Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
QUE TE PIRES, SABINA
Carrascus

Supongo que a estas alturas todos los que soléis pasar por aquí ya sabréis que JOAQUIN SABINA no es santo de mi devoción, aunque hubo un tiempo en que sí lo fue… pero de eso ya hace mucho, muchísimo.

Las personas cambian, y algunas de ellas se convierten en otra que ya no me gusta. Hay veces que es su personalidad la que hace que deje de interesarme su obra, que siempre refleja de algún modo lo que uno es, y por eso, por ejemplo, dejé de leer a Cela o a Umbral; otras veces es el trabajo que realizan el que deja de tener interés para mí, y por eso, por ejemplo también, dejé de seguir la carrera de Sting. Pues con Sabina ocurrieron las dos cosas, primero dejó de escribir historias interesantes para enfangarse en una pseudopoesía que para los ojos de muchísimas personas, sin embargo, es tan vistosa y brillante como el traje del emperador (por no añadir que además cada vez canta peor); y como persona se convirtió en un tipo megalómano y mesiánico, portador de la bandera guay que le acreditaba como merecedor de que le riesen todas las gracias, aunque fuesen insultos gratuitos o chistes fáciles a favor de corriente.

Por todo eso siempre he procurado no escribir sobre él… lo normal es que uno no pierda el tiempo escribiendo sobre cosas que no le interesan. Pero se da la circunstancia de que en estos días va a venir a cantar a Sevilla y creo que ésta sí es una ocasión para hablar de él. No voy a entrar a valorar su obra más de lo que lo he hecho en el párrafo anterior, pero sobre su personalidad sí que me gustaría decir algunas cosas, aunque sea sólo como turno de réplica después de lo que dijo él de los sevillanos.

Hace un par de meses Joaquín Sabina actuó en Huelva, y allí volvió a hacer algo que repite en muchos conciertos, aunque en realidad no tendría necesidad de hacerlo, porque la gente que va a oirle cantar ya está entregada a él de antemano y no tendría por qué ir a ganarse más aplausos por la cara con trucos que va desgranando durante la actuación y que fomentan el catetismo y el ombliguismo localista. Él después se desdice, y con su sonrisa y su encantadora pose de canalla dice que solo son “bromas de bar”, con las que nadie tiene que darse por aludido.

Y así, en Guipúzcoa habla de Bilbao, igual que lo hace de alguna otra localidad cercana en una que tenga escozores con respecto a ella. Con Sevilla ya lo hizo una vez en Málaga y ahora lo ha vuelto a hacer en Huelva… espero de mis paisanos que si aquí intenta hacer lo mismo, mofándose de la gente de Huelva, o de Málaga, o de donde sea, para ganarse algunas risas y aplausos fácilones, lo que se gane en cambio sea un buen abucheo. De todas formas la otra noche en Huelva no es que dijese ningún insulto grave, y además supongo que también sabréis, solamente con leer algunos de los textos que he escrito por aquí, que yo soy alérgico a la “sevillanía”, del mismo modo que no entro en el juego del insulto a otra comunidad por el mero hecho de ser eso, otra comunidad diferente de Sevilla. Pero es que tiene delito que venga a decir que “los sevillanos son muy suyos”, y que “¿qué se creen, que son los mejores?”, un tipo con una personalidad que le ha hecho escribir letras de canciones como las de “Oiga, doctor”, “Pacto entre caballeros” o “Y nos dieron las diez”.

De todas formas éstas son cosas que yo pienso, bastante subjetivas, que otra gente no compartirá, y ponerse de acuerdo sobre quien tiene la razón sería una tarea ardua y poco o nada productiva, así que haciendo caso de aquello tan sabio que decía la Bíblia sobre que “por sus hechos les conoceréis”, vamos mejor a analizar una serie de hechos, ocurridos en torno a la génesis de la última de las canciones citadas, “Y nos dieron las diez”. Aunque para ello tengamos que partir de una historia que puede ser real o apócrifa.

Se dice, se cuenta, se lee por ahí que Joaquín Sabina y Enrique Urquijo (el de Los Secretos) eran amiguetes y una noche estaban compartiendo unas copas en un bar. Enrique andaba corto de inspiración esos días y le preguntó a Sabina si no tendría por ahí una idea para alguna canción. Y éste le dio un papel que llevaba en el bolsillo desde hace unos días con unas frases que podrían servir para una de ellas, en el que se leía “Fue en un pueblo con mar una noche después de un concierto; tu reinabas detrás de la barra del único bar que vimos abierto”. Le dijo que se podía quedar con él, que no pensaba usar para nada eso que tenía escrito.

