Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
ESCENAS DE MATRIMONIO
Categorías: Forever Young
Carrascus

En el post anterior que dedicamos a Sonic Youth incluímos entre las canciones que lo ilustraban una que no era de ellos, “Superstar”, que era una versión que habían hecho en un disco recopilatorio de homenaje a los Carpenters. Y es que esa canción la mayoría de las veces se piensa que es original de este dúo de hermanos, porque fueron quienes mejor la interpretaron, y quienes la popularizaron; sin embargo, “Superstar” es una canción de DELANEY & BONNIE, que compusieron entre Bonnie Bramlett y Leon Russell.

Este otro dúo, el formado por Delaney Bramlett y su esposa Bonnie, ha pasado muy desapercibido a través de la historia del rock. Sin embargo tienen una interesante historia detrás, y si bien no puede decirse que sean una de las piedras angulares del devenir del rock, sin embargo sí que han tenido una participación muy importante. Y hoy queremos hacerles algo de justicia acercándolos a vosotros para que los conozcáis mejor.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Superstar”

La relación de Delaney con la música se remonta a primeros de 1.960, cuando le licenciaron en la Armada y se dirigió en auto-stop hasta California, ya que mientras él servía a la patria, su familia se había mudado a aquel estado desde su Mississippi natal.

Mientras tocaba y cantaba en un club, el “Palamino”, un cazatalentos se fijó en él y le ofreció un trabajo como cantante en un programa de televisión que se llamaba “Shindig”, y que contaba con una banda fija, que eran The Shindogs. Ese programa de televisión, aunque de forma extraña solo duró un año y medio en pantalla porque no tenía mucha audiencia (hay que decir que en los años ’64 y ’65 tampoco había grandes masas disfrutando del rock en los USA), con el tiempo ha adquirido el status de mítico, porque en él llegaron a actuar los Beatles, los Stones, los Who… y los Shindogs tampoco eran un mal grupo, porque además de con Delaney contaban con Glenn Campbell, Billy Preston… las voces de Darlene Love, Jackie Dee Shannon… y con dos músicos más que desde ahí estarían mucho tiempo presentes en la carrera de Delaney: el bajista Larry Knetchel y el pianista Leon Russell.

Como buena banda que eran, The Shindogs no se resignaron a quedarse parados una vez que el programa dejó de emitirse, y solían dar conciertos en salas y teatros. Y una noche, mientras esperaban para actuar en Los Angeles, Delaney se entretuvo viendo la actuación de sus teloneros, un dúo compuesto por un chico y una chica. La chica era Bonnie.

A Delaney enseguida le gustó el sonido que tenían, le gustó la voz de Bonnie, pero no su forma de cantar. No le gustaba en absoluto como ella usaba su voz. Así que una vez terminada la noche, mientras se relajaban tomando algo tranquilamente, entabló conversación con ella para decírselo y hablar de música en general. El resultado de aquella charla fue que al cabo de una semana los dos estaban ya cantando juntos y viviendo juntos… después de haber tomado la rápida decisión de casarse.

Y esa boda, de no haber sido por los hijos que tuvieron, sería algo de lo que siempre se hubiesen arrepentido durante toda su vida, porque el tiempo (en realidad el paso de apenas cinco años) demostró que fue una decisión calamitosa, y que hubiese sido muchísimo mejor haber mantenido su relación en un plano estrictamente laboral.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Poor Elijah (Tribute to Johnson)”

Cuando Delaney & Bonnie comenzaron como grupo nunca se sabía quien formaba parte de él en las noches que daban conciertos. La rotación de los músicos era constante; por allí pasaba Leon Russell, pero también otro pianista, John Galley; Carl Radle era el bajista habitual, y Jim Keltner el batería. Rita Coolidge subía muchas veces al escenario también a cantar, y el guitarrista que más tocaba con ellos era J.J. Cale, el cual, a pesar de ser su primer guitarrista, nunca tuvo ocasión de aparecer en ninguno de los discos del dúo. Bobby Keys también tocaba con ellos muy asiduamente, pero cuando además se subían Jim Price y Jim Horn, se juntaba toda una sección de metales completa respaldando a Delaney y Bonnie.

