Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
HUMOR INGLÉS
Carrascus

Se dice que las aficiones que tiene uno dicen mucho sobre su personalidad. Estoy seguro de que todos sabéis quien es LEMMY KILMISTER… sobre todo si en vez de referirme a él con ese nombre lo hacemos con el de Lemmy Motorhead. De la misma forma, estoy también seguro de que no sabríais decirme ningún otro nombre de los componentes de Motorhead sin mirar el Google… pero eso ahora no viene al caso.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“The hammer”

De lo que vamos a hablar es de la afición de Lemmy, que es el aeromodelismo y tiene su casa llena de montones y montones de aviones de la Segunda Guerra Mundial, sobre todo de bombarderos alemanes.

Y esa obsesión la incluyó en el montaje de los escenarios de los conciertos de la gira de Motorhead en 1.979. Lemmy estuvo experimentando para ello con una enorme cantidad de cachivaches, y con luces, con flashes, con disfraces, bigotes, verrugas, más flashes cegadores, y unos altavoces de un tamaño y peso aproximado a los del propio local en el que fuesen a actuar. Pero, por encima de todo, lo que más iba a llamar la atención era una maqueta a tamaño natural de un bombardero Lancaster inglés, que colgaba de unos rieles del techo y salía al escenario a la vez que ellos.

Uno de los conciertos de esa gira de 1.979 lo iban a dar en la ciudad alemana de Dresde, que tiene tras de sí una triste historia que vamos a rescatar a grandes rasgos ayudados por la Wikipedia y otras páginas de internet:

El bombardeo de Dresde se llevó a cabo hacia el final de la Segunda Guerra Mundial por parte de la Royal Air Force británica (RAF) y las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos (USAAF). Fueron cuatro ataques aéreos consecutivos que se realizaron entre el 13 y el 15 de febrero de 1945, aproximadamente doce semanas antes de la capitulación de la Alemania nazi. Durante los mismos, entraron en acción más de mil bombarderos pesados, que dejaron caer sobre la ciudad cerca de 4.000 toneladas de bombas altamente explosivas y dispositivos incendiarios, arrasando gran parte de ella y desencadenando una tormenta de fuego que consumió el centro histórico de la misma. El número de víctimas varía enormemente en función de la fuente, pero la línea mayoritaria en la historiografía actual lo sitúa entre 18.000 y 35.000 muertos. El ataque sobre Dresde ha anidado en el subconsciente popular como paradigma de la destrucción y los horrores de la guerra.

En la actualidad sigue siendo uno de los episodios más polémicos de la Segunda Guerra Mundial y todavía persiste el debate sobre si la capital sajona era un objetivo de interés estratégico, tal y como aseguran fuentes militares aliadas, si por el contrario el bombardeo fue una represalia desproporcionada e indiscriminada o incluso si pudo tratarse de un crimen de guerra.

Los primeros aparatos que alcanzasen Dresde serían dos escuadrillas de bombarderos ‘Lancaster’, compuestas por un total de 245 aviones de ese tipo. El grupo de ataque transportaba alrededor de unas 75 bombas incendiarias. La idea era primero destruir ventanas y techos con explosivos y luego hacer llover las bombas incendiarias para llevar el fuego a las casas tocadas produciendo tempestades de chispas que se filtrarían por las ventanas y techos destrozados, prendiendo fuego a las cortinas, tapices, muebles, vigas, etc.

La primera ola de ataque reemprende la ruta de regreso, siendo cubierta por nuevas fuerzas que abrieron fuego sobre Dresde a la 1:30 de la madrugada, con otros 529 aviones ‘Lancaster’, que en total transportaban 650.000 bombas incendiarias más.

Cuando todo terminó, durante 10 minutos otro ‘Lancaster’ equipado con cámaras hizo el recorrido filmando la dantesca escena para la sección cinematográfica de la RAF. Esta película ahora se conserva en el ‘Imperial War Museum’, siendo uno de los más siniestros testimonios de la Segunda Guerra Mundial, y en el que se puede comprobar como Dresde no estaba defendida, ya que no aparece en la cinta ningún proyector y ninguna batería antiaérea.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Bomber”

Volviendo a Lemmy, éste es un tipo obsesionado con las relaciones anglo-alemanas, específicamente con las partes en que esas especiales relaciones se basaban en darse por culo los unos a los otros. No solo colecciona todas esas maquetas de aeromodelismo, sino que también es famosa su colección de memorabilia nazi, un hobby que le ha llevado algunas veces a ser acusado de tener tendencias de extrema derecha. Pero para ser sinceros, esto en realidad más que una indicación de que Lemmy abogue por el genocidio o la ascendencia de la raza aria, es una indicación de que el tío está loco por los uniformes. En una entrevista en un “Waste Music” del 2.004 decía esto:

A los chicos malos siempre nos han gustado los uniformes. Napoleón, los confederados, los nazis… todos tenían unos uniformes del carajo. Lo que quiero decir es que el uniforme de las SS era de puta madre, jodídamente brillante! Ellos eran las estrellas del rock de su tiempo. ¿Qué quieres que te diga…? Es que se veían muy bien con ellos. Pero que no me llamen nazi porque yo tenga uniformes…

Y puede que tenga razón, mientras más diabólico e hijoputa era un ejercito, más chulo era su uniforme. Pero los más críticos contra Lemmy también hacen notar la Cruz de Hierro que lleva incrustada en su bajo. Bueno, ¿y qué? Solo porque un tío lleve el símbolo del ejercito alemán, y por asociación, del Holocausto, en su instrumento musical no significa que sea un nazi.

Ni tampoco porque sea el orgulloso propietario de una daga de las SS y de un rarísimo sable Damascus de la Luftwaffe, que vale por lo menos 10.000 euros.