A Enrique le gustaron estas palabras y se quedó con el papel, y esa misma noche, en el taxi de camino a casa continuó escribiendo lo que se convertiría en la letra de la canción “Ojos de gata”. Posteriormente, o incluso ya cuando la iba escribiendo, fue pensando la música, hasta que la canción tomó su forma definitiva.

Días o semanas después, como persona cortés y educada, fue a mostrarle a Sabina lo que había germinado de su semilla.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Los Secretos – “Ojos de gata”

Se dice, se cuenta, se lee por ahí que Joaquín Sabina vio el filón que podía ser una canción como aquélla, y no solo terminó también por hacerla, sino que incluso la lanzó como single de presentación de su nuevo disco.

Pero claro… una persona como él no podía dejar que le viesen como un cantante ordinario que se vuelve vulgar al bajar del escenario, que no es capaz de culminar un ligue y que, al fin y al cabo, es un tío como cualquier otro, al que después del curro lo que le apetece es beber un poco y descansar. Y escribió otra letra diferente que le mostrase como realmente es: el tío irresistible que es capaz de estar dándole placer a cualquier mujer durante horas y horas y salir tan fresco de la batalla… y eso que llevaba sin dormir toda la noche anterior y seguramente todo el día anterior a la noche también…

La música, sin embargo, no parece que la cambiase demasiado, ¿no?. ¿Vosotros que pensáis?

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Joaquín Sabina – “Y nos dieron las diez”

Claro que las cosas que se dicen, se cuentan y se leen por ahí normalmente no pueden cotejarse bien y uno nunca sabe qué es del todo verdad y del todo mentira. He leído que a raíz de esto hubo algunos malos rollos entre los dos, y he leído también que la cosa no tuvo mayor importancia. Yo tampoco me voy a decantar con claridad porque no quiero que Sabina me incluya en ese grupo de malpensados del que dijo que “siempre hay hijoputas que piensan que alguien le robó algo a alguien”.

Pero volviendo a lo de los hechos, que esos sí son total y absolutamente objetivos, y se pueden ver claramente, aquí tenemos dos canciones, que partiendo de las mismas frases se bifurcan hasta polos totalmente opuestos, fruto de la personalidad de dos músicos diferentes. ¿Qué cual de los caminos es el preferible? Eso también lo decide cada uno… yo, que he trabajado con músicos después de un concierto, sé que la letra más veraz, honrada y auténtica es la de Enrique… pero algunos puede que no lo veáis como yo.

Lo que sí tenemos que ver todos de la misma forma es otro hecho objetivo que éste sí que no tiene vuelta de hoja y que demuestra muchísimas más cosas todavía de cómo es Joaquín Sabina… ¿iba a perder él una sola peseta de royalties…? Anda yá… pues menudo es Sabina…!

Dejadme que os pregunte de nuevo por las diferencias entre la música de las dos canciones. Y ahora echadle de nuevo un vistazo a la letra de Los Secretos que os puse más arriba y fijaros en cómo está acreditada la canción…

Y como yo no tengo el disco de Sabina no he podido escanear los créditos desde él. Pero no hay problema, porque están también en su pagina web oficial… y podemos verlos perfectamente… y sentir mucha vergüenza ajena.

Categorías: Simple twist of fate -

30 Comments

  • El dia 09.09.2010, Koloke dijo:

    A mí nunca me gustó mucho Sabina: le reconozco su mérito, tiene buenas letras y tal, pero no me llega. Y, por supuesto (y esto es objetivo) el hombre no canta una mierda.

    Sobre su personalidad, pues sí, como tantos otros, endiosaíllo y abanderado del munco canalla: siempre me dio la sensación de que al final acabó creyéndose el propio personaje que había inventado.

    Sí que es verdad que el incidente del concierto de Huelva fue una tontería (eso sí, no venía a cuento), que se encargó de amplificar y magnificar nuestro periódico local, para hacer un poquillo más de sangre y calentar a los sevillanitos de pro. Tengo curiosidad por ver cómo lo recibirán ahora en septiembre.

    En cuanto a la letra compartida con el Urquijo, pues si la acreditó sólo como propia, coincido con lo que dices: de vergüenza ajena.

