Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
LORD JIM
Categorías: Forever Young
Carrascus

Cuando aparecieron Led Zeppelin, conducidos por la Telecaster super heavy de JIMMY PAGE, a todo el mundo le sorprendió su sonido; no se parecía a nada de lo escuchado antes… no pertenecían en absoluto al antiséptico mundo de las bandas inglesas de finales de los ’60.

Y lo que pocos sabían entonces es que ese sonido único de Jimmy Page había sido aprendido y perfeccionado precisamente en las rutinarias sesiones de grabación de todas esas bandas. La década de los 60 la pasó ejerciendo el trabajo de músico por excelencia, tocando para cualquiera que le contratase si el precio era el adecuado: desde Lulú y Burt Bacharach hasta anónimos artistas como Vashti Bunyan, de la que hablamos aquí hace muy poco. En los ocho años anteriores a que Led Zeppelin surgiesen de las cenizas de los Yardbirds, Jimmy había conseguido una formación que le preparó para cualquier cosa con la que pudiese enfrentarse en el negocio musical.

Y lo que aún menos sabían entonces era que Jimmy había sido ya productor, compositor y guitarrista de sesión contratado por todos aquellos productores que no estaban seguros de si iban a poder sacar lo mejor de la pandilla de turno que pretendían ser los nuevos Rolling Stones. Los resultados finales, ya fuesen los bloques de guitarra distorsionada del “The train keept a rollin’” del Scotty McKay Quintet, o la imponente producción del “I’m your witchdoctor” de John Mayall & The Bluesbreakers, formaron uno de los más excitantes aprendizajes en la música rock, y pavimentaron cuidadosamente el camino para el plan maestro que sería Led Zeppelin.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Scotty McKay Quintet – “The train kept a rollin'”

La primera aparición de Jimmy Page fue en 1958, en el programa de televisión de la BBC “All your own”, cuando solo tenía 15 años y todavía quería seguir la senda de nuestro amigo D. Micro y convertirse en biólogo investigador. Desde entonces Jimmy anduvo con un grupo amateur, haciendo versiones de Jerry Lee Lewis y lo que iba surgiendo, hasta que a finales de 1960, Neil Christian oyó hablar de él al hermano de su novia y se convirtió en su descubridor oficial. Neil era el manager de la banda de Red E. Lewis y pensó que Jimmy, un chaval que parecía vivir y morir por su guitarra, sería un buen elemento adicional; cada vez que le veía tenía una guitarra colgada del cuello. Como aún era menor de edad, Neil fue a formalizar el trato con el padre de Jimmy: “¿Si le prometo que le pagaré a su hijo 15 libras semanales, consideraría usted la posibilidad de dejarle que tocase en nuestro grupo?”. El padre le dijo al principio que no, al fin y al cabo Jimmy era su único hijo, un buen chico, tranquilo, tímido, bien educado… Neil Christian le tuvo que prometer a su padre que lo traería él mismo de vuelta a casa después de cada concierto.

Después de algunos meses de versiones de Gene Vincent, Jimmy Page decidió que ya era hora de un cambio, y como si fuese el jefe de la banda de toda la vida, le propuso a Neil Christian, al que siempre oía cantar cuando conducía su coche y la furgoneta del grupo, que por qué no se convertía en el vocalista. Y así el grupo pasó a ser Neil Christian & The Crusaders, aunque seguían interpretando todas las versiones de rock’n’roll y rhythm & blues que se te puedan ocurrir. A Jimmy le gustaba sobre todo tocar piezas de Jerry Lee Lewis y Chuck Berry, aunque cuando se ponía a tocar cualquier cosa nadie era capaz de distinguir las notas que salían de su guitarra de las que salían del disco con la canción original que versionaban. A medida que iba adquiriendo velocidad con la guitarra también iba adquiriendo fama entre los demás guitarristas, que venían a verle a los conciertos. Y Neil le dejaba hacer tres o cuatro instrumentales por noche para que se luciese bien e hiciese las tonterías habituales que hacen los guitarristas efectistas… tocar con los dientes, arquear la espalda hasta tocar el suelo con los pelos, ésas cosas…

Hasta que la vida en la parte de atrás de la furgoneta y en los rincones de los bares le hizo contraer a Jimmy una fiebre glandular y tuvo que dejar a los Crusaders en junio de 1962. Para que le reemplazase, él mismo sugirió el nombre de su amigo Jeff Beck; pero Neil le hizo una prueba una noche en un club y no le gustó cómo tocaba, así que le dio dinero para que volviese en taxi a su casa… aquí le falló el olfato.

