Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
INTIMIDAD A FUEGO LENTO
Carrascus

Estrenamos diciembre con un buen concierto en el Teatro Central. Nos visitarán ISOBEL CAMPBELL Y MARK LANEGAN. Y habrá que estar allí si no queremos perdernos algo único y singular, porque esta pareja ha sobrepasado las comparaciones con Nancy Sinatra y Lee Hazlewood, y han creado un sonido intenso, fluído, que es únicamente de su propiedad. La tensión sexual en los duetos de Isobel y Mark es palpable… si todo marcha como en los demás conciertos de la gira, la tercera canción será “Come undone”; ya veréis como esta cruda balada soul, llena de pasión reprimida, nos ilustra sobre cómo es el mundo de esta pareja.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Come undone”

Tardaron en darse cuenta, pero estos dos habían nacido el uno para el otro. Isobel ama esa voz clásica, que fluye sin esfuerzo, de Mark; y éste siente una atracción irrefrenable por esa forma de cantar, que no es de este mundo, que tiene Isobel. Y como dúo han conseguido su propia marca de fábrica. Su sonido ha ido creciendo en los tres discos que llevan editados, y ahora es una mezcla perfecta de la ronca voz de barítono, a medias entre Paul Rodgers y Johnny Cash de él, y la trémula y suave entonación folky de ella.

Pero no es solamente este contraste el que les hace únicos, lo es también su sensibilidad, la forma en que se “escuchan” el uno al otro. La mayoría de los dúos formados por estrellas que hemos conocido a través de los tiempos, y los que hay en la actualidad lo que hacen es darse autobombo, y los dúos son vehículos para el alarde y el vacileo de los dos componentes. Isobel y Mark, en vez de eso, se entregan uno al otro totalmente en cada canción, creando una intimidad especial… como cocinada a fuego lento.

Su combinación de melodrama fatalista y folk angelical brilló ya en su primer disco, “Ballad of the broken seas”, grabado en el 2.006. El que le siguió, ”Sunday at devil dirt”, ganó en ambición, dejando a Isobel exausta en un proceso demasiado intenso para crearlo, como si se hubiese frito el cerebro en el intento. Ahora vienen a presentarnos el tercero de sus discos, “Hawk”, en el que han explorado diferentes texturas, con un sonido mucho más ámplio y rítmico.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Time of the season”

Con este disco, además, Isobel ha mostrado su cumbre como productora y arreglista. Cuando ella dejó a un grupo indie de culto como eran Belle & Sebastian, en el 2.002, ya había editado dos discos llenos de un pop que se pasaba un pelín de cursilón bajo el nombre de The Gentle Waves. En el 2.004 se movió en una dirección más novedosa y escribió un puñado de canciones inspiradas por su amor al rock de la Costa Oeste de los ’60 y los ’70, que eran, esencialmente, “diálogos a dos voces”. Y le llevó un tiempo encontrar un homólogo masculino para cantarlas; pero cuando Mark Lanegan, antiguo vocalista de los Screeming Trees y Queens of Stone Age, aportó su tono bluesy, aunque vulnerable, a las canciones, éstas adquirieron vida. En este caso, al contrario de lo que suele suceder, el versátil e instintivo intérprete que es Mark, fue el que se convirtió en la musa de Isobel.

Así que a pesar de ser en su mayor parte escrito y producido por Isobel, “Hawk” necesita el componente del macho alfa, por eso en este disco Mark es un presencia dominante; a veces, la voz de Isobel apenas es una traza, pero salta al primer plano en canciones de dream-pop hipnótico como “To hell and back again”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“To hell and back again”

Isobel Campbell declaró una vez que ni ella ni Mark tenían amigos reales. Ciertamente, a pesar de sus estilos contrapuestos… el susurro catatónico de una “canteuse” como ella y el rugido indescifrable de un veterano del grunge como él… rezuman la tensión que se acumula tras años de búsqueda de un alma gemela, años de rencillas con colegas y amigos que dejaron de serlo, que les han nutrido emocionalmente para ahora regurgitar sus experiencias con la dificultad y el desgaste de las ostras cuando fabrican las perlas.

