Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
LOS TRABAJADORES TENDREMOS QUE PAGAR NUESTROS PROPIOS DESPIDOS
Carrascus

Hasta ahora, cuando habían venido al Estadio Olímpico figuras del pop como Madonna, Bruce Springsteen y AC/DC yo había escrito en este blog textos irónicos y festivos previos a sus conciertos, y después había disfrutado de ellos y escrito crónicas para compartir lo vivido con vosotros. Pero esta vez vienen U2 y no tengo ganas de hacerlo. No voy a entrar en el estadio, y tampoco voy a hacer uso de los palcos de los que disponemos en la clínica. No me apetece en absoluto compartir una noche de fiesta con la mayoría de la gente que va a estar allí, tanto en un sitio como en el otro.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Cuando nos despidan podemos consolarnos poniéndonos discos de U2

Allí habrá también, lógicamente, mucha gente que conozco y estimo, y espero que lo pasen fantásticamente en el concierto. No tengo nada que reprocharles, faltaría más; la mía es una decisión totalmente personal, basada en las pocas ganas que tengo de compartir un espacio vital hedonista con todos aquellos descerebrados que al anunciarse la fecha de la Huelga General y ver que iba a coincidir con la del concierto (aunque después se cambió a un día más tarde) llenaron todas la páginas de comentarios de los periódicos y los blogs de Sevilla con unas descalificaciones tan soeces hacia todo tipo de sindicalistas sin discriminación ni análisis alguno, poniendo una cita con una banda de pop tan por encima de todo lo que verdaderamente es importante y rechazando cualquier atisbo de posible razón en lo que se va a defender ese día, que uno no tiene más remedio que replantearse muchas cosas.

Y lo que de verdad me pide el cuerpo es escribir un post sobre los motivos de esta Huelga, y sobre los sindicalistas. Y sobre lo que consiguen las huelgas generales. Y sobre el trabajo en general. Y aunque lo voy a intentar hacer desde un punto de vista objetivo, seguramente saldrán muchas cosas subjetivas e incluso rozaré (o caeré de lleno en) la demagogia, porque uno tiene las mismas contradicciones, filias y fobias que cualquier otro ser humano. Y antes de que nadie me pueda decir que estoy en una posición privilegiada que no me permite hablar con propiedad del tema quisiera exponer la razón principal que me faculta para hacerlo.

Eso que veis ahí es un escaneo de mis datos de vida laboral. Si tenéis un momento os agradecería que os fijaseis en el número de la Seguridad Social que tengo y lo comparaseis con el vuestro o con el de cualquier otro trabajador que no esté ya jubilado desde hace tiempo, por ejemplo, vuestros mismo padres… ¿veis alguna diferencia? Pues sí, la hay… en mi número, tras el 41 identificativo de Sevilla, las dos primeras cifras son el cero. Y en los números de los demás que miréis solamente lo es la primera de ellas. Eso quiere decir que mí número de la Seguridad Social solo tiene ocho dígitos, y es así porque yo estoy currando desde 1973. Cuando comencé a trabajar todavía vivía Franco, todavía existía el Sindicato Vertical y los sindicatos democráticos estaban prohibidos y perseguidos. Desde entonces he trabajado y además he sacado un título universitario mientras lo hacía… con eso os quiero decir lo mismo que Luis Aguilé en aquella canción: “lo que como me lo gano con el lomo”. Y he pasado por toda clase de sistemas laborales; soportado medidas laborales injustas, injustificadas e injustificables; privaciones de derechos… cualquier cosa que te puedas imaginar, la he vivido o conocido de cerca.

Y además estoy casado con una mujer a la que, al compartir cama con ella, he visto pasarse noches enteras en vela, dando vueltas y más vueltas entre las sábanas, porque alguna situación laboral de sus compañeros de trabajo le quitaba el sueño. Y es que la sra. Carrascus es la delegada sindical de nuestra clínica, y se preocupa por los derechos de todos, aunque sus compañeras y compañeros de mayor status laboral pasen de ella y digan que no se sienten representados por alguien de posición inferior.

A mí también me han defraudado los sindicatos muchas veces. Sé que son imperfectos, obsoletos en muchas de sus estructuras y capaces de tomar algunas determinaciones que hieren nuestra sensibilidad. Pero los sindicatos están formados por personas. Por personas que no son solamente ésas que aparecen en la tele y a las que tanto odiáis…

Antes que nada, ¿me permitís una pregunta? ¿Qué pensáis que son los sindicatos, y los sindicalistas? ¿Qué son esos “liberados” que tan mala fama tienen? Antes os he dicho que son personas, y como tales son tan imperfectas como cualquier otra; todos tienen la tentación de aprovecharse de su situación, y muchos lo hacen. ¿Pero eso los descalifica a todos?

Por ahí se oyen cosas contra los sindicalistas, contra los “liberados”, del calibre de que son un cáncer de más de 300.000 parásitos… Esperanza Aguirre no se ha cortado un pelo a la hora de decir que sobran muchos y que solamente en Madrid hay 3.242. Si lo dice toda una Presidenta habrá que creérselo… ¿pero y si lo analizamos un poco…?

Veamos… en todas las elecciones sindicales convocadas en España se han elegido algo menos de 300.000 delegados en total. Pero no todos ellos son “liberados”, sino que según la ley les corresponden unas horas mensuales, que paga la empresa, para desarrollar su actividad sindical. En España resulta que casi el 98 por ciento de las empresas tienen menos de 50 trabajadores, por lo que los delegados de éstas solo disponen de 15 horas al mes, que son dos días de trabajo… yo os puedo asegurar que mi mujer le dedica a esta actividad más tiempo que ése, y lo saca de sus horas libres. Los demás ignoro lo que harán, pero de todas formas no sé si os parecen muchas horas esas 15 para acudir a reuniones, enterarse de lo que pasa, hablar con la gente del curro, reunirse con los jefes, leerse las comunicaciones… y este tipo de representantes sindicales son la inmensa mayoría, por eso que os decía del tamaño de nuestras empresas. De todos los representantes sindicales, los que están “liberados” no llegan siquiera al 1,5 por ciento.

Para saber cuántos “liberados” hay en España acudimos a una fuente tan fiable como es la propia patronal CEOE, compuesta por todos aquellos empresarios que tienen que soportarlos, así que no creo que sean sospechosos de tirar por lo bajo, sino más bien de inflar la cifra de “zánganos” en todo caso. Pues bien, la cifra que ellos dicen que hay es de 4.127 liberados sindicales… y yo me pregunto: si en toda España hay ese número, ¿cómo es posible que solo en Madrid haya 3.242, como dice la Espe…? ¿La hemos pillado en una mentira o algo…?

Cuatro mil y pico de liberados sindicales para atender a 20 millones de trabajadores… ¿de verdad pensáis que son demasiados? Tened en cuenta que para defender a los trabajadores hay que aprenderse (o al menos leerse) las leyes, los convenios, las sentencias, saber cómo negociar un convenio colectivo, como convocar una manifestación o una huelga… ¿lo improvisan? ¿o tienen que estar preparados para estar presentes en las negociaciones, estar en las representaciones, en las reuniones con abogados, economistas, sociólogos…? ¿cómo van a llegar a los miles y miles de pequeñas y medianas empresas que hay en España…?

La Ley Orgánica de la Libertad Sindical les permite hacer todo esto en vez del trabajo habitual que tendrían que hacer en sus empresas. Pero son necesarios; y el no currar en su puesto a veces no es el chollo que parece, porque eso les impide aspirar a promocionarse laboral o económicamente muchas veces…

Los sindicatos no son perfectos. Claro que no. Hay que mejorar muchísimas cosas. Pero sin los sindicatos, sin los liberados sindicales y sin los delegados de las empresas estoy seguro de que estaríamos muchísimo peor.

Y ahora esta gente convoca una Huelga General. ¿Para qué? No lo han sabido explicar, o no les han dejado hacerlo mejor. A todos los que salen en la tele, en los periódicos y en la radio se les llena la boca con frases grandilocuentes sobre los recortes de pensiones, la jubilación a los 67 años, los recortes del desempleo y de los salarios, el despido barato… todo cosas que nos afectan pero que de tan repetidas y manidas pierden su verdadero significado y se quedan solo en slogans y excusas.

Pero si volvemos a tener la tentación de analizar la Reforma Laboral que quiere poner en marcha el Gobierno, podemos encontrar casos concretos que nos sean más cercanos a todos. Imagínate que tu jefe considera que los productos que fabrica o vende, o los servicios que presta su empresa van a dejar de ser competitivos en el futuro, ya sea por la crisis o porque la evolución de los mercados no le gusta nada. Así que lo mejor para él es dejar de producir y mandar al paro a todos los trabajadores, retirándose a vivir de las rentas. O echarte a ti y a algunos compañeros para ahorrarse una buena parte de su gasto empresarial. En la actualidad eso no se puede hacer… y si se hace hay que compensar al trabajador porque se trataría de un despido improcedente. Ahora la nueva ley admitirá expresamente que la previsión de un problema económico, organizativo, administrativo o productivo que pueda ocurrir en el futuro es motivo de despidos justificados, sin que se precise demostrar de forma concluyente estas dificultades. Es decir, que nuestra estabilidad laboral, ya seamos fijos, temporales, con contrato antiguo o nuevo, se va a hacer puñetas porque dependeremos de las meras conjeturas de futuro que quiera hacer nuestro jefe.

Vale… ya te han echado a pesar de que llevas 20 años currando ahí porque tu jefe quiere suprimir tu departamento y que ese trabajo lo haga una empresa de servicios que le va a costar más barata. Tal como están ahora las leyes, sería un despido improcedente, como dije antes, y te tendrían que pagar 45 días de salario por año trabajado, con un máximo de 42 mensualidades (por lo que poca gente llega a ese máximo, tendría que haberse pasado en la empresa unos 30 años), más los sueldos que te corresponden desde que se tramita el despido hasta el día en que sale la sentencia definitiva de dicho despido. Con la Reforma, como el despido es procedente y justificado, solo te corresponden 20 días de salario por año trabajado, y el máximo de mensualidades que vas a cobrar sería de 12 en vez de 42 (por lo que si llevas en la empresa unos 18 años ni siquiera vas a cobrar el máximo que te corresponde). Y encima, de esos 20 días tu jefe te va a pagar la mitad o menos, porque 8 o 12 de esos días se los va a subvencionar el Fondo de Garantía Salarial. Ah, y tampoco te tendrá que pagar hasta que salga la sentencia del despido. ¿Por cuánto le sale despedir a un tío que lleva 20 años currando para él?

