Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
SALÓN DADÁ
Categorías: Forever Young
Carrascus

El 21 de marzo de 1978 VIVIAN STANSHALL estaba celebrando su trigésimo quinto cumpleaños de forma triste. Estaba sentado en la noche, solo, preguntándose por qué no se había muerto todavía.

A pesar de que había dedicado todos sus años a vivir la vida de un artista, Vivian estaba convencido de que si él realmente hubiese llegado a serlo ya la habría palmado. Los verdaderos artistas tienen que morir jóvenes, eso es algo que sabe todo el mundo. Sin ir más lejos, su ídolo, el dadaísta Alfred Jarry murió en 1970, a la edad de 34 años, arruinado y alcohólico. Que él no hubiese logrado algo tan simple significaba, sin duda ninguna, que no era un artista de verdad.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The Bonzo Dog Band – “I’m the urban spaceman”

Vivian Stanshall murió en el incendio de su casa hace hoy justamente 16 años, el domingo 5 de marzo de 1995. Para el que mire su figura sin profundizar demasiado, Vivian dejaba tras él una obra ámplia, pero demasiado difusa y dispersa; daba la impresión de que era un artista que nunca había desarrollado completamente su potencial. Sin embargo Vivian tenía una personalidad muy compleja y fascinante; era un hombre singular que nunca supo donde colocar la línea de separación entre el arte y la vida cotidiana. O incluso que nunca supo si realmente había que colocar ahí alguna línea.

De él se cuenta que fue un niño muy precoz, que ya era capaz de mantener una conversación a la edad de diez meses, o que cuando era un adolescente, alumno de la escuela de arte viajaba en el metro hasta ella epatando al personal a base de rociarse a cada momento a sí mismo con spray anti insectos o fingiendo que se ahorcaba en el vagón, colgándose de la barra de sujección… cualquier cosa con tal de conseguir alguna reacción de las personas “normales”.

Pero aunque casi toda la inagotable energía de Vivian se canalizase hacia esta distorsión dadaísta de la realidad más familiar, también le acarreaba terribles ataques de pánico. Tenía escasa o nula habilidad para enfrentarse al horror de la normalidad. Para calmarle, los médicos le recetaron valium… y él se recetó whisky. Y ambas medicinas a la vez precipitaron su caída.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The Bonzo Dog Band – “Death cab for cutie”

Su trabajo con la Bonzo Dog Band, solo era la punta del iceberg de Vivian Stanshall. Aquellas suaves y melífluas canciones salpimentadas con una deliciosa prosa, no nos dejaban ver la locura, el miedo, el terror detrás del genio; Vivian era un hombre asustado de su propia capacidad, que usaba la bebida para calmar sus temores, alguien petrificado por el mundo que le rodeaba, y que solamente quería sentirse seguro en él.

La historia del final de su vida es desgarradora. Exiliado en un piso de Muswell Hill, con un portero automático que no podía oír, pensaba que todos sus amigos habían desertado de él. A veces salía del piso y deambulaba por los alrededores vestido solo con un corto kimono blanco y unas sandalias, llevando un cayado como el de los pastores, con el que apuntaba a la gente que pasaba cerca de él, mientras les gritaba… “vosotros, cabrones, os desprecio con todas mis ganas…”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Vivian Stanshall – “King kripple”

En los primeros 90 tuvo un breve renacimiento, participando en algunas obras de teatro y en una surrealista serie de anuncios de una cerveza negra; pero a pesar de la ayuda que le prestaban los buenos amigos de su anterior etapa Bonzo, como Neil Innes, no lograba superar el alcoholismo. El propio Neil describía así la situación: “Los periodos que pasaba empapado en alcohol eran muy prolongados… Viv era como un acorazado que se hunde mientras cañonea a sus rescatadores”.

Vivian es el de la larga barba y la pluma blanca.

Y su final llegó. Aunque todavía no se ha aclarado que pasó exactamente el día que Vivian murió. Parece ser que un grupo de jovenes vagabundos borrachos a los que había acogido en su casa le fueron despojando poco a poco de todas sus pertenencias, y después le pidieron dinero para devolvérselas. Vivian murió en su habitación mientras su casa ardía. Las principales sospechas de la policía se centraron en aquellos vagabundos, pero su familia tenía una teoría diferente; su segunda esposa, Ki Longfellow, pensaba que Vivian había acogido a aquellos chavales borrachuzos en su casa a sabiendas de que sistemáticamente iban a desvalijársela, pieza a pieza, y eso era parte de su fabulosa y teatral producción final. Y después, en vez de pasar sus últimos días en un hospital, Vivian murió en un funeral vikingo… pero puede que ella pensase eso para poder sobrellevar mejor su tragedia.

