Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
(UN)EASY LISTENING
Carrascus

En esta semana se van a cumplir veinte años desde que se editó este disco:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Forgemasters – “Track with no name”

Como puedes apreciar, es una pieza de baile sin grandes pretensiones ni calidad suficiente como para ser recordada por sí misma. Sin embargo fue la primera de las ediciones de WARP Records, un sello discográfico que es pura historia de la música dance y electrónica. Y su cumpleaños sí que tenemos que celebrarlo debidamente.

Warp fue fundado en 1.989 por Steve Beckett y Rob Mitchell, propietarios de una tienda de discos en Sheffield y convertidos al acid house, que montaron el sello con la pequeña ayuda que pudieron conseguir de los subsidios estatales, y a partir de ahí levantaron un mini-imperio desde los rescoldos de la escena rave, que se convirtió en el sello independiente más importante de Gran Bretaña desde Factory Records.

Y al igual que esta otra histórica discográfica, las primeras ediciones de Warp se nutrían de músicas que salían de una vibrante escena local, en este caso el minimalista sonido bleep-and-bass del que fueron pioneros gente como Nightmares On Wax y LFO.

Esa música iba envasada en vinilos con una poco trabajada etiqueta blanca y unas tiradas de aproximadamente 500 ejemplares, que los propios fundadores del sello se ocupaban de vender desde el maletero de su coche, en el más puro estilo rave. Y aún a pesar del poco éxito que cosecharon al principio, su persistencia logró el premio.

Cuando comenzamos, lo único que queríamos hacer era sacar discos que matasen por completo en las pistas de baile. En una forma positiva. Y entonces, nuestro quinto lanzamiento entró en el Top-20…

Ese hit fue el primer single de los citados LFO, llamado como ellos mismos, que en 1.990 llegó al Top-20 y fue el primero de los discos de Warp en entrar en las listas de éxitos. Por un breve periodo de tiempo, durante los primeros años ’90, el bleep parecía que se iba a convertir en el nuevo sonido de la juventud inglesa, hasta el punto de que unos maltratadores de altavoces como LFO llegaron a ser superventas. Aunque su cumbre la alcanzaron poco después con el primer y único disco que grabaron como dúo antes de que su fundador, Gez Varley, se fuese en el ’96. “Frequencies” era una obra unificada y perfectamente ejecutada, llena de pistas sobre las discordantes abstracciones electrónicas que el otro miembro fundador, Mark Bell, utilizaría posteriormente en sus trabajos de producción en el “Homogenic” de Björk.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


LFO – “LFO”

A partir de aquello el sello Warp logró mantenerse en un nivel bastante estable, hasta que remontaron definitivamente el vuelo en el ’92, a raíz de la recopilación de música ambient y techno que editaron con el título de “Artificial Inteligence”, en el que presentaban a futuras estrellas tales como Aphex Twin (como The Dice Man), Richie Hawtin (como UP!) o Autechre a una audiencia mucho más amplia, que hizo que el sello variase su fortuna de la noche a la mañana y se estableciese como el hogar espiritual de la música electrónica. Dos décadas después de su inicio Warp se ha transformado gradualmente en uno de los más innovadores y consistentes sellos discográficos de la música dance y electrónica no solo de Gran Bretaña, sino de toda la aldea global que habitamos.

“Artificial Intelligence” fue el primer disco que sacó el techno de las pistas de baile y lo trajo al saloncito de nuestra casa, generando de paso inadvertidamente el término “Intelligent Dance Music”. La música que contenía cambiaba constantemente de vía, saltando de los crujidos breakbeats del “Crystel” de Authechre, al mareante ambient del “Fill 3” de Speedy J, a través de los ofrecimientos inspirados en el sonido Detroit de Black Dog Productions y B12 (como I.A.O. y Musicology respectivamente). La portada era también una buena pista: ésta era música confeccionada con el propósito de que fuese disfrutada en casa, y está envejeciendo notablemente bien. Tú mismo puedes apreciarlo porque tienes el disco completo ahí a la izquierda ocupando una de las pantallas del Radioblogin’.