Puede que tu jefe incluso ni quiera cubrir tu puesto de trabajo, sino repartir las tareas que hacías entre los demás que siguen trabajando… pagándoles lo mismo, claro. Para eso los va a poner a currar todos los días de la semana en jornada partida. Hasta ahora no podía hacerlo porque tu convenio colectivo dice que la jornada de trabajo es de lunes a viernes en horario de mañana. Para modificar eso tenía que haber causas muy gordas y muy justificadas. Con la Reforma se puede hacer con solo un acuerdo de empresa, sin mayor causa para hacerlo que la posibilidad de que así mejore la situación de la empresa… que mejorará, no cabe duda.

Has tenido mala suerte, menos mal que tu mujer trabaja desde hace casi tres años con un contrato de obras y servicios, por lo que ya es prácticamente un contrato indefinido y hasta que no dejen de ser necesarios realmente sus servicios tiene el trabajo garantizado. Y eso es así porque tener dos contratos de dos años en un periodo de treinta meses sería un fraude por parte de la empresa. Pero en éstas va y se reforma la Ley, y cuando a tu mujer le queda solo un mes para llegar a los tres años de trabajo el jefe la despide. Porque resulta que ahora el contrato de obras y servicios se amplía a tres años y hasta a cuatro si es necesario. Así que en lugar de a tu mujer podrá tener a una nueva empleada temporal, con menos derechos adquiridos, durante otros tres años, en que la despida también y meta a otra… y así…

La esperanza está en tu hijo, que ya se sacó hace un par de años su licenciatura universitaria; y su contrato en prácticas, con el que cobraba el 60 por ciento del sueldo el primer año, y el 75 por ciento este segundo año, ya está llegando a su fin y podrá convertirse en un trabajador más de pleno derecho. No podrán volver a hacerle ningún contrato en prácticas más porque solo se permite uno por titulación. Pero entre el Plan Bolonia y la Reforma los títulos de grado y de máster se consideran diferente titulación. Y tu hijo, que quiere formarse bien, ha estado estudiando y sacando másters, y eso, en vez de otorgarle un premio, le condena a que le puedan hacer más contratos temporales hasta cinco años (que actualmente solo son cuatro) después de haber sacado los títulos. Esto significa que se va a tirar hasta siete años currando en un puesto en el que le van a pagar como mucho el 75 por ciento de lo que le correspondería. Y luego nos quejamos de que los hijos no se independicen y estén en casa hasta después de los treinta tacos.

Mientras tanto tu jefe ha visto que tomando esta clase de medidas está aumentando su cuenta corriente y se está entusiasmando… y lo siguiente que se le ocurre es que si le pagase menos a los empleados que le quedan, más dinero todavía tendría él. Y le baja el sueldo a la mayor parte de la plantilla. Esto no se puede hacer en la actualidad porque si tu convenio colectivo dice que tu sueldo es de 1.300 euros brutos mensuales hay una Comisión Paritaria que va a velar por tus intereses y esa cantidad te queda suficientemente garantizada. Pero con la nueva Reforma tu jefe aduce que esa cantidad “puede” dañar la situación o las perspectivas de la empresa, sin precisar pruebas concluyentes, y establece un acuerdo de empresa que la puede reducir. Y se elimina el control de la Comisión Paritaria del convenio sectorial, por lo que nadie va a poder defender a esos empleados que ahora ganan menos por hacer lo mismo que antes, o incluso más (recuerda que ahora están haciendo también el trabajo que hacías tú antes de que te despidiesen).

Estos que os he puesto son ejemplos concretos de cosas que podrían pasar, pero pueden darse muchísimas situaciones más, que resulten lesivas para nuestros derechos como trabajadores. Mientras que para los empresarios todo son ventajas. Vamos a ponernos ahora en la piel de tu jefe…

Al echarte a la calle a ti con este despido improcedente, te hubiese tenido que pagar una idemnización de 45 días de sueldo por año trabajado, más el sueldo del tiempo que pase entre el despido y la sentencia del juez, porque, claro, tú le hubieses demandado… y esas cantidades habría tenido que pagarlas íntegramente él, porque el Fondo de Garantías solo pagaba estos despidos si la empresa era insolvente, quebraba, entraba en concurso de proveedores o en suspensión de pagos, etc. O si la empresa tiene menos de 25 trabajadores, que en ese caso el Fondo paga el 40 por ciento de la idemnización. Pero con esta reforma tu despido pasa a ser objetivo, por lo que tu indemnización se rebajará a 20 días de sueldo por año trabajado (si es que no llegas al nuevo máximo de mensualidades y todavía cobras menos), que es bastante menos de la mitad, y además tu jefe ni siquiera tendrá que pagártelo todo él mismo, porque ahora el Fondo se va a hacer cargo de 8 de esos 20 días sin que la empresa tenga que acreditar insolvencia o crisis alguna. Es decir, que ahora se van a subvencionar los despidos con dinero público… ¿no hay un artículo en la Constitución que prohibe eso…? Menudo papelón para el Estado… en vez de gastarse nuestros impuestos en hospitales y buenas carreteras se lo va a tener que gastar en indemnizarnos cuando nos despidan de nuestro trabajo.

Pero es que a partir del 2.012 todavía va a ser peor, porque se creará un Fondo de Capitalización, sin costo alguno para las empresas, que se utilizará para pagar estos despidos en su totalidad y para pagar nuestra jubilación. Es decir, que los propios trabajadores nos vamos a pagar nuestros despidos, con unas cantidades que nos deducirán mediante rebajas en las cotizaciones sociales a lo largo de nuestra vida laboral. Y vamos olvidándonos ya del sistema público de pensiones…

A tu jefe no le costará ni un solo euro ponerte de patitas en la calle a partir del año 2.012.

Y como esto ya se está haciendo demasiado largo no vamos a hablar de la privatización del desempleo, de cómo las empresas de trabajo temporal van a ir sustituyendo paulatínamente a las bolsas de trabajo de los Ayuntamientos, de cómo no vamos a poder padecer una enfermedad crónica o un accidente con rotura de hueso porque se facilita el despido por absentismo laboral, aunque sea justificado (como el absentismo permitido depende del número de días totales perdidos por todos los de la empresa, como en la tuya seáis solamente cinco o seis, el que te tires un par de semanas de baja ya será causa de despido procedente), de cómo…

¿Y si vamos a la Huelga conseguiremos que nada de esto tan oscuro tenga lugar? Pues no lo sé, pero echando la vista atrás podemos ver que con la primera Huelga General que se hizo en 1.977 pidiendo la libertad sindical se consiguió la sindicación libre. Con la de 1.988, aquella tan famosa en la que la televisión se quedó negra a las doce de la noche, se consiguió que retirasen el Plan de Empleo Juvenil y que el gobierno de Felipe González mejorase las condiciones de los funcionarios, ampliase la protección por desempleo de todos los trabajadores, aumentasen las pensiones… y con la del 2.002, la Huelga General que se convocó por unos motivos más parecidos a los de ésta de ahora, se consiguió que el gobierno de Aznar echase para atrás la reforma que quería poner en práctica, con la que pensaba “flexibilizar” la entrada y salida del mercado de trabajo…

Hace ocho años se consiguió. ¿Seguís pensando que una Huelga General no sirve para nada?

42 Comments

  • El dia 25.09.2010, Vidal dijo:

    Sin dejar de reconocer el papel que han jugado los sindicatos en la historia obrera, debo advertir de que mi experiencia personal en los últimos años es bastante negativa. Hasta el punto de que he vivido escenas que parecían sacadas de alguna película de gangsters dirigida por Scorsese. Pero estas historias son para contar en la barra de un bar, no sea que me demanden por difamación.
    Igual mi percepción se debe a que me dedico a la construcción, claro, pero sinceramente creo que los sindicatos hacen esta huelga a desgana. Y que, al igual que sucede con los partidos políticos, el nivel de corrupción entre los mandos (directivos e intermedios) es tan exagerado que sería necesario realizar una limpieza general en los grandes sindicatos españoles. No creo que sea casual que, cada vez en más sitios, la gente tienda a agruparse a espaldas de los sindicatos para protestar, o monte sus propios mini-sindicatos: eso significa que no se sienten respaldados.

    • El dia 25.09.2010, lu dijo:

      B R A V O.

      Alucino con tu capacidad para traducir en realidades cotidianas un tochazo infumable. Si tus entradas alumbrando las zonas oscuras de la Historia de la música, tanto Universal como local, no tienen precio, ésta ni te cuento. Esto… ¿cómo se te agradece? No he leído nada mejor sobre las consecuencias reales de esta reforma laboral, Carrascus. Ni los sindicatos lo explican así de mascaíto… Yo me he declarado en huelga de hablar de los sindicatos hasta que pase la Huelga, jajaja, creo que no es el momento de centrarnos en las debilidades. Hay que hacer hincapié en el terrible paso atrás que supone esta reforma y en lo chungo que es que cunda el pesimismo y la pasividad en una convocatoria de este tipo. Más libros de Historia y menos periódicos, que parece que no aprendemos…

      Pobrecito Bono, tío, qué caña le damos. Esa canción siempre me gustó…

      Un día te voy a comer a besos, Carrascus, ten cuidao.

      • El dia 25.09.2010, zambombo dijo:

        Seré breve.

        La huelga está más que justificada.

        La gente está más pendiente de quién se va a colgar la medalla si la huelga es un éxito o un fracaso que de los motivos que hay para hacerla, y eso es muy triste, lo primero es lo primero.

        Ahora bien, respecto a los sindicatos, opino como Vidal, no es para hablarlo aquí. Sólo diré que mi percepción actual es que sólo defienden a una parte de los trabajadores, habiendo sectores sistemáticamente ignorados (y puedo poner ejemplos, aunque no procede). Ah, y el autónomo es un trabajador más (bueno, más desprotegido aún que el resto), a ver cuándo se dan cuenta de eso.