Aunque todavía Jimmy, que volvió a la escuela a estudiar arte, se juntaría con la banda una vez más en los estudios de Joe Meek para grabar el primer disco en el que se le puede escuchar, “The road to love”, editado en noviembre del ’62; aunque parece que Joe manipuló tanto la grabación que al final ninguno de los Crusaders era capaz de reconocerse a sí mismo en la mezcla final.

La primera banda de Jimmy.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Neil Christian & The Crusaders – “The road to love”

Por aquellos días de noviembre Jimmy declinó también una oferta para unirse al All Stars de Cyril Davies, a pesar de que había llegado a ensayar con ellos, pero ponerse a pensar de nuevo en viajes en furgona y fiebres molestas le hizo decidirse por seguir en la escuela de arte. Aunque siguió en contacto con Cyril y de vez en cuando tocaba con ellos en el Marquee. Y en ese mítico club fue donde una noche le vio Mike Leander y pensó que sería un sesionero ideal. Le fichó para que tocase en la canción “Your momma’s out of town”, del grupo Carter-Lewis, y así fue como Jimmy Page entró en ese mundo subterráneo donde las habilidades de los músicos de sesión sin cara eran tan importantes como las de los artistas cuyo nombre aparecía en el disco.

Allí conoció a un montón de buenos músicos, que una vez que pasó el boom del rock and roll británico a a finales de los ’50, se buscaron la vida como músicos de sesión. Por allí andaban Big Jim Sullivan, el guitarrista que anteriormente había estado en Marty Wilde & The Wild Cats, en The Krew Kats y en Russ Sainty & The New Notes, convertido en músico de sesión full-time desde julio del ’62. Y el batería Bobby Graham, que también se metió en esto en otoño de ese año 62, después de haber estado con los Outlaws que produjo Joe Meek, con Joe Brown & The Bruvvers y haber sido compañero de Big Jim en los Wild Cats. El vocalista John Carter tenía una carrera de sesionero paralela a su trabajo de cantante en Carter-Lewis, y posteriormente en The Ivy League… Jimmy Page era solamente el último músico en cambiar los focos de los escenarios por los fluorescentes de los estudios de grabación.

La banda con la que Jimmy se estrenó como músico de sesión. Posa con ellos a la derecha del todo.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Carter-Lewis & The Southerners – “Your momma’s out of town”

Ellos conseguían que grabar discos fuese fácil para mí. No solo conectaban el equipo y tocaban, sino que contribuían en términos de meter energía en las canciones. Nosotros intentábamos conseguir lo mejor de lo mejor, en vez de tener a un par de antiguos jazzistas que odiaban el rock’n’roll y que pensaran que estaban por encima de nosotros. Posiblemente teníamos más músicos innovadores en aquel tiempo que en toda América. Tanto Jimmy Page como Jim Sullivan podían tocar música clásica, jazz, folk: eran intérpretes completísimos. (Mickie Most. Uno de los mayores músicos y productores discográficos de aquella época.)

Big Jim Sullivan decía que los productores querían espontaneidad total, que los sesioneros tuviesen la habilidad de hacer las cosas en ese mismo momento, sabían que iban a tener el solo de guitarra a la primera toma. Los productores también querían ahorrar tiempo de estancia en los estudios, lo que les ahorraba bastante dinero en la factura del alquiler. Y además, a menudo sentían la necesidad de realzar a las bandas, cuyos defectos tocando en directo podían resultar demasiado obvios en los discos; piensa en grupos como los Herman’s Hermits, o los mucho más cercanos Bravos… sabían tocar, claro, pero tenían sus limitaciones. Los músicos de sesión no las tenían.

Y por eso los sesioneros tenían tanto trabajo y una forma tan peculiar de trabajar. Podían estar por la mañana haciendo una sesión con Tommy Kinsman y su estricto tempo de orquesta de baile, en los estudios de la Philips; después salir corriendo a la EMI para poner la música a una canción de P.J. Proby o Dusty Springfield, con una gran orquesta, y después salir corriendo de nuevo hasta la Pye porque al final de la tarde había que grabar con los Kinks. Y hacerlo todo bien, porque si te equivocabas o llegabas tarde a alguna sesión, allí estaba Charlie Katz, que era el que coordinaba todo ese mundillo… y si se enfadaba contigo podías pasarte fácilmente varias semanas sin que te llamasen más.

