Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
RADIO ACTIVIDAD
Carrascus
Para todos los que, como yo, no podrían vivir sin la magia de la radio.

En febrero de 1.957, un conductor de trenes de Stockport llamado John Axon salvó a otras personas en un accidente de ferrocarril en Derbyshire, muriendo él mismo en el intento. Su valor fue premiado de manera póstuma con la Cruz de San Jorge, pero aquella tragedia tuvo un significado cultural mucho más profundo.

Charles Parker, un extravagante excomandante de un submarino durante la anterior Guerra Mundial, reconvertido actualmente en productor de la BBC, se puso en contacto con el radical actor, compositor y cantante Ewan MacColl, y con Peggy Seeger, una joven americana que tocaba el banjo con él en sus viajes a través de Europa, para colaborar en un documental radiofónico sobre el desastre de aquellos trenes.

Pasaron horas entrevistando y grabando a los familiares, amigos y compañeros de trabajo de John Axon, y desafiando todas las convenciones de la BBC, decidieron usar aquellas grabaciones reales en lugar de las habituales voces en off de los locutores y actores de plantilla para contar la historia.

Ewan MacColl escribió y adaptó conmovedoras canciones para enlazar la narración; Peggy Seeger hizo los arreglos, y Charles Parker tomó los estudios una noche para hilvanarlo todo de forma laboriosa, mezclando la potente música de MacColl y Seeger con los emotivos pensamientos de los trabajadores.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“John Axon was a railway man” (De “The Ballad of John Axon”)

John Axon era un ferroviario que nació y creció entre trenes de vapor.
Era el maquinista de una locomotora de Edgeley.
Durante cuarenta años trabajó y sirvió al ferrocarril.
Y perdió la vida en una de sus vías un día de febrero.

Ministro de Transportes y Aviación Civil, 10 de Julio de 1.957

Señor:

Tengo el honor de informarle del resultado de mi investigación sobre la colisión que tuvo lugar el sábado, 9 de febrero de 1.957, cuando a las 11,05 de la mañana el tren de mercancías de Buxton a Arpley perdió el control cuando estaba descendiendo un paso inclinado en una colina, y alcanzó y colisionó violentamente contra la parte trasera del tren de mercancías de Rowsley a Edgley. Lamento informarle que el conductor Axon, y el guarda del tren de mercancías de Rowsley, resultaron muertos.

Presentamos: “La Balada de John Axon”. La historia real de la vida de un ferroviario contada por los hombres que le conocieron y trabajaron con él, y convertida en canción por Ewan MacColl.

El año era 1.957, la mañana brillante y alegre,
El 9 de febrero John Axon iba conduciendo.
Iba en una locomotora de clase 8 desde Buxton.
En el camino a Chapel-en-le Frith su freno de vapor se averió.

Era una cuesta abajo de siete millas desde Bibbington Top. Oh, Johnny.
Era una pendiente del 58 por ciento y tú no tenías frenos. Oh, Johnny.
Las máquinas cogieron velocidad y la potencia se liberó; era una oración lo que hubieses necesitado.
Pero nunca la rezaste, Johnny.

Era el infierno de hierro, era una mercancía funeraria. Oh, Johnny.
Era el final de un sueño de acero y vapor. Oh, Johnny.
Hay un mundo en tu cabeza y tú tienes que abandonarlo, hay vida más allá,
Pero tú nunca la verás, Johnny.

Los jerarcas de la BBC quedaron horrorizados tanto porque sus preciosas ondas hertzianas quedasen contaminadas por las coloquiales palabras de las rudas voces de miembros de la clase trabajadora (por Dios…! ¿Cómo pueden decir por la radio “bloody” o “bugger”…?), como por las poco ortodoxas prácticas de aquellos tres pintorescos personajes que lo sacaron adelante. No querían emitirlo; “problemas técnicos”, adujeron.

Pero, no se sabe exactamente por qué razones, “La Ballada de John Axon” terminó por salir al aire en 1.958 y fue un éxito instantáneo, cosechando premios y aplausos de la crítica, e incluso contó por fin con la aprobación de la BBC, cuyo director general dijo del documental que “era el programa de radio más originalmente concebido, más brillantemente realizado y más emocionante que había oído nunca”.

Para Charles Parker aquello fue el comienzo de un viaje iniciático. Antes de conocer a MacColl y a Peggy él era muy religioso y un conservador convencido, porque así habían sido su cuna y su educación. Pero una vez que se vio envuelto en estos programas, y vio la clase de experiencias y condiciones a las que se enfrentaban diariamente trabajadores como los mineros, rápidamente percibió que las difíciles situaciones por las que pasaban y las injusticias que sufrían eran culpa del capitalismo. “¿Cómo puede uno sentirse superior en presencia de hombres que parecen haberlo experimentado todo, y que pueden hablar coherentemente de cualquier cosa bajo el sol? Conocer a los mineros y tener esta rebelación fue el principio de mi real educación…” El nacido fervor por sacar a la luz estas luchas sociales le llevó a simpatizar con el marxismo a la vez que se convertía en un apasionado defensor de la música folk. Desde ahora su vida se guiaba por el obsesivo deseo de convertir estos nuevos programas en una forma de arte por sí mismos.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“I think it’s the soil” (De “Song of a road”, sobre la construcción de la Autopista M1)

Creo que es la suciedad, creo que es la suciedad. Quiero decir… se pueden seguir los rastros hacia atrás…

Al principio fue la tierra.