Desde aquí, y como la historia la hacen sus protagonistas, os iré presentando algunas de las propuestas de todos los que han hecho (y continúan haciendo) de este sello lo que es. Su historia, como todas las historias, ha tenido momentos bajos y amargos, pero Warp ha sabido sobrevivir a una mudanza desde Sheffield a Londres en el 2.000 y a la trágica pérdida de Rob Mitchell debido al cáncer al año siguiente.

Aún sin formar parte del stablishment, nos encontramos en la actualidad con una gran empresa que no busca cosas nuevas necesariamente, sino cosas auténticas y reales; que construye carreras de largo recorrido con sus artistas y que no está interesada en géneros de corta vida que se olvidan pronto. Su catálogo abarca desde los suntuosos Grizzly Bear, a los penetrantes Squarepusher, pasando por los raperos Gang Gang Dance, junto a veteranos del sello como Autechre.

Además, un perdurable interés en lo visual ha visto el desarrollo de Warp Films, que ha mantenido colaboraciones de gran éxito con Chris Morris, Shane Meadow, Lynne Ramsay y Chris Cunningham. Todo esto ha ayudado a establecer una identidad única, tanto musical como visual, la cual es tan distintiva como la de Motown, 4AD, Blue Note o la Factory con la que al principio la comparamos. Tal voluntad de mirar más allá de sus raices en la música dance ha mantenido a Warp en la punta de lanza de la vanguardia; no por nada los Radiohead citaron los discos de Warp como su inspiración cuando grabaron “Kid A”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Aphex Twin – “Icct Hedral”

En el terreno del techno underground en el que nos estamos moviendo, ese hombre de la foto de arriba es lo más cercano que podemos tener a una estrella. Es Richard D. James, a partes iguales bromista, visionario y chiflado; el rey de los geekies y un prodigio musical al que conocemos como Aphex Twin, un nombre que ya es virtualmente sinónimo del propio sello Warp, porque su ascenso a la preeminencia en la música electrónica durante los ’90 siguió una línea paralela muy cercana a la del propio sello que nos ocupa, en el que su marca de fábrica encontró su hogar natural.

Para introducirte en su mundo te recomiendo el disco que editó en el ’95, “I care because you do”. Para entonces Aphex Twin ya era celebrado por su habilidad para producir tanto agotadores ritmos para las pistas de baile como evocadores trabajos de ambient, y aquí puedes disfrutarle en todo su esplendor, desde la cinematográfica orquestación de “Icct Hedral” y los descomunales rítmos del chirrido industrial de “Ventolin” al jungle de “Come on you slags!”. El punto en el que las extrañas distorsiones de la realidad de Aphex Twin por fin lograron el reconocimiento merecido por mucha más gente que sus habituales seguidores.

Aunque quizás los no iniciados podéis encontrar su “Richard D. James” como el menos intimidante de los múltiples discos que ha editado en Warp. No es que tenga esquemas diferentes a los demás, pero tiene unas delicadas texturas melódicas que compensan las complejas programaciones percusivas, hasta el punto que dos de sus cortes (“Girl/Boy song” y “To cure a weaking child”) fueron considerados tan comerciales como para ser incluídos después en sendos anuncios de televisión.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Aphex Twin – “Girl/Boy song”

Otro de los nombres esenciales en el devenir de Warp es el de Andy Weatherall, aunque este hombre nunca ha permanecido demasiado tiempo en ningún sitio; su errática carrera musical se parece más a una sucesión de despedidas creativas. Por eso su segundo disco en este sello, el “Haunted dancehall” de Sabres Of Paradise, poco tenía que ver con el anterior “Sabresonic”. El pulso techno que tenía el primero estaba aquí reemplazado por unos afilados rítmos de hip-hop, una especie de dub que debía tanto a Lee Perry como a Joe Meek… y todo envuelto en una fina atmósfera electrónica… “Tow truck” parece inspirado en la guitarra de Link Wray… “Wilmot” parece un calypso digitalizado… muchas de las cosas de aquellos primeros ’90 ya están superadas y bastante desfasadas, pero este disco todavía suena fresco. Os remito a la otra pantalla del Radioblogín’, donde aparecen todos los cortes que voy citando y no incluyo directamente en esta entrada.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Sabres of Paradise – “Tow truck”

