Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
LA REVOLUCIÓN FUE CANTAR AL AMOR Y A LOS SUEÑOS
Categorías: Forever Young
Carrascus

Para la Dama de sevillano nombre, que lo pidió. Con insistencia.

En la década de los ’70 los grupos españoles, los arreglistas, los productores, los músicos más conscientes, solían quejarse continuamente de que a la música que se hacía en España no se la apoyaba, no se le hacía ni puñetero caso, y apenas se la mencionaba en los medios de comunicación, en detrimento del favor que se le dispensaba a la música americana e inglesa. La verdad es que ese reproche, hablando objetivamente, no podía ser rebatido; las emisoras de radio, incluso las más “progres”, difundían masivamente las proezas de las nuevas y viejas olas rockeras… y eso en el mejor de los casos, porque lo habitual era que abundasen las mediocridades y desechos de las figuras comerciales más vulgares, y la música “disco” más convencional. Y esto mismo se podía aplicar casi enteramente también a la prensa musical.

En el centro justo de esa década fue cuando nació el grupo TRIANA. Y se vio afectado por todo aquello. Una banda nueva, que combinaba el sonido de King Crimson y Pink Floyd con los aires de Sevilla, no interesaba a los programadores ni a los redactores. Su primer disco tuvo que ir extendiéndose boca a boca, casi en la misma forma clandestina en que en esos años lo hacían las ideas socialistas y comunistas. Gonzalo García-Pelayo, que fue quien les lanzó discográficamente, en la primera liquidación contabilizó 29 discos vendidos; y en la segunda 73… desde ese momento hasta que “Tu frialdad” llegó al número uno de ventas, Triana recorrió un camino lleno de grandezas y miserias que intentaré reflejar en este post, aunque a lo mejor a nuestra amiga Dama le lleguen a rechinar algunas de las cosas que mi lado más iconoclasta, apoyado por el hecho de haber sido contemporáneo de ellos y haberles visto varias veces, pueda escribir.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Bulerías 5×8 (Recuerdos de una noche)”

Y esa canción anterior fue el inicio del camino, unas bulerías de medida diferente a las tradicionales, con una intro por seguiriyas, que más tarde adquirió fama con el nombre de “Recuerdos de una noche”. Una canción, al principio concebida con una duración de un cuarto de hora que, sobre el papel, echaba para atrás a todos los ejecutivos de sellos discográficos con los que contactaban. El único que confió en ellos fue el hoy tan denostado Teddy Bautista, que les arregló esta pieza, y “Luminosa mañana”, para completar con ellas un single, cuya grabación y edición tuvieron que pagar los propios miembros de Triana. Con este trabajo terminado, y un objeto físico que proyectaba el sonido flamenco y sinfónico que la banda levantaba sobre una base del blues que llevaba más de una década enraizado en las calles sevillanas, García-Pelayo no dudó ni un momento que este grupo tenía que ser la piedra angular sobre la que levantar su nuevo sello discográfico (en realidad subsello de Movieplay), al que bautizó con el nombre de “Gong” en honor de la seminal banda sevillana.

Su disco de presentación, llamado como ellos mismos, pero reconocido por todo el mundo como “El patio”, es una de las joyas del rock español. Un disco embriagador lleno de encanto natural, de una música turbadora que arropaba la excelente voz de Jesús de la Rosa, al que Luis Clemente describe en sus libros como un Steve Winwood aflamencado y tocado por la gracia. Una voz que entonaba letras ensoñadoras que todos podíamos entender porque Jesús aprendió de Camarón a cantarlas con nuestro acento, a buscar una expresión natural que, si hacemos caso a Gualberto, hizo de Jesús de la Rosa el mejor cantante en español de su época.

Él mismo componía casi todo lo que cantaba apoyándose en los teclados que tocaba y en unos arreglos electrónicos contrapunteados por la guitarra flamenca de Eduardo Rodriguez Rodway y la elegante percusión de Juan José Palacios, el “Tele” para todos desde que le veían aparecer con su uniforme de Correos y Telégrafos con esas cuatro letras bordadas en el bolsilo de la camisa. Y dos músicos añadidos, Antonio Pérez con la guitarra eléctrica y Manolo Rosa con el bajo. Entre todos dan forma al mayor logro de Triana en toda su historia; entre todos forjaron una perfecta fusión entre el rock de los ’70 y muchos elementos procedentes del flamenco, tanto en lo vocal como en lo instrumental. En “El patio” confluyen de forma armónica dos lenguajes musicales muy distintos y muy distantes para formar uno totalmente nuevo, sólido y único. Es un disco cargado de intensidad, emoción y belleza, derramada en un puñado de canciones como las anteriormente citadas, y “Abre la puerta”, “Sé de un lugar”, “En el lago”… canciones todas ellas que fueron después editándose como singles, porque todas tenían el potencial suficiente para hacerse muy populares. Y a pesar de que al principio, debido al miedo que tienen los canales de comunicación a lo innovador, no tuvieron el impacto esperado, la perseverancia del grupo con sus actuaciones en directo difundió estas canciones de tal forma que el disco siguió vendiéndose constantemente durante los siguientes años.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Sé de un lugar”

Dicen que con este disco nació el “rock andaluz”, pero ellos mismos nunca estuvieron demasiado de acuerdo con todo esto. Eduardo decía que lo que se dio en llamar “flamenco-rock” era una etiqueta que no servía pa ná; para Jesús, lo que hacían era música; la música que fluía de ellos de forma natural, sin haberla tenido que aprender antes; y si esa esencia andaluza querían llamarla de alguna forma, eso no era cosa de ellos. Triana eran profesionales de la música que tenían que buscarse el sustento en la calle, a base de dar conciertos, a base de trabajo y carretera. Y cuando conseguían ahorrar lo suficiente como para poder comer caliente todos los días durante dos meses, entonces podían permitirse el lujo de dejar de trabajar y meterse en unos estudios a grabar un disco. Como siempre solía suceder, los críticos españoles comenzaron a compararles con los músicos extranjeros, pero Triana nunca tuvieron las posibilidades artísticas de aquellos. Y desde el principio tuvieron que hacerse a sí mismos, y sobrevivir en un mar lleno de tiburones que se lanzaban dentelladas unos a otros prácticamente sin distinguir si eran del mismo bando o del enemigo. Gonzalo García-Pelayo arremetía contra la prensa, acusándoles de hacer una labor de zapa, de desmembrar y criticar por sistema a Triana y al movimiento del rock-andaluz; Jesús arremetía contra Gonzalo, diciendo que su labor de productor solo consistía en poner trabas y dificultades a la banda para ahorrar dinero del presupuesto de grabación, y encima llevarse un porcentaje de ese dinero por limitarles a ellos, que eran los que en realidad ejercían de productores de sí mismos, aunque su contrato no les dejaba reflejarlo así en los discos; y la prensa arremetía contra la banda, acusándola de abúlicos, apáticos y poco profesionales, de los que era prácticamente imposible sacar una entrevista o una reseña porque eran inencontrables, independientes e incontrolables…