Entonces, cuando uno cava en el suelo se da cuenta del montón de mierda de verdad en la que vivimos.

La tierra se calentó, las montañas, los valles y los mares se formaron,
Ascendieron remolinos de gases,
El sol en los cielos quemó los dientes de sierra de las montañas.

Cuando estás cómodo en tu asiento,
En el frío y en el calor,
Nunca piensas que la has tenido que levantar.
Dándote una paliza cada una de las horas del día,
Trabajando entre antiguas capas de mugre.
Gatos y máquinas excavadoras,
Tractores de oruga,
Levantando torres de perforación y grúas.
Ya sea en una torre, un bulldozer o un foque,
Estás entre antiguas capas de mugre.

Pero es interesante que por encima de todos estos materiales… la caliza recubre la arcilla de Gault, la cual recubre la arena verde de glauconita, la cual recubre la arcilla de Oxford, recubriendo los grandes depósitos del jurásico y las capas de Lias, y todas estas capas se van haciendo más antiguas a medida que profundizamos… algunas hasta de 250 millones de años de antigüedad ¿sabes?.

Rocas y acantilados y montañas rotas, aplastadas y trituradas bajo el hielo, han cubierto los desnudos huesos de la tierra en las llanuras y valles.

Cuando te están esclavizando cada hora del día
Nunca piensas que las has tenido que levantar,
Te estás dando una paliza constante, y lo estás haciendo bien,
Estás trabajando entre antiguas capas de mugre.

Aunque yo no soy geólogo, estoy fascinado por esto. Por ejemplo, esas grandes máquinas que usamos guardan un sorprendente parecido con los monstruos prehistóricos. Pensar que nuestra imitación de los monstruos prehistóricos trotan por ahí desenterrando fósiles que tienen millones y millones de años…

Gatos y máquinas excavadoras,
Tractores de oruga,
Levantando torres de perforación y grúas.
Ya sea en una torre, un bulldozer o un foque,
Estás entre antiguas capas de mugre.

Durante los siguientes seis años, Charles Parker, Ewan MacColl y Peggy Seeger, hicieron más baladas radiofónicas (Radio Ballads) con el mismo formato de música y palabras reales, sobre otros asuntos como la construcción del M1 (la primera autopista británica, en la que se emplearon 19.000 obreros, en su mayoría irlandeses), las industrias pesqueras y mineras, la comunidad gitana o las penosas realidades de la polio. MacColl escribió muchísimas grandes canciones, y las Baladas revolucionaron la radio británica y le dieron relevancia y un contexto moderno a la revitalizada música folk. No en vano otro de los principales aspectos de estos programas era demostrar que Gran Bretaña tenía una cantidad de canciones populares tan ámplia, y tan fuertes y pegadas al pueblo como cualquiera de las que formaban parte de las tradiciones americanas.

Los temas centrales de estas Baladas eran el peligro y la muerte, cosas que eran bastante familiares para los músicos de folk, ya fuesen producto de los accidentes industriales y del transporte (ferrocarril, pesca y minas) o de la polio y el boxeo (“The body blow” y “The fight game”). Inevitablemente, las Baladas de más éxito eran las impregnadas del humor cotidiano y la generosidad de espíritu de la gente normal de clase obrera; humor y generosidad de la que podían perfectamente haber andado escasos en vista de su situación. Estas cualidades tenían para ellos una gran capacidad de recuperación, y de no haberlas poseído, además de su camaradería y solidaridad, para aplicarlas a la industria y a la vida, su penosa existencia hubiese sido casi siempre algo insoportable.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“A miner has to possess that sense of humour” (De “The Big Hewer”, sobre los mineros del carbón)

El minero tiene que tener sentido del humor. Una cara triste en el subterráneo no te lleva a ningún lado, y aunque estés muy triste y muy abatido, tú tienes que participar, con tu ingenio, en cualquier cosa que se te ocurra, demostrando que estás vivo y que te has olvidado de las cosas de fuera. No podría soportar el subterráneo sin humor.

Podemos trabajar y podemos luchar, podemos cantar y contar una historia,
Ya sea que vengamos de Durham, o Northumberland, o Gales.
Deja que la jaula baje.
Vamos y pillemos la cerveza local, únete a nosotros y toma unas cuantas,
Siéntate y cuenta una historia o dos, y si la historia no es verdadera
Ni es de aquí ni de allá
Deja que la jaula baje, deja que la jaula baje.