Chris Farlowe, el cantante. Y Mick Jagger, el autor y productor. No salen en la foto Jim Sullivan y Jimmy Page, los guitarristas de la sesión.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Chris Farlowe & The Thunderbirds – “Out of time”

En ese párrafo anterior os he descrito más o menos como podía ser un día de trabajo de uno de estos sesioneros: tres sesiones diarias, muchas veces siete días a la semana. La primera sesión era por la mañana, desde las diez hasta la una, la segunda desde las dos hasta las cinco de la tarde, y la última desde las siete hasta las diez de la noche. Había también sesiones después, hasta las dos de la mañana, pero eran poco comunes. Mucho trabajo, pero muy bien pagado; Charlie Katz solía pagarles en efectivo al terminar las sesiones, con billetes en un sobre marrón que todos los músicos se alegraban mucho de ver. Treinta libras por un día de trabajo en aquella época era toda una pasta.

Y no solo tenían la ventaja de ganar mucho dinero, sino que para muchos también era una forma de no estar en el paro mientras tenías tu primer éxito propio. Pasabas buenos ratos con los demás músicos, aprendías de los productores, de los ingenieros de sonido; aprendías a manejar un equipo de grabación. Era como ir a un colegio de formación profesional, y encima cobrando.

Para Jimmy Page significó además el reto de poder tocar cualquier cosa, en cualquier estilo: por la mañana podía ser Chuck Berry en la versión del “Talkin’ ‘bout you” de los Redcaps; después, por la tarde, tocar la guitarra acústica en un single de Marianne Faithfull; y por la noche atronar con su guitarra sobre los tranquilos ritmos folkies de Val Doonican. Jimmy aprendió cómo se hacía la música pop, cómo interactuaban los músicos, y como los arreglistas convertían las partituras en discos terminados. Y por encima de todo, aprendió a usar el estudio de grabación… era obvio que ya desde entonces estaba planeando algo mejor para el futuro. Y lo consiguió.

Jimmy haciendo de Chuck Berry con los Redcaps.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The Redcaps – “Talkin’ ‘bout you”

La primera sesión en la que participó Jimmy Page fue en la que grabaron ese “Your momma’s out of town” que habéis oído un poco más arriba; aquello ocurrió en octubre de 1963, y en realidad su guitarra no se hizo notar demasiado, aunque como la banda de Carter-Lewis & The Southerners tenía una formación muy fluctuante, Jimmy fue invitado a posar en las fotos con ellos; e incluso apareció también en los anuncios de prensa con Mickey Finn & The Blue Men, porque participó tocando la armónica en la versión que hizo la banda del “Pills” de Bo Didley.

En casos como esos dos es innegable que Jimmy participó en las canciones. Sin embargo, la cuestión sobre si éste formó parte de los músicos que tocaron en otras canciones particulares es algo que ha dado mucho que hablar a través de los tiempos desde que se hizo archifamoso, porque muchos músicos y productores han querido revalorizar su obra apoyándose en ello, o simplemente presumir de que participó en sus canciones; incluso a veces han sido las propias compañías discográficas las que han buscado en su fondo de catálogo a ver si encontraban alguna joya que pudiesen vender de nuevo de la mano del famoso guitar-hero en que Jimmy se convirtió. Y si no la encontraban, pues se la inventaban…

Nosotros tenemos el caso del “Black is black” de Los Bravos, del que con el paso de los años algunos de sus componentes e incluso el propio Alain Milhaud han dicho en alguna ocasión que Jimmy era el guitarrista, pero éste no ha sido el único caso, ni muchísimo menos. Aunque no estemos hablando de una ciencia exacta, pero sí que hay evidencias, listados de canciones y testimonios de los protagonistas de los años aquellos en que se grabó o de algunos posteriores en los que aún la figura de Jimmy Page no era tan enorme… solo hay que buscar en los sitios adecuados, poner en marcha el sentido común y no dejarse llevar por la mitomanía… bueno, vale, ya sé que aquí no somos los más indicados para dar esos consejos…

Las historias apócrifas sobre las participaciones de Jimmy llegan hasta el punto de situarle en canciones anteriores al “Your momma’s out of town”, y algunos sellos discográficos han reeditado antiguos singles anunciándolos como sesiones suyas. El “Diamonds” de Jet Harris and Tony Meehan, que fue un éxito en enero de 1963, se cita en muchos sitios como una de las primeras sesiones de Jimmy aunque es anterior en nueve meses al comienzo de su carrera de sesionero. Incluso los del grupo de Carter-Lewis con el que empezó han dicho también que en otra de sus canciones anteriores, “Sweet and tender romance”, editada en junio de ese año, estaba Jimmy; pero el propio John Carter lo desmintió diciendo que no fue él, sino Jim Sullivan. Y Big Jim también lo aseveró. El templado solo de guitarra del “The feminine look” de Mickie Most también ha sido acreditado como de Jimmy Page, aunque no participó; quien lo hizo fue también Jim Sullivan… exactamente igual que en el “Black is black”.