¿Y a qué sonaba todo aquello? Pues coge dos partes de la sensibilidad neo-folky del Dylan de “Blonde on blonde”, remuévelas junto a una parte del espíritu gospel de Aretha Franklin, espolvoréalo todo con un pellizco de melodía de ésas que enamoran a la primera escucha, y sírvelo todo en forma de country blues amplificado al máximo… y así tendrás la esencia de lo que conseguían Delaney & Bonnie.

Pero más allá de esa esencia, lo que ellos y su siempre cambiante cohorte musical consiguieron fue influir e infectar todo el pop-rock de ambos lados del Atlántico durante los años a caballo de las décadas de los ’60 y los ’70. Esta receta para el éxito artístico fue aceptada tan de buena gana tanto por los músicos hasta entonces desconocidos, como por los que ya eran estrellas genuinas, porque en el despertar del floreciente movimiento del cantante/cantautor y los simultáneos histerismo del triunfante heavy metal, era francamente refrescante un distinto estilo de música que respetaba sus tradiciones, a la vez que respetaba también sus propias innovaciones.

Y esta música fue también la que sembró las semillas de su propia destrucción. Lo que esta música demandaba desgarró la asociación musical y matrimonial de Delaney y Bonnie. Pero durante varios años el poder y la relevancia que tuvo nos dio un montón de discos con los que estuvieron relacionados, bien de forma directa, o bien de forma tangencial, el dúo más glorioso del rock, Delaney & Bonnie… & Friends, por supuesto.

La verdad es que Delaney y Bonnie hacían una pareja perfecta musicalmente. Cada uno de ellos tenía la suficiente experiencia (antes no os he dicho que Bonnie, en los años anteriores había hecho coros para Count Basie, Aretha Franklin y había formado parte de las Ikettes como la primera chica blanca de ellas, entre otras cosas) y los fundamentos necesarios tanto para dar brillo como para tapar los puntos débiles del otro. Y eso fue algo determinante para superar con creces la falta de sofisticación en la producción y los casi minimalistas arreglos en la construcción de las canciones de su primera etapa como grupo, aquella en que en el sello Elektra casi se limitaban a hacer canciones de amor, como su famosa “Never ending song of love”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Never ending song of love”

Juntos, los Bramletts encontraron una solidez en su unión que era mucho mayor que la suma de sus partes. Y eso lo sabían apreciar los que les escuchaban. Eric Clapton, por ejemplo, que después de haberlos oído les invitó a ser el grupo que abriese los conciertos de la gira de Blind Faith, la superbanda del momento.

Y así lo hicieron, pero a medida que la gira se iba desarrollando, Delaney & Bonnie subían tanto, que al final resultaron ser ellos el grupo cabeza del cartel. Eric incluso prefería estar con ellos que con sus propios compañeros de banda, y a menudo subía a acompañarlos con una pandereta en los conciertos; tanta fue la amistad que formó con la pareja que cada vez se fue alejando más y más de Blind Faith, hasta el punto de que éstos se separaron poco después y Clapton se quedó como miembro integrante de los Friends de Delaney & Bonnie a petición de éstos. Hasta entonces Clapton se limitaba a tocar la guitarra en los grupos en que estuvo, Delaney fue quien le convenció de que también cantase: “Eric, Dios te ha dado talento para cantar, y tú no haces uso de él… ¿por qué?”.

Mientras estaban con la gira por Inglaterra, después de tocar en el Royal Albert Hall, entró en el camerino George Harrison, amigo de ellos desde hacía algún tiempo, en que les había facilitado la labor para un contrato discográfico con Apple que al final resultó fallido, y que fue también quien le dijo a Eric Clapton que les eligiese como teloneros para Blind Faith. Ahora los Beatles acababan de separarse y George les pidió que le dejasen enrolarse en su banda. Por supuesto, los deslumbrados Delaney & Bonnie aceptaron enseguida, y a la mañana siguiente ya estaba George en el autobús del grupo armado con la Fender Rosewood Telecaster que había usado para grabar el “Let it be”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Things get better”

George Harrison hizo con ellos toda la gira que posteriormente quedó inmortalizada en el disco “On Tour”, pero por razones legales, su oficina de management prohibió que su nombre figurase en dicho disco, por lo que George aparece en él acreditado como “L’Angelo Misterioso”. Y aparte de todos los músicos ya mencionados, a la gira también se fueron incorporando algunos otros del entorno de Eric Clapton y del bajista Carl Radle, sobre todo otro dios de la guitarra como fue Duanne Allman. Aunque éste no se encontraba en Croydon el 7 de diciembre del ’69, que fue cuando grabaron el disco “Delaney & Bonnie & Friends On Tour with Eric Clapton” (el tercero de los que editaron) que marcó la cúspide de su carrera.