Otros que han estado en Warp casi desde el principio y ya llevan veinte años de continuos servicios son Nightmares On Wax, tampoco una banda en el usual sentido de la palabra, porque después de la marcha de Kevin Harper se convirtió en el proyecto en solitario de George Evelyn en 1.995, precisamente con el mejor disco que lleva esta firma de las “pesadillas en cera”, “Smokers delight”, en el que revisitaba todas sus primeras influencias: soul, jazz, funk y hip-hop. George Evelyn enlaza cosas de Quincy Jones, The Crusaders y The Main Ingredient para crear unas vibraciones lánguidas que estaban a años luz de sus primeros singles de clara influencia techno. Seguramente no hay mejor ilustración de cómo Warp ha ampliado su rango durante las últimas dos décadas que seguir la carrera de George Evelyn y su proyecto Nightmares On Wax en los ocho discos que ha ido editando desde 1.991 hasta hace justamente un año.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Nightmares on Wax – “Bless my soul”

La primeriza escena techno inglesa creó extrañas alianzas, y pocas más intrigantes que ésta entre un militar de la Royal Navy reconvertido en programador de ordenadores, Ken Downie, y la pareja de antiguos breakdancers Andy Turner y Ed Handley, que operando desde Londres bajo el nombre de The Black Dog, cultivaron una sombra mística embellecida con referencias al Antiguo Egipto. En el ‘95 editaron un disco llamado “Spanners”, fiel reflejo de lo que te digo; y aunque su imaginería te pueda parecer opaca, su música tiene una exuberancia que te invita a entrar en ella: melodías de sintetizador que ondean como serpentinas a través de un animado house latino (“Barbola work”) y metálicos cortes de guadaña (“Tahr”) conviviendo juntos.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The Black Dog – “Barbola work”

Una de las joyas más brillantes del catálogo del sello Warp es el primer disco de los hermanos escoceses Michael y Marcus Sandison, “Music has the right to children”, de 1.998. Es el equivalente aural de las viejas películas en Super 8; un éxtasis electrónico compuesto de rítmos espasmódicos, harmonías llenas de fuzz y crípticos samples, con unas cualidades emocionales difíciles de aprehender, que van mucho más allá de los paisajes fumetas habituales del ambiente house, y que te empujan hasta el abismo, pero sin dejarte caer en él.

El sonido rico y conmovedor de Boards of Canada, que así se llama la banda de estos hermanos, es el polo opuesto de ese cliché que quizás puedas tener en tu cabeza sobre que la música electrónica es fría y clínica; éstos son incluso psicodélicos por momentos, y de una importancia seminal en Inglaterra tal como para que canciones suyas como “An eagle in your mind” o “Turquoise hexagon sun” hayan sido una clara influencia en la música de Radiohead posterior a “Kid A”, no tienes más que comparar el “All I need” que la banda de Thom Yorke grabó en el disco “In Rainbow”, con el “Roygbiv” de los Boards que tienes en el Radioblogin’.

Sígueles la pista después también a través de su “Geoggadi”, del 2.002.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Boards of Canada – “Telephasic workshop”

Y el eslabón perdido entre Boards Of Canada y otra gente que quizás conozcas mejor, como Stereolab, es Broadcast, una banda que emergió desde una escena post-rock de muy corta vida en Birmingham a finales de los ’90, que además de ellos mantenían otros grupos como Pram o Plone, muy inventivos también pero con peor suerte posterior.

En su disco del 2.003, “Haha sound”, mi preferido, los Broadcast grabaron unos temas con gran influencia futuras y retro a la vez… “¿eso puede ser, Carrascus?”… Bueno, si tenemos en cuenta que la etérea voz de Trish Keenan y los riffs del bajo de James Cargill crean una fusión que tiene referencias de Neu!, de los Cocteau Twins y de uno de los primerísimos pioneros de la música electrónica como Raymond Scott, no nos equivocamos mucho al llamar “retrofuturista” a esta banda.