    • El dia 09.09.2010, carrascus dijo:

      Pues si piensas que lo de la letra sí que es de vergüenza ajena, ya me dirás qué opinas de lo de la música…

    • El dia 09.09.2010, Koloke dijo:

      Y sobre el basket ¿había que hacer personal o no?
      Lo que está claro es ¿por qué coño pone a sacar de banda al mejor tirador que tenemos?
      En mi (inexperta) opinión, al italiano le pesa demasiado la gomina, le comprime las meninges y nubla su entendimiento.

      • El dia 09.09.2010, carrascus dijo:

        Lo de hacer personal en una situación así es cuestión de opiniones incluso entre los “entendidos”, jejeje… la mía personal es que no. Con ese poco tiempo haces una personal y aunque solo te metan uno de los tiros libres afrontas el raquítico final en posición de perdedor, cuando sin hacerla tienes el empate. Yo soy más partidario de defender fuerte y en el 95 por ciento de los casos los otros no la meten… lo de ayer fue una gota en el océano; porque además la jugada se estaba defendiendo muy bien, dejando en ese terreno de nadie al jugador contrario, lo que pasa es que al final Garbajosa parece que se confió un pelín y le dió un poco de espacio para después reaccionar tarde al tiro del otro… y joéééé… es que el cabrón del serbio hizo el tiro de su vida…

        Lo de hacer sacar de banda a Navarro a priori me gustó porque pensé que iba a sacar en corto sobre algún pivot nuestro que se la devolvería rápido a la vez que bloqueba al que quisiese acercarse a Navarro, y éste tendría un segundo y pico precioso para poder tirarse un triple sin que le hiciesen personal antes (que en esta situación sí es lo más adecuado por parte de los serbios claro). Esa jugada ya la he visto hacer antes alguna vez y da resultado, claro que a veces el que tira el triple no lo mete, pero eso ya es otra cuestión. Lo que me sorprendió fue que no hiciesen eso y se la metieran a Garbajosa de esa forma tan cutre… porque es que si no la llega a perder él, que fue lo que hizo, seguro que le hacen una personal antes de preparar el triple… no sé si fue fallo del equipo o del entrenador… ni creo que lo sepamos nunca…

        Y sobre Scariolo, ya creo que he dicho por aquí, que no considero que sea malo… pero que Pepu era muchíííííííísimo mejor…

      • El dia 09.09.2010, moura dijo:

        Volviendo al tema Sabina, decir hablado claro y alto, que a mí me cae como una patada en la intersección de la Castellana con la Constitución.
        Su aportación poético-juglaresca tiene un nivel cuasi-ramplón, y como bien apunta Carrascus incluso fanfarrón. Este tío habrá escuchado a Dylan, pero ya se le pasó.
        Pienso que como otras tantas figurillas de la especie “canta-sage-autor”, está sobre-estimado (cuando no es más que un jipié progre), pero que además se le considera como el paradigma de la canción poética castiza; y yo la verdad, prefiero a Paquita la del Barrio. Además algunas de las canciones que Paquita dedica en contra del macho mejicano ( “Me estás oyendo inútil” o “rata de dos patas” o “bichos rastreros” o “sanguijuelas”), las utilizaría para aplicárselas a nuestro canalla personaje.

        Tenía un amigo que se encontró con Sabina creo que bajándose de un taxi en Madrid que él iba a coger, y le gritó directamente en la cara: “¡Sabina estas acabao…., acabao!”
        Por desgracia, salvo en el tema hígado-pulmonar, se equivocaba.

        • El dia 09.09.2010, zambombo dijo:

          Creo que me toca compensar un poco la cosa, no vaya a ser que Sabina cancele su concierto al leer este blog 😛

          Yo discrepo totalmente con la valoración que se hace de la música y las letras de Sabina, y creo que ha hecho cosas tan buenas en los últimos años como algunas de sus comienzos, al contrario de lo que piensa la mayoría. De igual modo, cuanta menos voz tiene, más me gusta cómo canta. Pero es que estamos ante uno de esos casos en los que raramente hay término medio (como Raphael, Bunbury, etc.).

          Del personaje, o la persona, poco puedo (o quiero) decir, y eso que me he leído alguno de sus libros de entrevistas. En ese libro era fiel 100% a Zapatero; me pregunto qué pensará ahora, en su fuero interno. Quizá la faceta suya que más me molesta es la de fumador activista (llegó a grabar una canción en defensa del tabaco… igual la Carrascuspedia la tiene localizada).