Aunque quizás para alguien que, como Vivian, no veía línea divisoria entre la vida y el arte, una muerte así, a la vez solitaria y hermosa, tenía sentido. Como los dadaistas que él tanto admiraba, su arte lo malgastó en vivir cada día. Su mayor logro artístico fue su propia vida. Y al final se salió con la suya y, como deben hacer los artistas, murió joven, ¿no?; solo tenía 53 años… es la misma edad que tengo yo ahora…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Vivian Stanshall – “The young ones”

Categorías: Forever Young -

8 Comments

  • El dia 05.03.2011, Davidd dijo:

    ¡Coño! ¡Por fin alguien a quien conozco! Este es (creo) el que puso las voces que presentaban los instrumentos uno a uno, en el Tubular Bells de Mike Oldfield, y sólo 2 o 3 años antes de morir volvió a hacerlo en el Tubular Bells II. Hay una historia detrás de esto. Por lo visto al amigo Mike se le acabó el plazo que le daban para grabar su disco en “The Manor (mansión-estudio de grabación)” y para ganarse la simpatia de Viv (que era quien con su grupo Bonzo Dog Band debía entrar después a grabar) pidió a éste que le hiciera de maestro de ceremonias. No sólo se ganó su simpatía sino que compartieron grandes borracheras. Hay una pista del disco que no llegó a aparecer en el album en su momento y que sí se editó después cuando Mike Oldfield tuvo la “fama necesaria” como para editar algo así, esta pista es la prueba sonora de esos homenajes etílicos que ambos músicos se dedicaron. En ella escuchamos a Viv Stanshall, borracho como una auténtica cuba, presentando las estancias de la mansión estudio “The Manor”, que por cierto más tarde compró Oldfield y la convirtió en su casa.
    El audio que os digo es este:

    http://www.youtube.td/watch?v=xf00bg7Pajw

    Ahora para que después de la parrafada no sea la misma persona jaja, estoy casi seguro de que sí.

  • El dia 05.03.2011, .juan a. uno de los dos dijo:

    Que se puede esperar de un tipo que se llama “vivían” con acento en la segunda “i” y que crea un grupo que se llama “bonzo”…pues eso que tenia que morir como murió.

    Y coñas aparte, el anuncio de la birra es de ¿LSD?, cuanto menos Y los videos que has subido son la ¡ostia! Y su música de lo mas vanguardista…de ahí lo de ¿dáda? Por cierto la de “jóvenes éramos tan jóvenes”, ¿no hay una versión de alguien de por aquí?

    En definitiva me ha impactado y como veras dejo un montón de dudas…
    Saludos.

    • El dia 05.03.2011, carrascus dijo:

      Pues no se lo puedo asegurar al ciento por ciento, amigo Davidd, porque estoy en el curro y aquí tenemos capado el Youtube y no puedo ver los videos. Y en casa me temo que tampoco durante un día o dos, porque se me ha caído la línea de ADSL. Pero por lo que dices en tus comentarios tiene toda la pinta de que el del video sí que sea él.

      Lo de los “Tubular Bells” es cierto; él era el maestro de ceremonias en ellos.

      Supongo que la figura de Vivian Stanshall es conocida por los que frecuentan este blog… tuvo bastante relación con los Monty Phyton, para los que el grupo de los Bonzo solía abrir sus shows televisivos… incluso Neil Innes formó parte de esa banda anteriormente. Tanmbién son conocidas sus gamberradas de borracho junto a Keith Moon, de la que hay testimonio gráfico en el post…

      Y sí, Juan Antonio, la música y las manifestaciones artísticas de Vivian Stanshall eran totalmente dadaístas en cuanto a ser una provocación abierta al orden establecido. Su vida también lo era. Me alegro de que te haya gustado descubrirlo.

      Y sobre lo de “jóvenes, éramos tan jóvenes”, la versión a la que te refieres es la que hicieron Los Mustang hace ya un montón de años, con esa letra en castellano. El original de “The young ones” es de Cliff Richard con los Shadows.

      • El dia 06.03.2011, Davidd dijo:

        Pero ya que dices que es el mismo que pone la voz en Tubular Bells ya no hay dudas, es él también el que sale en el video de Tubular Bells 2. Lo cierto es que me sonaba el apellido pero no estaba seguro de que fuera el mismo.

      • El dia 10.03.2011, Microalgo dijo:

        De qué cosas se entera uno en este blog.

        Es un no parar, desde luego.

        • El dia 10.03.2011, carrascus dijo:

          Es que usted es un lector fiel, D. Micro.

          Muchas gracias.

          • El dia 11.03.2011, Maese Rancio dijo:

            He escuchado unas diez mil veces el Tubular Bells y hasta ahora no conocía al tipo que nombraba los instrumentos…

            (Required)
            (Required, will not be published)

            Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.