Jim Sullivan.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Mickie Most & His Playboys – “The feminine look”

Y uno de los desmentidos más importantes de esta historia es la del “You really got me” de los Kinks. Y se encargó de hacerla Bobby Graham, el batería del que ya os hablé antes, diciendo que él fue el único músico de sesión que participó en aquella canción, y que el famoso solo de guitarra no lo tocó Jimmy Page, sino que fue el propio Dave Davies.

Había veces también en que los músicos de sesión eran llamados al estudio por los productores para asegurarse de que no se iba a malgastar el tiempo cuando trabajaban con músicos que todavía no habían demostrado sus buenas artes. Y por eso Shel Talmy quiso tener a mano a Jimmy Page cuando produjo el primer single de los Who, “I can’t explain”, en enero de 1965, pero al final no necesitó de sus servicios y Jimmy no aparece en esa canción a pesar de que sí estuvo allí; todo lo que hizo esa tarde fue meter un par de fraseos en la canción de la cara B, “Bald headed woman”.

Como veis, la confusión entre Jim Sullivan y Jimmy Page no es solamente cosa de Los Bravos, sino que está bastante más generalizada. Big Jim Sullivan era un guitarrista de influencias más jazzística que Jimmy, y se especializaba sobre todo en el country-rock… Chet Atkins, Merle Travis, James Burton… podía metamorfosearse en cualquiera de ellos; y podía enhebrar un solo de Cliff Gallup con otro de Frannie Beecher, metiéndole de paso alguna cosa de su propia cosecha. Jimmy Page siguió su mismo camino, solo que él estaba mucho más influenciado por el blues… Buddy Guy, B. B. King… si había que hacer algo parecido al country, lo hacía Jim; si era más rock, lo hacía Jimmy; no tenían problema alguno por intercambiarse entre sí. Jimmy Page se convirtió así rápidamente en Little Jim, más por su edad que porque fuese más bajo que Big Jim, que medía casi 1,85. Los dos juntos aparecieron también en muchas canciones, de las que la primera de todas fue este “My baby left me”, de Dave Berry, grabada en la sesión en que los dos guitarristas se conocieron. ¿Puedes discernir quién toca cada una de las dos guitarras…? Te doy una pista: a Jimmy Page nunca le gustaron las paradas en los solos, y procuraba llenarlos de cuantas notas fuesen posible…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Dave Berry – “My baby left me”

Cuando Jimmy tocó la guitarra acústica en la canción “Don’t turn your back on me” de Jackie De Shannon, entabló con ella una relación de la que surgió la composición conjunta de ocho canciones que luego cantaron desde Marianne Faithfull a Dave Berry, aunque parece que en lo que más interesados estaban los dos era en follar sin parar, con la energía que da tener solo veinte años. Mientras estaban en ello, el batería Bobby Graham tuvo la oportunidad de convertirse en productor, lo que elevó su status en los estudios de grabación y eso le dio la oportunidad de grabar algunas cosas por sí mismo, oportunidad que hizo extensiva a sus más cercanos compañeros, entre los que estaba Jimmy. El primer (y único) single en solitario de Jimmy Page se editó en febrero de 1965, a través del sello Fontana, y era una canción llamada “She just satisfies” (muy apropiado para sus circunstancias), que en realidad era una reescritura del “Revenge” que sacaron los Kinks en su primer disco. El Daily Mirror hizo una buena crítica: “Uno de los mejores guitarristas del negocio se pone ahora bajo la luz de los focos. Un ritmo furioso con pinceladas de voz que casi se desvanece en un maremágnum de respaldo amplificado. Bueno para bailar, bueno para escuchar. Bueno, simplemente”.

Aunque el propio Jimmy nunca estuvo de acuerdo con estas apreciaciones. Para él este single solo era un divertimento, una especie de broma.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Jimmy Page – “She just satisfies”

Con el éxito de su single, los Yardbirds le invitaron a que reemplazase a Eric Clapton como guitarrista de la banda, pero Jimmy declinó la oferta porque estaba más interesado en seguir ganando dinero a montones como músico de sesión. Y tal como hizo cuando anteriormente rechazó también la oferta de Neil Christian & The Crusaders, volvió a sugerir que en cambio fichasen a su amigo Jeff Beck… que esta vez sí que superó la prueba previa.