          Eso sí, lo de meterse con los de la ciudad vecina, por inocente que sea, así como lo de decir lo bonita que es la ciudad allá por donde pises, creo que son cosas que pertenecen a otros tiempos, catetadas que ya sólo llegan a unos pocos y que deberían ir desapareciendo de la liturgia del rock, lo veo totalmente desfasado desde este nuestro 2010.

          • El dia 09.09.2010, nomes ploraria dijo:

            Sabina y su bombín
            son una pesadilla sin fin.
            No puedo con él. Ni ahora ni nunca. Me parece ñoño, detestable, engreído y un pésimo músico, cantante y escribiente de letras.
            Una vez escribí una lista de los 20 músicos que en mi opinión deberían ser emasculados. Él salía tres veces. La pueden consultar en este enlace de enero del 2010:
            http://nomesploraria.blogspot.com/2010/01/la-emasculacion-es-la-solucion.html

            Un afectuoso saludo Carrascus

            Albert

            • El dia 09.09.2010, David González dijo:

              Hombre, yo del Sabina conozco más o menos la mitad de su obra, y me gustan muchas de sus canciones. No así, como canta, aunque eso es un mal menor. Lo que no me esperaba es que fuera tan capullo con ese tipo de comentarios que reporta poco bueno y sí mucho mal. A mi es que todo esto de la rivalidad intercapitales me molesta mucho y lo sufro bastante a menudo. Este tema daría para un debate aunque como en todos no llegaríamos a ninguna conclusión. No pensaba ir al concierto, pero estoy contigo Carrascus. Ante un comentario de esa clase hay que devolver un abucheo. O indiferencia total, que duele más.
              Tampoco sabía de la canción Ojos de Gata. Aunque no sepamos cuánto de realidad hay en la historia lo que es evidente es que son dos versiones que parte de un hecho común. La postura elegante fue la de Los Secretos y la miserable la de Sabina.
              Saludos.

              • El dia 09.09.2010, dama dijo:

                Mi relación sabinera es algo peculiar. Me encanta como escribe, pero no como canta en los últimos tiempos. Le explico. De “El hombre del traje gris” para atrás, lo que quieras, pero de ahí hacia delante, puro márketing. Es más, el Sabina de ahora pertenece a un público que no ha conocido al que él presume de ser y que ya ni se le parece.
                Creo que está harto de fama, pero que no puede vivir sin ella, eso sí, sus frases contundentes no tienen igual. Nadie ha escrito una canción más alucinante que “Caballo de cartón”, mi favorita.
                En cuanto a la canción de “Ojos de gata”, ya conocía la polémica, pero ya le digo, de un arrogante Sabina me lo espero todo.

                Besos

                • El dia 09.09.2010, carrascus dijo:

                  Pues al final del comentario de David está perfectamente captado el sentido del post. Y por eso, a mí de un tipo así, lo que diga me importa bastante poco…

                  Pero es que además dice cosas como “Qué quieres saber de tu prima, la próxima vez le salto encima. Dónde va a parar si en vez de ayunar me come una lima…” y se le considera el sumum de los poetas… ¿alguien me puede decir qué significan exactamente esas palabras, por favor…? Otras veces emplea otras que son más bonitas, pero el mérito más que suyo es de las propias palabras, que eran bonitas antes de que él las pusiese diseminadas en un papel… hace tiempo, sí contaba historias que se entendían y no eran gradilocuentes… “Desde que te pintas la boca, en vez de Don Juan, te llamamos Juana la loca…”

                  Seguramente, Zambombo, en los últimos años habrá hecho alguna canción así, alguna canción igual de buena… no se lo voy a discutir, sobre todo porque lo desconozco; ya le digo que su obra no me interesa tanto como para seguirla y creo que desde su primer directo con Viceversa para acá no sé siquiera qué contienen sus discos. Pero todo lo que se le oye en los medios, y en las muchas ocasiones que a uno le pilla la vida teniendo que oír alguna de sus canciones, lo que le oigo no se me parece a aquello que solía gustarme.

                  Es verdad lo que dice Moura, hay mucha gente que cuenta algo en sus canciones mejor que él y no se le considera a su nivel… debe ser el síndrome del traje del Emperador… hay conceptos que se asientan en el colectivo, y no se revisan nunca, quedándose para siempre como estaban; uno de ellos es que Sabina es genial…

                  Su lista es muy graciosa, Nomes… y creo que tendría que hacerle un sitio también a Manolo García después de la “gran obra” que está presentando estos días, jejeje…

                  Lamento tocarle, amiga Dama, dos iconos como Joaquín y ahora Manolo… aunque su comentario deja ver que lo suyo con Sabina no es talibanismo, de lo cual me alegro.