Y aunque ya permanezcan como dúo, Broadcast comenzó grabando como un quinteto, y así puedes oirles en otro de sus grandes discos de tres años antes, “The noise made by people”, y su brillante mezcla de bandas sonoras de pelís de ciencia ficción de los ’50, electrónica etérea, pop del que hacían los grupos de chicas y psycho-rock.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Broadcast – “Pendulum”

Steve Beckett ha admitido que muchos se despistaron cuando fichó para el sello a un grupo de guitarras como Maxïmo Park, aunque la propia banda no tuvo ninguna duda, incluso su líder, Paul Smith, siempre ha estado agradecido de que Warp nunca intentase venderlos como “los nuevos Radiohead”. Y aunque su sonido, muchas veces más new wave que otra cosa, suena extraño junto al de sus colegas de sello, canciones como “Graffiti” y “Going missing” tienen una vitalidad melódica que no solo les ha llevado a ser uno de los grupos que más seguidores arrastra de toda la escudería a los conciertos, sino que su primer disco, “A certain trigger”, llegó a vender en el año 2.005 más de 300.000 copias tan solo en Inglaterra, lo que es todo un logro para un grupo así.

Quién le iba a decir a Steve que casi veinte años después de sus inicios, Warp iba a tener el primer éxito comercial masivo con un grupo de post-punk.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Maxïmo Park – “Graffiti”

Una de las virtudes que ha hecho que Steve Beckett haya alcanzado este status con su sello es que además de hacerle caso a su propio olfato musical sabe escuchar a quien le da buenas razones para apoyar a otra gente. Así por ejemplo, tras una recomendación de Scott Herren, miembro de Prefuse 73, otro de los grupos de su sello, Steve fichó a los Battles, un cuarteto de New York en el que figuran el multi-instrumentista Tyondai Braxton y el antiguo batería de Helmet, John Stanier, y que marcaron algo parecido a una desviación de la norma, incluso para los standards habituales de Warp. Por una parte, no sonaban como el hip-hop arty habitual de Herren, que fue quien les recomendó como ya te dije; en vez de eso, empujados por los atronadores riffs de la batería de Stanier, ejecutaban complejas y radicales síntesis de krautrock, jazz experimental, y ese sonido que ahora llaman “stoner”, que practican grupos como Queens of Stone Age.

Y en directo deben ser igualmente sorprendentes, ya que alguien con un tan buen demostrado criterio como Brian Eno le ha dicho a Steve Beckett que Battles son la mejor banda que ha oído en la última década.

De momento, en directo tendremos que esperar a que Vidal nos los traiga alguna vez al “Territorios Digitales”, ya que el año pasado no los vimos en el FIB; pero grabados los tienes en plena forma en su disco “Mirrored”, editado hace un par de años, y en el que aún a pesar de que a veces suenan muy cercanos a Van Der Graaf Generator o Gentle Giant, se ve que estos Battles son también del palo de Aphex Twin o Squarepusher a la hora de sentarse ante la mesa de mezclas o de sus ordenadores y decir “…vamos a ver qué pasa si tocamos aquí…”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Battles – “Atlas”

Y ya que hemos mencionado los “Territorios Digitales”, en su programación de este año estuvo el concierto de Daedelus, un dandy experimental que está a la cabeza de una intrigante escena electrónica alternativa californiana, junto al extraño remezclador que es Nosaj Thing y al maestro del laptop Steve Ellison, al que conocemos mejor por su nombre de trabajo, Flying Lotus, sobre todo tras ser aclamado el año pasado por su febril remix del single “Reckoner” de los Radiohead.

Pues bien, Flying Lotus, después de una serie de ediciones en el sello americano Plug Research, fue fichado también por Warp, donde ha editado el disco “Los Angeles”, absolutamente recomendable, y con unos arreglos percusivos de Ellison que hacen que no tengan sentido alguno las divisiones entre electrónica, hip-hop y jazz; temas como “Beginners falafel” y “Golden diva” podrían ser un brillante eslabón entre el difunto productor de hip-hop J Dilla y el Miles Davis de los años ’70.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Flying Lotus – “Beginners falafel”

Y no sé si habrás observado que las últimas obras que te estoy presentando del sello Warp están hechas por americanos en lugar de por ingleses. Esto es porque Steve Beckett, comparando las escenas musicales de Inglaterra y Estados Unidos, piensa que en la actualidad hay mucha más profundidad al otro lado del Atlántico. Por eso no es tampoco sorprendente que el fichaje de más éxito de los que recientemente ha hecho Warp es el cuarteto de Brooklyn encabezado por el cantante Ed Droster y el guitarrista Daniel Rossen, que está adquiriendo fama a pasos agigantados con el nombre de Grizzly Bear.

