Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
LA VOIX QUI SCINTILLE
Categorías: Forever Young
Carrascus

Hoy nos vamos a ocupar de una de las grandes voces de finales de los años ’60 y primeros ‘70, totalmente desconocida para la gran mayoría de los aficionados al rock, en parte por el paso del tiempo, en parte también porque ella misma fue perdiendo su magia por el camino, y sobre todo porque cantaba, absoluta y ferozmente, en francés.

De ella se dijo que era la voz más singular del rock francés. CATHERINE RIBEIRO cantaba con el gusto y con el dolor de Edith Piaf, de una forma capaz de inducirte un trance, mientras Alpes, el fluctuante grupo que la respaldaba, desarrollaba un sonido Krautrock tintado de folk francés, que no desmerecía de los propios maestros alemanes a la hora de romper y remodelar los límites electrónicos y acústicos.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Silen voy Kathy”

Catherine todavía vive, aunque ya está totalmente retirada de la música, y en realidad, retirada de la vida, ya que desde la muerte de su marido, ocurrida el verano del año pasado, está recluída en su casa de los Pirineos, totalmente ajena al mundo que la rodea.

Nació en 1.941 en Lyon, hija de una matrimonio de emigrantes portugueses, en plena Segunda Guerra Mundial, por lo que durante su dura niñez se vio muchas veces confinada en pequeños y oscuros sótanos cuando su ciudad era bombardeada. Mientras los obuses que caían del cielo truncaban los edificios de su alrededor, también rompieron algo en el interior de su cabeza, lo que le llevó a seguir soportando confinamientos durante su adolescencia, esta vez en sórdidas salas de hospitales psiquiátricos.

Con 17 años se trasladó a París huyendo de los malos recuerdos y de un futuro como trabajadora siderúrgica si seguía los pasos de sus padres. Allí en la capital comenzó a estudiar arte dramático, y su parecido a Anna Magnani le reportó muy pronto buenos papeles cinematográficos. Y de forma paralela comenzó a grabar singles, que también la establecieron como una de las bellezas ye-yé del pop francés tan celebradas por la mítica revista “Salut les copains”.

Fue durante el rodaje de una de esas películas, “Los carabineros”, de Jean-Luc Goddard, cuando Catherine entabló amistad con otro de los actores principales, Patrice Moullet, al que llamaron la atención los poemas inéditos que ella escribía, muchísimo más intensos que los que llevaba a sus canciones. Fue Patrice quien pocos años después la liberó del peligroso y superficial mundillo del showbizz francés, convirtiéndose en el hombre que escribía la música que acompañaría la prosa de Catherine.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Sîrba”

Y Catherine no solo se liberó físicamente de aquel vano mundo, sino también mentalmente, ya que su vida se estaba convirtiendo en un profundo tormento que le llevó a un intento de suicidio durante la primavera del 1.968, probablemente tras mirar lo que estaba haciendo con su vida en comparación con todos aquellos otros que estaban cambiando el mundo desde las barricadas de París. De la sala del hospital renació una nueva Catherine extremadamente productiva y repleta de febril riqueza creativa.

Patrice Moullet congregó a un grupo de músicos, a los que puso el nombre de 2Bis, igual que el número de la calle que ocupaba el enorme cobertizo que le compró a un amigo para convertirlo en una comuna, en la que instaló también un estudio musical. Día y noche organizaban allí sesiones de improvisación con Alain Aldag en las percusiones, Bernard Pinon en los metales y el propio Patrice con una guitarra de 24 cuerdas. Grabaron kilómetros y kilómetros de cinta magnetofónica, de la que extrajeron los mejores momentos para convertirlos en canciones.

Aunque durante el mayo francés los miembros de la comuna no se mezclaron físicamente con los alborotadores, lo que terminó de incendiar la atormentada psique de Catherine, mentalmente sí que compartían las mismas posturas filosóficas; la clave era rechazar el conservadurismo tan anclado en el país, y eso se reflejaba en la turbulenta espontaneidad de la música que creaban. Y Catherine, una ave fénix convertida en cantante, contrapunteaba aquellos sonidos con unas canciones acústicas llenas de identificables influencias de los fados que llevaba en sus genes. Patrice, inspirado por el “A sauceful of secrets” de Pink Floyd, por Jimi Hendrix y por Tangerine Dream, añadía sus propias sintonías a través de dos instrumentos inventados, el cosmophone, que era una especie de lira eléctrica con 18 cuerdas que se podían tocar con las manos o con un arco; y el percuphone manual electromecánico, que era un chisme de dos metros de largo, con cuerdas de bajo.

