Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
LA BALADA DE LEROY MERLIN
Carrascus

Me váis a permitir que durante los próximos tres días mantengamos abierto de nuevo este post que escribí hace poco más de un año. Y es porque hay una poderosa razón para ello: el tipo raro del que hablamos en él vendrá a tocar a Sevilla el próximo viernes.

El concierto está encuadrado dentro de la programación de Electrochock, que es un ciclo de música electrónica que propone la universidad de Sevilla, y se celebra en la Sala Pista Digital (C/ Madame Curie – Isla de la Cartuja), a las 21:00 h.

El precio de las entradas es de 6€ (o solo tres si eres universitario), y se pueden sacar en el propio local desde dos horas antes del concierto.

Actuará también un dúo sevillano, llamado TENSION Co., del que podéis conseguir información, al igual que de todos los demás músicos que participarán durante los tres días que dura el evento en este enlace que Vidal nos puso en uno de sus anteriores comentarios.

Al final del texto refrito os pondré una pequeña actualización.

Nos vemos allí.

Aunque desde los nueve años estuvo dando clases de piano clásico y este instrumento no tenía secretos para él, no fue hasta el año 2.005 cuando Volker Bertelmann descubrió las complejidades del piano de cola reestructurado y preparado como consecuencia de insertar en su interior tornillos, tuercas y papel para crear nuevos sonidos y efectos. Todo sucedió mientras grababa en los estudios Twin Peaks, en el sudeste de Gales, y de pronto se vió asaltado por un aplastante sentimiento de claustrofobia.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Traffic” (Del “The prepared piano”, 2005)

De pronto pasó de hacer música electrónica con ordenadores portátiles a quedar atrapado en esta nueva tela de araña de querer abrirlo todo y rellenarlo con bolsas de plástico y tapones de botellas. Del interior del piano de cola surgió un inmenso racimo de instrumentos diferentes, sin que mediase ninguna clase de técnica especial. Transfirió las experiencias con el piano preparado de John Cage al mundo sónico de la electrónica post-clásica.

Desde entonces, durante los siguientes cuatro años, Bertelmann, asentado ahora en Dusseldorf, y con su nombre cambiado a HAUSCHKA, se ha establecido a sí mismo como una luz de guía del crossover del nuevo milenio, combinando las sensibilidades electrónicas con esas técnicas post-clásicas que mencionaba antes para crear una música lírica y minimalista que sugiere un profundo conocimiento de las músicas moderna y clásica del siglo veinte. Cuatro años encontrando formas para hacer que el viejo sonido de los grandes pianos suene tan moderno y vitalista como la última pieza musical extraída con la más reluciente tecnología.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Rode null” (Del “Ferndorf”, 2008)

La senda musical de Hauschka ha sido caprichosa y serpenteante. Comenzó como rapero en 1.994, para seguir en el grupo God’s Favourite Dog, un trío electrónico llamado Nonex, otro proyecto llamado Tonetrager, para por fin tener algo más de continuidad en Music A.M., con Luke Sutherland (de Long Fin Killie) y Stefan Schneider (de To Rococo Rot).

En el 2.004 quiso darle alguna salida operativa a la música industrial comercial y editó “Substantial”, su primer disco como Hauschka, nombre que copió del de una compañía farmacéutica alemana porque le encontraba cierto toque de melancolía rusa y le venía muy bien para mantenerse en el anonimato y dar a la vez una sensación europea oriental. Logró más aceptación de la que nunca antes había tenido.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Sequence I” (Del “Substantial”, 2004)

Las melodías que caían como gotas de lluvia y los hipnóticos rítmos de sus dos primeros discos jugaron un papel clave en su éxito, pero fueron las improvisaciones de sus interpretaciones en directo las que se lo dieron. En ellas conjuraba y arrancaba melodías desde el interior de aquel inmenso piano reconfigurado con las artes de la carpintería, los juguetes de plástico, las bolsas de la compra y los trozos de cinta de precintar.

Aquello fue un rompimiento con la electrónica de su tiempo. Los intépretes comenzaba a aburrirse ya de los ordenadores portátiles. La primera vez que tocó en directo de esta forma fue en Montreal, abriendo el concierto para un cuarteto de techno que quedó asombrado con él. No podían creerlo… nunca habían oído nada como eso antes. Les encantaba la aleatoriedad , el aspecto humano que hacía a la música más abierta.