De ellos puede decirse que son también aventureros sónicos, de otra forma posiblemente Steve los hubiese dejado pasar, pero están enraizados en las tradiciones clásicas del rock y el pop americanos, y su tercer LP, el “Veckatimest” de este mismo año, conecta influencias tan dispersas como los Beach Boys (“Two weeks”) y el jazz improv de David Axelrod (“Fine for now”) en una forma tan irresistible que ha calado en la gente tanto como para salir disparado al Top-10 de la lista de ventas americana.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Grizzly Bear – “Two weeks”

Como introducción, creo que puede servirte lo leído y escuchado hasta ahora. Si tienes interés en conocer a fondo la historia y trayectoria del sello, Rob Young escribió un libro sobre él, llamado “Warp”, que te recomiendo también.

Y el resto, a partir de aquí, es el futuro…

Categorías: Changing of the guards -

19 Comments

  • El dia 05.08.2009, Vidal dijo:

    Sólo diré dos cosas: que yo soy de los que han aflojado la mosca en el pre-order de la caja especial 20 años que saca el sello. Y que Battles, como bien dice Brian Eno, es el mejor grupo del mundo mundial en directo. El Profesor Franz estaba conmigo y lo puede certificar.

    • El dia 05.08.2009, Vidal dijo:

      Por cierto, Carrascus, ¿irá por Nocturama algún día de esta semana, a ver cómo se defiende el Profe a los platos? Yo mañana no creo (Las Estrellas de David, a pesar de David Beef, son especialmente horrorosos en directo), pero el jueves sí quiero ir a ver lo que hacen La Jr. Véngase, leñes, y así le invito a unas cervecitas.

      • El dia 05.08.2009, EulaliA dijo:

        No entiendo mas de la mitad de los terminos que usas en el post, pero me parece que el de “comercial” no ha estado nunca peor aplicado que en este post :) :) :)

        • El dia 05.08.2009, carrascus dijo:

          Pues ya sabe, D. Vidal… ejerza esas dotes que tiene usted para traernos grupos buenos, y déjese caer con Battles si existiese la posibilidad.

          Sobre lo de Nocturama, no creo que vaya a ir en estos días. Es que tengo empleados de vacaciones, sustituidos por otros de empresas de esas de trabajo temporal, que no pillan muy bien de qué va lo que hacen, y si cambio el turno para ir por la tarde como hice el día de Springsteen, después me encuentro una serie de pequeños desastres que hacen que no valga la pena el cambio ni para mí, ni para los que tienen que soportarlos por las mañanas. Por lo del Boss sí que merecía la pena, claro; pero para el Nocturama creo que me guardaré la bala en la recámara para el concierto de Muni Camón, a la que tengo muchas ganas de volver a ver y de charlar un rato con ella, que hace muchos años que no lo hago. Así que si le parece aplazamos las cervezas para entonces, total, tampoco queda tanto…

          Oye, Lali… si vas a venir a poner pegas, mejor te hubieses quedado en Noruega. 😉

          • El dia 05.08.2009, losmierdas dijo:

            interesante recorrido por un sello histórico y con muchísima sustancia, de la que ha dado usted muy buena cuenta, señor carrascus… después de echar un vistazo en la web del sello y corroborar la buena pinta de la caja conmemorativa con la que Warp nos amenaza y que el señor Vidal ya le tiene puesta la garra encima, me llama la atención la presencia de Tortoise en la escudería, cuando es evidente que la banda está encuadrada de to la vida en Thrill Jockey… cosas…

            • El dia 05.08.2009, carrascus dijo:

              Se ha cruzado este comentario suyo con la respuesta que le estaba dando al que dejó en el post anterior. Lo de Tortoise puede explicarse quizás porque, aunque fuesen del sello Thrill Jockey, la gente de Warp editó también en Europa su disco del 2.001 “Standards”…