Después de que la discográfica Vogue les rechazase les tomó bajo su protección Claude Déjacques, que era el productor de Serge Gainsbourg, y en su sello Festival editaron su primer disco, “Catherine Ribeiro + 2Bis”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“La solitude”

Este disco fue toda una catarsis para Catherine, a la que desde el sello discográfico intentaron lanzar como la Nico francesa. Pero se equivocaban totalmente, Catherine era más como un cruce entre Joan Baez y Janis Joplin. Era muy reflexiva en sus canciones, pero también sabía cuándo gritar.

Con el inicio de la década de los ’70 el grupo 2Bis se convirtió en Alpes, que era un nombre perfecto para esa música que hacían llena de picos, de majestuosidad, directa a las alturas. Y a esas alturas llegaron también cuando fueron invitados a participar junto a Leonard Cohen y Johnny Winter en el Concert Pop Music Festival de Aix-en-Provence, ante 75.000 personas, lo que les dio pie para componer “15 Août 1970”, una de las mejores piezas de la obra estelar de Alpes, el nuevo disco, llamado sin grandes alardes “Nº 2”.

Este segundo disco de Catherine con su grupo contenía aún algunas canciones con ese estilo casi de fado del primero, que contrastaban con otras extraordinariamente góticas, y eran un fantástico marco para la pieza central, “Poème non-epique”, improvisado durante el festival de Aix y reesculpido posteriormente en el estudio casero con el nuevo miembro del grupo, Denis Cohen, que aportaba los sonidos de un órgano Farfisa y muchos tam-tams. La música es agitada, va a toda velocidad, magnífica; y sobre ella entra Catherine como una banshee, para progresivamente ir subiendo hasta perder por completo los papeles… ¿estamos escuchando aquí a una joven Diamanda Galas…?

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Poème non-epique”

Catherine tenía toda la alquimia y la poesía que la música necesitaba, imágenes introvertidas, muchas veces excepcionalmente imaginativas y conectadas a las realidades contemporáneas. El tono era, obviamente, de protesta, de desasosiego interior con la crueldad de las desigualdades sociales. Y eso fue lo que hizo que la descubriesen rapidamente los partidos políticos de izquierdas. François Miterrand hacía gala de su asistencia a los conciertos de Alpes antes de las elecciones de 1.974.

Del disco solamente se vendieron unas 10.000 copias y Catherine y la banda todavía editaron cinco más, a menudo con piezas sublimes, en los que fueron refinando y expandiendo su estilo. Pero a medida que ella se iba envolviendo más con la política de izquierdas, iba perdiendo la química literaria que la hacía grande.

El grupo como tal se disolvió en 1.982, con un concierto justo en el primer aniversario de la elección de Miterrand como presidente de la república, y con Catherine asediada en el backstage por un montón de oportunistas buscando que les favoreciese en sus intereses políticos.

Después de dos discos a su nombre, en los que rindió tributo con mucho éxito a Edith Piaf y a Jacques Prévert, Catherine Ribeiro pasó a ser ya una fuerza consumida, más aún cuando su ánimo se derrumbaba cada vez que chocaba contra los hábitos de su hija Ioanna, convertida en una junkie. Todavía hubo una reunión de ella y Alpes en el 2.005, de muy corta duración porque no levantó expectación alguna, y el grupo, sin ella, continúa todavía hoy como una entidad instrumental multimedia. Pero nunca llegaron a sonar tan revolucionarios como en aquel tiempo en que engendraron sus primeros discos, y la discográfica que los publicaba les ponía un sello advirtiendo que “las letras de estas canciones muestran solo y únicamente los puntos de vista de los músicos”, distanciándose así de las incendiarias diatribas de Catherine. Esta falta de compromiso de su compañía hacia ellos era en realidad el mayor cumplido que podían hacerle a una mujer y a una banda, que durante un puñado de años estuvieron en la vanguardia de la contra-cultura francesa.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Paix”

Paz al que grita porque lo ve claro.
Paz a nuestros espíritus enfermos, a nuestros corazones estallados.
Paz a nuestros miembros cansados, desgarrados.
Paz a nuestras generaciones degeneradas.
Paz a las grandes confusiones de la miseria.
Paz al que busca, golpeándose la cabeza
contra paredes de hormigón.