Con su reciente disco, “Ferndorf”, llamado así por su ciudad de nacimiento en Alemania, que significa “ciudad lejana” (por el nombre, a lo mejor es donde vivían los padres de la princesa Fiona, en “Schrek 2”) Hauschka ha llevado aún más allá el sonido extraído del núcleo de su piano preparado, y ha usado una sección de cuerda para ampliar el espectro emocional de su música, escindida en esta obra entre las piezas puramente improvisadas y las composiciones más ordenadas.

Con su disco anterior, “Room to expand”, del 2.007, el patrón de músico-sentado-a solas-con-su-piano ya llegó hasta los límites más lejanos a los que podía llegar, por eso en este disco nuevo ha empleado a ese dúo de cuerdas y lo ha envuelto todo en una suave nube electrónica para conseguir metas más ambiciosas.

Y “Ferndorf” es un triunfo, un intento de Hauschka de capturar en la naturaleza de la música la intemporalidad perdida de su propia infancia… con títulos que traducidos hablan de “descalzo por la hierba”, “nieve recién caída”, este disco consigue evocar todas aquellas emociones. ¿Recordais cuando éramos niños y el día se terminaba pero nosotros no queríamos terminar con él…? Queríamos seguir jugando, queríamos quedarnos más tiempo en la calle… Pues esta música es algo así. Existe una profunda conexión entre las improvisaciones y la niñez de Hauschka; el piano sugiere las sensaciones físicas tales como las gotas de lluvia, el sonido de los pasos, las risas… mientras las cuerdas evocan la profunda melancolía que acompaña a todos esos recuerdos.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Blue bycicle” (Del “Ferndorf”, 2008)

Desde la fecha de publicación de este post para acá, Hauschka editó un disco más, allá por enero o febrero, con piezas que había grabado en las mismas sesiones en las que grabó las de su último disco, el “Ferndorf” del que os hablaba en el texto. Y por eso los temas de este “Snowflakes and carwreks”, que así se llama, son parecidas a las de aquél en cuanto a estructura, yendo más allá de sus interpretaciones con el piano preparado solamente, y acompañándose también por un dúo de cuerda. Al concierto de Sevilla vendrá también con cuerdas adicionales, por lo que seguramente lo que escuchemos en directo será de este estilo… aunque no sé si será buena idea porque aquí está el Hauschka más estático que podemos escuchar.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Eisblume” (Del “Snowflakes and carwreks”, 2009)

De todas formas, a Sevilla parece que viene con dos cellos, y aquí en el disco los instrumentos del dúo se van alternando, a veces suena un violín, o una viola… ya veremos. Hauschka ha dicho a veces que sus mayores influencias son Satie y Debussy, así que ojalá tire por esa senda y se nos muestre más rítmico; ojalá tengamos un piano vivo, e incluso frenético a veces, moderado por la dulzura de los cellos. Sería un contrapunto fantástico.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Tanz” (Del “Snowflakes and carwreks”, 2009)

Categorías: Changing of the guards -

19 Comments

  • El dia 04.11.2009, EulaliA dijo:

    Ya cuando lo publiscaste la primera vez dije que este musico no iba a ser de mis favoritos, y que dificilmente escucharia entero un disco suyo…….. asi que imaginate un concierto 😉

    De todos modos, estoy segurisima de que tanto tu como Vidal lo pasareis estupendamente :) :)

    • El dia 04.11.2009, carrascus dijo:

      Lo pasaríamos mejor si te vinieses tú también, Lali… te animarás?

      • El dia 04.11.2009, losmierdas dijo:

        …el problema de Hauschka en lo que a mi respecta, es que el viernes compite nada menos que con Joe Lovano que actúa en el Teatro Central y para mi eso son palabras mayores, señor Carrascus (contando que haya entradas, que eso no lo tengo controlado de momento)… claro que el problema mayor no es ese, juajua! asuntos domésticos me pueden impedir pisar la calle dos días seguidos y en principio tengo decidido acudir el sábado a la convocatoria de Bedroom Community, que por otro lado tampoco deja de estar en al aire… enfin en estos momentos soy incapaz de programar nada a mas de 24 horas vista…

        aunque a un servidor la teoría de los pianos preparados (John Cage y discípulos) siempre me ha cogido a contrapié, tengo que reconocer que las últimas piezas correspondientes al disco 2009 de Hauschka son muy seductoras, quizás porque la tímbrica modificada del piano se diluye en las armonias de unas cuerdas que sustentan el argumento principal de los temas seleccionados… en cualquier caso trataré de localizar el disco para darle un repaso completo

        como siempre, un placer leerle

        • El dia 05.11.2009, David González dijo:

          Joe Lovano ha suspendido el concierto de mañana viernes por “accidente del artista”. No tengo más información. Saludos.