                  Y la canción que cita usted… ese “Caballo de cartón” es de aquella época buena todavía… es una historia que se entiende perfectamente, con palabras bonitas pero no rebuscadas… del mismo disco que “Juana la loca”, de cuando yo todavía tenía sus discos: “Ruleta rusa”.

                  En éste está también, por ejemplo, la canción que dice usted, amigo Zambombo, sobre la defensa del tabaco, “Eh, Sabina”Vivo del cáncer a un paso sin hacerles caso a los que me dicen “eh, Sabina” ten cuidado con la nicotina… Y acaba con un par de frases… “Naranjas de la china, no, dame sexo y rock and roll…” que es una pena que él no se haya sabido aplicar a sí mismo.

                  • El dia 10.09.2010, EuLaliA dijo:

                    Pues a mi no me parece ninguna tonteria que se ponga a decir esas cosas de unas ciudades en otras enfrentadas. Puede que él lo considere una charla de bar sin importancia, pero las charlas de bar se hacen en los bares para que las escuchen los que estan tomandose copas contigo, pero delante de diez mil personas de tantas condiciones diferentes no se puede decir eso.

                    • El dia 10.09.2010, Vidal dijo:

                      Se les olvida lo más importante… Urquijo era un borracho y heroinómano, y en cambio Sabina es un reconocido cocainómano (tengo por ahí una trmenda anécdota al respecto que ya te contaré en persona, Carrascus, que te vas a de reir). Es decir, el primero se nos queda dormido por las esquinas y el segudo ha hecho del comer techo un pasatiempo habitual… añádanle un cartoncico de viagras, y ya tienen la explicación a las diferencias en las letras…
                      Otra cosa es que la camarera -sobre todo una camarera de bandera, como sugiere la canción- se fuera al sobre con

                      • El dia 10.09.2010, carrascus dijo:

                        Pues no le falta razón D. Vidal… lo que pasa es que con lo prolífico que es, me da a mí que Sabina pasa la mayoría de las noches ésas en las que come techo hilando nuevas canciones con las que castigarnos… ya sabe usted aquéllo que suele decirse sobre “dime de qué presumes…”

                        Oiga… y complétenos el segundo párrafo, que nos ha dejado a medias.

                        Y a tí tampoco te falta, querida Lali. La razón, digo.

                        • El dia 10.09.2010, Maese Rancio dijo:

                          (Repito comentario porque parece que hubo un error la primera vez)

                          Lo que se aprende por aquí!!
                          Siempre tuve la curiosidad por saber la historia de estas dos canciones tan tan parecidas.
                          Me quedo totalmente con la letra de Urquijo, me gusta más la historia maldita, de perdedor que reflejó el pobre Enrique.

                          • El dia 10.09.2010, losmierdas dijo:

                            Es usted una caja de sorpresas, amigo Carrascus… quién me iba decir a mi que algún día me tenía que poner a pensar en Sabina, sus pompas y sus obras… viene usted provocando, juajua! Pués nada, entro al trapo y que nadie se me mosquee, ni se sienta aludido en este burdo esperpento

                            Cuando a principios de los ochenta este señor hacía pubs en Madrid con La Mandrágora, consiguiendo por méritos propios un espacio en el programa televisivo del Tola “Si yo fuera presidente”, todavía tenía su gracia en el papel de cheli canalla, contrapunto del rancio galán latino (Alberto Pérez) y nuestro Brassens de andar por casa Javier Krahe…

                            En aquel rol, su popularidad creció como un soufflé, eclipsando los enormes méritos de sus dos compañeros, que mediáticamente no volvieron a levantar cabeza, aunque ambos encontraron un pequeño hueco en el alma de sus escasos seguidores, convirtiéndose de alguna manera en heterodoxos músicos de culto…

                            Sabina encontró un filón en su verso ocurrente, de un barroquismo sinuoso que sin embargo se enroscaba ágilmente en los anhelos de los que habían sido jóvenes militantes en la progresía de la tardo transición española, que de camino a la treintena iban sentando cabeza de una forma inconsciente (seguían creyéndose en las barricadas)… fueron sus historias y no sus recursos musicales (melodías ramplonas desgranadas con escasos méritos vocales), las que ahormaron los sueños húmedos de tantas chicas que en Sabina encontraban su galán de noche, que con su romanticismo achulado las situaban en esos escenarios que difícilmente iban a ocupar por las mañanas…