Igual que ocurriese en los momentos más brillantes de su primer disco, ocurre ahora en las mejores partes de su nuevo rerpertorio, en el que la voz de Isobel se desliza sobre la de Mark como un guante, y el dúo asume una sola y amenazante personalidad. Para ellos es una paradoja ese dicho de “la unión hace la fuerza”; para ellos la fuerza está en la soledad que intentan obtener convirtiéndose en un único ente. Y desde esa soledad dirigirse a ti, afectarte con sus gritos y susurros, con sus sonidos. Los sonidos, cuanto más bajos, más nos perturban, sobre todo si están hablando de nosotros… y eso es lo que ellos hacen en canciones como “We die and see beauty reign”, en la que nos dicen que nuestra única esperanza nos llegará post-mortem…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“We die and see beauty reign”

El terreno nos lo irá preparando una figura emergente que a mí se me estaba pasando desapercibida hasta que nuestra amiga Lu me la puso en primer plano cuando estuvimos la última noche en este mismo Teatro Central: HARPER SIMON, un tipo que nos trae un country cósmico muy ecléctico, con algo de la magia familiar; no en balde es el hijo del gran Paul Simon.

Y aunque al final, con la madurez de la personalidad que da el tiempo, esta figura paterna se haya convertido incluso en una ayuda, para Harper la herencia familiar ha sido durante toda su vida un estorbo que ha querido borrar y renegar de ella, en un proceso que le llevó a ser esclavo de una adicción a los narcóticos y al alcohol.

La heroína le ayudó al principio a ser menos acomplejado y menos autocrítico, así que la usaba como medicina psicológica, pero al final se convirtió en un yonkie más. Durante este tiempo no fue ajeno al mundo de la música, y primero intentó hacer un disco de post-hardcore en su ciudad natal de New York, con Murph, el batería de Dinosaur Jr, antes de mudarse a Londres en el 2.002 y unirse a los Menlo Park, que hacían una música rock en clave judía, con los que Harper se sintió feliz durante algún tiempo pensando que era como el Keith Richards del grupo.

Pero el alcohol le pasaba factura, y cuando sus relaciones y su confianza se colapsaron se volvió a mudar, esta vez a Los Angeles, donde un amigo le convenció de que había que dar la cara y asumir el protagonismo, y hacer un disco en solitario.

La grabación de este disco se tuvo que parar a la mitad para poder finalizarlo sobrio. Tuvo que pasar un periodo de desintoxicación, pero Harper Simon salió definitivamente fortalecido. Quizás éste que tiene en la calle desde hace poco más de un año, y que nos va a presentar aquí, no sea el disco que él hubiese esperado, pero al menos ahora se siente dentro del juego, y cuando tenga que hacer el siguiente ya sabrá mucho más… lo que no quiere decir que a éste no haya que prestarle la debida atención.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“All I have are memories”

El proceso de este disco homónimo de Harper Simon ha sido difícil por tanto. Él siempre quiso escribir, pero le daba miedo escribir canciones, sobre todo empleando su nombre para firmarlas debido a sus neuras particulares y a la relación que su apellido pudiese darle con los medios, así que escribía esbozos de novelas de ficción, de guiones…

Hasta que por fin se convenció de que no había malos espíritus esperándole con lanzas y flechas y se lanzó de lleno a mostrarnos su propio paisaje escénico a través de un disco en el que está presente el sutil pop de Elliott Smith y, sí, la respetada variedad de Paul Simon. Harper creció escuchando discos de los ’60 y los ’70, por eso su música es un sentido tributo que tenía que pagarles. Y como en su ADN, además de su padre también está su madre, Peggy Harper, que era de Tennessee, y le introdujo en el country psicodélico, el resultado es ese country cósmico del que os hablaba al principio, que desconozco como nos lo hará llegar a nosotros, porque supongo que aquí no vendrán con él toda esa gente tan dispar que le ayudó a plasmarlo en su disco, desde sus amigos Sean Lennon e Inara George y Steve Nieve, hasta una sección de músicos de sesión de Nashville, bastante más mayores, que incluyen a Lloyd Green y Charlie McCoy, que contribuyeron a hacer grandes algunos discos de Dylan y los Byrds.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Tennessee”