Entonces uno de los superhombre dijo un minuto Jack, dijo, quiero verte. Entonces Jack dijo ¿para qué es para lo que quieres verme? Dijo el otro, ¿tienes chirivías (una planta parecida al apio)? ¿En el jardín? El otro dijo, sí. Adiós, tío, dijo el otro, bonitos y grandes. Entonces mira, Jack, dijo el otro, ¿podrías decirme como son de grandes? Jack dijo ¿por qué? Porque me han dicho que las raices son tan profundas que atraviesan el suelo y llegan hasta la mina, y los ponies no pueden pasar con ellas.

Un viejo compañero de mina, Dai Maddy le llamaban, montaba un enorme caballo en una veta baja, en un nivel bajo. Entonces cuando vino el bombero, pasar con aquel techo era muy, muy difícil, y el bombero le dijo, bueno, lo que tienes que hacer, es cortarle un poco las patas, para que así el caballo sea más bajo. Entonces Dai le miró y musitó algo entre dientes, y el bombero siguió su camino. Se volvieron a encontrar sobre una hora más tarde, y el tío vio a Dai avanzar dandose cabezazos en el techo. Y le dijo ¿qué coño estás haciendo, Dai? Te dije que le cortaras un poco las patas. Y el otro dijo, mira tío, no te quedes conmigo; son las orejas lo que tiene arriba, no las patas…

Cuando Isaac Lewis se murió, ¿qué creeis que hicieron con él?
Lo vendieron como antracita a 20 libras la tonelada.

Él tenía un buen remedio para un mal techo, Isaac lewis. Le dijo al jefe que él tenía un remedio.
Dejar el carbón debajo.

Deja que la jaula baje.
Vamos y pillemos la cerveza local, únete a nosotros y toma unas cuantas,
Siéntate y cuenta una historia o dos, y si la historia no es verdadera
Ni es de aquí ni de allá
Deja que la jaula baje, deja que la jaula baje.

Trabajé en una mina en América. Y no podéis haceros una idea del tamaño que tenía. No se acababa nunca, tíos. Entré en la sala de máquinas, y el tío estaba totalmente dormido. Así que le despertamos. ¡Dios bendito! ¿estabas dormido? Hay hombres ahí dentro que dependen de tí. Y el tío dijo ¿qué día es hoy? Oh, es martes, le dijimos. Ah bueno, entonces está bien, dijo él, no salen hasta el jueves…

Deja que la jaula baje.
Vamos y pillemos la cerveza local, únete a nosotros y toma unas cuantas,
Siéntate y cuenta una historia o dos, y si la historia no es verdadera
Ni es de aquí ni de allá
Deja que la jaula baje, deja que la jaula baje.

El equipo tuvo que enfrentarse, por supuesto, a múltiples adversidades y tribulaciones para conseguirlo; grandes problemas que a veces amenazaron esta fórmula pionera de hacer radio: equipo muy limitado, interminables problemas técnicos, las anticuadas actitudes y conservadores hábitos de la BBC. Para las grabaciones de las personas tenían que usar enormes y pesados magnetofones, que todavía estaban lejísimos de los cassettes grabadores, y a años luz de los grabadores digitales. Con aquellos cacharros grabaron cientos de horas de entrevistas. Luego MacColl y Peggy tenían que bucear entre todas ellas para seleccionar las que se iban a usar en los programas. Después Charles Parker, de forma manual, cortaba y empalmaba los pedacitos de cintas que necesitaban para ser intercalados con las canciones. Al final de todo ese proceso se juntaban los músicos, los técnicos y otros profesionales radiofónicos de forma simultánea, para unir aquellos elementos y esforzarse en que quedase un programa perfecto, la mayoría de las veces pasando todos allí horas y horas repitiendo sesiones muy complejas hasta que conseguían exactamente la calidad que querían Parker y MacColl.

Además de los tres protagonistas, en estas Baladas hubo también envueltos un gran número de cantantes de folk y de jazz, tales como Ian Campbell, un jovencísimo Dave Swarbrick, el legendario Bert Lloyd, Jimmie McGregor, o Alf Edwards, un genio de la concertina y único músico que participó en todas las Baladas aparte de Peggy… una vez tan solo, en la Balada dedicada al pueblo gitano, “The travelling people”, la última de las que realizaron, en lugar de usar cantantes de folk metieron en el estudio a cantantes gitanos que formaban parte de la gente a la que habían estado entrevistando para documentar el programa. Aquellos completos desconocidos recibieron una gran atención por parte de la audiencia, e incluso les llamaron para conciertos y grabaciones, por lo que encontraron una vida en la música dando a conocer sus tradiciones Belle y Sheila Stewart, gitanas de Blairgowrie; Elisabeth y Jane Stewart, de Fetterangus, o Joe Heaney, uno de los gitanos de Connemara.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“If you took a traveller” (De “The travelling people”, sobre los pueblos nómadas británicos)

Si tú coges a un gitano y lo pones en mitad del desierto, encontrará la forma de vivir allí.
Él incluso podría venderle arena a los egipcios.
Son apañaos.