“On Tour” es un disco que conjura las mismas sensaciones que otras de las mejores obras editadas en ese inicio de la década de los ’70, sobre todo porque en todas ellas los músicos eran prácticamente los mismos. Cuando la gira de Delaney & Bonnie terminó y ellos se tomaron un tiempo para descansar e intentar dirimir sus cuestiones matrimoniales, la mayoría de los “Friends” se volvieron a marchar de gira de nuevo, siendo esta vez los “Mads dogs & Englishmen” que acompañaban a Joe Cocker, proporcionándole el abrupto y vibrante sonido que después apreciamos en el disco que grabaron también en directo.

Y Joe Cocker no fue el único; muchos otros intérpretes absorvieron a través de estos músicos el sentimiento de Delaney & Bonnie, cediendo el paso a una música que fue como el sol que le da a un crudo invierno las más cálidas sensaciones; y así pudieron rejuvenecer y levantarse y andar algunos Lázaros como The Allman Brothers Band, que grabaron (también en directo) su maravilloso “Live at Fillmore East”; George Harrison, que dejó para la posteridad su mejor obra, “All things must pass”; Leon Russell, que se estrenó discográficamente con el lujo de contar en su primer disco con un par de Beatles, un par de Stones, un Yardbird, y todos los “Friends”; o el propio Eric Clapton, que grabó con ellos su primer disco en solitario.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Only you know and I know”

La carrera de Delaney & Bonnie fue como un gran hongo, que después de salir, creció y floreció, haciendose cada vez mayor, hasta que en 1.971 explotó como si ese hongo fuese atómico. Y el principio del fin tuvo lugar precisamente en esta gira de 1.970. Durante ella Delaney tuvo que callarse muchísimas de las cosas que le apetecía decir para que no se fuese todo al traste. No disfrutó en absoluto de la música, se limitó a hacerlo lo mejor que pudo durante todo el tiempo que pudo.

Tuvieron, eso sí, una tregua de algunos meses que les permitió disfrutar de su etapa en Atlantic, el sello en el que se estrenaron con el “On Tour” y con el que poco después editaron su primer set de canciones grabadas en estudio. Aquí Delaney & Bonnie se sacudieron la frustración de sus años en Elektra, sello que solo quería un rápido éxito y a cambio tenía muy pocas ventas, y reunieron la suficiente inteligencia e inspiración para mezclar sus raices de soul y de rhythm & blues y evolucionar desde su pasado para grabar la más fuerte colección de canciones pop de su época… al menos durante los primeros dos o tres meses después de su edición, jejeje. El disco se llamó “To Bonnie from Delaney” y era prácticamente una actualización de sus quince años previos, ayudados por Duanne Allman, King Curtis, o el mismísimo Little Richard, que ponía el piano en la versión que hacían de su propia canción “Miss Ann”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Miss Ann”

A ese disco le siguió después “Motel shot”, lleno de canciones acústicas en su mayoría, en el que rescataban de esa forma algunos de sus temas antiguos preferidos y los unían a clásicos del blues, ayudados de nuevo por Duanne Allman, Joe Cocker, Gram Parsons…

Su último disco, “D&B Together”, en realidad tenía que haberse llamado “D&B Are outta here”, lo que hubiese explicado mucho mejor la situación de la pareja. Y lo grabaron porque no tuvieron más remedio, porque ya ni siquiera se aguantaban. Clive Davis, de la compañía discográfica Atlantic, que les fichó después de salir de Elektra de mala manera (entre otras cosas por aquél intento de marcharse a Apple que antes os comenté), les había dado un adelanto de muchísimo dinero por sus discos, y al menos tenían que editar otro más.