Y peor aún, decía de ellos que eran músicos muy limitados, que sobre un escenario nunca lograban brillar con la misma luz que en el vinilo. Y el caso es que no les faltaba razón. Hasta que no ficharon a Enrique Carmona para que en directo utilizase su guitarra de doble mástil para hacer del bajo y de la guitarra eléctrica que tanto enriquecían sus grabaciones y tanto se echaban de menos en concierto, eran ellos tres los que interpretaban toda la música. Pero esa unión de teclados, guitarra flamenca y batería hacía aguas por todos lados: Eduardo solo rellenaba huecos, nunca punteaba ni podía lucirse con una guitarra que siempre estaba ahogada por una percusión redundante y por unos largos y repetitivos solos de órgano que Jesús intentaba dominar a duras penas, sin que nunca se terminase de borrar de su cara la aparente expresión de sorpresa ante los sonidos que salían de aquellos sintetizadores. Su técnica era sumamente sencilla, al igual que su creatividad interpretativa: voces (lo más reconocible de ellos) cargadas de eco para unas canciones cantadas casi al ralentí. Triana no complicaban la música, complicaban la atmósfera. Y así, sus magníficas canciones carecían del relieve y la grandeza que solo apreciabas por tus recuerdos de cuando las habías escuchado en el disco. Canciones que durante toda su carrera fueron principalmente las del primero de aquellos discos. Porque la forma de entender la carrera musical de Triana hizo que fuesen la banda que seguramente más actuaciones dio durante su vida, lo que implicaba que fuese también la banda que menos ensayos hizo durante ella… y la banda con las ideas más quemadas.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“En el lago”

Más de dos años de intervalo hicieron que “Hijos del agobio” fuese el disco más esperado del rock español. Y su salida iba a marcar un momento crucial; un segundo disco afianza o destruye las ilusiones iniciales y todos queríamos saber si Triana se iban a quedar en un espejismo o de nuevo nos iban a regalar una obra excepcional.

Pero no suscitó los mismos entusiasmos que el primero. A pesar de que era un disco excelente también, resultó insatisfactorio. No hay duda de que en él estaban presentes todos los elementos que dieron grandeza a Triana: los teclados solemnes, las voces emocionadas, las arrancadas vibrantes, la guitarra eléctrica en los momentos exactos… pero faltaba algo esencial, como era la frescura del primer disco. La falta de naturalidad se apreciaba ya incluso desde algunos detalles de la portada y de las letras de Jesús, que olían a oportunismo coyuntural, a querer meter un gol fácil de identificación política. En “El patio”, Jesús de la Rosa había acudido a los viejos clichés de la canción popular andaluza, y aquello en él sonaba como algo natural, “música callejera moderna”, como él mismo la definió alguna vez; pero en “Hijos del agobio” los textos parecían forzados para “dar la imagen” de una generación sevillana, la del propio Jesús, la del 69, como la llamaban él mismo y Máximo Moreno, que de nuevo se ocupó de la portada y de las notas interiores. Curiosamente, la única canción que tenía esos visos lorquianos de la canción popular andaluza que hicieron grande al primer disco, estaban en la que no firmaba Jesús, “Del crepúsculo lento nacerá el rocío”, escrita entre Eduardo y Antonio Mata.

Su sonido seguía siendo original; sus canciones, accesibles, y algunas con un potencial tam indiscutible como las del primer disco, no hay más que escuchar “Rumor” para apreciarlo. Pero se echaban de menos la alegría y la espontaneidad de sus comienzos.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Rumor”

En contra del pasotismo promocional de Movieplay, los dos discos de Triana resultaron ser los que más se vendieron de todo su catálogo, y además con bastante diferencia, por eso el lanzamiento del tercer disco, “Sombra y luz”, estuvo acompañado de un despliegue propagandístico sin precedentes en la industria discográfica española. Promociones especiales, presentaciones a la prensa, vallas en las calles, anuncios en todos los medios, entrega de tres discos de oro, aparición estelar en el programa musical más visto de la tele de entonces, “Aplauso”; actuación dominical en “El Gran Musical” (hasta que no la hacías no eras nadie), con un Jesús de la Rosa flipando porque no solo no les pagaban por la actuación, sino que eran ellos los que tenían que pagarle a la SER por la publicidad que implicaba aquello. Aquella mañana de domingo, esta actuación de Triana en el Parque de Atracciones de Madrid registró la mayor afluencia de público que estos conciertos radiados habían tenido hasta entonces, y tuvieron después. En realidad Triana no necesitaba este montaje tan excesivo, pero seguramente le vino bien, porque “Sombra y luz” no superaba en absoluto a ninguno de sus dos discos precedentes.

Quizás tuvo mucho que ver la época y el haber caído en los resultados propios de los movimientos pendulares; contra la invasión de música extranjera nació una especie de movimiento nacionalista de reacción y repulsa que daba por bueno todo lo que surgía de nuestros compatriotas, simplemente por venir de ellos, aunque en el caso de Triana este tercer disco era un paso atrás en su trayectoria. No tenía ni la inspiración ni la innovación de antaño; “Sombra y luz” estaba lleno de repeticiones de fórmulas y tópicos sonoros. Lo malo no era que Triana incidiera en su estilo, que eso es habitual y lo que hace cualquier artista, sino la forma de enmarañar ese estilo, de empequeñecerlo, de estandarizar sus posibilidades en lugar de desarrollarlas.

Seguía teniendo, eso sí, la pulcritud instrumental de siempre, y la fidelidad a su atmósfera. La producción era brillante. Pero esas cualidades no eran suficientes para un grupo que ya había creado escuela: Imán, Alameda, Guadalquivir… evidentemente Triana no tenía que perder su propia personalidad, pero era necesario abrir nuevos caminos, investigar otras vías.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Quiero contarte”

A partir de aquí Triana entró a formar parte del Olimpo de los dioses. Las cifras de ventas de sus discos eran ya escandalosamente altas; cobraban por actuación una cantidad de 350.000 pesetas, que en aquella época estaba al alcance de muy pocos, y aún así seguían siendo uno de los grupos que más actuaciones daba y conseguían abarrotar todos los locales donde actuaban. La agencia EFE publicaba, en el verano del 79, una encuesta realizada por la revista “Show-Press” en la que se aseguraba que los artistas españoles más contratados en aquella temporada habían sido Triana e Isabel Pantoja.