        Muchas gracias, Carrascus, por ofrecernos la descripción más clara, detallada y legible que he visto hasta ahora sobre la reforma laboral. Esperemos que la huelga sirva para algo.

        • El dia 26.09.2010, carrascus dijo:

          Joé… después de haberme tirado mas de media hora escribiendo unos comentarios en el blog de Lu me he quedado sin fuerzas para comentar aquí… pero bueno, igual lo puedo arreglar con un poco de “copy and paste” de lo que he escrito allí. Así que Lu, como tú ya lo habrás leído en tu blog, te puedes ahorrar un nuevo tostón aquí. Y muchas gracias por tus palabras… me dejaré comer cuando quieras.

          Si tienes razón, Vidal… y ya te digo que yo mismo he padecido a los sindicatos, que, sin ir más lejos, en la negociación del último convenio nuestro a uno de los mayoritarios se le metió en los huevos que como el aumento de sueldo que nos habían hecho el año anterior en base a la previsión de subida del IPC había sido mayor de lo que después resultó que subió el IPC, pues este año en vez de subirnos el sueldo teníamos que devolver dinero… como lo oyes…

          Pero como dice Lu en su blog… de esto de los sindicatos hablaremos a partir del día 30. Los mandos de los sindicatos están muy corruptos, sí… pero el grueso del pelotón que le da a los pedales no lo está, y ellos nos están avisando de que nos van a dar un palo mu gordo… ahora está en nuestra mano movilizarnos para evitar que nos lo den. Se trata simplemente de eso…

          Y ahora vamos con el corto y pego, y así le hablo a Zambombo también de los autónomos, que es lo que a él le interesa más.

          Que todo está muy mal es algo que sabemos todos de sobra. Que las izquierdas no son lo que debían ser, también lo sabemos. Pero es que todo ese fondo tan chungo que nos rodea es otro motivo más (si no el principal) para ir a la huelga.

          Quillo, que la protección social se deteriora cada vez más. El crecimiento del gasto público social desciende en toda Europa, y sobre todo en España, que aparte de los cinco años que duró la burbuja inmobiliaria, en que se interrumpió este descenso, ha hecho que estemos a la cola de la Europa social. Los autónomos y los pequeños empresarios dicen que los trabajadores de aquí somos los mejor pagados cuando nos despiden y que ellos están muchísimo peor… que más que derechos, lo que tenemos son privilegios; y que estamos muy bien en relación a sus colectivos, sobre todo el de los autónomos. Vale, yo he sido autónomo desde 1.981 hasta 1.995 y sé que su situación es mala… convocad una huelga e iremos a ella, no te quepa duda, porque al fin y al cabo en nuestra vida todos dependemos en algún momento para nuestro bienestar de un autónomo o de una PYME…

          Pero es que los currantes de aquí hemos tenido en los últimos años una disminución de los derechos laborales mayor que cualquier otro país de la Europa comunitaria, y tenemos, por si eso fuera poco, el gasto público social por habitante más bajo de la Comunidad… y ahora, encima, de ese gasto público tendrá que salir también la indemnización de nuestro propio despido… ésa que decís que es tan alta.

          Toda la clase trabajadora está viendo disminuir constantemente su capacidad adquisitiva, y eso está siendo la principal causa de que las familias nos vayamos endeudando cada vez más… mientras tanto, los beneficios empresariales aumentan. Mientras en la Europa de la zona euro, en los últimos diez años, estos beneficios empresariales han aumentado más de un 42 por ciento, en España sus beneficios netos han sido del 73 por ciento (casi el doble, tío); y mientras que los costes laborales de las empresas europeas han aumentado un 17 por ciento, aquí en España solo lo han hecho un 3,7… tiene cojones la cosa o no? Los empresarios se enriquecen más que en cualquier otro país de Europa, e invierten una cuarta parte menos que ellos en mejorar las condiciones laborales de los curritos que les propiciamos esos beneficios.

          Y de todas las empresas que obtienen beneficios, las que más obtienen son las financieras… y eso es porque basan su riqueza en el endeudamiento de las familias, y en inversiones muy especulativas, como las inversiones inmobiliarias, que durante los cinco años que antes mencioné se convirtieron en el motor del crecimiento económico del país. Pero esa burbuja explotó creando un enorme problema económico, además de dificultar muchísimo el acceso a los créditos por parte de los trabajadores… y de las pequeñas y medianas empresas… así que haced el favor de no culparnos de vuestros males a nosotros, los trabajadores por cuenta ajena, sino a los supervisores del Banco de España y los que especularon tanto para crecer de esa forma tan ficticia.

          Y ahora vamos a hablar de política si quieres… la culpa de que ocurra todo eso tan largo y pesado que he expuesto la tienen las políticas neoliberales, promovidas por las grandes intituciones de la Comunidad Europea y sobre todo por el Banco Central Europeo, controlado por las derechas que forman los cristiano-demócratas y los liberales. Ellos manejan tanto dinero y tantas golosinas que se apuntan al pensamiento neoliberal hasta los partidos que tendrían que ser de izquierdas, como el PSOE español, abandonando para ello todos los elementos claves de la tradición socialdemócrata… y por eso estamos ahora así, luchando contra la desregularización del mercado laboral, la reducción de la protección social, el aumento de las desigualdades sociales (que nunca había sido tan grande en los últimos 20 años), la privatización de los servicios del bienestar, la reducción de los beneficios laborales y sociales… y más cosas que a esta hora de la noche y con medía tajaíta no se me ocurren…

          En resumen, que el mundo empresarial y financiero, y los que tienen rentas enormes han creado una crisis que ahora están aprovechando ellos mismos para conseguir lo que siempre han estado deseando, debilitar todavía más y más al mundo del trabajo, al cual pertenecemos todos nosotros. Y por eso hay que conseguir una protesta masiva el día 29… no para echar a Zapatero y que entre Rajoy (por Dios! que todavía sería peor), sino porque las izquierdas cambien sustancialmente; y sobre todo los gobernantes de izquierdas.

          • El dia 26.09.2010, Zinvia dijo:

            Carrascus, como ya he dicho otras veces, los sindicatos están anclados en el siglo XIX, o como mucho, el primer tercio del XX. La huelga general del miércoles, en según qué sectores no se notará (si yo que trabajo en mi casa, ese día no trabajo,… como mucho el señor Zambombo me preguntará si por lo menos, haré la comida). O como mucho, joderá al que la haga, como es mi caso, que aunque no lo creas, también es el de muchos. Sabes que soy autónomo como Zambombo. Bien, pues ese día tengo una formación en el edificio de la CEA. Sé de sobra que si digo que no voy ese día perderé a uno de mis mejores clientes que me contrata para dar cursos en distintos lugares (la CEA sólo pone las instalaciones, me contrata otra empresa). Cuando la gente me dice “haz huelga, total por un día que dejes de ganar $$…” pero por ejemplo, yo me juego el que no me vuelvan a llamar. Ese es un problema que nadie está contemplando, el que hay gente que ese día irá a trabajar por temor a un despido en su empresa (en la de 2002 fueron así muchos de mis compañeros a trabajar) o porque si no vas, el cliente no vuelve a contratarte, y en mi caso, me costó años que me contratara para este tipo de formaciones.

            Mi solución es que hay muchas formas de hacer huelga y de protestar contra la reforma, no sólo dejar de trabajar un día, y créeme, son mucho más efectivas. Y que los sindicatos deberían replantearse que trabajadores somos todos, y que el autónomo debería ser tan respetado por sindicatos y apoyados por ellos como el trabajador por cuenta ajena, porque el autónomo casi siempre viene de ser un trabajador por cuenta ajena al que despidieron (ya te comentaré un día por qué me hice autónomo…). Mirad el incremento de autónomos estos últimos años y os dareis cuenta de que cada vez hay más (bueno, la crisis ha rebajado mucho este número). Y que no somos el enemigo, como más de una vez me he encontrado a algún sindicalista. El empresario del que hablais es el que tiene una empresa con 100 trabajadores o más, un BMW y un Audi, carnet de socio VIP en los mejores clubes, etc. El resto de empresarios ‘semos honraos trabajadores’ que muchas veces no sabemos ni lo que es trabajar sólo 40 horas, y que le damos 20 vueltas para poder pagarle a la gente que trabaja con nosotros, aunque eso signifique no cobrar nosotros hasta meses después.

            Y yo personalmente, lo que he visto de sindicalistas (he trabajado en un montón de empresas antes de ser autónomo) es que según en qué tipo de empresas, no hacen acto de presencia, así los intentes arrastrar. O en la Junta de Andalucía, pelearse con uñas y dientes por los derechos de los funcionarios, pero no mover ni un pelo por los trabajadores externos, que faltaba poco para ponernos grilletes y cadenas, vaya. Creo que los sindicatos son demasiado clasistas, que deberían dejar el discurso manido y luchar sólo porque la gente que trabaja honradamente por su sueldo tenga sus derechos. Y no como ahora, que depende de a qué sector pertenezcas y tu contrato, te representa, o te ignora (y que conste que no lo digo por la señora Carrascus, como en todo, hay buenos y malos, lo que digo es que la base de los sindicatos también debe plantearse una reforma).

            • El dia 26.09.2010, juan antonio dijo:

              Que decir que ya no lo hayas dicho ¡HUELGA GENERAL!

              Bien yo solo voy a comentar un poquito sobre la huelga más reciente y que me llego de pleno. La del metro de Madrid, huelga como ya sabréis por el recorte salarial que la pequeña dama de hierro quería aplicar a los trabajadores.
              Como es habitual en ella la culpa era del decretazo no de la menda, (siempre la culpa es del otro) que habilidad tiene y lo peor es que la peña se lo cree.
              Como también sabréis los curritos metreros dieron un puñetazo en la mesa y dijeron que ni servios mínimos ni ostias, asumiendo el riesgo de despidos, el desenlace ya lo sabéis que en vez del 5%, que les suponía unos 300 pavos al mes se quedo en el1% unos 20 euros. Que es lo que quiero decir, pues que si no hay un sindicato detrás sea de las siglas que sean, hoy los trabajadores del metro tendrían 300 euros menos en sus nominas y eso comparado con lo que perdieron de salario esos días…..a sido pecata minuta.
              El problema de los sindicatos en este país, es que nos acordamos de ellos cuando vienen mal dadas y que no tenemos una educación sindical (que por cierto se debían enseñar en el colegio) y no asignaturas que no sirven para nada, como la religión…bueno esto quizás sea exagerado ¿o no? porque ya que nos ponemos a educar niños para enfrentarse al mundo, el mundo del trabajo es muy crudo y cada vez mas como estamos viendo.