                            Con el tiempo el verso se hizo ripio y a nuestro artista se le achurretó el maquillaje, aunque su imagen se reflejara en el mismo espejo deformante en el que sus fans se peinaban a diario, tal para cuales, con niños, hipotecas y achaques diversos… y en esas siguen, creyéndose que es antes de ayer

                            …pero tampoco me molesta, eh? Hay gente pa tó

                            • El dia 10.09.2010, carrascus dijo:

                              Pues Maese, he mirado en la página de administrador y no hay ningún comentario suyo retenido ni nada, estará en el limbo con el final del comentario de Vidal…

                              Y tiene usted razón, a mí también me gusta mucho más la letra de Enrique… pero claro, el genio de los versos ya sabemos que es el otro.

                              Y amigo Losmi, entre el lucidísimo análisis que hace usted de la personalidad de Sabina, y el igualmente lúcido que hacía Vidal del porqué cada canción tiraba para el lado que tiraba… creo que para el próximo post les envío a ustedes dos un mail proponiéndoles el tema, y me lo escriben ustedes… quedaría mucho mejor.

                              …¿como andan ustedes de conocimientos sobre la escena blues de Sevilla de finales de los ’80 y primeros ’90…? :)

                              • El dia 11.09.2010, Maese Rancio dijo:

                                El error que me dió fue como si hubiera enviado dos veces seguidas mi comentario y como medida de seguridad antispam me lo denegó, pero lo curioso es que no se publicó ni el primero de los dos supuestos envíos.
                                Tampoco mi texto era tan largo, otra veces da mucho coraje cuando te llevas 5 minutos escribiendo y al final… ¡error! grrrrrrrrrr
                                Misterios de la informática.

                                Bueno, a ver si para el post de la escena blues sevillana nos descubre usted qué fue de Mike Lindner.

                                • El dia 11.09.2010, carrascus dijo:

                                  Pues sí, esa es otra de las cosas que habrá que indagar…

                                  Y Maese, le aconsejo la buena costumbre de que cuando escriba usted un comentario largo, antes de enviarlo, pase usted el ratón por él seleccionándolo entero y copiándolo con un simple click… porque eso de que salga error y se pierda, aunque solo pase algunas veces, pero cuando lo hace da mucho por culo… así luego solo tiene que hacer click en “pegar”, y listo…

                                  • El dia 11.09.2010, Juan antonio dijo:

                                    Este Sabina y el anterior siempre ha sido un egolatra, una noche en un bar de madrid le invitamos la peña a unas tapas de jamon que nos toco en una tombola y ni siquiera nos dio las gracias en definitiva el ego del aplaudido idolo….pero este tipo tiene cosas muy poco superables(al cesar lo que es del cesar) saludos desde Extremadura.

                                    • El dia 12.09.2010, carrascus dijo:

                                      ¿Tú crees, Juan Antonio…? Dime aguna de esas cosas muy poco superables que haya hecho Sabina desde 1.986 para acá… igual me descubres algo que no conozca…

                                      Lo que está siendo insuperable (hablando de otra cosa más entretenida) es el Mundial de basket. Vaya minutos finales de partido… y vaya partidos completos… y vaya como hemos enseñado aquí a jugar a Savanovic… ya tengo ganas de que empiece nuestra liga. Por cierto, que en el primer partido de la pretemporada ha empezado bien el Caja, anoche le ganó al Khimki ruso (el equipo que entrena Scariolo cuando no está con la selección) por 4 puntos.

                                      • El dia 12.09.2010, NoSurrender dijo:

                                        Se nota que no le tienes mucho aprecio al personaje, Carrascus :) Yo respeto su carrera, que hace mucho que ya no está en su mejor momento, y no dejo de agradecerle ciertas bandas sonoras en algunos momentos de mi vida.

                                        “Y nos dieron las diez” no es la canción que más me gusta de Sabina, aunque sí es cierto que define bastante el caracter canalla de verso fácil que se ha labrado con el tiempo. La verdad es que la música es una simple ranchera (y he oído que Sabina se la prsentó a Urquijo como ranchera), por lo que la similitud de los tempos y la estructura me parece lógica.

                                        Como canción de 1986 para acá, propongo una del mismo siglo XXI, para no irnos tan lejos: Peces de ciudad.

                                        Salud!