Los vientos a favor siempre impulsan hacia delante. Y a Triana les hizo volar. De tardar siglos entre la edición de uno de sus discos y el que le precedía, a partir de aquí los sacaban a razón de uno por año. Pero ya no emocionaban.

El siguiente fue “Un encuentro”, que se abría con la canción más popular y más vendida de toda la historia del grupo, “Tu frialdad”, la introducción más apropiada para su obra más triste y melódica. Aunque la emoción muchas veces superaba a la pasión, Jesús la derramaba sobre una enorme cantidad de tristes tópicos que parecían escritos para salir del paso, para cumplir con las espectativas. Quizás fue también una obra de marketing el que incluso su voz perdiese matices flamencos y apareciese más cuidada, sin acento. Como el propio disco, que cambiaba para siempre el duende por la comercialidad, el flamenco por el pop. A todos aquellos que ahora les escuchaban en cualquier emisora de radio-fórmula ya no se les apreciaba el mítico “brillo en los ojos” que distinguía a los seguidores de Triana.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Tu frialdad”

En 1.981, y tras un recopilatorio de fines descaradamente comerciales, apareció “Triana”, para tirar por tierra el famoso dicho de que “no hay quinto malo”. Y un disco también lleno de intentos fallidos: el casi-reggae de “Una noche de amor desesperada”, que a pesar de todo conseguía metérsete en el cerebro y hacer que la tarareases a todas horas; ese “Por el camino”, que el biógrafo de la banda, Luis Clemente, incluso tildó de “blandi-blues”, con un solo de guitarra de tres minutos; los coritos femeninos de “Es algo tan maravilloso”; el guiño a Tony Manero y Boney M que era “Corre”, la canción con la que quisieron hacer entrar a Triana en las discotecas, y que presentaron en “Aplauso” con el respaldo de tres chicas monas bailando, coloreadamente vestidas a juego con Tele… donde unos vieron una chiquillada de Jesús, otros vieron el apogeo de la decadencia.

Con “Llegó el día”, su disco de 1.983, Triana intentó zafarse un poco de la gomina para volver al pelo largo. En realidad era el principio de una obra que se quedó sin acabar. Este disco marcaba una línea de evolución que Triana tenía que afianzar en los que le iban a seguir, en los que la banda intentaba volver al sonido y a los esquemas interpretativos de sus mejores momentos…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Desnuda la mañana”

Pero todo quedó en el intento. En obra inacabada, frenada de golpe en el momento en el que el Citroen CX de Jesús se estrelló contra una furgoneta en la carretera Irún-Madrid, a la altura de Villariezo, un pueblo de la provincia de Burgos.

A las seis de la tarde del día 13 de octubre de 1.983, Jesús y su acompañante Javier Osma, se vieron inmersos en el amasijo de hierros de los vehículos y de la carga de teclados que llevaban en la parte de atrás del coche anclados de mala manera. Jesús tuvo la peor parte, aunque sobrevivió lo suficiente como para que le trasladasen a la Residencia Sanitaria de Burgos, donde falleció finalmente a las cuatro de la mañana cuando le iban a operar, en un caso que si bien puede que no fuese de negligencia médica como Luis Clemente apunta en su libro sobre el rock sevillano, pero sí que la Seguridad Social podría haber estado mucho más ágil a la hora de impedir que un paciente falleciese en la mesa de operaciones antes de su intervención por una reacción alérgica a la anestesia.

Jesús, vivía en Villaviciosa de Odón, en Madrid; y allí regresaba después de una actuación que dio Triana a las tres y pico de la mañana en San Sebastián, en un festival benéfico en el que intentaban conseguir fondos para aliviar a los vecinos que padecieron unas grandes inundaciones, junto a otras figuras nacionales como Serrat, Alaska, la Orquesta Mondragón, Nacha Pop y Mecano. La voz de Jesús quemó en el cuerpo y en el alma por última vez a una audiencia entregada con “En el Lago”, “Es algo tan maravilloso”, “Hasta volver”, “Recuerdos de una noche”, “Tu frialdad”, “Desnuda la mañana”, “Una noche de amor desesperada”, “Corre” y “Abre la puerta”.

Y así se fue un hombre que, aunque muy mediatizado a veces por el entorno comercial que le rodeaba, siempre creyó que había otros caminos para hacer música. Y aunque con el acelerón del último disco no llegase a salir de un impasse musical que le tenía muy quemado personalmente, e incluso a veces con pensamientos de mandar al garete a Triana junto con todo lo que significaba ahora, su trágica muerte fue el definitivo revolcón al corazón de los que seguían su música, para que ésta se les clavase tan adentro como a nuestra amiga Dama, y se convirtiesen en legión los seguidores, que a través de los años han ido haciendo crecer y mitificando la influencia y creatividad del grupo.

¿Lo que vino después? Discos póstumos muy irregulares tanto de arte como de sonido; discos irrelevantes de los otros dos miembros de la banda; apropiaciones indebidas de nombres, logotipos e incluso esencias; faltas de respeto y disputas personales y judiciales… eso no es Triana, eso solo es un mal sucedáneo. Por tanto la historia la terminaremos con la última canción que Jesús entonó en vida. Era del primer disco, como no podía ser de otra forma.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Abre la puerta”

Categorías: Forever Young -

29 Comments

  • El dia 04.12.2009, dama dijo:

    No tengo palabras.

    Gracias.

    • El dia 04.12.2009, EuLaliA dijo:

      Como las canciones del primer disco, ninguna mas fue igual de buena. Lo que veo por los posts en los que hablas de los años 70 es que en aquel tiempo los que ibais a conciertos o comprabais discos teniais que curraroslo muchisimo. Solo con leer tus posts una se da cuenta de como han cambiado los tiempos en treinta años en lo que respecta a la música. Y todavia hay gente que no quiere darse cuenta.

      • El dia 04.12.2009, zambombo dijo:

        Un artículo para leer y escuchar con brillo en los ojos. Como suelo comentar por aquí, Triana (el grupo) y todo lo que le rodea me coge muy de cerca por cuestiones familiares.

        Una pregunta, Carrascus, ¿es cierto lo que me contaron una vez, que se estaba gestando la carrera en solitario de Jesús, con Diego de Storm como batería?

        • El dia 04.12.2009, carrascus dijo:

          Pues Zambombo… con seguridad no lo sé, pero algo de eso debió haber, porque sí que era algo bastante comentado que Jesús de la Rosa andaba muy quemado con el estado actual de Triana y muchas veces pensó muy seriamente en dejarlo.