A través de Bobby Graham el trabajo no dejaba de fluir, incluso se abrieron al mercado francés, ya que los productores de ese país conocían el calibre de los músicos de los estudios ingleses. De aquellos días de abril del ’65 es también la canción de Vashti Bunyan con la que ilustraba su post de unos días atrás, “Some things just stick in your mind”. Y en aquellos días también fue cuando Jimmy Page hizo su debut como productor con una canción (que también había escrito él) para Kenny & Denny, llamada “My Little surfer girl”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Kenny & Denny – “My little surfer girl”

Andrew Loog Oldham estuvo rápido descubriendo todos los talentos de Jimmy Page, y más rápìdo todavía explotándolos. Así que lo primero que hizo fue reclutarlo para su nuevo sello discográfico, Immediate Records, y colocarlo el primero del escalafón de sus currantes. Y lo anunciaba además en la promoción que hacía en la prensa de su sello como una de sus atracciones: “nuestra mejor baza radica en el principal guitarrista de sesión, convertido ahora en productor, Jimmy Page”.

Jimmy produjo tres de los primeros cuatro singles de Immediate Records, que se editaron en agosto y apenas se vendieron. Su producción más espectacular para el sello fue “I’m your witchdoctor”, de John Mayall & The Bluesbreakers, editado en octubre. La salvaje energía que consiguió que desplegase allí la guitarra de Clapton se convirtió inmediatamente en la referencia con la que todos los guitarristas de blues ingleses iban a ser medidos desde entonces.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


John Mayall & The Bluesbreakers – “I’m your witchdoctor”

Eric y Jimmy se hicieron bastante amigos y aprovechaban cualquier oportunidad para tocar juntos, sobre todo en casa de Jimmy, donde éste solía grabar las jams que se montaban. Pero Andrew Loog Oldham se enteró de la existencia de aquellas cintas y se las pidió a Jimmy diciéndole que como él era empleado de Immediate, esas cintas pertenecían al sello. Jimmy le replicó diciendo que en realidad solo eran variaciones sobre estructuras muy standards de blues, y que no eran tampoco gran cosa; pero así y todo las cintas pasaron a los cajones de Immediate Records junto con otras que Jimmy había grabado también con los All Stars de Cyril Davies tras la muerte de éste. Todas estas cintas fueron publicadas en dos discos recopilatorios que Immediate editó en 1968 y 69, con gran cabreo de Jimmy Page que temía que el público pensase que esa publicación era cosa suya para apoyar el lanzamiento de Led Zeppelin.

Pero todo eso sería después, ahora seguimos en 1965 y Jimmy todavía no estaba enfadado con la gente de Immediate y seguía tocando, componiendo y produciendo para los músicos del sello… Chris Farlowe, Glynn Johns, los Pretty Things, Twice as Much… incluso montó su propia compañía de publicaciones, James Page Music. Pero a medida que iban pasando los meses Jimmy se iba desencantando cada vez más de su trabajo de sesionero. Se daba cuenta de que las limitaciones que tenía tocando para los demás a veces eran muy frustrantes, y eso que él era de los que más libertad tenían; pero las partituras y las órdenes de los productores eran muy cerradas y él no podía desmelenarse y hacer rugir su guitarra; además, cuando lo hacía, los violinistas y saxos de las orquestas lo miraban como si fuese un payasete.

En una de las contadas ocasiones en que Jimmy pudo hacer lo que quiso fue en las sesiones de mediados de mayo del ’66, en las que grabaron una canción para la cara B del single que iba a editar Jeff Beck. En el estudio se reunió una especie de super grupo en el que además de él y Jeff estaban el pianista Nicky Hopkins, el batería Keith Moon y el bajista John Paul Jones, que por entonces también era músico de sesión y arreglista. Todos juntos grabaron unas variaciones sobre el bolero de Ravel, a las que bautizaron como “Beck’s Bolero”… y hablando de bautizos, fue entonces cuando Jimmy y John Paul Jones escucharon una conversación entre Keith Moon y John Entwistle en la que discutían sobre la posibilidad de irse de los Who y montar por su cuenta una banda propia… pero no, no lo harían porque eso iba a ser todavía peor, seguro que su nueva banda se caería como un globo de plomo, como un Zeppelín de plomo…

Jimmy y Jeff.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Jeff Beck Group – “Beck’s Bolero”