Ésta anterior es una de las tres canciones escritas a medias por Harper y su padre. Desde que a la edad de cuatro años apareció con Paul Simon en “Barrio Sésamo”, hasta que no cumplió treinta y seis, Harper no había vuelto a asociarse musicalmente a él. Todo comenzó con un rag instrumental que él tocaba y que a su padre le gustó, así que quiso componerlo del todo junto a él. Al principio los demonios interiores que aún le mordían le hacían ponerse nervioso con su padre envuelto en esto; pero logró superar la prueba y escribieron aún dos canciones más entre ambos. En realidad Paul Simon disfrutaba con este descanso que le apartaba de tener que resolver los problemas de su propio disco.

Ahora, Harper por fin se está haciendo un sitio propio en la música. Y hasta que lo ha logrado ha pasado por un viaje lleno de experiencias, inquietante y revelador. Vamos a arroparlo con nuestra presencia…¿no?

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Wishes and stars”

Será el miércoles día 1. A las 9 de la noche en el Teatro Central, con las entradas a 20 euros. Las butacas del teatro se quitarán para poder ampliar el aforo y que podamos entrar como mínimo las quinientas personas que se necesitan para cubrir gastos y poder seguir en la brecha de traernos a más gente que merezca la pena. Más gente como Harper Simon e Isobel Campbell y Mark Lanegan con una completa banda de rock…

Ésta es la canción con la que el dúo está cerrando los conciertos de esta gira, tras haber dejado detrás otras veintidós… el último de los bises… una canción de uno de los discos en solitario de Mark Lanegan.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Wedding dress”

Categorías: Changing of the guards -

26 Comments

  • El dia 29.11.2010, lu dijo:

    Espero que se marquen ese Wedding Dress, es una canción que me vuelve loca. Allí nos veremos, Carrascus, que esto no hay que perdérselo por nada del mundo.

    • El dia 29.11.2010, carrascus dijo:

      Pues sí, amiga Lu, allí nos veremos si nada se tuerce.

      Acabo de ver el Barça-Madrid… y eso no ha sido un partido, ha sido un burreo. Aunque pa burro, burro, lo que se dice burro… el Sergio Ramos.

      Viendo que el Sevilla y el Madrid han salido del Camp Nou con “una manita”, si yo fuera el entrenador del Valencia me plantearía desde ya ir allí cuando me toque vestido de naranja :) :) :)

      • El dia 29.11.2010, lu dijo:

        Oye, ¿lo del fútbol no me lo estarás contando a mi, no? Que yo confieso que cuando hablas de deporte me leo los comentarios en oblicuo…

        • El dia 30.11.2010, carrascus dijo:

          No, mujé… lo escribía para todos en general; ya sé que a tí el fútbol no te disloca.

          Lo que no sabía es que leyeses en oblicuo las cosas deportivas que escribo… entonces, este post ni lo habrás olido siquiera, no? jejeje…

          • El dia 30.11.2010, zambombo dijo:

            Yo no me lo quiero perder, aunque me temo que tendré que esperar a última hora para saberlo, cosas de la vida y el trabajo. Espero que queden entradas en taquilla.

            • El dia 30.11.2010, losmierdas dijo:

              estoy como zambombo, a estas alturas y sin saber si me podré acercar al Central, con la incertidumbre añadida de que se haya acabado el papel…

              os acordais de la niña Isobel, cuando vino con Howe Gelb al mismo sitio hace tres años? …juajua, yo en mi vida he visto a nadie pasarlo tan mal en un escenario! criaturita!

              • El dia 30.11.2010, juan antonio dijo:

                Que bien suenan esta gente, aunque me quedo con Harper, es que el sonido country tiene esa marchita que te hace mover los pies piano a piano, joder que baratita esta la entrada, vamos para no perderselo.

                Un aparte para el partido del clásico ¡¡como disfrute!!este Barça hace bueno a los pequeños y malo a los grandes, !que pensara! Mou, ahora del Sportin, ¿como es posible que jugado con suplentes le metan solo 1 chicharro?