          Lo de que se pensase para la batería en Diego tampoco era descabellado porque por entonces estaba en paro musical y todavía conservaba la aureola de batería espectacular. Lo que me rechina un poco es que Diego aceptase porque Storm siempre tuvieron bastante “pelusilla” con Triana. Y en realidad no es para menos, porque después de haber abierto ellos bastante camino, en cuanto tres de los cuatro se fueron a la mili y Storm se disolvió, su manager, Fernández de Córdoba, cogió a Triana y se volcó con ellos, hasta el punto de que el sintetizador con el que Jesús nos dio aquellos sonidos tan característicos de sus principios era el de Storm. Y encima, Fernandez de Córdoba, después de que Triana se quedó con él y cogió el sonido, todavía pretendía cobrarles el sintetizador a los Storm… no me extraña que anduviesen cabreados.

          Y sí, Lali… historias como ésta demuestran que los tiempos eran duros para todos, incluídos los músicos.

          Dama… saque alguna palabra, mujer… espero que le haya gustado el post, aún con sus partes más críticas con la banda. Un beso, para hacerme perdonar, si le he tocado alguna fibra que no debiera.

          • El dia 04.12.2009, dama dijo:

            Bueno, ya estoy dispuesta a elaborar una opinión. Antes, he de decirle que el comienzo de “Recuerdos de una noche” ya me dejó los ojos mojados.

            Yo era muy niña, llegaba del colegio, y recuerdo como me encontré con una canción de “El Patio” en la radio. Me taladró el corazón. Yo nací en el 69 y andaría por los ocho o nueve años. Es increible pero así fue. Quizás un primo mío mayor que yo tuviese la culpa, que le gustaban mucho y siempre andaba con un casette de ellos que era la portada de “El Patio” al estilo de los expositores de las gasolineras. Ese casette lo tengo yo, por cierto. Pero la verdad es que ese sonido mágico, andaluz, profundo y diferente se quedó para siempre en mi alma. A partir de ahí, les seguí. Era difícil porque entre Iván, Pedro Marín, Los Pecos y más de uno de esa índole, apenas a nadie le gustaban.
            Ya de mayor, cuando soy experta en su música, no por conocimiento, sino por sentimiento, soy capaz de reconocer que cuando ví, en imágenes posteriores, aquella actuación de “corre” en Aplauso, me dejaron una amargo sabor de boca. Ése no es el sonido Triana, quizás buscaban ventas o un público que no era el que mojaba los ojos, como dice usted tan acertadamente.
            Hay canciones de Triana que para mí son joyas secretas, como es el caso de ·”Un extraño más” y verdaderas torrijas empalagosas como “Tu frialdad” que nunca me ha llegado a calar como sí lo ha hecho, por ejemplo, “Aroma Fresco” o “Rumor”.
            Creo que más que Camarón a Jesús le marcó su amistad con José de la Tomasa, con quien canturreba a menudo. Ambos nacieron en la misma casa de vecinos de la calle Feria, y seguro que ambos cantarían por Camarón de la Isla, sería imposible no hacerlo.
            Pienso que la muerte de Jesús puso fin a su más que posible salida en solitario, y me parece vergonzoso todo lo que se ha hecho después, en su memoria sin respetar precisamente su memoria. Me refiero a la recomposición del grupo y las ediciones navideñas para vender. Por otro lado, morirse desangrado en la sala de espera de un ambulatorio asqueroso de un pueblucho al estilo de Paquirri, es lo peor que pudo pasarle a un genio. El cinturón de seguridad le seccionó la tráquea tras ser golpeada por el frenazo y originada por el teclado que lo llevaba en el asiento de atrás. Eso es muy cruel, una muerte así es terrible, y sobre todo el olvido absoluto en el que se encuentra, enterrado en un pueblo triste de las afueras de Madrid.
            Creo que ya estaba roto el grupo antes de su muerte, su estilo musical de “El Patio” a “Llegó el día” es infinitamente diferente, pero aún así, a mí no ha habido nadie que consiga emocionarme como Triana, nadie me moja los ojos nada más escuchar los primeros compases de una canción, y si es “Luminosa mañana”, no tengo palabras, simplemente, me trasporta al cielo.

            Habría dado mi vida e incluso mi firma de Tele por haber visto uno de sus infumables directos, como me cuenta un amigo que regenta cierto bar de Santa Catalina y que les vió en un concierto de Piscinas Sevilla, o por tener en mi casa uno de esos carteles que llenaban las paredes de Sevilla.

            Gracias Carrascus. ¿Me permite subirlo a mi blog? quiero que lo lean todos.

            Un beso enorme, este detalle se queda en mi corazón, al ladito de “Luminosa mañana”.

            • El dia 05.12.2009, zambombo dijo:

              Dama, me gusta que comentes eso de las “joyas secretas”, porque con Triana yo tengo la mía: “A través del aire”, segundo corte del LP “Un encuentro”, que me parece un temazo de cuello vuelto, pero que casi nadie conoce porque creo que no apareció en ninguno de los muchos recopilatorios que salieron. También es un tema que se sale de la línea del grupo, pero quizá me gusta por eso, porque quizá esa sí fuera una línea a seguir como evolución, y no temas tan flojísimos como “Corre” o “Perdido por las calles”.

              Mi duda es: ¿Ese tema (“A través del aire”) está compuesto/cantado por Jesús? La voz suena muy diferente. Aunque con la producción tan poco uniforme de la época, todo es posible…

              Otro tema que creo muy hermoso y algo olvidado es “Un nido en mi ventana”, que por cierto sí tocaron en el único concierto que he visto de Triana, aunque ya sin Jesús, claro. Fue en Chipiona, un año antes de morir Tele.

              • El dia 22.08.2010, daniel root dijo:

                has tocado uno de los temas de mi vida “TU FRIALDAD”, que serán empalagosas para ti, para mi empalagoso son algunas canciones de LUIS MIGUEL etc… por cierto ¿no te gusta ninguna canción de “LLEGO EL DIA”??, por favor, yo también he llorado escuchando Triana, para mi es el mejor grupo, todavía. saludoss¡¡¡

              • El dia 04.12.2009, Maese Rancio dijo:

                Siempre nos quedaremos con la incógnita del séptimo disco de Triana o el primero de Jesús.

                “Llegó el día” parecía el punto de inflexión pero ¿hacia dónde?

                Hablando de los discos póstumos, la primera edición del disco “Tengo que marchar” tiene un error en el listado de temas ya que titula una de las canciones como “Rock de la calle fría”. Posteriormente el disco tenía una pegatina donde ya aparecía el nombre correcto “Rock de la calle Feria”.
                Por cierto, el pobre Jesús sigue enterrado tan lejos de su calle Feria.

                • El dia 05.12.2009, carrascus dijo:

                  Por supuesto que puedes subirlo, querida Dama; es tan tuyo como mío. Y te agradezco profundamente ese beso tan sentío.