Esta unión de Jeff Beck y Jimmy Page, que de nuevo le acercó al entorno de los Yardbirds, que acababan de perder a su bajista, Paul Samwell-Smith, aburrido ya de las borracheras y locuras de su compañero Keith Relf, junto al cambio de parecer de Jimmy sobre su trabajo de músico de sesión, hizo que esta vez sí aceptase la propuesta que le hicieron para unirse a la banda. Y Jimmy entró en ella tocando el bajo. Una situación que solo duró dos meses porque Jeff Beck con unas amigdalitis, al parecer más inventadas que reales, se escaqueó de la gira americana que tenían que hacer, por lo que Jimmy se hizo cargo de la guitarra a partir del concierto de San Francisco del 25 de agosto. Aunque a decir verdad no era ésta la primera vez que Jimmy tocaba la guitarra en los Yardbirds, ya que cuando grabaron unas semanas atrás el que sería su próximo single, “Happenings ten years time ago”, Jeff legó muy tarde a la sesión y la guitarra y el bajo se la repartieron Jimmy y John Paul Jones. De vuelta a Inglaterra tras la gira americana, aunque se restableció en la banda momentáneamente el equilibrio de Jeff como guitarrista y Jimmy como bajista, lo cierto es que la situación duró muy poco porque teloneando la gira de los Rolling Stones cada uno de ellos tenía una guitarra y eran espectaculares tocando riffs en estéreo y turnándose a la hora de tocar solos. Parecía como si cada uno estuviese intentando desplazar al otro, y Jeff parecía el más inseguro, el más amenazado, el más nervioso, mientras Jimmy parecía más confiado… aunque Jeff seguía siendo un guitarrista asombroso.

Pero una nueva gira americana, a la que inicialmente sí que se apuntó Jeff Beck, que les obligaba a hacer 33 conciertos en 27 días en 16 estados diferentes, resultó demasiado para él, y se volvió a su casa, dejando a Jimmy Page como único guitarrista de los Yardbirds. El resto de los músicos de la banda sintió que con Jimmy era todo más seguro, que les daba más confianza, y que aunque Jeff podía ser un tío realmente brillante, también daba noches espantosas, por lo que no esperaron ni siquiera a volver a Inglaterra y hablar con él en persona, sino que desde los Estados Unidos anunciaron a la prensa que Jeff Beck ya no formaba parte de los Yardbirds.

Un año y medio de gira por los USA le sirvió a Jimmy de aprendizaje tanto como sus años de músico de sesión; usó su experiencia y educación adquiridas allí para enfervorecer a las enormes audiencias rockeras de los Estados Unidos, y desde entonces tuvo muy claro que era en ese enorme país en el que tenía que asentar su próximo proyecto, porque además, lo tenía rendido a sus pies.

El futuro se presentó enseguida. Keith Relf y Jim McCarthy (batería y cantante, respectivamente) estaban ya bastante cansados de la vida rockera y prefirieron meterse en un proyecto nuevo mucho más tranquilo y más folkie, primero con Together y después con Renaissance. El bajista, Chris Deja, también se fue, dejando vía libre a John Paul Jones, y estos nuevos Yardbirds que quedaron fueron el final del aprendizaje de Jimmy Page.

Y fue entonces cuando despegó el Zeppelín de plomo…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Led Zeppelin – “Good times, bad times”

Categorías: Forever Young -

20 Comments

  • El dia 08.05.2011, zambombo dijo:

    Aquí, un chaval con buena voz adquiere tablas durante años con orquestas y se convierte en triunfito (por ejemplo). Allí, cuarenta años antes, un chaval fanático de la guitarra se codeaba con los grandes para convertirse en leyenda del rock. Lo mismo es.

    Gran artículo, desconocía el pasado de Page. Impagables grabaciones, Carrascus, ¿le ha costado mucho conseguirlas? Por curiosidad. Las fotografías también son la leche.

    • El dia 08.05.2011, carrascus dijo:

      Hace usted, amigo Zambombo, unas consideraciones muy interesantes y lúcidas siempre sobre los aspectos pasados y presentes de la música pop y rock. Lo mismo es… sí.

      Las fotos, como siempre, están sacadas en cantidades variables de unas entradas a otras, tanto de internet como de los escaneos hechos en mis archivos… las grabaciones no han sido difíciles de pillar ya que por aqui tengo la caja de seis CDs con la colección de singles editados por Immediate Records, y un disco doble, llamado “This guitar kills”, que contiene los principales trabajos como sesionero de Jimmy entre el 62 y el 64 el primero de los discos, y entre el 65 y el 68 el segundo de ellos.

      • El dia 09.05.2011, carrascus dijo:

        Pues me acabo de enterar de un nuevo fallecimiento. Esta vez le ha tocado a JOHN WALKER, uno de los tres Walker Brothers. Para él, el sol no brillará nunca más…

        Y puestos a hablar de fallecimientos, ocurre en el blog una de esas cosas raras que se dan a veces. Con la reciente muerte de Gunther Sachs hay un montonazo de busquedas en Google y los demás buscadores de internet con su nombre y con el de Brigitte Bardot, lo que ha hecho que vengan rebotados a este post del Blogin’, que se ha convertido en el más visitado, de largo, de los últimos días…

        • El dia 09.05.2011, Microalgo dijo:

          De la importancia tremebunda del aprendizaje…

          Por cierto, Maese Carrascus, mañana hace Usted años, ¿no?