Se dice por ahí que soy un pícaro, un gitano liante,
Un afilador asqueroso y vago, pero en realidad soy muy apañao.
Viajo p’acá y p’allá, conozco cada rincón de la nación,
Y puedo siempre echar una mano en cualquier ocupación.
Soy un manitas errante, entiendo de todos y cada uno de los oficios,
Y si quieres saber mi nombre, llámame “el apañao”.
He sido un manitas errante con la talega al hombro,
He hecho pucheros y cacerolas, todos a mano, con mis tijeras de cortar latón y mi soldador;
Puedo arreglar una silla o cazar una liebre o hacer una mesa de mimbre,
Y cuando hay que afilar cuchillos, nadie se da más maña.
Soy un manitas errante, entiendo de todos y cada uno de los oficios,
Y si quieres saber mi nombre, llámame “el apañao”.

Él no tiene jefes, ni casa, él puede buscarse la vida sacando brillo a los zapatos, puede ganar dinero con la ropa usada.

He vendido cestas y canastos y estropajos hechos de brezo,
He trabajado en miles de campos, con cualquier clase de tiempo.
He recogido bayas en Blair y he recolectado más de una tonelada,
He recogido remolacha y pelado rábanos, he arrancado mala hierba.

Trabajos de agricultura, cosas de madera, arreglar paraguas, luchar en un ring, tratante de caballos, cambiando continuamente. Recolectar fruta, recolectar patatas, moler la cosecha, remendar esterillas.

Muchas veces he comprado y vendido un caballo, un potro semental y un rebaño de yeguas;
Los he entrenado durante el invierno y los he vendido en las ferias de caballos.
En Barnet y en Appleby me conocen bien en esa época,
Siempre me verás en Brough Hill, al igual que en Kirkby Stephen.
Soy un manitas errante, entiendo de todos y cada uno de los oficios,
Y si quieres saber mi nombre, llámame “el apañao”.
En invierno, cuando los días son más cortos, andamos cerca de las ciudades,
Con nuestras cestas bajo el brazo mientras las vamos pregonando.
Vamos por ahí mientras intentamos vender nuestras mercancías y tiras de encaje,
Pero por cada puerta abierta hay diez que nos cierran en la misma cara.

Vas a las casas de las señoras, grandes casas, llamas a la puerta y la señora sale. Va usted a comprar a una afortunada gitano hoy, querida, venga y le leeré su suerte en la palma de la mano, y le diré su pasado, su presente y su futuro. Ya sabe, querida, los gitanos somos como poetas, hemos nacido así, no lo hemos aprendido. Venga y le leeré la buena fortuna.

Me encontrarás en las obras de edificios currando con el pico y la pala;
Trabajaré hasta que me duerma de cansancio, por encima de la suciedad y el ruido.
Me encontrarás en las torres de alta tensión o levantando estructuras de acero,
Gateando como una mosca humana y siempre esperando la muerte.

Bueno, yo eché el primer cemento en Hatfield New Town, en aquellos trece bloques de almacenes, y lo estuve echando hasta la última viga.

En verano vamos a las granjas y hacemos trabajos de pintura,
Y a veces me pongo de rodillas para echar telas asfálticas.
Y cuando los días de verano han pasado y llega el invierno vamos a robar,
Me encontrarás entre basuras y harapos y trabajando en la compra-venta de chatarra.

Soy un hombre útil para la comunidad.

Soy un manitas errante, entiendo de todos y cada uno de los oficios,
Y si quieres saber mi nombre, llámame “el apañao”.

Parker y MacColl ya han fallecido, y del trío es Peggy la única que continúa con vida, cosa que tampoco es extraña ya que ella era significativamente más joven que los dos hombres. Aún así la hicieron responsable de la mayoría de los arreglos musicales de las Baladas.

Hay que tener en cuenta que los programas comenzaron a emitirse en 1.958, cuando la televisión todavía no se había convertido en un medio de masas para los productores ni para el público. Para 1.964 ya era imposible realizar este tipo de programas ya que la financiación necesaria había sido casi totalmente erosionada porque la BBC desvió todos sus fondos hacia el entretenimiento visual, mucho más popular, para competir así con la cadena de televisión establecida comercialmente que era la ITV. Una hora de “Radio Ballads” costaba lo mismo que una hora de televisión, veinte veces más que cualquier programa normal de radio.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“I often think back” (De “The body blow”, sobre la psicología del dolor)

Yo. A menudo. Pienso en el pasado… Trabajé en la Ford, en la cadena de montaje de turismos.
Inútil.
Me aferré a ello desesperadamente.
Trabajé en la Ford.
Uno no es dueño de su cuerpo.
Trabajé.
Si yo hubiese sido un perro habrían tenido que sacrificarme.
Trabajé en Dagenham.
No quería que nadie estuviese a mi lado.
Siempre igual.
El peor mes lo pasé muy sola porque así tienes tiempo para pensar.
Y nadie podía ayudarme, pero me pregunto… algo bueno podré hacer. Una madre minusválida, que no es capaz de cuidar a su hijo, que no soy capaz de cuidar a mi marido, que no soy capaz de hacer nada. Siempre igual.