                  Lo que me sorprende un poco es que tú también seas algo crítica con algunas cosas de Triana… creía que eras su fan más hardcore, jejeje…

                  Se nota tu sensibilidad en todo lo que dices de ellos en tu anterior comentario… y la música es para sentirla como tú lo haces con la de ellos.

                  Cuando decía en el post que Jesús aprendió a cantar en castellano de Camarón, no es porque fuesen amigos, como con José de la Tomasa, sino porque el propio Jesús decía que se dio cuenta de que no podía cantar en inglés cuando vio cantar a Camarón, y que sus letras le abrieron el camino; y desde entonces él buscó una expresión natural. En aquella época a los músicos de rock les resultaba raro cantar en español, pensaban que así no se podía, incluso Jesús lo llegó a creer, pero oyendo a Camarón se dio cuenta de que eso era mentira, que lo que hace falta es cantar tal como uno habla normalmente, dándole auténtica naturalidad.

                  Tampoco es exacto que Jesús muriese desangrado en un ambulatorio de un pueblucho, tras el accidente lo trasladaron a la Residencia de la Seguridad Social de Burgos… claro que allí no parecieron prestarle la debida atención y murió de esa forma trágica en la mesa de operaciones esperando la intervención. Lo que me recuerda que ayer pasé a visitar al compañero de habitación de mi padre en el hospital, con el que hicimos amistad allí, y el hombre todavía está esperando que le operen, y eso que el día que falleció mi padre, el 23, cuando ya llevaba esperando más de una semana, le dijeron que su intervención era ya inminente… hay que joderse con el concepto del tiempo que tienen los cirujanos de la seguridad social…

                  Y sobre lo del lugar donde está enterrado… hay que tener en cuenta que es allí donde residía él con su familia, en Villaviciosa de Odón. Tras su fallecimiento, su esposa, que era argentina, se marchó a su país y allá se quedó él solo. Bueno… hasta que falleció también Tele, que como también vivía allí, pues lo enterraron junto a Jesús.

                  Y dale recuerdos a ese amigo común del “Ajoblanco”, que supongo debe ser el bar de Santa Catalina al que te refieres.

                  Maese, el punto de inflexión marcaba una vuelta a los orígenes, ya fuese con Triana o en solitario… nunca sabremos si hubiese logrado salir del lodo comercial que le estaba asfixiando, o hubiese terminado de hundirse en él. Yo, por mi parte, estoy dispuesto a concederle el beneficio de pensar que habría sabido encontrar el camino hacia atrás, igual que supo encontrar el que iba hacia adelante.

                • El dia 05.12.2009, losmierdas dijo:

                  …para Dama, con el afecto que profeso a las apasionadas por la música

                  Colegio Mayor San Juan Bosco, Sevilla

                  Viernes 17 de junio (1977). Festival al aire libre y grabación en directo en el denominado “Primer encuentro de música andaluza”. Actuaron Carlos Cano, Benito Moreno, Triana, Gualberto, Diego de Morón, Joselero, José el Negro, Manuel Gerena, Gente del Pueblo, Camarón de la Isla, Jarcha, Los Farrucos e Imán y la murga sevillana de la Alameda con: Manolín, Escalera, Oliveira y Pepineti”.
                  Organizó el evento el malogrado Luis Baquero contando con el apoyo de su emisora de entonces, La Voz del Guadalquivir… la deficiente promoción hizo de aquel evento una desangelada muestra de intenciones decepcionadas por una pobre respuesta de público, que añadida a la precariedad de medios que los que necesariamente se contaba en aquellos tiempos para la realización de espectáculos musicales masivos fuera del circuito comercial, terminaran con el pobre de Luis mesándose los cabellos por las esquinas del backstage, en una patética demostración de impotencia… (no se como escapó de la experiencia)

                  …aquí uno que vió a Triana tocar varias veces… tengo que decir que ni aún entonces fuí fan de de esta banda mítica (y mitificada) dicho esto con absoluto respeto a tantos seguidores y seguidoras de Triana como existían entonces, de los que la mayoría se han mantenido fieles a sus recuerdos y han inducido a que tantos jóvenes hayan accedido a su música con admiración… si sus discos contaron con una producción adecuada para que la inspiración de Jesus de la Rosa se canalizara a unos resultados mas que dignos y que aún mantienen un valor artístico neto, pienso que la banda en directo carecía de una estructura artística capaz de llevar al escenario las sensaciones que producían unas canciones redondas, bien construidas y con el empaque orquestal que quizás requería una producción escénica lejos del alcance del grupo (conste que eran otros tiempos y se estaba empezando con muchas dificultades a a desarrollar una industria cultural como la de los festivales y giras musicales, ahora en pleno auge)

                  Total, a lo que voy… mi novia (ahora mi mujer) y un servidor, después de pasar la tarde deambulando del ambigú al patio del colegio mayor, sembrado de sillas de tijera y cubierto por bastante menos de media entrada, tomamos asiento para disfrutar del concierto de la banda que aquella noche asumía la cabeza del cartel… tras una serie de temas en los que aquello no cogía altura y fruto de un cierto hartazgo, me permití comentar en voz alta con mi novia la pobreza de una batería en manos de Tele, que no alcanzaba el nivel necesario para proyectar la música de la banda fuera del escenario (defecto de otros muchos baterías, todo hay que decirlo)… de repente, una señora que ocupaba justo la silla que tenía delante y de la que hasta entonces no me había percatado, se giró como un rayo y me increpó furiosamente… “soy la madre de Tele y mi hijo toca mejor que nadie!!!” (glup… tierra, trágame!)… me caracterizo por el toreo en corto y tras varios pase de muleta bien templados, conseguí apaciguar a aquella fiera en forma de matrona indignada (con toda la razón del mundo)… creo recordar que quedamos bastante bien dentro de lo posible y tras la peripecia, aprendí de las virtudes de la discrección que desde entonces (y no siempre lo consigo) intento aplicar en mis manifestaciones ante desconocidos…

                  Saludos!

                  • El dia 05.12.2009, carrascus dijo:

                    Cuantos conciertos hemos disfrutado/padecido en el campo de fútbol de los salesianos de la Trinidad, verdad, amigo Losmi…!? Yo incluso he jugado al fútbol allí (con el equipo de Ingenieros en la liga universitaria) mientras los pipas estaban preparando los tiestos para montar alguno de los conciertos.