                                        • El dia 13.09.2010, carrascus dijo:

                                          Pues hombre, amigo NoSurrender, no voy a ser tan ingenuo de mantener que Sabina no sabe escribir; el problema es que su pretendida genialidad se sustenta en textos que ya son absolutamente rutinarios en su construcción. La canción que usted cita como una de las buenas de los últimos tiempos es un ejemplo perfecto de lo que digo. Junto a frases que evocan cosas bellas, sin duda, como el inicio de la canción, va metiendo con calzador otras más, pretendidamente de gran altura poética, pero que a mí me parecen ripios vacuos… ”El Dorado era un champú, la virtud unos brazos en cruz…”. De esta forma, llenando la canción de estrofas deslavazadas la mayoría de las veces (y eso que hasta le reconozco que la letra de esta canción no es de las malas del todo) cuenta una historia, que podría entenderse perfectamente contándola bien, de una forma tan presuntuosa, infundada y ridícula, que el calificativo de “fatua”, que le aplica en esta canción a New York, a lo que le asienta perfectamente es a su manera de escribir.

                                          Y eso hablando solamente de la letra, que es en lo que todo el mundo parece ponerse de acuerdo sobre lo bueno que es. Pero Sabina es un cantante… y hay también que tener en cuenta la composición musical, y la forma de cantar esta canción. Y creo que ahí ni siquiera merece la pena entrar.

                                          Podríamos hablar también del respeto que le merece su carrera artística… pero es que él mismo es quien lo ha tirado por tierra. Nadie es perfecto, amigo NoSurrender, y a nosotros ya habrá comprobado usted que hay muchos hijoputas que hasta nos caen bien y todo… pero es que Sabina va de rompedor e iconoclasta (que no dudo que hace muchos años lo fuese) al estilo de Tom Waits o Kurt Weill, cuando en realidad es el tío guay que no se pronuncia (o mejor dicho, se pronuncia para el ves y para el envés) y no se arrima a ese toro que tanto le gusta también. Joaquín Sabina es el perfecto equidistante… aparte de cómo se gana de forma facilona a los públicos de las ciudades hablando mal o bien de ellas según sea el caso tenemos más ejemplos claros y concretos, como declarar que no firmará contra Cuba mientras exista el bloqueo americano a la vez que hace declaraciones valorando positivamente la política exterior del presidente de los USA; critica la política antidroga del presidente mejicano y cuando va de gira a ese país se va a comer con él; se da de hostias verbales con Ramoncín y le pone de título a una de sus giras ”Carretera y Top Manta”, y ahora se posiciona a favor de los que están contra la piratería; va de fantástico colega con los demás músicos y hace esto que hemos visto en el post con Enrique Urquijo y le da una hostia a Fito Paez en otra de sus canciones… ¿para qué seguir? El respeto se gana de otra forma, ¿no cree usted?

                                          Un abrazo, amigo.

                                          • El dia 13.09.2010, lu dijo:

                                            A mí Sabina me deja indiferente, la verdad. Mis amigos argentinos no me entienden, allá es una especie de dios. Todo eso de sus letras y demás lo puedo llegar a entender porque alguna buena tiene, pero creo que se repite demasiado y estoy contigo en lo de los ripios, Carrascus. El comentario de losmi, estupendo y brillante, como siempre. Espero que la gente que fue el sábado a su concierto disfrutara de lo lindo, cómo no.
                                            ¡Besos!

                                            • El dia 14.09.2010, carrascus dijo:

                                              Pues sí, Lu; parece que disfrutaron, y yo que me alegro también. El que no me guste Sabina no quiere decir que le desee nada malo a los que sí le aprecian.

                                              La curiosidad me llevó ayer a mirar a ver qué tal el concierto, y parece que no defraudó a los espectadores, que en su totalidad parecían encantados. Sabina, en su línea de siempre, estuvo peloteando con el público incluso más de lo habitual, con frases sobre que “en una noche como ésta donde mejor se puede estar es en Sevilla”, o que “nunca me he encontrado sobre un escenario mejor que esta noche”, etc, etc… eso sí, como la cabra tira al monte, parece que no pudo evitar su acostumbrada pullita para los vecinos, diciendo “Y, ¿saben por qué nos critican en Huelva y en Cádiz? Porque nos tienen envidia”, metiéndose también él en el saco como un sevillano más… ignoro en qué contexto soltó esta frase, igual nuestro amigo Zambombo, que creo que iba a ir al concierto, nos pueda decir algo más, pero la frase está recogida así textualmente en el “Diario de Sevilla”, “El Mundo” y en la propia web de Sabina. Como ocurrió en Huelva, la frase en realidad es una tontería… pero ¿a qué viene con quince mil personas delante…? ¿Y a cuento de qué mete también aquí a los de Cádiz…? Cuando toque allí ¿qué les dirá para congraciarse con ellos…?