                • El dia 30.11.2010, zambombo dijo:

                  Al final he podido atarlo todo y sacar la entrada anticipada. ¡Allí nos vemos! :)

                  • El dia 30.11.2010, Ilde dijo:

                    Qué buenos. Aunque como Juan Antonio, me tira más el sonido country de Harper. De hechjo lo voy a ñadir ahora mismo a la lista para reyes. Gracias Sr. Carrascus.

                    5 y pudieron ser más, je, je. A los 20 minutos llevaban un promedio de 8, y no se alejaron mucho al final.

                    • El dia 30.11.2010, David González dijo:

                      ¡Ea!…¡ya me habéis convencido!…yo también estaré allí

                      • El dia 30.11.2010, carrascus dijo:

                        Os veo a todos muy optimistas sobre que se vayan a agotar las entradas para el concierto de mañana. Ojalá sea así, pero con las butacas quitadas allí hay mucho aforo, y yo no soy tan optimista como vosotros respecto a la cantidad de gente que vaya a asistir. Nada me apetecería más que equivocarme, entre otras cosas porque conozco a los organizadores y merecerían salir bien de un riesgo como éste. Para el bien de todos nosotros y de otros futuros conciertos que estuviesen por llegar.

                        Bueno, os dejo, que me voy al basket, que hoy jugamos la liga europea ésa contra el Riga. Lu, si quieres echarle un vistazo al partido, lo televisan en Giralda TV… 😉

                        • El dia 30.11.2010, Ilde dijo:

                          A nosotros nos toca el jueves contra el Madrid (Euroliga). Suerte.

                        • El dia 02.12.2010, carrascus dijo:

                          Pues anoche pasamos un rato muy agradable en el Central. Buena compañía, Lu, Silvia y Zambombo, y buena música para volvernos a casa con un estupendo sabor de boca. Cuando entréis más tarde en el blog de Lu supongo que podréis ver una o dos fotos de la noche, porque les tiró algunas tanto a Harper Simon como a la banda de Isobel y Mark. Y esto me da pie para hacerles una recomendación a los gerentes del Teatro Central para cuando hagan eventos como el de anoche, en el que se quitan las butacas y estamos todos de pie por allí como en los conciertos de rock al uso. Creo que sería mucho mejor que los vigilantes que había por allí, en vez de consumir tantas energías en llamar la atención a los que sacaban fotos con sus móviles o sus cámaras caseras, para disfrute personal, las empleasen en evitar que la gente de mediados de la sala hacia atrás estuviese hablando hasta por los codos durante las actuaciones musicales. Porque anoche fue realmente vergonzoso que mientras Harper Simon estaba vaciándose en la interpretación de la que seguramente es su mejor canción, “Berkeley girl”, que es bastante relajada e intimista, los murmullos molestos que producían todos esos maleducados llegaban perfectamente hasta las primeras filas, desquiciando bastante y evitando que nos pudiésemos concentrar en lo que realmente queríamos escuchar. Y no fue la única vez que ocurrió esto ni mucho menos. Durante la actuación de Isobel y Mark se notaba menos porque el volumen instrumental era mayor, pero aún así nosotros tuvimos que dar varios pasos hacia adelante para incrustarnos en las filas más próximas al escenario porque teníamos detrás a un grupito que no paraba de charlar.

                          Y lo cierto es que nos podíamos haber evitado todo esto porque en vista de la gente que apareció por allí, entre tres y cuatro centenares de espectadores, hubiésemos cabido perfectamente en las butacas si no las hubiesen quitado. Pero bueno, esto tiene a su favor el puntazo de que puedes meter las cervezas en la sala, y entrar y salir de ella sin problemas.