                    Sobre lo que comenta usted de la producción escénica adecuada ocurre una cosa curiosa; y es que los notas de Triana se quejaban de que cuando más problemas de sonido tuvieron fue a raíz de que contrataran a un ingeniero de sonido para los conciertos. No sé si es que contratarían a uno mu malo, que supongo que no sería ése el caso, sino que más bien ellos no eran capaces de llegar a lo que requerían las nuevas infraestructuras… vaya usted a saber, en aquellos tiempos los grupos andaluces estaban llenos de primadonnas histéricas… y no quiero señalar hacia Alameda, que luego tó se sabe…

                    Lo que cuenta sobre la madre de Tele me recuerda otra cosa que me ocurrió a mí. Creo que fue el año en que el Caja San Fernando subió a la ACB, pero todavía estábamos en la liga inmediatamente inferior y le tocaba jugar en Huelva, con el equipo de allí. Y como nosotros éramos socios fundadores y seguidores hardcore del equipo, pues decidimos ir a Huelva a verlo, por lo que encargué a un amiguete de la clínica de diálisis de allí que nos sacase varias entradas y sacase también una para él, que yo lo invitaba a venir con nosotros.

                    Y así lo hizo. La tarde del partido fuimos y cuando entrábamos se nos acercó una señora, que al vernos con las bufandas y los pañuelos del Caja vió que éramos sevillanos y nos dijo si podía sentarse con nosotros, que ella también venía de Sevilla y estaba sola. Le dijimos que por supuesto que sí, y se sentó con nuestro grupo, ocupando tres o cuatro asientos de dos filas seguidas, ella se sentó justo delante de mí, al lado de la sra. Carrascus (las señoras se sentaron abajo y los hombres en la fila de arriba).

                    Cuando iban saliendo los nuestros, yo le iba diciendo a mi amiguete (sentado a mi lado) quienes eran… ”ése es Javier García… ése que sale ahora, Chus Llano…”, y cuando salió nuestro entrenador, Alberto Pesquera, al que apodaban “Cacahuete”, por lo delgado que estaba, le dije ”…y el canijillo ése que sale ahora, al que le hace falta un cañonazo de puchero, es nuestro entrenador…”. Y entonces la señora que estaba con nosotros se volvió y me dijo: ”…cuidado con lo que váis a decir durante el partido… porque el canijillo ése es mi marido…”.

                    Jejeje… un poco de corte aparte, le aclaramos que nosotros queríamos mucho a Pesquera y que no éramos de los que nos metíamos con él, y todo acabó bien; aprendimos mucho de ella y sus comentarios y todos nos hicimos amigos para siempre.

                    • El dia 05.12.2009, carrascus dijo:

                      Se me olvidó decirle en el comentario anterior, amigo Losmi, que Luis Baquero salió de aquello sin secuelas permanentes, jejeje… Yo a él no lo conocía más que de vista, pero sí que era muy amigo de su mujer, Esperanci, porque curraba en el Hospital Virgen Macarena como asistente social, justo en la puerta de enfrente de donde curraba yo en Electromedicina. De hecho, ella fue la primera que cogió en brazos a mi hija cuando nació, antes incluso que yo…

                      Por eso tengo referencias de que a Luis le iba bastante bien, y mejor aún le fue en los años inmediatamente posteriores. Quedaron atrás los follones organizativos en que de vez en cuando se metía a cuenta de la música; aparte de lo que cuenta usted ahí arriba, allá en La Voz del Guadalquivir también se ocuparon de montar un viaje en autocar al festival de la cochambre de Burgos (del que tengo un post aquí), y del fallido intento de traer a tocar a Sevilla a los Traffic, después de que una encuesta que hicieron en “Maxi Radio” (el programa estrella de música de LVG, como usted recordará) les ofreciese unos resultados sobre la asistencia con la que contarían muy desalentadoes…

                      • El dia 05.12.2009, carrascus dijo:

                        Zambombo… no es extraño que te suene muy diferente la voz de la canción “A través del aire”; es que no es Jesús quien la canta, sino Eduardo, que fue también quien la compuso.

                        Es también una de mis favoritas de Triana, a pesar de estar en uno de sus discos más flojos; o quizás por eso, porque rompe la línea argumental del disco, y tiene un pellizco flamenco que Eduardo te aprieta fuerte. Estuve a punto de meterla también en el post, pero al final no lo hice porque no iba bien con el desarrollo del texto… estaba claro que había que meter “Tu frialdad”, con gran dolor de mi corazón.

                        Por ahí arriba Maese contaba que en la primera edición del disco “Tengo que marchar”, se habían equivocado con el título de la primera canción y habían escrito “Rock de la calle fría”, en lugar de la Calle Feria… he recordado que yo tenía ese disco en una cassette otiginal, y he mirado a ver si era una primera edición… y voilá… aquí tenéis el testimonio gráfico de lo que contaba Maese:

                        • El dia 05.12.2009, losmierdas dijo:

                          me ha hecho gracia su crónica del Festival de la Cochambre, amigo Carrascus del que ya no me acordaba (supe de él pero no asistí)… que difícil era en aquellos tiempos pillar una tocata decente y a la vez, bien sonorizada! Y muchas veces desde luego, a causa de las navajas barriobajeras en manos de los encargados de la sonorización general, saboteadores impunes de teloneros y bandas capaces de ponerse al nivel de los cabezas de cartel… si hay un caso que merezca recordarse por su especial hijoputez, fue el de la presentación en el estadio del Betis del espectáculo Use Your Illusion (30-06-92) a cargo de Guns & Roses, con la actuación previa de Soundgarden y Faith No More, estas últimas bandas masacradas a cargo de unos técnicos de P.A. que reservaban toda la artillería sónica para la salida a escena de unos payasos espectaculares a los que les aguanté tres o cuatro pantomimas antes de coger el camino de mi casa…

                          señor Carrascus, menciona usted un par de festivales en tierras foráneas a los cuales asistí en unas condiciones algo mas precarias que las suyas (autostop mochilero y noches en los andenes da las estaciones o en mugrientas pensiones del barrio chino de Barcelona)… el Star Trucking Festival de Marbella en el verano del 75 y un año después, el Canet Rock…

                          pero bastante antes, ya se habían producido eventos en Sevilla en los que seguro nos debimos de cruzar… recoge usted en algún sitio la actuación de la Cía Eléctrica Dharma en el Lope de Vega, que tan buenos recuerdos a usted le trae… yo los ví en otra ocasión, pegando botes en la carpa del Hielotrón… lo de pegar botes era literalmente suspenderse en el aire el máximo de tiempo posible, para no estar apoyado en la capa de hielo existente bajo una lona impermeable, juajua!