          Pues felicidades. No preguntaré cuántos, descuide.

          Un abrazo.

          • El dia 09.05.2011, carrascus dijo:

            Pues sí, D. Micro; su agenda sigue perfectamente actualizada. Mañana es mi cumpleaños. Muchas gracias, en uno de los brindis me acordaré de usted. Le correspondo al abrazo.

            • El dia 09.05.2011, .juan a. uno de los dos dijo:

              Largo post, y larga vida musical del Jimmy Page, desde luego la academia no pudo ser más bien aprovechada.
              Valga la comparación con nuestra piel de toro, pero la cantera de las orquestas que inundan nuestras ferias veraniega, tampoco hace ascos a estos músicos de sesión, ¿no cree? cuanto talento desaprovechado se habrá quedado por el camino.
              Saludos…¡ah! feliz cumple,

              • El dia 09.05.2011, zambombo dijo:

                Sin duda, Juan A. No sólo orquestas, también a la inversa. Incluso le puedo contar de conocidos músicos del indie que han tocado como mercenarios en cuadros flamencos…

                • El dia 10.05.2011, carrascus dijo:

                  Muchas gracias, Juan Antonio

                  Y claro, el factor suerte influye también en el devenir de cada uno. Seguro que por ahí hay mucho talento desaprovechado que no ha tenido la suerte de que alguien le descubriese, igual que hay muchos “descubiertos” que después no han podido seguir en el camino por falta de talento o preparación… lo de los triunfitos también es un buen ejemplo.

                  Jimmy, de todas formas, aunque tuviese suerte de jovencito, también supo apañárselas muy bien, aprendiendo de todo lo que podía, componiendo, produciendo, yéndose a los USA a ver nuevas opciones, montando su propia compañía de edición… y dando el salto final cuando ya estaba bien preparado y todo lo anterior se le había quedado pequeño…

                  Y Zambombo, cotillee usted, hombre, que igual conoce casos divertidos…

                  • El dia 10.05.2011, EuLaliA dijo:

                    Hola Carrascus, aunque ahora con mi nuevo trabajo fuera de Sevilla no tengo apenas tiempo para el internet no queria dejar pasar este dia sin darte mis mayores felicitaciones y desearte que pases muchos años mas, en compañia nuestra si puede ser.

                    Mil besos.

                    • El dia 10.05.2011, David González dijo:

                      Muy buen artículo Carrascus, me ha gustado conocer con detalle los inicios del guitar hero que todos conocemos. Aquellas jams de Page y Clapton se pueden encontrar en innumerables ediciones recopilatorias baratas de uno y otro y, hace mucho tiempo, cuando uno no tenía dinero para gastar en CDs, resultaban atractivas y las compraba pensando que eran auténticas joyas a un buen precio. Después las escuchabas y era tremendamente decepcionante. Algo parecido ocurría con Jimi Hendrix.

                      Yo también conozco a algún músico profesional que tiene que prestar sus servicios a cualquiera que pague bien. Las historias que cuentan pueden ser desternillantes.

                      Feliz cumpleaños Carrascus.

                      • El dia 10.05.2011, vilamallen dijo:

                        Estupendo e instructivo artículo y espléndidamente sonorizado.
                        S&3

                        • El dia 10.05.2011, vilamallen dijo:

                          Y muchas felicidades off course

                          • El dia 11.05.2011, carrascus dijo:

                            Pues muchas gracias a todos por su felicitaciones. Damos paso a otro año más, que esperemos que al menos sea como éste anterior.

                            Y no te preocupes, Lali, por no aparecer tanto, ya me contaste por linea interna lo de tu trabajo, y espero que te vaya muy bien en él. Un beso muy grande.

                            S&3, amigo Vilamallen.

                            Todos hemos picado alguna vez en eso, David; en la cantidad de basurilla que los ejecutivos de las discográficas sacan de los cajones para seguir aumentando sus ingresos. Estaba justificado, pues, el cabreo de Jimmy.