Y si no el fin de una era, el disco sí que sirvió como culminación de su relación musical. Injustamente subestimado como una mala idea que fue a peor aún, “D&B Together” es, sin embargo, un buen disco que adolece solamente de no ser un gran disco. Aquí se hayan las versiones en estudio de algunas de sus mejores canciones… “Only you know and I know”, o dos de las mejores composiciones de Bonnie: el canto gospel de “Wade in the river of Jordan” y “Groupie”, que es con la que abrimos este post, y la que todos mejor conocéis por el nombre que la hizo famosa, “Superstar”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Wade in the river of Jordan”

Cuando finalmente rompieron, toda la banda se fue con Eric Clapton para formar Derek & The Dominoes. Se dijo en la prensa y en los mentideros musicales que entre Delaney y Bonnie y los demás músicos hubo mucha animosidad, pero Delaney siempre lo ha desmentido; es más, siempre ha dicho que fue él mismo quien les animó a irse porque él no tenía entonces ningunas ganas de seguir con la música. Su mundo se había caído y estaba hecho pedazos.

Todo había comenzado con Bonnie y él, y fue bonito mientras estuvieron bien. Los fallos de convivencia en realidad no fueron culpa de nadie. Los músicos en general, y los escritores de canciones en particular, son muy quisquillosos con sus egos, y convivir con uno de ellos no debe ser nada fácil. Y aquí eran dos los que convivían. Con los años, Delaney y Bonnie siempre estuvieron de acuerdo en que, aunque todo casi terminó en tragedia, pero el maravilloso principio lo compensa. No se arrepienten de lo que hicieron juntos… pero seguramente, si tuviesen otra oportunidad, no lo repetirían.

Con el paso de los años ni Delaney ni Bonnie alcanzaron el éxito comercial ni la majestuosidad crítica que produjeron durante su etapa en común, pero ambos continuaron grabando e interpretando hasta este nuevo milenio, en el que incluso mantuvieron una rara colaboración en marzo del 2.003. Desde su ruptura los dos volvieron a casarse con nuevas parejas, y se cuentan unos siete u ocho discos más a nombre de cada uno, antes de que Delaney falleciese ha hecho ahora justo un año, el 27 de diciembre del 2.008. Por su parte a Bonnie también la hemos visto con los Allman Brothers, o con los Fleetwood Mac, sustituyendo a Stevie Nicks, así como interpretando un papel en aquella buena serie de televisión que era “Roseanne”, o dando el chivatazo a la prensa sobre los comentarios racistas que Elvis Costello, en una noche de borrachera, vertió sobre James Brown y Ray Charles.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Free the people”

Categorías: Forever Young -

20 Comments

  • El dia 08.01.2010, Lula Fortune dijo:

    Pues encantada de seguir aprendiendo cosas por aquí y de felicitarte el año nuevo (ya sé, ya sé que un poco tarde). Qué fotos más chulas, me encanta la pinta que tenía la gente en esos años, aunque en casa de mi madre hay una colcha como el jersey de la última foto jajajaja.
    Bicos.

    • El dia 08.01.2010, carmen dijo:

      Cómo echo de menos estar por estos lugares! Mira que me gusta leer estas biografías que nos cuentas, están llenas de vida.
      Yo también tengo que felicitarte el año aunque sea tarde… y espero volver muuuucho antes la próxima vez. Besos

      • El dia 08.01.2010, losmierdas dijo:

        haber broda, lo flipo… llegando del freefriday jarto birras y con el tiempo justo para llevarle mis reyes a la vieja, me leo el tocho de mis queridos delaney y sus mothers escuchando la maqueta que mi querido fernandito (lo acurruqué en mis brazos) y su banda Damage Off acaba de mandarme por correo, un verdadero pelotazo hardcore sardónico que se merece un copazo a su salud… después de la visita a mi madre, pitando a intercambiar jamones con una buena amiga que se va de guikin a esquiar y con el tiempo justo, al salamandar a encontrarme con mi primo valen, batera de Tanhauser y que toca en el paquete foehn esta noche… si vuelvo y vuelvo vivo, me encalomo tus streamings de esta gente y hablamos… a disfrutar!

        • El dia 08.01.2010, carrascus dijo:

          Oiga Losmi, esos planes no se le pueden contar a un tío que, como yo, a esta hora se encuentra currando… por cierto, acabo de volver del Hospital Virgen del Rocío hacia la clínica, y al pasar por la puerta del Malandar me ha dado un nosequé… joé… que yo quería estar allí esta noche…

          Pues nada hombre, que disfrute usted mucho y después nos lo cuente.

          Carmen… tú también eres de las que vuelven a casa por Navidad, jejeje… hacía tiempo que no te veíamos por aquí. He sabido de tí por tu blog, pero tampoco mucho, porque allí escribes casi tan poco como aquí. Espero que la vida laboral y la aventura de ser madre te estén dando muchas satisfacciones. Y que siga así toda la década nueva.