                          …y la Orquesta Mirasol en una matineé dominical en el teatro Alvarez Quintero, a la que acudimos unos cuantos en el Simca 1000 de Marcos Mantero (Imán), directamente desde su piso de la calle Arcos después de ponernos allí ciegos en los prolegómenos…

                          …y unos años antes en la Plaza Mariana de Pineda, una tocata que se ha citado también por aquí y a la que tendríamos que dedicar un recuerdo, en mi caso necesariamente entre brumas, por mi malísima memoria…

                          …e incluso de la actuación de Chicle, Caramelo y Pipa en el salón de actos del sótano de la Caja San Fernando, en la Encarnación esquina a Imagen…

                          …o de la única tocata en público de Goma, en el Aula Magna del Rectorado… de la presentación de Smash con Manuel Molina en el Lope de Vega con el Garrotín a cuestas…

                          Mucha tela que cortar!

                          (si Goethe pedía mas luz, yo demando uvas pasas pa mis comatosas neuronas)

                          • El dia 05.12.2009, carrascus dijo:

                            Se han cruzado nuestros comentarios, amigo Losmi… anda que no trae usted recuerdos ni ná por aquí… en muchos de esos conciertos hemos coincidido. Por ejemplo en el de Marbella, del que también saqué un post aquí, que seguro que a usted le traerá muchos recuerdos también.

                            Del festival de la plaza Mariana Pineda también hablé algo en alguno de los comentarios del post que escribí sobre Imán… pero no me obligue usted a buscarlo porque ahí vamos por los 370 comentarios.

                            Estuve también con usted en el Rectorado y en el Lope de Vega… una pena que no nos conociésemos entonces… el del Álvarez Quintero me lo perdí (la Mirasol nunca me gustó demasiado), y la actuación de Chicle, Caramelo y Pipa tampoco la recuerdo. De lo que sí me acuerdo perfectamente es del puñetero Hielotrón, jejeje…

                            En los comentarios de Imán creo que también salieron cosas de otros conciertos perdidos en el tiempo, como los “Salta la Tapia”, de los que estuve en algunos, y el homenaje a Julio Matito, con la tromba de agua…

                            Del concierto que apenas he escrito, y mire que me gustaría hacerlo, es del primer homenaje a Silvio aquél, que organizó el Pive, y que se hizo en el salón de actos de Arquitectura después de que lo prohibieran en el Rectorado… pero es que mis recuerdos de aquello son muy deslabazados…

                            En Arquitectura también estuve viendo a Desde Santurce a Bilbao Blues Band…

                            Joé… ni siquiera me atrevo a ponerme a hacer posts de la “Cita en Sevilla”, así que imagínese usted de aquel entonces…

                            • El dia 05.12.2009, Del Califato... dijo:

                              De Goma y de esa actuación sí que me encantaría saber más. A ver si alguien nos cuenta. Saludos

                              • El dia 06.12.2009, losmierdas dijo:

                                …poco le puedo aportar de aquella actuación de Goma en el rectorado que ocupa un espacio ínfimo en una memoria deshilachada como la mía… el Aula Magna del rectorado es una sala de apariencia solemne y con la zona de público dispuesta en grada, a la manera del teatro central, pero con la pendiente menos acentuada… se os ocurre por unos instantes que en la actualidad, el rectorado de la universidad cediera gentilmente su aula magna para un concierto de (un poné) de SFDK? …(pero esto no es crónica, juajua, es ciencia ficción)…

                                aquello estaba lleno y a mi peña nos tocó irnos para arriba, a las últimas filas… existieron numerosos problemas con el suministro eléctrico, que afectaron gravemente a un concierto interrumpido en varias ocasiones… del repertorio, lógicamente la interpretación de su disco y concretamente en lo que yo puedo recordar, “Un nuevo abril sin sal”, que era la canción que personalmente mas me gustaba del “14 de abril” …y poco mas le puedo contar, Del Califato, sin tener que echar mano de la imaginación mas que de la memoria… así que hasta aquí hemos llegado, amigo

                                saludos!

                                • El dia 06.12.2009, Epi dijo:

                                  Muy emotivo este post sobre Triana. Y es que han pasado muchos años, ya sólo me quedan dos para cumplir los cincuenta.
                                  Yo también estuve en muchos de los conciertos que habéis comentado. Vi a Imán en Arquitetura con Silvio enganchado a un micro apagado, también en la Venta Pilín, otro sitio mítico, como también lo fue el Patio San Laureano. Y vi a Triana en Triana, en el campo del Cospe en los Salesianos donde pude comprobar lo flojos que eran en directo comparados con Iman, Guadalquivir, Cai,…
                                  En su día no eran los que más me gustaban pero reconozco que ahora, con la perspectiva que da el tiempo, fueron los que más llegaron a la esencia. No eran virtuosos, subían a los escenarios hartos de porros y les importaba el sonido un carajo. Pero la voz de Jesús es impagable. Tiene una capacidad de transmitir emoción y sentimienmto incomparable y de sintizar de la manera más simple y directa la verdadera fusión entre el pop, el rock y el flamenco.
                                  Por cierto, ayer me estaba tomando una cerveza y, a mi lado, pidiendo una copa de fino, estaba Eduardo Rodríguez, el único miembro vivo de Triana.
                                  Saludos a todos.

                                  • El dia 06.12.2009, dama dijo:

                                    Bueno, bueno… ¡cuanta sabiduría se respira por aquí!, mientras yo vestía y desvestía a mi Nancy azafata, ustedes disfrutaban de los infumables directos de mi grupo.
                                    Es maravilloso leer vuetras experiencias, como la de la madre de Tele o todo lo vivido por el Sr. Carrascus, y no decir encontrarse uno al lado de Eduardo tomandose una copilla…
                                    Zambombo, esa canción “un nido en mi ventana” es espectacular. Una vez alguien me comentó que entre sus joyas secretas estaba este tema y es verdaderamente un temazo de “cuello vuelto”. Le robo la frase, la uso, con su permiso, para ponerle título al post que subiré a mi blog para que todos mis habituales tengan acceso a la sabiduría carrasqueña.
                                    ¿Alguien les vio en el Hielotrón?
                                    Muchas gracias otra vez.

                                    • El dia 06.12.2009, zambombo dijo:

                                      Un honor que tome vd. mi expresión para un título de un post, Dama, aunque he de reconocer que a mi vez la tomé prestada de un amigo de Madrid.

                                      Por cierto, hablando de los temas menos conocidos del grupo, siempre me he preguntado qué temas jamás se tocaron en directo, que deben ser bastantes. Por ejemplo, me llama la atención que en el setlist del último concierto sólo hubiera un tema del disco que acababa de salir.

                                      • El dia 06.12.2009, a través del aire dijo:

                                        Muchas gracias.Yo soy también uno de esos de la legión de seguidores que ha ido mitificando a Triana como dices en la entrada y me ha encantado enterarme de cosas como la lista de canciones de su último concierto, sobre todo, saber cual fue la última canción que cantó, que es un detalle interesantísimo, la forma de morir,no tenía ni idea de que pudo haber sido una negligencia médica, lo del pique con Storm. Una infinidad de cosas que me acercan más a Triana y delas que no tenía ni idea.