Las manos que fueron ágiles y fuertes, los mejores sirvientes que se podrían tener,
Débiles y tullidas ahora, ¿por qué me ha pasado esto a mí?

Uno ya no tiene más el control. Uno ya no controla nada.

Piernas fuertes y hermosas para caminar y correr y bailar también.
Débiles y tullidas ahora. ¿por qué te ha pasado esto a ti?

Le guardas rencor a tu cuerpo porque no puedes hacer las cosas que quieres. Uno le guarda rencor a todo.
Uno le guarda rencor a la vida.

¿Qué me depara la vida?
¿Arrastrame con muletas, ese será mi destino?
¿Caminar como un anciano, una pulgada por pasito?
¿Tener que respirar con una bomba?
¿Mantenerme en una silla de ruedas?
¿Ser un vegetal en la cama, como un bebé en su cuna, hasta anquilosarme y pudrirme?

Serví en todas partes durante la guerra y nunca recibí ni un rasguño. Por eso me hace reir el pensar que ahora no puedo ni moverme. Todos estos últimos años.

Pero a pesar de todos los inconvenientes técnicos de los que hemos hablado ya, y de la falta de presupuesto que finalmente hizo desaparecer a las Baladas, éstas estuvieron a punto de irse al traste después de emitirse solo la primera de ellas. Y la culpa la tuvieron los ideales que entraban en conflicto provocando grandes tensiones entre los tres miembros más importantes del equipo. Ya hemos visto que aunque Charles terminara convirtiéndose en un marxista convencido, su personalidad chocaba frontalmente muchas veces con la de los otros dos y con los planteamientos de éstos a la hora de montar los programas, aunque fuese un admirador de Ewan desde el mismo instante en que lo conoció. Ante los ultimatums de Ewan y Peggy por tener la última palabra en como debían quedar las Baladas, y sus amenazas de dejarlo todo, y las respuestas de Charles diciéndoles que de hacer eso se perderían el futuro de la radio y se pasarían la vida siendo unos folkloristas de medio pelo como hasta ahora, no tuvieron más remedio que llegar a una “entente cordiale” que terminó por dar sus frutos y por unirles más.

Pero las turbulencias que casi tiraron por tierra la segunda Balada, “Song of a road”, fueron intensísimas. Ewan MacColl, que se había terminado de enamorar de Peggy (¿has visto como ésta le sonríe en la segunda de las fotos?), aunque era veinte años mayor que ella, durante la preparación y realización de la primera de las Baladas, la había dejado embarazada (de su hijo Neill, pareja musical de Kathryn Williams). Y Charles Parker no aprobaba esta relación y así se lo hacía saber a ambos, sobre todo a ella. Pero a la vez que a Peggy, MacColl había dejado embarazada también a su esposa Joan Littlewood (de su hija Kristy), una de las grandes innovadoras del teatro del siglo veinte. Sus problemas conyugales eran agobiantes… pero no resultaron ser los peores.

Peggy se encontró con el problema añadido de que estaba trabajando en Inglaterra sin permiso de trabajo y cuando la descubrieron pasó una noche en un calabozo de la comisaría antes de ser deportada a la mañana siguiente. Sin ese permiso de trabajo, la BBC no podía hacerle un contrato, y como no tenía contrato, el gobierno no le daba permiso de trabajo. Una pescadilla que se muerde la cola que en realidad tenía su origen en los archivos de la CIA, que tanto a ella como a Ewan les tenía en una lista negra de comunistas; cosa que en realidad eran, y demostraron palpablemente cuando estuvieron actuando en Moscú y en Pekín, desoyendo el “aviso” del gobierno americano, poco antes de comenzar con la serie de Baladas.

Peggy y Ewan eran un equipo. Sin Peggy, tampoco participaría Ewan en los programas. Por su parte, a Charles Parker no paraban de presionarle para que sustituyera a Peggy con otro colaborador, algo que él rehusó con mano firme, e intentó por muchos medios, aunque sin resultado alguno, convencer al Ministerio de Trabajo de la necesidad de la vuelta de la chica. Les habló de la cantidad de libras que perderían si no seguían con los programas, del peligro de que Ewan pusiese su talento al servicio de la radio comercial, la odiada Radio Luxemburgo que tanta competencia comenzaba a hacerle a las tres emisoras de la BBC estatal. O peor aún, que se pasase a la televisión. No consiguió nada…

En cualquier caso, aquel permiso no iba a ser necesario, porque Ewan quería a Peggy sobre todas las cosas y tomó las riendas. Convenció y envió a Alex Campbell, un cantante de folk escocés, a París, para que hiciese un matrimonio de conveniencia con ella y así poder volver a Gran Bretaña con los papeles perfectamente en regla.