          Y tú, Luliña… que buenas vacaciones te has pegado. Has estado huyendo de la Navidad, no, so descreída…? Pero, vamos, que estoy convencido de que por muy lejos que te hayas ido, la Navidad te ha seguido cabezonamente. Que tengáis un año muy feliz por vuestra casa.

          • El dia 09.01.2010, Diciembre dijo:

            Un auténtico descubrimiento para mi este magnífico dúo. ‘A la vejez, viruelas’…, en ello estoy siempre que entro en el blogin’.
            Una cosilla, Carrascus, de las canciones que has puesto no se puede escuchar “Wade in the river of Jordan”…

            Y como me ha picado la curiosidad, he visto por ahí que quién formó parte de los Fleetwood Mac fue Bekka Bramlett, hija de esta estupenda pareja musical. He buscado su nombre en aquel post que dedicabas a Peter Green, aunque claro, aquella brillante etapa blues (de la que también supe, gracias a ti, ayss que inculta) no tenia nada que ver con el pop que hicieron en los 80-90.

            Y me ha sorprendido conocer que Bonnie participó en varias películas, entre ellas ‘The Doors’, dónde hacía de camarera. Ah, y lo de ‘Roseanne’ que cuentas, no tenía ni idea, y eso que era fiel seguidora de la serie.

            Por cierto que durante la búsqueda he recalado en las asociaciones de nombres de “el código neurótico Da Vinci”, con el que me he reído un buen rato, muy buenas, jeje

            Besos y buen finde!

            PD.: Por aquí mi ciudad nevada, blanca, blanquísima y preciosa…

            • El dia 09.01.2010, losmierdas dijo:

              a ver (no haber, cachoperro), vuelvo, pero no vuelvo vivo y además, Tanhauser se me fué vivo a los corrales (llegué tarde, lógico por otra parte)… simplemente agradecerle la semblanza de esta pareja, de la que en su día me seduzco mas su música que su historia, que hasta hoy desconocía… es un placer leerle, señor carrascus

              • El dia 09.01.2010, carrascus dijo:

                Gracias por tu aviso, amiga Diciembre; ya está solucionado (había escrito mal el nombre al subir la canción al servidor, y no me había dado cuenta).

                Me alegro de que descubras cosas nuevas. Y es verdad lo que dices, Bekka Bramlett es una cantante que sobre todo es conocida como session-woman, participando en los discos de mucha gente. Aunque llegó a pasar por los Fleetwood Mac.

                Y yo tampoco recuerdo el papel de Bonnie en “Roseanne”, serie de la que vi muchos capítulos aunque no todos. Quizás no llegué a ver los de Bonnie (hacía un personaje llamado Bonnie también), porque solo participó en una temporada, 18 capítulos… y en total se rodaron más de 200.

                Aquí nevar, no nieva… pero está haciendo un frío como hace ya tiempo que yo no recordaba.

                Un beso. Y que se den mañana las carambolas necesarias para que vayáis a la Copa.

                Vaya, Losmi… se le nota bastante perjudicado de la nochecita… jejeje…

                • El dia 10.01.2010, carrascus dijo:

                  La felicidad es levantarse a las nueve y media un domingo por la mañana y ver el jardín escarchado al otro lado de la cristalera del salón. Es reavivar los rescoldos que aún quedan en la chimenea después de toda la noche. Es comprobar que los jóvenes de la casa, que han debido irse a la cama a diferentes horas de la madrugada, duermen apaciblemente. La felicidad es preparar junto a la sra. Carrascus unos cafés muy calientes y un par de tostadas con aceite y jamón recién cortado, y después acurrucarse en uno de los sofás para desayunar mientras vemos un par de capítulos de la serie de Tim Roth en alta definición en el enorme televisor nuevo que nuestra hija nos ha regalado por Reyes. La felicidad es compartir un par de copas de Castellana con algunos de los mantecados que aún quedan en la bandeja de la mesa.

                  Y la felicidad también es poder compartir todo esto con vosotros mientras empieza la interesante jornada de baloncesto que se nos presenta hoy, y que va a poner contento y triste a dos de nuestros amigos del blog, Diciembre e Ilde, según los resultados que se den.

                  Me vuelvo al sofá, que ya van a dar el salto inicial… suerte para ambos.