          • El dia 06.11.2009, losmierdas dijo:

            pués una vez resuelta una incógnita de la ecuación, vamos p´alante (y bien que lo siento por quien hubiera tenido oportunidad de asistir)

            saludos!

        • El dia 04.11.2009, Koloke dijo:

          Carrascus, we’re back.
          Prepárate pa la crónica que se está currando la Lu de los conciertos del R’n’R hall of fame. Te dejo una pequeña muestra:
          http://www.youtube.com/watch?v=09qf2-XQTg4
          Y te aseguro que esto es sólo una gotita en el océano

          • El dia 05.11.2009, carmen dijo:

            Menuda noche!
            Pasadlo de maravilla y luego ¡a contarlo!
            Besitossss

            • El dia 05.11.2009, Antígona dijo:

              Joder, Carrascus, cómo me alegro de que hayas reabierto este post. Debió de coincidir, la primera vez que lo colgaste, con mi época de retiro de la bloggosfera, porque no lo leí entonces. Y ahora este Hauschka y sus creaciones me han parecido un grandísimo y genial descubrimiento. Me he quedado embobada con todos y cada uno de los temas. Será porque el piano es un instrumento que siempre me ha tocado la fibra especialmente. Y con las influencias de Satie y Debussy, que me parece percibir en todos los temas que has puesto, ya es que llego al éxtasis.

              Ando últimamente un tanto obsesionada con las composiciones de Wim Mertens, pero esto, dentro de mis personales gustos, las supera.

              Lástima estar tan lejos de Sevilla. Si pudiera, desde luego, no me perdería en concierto.

              Gracias de nuevo y un beso, amigo Carrascus!

              • El dia 05.11.2009, carrascus dijo:

                Mmmmm… ese tuyo, querida Antígona, es uno de esos comentarios que hacen que valga la pena escribir este blog. Es una lástima que no estés más cerca para asistir al concierto (el único que va a dar en España, por cierto; de aquí se va para Bélgica, Italia, Francia…), hubiese estado muy bien que nos hubiésemos conocido yendo juntos a él. Y más esta vez, que mi amiga de conciertos, Gemma, me ha dicho que estará en Barcelona y de momento parece que voy a ir solito. Aunque seguro que por allí me encuentro algunos conocidos.

                Y ya te contaremos algo, Carmen… aunque no sé exactamente cuando, porque el sábado por la mañana tempranito también salimos de Sevilla nosotros.

                Han vuelto Koloke y Lu de New York. A ver esa crónica de Lu sobre el concierto del 25 aniversario del Hall of Fame. De momento he visto el video de tu enlace, amigo Koloke… aunque para ver a Fogerty y al Boss tampoco había que ir tan lejos, jejeje… a los dos los hemos visto por aquí cerca hace muy poco. Aunque no tocando juntos, eso sí. He visto también el que has enlazado anca’l Maese con Lou Reed y Metallica haciendo el “Sweet Jane”.

                Y bueno, amigo Losmi… a usted ya le he contestado por vía interna, agradeciéndole los escaneos de Storm. Que vaya todo bien con esos asuntos domésticos. Un abrazo.

                • El dia 05.11.2009, lu dijo:

                  ¡Hola a todos/as! Acabo de terminar la crónica. Un verdadero parto, Carrascus, no sé de dónde sacas tiempo para hacer entradas tan largas y curradas, ahora te admiro más todavía. Después de esto me mantendré en mi línea de una fotito, dos chorraditas y a juí. Voy a escuchar a este hombre que nos propones a ver si me despejo.
                  La Merry te manda besos, ya te los daré en persona junto con los míos. Te vas a poner morao, campeón!

                  • El dia 05.11.2009, carrascus dijo:

                    Heeeeyyyyyyyyy……….! tía, vaya currazo te has pegado con la crónica. Es fantástica, yo si que te admiro a tí, joé; que a mí ya me van saliendo más por experiencia que otra cosa, pero lo tuyo es visceral.

                    A ver los demás, os aconsejo encarecidamente que pinchéis sobre el nombre de Lu en el comentario de arriba, y pasaréis un rato agradabilísimo y sobrecogidos de envidia leyendo lo que vió esta tía en el Madison Square Garden. El texto es divertidísimo (y los piés de foto ni te digo, si logras leerlos, jejeje… que vaya letra chica, niña), pero aunque solo sea por las emociones que se le vienen a uno con el desfile de nombres y lo que se intuye que uno sentiría en el lugar de Lu, ya vale la pena.