                          Un rato después de las nueve apareció Harper en solitario con una guitarra acústica, y él solito se bastó para darnos un concierto de muchos quilates. No sé si habrá habido alguna banda que haya tenido más influencia en las generaciones posteriores de músicos que la Velvet Underground, pero incluso Harper es de éstos, y anoche comenzó su actuación con “I’ll be your mirrror”, para después ir desgranando canciones de su disco con un estilo que muchas veces hacía que me pareciese estar viendo a su padre cuando tenía su misma edad, antes de su epifanía sudafricana. Reconocí dos de las tres canciones incluso que han compuesto juntos, el rag y “Tennessee”, que es una de las que ilustran este post, y fue la tercera que cantó, justo antes de uno de sus momentos cumbres con “Shooting star”. Y así fue, durante poco más de media hora, desgranando algunas más de sus canciones, entre las que incluyó “I’ll follow the sun”, una de las canciones más bonitas y desconocidas del “For sale” de los Beatles. Merece la pena seguirle la pista a este Harper Simon, sin duda.

                          Después, durante el descanso entre su actuación y la siguiente estuvo paseando por la sala, entre los espectadores, por lo que Lu, que está loquita por él, pudo darse el gustazo de darle un par de besos y tener un ratito de charla.

                          Isobel Campbell y Mark Lanegan vinieron acompañados de una banda que componían dos guitarristas, un batería y un bajista, que alternó el bajo eléctrico con el contrabajo. El inicio de su concierto fue exactamente igual que el de su reciente tercer disco, las cuatro primeras canciones de uno son también las cuatro primeras del otro, con la salvedad de que “Come undone”, la canción primera de las que puedes oír en el post, es la cuarta del disco y anoche fue la tercera, por delante de “Snake song”.

                          El concierto comenzó de forma fantástica, pues, y fue manteniendo la altura a medida que pasaban a canciones de sus discos anteriores (entre las que metieron una grandiosa versión del “Free to walk” de Jeffrey Lee Pierce), que se mantuvo hasta “The circus is leaving town”, tras la cual, y parafraseando su título, no solo el circo abandonó la ciudad, sino que Mark abandonó también el escenario para dejarnos a todos con el bajonazo que supuso que la sosita de Isobel se enfrentase sola al micrófono… “To hell and back again” nos hundió en la miseria, y “Saturday’s gone”, algo más animada, apenas nos sacó de ella. Pero es que la vuelta de Mark, que quizás nos pilló contagiados a todos por la depre, tardó en volver a levantarnos, y eso que “Time of the season” es una de sus mejores canciones recientes. Pero todo se solucionó en un momento instantes después de “Salvation”, en cuanto los músicos dejaron de ser una banda acústica para convertirse en una banda de rock y atacar las dos últimas piezas del set, “Come over me (turn me on)” y “Got behind me”, que nos dejaron a todos con enormes ganas de seguir por ese camino con algún bis más.

                          Volvieron a salir enseguida, pero se volvieron nuevamente intimistas, porque encadenaron tres canciones de su primer disco, “Revolver”, “(Do you wanna) Come walk with me?” y “Ramblin’ man”, en clave semiunplugged, pero estas canciones son buenas de verdad y se nos pasaron volando. Cuando quisimos darnos cuenta ya estábamos al final del concierto, con la banda nuevamente arrolladora para dejarnos salir de allí en pleno climax, porque terminaron con el “Wedding dress” del disco de Mark Lanegan en solitario de hace seis años, “Bubblegum”, en el que su voz sonó más poderosa que nunca y los músicos se lucieron a tope, incluso el guitarrista de la derecha, que estuvo casi todo el tiempo supeditado al de la izquierda, tuvo ocasión para desgranar un buen riff, contestado por el otro guitarrista después con otro aún mejor. Excelente final.

                          Lu y Silvia estaban prendadas de Mark Lanegan y de su voz, una de las que a Zambombo le parece que está entre las tres más representativas del grunge. Y no es para menos, porque en escena se come literalmente a Isobel y su vocecilla. Durante la primera de las canciones, “We die and see the beauty reign”, a Isobel prácticamente ni se le escuchó, algo que Mark debió apreciar porque al terminar le hizo una seña al de la mesa de mezclas para que bajase el volumen de su micro, algo que el tío no sé si interpretó mal porque bajó todo el sonido de forma sensible, y además chapucera, porque lo hizo en mitad de “You won’t let me down again” y se notó una barbaridad. De todas formas a partir de ahí la voz de Isobel se escuchó bastante mejor, aunque sin llegar nunca a brillar como la de Mark. El único momento en que se puede decir que su agudo si contrapunteó perfectamente los graves que salían de la garganta de Mark fue durante la interpretación de “Salvation”, quizás porque la escasa instrumentación que acompañó a esta canción (suaves toques acústicos del guitarrista de la izquierda, y del contrabajo) hacía resaltar las voces mucho más.