                                              Pues eso, que no creo que valga la pena seguir ocupándose de este personaje, y ya tenéis subido un nuevo post.

                                              • El dia 15.09.2010, Sérilan dijo:

                                                Pués tengo que confesar que en sus primeros tiempos a mí me caia graciosillo nada más, pero bueno lo soportaba, alguna que otra vez escuché sus temas sin que lograran producirme escalofrios pero entretenían.
                                                Hasta que al final de uno de sus conciertos a traves de amigos comunes de amigos comunes le conocí en persona.
                                                REALMENTE PATETICO
                                                Si a ésto le sumo la historia que nos cuenta hoy Carrascus relacionada con el santo de mi devocion de los grupos españoles pués ya ni cuento.
                                                Para vomitar oigan….

                                                • El dia 15.09.2010, carrascus dijo:

                                                  Vaya… cuanto tiempo, querida Sérilan! Sea bienvenida de nuevo. Imagino que entre esos amigos comunes estaría Luis Pastor. Lamento que le ocurriese eso con Sabina… no por él, claro, sino porque siempre es un disgusto que una vea sus expectativas defraudadas. Un beso.

                                                  • El dia 15.09.2010, Sérilan dijo:

                                                    Pués si, era Pastor que por aquél entonces formaba parte de mi familia, como lo adivinó…???
                                                    Y sí, no le voy a negar que las espectativas defraudadas nos dan muchos disgustos, aunque lo de Sabina fué superable

                                                    • El dia 15.09.2010, carrascus dijo:

                                                      Me lo dijo usted misma alguna de las veces que vino por Sevilla. No tiene mayor misterio, jejeje…

                                                      • El dia 03.05.2012, Jean Sol Partre dijo:

                                                        Yo estuve en un concierto creo que en la exitosa Cartuja 92 con Sabina y Loquillo teloneando al gran Silvio, ¿alguien lo recuerda?
                                                        Saludos

                                                        • El dia 03.05.2012, carrascus dijo:

                                                          Pues claro que sí, amigo Jean Sol (divertido nick, por cierto). Una vez otro amigo nos preguntó más o menos lo mismo que usted:

                                                          Recuerdo también haber visto a Sabina en la Expo en un escenario que montaron junto al Pabellón de la Navegación. Tocó después de Silvio que, como era habitual, iba totalmente cocido. Los fans de Sabina que no conocían a Silvio estaban desconcertados.

                                                          Y le respondí esto:

                                                          Le he estado dando vueltas a ese concierto que dice usted, amigo David… y recuerdo a Sabina y Silvio en el recinto de la Expo, pero no sé si es que su memoria le traiciona o estamos hablando de conciertos diferentes. Me inclino más bien por lo primero, porque tampoco tengo constancia de otro concierto en la Expo con ellos.

                                                          El concierto al que me refiero yo tuvo lugar en el verano del ’93, cuando la Expo ya se había terminado, y fue uno de los actos de apertura de “Isla Mágica”. Tuvo lugar en el Muelle de Indias, que estaba por allí por donde dice usted, y además de ellos dos tocaron Loquillo y Ketama.

                                                          El problema es que tampoco, como apunta usted, salió Sabina después de Loquillo, porque Sabina fue quien abrió ese festival. Ninguno de los cuatro grupos quería salir el último, porque había una hora fija para cerrar (la hora de cierre del Parque), y no querían arriegarse a tener que terminar a mitad de su set… que fue precisamente lo que le ocurrió a Ketama, que tuvieron que terminar cuando llevaban solo cinco o seis canciones.

                                                          El primer grupo, como le digo, fue el de Joaquín Sabina. Después salió el grupo de Silvio, pero sin él, sino con Maika, una chica a la que estaban intentando echar a andar (sin mucha suerte, porque la chica solo era regulera, todo hay que decirlo). El Silvio salió al rato, y eso sí, más cocido que de costumbre, por lo que su presencia fue casi testimonial en esta ocasión. Y ya después salieron el Loquillo y los Ketama…

                                                          Espero haberle servido de ayuda. Saludos.