              Solo me queda felicitarte por ser tan bueno y lo explicas tan bien que si yo fuera trabajador autónomo… vamos que me habrías convencido GRANDE que eres mu GRANDE, y no lo digo por la tripa jejeje

              • El dia 26.09.2010, carrascus dijo:

                Si en realidad, Zinvia, estamos de acuerdo los dos con respecto a los sindicatos, como también el Vidal; el único matiz en nuestras reflexiones es que les damos el palo en el cogote más fuerte o más flojo. Pero está suficientemente claro el declive sindical y que hay que debatir y analizar estrategias para revitalizarlos; hay que dinamizar sus estructuras organizativas; tienen que cambiar su imagen y sus formas de comunicación; tienen que desarrollar nuevas formas de acción, presión y conflictividad (para que no se den casos como el tuyo); tienen que buscar alianzas con los movimientos progresistas, en vez de estar dándose hostias con ellos; en fin… que tienen que integrarse en este mundo global de justicia social y desarrollo sostenible. Y para eso tienen que asumir el papel de monitor y facilitador en las relaciones laborales, fomentando la actividad de agentes sociales y dejando atrás el papel de administrador y distribuidor de recursos públicos, que es en lo que se están convirtiendo; su financiación tiene que ser transparente… hay muchísimas cosas pendientes.

                Pero es innegable que las sociedades con sindicatos fuertes y poderosos generan más empleo y bienestar que otras con regímenes neoliberales y antisindicales. Sin embargo existe la opinión cada vez más generalizada de que unos sindicatos potentes perjudican a la economía y al progreso social, y eso está siendo la base para que en zonas cada vez más ámplias del mundo el capitalismo no esté sindicalmente controlado. Los sindicatos, aparte de por la propia desidia personal de muchos de sus sindicalistas también están cayendo víctimas de la ofensiva ideológica neoliberal, y hoy por hoy, tienen poca capacidad para contestarla y volver a ser los garantes del bienestar económico y social que les otorga el artículo 7 de nuestra Constitución.

                Si a eso le unes que cada vez es mayor la volatilidad de las fronteras entre empresas y ocupaciones, por lo que cada vez hay más colectivos e intereses diferentes y difíciles de organizar para los sindicatos… y ahí está tu propio caso, empleados cualificados trabajando con las nuevas tecnologías de información y comunicación… más los jóvenes, los inmigrantes, los teletrabajadores, los empleados de servicios… aumentan los grupos de asalariados que tradicionalmente son ajenos a la organización sindical, porque tienen compromisos meramente temporales e instrumentales con su empresa, su territorio, su sector y sus compañeros de trabajo y el compromiso sindical no se adapta a sus necesidades.

                Y claro, la burocracia y el sistema de financiación de los sindicatos hace que defiendan a sus afiliados, o a los que están en empresas donde hay mayor número de ellos, o a las que tienen trabajadores que han elegido como representante a uno de ellos, con más vehemencia que a los que forman estos colectivos que te he citado (lo que tú llamas ser clasistas)… y eso causa una pescadilla que se muerde la cola, en la que todos nos consideramos enemigos unos de otros, y la casa se queda sin barrer.

                Pero es que hay que coger la escoba esta vez, porque si no la basura nos va a llegar al cuello. Yo entiendo tu postura por como te afecta el ir a la Huelga, pero tienes que tener en cuenta que hacer Huelga no es una obligación, sino un derecho. Nadie te va a obligar a que la hagas (aunque sé que algunas veces los piquetes más que informativos son coercitivos, están compuestos por humanos imperfectos, como todos), sino que es un derecho que tú declinas esta vez por causas que son fácilmente entendibles.

                Juan Antonio aporta una buena clave para que todo comience a cambiar y vayamos de la mano en vez de enfrentados: la educación sindical. Vale, a lo mejor meterles a los peques otra asignatura con ese tocho es demasiado, pero de alguna forma hay que enseñarles a los futuros trabajadores la participación de los sindicatos en la concertación social y la gestión pública, para que cuando llegue el momento de que se transformen en currantes no piensen todos por lo que ven a su alrededor que los sindicatos son unos sitios en los que hay que estar, pero sin que nadie sepa muy bien para qué.

                Ah… Zinvia, por cierto; que la botella en la que trajísteis el vino se quedó aquí. Decidme si os la hago llegar de alguna forma o la usamos como excusa para que volváis de nuevo por aquí a por ella.

                • El dia 26.09.2010, zambombo dijo:

                  Carrascus, iba a responderte, pero en tu respuesta a Zinvia en buena parte te respondes a ti mismo, creo que me has ahorrado el trabajo :)

                  Eso sí, a lo que dices yo incluiría un matiz. Frases como “Los empresarios se enriquecen más que en cualquier otro país de Europa”, y te cito textualmente, son muy relativas. Supongo, como dice Zinvia, que te refieres a los empresarios del BMW y la gomina, porque algunos de los empresarios que yo conozco curran de lunes a domingo y no ingresan ni 500 € al mes, más cuenta les traería poner copas.

                  Creo que cabe hacer una distinción, antes de hacerse más daño. El hecho de ser empresario no lo convierte a uno en enemigo a batir, cuando muchas veces los intereses de éstos están más del lado del sindicalista que de la patronal, por paradójico que parezca. Y te podría citar varios casos sin salir de la capital. Obviamente te hablo de empresas que caben en un piso de 30 m2.

                  Por decirlo en una frase, que la generalización clásica y trincherista, hoy día, forma más parte del problema que de la solución. Como dices, el mundo laboral ha cambiado mucho y se ha diversificado tremendamente, hay que actualizarse.

                  • El dia 26.09.2010, Zinvia dijo:

                    Carrascus, lo de la botella no es sino una excusa para rellenar… que digaaaa, para vernos de nuevo.
                    Yo creo que para que se deje de ver a los sindicatos estancados en los 80 (recuerdo a mi padre en la UGT y dando caló con todo ese tema), tendrían que abrirse a las nuevas tendencias de trabajo, como bien dices. El problema que hay ahora no es sólo el recorte brutal (ni la derechona más radical se habría atrevido) en los derechos de los currantes, sino que ya una buana parte de la población está quemada con los sindicatos, lentos en reaccionar, y sólo cubriendo a una parte de la población. Creo que hay mucho en lo que trabajar, y no, la solución no pasa por una asignatura, sino porque nos veamos todos como lo que somos, curritos, unos con nómina, y otros a la aventura.

                    • El dia 26.09.2010, losmierdas dijo:

                      Esta huelga es la de un perro que se muerde el rabo… flojito, no me vaya a hacer daño

                      y el dueño del perro, ese que lo tiene bien agarrado por la correa, le ríe las gracias al perrito

                      a ver cuando el perro se aclara y acaba mordiendo la mano del amo, para dejar las cosas en su sitio

                      enfin, mientras tanto y pa no anquilosarnos, saldremos a la calle el miércoles… y no digo de hacer huelga, porque yo no puedo hacer huelga a mi mismo (la verga no me llega al culo)

                      señor Carrascus, mi solidaridad asimismo con el asunto del megachupi conciertazo del próximo jueves… y los que vayan, que se diviertan, faltaría mas

                      • El dia 26.09.2010, David González dijo:

                        Yo no creo en esta huelga general. Por supuesto que sé que estamos perdiendo de un plumazo mucho de lo que ha costado años conseguir y que nos la van a meter doblada sí o sí. La decisión está tomada y una huelga general no lo va a cambiar, y ojalá me equivoque. No pienso secundar la propuesta de unos sindicatos que no hacen o no saben hacer su trabajo y que piensan que tienen un as en la manga con la convocatoria de huelga general cuando las cosas se les han ido de las manos. No los aguanto, al igual que no aguanto a los líderes políticos de mierda que nos gobiernan y nos gobernarán. Nunca he simpatizado con estos sindicatos de UGT y CCOO y me decepcionaron muy mucho en su actitud cuando el pasado mes de junio bajaron el sueldo un 5% a los empleados públicos. No los vi entonces en televisión codo con codo con los trabajadores públicos como lo están ahora con el resto del pueblo. Claro que entonces había millones de voces de los que irán el miércoles a la huelga aplaudiendo la decisión del gobierno. ¡Ya era hora de bajarles el sueldo a los funcionarios. Total, para lo que hacen!. Porque todo el mundo sabe que un empleado público es aquel que sacó una plaza en unas oposiciones y tiene el derecho adquirido de tocarse los huevos 35 horas a la semana con la seguridad de que no lo van a echar a la calle.
                        Sí creo en el Comité de Empresa, como órgano representante de los trabajadores de una empresa y que defienda por las buenas o por las malas los abusos, incumplimientos del convenio y toda clase de artimañas de los empresarios con sus trabajadores. Estoy de acuerdo con el crédito horario sindical y que, como dices Carrascus, no está pagado. Me consta que el magnífico trabajo que realizan mis compañeros del Comité de Empresa es a costa de su tiempo personal y de muchas noches dando vueltas en la cama. Pero estos mismos compañeros cuyo trabajo admiro, me cuentan que son los representantes sindicales ajenos a la empresa y bajo cuyo paraguas de siglas necesita cobijarse el Comité, los que promueven las políticas más rastreras y les hacen a menudo replantearse si vale o no la pena seguir.
                        Así que no sólo no voy a hacer huelga, sino que me ocuparé de hacer, en mi proyecto, el seguimiento de los que sí la hacen, y velar porque los que opten por no hacerla puedan ir a su puesto de trabajo sin obstáculos, o buscarles ubicación alternativa. Como jefe de proyecto es mi obligación. Y más aún, soy responsable del sistema de información que hará el seguimiento de la huelga de la mayor empresa de toda Andalucía. En definitiva, que mi responsabilidad me puede, pero no deja de ser una decisión personal que tomo con toda libertad.
                        También estaré en ese concierto de U2. No tiene nada que ver una cosa con otra. Lamento que los comentarios que hayas podido leer y escuchado por ahí te hayan desmotivado Carrascus. Por cierto que estoy de acuerdo con Lu, estoy tentado de enviarles a los del Comité de mi empresa tu texto para que lo distribuyan. Es mejor que el que redactan ellos explicando la reforma laboral.
                        Un saludo.