                          Y después todos a casa que hoy había que madrugar… joé, os estoy escribiendo esto desde el trabajo a las siete y pico de la mañana… así que si después recuerdo algo más que se me haya pasado ya os volveré a escribir algo. Al salir del Central, aunque Zambombo y yo comentábamos entre miradas asesinas de las chicas que “es que estas mujeres se enamoran en seguida de cualquier rockero de tres al cuarto”, lo cierto es que Lu y Silvia no quisieron pasar cerca del stand donde se vendía el merchandising, por miedo a que Mark estuviese por allí y las hiciese víctimas de algún desmayo dirigiéndoles un simple “Hi, girls” con su voz de dios mitológico…

                          • El dia 02.12.2010, Zinvia dijo:

                            Perdone usted que le corrija, señor Carrascus, pero yo no me desmayo porque el Lanegan me dirija la palabra. Sólo me da un ataque de miedo supino cuando esa voz proveniente de los infiernos más profundos se me dirija. Que dirá usted lo que quiera, pero esa voz impone algo más que respeto…

                            • El dia 02.12.2010, zambombo dijo:

                              Excelente crónica, Carrascus, no podría quitarle ni una coma. Si acaso, ilustrarla con alguna de esas fotos que hizo Lu antes de ser apercibida de su acto delictivo. Por añadir algo más, comentar que aparte de lo dicho, Harper Simon demostró ayer ser además un eficaz y hábil guitarrista, al menos con la acústica que llevaba. Y que la voz de Lanegan impresiona a cada palabra, vaya cómo maneja el hombre los registros graves.

                              Me deja vd. de piedra, se acuerda de la frase que le dije de las voces, y yo que pensaba que no me había echado cuenta porque empezaba la siguiente canción… Pensando sobre ello, me reafirmo en lo dicho, aunque quizá debería incluir también en ese selecto grupo a Jeremy Enigk y al fallecido Layne Stanley (los otros dos que mencioné a Carrascus eran, obviamente, Eddie Vedder de Pearl Jam y Chris Cornell de Soundgarden).

                              Una duda que me surge: ante los 3/4 de entrada registrados ayer… ¿este concierto sale deficitario, como el de Dulli?

                              • El dia 02.12.2010, carrascus dijo:

                                Pues si tenemos en cuenta que para cubrir gastos hacía falta vender al menos 500 entradas, contéstese usted mismo a la pregunta, amigo Zambombo… y definir la entrada de ayer como de 3/4 del aforo, me parece muy generoso por su parte…

                                Ah… entonces era miedo y no atracción, amiga Zinvia? Sí, sí… el viejo truco…

                                • El dia 02.12.2010, losmierdas dijo:

                                  lamento no haber acudido al Central anoche, amigo Carrascus, pero una de esas sesudas “reuniones de trabajo” de las que a usted le deben de gustar a tenor de su anterior hilo, que empezó delante de una fuente de níscalos a la plancha y terminaron a mojitazo limpio, me lo impidió…

                                  las fotos en el Central… me moriré haciendo fotos allí… son ya muchos años de lidia, a ver quien puede mas (tambien es cierto que la edad impone un respeto)…

                                  el puto caso de la parroquia a lo que ocurre en escena… parte de la taquilla y por tanto, parte de la solución aunque nos joda

                                  • El dia 02.12.2010, XXXXXX-Desaparezca aquí-XXXXXXXX dijo:

                                    esta peña promete y mucho.

                                    • El dia 02.12.2010, lu dijo:

                                      ¿Que yo estoy loquita por el Simon? Oye, que cuando te dije “me encanta este tío” me refería sólo a su música. Ya sabes que cuando algo me gusta soy muy entusiasta. Lo del Lanegan ya sí que es otro tema… Pero con él también te tengo que corregir, porque yo no hablé de desmayos, dije que si me lo encontraba de frente me cagaba encima. Habla con propiedad, hombre. Y sigo con mi duda, ¿estos dos son pareja de ñacañaca o no? Que alguien me lo aclare, por favor.
                                      Sólo pude hacer 6 fotos, pero la gente de atrás se contó su puta vida, es verdad. Llegaron a sacarme de quicio. ¿Si no hay butacas no hay que prestar atención a lo que pasa en el escenario?