                                        • El dia 07.12.2009, Del Califato... dijo:

                                          En el libro de Luis Clemente “Historia del Rock sevillano” se dice que Goma actuó una segunda vez en una fiesta de fin de año bajo el nombre de “Polen”. Pero nunca nadie se ha referido a esa actuación. ¿Sabe alguno de la entendida concurrencia de este post algo de dicho concierto?

                                          • El dia 07.12.2009, carrascus dijo:

                                            Joé, amigo Del Califato… qué largo nos los fías!! Yo, la verdad, es que no tengo ni idea de cómo fue esa actuación. Lo cierto es que en Nochevieja solía estar a otras cosas, jejeje…

                                            Zambombo… tu pregunta también es difícil. Triana dieron muchísimos conciertos, y vete a saber todas las canciones que tocaron en ellos. De todas formas los conciertos se basaban en su primer disco y en las canciones más conocidas de los que iban sacando a continuación, así que seguramente se quedarían muchas sin tocar en directo alguna vez. Como dices tú, en su último concierto solo tocaron una de su disco reciente; supongo que aparte de “Desnuda la mañana”, las demás no las tendrían ensayadas siquiera, no tenían tiempo físico para eso.

                                            Dama, jejeje… el concierto de Hielotrón nunca se nos olvidará a los que fuimos, pero no por la música de Triana, sino por el frío y el aburrimiento previo. Aquello debió ser a medidados o finales de enero; recuerdo que fue no mucho después de Navidad y hacía un frío que pelaba… y más todavía en aquella puñetera pista de hielo. Para más inri, aquello empezó con más de dos horas de retraso y estábamos todos helados. Luego el concierto estuvo bien, pero sobre todo por las ganas que teníamos ya y porque las canciones las sabíamos de sobra y en nuestra cabeza sonaban mejor de lo que realmente lo hacían. En la fecha del concierto aquél todavía solo tenían en la calle su primer disco, así que tocaron todas (creo) sus canciones, y tocaron un par de canciones más que no conocíamos, y que resultaron ser del segundo disco que sacaron meses después… no estoy seguro, pero creo que estrenaron “Rumor” e “Hijos del agobio”… aunque no pongo la mano en el fuego.

                                            Lo que sí recuerdo es el susto que pasaba siempre en el puto autobús que iba al Hielotrón… siempre, siempre iba lleno hasta la bola, sobre todo al salir de allí para volver a Sevilla. Y al incorporarse a la carretera de Utrera en dirección a Sevilla tenía que tomar una curva de 90 grados hacia la izquierda, que hacía que el peso de todos los que íbamos dentro se desplazase al costado contrario del autobús, que se inclinaba tanto que siempre parecía que iba a volcar… os juro que el día de Triana, con el autobús atestado, en aquella curva creí ver el suelo a un metro de mi nariz pegada a la ventanilla…

                                            De la actuación de Goma en el Rectorado ya ha hablado Losmi.

                                            Epi nos recuerda más conciertos y más sitios… La venta Pilín, por ejemplo… ahí vi yo a Hilario Camacho el día que se cagó en la madre que nos parió a todos los sevillanos por haberse propagado desde aquí el rumor de que se había muerto cuando tardó tantísimo tiempo entre la grabación del primero y el segundo disco…

                                            Epi… lo de Imán y Silvio, ¿estás seguro que fue en Arquitectura? Yo lo recuerdo pero no estoy muy seguro de que fuese allí. Eso fue la vez que Silvio se subió mientras los de Imán estaban tocando, reconcentrados en lo suyo, sin que se diesen cuenta de nada, y cuando Silvio se acercó al micro, después de dos o tres traspiés, se puso a cantar “en la vieeeejaa factoríaaaa, iiiiiaaaaa, iiiiiiaaaa, ooooo”, con gran sobresalto de los Imán y la bajada inmediata del micro, que dejó allí a Silvio cantando, pero sin que lo oyese nadie, por lo que los asistentes comenzamos a protestar, ya que lo de Silvio nos parecía más divertido que el larguísimo tema-peñazo que estaban tocando los Imán…

                                            A través del aire… usted es nuevo por aquí, verdad? Me alegro de haberle descubierto nuevas facetas de su banda preferida… y ya sabe donde tiene su casa, para volver siempre que quiera.

                                            • El dia 08.12.2009, ATIKUS dijo:

                                              Estupendo post, como siempre señor Carrascus, la verdad es que Triana no sólo es un grupo fundamental en el Rock andaluz, sino una seña de identidad paa muchos chavales de hoy, digo yo si nadie le ha dado por intentar hacer una peli como ya hicieran con Camarón hace unos años por ejemplo.

                                              saliudos

                                              • El dia 08.12.2009, carrascus dijo:

                                                Pues mire, Atikus… últimamente han salido también películas sobre Smash, sobre Silvio y sobre Veneno. Todo es cuestión de que alguien se proponga otra sobre Triana.

                                                Hoy es 8 de diciembre, y como todos los años, desde hace ya veintinueve, menudearán los homenajes a John Lennon, y la blogosfera se llenará también de ellos. Yo hice ya el mío hace cuatro años, cuando se cumplieron 25 años de su asesinato, así que para que me voy a repetir ahora si podemos recordar aquél con solo hacer click aquí mismo

                                                • El dia 10.12.2009, Icebergbarna dijo:

                                                  Podemos empezar por pedir la Medalla de Oro de la Ciudad para ellos, entrad en http://www.hijosdelagobio.es y descargar el formulario de firmas, no hace falta registrarse. Buen artículo y saludos.

                                                  • El dia 10.12.2009, Ilde dijo:

                                                    Hola,

                                                    un post muy bueno, Carrascus. Y me ha encantado la manera de acabarlo. Muy buena.

                                                    Triana siempre ha estado ahí. Por edad me han quedado un poco atrás pero siempre han estado conmigo sus canciones más conocidas hasta que, ya crecidito, compré uno de tantos recopilatorios. Me viene a la memoria un primo mio que falleció este verano con 39 años al que le encantaba. Tocaba la guitarra como pocos en su grupo de San Pedro “Maldito recuerdo”.

                                                    • El dia 16.12.2009, Gumersindo dijo:

                                                      Medallas de Oro, Olímpicas, Medallas al Trabajo. Goma, Triana, Alameda, Imán, Storm, Chicle, Caramelo… estos grupos pasaron a mejor vida sin pena ni gloria. Ellos mismos se comieron unos a otros y sólos se enterraron. Tenían complejo de sepultureros

                                                      (Required)
                                                      (Required, will not be published)

                                                      Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.