                        • El dia 26.09.2010, carrascus dijo:

                          Con el comentario de Losmi y sobre todo con el de David se ve como nos estamos creando enemistades entre los trabajadores propiciadas por el sistema en el que estamos, y se están enquistando de mala manera. Si ya se miran mal los trabajadores por cuenta propia con los autónomos y pequeños empresarios, lo único que faltaba es que ahora nos creásemos todos más enemigos con los funcionarios.

                          Quizás esta Huelga sí que llegue algo tarde (aunque eso no signifique que no sea necesaria) y los sindicatos nos tenían que haber movilizado cuando los recortes a los funcionarios. Y también alguien tendría que haberse preocupado de explicar que los empleados públicos y la Administración a la que sirven no son la misma cosa. A los que les recortaron el sueldo fue a “los trabajadores” de la Administración, que después de todo son los que más van a pagar la crisis, primero porque se congelaron sus sueldos conforme al IPC, segundo por ese descuento porcentual de salarios que les aplicaron hace poco, y tercero porque a ellos también les va a afectar esta nueva Reforma Laboral.

                          Y como a ellos les va a afectar también, pues creo que también deberían ir a la Huelga. Puedo entender, pero no comparto, el punto de vista de que si antes nosotros ni los sindicatos nos hemos preocupado de ellos, es más, incluso nos hemos alegrado del recorte, ahora ellos pasen de esta huelga… es tristísimo.

                          Ojalá para la próxima convocatoria de Huelga estemos todos unidos y pidamos juntos también cosas concretas para rebajar el gasto público sin que tengamos que ser nosotros los que salagamos perdiendo. Ojalá nos pongamos todos de acuerdo para hacer huelga pidiendo que queden sin efecto integramente las pagas extraordinarias de los políticos… de todos: diputados, ministros, directores generales, consejeros, concejales, altos cargos y eventuales, directivos de las empresas públicas… porque no se las han ganado. Y además que se les recorte el salario en un 20 por ciento, que, tranquilo, podrán subsistir perfectamente de todos modos.

                          Que se supriman todo tipo de prebendas que tienen los políticos y que mantengan una austeridad real… que se acabe todo el chollo que tienen de telefonía móvil, coches oficiales, viajes “turísticos”, mobiliario de marca en sus despachos, dietas tan gordísimas como las panzas que echan comiendo con ellas…

                          Que ya que no podemos echar a los cargos políticos electos, por lo menos sí a tanto personal eventual, asesores y consejeros que tan malos consejos les dan y que nos han llevado a esta crisis para la que ahora no tienen buenos consejos con los que acometer medidas rápidas y eficaces para salir.

                          Que todos estos ceses, además, no impliquen una duplicación de gastos, y suspender para siempre la aplicación de eso del “complemento de alto cargo” que hace que cualquier enchufado que haya ocupado un cargo de Director General o asimilado, durante dos años, se tire después toda la vida disfrutando de un sueldo de altísimo nivel.

                          Ojalá que en la próxima huelga todos, curritos por cuenta ajena, curritos de la administración, curritos por cuenta propia, pequeños empresarios, ex-curritos jubilados… todos los que realmente hemos levantado y seguimos levantando el país, nos pongamos de acuerdo para pedir simplemente estas cuatro cosas que he señalado. Con ellas en vez de estar entre nosotros cabreados, los 20 millones de trabajadores de toda condición, y los ocho millones de pensionistas, solamente se cabrearían 80.000 políticos. Y las arcas públicas se sanearían lo mismo, o incluso más, que con las medidas que ellos suelen implantar siempre contra nosotros.

                          A ver si para la próxima es verdad, coño!

                          • El dia 26.09.2010, Sonu dijo:

                            Este artículo es larguísimo, y como trabajadora autónoma con 23 años de cotización voy a exponer mi caso y lo que pienso de todo esto, si a ustedes no les parece mal.
                            Esa creencia en este país de que el empresario (en mi caso, trabajadora autónoma que se parte la cara por no cerrar su negocio, y tú lo sabes bien, querido Carrascus)es un cabrón y el trabajador, un poresito desgraciao me parece ya que está un poco desfasada.Si meto a alguien a trabajar en mi tienda, y que conste que lo he hecho unas 6 veces, quien trabaje tendrá salario, días de asuntos propios, vacaciones, pagas extras, finiquitos y paro.A mí, como curranta de mi negocio, qué me da el Estado? NADA DE ESO.
                            No quiero ni acordarme de los problemas que me han dado todos ell@s, y que conste que de mí pueden hablar bien, supongo,pero puedo recordar bien que todos sabían de sus derechos, pero de sus obligaciones, NADA.Entonces, decir que me alegro de lo que hayan conseguido los trabajadores en las diferentes huelgas, me parece una obviedad, pero y yo?Es que yo también soy una trabajadora, que se parte la cara por su negocio en estos tiempos de mierda! El viernes vino un amigo de IU a darme unos panfletitos muy simpáticos donde decía que yo no abría mi tienda tal día por huelga, lo cual me pareció algo absolutamente fascista, imponerme a mí su huelga bajo amenaza de piquete y que me destrozarían los escaparates de mi local, que por cierto, está vendido, lo tengo pegaíto al lado del Ayuntamiento.Gracias, sindicatos, por no defenderme a mí como trabajadora,verme como una cabrona empresaria que ha puesto un poco de dinero a funcionar porque la calle ya me puede(ojo, tengo un puesto en la Magdalena, por si alguien ha pensado que soy putilla)y de paso ha empleado a:uno que se inventó que yo le había dao una patada en los cataplines a ver si así cogía una paga (por supuesto que le gané el juicio, tuviera que ver), una que cobrando bajas no quería que le diera de alta (pa eso está la cosa, pa que a mí me entre una inspección y me fusilen con más de 3mil euros de multa!), una que resultó embarazada y a los 5 dias de la revelación del Predictor me vino con que se había caído en la puerta de la tienda y le diagnosticaron ¡hematoma en la placenta!, se dio de baja y era famosa por ir a fiestas, saraos y comuniones aún habiendole dicho el médico de cabecera que reposara las 24 horas,(no quiero ni contar en qué empleó los famosos 3mil euros del cheque bebé),otra que estando 2 años sin currar, a los 2 meses de estar en mi tienda dijo que estaba muy estresada y se cogió vacaciones hasta el día de hoy, sin aparecer nunca más; otro, que despedí por su precioso enganche a Internet, otra que aún estoy esperando que venga a hacer balance y pague todo lo que se llevó de la tienda por la cara mientras estaba en India, y finalmente, un inútil integral que decidió desaparecer de pronto porque según él, no había nacido para trabajar.Ahora, que cada cual que piense lo que quiera, que hay que ver qué gente elijo para ello, etc, pero lo único que yo pienso de esta huelga es:SINDICATOS, COMERME EL COÑO.
                            Que nos comen los chinos.

                            • El dia 27.09.2010, juan antonio dijo:

                              Parece ser que tiene usted bastantes seguidores autónomos??, (con la iglesia hemos topado querido Sancho). Esos Quijotes los trabajadores autónomos que tras una transformación de asalariados la gran mayoría pasaron a trabajar por cuenta propia, y quizás en su momento fueron despedidos por un jefe injusto, y que seguramente se quejaron y con razón del h..de p.. de su superior, que seguramente el despido les ayudo a montar su propia empresa…y que ahora a nosotros nos será mas difícil, (otro ejemplo para secundar el paro) esos autónomos que saben que la culpa de sus males no son los curritos, esos autónomos que prefieren contratar a sin papeles, esos santos del altruismo ¡pobrecitos! Desde tú casa les digo que no vayan a la huelga…(es que en la mía no entra ni “dios”) que no revienten esta asamblea blogosferica. Un funcionario de mierda.

                              • El dia 27.09.2010, zambombo dijo:

                                No entiendo muy bien el comentario de Juan Antonio. Desde luego, los autónomos a los que yo he hecho alusión (y creo que puedo hablar en nombre de otros “bloguineros”) no son los que describes. Ahora mismo no caigo en ningún autónomo, entre mis amistades (y hay bastantes), que tenga contratado a nadie, entre otros motivos porque casi ni les llega para ellos.

                                Dejémonos de tópicos y de trincherismos, por favor. Creo que Carrascus lo ha dicho muy claro, lo único que nos faltaba es enfrentar a los trabajadores entre sí.

                                • El dia 27.09.2010, zambombo dijo:

                                  Se me ha olvidado decir que entiendo perfectamente a Sonu. Aunque no se puede generalizar (su caso es su caso y no tiene por qué ser el de otro), creo que es un perfecto ejemplo de los “olvidados” a lo que me refería al principio.

                                  • El dia 27.09.2010, juan antonio dijo:

                                    ¡Hombre! Zambombo…es que ya que metemos a todos en el mismo saco, los autónomos no pueden ser la excepción…ya que todos los funcionarios son unos vagos…etc.etc
                                    Entiendo que sois trabajadores por cuenta propia y que defendéis vuestro pan, pero lo que se os olvida es que (sois trabajadores) y que hoy estáis ahí pero mañana podéis estar aquí y cuando estéis aquí, que no lo deseo…..porque los presidentes de las grandes empresas esos nunca estarán en nuestro lado ya se han encargado ellos de evadir capitales por aquello de si vienen mal dadas
                                    Y tú o eres al que me refería mas en concreto, pero como ya dije el saco
                                    Saludos cordiales

                                    • El dia 27.09.2010, juan antonio dijo:

                                      La ultima frase no es lo que quería decir
                                      me comí una “n” Y tú no eres al que me refería más en concreto.