Por fin, “Song of road” pudo terminarse y Ewan MacColl se separó de su esposa para casarse con Peggy Seeger, junto a la que tuvo una larga vida personal y profesional. Del naciente amor que Ewan profesaba por ella nos queda como testigo una de las canciones más maravillosas de la historia, “The first time ever I saw your face”, que sin duda conoces por la interpretación que hizo de ella Roberta Flack, e incluso por otra magistral que hizo hace unos años Johnny Cash… pero seguro que nunca has oído la versión original en la propia voz de la chica para la que Ewan la compuso…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“The first time ever I saw your face”

La primera vez que vi tu cara
Pensé que el sol salía en tus ojos
Y la luna y las estrellas eran regalos que le hacías
A la oscuridad y a los cielos vacíos, amor mío,
A la oscuridad y a los cielos vacíos.

La primera vez que besé tu boca
Y sentí tu corazón latir junto al mío
Como el corazón tembloroso de un pájaro cautivo
Que estaba allí a mi disposición, amor mío.
Que estaba allí a mi disposición.

Y la primera vez que me acosté contigo
Sentí tu corazón tan cerca del mío,
Y supe que nuestra alegría llenaría el mundo
Y duraría hasta el fin de los tiempos, amor mío.
Duraría hasta el fin de los tiempos, amor mío.

Y aunque no sea relevante para nuestra historia, seguro que te has estado preguntando todo el rato si esta Peggy Seeger tiene algo que ver con el famosísimo cantante de folk Pete Seeger… pues en realidad sí. Los dos eran hijos del mismo padre, Charles Seeger; que tuvo tres hijos con su primera esposa, Constance, el más pequeño de los cuales era Pete, antes de volver a casarse con Ruth Crawford, con la que tuvo alguna descendencia más. Peggy Seeger fue la segunda hija de este nuevo matrimonio.

13 Comments

  • El dia 16.08.2009, Diciembre dijo:

    Toda una declaración de intenciones las de éstos chicos con su programa de radio y esas baladas. Un verdadero homenaje a la clase obrera.
    Así que Peggy es hermana de Pete, el mismo que interpretó el estupendo tema de Guthrie ‘This land is your land’, junto con el Boss, en la toma de posesión de Obama. Muy interesante todo…

    • El dia 16.08.2009, losmierdas dijo:

      menudo curro de edición (documentación, traducción y redacción) que te has pegado amigo carrascus… una entrada de enorme interés para los que intentamos ampliar nuestros conocimientos acerca de la música popular, luchando sobre todo con nuestras limitaciones idiomáticas que dificultan el acceso a información sensible como la que nos has transmitido… mi agradecimiento por ello… respecto a las producciones de la BBC, no se si ya te has ocupado de los trabajos que en la década posterior a la que tratas, tuvieron a Delia Derbyshire como responsable de los scores musicales para las producciones dramáticas de la casa… su utilización de los recursos electrónicos entonces en un ínfimo nivel de desarrollo la convirtieron en una pionera del género que simultáneamente, brillaba por derecho propio gracias a sus valores artísticos… menudo filón el de la antigua radio estatal británica para el desarrollo de la cultura popular!

      saludos!

      • El dia 16.08.2009, carrascus dijo:

        Oiga, Losmi… es una buenísima idea hacer un post sobre Delia Derbyshire, me lo apunto para la vuelta de las vacaciones, porque es una mujer en la que casi nunca pensamos, y fue una de las pioneras que merece la pena que recordemos y tengamos siempre presente. Y ya no solo por sus trabajos con la electrónica aplicada a la música, sino porque fue pionera también en eso de que los “iluminados” de la Decca no la admitiesen, tres años antes que los Beatles. En 1.959, cuando estaba buscando curro, acudió a la Decca y allí le dijeron que no admitían mujeres… eso que salió ganando la BBC, no cree usted?

        Siempre me pesó no haberla descubierto antes. Lo hizo a raíz de saber de ella por su colaboración con Yoko Ono, y después me hice con (casi) toda su obra editada; o sea, que material para escuchar tendremos de sobra. Y además que otro genio como Dave Butler la reivindicase y la intentase dar a conocer a audiencias más amplias también es un punto a su favor… bueno, a favor de los dos…

        ¿Sabe una cosa? Su final también es algo que tiene que ver bastante con mi campo, porque la pobre señora, tras haberse ilusionado de nuevo con los buenos nuevos tiempos de la música electrónica, y haber cooperado con Sonic Boom en lo que hubiese sido un nuevo despegue por su parte, enfermó de insuficiencia renal y estuvo bastante tiempo en diálisis, con lo que eso implica de ser esclava de una máquina un día sí y otro no; por lo que se fueron al traste todas sus nuevas ambiciones. Al final murió de eso, creo que allá por el 2.000 o 2.001.