              Sr. Vidal, cuéntenos usted algo de esto de Tortoise y Warp, que seguro que lo sabe de primera mano, y nos saca de dudas, ande…

              • El dia 06.08.2009, carmen dijo:

                Cuántos deberes pendientes!!! Deberes que haré con un gran placer… y en cuanto al post de hoy, pues que me parece una maravilla que la empresa tenga tan claro lo que quiere y que esté sacando adelante sus ideas. Es que al leerlo pensaba lo corrompido que está quedando todo… y leer sobre lo que hacen me ha devuelto un poco de confianza….

                Besos marinos!

                • El dia 06.08.2009, carrascus dijo:

                  Heeeyyyyy, Carmela… ¿cuanto hacía ya que no aparecías…? ¿meses… años…? Se ve que has estado en el fin del mundo, jejeje (broma particular: Carmen ha estado en Finisterre). No tengas prisa por ponerte al día; más vale que entres a menudo pero poquito rato cada vez, no vayas a empacharte…

                  Pues sí, un pequeño empresario venido a más con su imaginación y buen hacer para los negocios. Debería cundir el ejemplo.

                  Oye… ¿habéis visto que raro habla el tal Gastón éste del comentario anterior en un post antiguo…? Ya es el cuarto que entra hablando así de raro en aquel post, jejeje… estos raperos y sus locos lenguajes…

                  • El dia 07.08.2009, NoSurrender dijo:

                    Me ha parecido muy interesante el viaje que nos has propuesto por Warp. Como ya sabes mi sangre es más bluesera, pero siempre me interesó el mundo de la música electrónica, que era lo único que me parecía que ofrecía creatividad después de que Cobain se volara la cabeza. Nunca me perdía el programa de Tomás Flores en Radio 3, siempre que podía escucharle, y gracias a él amplié un poco mi discografía en ese aspecto (Air, Prodigy, Massive Atack, Fluke, ORB…), pero no conocía la mayoría de los que has traido.

                    • El dia 07.08.2009, carrascus dijo:

                      A ver… los rockeros integristas que andan por este blog… fijaos en lo que dice NoSurrender de la música electrónica. Esa es la actitud… jejeje…

                      • El dia 07.08.2009, Vidal dijo:

                        Pues no hay demasiado que contar. Antes, cuando todavía no comprábamos por internet, las cadenas de distribución tenían un cierto sentido y el dólar estaba fuerte en las calles, era muy normal que sellos europeos licenciaran discos de artistas norteamericanos (también a la inversa: en el catálogo de Thrill Jockey, sin ir más lejos, se pueden encontrar licencias de Oval, Mouse On Mars, Tunng o KTL). Eso ahorraba costes y permitía reaccionar con rapidez en uno y otro mercado. En el caso de Tortoise, sus discos salieron en Europa con City Slang, precisamente hasta llegar a “Standars”, que como es (digamos) el capricho electrónico de la banda, encajaba como un guante en el catálogo de Warp. Después de eso, Thrill Jockey (que también ha montado su propia distribuidora) ha preferido gestionar por su cuenta a la que, sin duda, es su banda más rentable…

                        También es cierto que en Warp han utilizado las licencias para recuperar grabaciones antiguas de artistas que ellos han hecho famosos después, y que estaban agotadas o eran difíciles de encontrar. Por ejemplo, la recopilación de maxis de Battles, el primer disco de Savath & Savalas, algunas cosas de !!!… en fin, la lista es larga. Y eso que en un momento como el actual, en el que resulta casi milagroso vender mil copias de un disco, tiene mucho más sentido preocuparse por mimar a los propios artistas antes que gastarse los dineros en licencias.

                        • El dia 07.08.2009, losmierdas dijo:

                          …un placer señor Vidal, muy agradecido por su aclaración… respecto al underground editorial y sus estrategias que tan certeramente señalas, en cualquier caso pone en valor y ofrece eslabones perdidos que a muchos de nosotros se nos negaron en su momento, fuera por desconocimiento o bien a causa de prejuicios diversos… en ese sentido el rescate de licencias es de agradecer y seguro que los contables de estas editoriales, siempre al filo de la navaja, encuentran argumentos para mantener en suspenso su agonía

                          saludos!