                                • El dia 27.09.2010, EuLaliA dijo:

                                  Lo que cuenta Sonu que le ha pasado con sus empleados es realmente terrible, pero no creo que esa sea la norma, yo por lo menos conozco a muchos que trabajan como cualquier otro y cumplen con sus opbligaciones lo mejor que pueden. Claro que todos nos tomamos nuestros respiros, pero como dice Carrascus, somos humanos y por lo tanto imperfectos. Pero Sonu tambien los ha podido despedir a todos si mayores problemas para mantener su negocio, porque tiene herramientas para hacerlo.

                                  Yo creo que la huelga es necesaria y tambien la voy a secundar. Y ya lo iba a hacer antes de enterarme de las muchas formas en que me va a afectyar y de las que no tenia ni idea sino es porque lo leo en este blog. Gracias Carrascus, ojala nos informasen de todo como haces tu.

                                  • El dia 27.09.2010, carrascus dijo:

                                    Si no se trata de meter a nadie en sacos, Juan Antonio, de verdad; es justo al contrario, lo que tenemos que hacer es salir todos de los sacos en los que estamos metidos y vernos las caras, y entendernos, y comprender cada uno la situación del otro. Y Sonu puede comentar aquí lo que quiera, que no revienta nada… es más, yo soy amigo personal suyo desde hace muchos años y sé que lo que dice es verdad que le ha ocurrido, incluso he conocido a alguno de esos “currantes” que ha tenido… pero, como dice Lali, esa no es la norma…

                                    Que no, Sonu… si no se trata de recortaros a los pequeños empresarios y a los autónomos ningún derecho, de lo que se trata es de que el Gobierno no insista en seguir tapando sus agujeros económicos a costa de todos nosotros. Si estamos todos del mismo lado.

                                    Ya sabes que yo conozco tu caso… y me da hasta vergüenza decirte que lo tuyo es un caso de mala suerte o de no haber sabido elegir al “ganao” que has metido en tu tienda. Pero de verdad que tu caso es particular… y eso sí, tan sangrante como los demás casos particulares que afectan a cada uno de los que nos cuenten el suyo. ¿Tú crees que ninguno de nosotros te va a entender perfectamente y te va a apoyar…? Pero igual que a tí no te ha ido bien con tus empleados, en mi barrio conozco decenas de tiendas en las que los empleados son los mismos de cuando yo vivía allí de joven, y son fieles y leales a los dueños… si es que hay de todo… yo mismo, que sabes que fui autónomo también durante más de catorce años… tengo una experiencia distinta: nunca he ganado más pasta ni he estado más libre en el trabajo que en esa época. Pero es que ya hay que dejar que los kilómetros y los trasnoches por cosas del curro los hagan los más jóvenes, y uno retirarse al resguardo de un sueldo menor, pero digno y no tapar el camino de los demás… y descansar de tantos años de duro curro en otro sitio más cómodo…

                                    Y coño, es que no quiero hablar más de mí, que tengo ejemplos para lo bueno y para lo malo. De todo esto se puede debatir, y es necesario hacerlo en un clima menos crispado. Darle una patada en los huevos a los sindicatos para que espabilen y estén por quienes tienen que estar, que son los trabajadores. Zarandear de los hombros a los pequeños empresarios y a los autónomos y decirles que dejen de comerse los mocos, y no protesten porque los chinos se los comen, sino que busquen los apoyos necesarios para que los chinos trabajen en las mismas condiciones que ellos (tampoco se trata de echarlos, claro) y no sean una competencia desleal… y si acaso, darles a vuestras federaciones y representantes las mismas patadas en los huevos que a los de los sindicatos. Y a lo mejor hay que partirles también la boca (oye, Lu, no te espantes, que los de los huevos y la boca es todo en sentido metafórico, eh…) a los curritos que en vez de currar se dedican a robar… incluso ni eso sería necesario, sino que bastaría con aplicarles la ley como a cualquier otro ladrón… si al fin y al cabo las leyes no son más que la aplicación del sentido común.

                                    Que esto que describo es una situación utópica e irreal… pues seguramente. Pero una a una se comió un fraile un barril de aceitunas. Yo invito a todo el mundo a que empiece a comerse alguna este próximo miércoles… que ya veréis que en un banquete común y festivo, sin malos rollos entre nosotros, qué buen sabor tienen, y cómo vamos a querer seguir comiéndonos muchas más…

                                    • El dia 27.09.2010, lu dijo:

                                      Vaya, esto de los sacos no me gusta nada… Ni lo de dar patadas en los huevos, jajaja. Buen rollito, compis, que digo yo que por aquí estaremos todos/as de acuerdo en que nos merecemos unos derechos y una protección social en condiciones, ya seamos trabajadores/as por cuenta ajena (de la Administración o de la empresa privada), autónomos, empresarios/as, pensionistas o parados/as. Que la cosa está chunga lo sabemos, lo vivimos en nuestras carnes o en las de los demás. Pero creo que el debate de hoy es la oportunidad de la Huelga, y yo creo que es oportuna aunque llegue muuuuuuuuy tarde. Lo que faltaba es que nos peleáramos entre nosotros/as, esto es el colmo de los colmos. El Botín y compañía tienen que estar partiéndose la caja.

                                      Lo siento, Carrascus, pero yo también voy a tener que recurrir un poco al “copia y pega”… Creo que los sindicatos sólo han sabido defender los derechos de ciertos trabajadores, precisamente los que se encuentran ahora en mejor situación. Y por eso, porque estos trabajadores encontraron hace muuuuuchos años una forma de organizarse y hacer presión frente a injusticias y explotaciones varias, han conseguido ir adquiriendo DERECHOS, de privilegios nada. Los sindicatos no han representado a los autónomos porque no nacieron para eso. La realidad social y económica ha cambiado mucho, y los sindicatos no han sabido adaptarse. Tampoco los autónomos han sabido organizarse para reivindicar otros DERECHOS, que yo creo que le corresponden, y que vendrían a equiparar su situación a la de los trabajadores por cuenta ajena. La unión hace la fuerza, la Historia no miente. Los sindicatos nacieron para lo que nacieron y, dejando a un lado por un segundo todas las críticas que podamos hacerles ahora (que en mi caso son de empezar y no parar, pero lo dejo para después de la Huelga), si echamos la vista atrás, han servido para mejorar las condiciones laborales y sociales de muchas personas.
                                      A mí también me preocupan los autónomos, por supuesto, pero esta Huelga tiene un objetivo claro: impedir la reforma laboral. ¿Queremos o no queremos?
                                      A mí no me gusta esa equiparación que se suele hacer del empresario con el lado oscuro: la actividad emprendedora debería estar mejor vista. Yo critico a los capitalistas, no a los empresarios. Me explico: una persona o grupo de personas que decide emprender una actividad económica que genera empleo (aunque sólo sea el suyo), que dinamiza el tejido social y económico de su entorno, que ofrece un producto o servicio necesario y útil para la sociedad, sin contaminar y sin putear, me merece el más absoluto de los respetos. Esa actividad hay que fomentarla y mimarla.
                                      Pero cuando una persona o grupo de personas se unen para jugar al monopoly con el dinero de los demás, o utilizan su poderío económico para especular aquí y allá sin generar ni empleo ni bienestar, sólo para acumular más riqueza, deslocalizando empresas para aprovecharse de los recursos naturales y humanos de aquellos países con una legislación más laxa, etc., etc., etc., eso no me gusta, no creo que deba fomentarse ni mimarse, sino más bien castigarse.

                                      Leyendo algunos de los comentarios, pienso que si quisiera montármelo por mi cuenta no eligiría la opción del trabajo autónomo: montaría una empresa. Tal y como está la legislación, la asociación empresarial recibe más apoyo que la actividad autónoma, así que buscaría una forma legal que se adaptara a mi actividad y me beneficiaría de las ayudas públicas, que las hay.
                                      Yo, cuando terminé la carrera, en lugar de buscar trabajo, lo primero que hice fue intentarlo por mi cuenta junto a un grupo de personas con las que compartía inquietudes. Así que montamos una mensajería en bici. Sólo duramos 9 meses porque la mayoría de mis compis seguían estudiando y aquello crecía y crecía y no dábamos abasto, pero la experiencia fue muy positiva. No perdimos dinero y aprendimos muchísimo. Sobre todo de trabajo en equipo. Las decisiones se tomaban asambleariamente todas las semanas (asambleas muy operativas, no penséis mal), rotábamos en los puestos de mensajería, comercial y atención telefónica para conocer bien todo el proceso y no quemarnos, reivindicábamos el carril bici, etc., etc., etc. Nuestros estatutos fundacionales no parecían los de una empresa convencional porque no perseguíamos el ánimo de lucro, sino crear nuestro propio puesto de trabajo de una forma responsable y comprometida con el barrio y toda la ciudad. Este tipo de iniciativas sociales deberían estar más apoyadas, pero ése es otro debate…
                                      Besos!

                                      • El dia 27.09.2010, zambombo dijo:

                                        Amén, Lú. No se puede decir más claro.

                                        Eso sí, cuidado con el papeleo que conlleva una empresa, que no es moco de pavo.

                                        • El dia 27.09.2010, lu dijo:

                                          Pero si hay agencias locales de desarrollo, oficinas de no sé cuántos y viveros de empresas deseando que se pase alguien con un proyecto… Que lleve el papeleo la gente que trabaja en estos chiringuitos, que para eso están, ¿no?

                                          • El dia 28.09.2010, zambombo dijo:

                                            Eso es para las subvenciones. Me temo que los libros, las cuentas anuales y todo ese rollo los tendrás que llevar tú o delegarlos en una gestoría.

                                      • El dia 27.09.2010, carrascus dijo:

                                        Bueno, pues como el comentario de Lu es tambien suficientemente clarificador, me voy un rato al blog del Koloke para descansar un poquito de sindicalismo y hablar un pelín de música.

                                        Pero es solo el descanso del bocadillo, eh… el proselitismo huelguista seguirá.

                                        • El dia 27.09.2010, juan antonio dijo:

                                          Si alguien se ha sentido ofendido, retiro lo DICHO
                                          ¡buen rollito!