        Me alegra que te guste la historia, amiga Diciembre. Cosas como ésta es un placer escribirlas e investigar sobre ellas, aunque, como dice Losmi, haya que pegarse un curro del carajo. Pero queda uno bastante satisfecho de los resultados. A veces queda uno menos ilusionado con la forma en que quedan otros post más pequeños, a pesar de haberlos ventilado en un pis-pas.

        • El dia 17.08.2009, losmierdas dijo:

          …a pesar del rechazo de la cía DECCA, sus trabajos “paralelos” a los de la actividad laboral en la BBC llevaron a Delia Derbyshire a convertirse en figura de culto del underground londinense y sobre todo, en el correspondiente mito cuando estas historias trascendieron en el tiempo… su colaboración en el ensemble White Noise y el único disco publicado “An Electric Storm” fué suficiente para ello… pero para mí es mucho mas interesante su curro cotidiano en la BBC, que dada su querencia a los asuntos radiofónicos, será para usted una buena causa a la que dedicarse… saludos!

          • El dia 17.08.2009, carrascus dijo:

            Pues sí, amigo Losmi, fue muy interesante aquella etapa de Delia, sobre todo porque sus trabajos con los sonidos electrónicos los hacía sin instrumentos. Trabajaba con los reproductores de bobina de la emisora, y trataba las notas, repitiéndolas, cambiéndoles la textura, el tono, el pitch… y hacía muchos loops empalmando cintas, algo que cuando yo curraba en radio Aljarafe veía también hacer a Antonio Murga. Éste sobre todo destripaba cassettes y empalmaba pedazos de cintas para que corriesen sin fin en un loop eterno. A veces le quedaban auténticos coñazos, pero otras veces merecía la pena el curro que se pegaba. Yo mismo, en la Radio de Gelves, en la que tenía que ser mi propio técnico, también tuve muchas veces que cortar y empalmar cinta de bobina, como Delia y los protagonistas de nuestro post, pero yo lo hacía sobre todo para confeccionarme mis propias cuñas… poniendo empeño, termina uno por aprender de todo.

            Bueno, les dejo que las chicas van a correr la final de los 100 metros.

            • El dia 17.08.2009, DonBonassi dijo:

              Muy chulo el post..menudo trabajo de documentacion, todo un hallazgo, desconocia por completo que Pete Seeger tuviera una hermana que se dedicara tambien al folk, aunque en Inglaterra, y mucho menos que Kirsty MacColl fuera hija de cantantes, desde luego heredo la voz de su madrasta Peggy Seeger..
              Me voy de vacaciones..
              Salud!

              PS:por cierto, siento comentar esto,vaya semanita de orbituarios , despues de Willy Deville y Les Paul,este fin de semana tambien nos ha dejado otro importantisimo hombre de musica, este fin de semana ha fallecido Jim Dickinson a los 68 años, el cual fue productor de gente como Dylan, los Stones, Willy Deville,Big Star, John Hiatt,Dr.John y un largo etc, no se ,si me pongo a mirar en los creditos de mis discos favoritos, muchos llevan la marca de este hombre, descanse en paz.
              http://blog.newsweek.com/blogs/popvox/archive/2009/08/16/jim-dickinson-1941-2009-farewell-to-the-original-north-mississippi-all-star.aspx

              • El dia 17.08.2009, carrascus dijo:

                Pues sí, DonBonassi, lo sabía. Aquí no he comentado nada, pero en el blog de Lu sí que lo mencioné. Jim Dickinson era el creador del sonido Memphis… y a pesar de todo lo que hizo por la música merecería gloria eterna aunque hubiese sido solo por ser el artífice del sonido del “Wild horses” de los Stones.

                Que disfrutes de tus vacaciones, a mí ya solo me quedan dos días de curro para pillarlas también.

                • El dia 18.08.2009, losmierdas dijo:

                  …no me había enterado de la muerte de Jim Dickinson… vaya si lo siento… una buena parte del mérito del soundtrack de “Paris, Texas” es suya… descanse

                  carrascus, no se si conoces un documental llamado “The Alchemists of Sound”, donde se recoge la historia del departamento de producción musical de la BBC en aquellos años que comentamos, con deliciosas imágenes de la “cocinilla” de Delia y sus compañeros… en inglés y convenientemente troceado, lo encuentras en youtube… tu dominio del idioma hará que lo disfrutes mas que yo

                  saludos!

                  • El dia 18.08.2009, carrascus dijo:

                    Pues no conocía el documental, Losmi… pero sí, si tecleas en el YouTube el nombre de Delia aparecen muchas referencias, y a través de ellas se encuentran fácilmente, como dices, las seis partes de este documental… casi una hora en total. Habrá que buscar tiempo para echarle una buena ojeada.