                    Espero muy pronto esos besos. Y haz caso a lo que el Koloke te comenta en tu entrada.

                    • El dia 05.11.2009, carrascus dijo:

                      Cierto, David… preste oído Losmi, que usted a lo mejor pensaba ir… Joe Lovano sufrió una caida el martes en Barcelona y se jodió un hombro, por lo que hubo de ser hospitalizado. Mañana en el Central le sustituye Kenny Wheeler. Así que si os da lo mismo oír una trompeta que un saxo, no devolváis la entrada.

                      • El dia 06.11.2009, losmierdas dijo:

                        Kenny Wheeler ya estuvo en el Central hace unos años, con el sexteto de Dave Holland, en un concierto memorable… fuf, se abre la incógnita de nuevo!

                      • El dia 06.11.2009, Antígona dijo:

                        Me alegro aún más entonces, amigo Carrascus. Más porque, lo sabes bien, no es la primera vez que me pasa. Me refiero a eso de descubrir a través de tu blog músicas que una desconocía totalmente y con las que de repente encuentra una inesperada, maravillosa conexión. Quizá en mi caso no tenga tanto mérito, dadas las enormes lagunas que en este terreno tengo, qué le vamos a hacer. Pero al menos soy consciente de este hecho y las ganas de seguir descubriendo no se me agotan. Y por eso mismo visito con toda la frecuencia que puedo tu página -lamentablemente, no tanta como la que desearía, contando sobre todo con la velocidad con la que posteas :P- y nunca dejo de aprender de ella. Así que ahí queda, por supuesto, mi más sincero agradecimiento y nunca dudes de que lo que haces en tu blog vale mucho, pero que mucho, la pena.

                        Lo de conocernos en algún concierto interesante tendrá que esperar a una próxima ocasión. Y si se dá por los Madriles y planeas venirte para acá, mejor que mejor, que es por donde ahora vivo y lo tendría más fácil.

                        Más besos!

                        • El dia 06.11.2009, Maese Rancio dijo:

                          Como ya reconocí en otra entrada soy un completo ignorante en el tema de música electrónica, pero bajo mi punto de vista no le veo yo la electrónica por ningún lado a la música de Hauschka.

                          Siguiendo con el mismo tema, por fin pude pillarme La trilogía de la muerte de Elaine Radigue. Oiga, ¿eso se escucha sin anestesia o hay que tomarse algo antes? Tela, Don Carrascus, pero tela marinera.

                          Y ya por ultimo veo que cuando escribe Shrek se le cuela una “c”. Ya le ha pasado otra vez. Hala, como castigo tiene que ver tres veces seguidas la tercera parte que es mala de verdad. La primera es genial, la segunda también me gusta aunque ya no sorprende, sin embargo la tercera desmerece a las otras dos.

                          Que usted disfrute del concierto. Y todos los que vayan, claro.

                          • El dia 07.11.2009, carrascus dijo:

                            Hombre, Maese… creo que en el post no se le aplica en ningún momento el término de “música electrónica” a la que hace Hauschka. Y si le han integrado en el cartel de un ciclo de música de esa clase, pues bienvenido sea. Además… aunque tanto el piano como los cellos sean instrumentos totalmente acústicos, su sonido debe ser recogido y amplificado electrónicamente en el concierto, no? Pues eso…

                            Anoche lo pasamos bien. La chica y el chico de Tension Co. ofrecieron unos sonidos, ruidos, planeos, que nos recordaban constantemente a Edgar Froese y a los Tangerine Dream más díficiles, y que resultaron un poco fríos y aburridos, sobre todo debido a lo espartano de su puesta en escena: los dos allí sentados detrás de una mesa, a los que solo se les veían las cabezas por encima de sus laptops abiertos, y el único efecto era como sus caras se iban iluminando más o menos en función del reflejo de lo que hubiese en sus pantallas. Era una pena que quedase tan solitaria la pantalla grande que tenían detrás. El Profe Franz y yo estuvimos comentando que los conciertos como éste deberían estar acompañados de unas proyecciones con las que tener un contacto visual más sugerente. Anoche, por ejemplo, en la pantalla que tenían detrás podíamos haber estado viendo lo que ellos hacían en sus ordenadores y tenían en sus propias pantallas, igual que vemos como tocan los instrumentistas convencionales… porque, en realidad quien nos dice que todo lo de anoche no estaba ya grabado y ellos solo se limitaron a darle al play, y mientras duraba el concierto lo que hacían era buscar cosas en el Google…?