                                          • El dia 27.09.2010, Rafa Rice dijo:

                                            Sinceramente estando a favor de la huelga, que pienso secundar, desconocía los detalles que tan bien has expuesto en ejemplos concretos y que ni siquiera he oído decir a los propios convocantes Todavía conservo la querencia, digamos, “izquierdista”, que me lleva a no desprestigiar convulsivamente a los sindicatos y sí un tanto a valorarlos positivamente. Por eso mismo tu ejercicio de compresión- exposición, resulta de gran utilidad para clarificar las cosas. Si te sientes trabajador, hay motivos.
                                            Enhorabuena y gracias.

                                            • El dia 27.09.2010, carrascus dijo:

                                              De nada Rafa… si en realidad no tiene mayor mérito, solo hay que saber leer y perder un rato en intentarlo. Verás, la sindicalista, como ya he dicho, es mi mujer; pero ella no es de las que tengan tiempo ni interés por los ordenadores y de internet y todo esto no sabe prácticamente nada. Pero como todas las comunicaciones sindicales, las publicaciones, las leyes, los borradores de trabajo, los planes de acción, las actas de reuniones, etc, se mueven ahora por correo electrónico, ella tiene que usar mi cuenta, porque no tiene ninguna. Así que cuando abro mi correo normalmente tengo varias de esas comunicaciones y suelo leerlas aunque sea para ahorrarle a ella algo de trabajo y filtrárselo un poco. Y de todo se aprende… sobre todo de cosas que le interesan a uno.

                                              • El dia 28.09.2010, Sonu dijo:

                                                Para terminar el sainete, Carrascus, que el otro día estaba que me salía del pellejo y eran las tantas de la madrugá:he contratado a gentes de toda condición, amistades, novios,desconocidos y extranjeros (con sus papeles y sus contratos, que una va de legal por esta vida, señores)y hasta un personaje curioso que se me olvidó, y eso que ell@ en cuestión es la única que se ha partido la cara por la tienda, no por ella ni por mí, sino por la tienda, para no cerrarla.Mi amiga transexual Sabrina abría la tienda por la mañana a las 9 de la mañana, porque vio que pasaba gente por allí para llevar a sus hijos al colegio, en total, ha trabajado una hora y media más de lo normal, y como trabajó en su época gloriosa en varios puticlús, ha engañado a la gente en los precios igual que cuando engañaba a los clientes del burdel con gaseosa y les hacía ver que era champán (lo que bebía ella, claro)con la única intención de ganar más para pagar todo lo pagable del local que aún tengo abierto, gracias a Ganesha.Ni que decir tiene que me rindo a sus pies porque lo hizo los dos meses que estuve yo trabajando en India, así que por lo menos, ésta ha sido la única persona decente que he tenido, le beso los pies.
                                                Sólo me queda por decir que quien quiera ir a la huelga está en su derecho, pero a mí me faltan 50e para pagar el boletín a la S.Social máñana ó pasado,y tengo que TRABAJAR, porque entre otras cosas, YO, POR MI TIENDA MA-TO.Salud.

                                                • El dia 28.09.2010, carrascus dijo:

                                                  Pues mucha salud, niña… y a ver si coincidimos pronto en algún concierto o algo… porque mañana en la manifestación no, no?

                                                  Bromas aparte, espero que puedas abrir sin problemas y que los piquetes sean solo para invitarte suavemente a que secundes la huelga, y cuando les digas que no, se marchen tranquilamente, o incluso te compren algo, jejeje…

                                                  A Sabrina no he llegado a conocerla, seguro que hubiese sido interesante.

                                                  Otra cosa… si alguno de vosotros váis mañana a la manifestación podemos vernos en algún momento si queréis. La sra. Carrascus y yo estaremos (al menos al principio) con los currantes del sector de la Sanidad, y nos reuniremos en la fuente que hay delante del Banco de España a las doce menos cuarto, más o menos…

                                                  • El dia 28.09.2010, Zinvia dijo:

                                                    Para el que quiera empaparse de qué ocurre en la economía nacional y mundial:
                                                    http://www.tv3.cat/videos/3118750/Jonathan-Tepper-el-malson-continua

                                                    Ojo, hablan en catalán los primeros minutos, y después hablan con Tepper en español. Y no veais el miedo que da oir las verdades del barquero

                                                    • El dia 28.09.2010, juan antonio dijo:

                                                      El Tepper este me ha convencido….pero para ir a la huelga con mas motivo. No dice nada nuevo, el habla en nombre de los mercados, que va a decir, que quieren mas dinero a cambio de tu trabajo. Pero no dice que el mayor capital de la empresa es el trabajador el que con sus manos y su tiempo les enriqueció…que va dice que el currito es un Klinex que hay que usar y tirar, así que la economía mundial y nacional no esta, como esta, por culpa de los trabajadores…esta como esta por las ambiciones de los mercados….que recurren a papa estado para que los saquen del hoyo y cuando los han sacado quieren seguir dictando el orden económico mundial o lo que es lo mismo que papa estado no interfiera en sus políticas laborales…¿.porque no se abrochan el cinturón los empresarios y se rebajan la cuenta de beneficios?, ¿porque no se sonrojan los bancos cuando hacen oficial los beneficios en plena crisis?….venga ya que no nos engañen.

                                                      • El dia 28.09.2010, carrascus dijo:

                                                        Pues querida Zinvia, en realidad no sé yo (después de haber visto tu video) si esto que dice Tepper son las verdades del barquero, o simplemente las manipulaciones interesadas de la realidad de otro tipo, al que le va a crecer la nariz más que a Zapatero, que seguramente tendrá posiciones tomadas contra activos españoles.

                                                        No conozco mucho a este analista, pero algunas cosas si sé de él, sobre todo a raíz de haber dicho hace algún tiempo aquello del crack, (que tan popular le hizo y tanto le sirvió para salir en las teles y publicitar su compañía de análisis económicos y también la otra que tiene de periodismo ciudadano) y también que los bancos sólo cambiarán su política de riesgos si tienen la percepción de que una operación excesivamente arriesgada puede acabar con ellos; pero si saben que llegará el Estado a rescatarlos, la sensación del peligro disminuye.

                                                        Y esa sí que es una de las verdades del barquero, que la política de los bancos centrales de inyectar dinero barato ilimitadamente sólo favorece a los mismos que originaron la crisis: los bancos.

                                                        Y sin embargo ahora, este mismo señor, viene a decirnos que esa deuda que se ha generado tapando los agujeros de los bancos, la tiene que pagar el tesoro español, es decir, que todos los españolitos currantes nos tenemos que preparar para pagar hasta que nos entierren… y además con un sueldo más bajo que el que tenemos ahora… ¿qué nos creemos, que vamos a ser mejores que los ingleses, que se lo han dejado bajar…? Pero no nos dice las compensaciones laborales y sociales que han tenido ellos por hacerlo así, solamente que por bajarse el sueldo y por trabajar menos horas (cosa de las que aquí no habla nadie, por cierto, solo de lo de bajar el sueldo) el paro ha disminuido.

                                                        En fin, se ve que su consejo es una política ultraliberal… para semejante dechado de creatividad no le hacía falta tener tantos estudios.

                                                        Lo que viene a decir en esta entrevista en la que aporta tantos gráficos y datos estadísticos (que se pueden interpretar casi siempre a gusto del consumidor) es que el gobierno español tiene que adoptar una política todavía más fuerte y restrictiva contra los derechos de los currantes, porque si no lo hace así no sirve y habrá que cambiarlo por otro (…el PP, por ejemplo?) que sí haga una de estas políticas super liberales que dejen a los especuladores financieros como él las manos libres para robar hasta el último euro de nuestros nietos, que es lo que corresponde…

                                                        Y no, él no está especulando contra España… no?

                                                        La verdad es que como habla español tan bien y de forma tan campechana, con eso de lo de fumar crack y esas cosas que todos entendemos, pues nos da mucha credibilidad… pero seguramente hubiese tenido más credibilidad aún si en el momento ése de la entrevista en la que dice que la crisis comenzó con la quiebra de Lehman Brothers, hubiese añadido también que él era uno de los analistas económicos de esa firma.

                                                        Como para que nos fiemos de sus análisis…

                                                        • El dia 28.09.2010, David González dijo:

                                                          ¿quien sabe explicarme cómo se mide el éxito de una huelga como la de mañana?. Es decir, ¿qué indicadores necesita el gobierno para dar marcha atrás en su reforma laboral?. Entiendo que el índice de absentismo laboral pero ¿quién cuenta realmente los que han ido a trabajar y los que no?. ¿Hay algún órgano autorizado por ambas partes, gobierno y sindicatos, que dé una cifra veraz?

                                                          • El dia 28.09.2010, carrascus dijo:

                                                            Pues yo tengo entendido que en los sindicatos el seguimiento de la huelga lo miden las Federaciones de servicios al ciudadano, y por parte del Gobierno, la verdad es que no lo sé… supongo que contratarán a alguna empresa. Un órgano autorizado por las dos partes lo dudo, porque siempre hay una enorme disparidad de criterios entre las cifras de una parte y de otra.

                                                            Después, la experiencia y la observación propia, junto a los análisis que más credibilidad te den, serán los que te digan si la huelga ha sido un éxito de participación o no lo ha sido. Aunque lo que eso te diga a tí no coincidirá con los que les diga a otros, claro…

                                                            y lo que resulte de ella ya lo iremos viendo… se hace camino al follar, que dijo el poeta… no… bueno, eso lo dijo el Koloke… el poeta creo que dijo al andar…

                                                            • El dia 28.09.2010, carrascus dijo:

                                                              La Huelga General acaba de comenzar… ojalá impere la sensatez por todas partes. Y que después podamos decir que todo ha servido para algo.

                                                              • El dia 29.09.2010, Zinvia dijo:

                                                                Carrascus, yo no he podido ejercer mi derecho a trabajar… ¿y ahora qué?.