                  • El dia 10.01.2010, Maese Rancio dijo:

                    Puntualizaciones: levantarse un domingo a las nueve y media no es felicidad, mejor un poquito más tarde, ¿no?
                    En el desayuno de acuerdo en casi todo. Yo colacao porque no me gusta el café. Las tostadas con aceite puro de oliva virgen, un poco de tomate y jamón es mi desayuno de sábados, domingos y fiestas de guardar.
                    Y Castellana no, hombre, mejor un Arenas extras seco :-)
                    Aquí en Triana ligerísimos copos de nieve.

                  • El dia 10.01.2010, carrascus dijo:

                    Son las dos menos cuarto de la tarde… Y ESTÁ NEVANDO EN SEVILLA…!!!!

                    • El dia 10.01.2010, lu dijo:

                      Se rodeaban de lo mejorcito estos dos, unos listos.

                      ¿Que está nevando? Fotooooooooooooooo.

                      • El dia 10.01.2010, carrascus dijo:

                        Joé, que poco ha nevao… no sé ahí en la ciudad, pero aquí en el campo la nieve no ha llegado a cuajar siquiera, aunque ha habido algunos momentos en que caían copos bastante gordos y el porche ha llegado a tener hielo (que no nieve).

                        Te ha dado tiempo a hacer la foto, Lu? La sra. Carrascus ha rodado dos o tres videos pequeños, y contra el fondo oscuro de las copas de los árboles se apreciaba muy bien la nevada.

                        ¿Tendremos que esperar otros 56 años para volver a ver nevar… o con esto del cambio climático veremos alguna vez las calles de Sevilla blancas…?

                        Y hablando de nuevo de basket… tras los resultados de esta mañana, el Unicaja (lo siento Ilde) queda definitivamente apeado de las finales de Copa. Y el equipo de nuestra amiga Diciembre solo tiene que ganar en Fuenlabrada por dos puntos para clasificarse, de no ser así, el que se clasificará es el Estu. A por ellos, niña…!!!

                        • El dia 11.01.2010, Diciembre dijo:

                          Muchas gracias por tus buenos deseos Carrascus, pero me temo que también nosotros nos hemos quedado fuera de la Copa, snif, otra vez será…

                          Por cierto, bonita estampa de felicidad, que perdure siempre, amigo;-)

                          Me voy a ver ese video de la sra. Carrascus

                        • El dia 10.01.2010, David González dijo:

                          Pues sí Carrascus. Aquí en la ciudad también se ha visto la nieve pero muy poquito, nada de cuajar. Ya lo decía Kiko Veneno: “Cuando nieva en Sevilla me gusta verte”. Qué cabrón.

                          • El dia 10.01.2010, losmierdas dijo:

                            …aquí en el promontorio del templete de la cruzcampo y a la altura de un quinto piso, un mojón pa mí… mentira cochina, en sevilla no nieva!

                            • El dia 10.01.2010, lu dijo:

                              Me refería a que hicieras tú la foto, Carrascus, contaba con que aquí no nevaba ni de coña, pero en el campo podía ser, ¿no?

                              • El dia 10.01.2010, carrascus dijo:

                                No te había entendido, Lu. De todas formas, he hecho algo mejor que eso. He colgado un nuevo post con uno de los vídeos que ha rodado la sra. Carrascus.

                                • El dia 11.01.2010, SheilaDown dijo:

                                  Parece mentira que con lo bien que suenan y lo pegadizos que son sea complicadísimo encontrar material de ellos.
                                  Bueno, no sé qué os parecerá el Spotify, tienes cosas estupendas pero solo he encontrado un tema de D&B.
                                  Por cierto Carrascus… me sacaste los colores con lo que dijiste… muchas gracias!!! Para mí es un placer reengancharme a este vientecillo Bobdylaniano!!!!!

                                  • El dia 11.01.2010, SheilaDown dijo:

                                    Tres hurras por Spotify, y un gallifante menos para una servidora; si escribes en la cajetilla “Delaney & Bonnie & Friends” aparecen 3 discos completos y un puñado de recos’. Genial!!!

                                    • El dia 22.01.2010, Microalgo dijo:

                                      Pero… ¿Cómo se entera Usted de todas estas cosas?

                                      Lo de “L’angelo Misterioso” (vaya guasa del Harrison, qué grande era) me ha encantado.

                                      (Required)
                                      (Required, will not be published)

                                      Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.