                            Y después llegó Hauschka, acompañado de dos chicas con sus cellos, que fueron las que comenzaron el concierto tras la presentación del propio pianista… por cierto, ¿qué pensaría que iba a ver el tío que se sentó detrás mía, que lo primero que comentó al llegar fue “hostia, si se han traido un piano y tó!!!”?

                            Las melodías que el mahara éste del piano tuneao saca de su instrumento son increíbles, preciosas, magníficas. Y la diferencia de tímbrica de su piano modificado con respecto a los normales se aprecia mucho más en directo que en los discos. Y de ahí viene la unica pega que le puedo poner sobre su actuación. Yo hubiese querido que fuese más plural… que fuese tuneando y cambiando los sonidos del piano a medida que avanzaba el concierto, y no traerlo ya preparado de antemano y solo añadir dos o tres detallitos… una cadenita, una especie de palitos chinos, una moneda o un trozo de metal con el que un par de veces se acompañó con lo que podíamos llamar “percusión minimalista”…

                            Y que el concierto me supo a poco. Fue demasiado corto. Y eso me jodió bastante además por otra cosa. La cerveza me hizo tener que ir a mear en un determinado momento… así que para no molestar, esperé a que terminase una de las piezas, todavía no llevaba demasiadas, para salir. Tardé un poquito porque los servicios eran kafkianos, una caracola con seis retretes, de los cuales tres estaban inservibles, por lo que solo quedaban la mitad para chicas y chicos mezclados, como los servicios de Ally McBeal. Y además, las puertas tenían unas bisagras defectuosas que hacían que no pudiesen cerrarse, y volviesen a abrirse de par en par, por lo que había que estar meando con una mano y sujetándola con la otra… o como esto podía resultar un escorzo complicado, dejarla abierta y ya está. Para nosotros, que meamos de espaldas a la puerta, no es gran problema, pero ya me diréis para las chicas… así que como en aquel momento solo estábamos una señorita y yo, me ofrecí amablemente a sujetarle la puerta desde fuera…

                            Ese ratito, y otro ratito más en buscar más cerveza, hizo que cuando entré de nuevo en la sala y me quedé en la puerta esperando a que terminase esta pieza para reintegrarme de nuevo a mi asiento, resultase que ya no era necesario porque ésta era la última. Y lo peor de todo es que me perdí cuando Hauschka fue sacando y mostrando todos los cachivaches y artilugios que tenía dentro del piano para trucarlo. Según Alicia, la chica que me acompañaba anoche, “el tío tenía una tienda de los 20 duros entera metía dentro del piano”

                            Así que tuve que conformarme con ver desde la puerta (con muy buena visión, porque la tapa levantada del piano dejaba ver su interior reflejado en ella) como Haushcka derramaba una bolsa de pelotas de ping-pong dentro de él y las hacía botar una vez y otra sobre sus mecanismos a medida que desgranaba la pieza de sonido más convencional de toda la noche.

                            Dicen que lo bueno, si breve, dos veces bueno… pero yo anoche no estuve nada de acuerdo.

                            Una cosa, amigo Maese… esta trilogía de Elaine Radigue es una de las obras electrónicas que le recomendo el Vidal, no? A lo mejor se pasó un poco haciéndole escuchar a un neófito como usted este monumento al minimalismo, jejeje… tenga cuidado con el volumen, no vaya a ser que los graves revienten los subwoofers de su equipo de sonido…

                            Y amiga Antígona… prometo avisarla si algún día voy a Madrid a ver algún concierto. Un beso.

                            • El dia 07.11.2009, Maese Rancio dijo:

                              No me refería a usted cuando dije lo de música electrónica, sino precisamente a que habían metido a Hauschka dentro de un festival denominado así.

                              Y visto desde su punto de vista, Sinatra también hacía música electrónica, ¿no? 😉

                              En fin, antes de probar otra vez con Elaine Radigue me pasaré a visitar a mi camello a ver que me recomienda :-)

                            • El dia 07.11.2009, NoSurrender dijo:

                              Me ha gustado mucho la musical de Hauschka. Es un placer venir aquí y encontrar (por fin) cosas nuevas que me seducen. Más que un placer, es un lujo. Espero que disfrutaras el concierto.

                              • El dia 10.11.2009, Microalgo dijo:

                                Estoy con Lali… pero lo mismo en concierto es una juerga, el hombre.

                                Lo mismo no.

                                Besotes!

                                (Required)
                                (Required, will not be published)

                                Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.