                                                                Con respecto al vídeo, yo hago una segunda lectura. La solución no es quitar derechos por quitarlos a los trabajadores, eso es lo fácil y lo que se ha hecho aquí. La solución está en montarlo como lo hacen ellos (y otros), de forma que en cuanto empiezas a trabajar ganas lo que realmente debes ganar, y no una miseria durante años “porque te estás formando”. Y en UK (para la gente con formación, claro), la cosa está fácil para encontrar trabajo, lo sé de primera mano (el problema son los que no tienen estudios). ¿Que no te pagan una millonada cuando te despiden? Lo normal es que eso no suceda, sino que te quedes currando o te cambies a otro sitio mejor. Nuestro problema es que la mentalidad del ejecutivo es echar a la gente a las primeras de cambio y cerrar el chiringo. O abrir una empresa sin tener ni zorra de lo que monta, y después cerrarla enseguida porque no da dinero. O preferir contratar a un “experto” (por una miseria, o sea, a cualquiera que acepte) y tenerlo X meses engañado de que le suben el sueldo, que lo hacen fijo, y echarlo después, en lugar de pagar a un freelance cualificado que le hará un trabajo impecable por más dinero, eso sí, pero sin problemas de “esto no funciona, esto no va, ¿pero no sabías programar?” (y sin pagarle después un despido). Mientras suceda esto, o sea, que el que contrata no tiene ni zorra de donde está de pie, pero la tiene más larga que tú, no funcionará ninguna reforma.

                                                                Qué a gusto me he quedado…

                                                                • El dia 29.09.2010, Zinvia dijo:

                                                                  Solo un apunte más: esto que he dicho pasa en todos los sectores (hostelería, comunicación…), no sólo en el mío, ojo. El jefe quiere tener debajo de su sobaco al trabajador para tenerlo bien vigilado, y aunque éste pueda hacer su trabajo desde la Cochinchina, le gusta obligarlo a ir a su puesto, “no vaya a ser que lo engañe”.

                                                                  Eso es lo que hay que cambiar. Y entonces podremos cambiar lo del despido y demás. Porque entonces no hará falta tanta protección. Tu protección serás tú mismo.

                                                                  • El dia 29.09.2010, carrascus dijo:

                                                                    Pues tú lo estás diciendo, amiga Zinvia… lo que pasa en España no es lo que pasa en UK, por eso tenemos que pelear, por esas cosas que pasan en España. Si al fin y al cabo, todos los currantes estamos de acuerdo en lo básico y lo importante, pero nos damos hostias en vez de propiciar eso que, por tan manido, ha perdido gran parte de su significado, que es el “diálogo social”.

                                                                    Y, en serio, siento que no te hayan dejado ejercer tu derecho al trabajo, de verdad… en todas partes hay gente que no se distingue por los dedos de frente que tiene. Pero no seas tú como los locutores de la tele o los políticos, que solo hablan de lo que han hecho los piquetes… y te lo digo porque ese “¿y ahora qué?” que has escrito, lo podías haber escrito también cuando en tu primer comentario dijiste (textualmente) esto otro: “sé de sobra que si digo que no voy ese día perderé a uno de mis mejores clientes que me contrata para dar cursos en distintos lugares”… para mí que tú tampoco tenías mucha capacidad de poder ejercer tu derecho a la huelga, no? Y como tú tantos otros trabajadores… yo tengo un amigo que curra en un restaurante y ha tenido que ir por las represalias con las que le amenazó el jefe… ejemplos de uno y otro lado conocemos todos. Y tú, además no solo los conoces de primera mano, sino que los has padecido los dos.

                                                                    Bueno… pues ya estamos aquí después de la manifestación. Y la verdad es que vengo asombrado de la lengua tan larga y la mala uva que tienen muchas personas… solo como ejemplo de lo que se dice desde el desconocimiento y la mala leche os contaré un par de cosas que nos han pasado a la sra. Carrascus y a mí volviendo de la manifestación. Como traíamos los sombreros de paja que repartieron los de CCOO, que tan bien nos han venido para abanicarnos en la larga caminata desde la Puerta Jerez hasta el Polígono San Pablo, y las pegatinas todavía puestas, y la bandera que traía enrollada mi mujer… vamos, que se veía claramente de donde veníamos… pues por las múltiples calles por las que hemos pasado, aunque a nosotros no se ha dirigido nadie ni nos han dicho nada, pero sí he podido oír algunos comentarios que se decían entre ellos algunos con los que nos hemos cruzado. Dos perlas: “Míralos, mucha manifestación, pero a la hora de comer todos a su casa…”, esto un señor con pinta de no pasar hambre y de tener también comida esperándole en su casa. Y “Ésos… ésos son los que se lo están llevando. Los que están en los sindicatos y no trabajan…”, que decía un señor ya mayor, en un corrito a la sombrita con otros más o menos de su edad.

                                                                    Ah, por cierto… que conozco también muy bien una empresa en la que aprovechando que la representante sindical se hallaba hoy en la manifestación y no en el curro, le han dado la carta de despido a una trabajadora (había servicios mínimos) que cubría un puesto dejado por otra en excedencia, aunque ésta última tiene decidido seguir en excedencia, por lo que la trabajadora que cubre su puesto no puede ser despedida. El caso es que si la despedida siguiese, como ya va a hacer dos años, tendrían que hacerle un contrato indefinido, al igual que han hecho con otro de los trabajadores de otro puesto menos cualificado y más barato… pero no sé si eso ha tenido algo que ver o es que yo soy tela de mal pensado…

                                                                    • El dia 29.09.2010, Zinvia dijo:

                                                                      A eso, Sr Carrascus, es a lo que voy yo. Ni tenemos democracia, ni tenemos todos los mismos derechos, ni los jefes (que se creen algunos que heredarán la empresa) respetan a los trabajadores, ni los trabajadores son responsables y trabajan en serio, ni nada. Y todo se basa en un sólo principio: respeto mutuo. Si no hubiera que por cojones pasar a una persona a indefinido, sino que se hiciera en función de su valía (vamos a ver, que he sido indefinida, y las dos veces ha sido por mi trabajo, no por 2 años en la empresa) o de las características del puesto, indudablemente no ocurrirían cosas como la que dices. Esa persona despedida sabe de sobra que el día que diga el otro que vuelve, ella irá a la calle porque el empresario no lo necesite. También, por esa regla de tres, esa persona puede buscarse un trabajo mejor, ya que sabe que este es eventual, y por lo tanto, cuando salga otra cosa, saltar. Los problemas son que nos apoltronamos en el trabajo y eso de buscar y cambiar por algo mejor… booo (hay excepciones, como siempre). Tenemos las mentalidades de la gente mayor, como mi padre, por ejemplo, con 16 años entró en la RENFE, y hasta que se jubiló. Para qué iba a cambiar, a salir y conocer otros mundos, estaba bien allí. Esa mentalidad hay que desterrarla. No estamos atados a ninguna empresa, buscamos las mejores condiciones y sueldos. Y las empresas deben ofrecerlos si quieren competir en Europa.
                                                                      Me veo cada vez más dando el salto a Europa y trabajando para mentalidades no retrógradas. Amigos míos ya lo han hecho… y sólo echan de menos el sol y las cervecitas con los amiguetes. En fin, el post ha dado para mucho, y tengo ganas de verle, sr Carrascus, para seguir arreglando el mundo con nuestras ideas y propuestas (y de paso, a ver si la sra Carrascus puede hacer llegar algunas ideas a estos dinosaurios de sindicatos que tenemos)

                                                                      • El dia 29.09.2010, carrascus dijo:

                                                                        Mira, ves? de este último comentario no tengo nada que corregirte, jejeje…

                                                                        Claro que una reforma laboral es necesaria, pero no de ésta clase que nos quieren meter… hay que decidirla entre todos, a través de ese diálogo social que antes te decía.

                                                                        Hoy ha habido un par de cosas con respecto a la Huelga que me dan mucho que pensar sobre la clase trabajadora española, seguramente por eso que tú dices de la estrecha mentalidad que tiene: ha sido la huelga general con menor seguimiento de todas las convocadas desde que estamos en democracia, a pesar de ser la que más motivos tenía para ser seguida. Y los trabajadores que la han seguido son precisamente los que tienen un empleo más estable; los que están en trabajos con un empleo más en precario y los que menos derechos laborales tienen, son los que han ido a trabajar…

                                                                        Yo quiero suponer que muchos miles de esos trabajadores en precario y en pequeñas empresas habrían querido secundar la huelga y no lo han hecho por un miedo real a lo que pensasen sus jefes, o por un miedo atávico a lo que pueden pensar de él esos jefes sin que éstos les hayan dicho nada concreto… para casos así, en los que hay trabajadores que no harían huelga a menos que a su puerta no llegase un piquete que equilibrase las fuerzas latentes entre “me obligan a ir” y “me obligan a quedarme”, es para lo que éstos deberían servir solamente. Sin hacer el burro cuando el trabajador, de todas formas, no quiere secundar la huelga. Pero esos piquetes no son todos los sindicalistas, como tampoco lo son los jefes que tan mala fama han cogido por viajar en primera y comer en restaurantes carísimos como cualquier otro político. Por eso cuando un sindicalista serio (no de los que tras la manifestación se paran a refrescarse con una cerveza en un bar que no ha secundado la huelga o se vuelven a su casa en un taxi que tampoco lo ha hecho) les señala el peligro que se nos avecina, los trabajadores hacen mal en gritarle cosas feas a él en vez de a lo que se está acercando por el lado hacia el que les señala su dedo.

                                                                        Y por último, cuando uno quiere luchar por algo que le interesa, y que él sabe que le interesa y que es algo por lo que merece la pena luchar, no debe escudarse en que no lo hace porque los que les están advirtiendo son gente muy mala, que les está traicionando siempre, que se dedica a quemar cosas y a no dejarles ejercer sus derechos… uno debe hacerlo porque le sale de dentro. Al fin y al cabo lo que te dicta tu conciencia es algo que sientes solamente tú… y ya hay un refrán, quizás el más sabio de todos, que siempre está bien recordar: “Seamos tú y yo buenos, y habrá dos canallas menos”.

                                                                        • El dia 30.09.2010, Microalgo dijo:

                                                                          Oído cocina y leído con mucha atención.

                                                                          Gracias por la información, Carrascus. Hay que oír más de una parte para hacerse una composición de lugar, y si uno sólo escucha la televisión (cualquier televisión), adquiere el punto de vista de un zoquete.

                                                                          Thanks.

                                                                          (Required)
                                                                          (Required, will not be published)

                                                                          Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.