                            Y cuente usted alguno de esos casos desternillantes, hombre… a ver si Zambombo se anima también. No den nombres si no quieren…

                            • El dia 15.05.2011, David González dijo:

                              Pues con la expresa autorización del protagonista y bajo promesa de no revelar su identidad, ahí va una de sus historias

                              “Durante una época estuve trabajando para una prestigiosa orquesta.
                              Programas de TV, muchas galas…estaba bien. En una ocasión nos
                              ofrecieron acompañar a una gran estrella, un “Artista” internacional.
                              Estábamos todos muy ilusionados porque se trataba de una gira de dos
                              meses en la que recorreríamos un montón de países del sur y centro de
                              América. Así que los dos arreglistas de la orquesta nos pusimos a
                              trabajar y tuvimos listo el repertorio en tiempo record, también nos
                              lo pagaron de maravilla, y enseguida empezamos los ensayos a los que
                              asistió “El Artista” y parecía encantado. Todo iba como la seda.
                              Una mañana recibí una llamada del agente que intermediaba todo el
                              asunto rogándome que asistiese esa misma tarde a una reunión en la
                              propia casa de “El Artista” porque tenía unas ideas nuevas para el
                              espectáculo que quería que anotásemos. Así que aquella tarde me fui
                              para allá armado de papel pautado, lápiz y goma. Llame a la puerta de
                              la dirección que me habían facilitado, dije mi nombre y entre. Después
                              de recorrer más de un kilometro de monte llegue a la casa. Joder que
                              casa, tenia de todo como en las películas. Me esperaba el agente que
                              me invito a pasar a una habitación que era el estudio aunque allí no
                              había ningún instrumento musical excepto una vieja guitarra española,
                              desafinadísima como pude comprobar en cuanto me dejaron solo. El
                              agente antes de salir me dijo que si quería un poco de coca a lo que
                              conteste que no, que prefería fumar algo de hachís. No hubo problema
                              el salió y yo me quede fumando, curioseando y de paso afiné la
                              guitarra.
                              A los diez minutos entraron el agente y “El Artista” que venía en
                              albornoz y pude constatar que no llevaba nada debajo, venia de la
                              sauna según me dijo. El asunto en cuestión era que se le había
                              ocurrido una letra para una canción y quería que yo le pusiera los
                              acordes en su sitio, es decir iba a hacer un trabajo como “negro”. Me
                              daba igual, al fin y al cabo nos íbamos a América.
                              Hubo un par de miradas, un par de gastos que me pusieron la mosca tras
                              la oreja. La homosexualidad de “El Artista” era algo asumido incluso a
                              nivel público, pero cojones ¿se me estaba insinuando? ¿Sería el canuto
                              que me estaba jugando una mala pasada? Pasaron por mi mente en un
                              segundo un montón de escenas de los últimos ensayos. Joder, incluso el
                              bajista que era un gran amigo mío me lo había dicho
                              -- tío lo tienes loco, ándate con ojo que este va a por ti
                              Aunque en ese momento yo no le di importancia, reconozco que en mi
                              actual situación reconozco que empezaba a ponerme un poco tenso.
                              La tensión llegó al límite cuando el agente dijo que se tenía que ir a
                              no sé donde a no sé qué. Me acerque a él, le cogí del brazo y le dije
                              lo más discretamente que pude:
                              -y una mierda…yo aquí no me quedo a solas con este.
                              Evidentemente “El Artista” me escucho pero no dijo nada. Después me
                              enteré de que trato de presionar para que yo no fuese a la gira pero
                              afortunadamente todo el mundo rompió una lanza en mi favor y pude
                              conocer un montón de lugares maravillosos además de ganarme un dinero.
                              Un día, en Miami, nos invito a todos a una copa en su suite. La gira
                              estaba terminando y nos abrazó a todos pero a mí además me dio un
                              suave beso en la mejilla. Yo se lo devolví”

                              • El dia 16.05.2011, carrascus dijo:

                                Jejejeje… “el artista” podemos conjeturar quien es, pero ya me dirá usted en privado, ante unas cervecitas, quien era “la presa”…

                                • El dia 16.05.2011, David González dijo:

                                  Ya le contaré Carrascus, delante de una birra mejor. Y a ver si la gente se anima y hace apuestas sobre quién es “el artista”, aunque parece claro. Es una de las cosas más divertidas. Si gusta tengo más historias del mismo session man.

                                  • El dia 17.05.2011, carrascus dijo:

                                    Por supuesto. Todas las historias serán bienvenidas y agradecidas.

                            • El dia 11.05.2011, zambombo dijo:

                              Hombre, tampoco es que sea desternillante, pero sí llamativo. Sin decir nombres, el caso que refiero es el de un músico de un conocido grupo indie-rock, del que hemos hablado a veces en persona, que se fue una temporada al extranjero a tocar el bajo con un grupo de flamenco, palmeros incluidos. Obviamente, el flamenco le gustaba más o menos como el chotis, no era eclecticismo.

                              • El dia 11.05.2011, carrascus dijo:

                                Es que esto de tener que comer varias veces al día trae algunas complicaciones…

                                • El dia 15.05.2011, NoSurrender dijo:

                                  joé, qué bueno es el tipo. Nadie ha tocado como él.

                                  (Required)
                                  (Required, will not be published)

                                  Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.