Paz a la furia del hombre que tiene hambre.
Paz al niño que acaba de nacer.
Paz al odio, a la rabia de los oprimidos.
Paz al que trabaja con sus manos.
Paz a esta naturaleza que siempre
nos ha dado la mejor de sí misma,
y que cada hombre, sea quien sea, necesita.

Paz a nuestros estómagos, grandes depósitos de basuras académicas.
Paz a vosotros, mis amigos, de los que necesito vuestra ternura.
Paz y respeto a la vida de todos.
Paz a la fascinación por el fuego.
Paz al amanecer del día, a la caída de la noche.
Paz al que marcha por los caminos
hasta el horizonte infinito.

Paz al caballo de labor.
Paz a las almas mal nacidas que dan a luz pesadillas.
Paz a los ríos, a los mares, a los océanos que asisten al parto
de peces relucientes de gasoil.
Paz a ti, madre, porque tu mueca de dolor
se borra cerca de tus hijos.
Paz, al fin, al que no ha hecho más que pasarse
toda su vida trabajando, esperando tiempos mejores.

Categorías: Forever Young -

16 Comments

  • El dia 29.10.2010, juan antonio dijo:

    Joder tío ….como ¡coño! que no se de donde sacas estas músicas, ¡que maravilla! No se solo me salen admiraciones, la locura bien entendida, a veces hace que salgan cosa como estas, a tus pies maestro……
    Se fue Marcelino pensando en el con estas melodías, como que vienen al pelo
    saludos

    • El dia 29.10.2010, EuLaliA dijo:

      Fijate si he aprendido cosas en este blog que la guitarra de “Paix” me ha recordado enseguida a Brian Eno, y hace nada yo no tenia ni idea de que este hombre existiese.

      La ultima foto es magnifica.

      • El dia 29.10.2010, carrascus dijo:

        Bueno, Lali… te vamos a dar el aprobado, pero creo que a quien te ha recordado enseguida ha sido a Robert Fripp, tocando la guitarra en las piezas de Brian Eno, eso sí, jejeje…

        Pues, Juan Antonio,las músicas salen de las minas ésas a las que Losmi se refiere siempre… :)

        Ya escuché esta mañana al irme al curro lo del fallecimiento de Marcelino Camacho. Una gran pérdida; uno de los últimos sindicalistas respetados por todos.

        • El dia 29.10.2010, EuLaliA dijo:

          Bueno la verdad es que yo no habia dicho que me recordase a la guitarra de Brian Eno, sino a Brian Eno, asi que tecnicamente no dije nada incorrecto :) :) :)

      • El dia 29.10.2010, losmierdas dijo:

        las minas, de Rio tinto (de verano), querido Carrascus… saca usted diamantes, joé! …como siempre, este post requiere una zambullida en la música de la pava esta, desconocida absolutamente por un servidor… coño, que poco tiempo me queda de vida y cuanta música por escuchar!

        • El dia 30.10.2010, dama dijo:

          Desde luego que repito, consigue usted que me sienta como una auténtica ignorante musical, ya no es que no la haya escuchado, es que no tenía ni idea de su existencia.

          Y absolutamente de acuerdo en lo referente a Marcelino Camacho.

          • El dia 30.10.2010, juan antonio dijo:

            No pasa nada carrascus…Ante este barça poco se puede hacer Jejje

            • El dia 31.10.2010, carrascus dijo:

              Pues hombre, vale que no puede hacerse mucho ante el Barça, pero todavía se puede hacer menos si te dejas los cojones en el vestuario y sales entregado desde el principio, simplemente a deambular por el campo. De todas formas ignoro como ha sido la segunda parte, aunque me lo puedo imaginar, porque después de lo visto en la primera dejé el fútbol para otra ocasión, que no está la cosa como para andar perdiendo el tiempo.

              Cada vez prefiero más el basket. Es mucho más honrado, y la liga, a pesar de tener algunos pesos pesados, no es solo cosa de dos simplemente por motivos económicos, como la del fútbol. Esta tarde he podido ver como el colista le ha ganado al Madrid, que estaba imbatido de momento. La semana pasada el Cai, recién ascendido, le ganó al Barça a domicilio. Dentro de un rato, por cierto, el Caja juega contra el Cai allá en Zaragoza… es una pena que no lo televisen aquí.