De lo que ya no estoy tan seguro con respecto a su ideología es del hecho de que haya declarado que muchas de las cosas del Holocausto han sido exageradas por los historiadores, y de la admiración que profesa por Goering:

Él es el único al que admiro absolutamente, en parte porque este poderoso jefe de la Luftwaffe extendió el poder de la Gestapo, la policía secreta de los nazis, y asumió toda la culpa cuando le juzgaron en Nuremberg después de la guerra. Su suicidio, horas antes de que le ahorcaran, fue fantástico.

¿Veis? En realidad Lemmy es un tipo con un sentido del humor muy agudo…

…lo que nos lleva de nuevo a esos conciertos de su gira del ’79, a la que llamó “Motorhead Bomber Tour”, y que esta noche estaba en Dresde, con el bombardero Lancaster colgado de sus rieles, esperando a hacer su aparición al mismo tiempo que saliese a tocar el grupo.

Lemmy y su banda ya estaban preparados para tocar su primera canción. Y las luces se encendieron todas a la vez iluminando la enorme máquina de guerra británica que, por encima de sus cabezas, avanzaba hacia el público.

“Buenas nooooocheeeeees, Dresdeeeeeeeeeeee”, aulló Lemmy. “Apuesto lo que queráis a que hacía tiempo que no veíais uno de éstos por aquíííííí…………..”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“The ace of spades”

Categorías: Simple twist of fate -

7 Comments

  • El dia 14.08.2010, David González dijo:

    Qué joputa el Lemmy. En cualquier caso todo lo relacionado con las barbaries de la segunda guerra mundial creo que debería tomarse con respecto y usarlo como medio para educar y concienciar pero nunca como parte de un espectáculo y menos, como se suele decir, nombrando la soga en casa del ahorcado. También me parece fuera de lugar profesar admiración por un genocida como Goering. A pesar de todo, me gusta Lemmy y sus Motorhead.

    • El dia 15.08.2010, juan antonio dijo:

      Este tipo es un payaso que me perdonen los payasos, ya que por mucho que Dresde fuese salvada por los aliados, contra el nazismo no se puede presentar en un concierto y provocar de esta manera, es como si en Guernica cualquier idiota les provoca con el bombardeo…no se como se lo tomaron los alemanes, seguramente le aplaudieron, en fin no se de que van estos individuos ya que no los sigo,,,igual son hasta pacifista con su cruz gamada y su apología a los uniformes del fascismo que tanto daño hicieron..(sin palabras)

      • El dia 15.08.2010, Maese Rancio dijo:

        Philthy Animal Taylor, Fast Eddie Clarke, Brian Robertson… sin mirar en internet, Don Carrascus 😉

        Cierto es que cuanto más cabrón es un ejército, más chulo es su uniforme. Solo hay que mirar el Ejercito Imperial de Star Wars.

        No ha contado usted el final del avioncito de marras. Fue robado en plena gira. He estado rebuscando entre mis revistas a ver si encontraba el artículo para dar más detalles, pero no ha habido suerte.

        Ah, y la Cruz de Hierro no es un símbolo nazi, es una condecoración del ejército alemán desde el siglo XIX.

        • El dia 15.08.2010, carrascus dijo:

          ¡Qué jevi es usté, Maese…! Lo de saberse los nombre de los componentes de Motorhead es de nota…

          Algo había escuchado sobre el robo del avión, pero tampoco he encontrado nada por ahí, aunque no me molesté demasiado en buscar porque tampoco aportaba mucho a la historia… a menos, claro, que lo hubiese robado alguno de los espectadores de la noche de Dresde para hacerle a Lemmy con él esto que hacían los de Rammstein con el árbol de navidad pasadas las fiestas…

          Juan Antonio, no te tomes las cosas tan a pecho, hombre… ¿ves? David piensa más o menos como tú pero se lo toma de otra forma, jejeje…

          • El dia 17.08.2010, EuLaliA dijo:

            Jooooooooooooo…. que tio mas bestia el Lemmy este………

            • El dia 17.08.2010, carrascus dijo:

              jejeje… sí, un poco, amiga Lali… al menos inoportuno…

              Vaya día para comenzar nuestras vacaciones… en realidad estamos sin currar desde el viernes a mediodía, pero sábado, domingo y lunes no eran laborables y no nos cuentan, así que técnicamente nuestra vacaciones han empezado hoy… con lluvia, y aquí en el campo incluso con tormenta…

              Pero todo me da igual… soy feliz como una perdiz…

              Y comenzamos con algunos posts fresquitos y veraniegos. Ya está subido el primero.

              • El dia 02.09.2010, J.I dijo:

                Lemmy es de la vieja escuela , ya no os acordais de cuando el Rock´n´Roll era peligroso.Hoy en día es otra cosa, yo recuerdo haber pasado literalmente miedo en algun concierto de Heavy Metal en los 80´.Se arrastraba lo peorcito de cada casa y de cada barrio (y a los dos años todos escuchando Spandau Ballet con la chorba)por ejemplo vi en Madrid a los primerísimos Metallica(cuando hacían música real y exremadamente agresiva) y aquello terminó en batalla campal con el puesto de merchadising y la barra completamente arrasados…

                Hay infinidad de personas obsesionadas con la historia militar,Lemmy lo usaba en su momento como parte de su imagen para transgredir y hacer promoción.Como curiosidad ,hace muy poco he estado charlando varios días con un pólítico conocido y muy Conservador ,¡¡coño!! su único hobby tambien es el modelismo bélico y la historia militar.Se lo tengo que decir y prestarle mi vinilo de “No Sleeep´til Hammersmith” con el bombardero en la portada y se va a cagar.

                (Required)
                (Required, will not be published)

                Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.