiete y es que me pierdo, me pierdo)…

                          • El dia 13.06.2011, carrascus dijo:

                            A mí de pequeño me pasaba lo mismo, D. Micro; el autobús que iba desde mi barrio del Polígono hasta el cole, en Nervión, era el 17, y si me sacabas de él me perdía…

                            …o quizás se estaba usted refiriendo al siglo…?

                            • El dia 13.06.2011, fidelon dijo:

                              Muchas gracias Sr.Carrascus…mira que tengo guardadas por ahí canciones viejas de los 70, y nunca había oído nada de este tipo. Lo que he escuchado de momento me parece muy softpop, en la línea de Bread o similares. No está mal, será cuestión de buscar ese disco que recomienda. ¡Saludos!

                              • El dia 13.06.2011, carrascus dijo:

                                Mmmmmmm… Bread, unos tipos que habría que reivindicar mucho más…“heieieieieieiei haaaav you ever traaiiii…”. Para intimar en los guateques dominicales del “Círculo Tagore”, por donde yo me movía en los primeros años 70, funcionaban de maravilla… joé, allí conocí a la sra. Carrascus y ya llevo casado con ella 29 años… imagínese…

                                Seguro que el “Escalator” le gusta también.

                                (Required)
                                (Required, will not be published)

                                Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.