              Y amiga Dama… que le vuelvo a repetir que no se sienta ignorante musicalmente… mire, hasta Losmi, que es un monstruo de esto de la música, la desconocía. Yo también desconozco a muchos intérpretes. Pero a los que hay olvidados por ahí me gusta compartirlos con ustedes. Por ejemplo, esta tarde he estado escuchado el disco que sacaron hacer poco Nada Surf con versiones; y una de las mejores es “You were so warm” de Dwight Twilley… ¿alguien se acuerda de él y de los dos fantásticos primeros discos de sus comienzos? Pues creo que ya tengo otro post para muy pronto… ¿no, Losmi, usted qué dice? Por cierto, que tenemos que ir quedando para ver como montamos lo del lunes…

              • El dia 02.11.2010, losmierdas dijo:

                no me sobreestime Carrascus, que mis lagunas musicales son verdaderos océanos de ignorancia, aunque siempre dispuesto a beberme el mar aunque sea con una pajita, juajua!

                …y por ejemplo, del tal Dwight Twilley, ni zorra idea oiga! …he tenido que bucear un poco para hacerme una leve idea de que pié cojea y como suena… espectante ante su posible nuevo post, aunque ya veo que nos acaba de dejar uno nuevo, que degustaré como se merece en mi casa (ahora estoy -ejem…- currando)

                respecto a la excursión a Cádiz del próximo lunes (The Zombies), ahora mismo no lo tengo claro, ya que estoy pendiente de un viaje de trabajo que me puede trastocar los planes… ya le comentaré por correo lo que hay

              • El dia 31.10.2010, carrascus dijo:

                Y al hilo de la ultima frase que le dirijo a Losmi en el comentario anterior, hablemos de conciertos. En unos días subiré un post nuevo hablando de los conciertos que tendremos por aquí a primeros de la semana siguiente… en el Central, el Malandar, y en Cádiz. Pero os adelanto ya el cartel de otro que se celebrará en Jerez el próximo viernes, que posiblemente puede interesar a algunos de los que suelen asomarse por aquí.

                5130680243_eb72214663_o.jpg

                • El dia 31.10.2010, lu dijo:

                  Ni idea, pero ni idea, vamos. Curiosísimas canciones, Carrascus, me ha gustado mucho esta mujer. Menuda diferencia entre las canciones que canta y las que recita…

                  • El dia 01.11.2010, NoSurrender dijo:

                    No tenía ni idea de quién era Catherine Ribeiro, pero me ha encantado su estilo y la emoción que pone en lo que hace, de una manera tan libre. Joder, gracias. Uno piensa que no tiene mucho más que encontrar en el pasado tantas veces trillado y sale de aquí con algo más.

                    Salud!

                    • El dia 02.11.2010, carrascus dijo:

                      Muchas gracias, Lu, NoSurrender… me alegra haberos descubierto algo nuevo y atractivo. El pasado se debe hacer presente cuando vale la pena. Hay que cortar el silencio del tiempo pasado para que se convierta en música presente. Ya sabéis, la música es el silencio bien cortado… lo decía uno que siempre está presente, aunque ya forme parte del pasado.

                      • El dia 02.11.2010, Microalgo dijo:

                        Lo que se aprende por acá. No hay fondo, por lo que veo.

                        • El dia 04.11.2010, chas newby dijo:

                          La señora Ribeiro es un icono vivo de la música francesa, adalid de la protesta, la contracultura, la paz, que inunda la mayoria de sus pensamientos, fue un referente en los 60 y 70 y hoy es un modelo del olvido al que fue sometida casi toda si carrera, ella dice que el 80% de las personas que trabajan en las discográficas son unos cretinos, quizas no le falte razón, fue una mezcla, slvando las distancias obviamente, de Joan Baez, Jane Fonda y Patti Smith.
                          Como decía ayer el tener familia en Francia (en dos zonas diferentes) me permite conocer algo más de musica y de otras cosas de su cultura que el español medio y para parte de mi familia ella es un referente musical importante, quizas la heredera espiritual de el mito por antonomasia Edith Piaf, la roja y la negra como las llaman comparándolas a una por su vestimenta y a otra por su ideología.
                          Me encanta tambien que os guste aunque es una música más dificil que la de otros cantantes franceses más comerciales

                          (Required)
                          (Required, will not be published)

                          Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.