                        • El dia 07.08.2009, Koloke dijo:

                          Como rockero integrista, sólo tengo que decir que, por poner una entrada de maquinitas y demás, no me queda más remedio que darte envidia: llevo ya 10 días con el culo metido en las cristalinas aguas de las Baleares y el mayor esfuerzo que he realizado en ese tiempo ha sido levantarme a pedir más birra. Y no pienso escuchar el chundachunda, que pa eso soy integrista.

                          • El dia 07.08.2009, carrascus dijo:

                            Amigo Losmi, su extrañeza sobre Tortoise y Warp queda despejada con el comentario de Vidal. Le quedamos agradecidos.

                            Justo lo contrario que al (ex) amigo Koloke, que aunque ahora nos dé un poco de envidia (para qué lo vamos a negar), se volverán pronto las tornas porque cuando él vuelva de sus vacaciones y esté currando las comenzaré yo. Tres semanitas largas perdido por ahí… ah, pero no creas, rockero integrista, que te librarás de mí, porque estos artefactos modernos que permiten dejar escritos los posts y programados para que se cuelguen solos en el momento que les hayas dejado dicho, harán que tengáis actualizaciones, con deberes incluídos, mientras yo estoy “con el culo metido en las cristalinas aguas de” la Costa Dorada. Eso sí, para pedir más birra tendré que hacer un esfuerzo mayor que el tuyo, porque tendré que ir apartando ingleses borrachos en el camino a la barra.

                            Aunque a lo mejor me busco un chiringuito en el que la cerveza me la traigan sin tener que moverme, para así descansar de la “fatiga” que me producirá mi recién terminada por entonces estancia de varios días en Roma.

                            • El dia 07.08.2009, losmierdas dijo:

                              apartando ingleses borrachos en el camino a la barra

                              …menudo panorama! no tiene usted otra palmera en la que colgar la hamaca?

                              • El dia 07.08.2009, carrascus dijo:

                                Pues sí que la tendría, Losmi; lo que ocurre es que ésos son los dominios de mi hija, que anda de jefa de animación de esos hoteles al uso, y si no vamos a pasar siquiera estos días con ella solo le veríamos el pelo cuando coja sus vacaciones en temporada baja… si no le da por irse a Laponia, o a Inglaterra, o a Rusia en vez de venirse p’acá, como está mandao.

                                • El dia 07.08.2009, losmierdas dijo:

                                  lo que no se haga por una hija, juajua! mi menda y parienta sin ir mas lejos no tuvimos mas remedio que sacrificarnos por la nuestra el año pasado e ir a darle una vueltecita una semana en Creta donde erasmuneaba sin dar un palo al agua

                                  • El dia 08.08.2009, carrascus dijo:

                                    Esta pasada noche ha muerto WILLY DE VILLE, 55 años, cáncer… joder!

                                    Aunque nunca llegó a superar sus primeros tiempos como Mink DeVille, siempre me interesó lo que iba haciendo, aunque a veces no resultase demasiado brillante. Pero sí disfruté muchísimo con él cuando vino a Sevilla a dar un concierto en el Auditorio de la Cartuja… ¿te acuerdas, DonBonassi…?

                                    • El dia 08.08.2009, DonBonassi dijo:

                                      Joder !!!
                                      Claro que me acuerdo,Josemi…..todavia se me pone los pelos de punta y resuenan los ecos del “Mixed Shook Up Girl” en mis oidos, hubiesemos sido unos coristas cojonudos si “el Willy” nos hubiese visto, vamos que nos contrata de second liners fijo, como interpretabamos desde el patio de butacas, fue memorable!!!!!….
                                      Salutti..

                                      PS:Acerca de Willy, los periodicos tienen que rellenar paginas, pero manejan datos erroneos, por ejemplo dicen que tenia 55 años, pero tenia realmente 59, para 60 este mismo agosto…y una curiosidad, nacio el mismo dia que Michael Jackson, solo que diez años antes..

                                      (Required)
                                      (Required, will not be published)

                                      Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.