                                      • El dia 02.12.2010, carrascus dijo:

                                        Joé tía… creo que te hice un favor describiendo de forma más fina que tú lo que te pasaría si te encontrabas con Mark Lanegan, jejeje…

                                        Lo de si son pareja o no, yo no lo tengo demasiado claro, aunque creo que sí. Lo digo porque hace poco leí una entrevista con Isobel en la que decía más o menos: “Cuando nos conocimos Mark y yo estuvimos muy enamorados… y no es que ahora ya no lo estemos, pero ahora estoy más cómoda trabajando con él”. ¿Como interpretamos eso… son pareja aún… lo fueron y ya no lo son…?

                                        Si tenéis tiempo echadle un vistazo a la página que se abre a través del enlace que hay en el nombre de esos nuevos amigos de “Desaparezca aquí”… tienen una revista en la red con muy buena pinta.

                                        Por cierto, bienvenidos, amiguetes.

                                        Losmi, le eché de menos anoche; le busqué con la vista por allí. De todas formas no parece que estuviese usted perdiendo el tiempo…

                                        • El dia 02.12.2010, Zinvia dijo:

                                          Ains, señor carrascus, no se entera. Cuando dos quinceañeras dicen que les pone un cantante, es que se desmayan si les mira. Cuando dos mujeres un poco más mayores dicen que su voz les pone, no va a ver cómo se desmayan porque el nota les hable. Eso sí, si la voz viene de los infiernos más profundos, lo mismo les cambia un poco la cara… que ya hemos visto mucho mundo como para salir gritando histéricas por algo así.

                                          • El dia 02.12.2010, carrascus dijo:

                                            Que ya lo sé, mujé… que lo único que estaba haciendo era picaros un poco en modo irónico para terminar la crónica del concierto con un poco de humor… ¿o me dirá que no se ve desde lejos que es coña la frase escrita en cursiva del párrafo final que le dirigía a Zambombo…?

                                            Enamoradizas puede que no seáis, pero lo que es picajosas…

                                            • El dia 04.12.2010, David González dijo:

                                              Ya veo que disfrutásteis de lo lindo, a pesar de los borregos del fondo. Por mi parte no pudo ser esta vez, y era una oportunidad inmejorable de volver a veros. Para la próxima.

                                              • El dia 30.04.2011, Alberto Diaz dijo:

                                                ¿Macho alfa?. Hay que ver lo que copian algunos de otros blogs

                                                • El dia 30.04.2011, carrascus dijo:

                                                  No le pillo, Alberto… ¿nos aclara lo que quiere decir…?

                                                  • El dia 30.04.2011, carrascus dijo:

                                                    Ah, sí, ya veo por donde va… pero creo que se ha pasado de listo.

                                                    Tras una búsqueda en el Google (tecleando macho alfa lanegan) he visto que esta expresión de “macho alfa” también la usa Il Cavaliere en su blog cuando habla de este disco de Mark e Isobel.

                                                    Y es una expresión particularmente adecuada para describir la situación de estos dos músicos en el proyecto, por eso seguramente los dos blogueros la tomamos prestada del mismo sitio… bueno, no sé yo de donde la tomaría él, pero en mi caso fue directamente de la fuente original, es decir, de la crítica que se hizo del disco en la edición impresa (a la que estoy suscrito) de la revista “Q”.

                                                    En fin… que levante la mano quien no se haya apropiado alguna vez de una palabra o frase escrita en alguna revista comercial…

                                                    Lo de copiar a otros blogueros es una cosa completamente diferente, y quien lance acusaciones como la suya debería estar muy seguro de lo que dice, porque de otra forma lo único que consigue es ponerse en ridículo…

                                                    Saludos cordiales.

                                                    (Required)
                                                    (Required, will not be published)

                                                    Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.