                    A veces, a través de la página de administrador de este blog me doy cuenta de algunas cosas curiosas (aparte de las cosas increíbles que muchos “enfermos” teclean en el Google y que, por algunas palabras comunes les hacen llegar hasta aquí), y esta vez ha sido la llegada a este post desde un sitio que no me resultaba familiar, que no era ninguna de vuestras páginas donde me tenéis enlazado, ni ninguno de los sitios habituales desde donde llegan aquí. Abrí el enlace y me encontré con esto; una página web que tienen los ferroviarios, y que alguno de los que la administran ha considerado curioso o útil reproducir parte de esta entrada, la del principio, que habla de John Axon.

                    Aprovecho pues para enviar un saludo a todos los ferroviarios, entre los que tengo un amigo de juventud (Carlos Arizón, maquinista) y no lo supe hasta hace cinco años en que nos reunimos los antiguos alumnos de COU del “Fernando de Herrera” del curso 73-74. Jejeje… de ahí también podría salir una buena historia… entre nosotros, aparte de los habituales médicos, ingenieros y funcionarios de la Junta (ningún abogado… es que éramos de ciencias), estaba el que ahora es presidente en España de la multinacional (Alstom) que construye los AVE (supongo que también puede considerársele “ferroviario”…), el presidente del tribunal (o como se denomine exactamente) que dictamina sobre los asuntos de las carreras de caballos en España, un terrorista del GRAPO, ya en libertad por no tener delitos de sangre, ¡¡¡un militar que se dedica (precisamente) al antiterrorismo!!! (ahora en excedencia por razones de stress… era de los que tenían que mirar bajo su coche a todas horas); otro militar, piloto de guerra… y la mayor sorpresa de todas: mi compañero de pupitre, Quique, que actualmente es… cura. Pero no un cura cualquiera, es un cura del Opus, que además de estudiar lo que estudien los curas hizo la carrera de periodismo y es el director de la revista que reciben en su parroquia los curas de toda España; y además ha concelebrado misa con el actual Papa…

                    Bueno, lo dejo, que me embalo, y menudo rollo os estoy echando…

                    • El dia 19.08.2009, Vidal dijo:

                      yo apoyo la moción del post sobre Delia y sus compinches… eso sí, Carrascus: si es verdad que tienes casi toda su discografía, habrá que ver esas estanterías caídas bajo el peso de los discos: yo cada año, desde haca unos pocos, contabilizo no menos de seis o siete reediciones, exhumaciones y recopilaciones de rarezas cada temporada…

                      por cierto, otro que utiliza loops de cintas como base para sus temas (con mejores resultados que el bueno de Murga, todo hay que decirlo) es William Basinski. Aunque sólo lleva diez años sacando discos, sus métodos de trabajo tienen mucho que ver con todo esto de lo que hablamos, pero eso ya os lo cuento otro día.

                      • El dia 19.08.2009, lu dijo:

                        ¿De dónde sacas tiempo para estas entradas tan curradas? De verdad que no dejo de flipar contigo. Disfruta esas vacaciones, que son merecidísimas.

                        ¡Besos!

                        • El dia 19.08.2009, carrascus dijo:

                          Que poquito me queda yaaaaaa !!!!! ya estaría de vacaciones si no tuviese que volver esta tarde un ratito al curro para asegurarme de que mis niños entienden bien las instrucciones que les he dejado POR ESCRITO para que no arruinen la clínica en mi ausencia, y para recoger las muestras de agua de la analítica mensual porque los cabrones del laboratorio son muy finolis y en agosto solo abren por la tarde… y ya estaré oficialmente de vacaciones…

                          Así que muchas gracias, amiga Lu, por tus buenos deseos. Y sobre lo del tiempo para los posts… hombre, si tenemos en cuenta que uno ya es una persona mayor, con la cabeza sentada, que muchos días en vez de irse a beber cervezas como hacéis vosotros, se tiene que quedar en casita, como buen y respetable marido… pues ahí lo tienes, jejejeje…

                          Y Vidal, hombre… cuando digo “casi” todo, me refiero a “casi” todo lo razonable… Y sí, háblenos usted de William Basinski, que es alguien al que no he seguido nada. Me suena de haberle visto asociado a Diamanda Galas y porque tenía un grupo que se llamaba Life on Mars, como una de las canciones que más me gusta de Bowie, pero si jugueteaba con loops y esas cosas, le prometo que me interesaré por él a la vuelta de las vacaciones.

                          • El dia 22.08.2009, EuLaliA dijo:

                            Me ha encantado saber el origen de la cancion “La primera vez que tu cara”, y escucharla en su version original. Pero me parece que nadie alcanza a Roberta Flack en su forma de cantarla.

                            (Required)
                            (Required, will not be published)

                            Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.