Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
SENSACIONES DISTINTAS
Carrascus

De todas las músicas que estamos y seguiremos teniendo en esta primavera y verano sevillana, este fin de semana llegan las menos convencionales.

¿No te gustaría hacer una prueba? Ya sabes como es el sonido de una guitarra con un punteo límpio y con un feedback de lo más guarro; ya sabes como suena una sección rítmica potente con un buen bajo y una contundente batería; ya sabes apreciar la voz de barítono de un buen cantante… pero ¿y si esa voz fuera la que diese sentido a un sofisticado collage electrónico?; ¿y si lo que escuchases fuese una guitarra que no termina por decidirse entre la disonancia y la melodía, surgiendo de una niebla electrónica abstracta?; ¿y si el rítmo lo marcase un controlador midi…?

No tienes que imaginarte nada de esto que te digo, lo puedes tener desde mañana hasta el sábado. Y gratis. En el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, que es el rimbombante nombre con el que conocemos al Monasterio de la Cartuja, en el que hemos pasado las noches del fin de semana anterior.

El factor común de todo lo que te decía antes es la electrónica. Más aún: la electrónica digital, que avanza imparable en todos los órdenes de la vida; y por supuesto, también en la música. Y esa digitalización musical es la que se explora en esta segunda edición de ”TERRITORIOS DIGITALES”.

Es algo bastante común entre los aficionados a la música pop y rock el pensar que la digitalización le roba a ésta parte de su alma, que es muy fría; que la música electrónica no es música, sino ruido… pues a través de varias exposiciones, instalaciones y conciertos, aquí vas a ver como eso no es así; lo importante es tener la idea para conseguir una creación artística, y la digitalización te permite explorar, mezclar y multiplicar las posibilidades de lograrla.

En este enlace tienes toda la información que necesitas sobre estos ”Territorios Digitales”, aquí, como hacemos casi siempre, vamos a centrarnos en la música, que este año tendrá mucho más protagonismo que el que tuvo en la edición anterior.

Trailer del “Rheo”, de Ryoichi Kurokawa. Que tal como nos lo presenta “Vimeo” sale tarde y mal; pinchad mejor aquí y lo tendréis con más calidad.

El jueves tendremos a Benge y a Tim Exile. Me gustaría ver la cara de la sra. Carrascus si en vez de estar casada con un coleccionista compulsivo de discos, libros y revistas, lo estuviese con otro que amontona compulsivamente en su casa… sintetizadores. Ese tipo es Ben Edwards, al que conocemos también como Benge, y los tiene de todas las clases imaginables, analógicos y digitales. Y supongo que algunos de ellos los traerá por aquí para enseñárnoslos, porque el año pasado editó su décima obra musical en la que éstos fueron los únicos protagonistas: una historia de la evolución del sonido electrónico desde 1.968 hasta 1.987, a la que puso por nombre “Twenty systems”, y en la que cada uno de estos veinte sistemas le servía para interpretar una de las piezas del disco. El principal instrumento de la música electrónica dando vida a veinte piezas musicales sin ayudas exteriores, ni efectos ni procesos adicionales, solo el sonido puro de los instrumentos individuales ayudándonos a comprender la evolución desde el primer Moog que se podía comprar en 1.968 hasta el Kawai totalmente digital de 1.987.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Benge – “1976 Yamaha CS80”

Tim Exile tampoco se llama así en realidad, sino Tim Shaw, pero lo que nos interesa de él es que es un licenciado en filosofía, que aprendió a tocar el violín desde muy pequeño, para después darse cuenta de que lo que a él realmente le gusta es encandilar a la gente poniéndoles música. Y no de cualquier manera… para él, los DJs convencionales están obsoletos, lo que él quiere que escuchemos no puede salir de unos discos que anden p’atrás y p’alante o de un ordenador; sus experimentos sonoros salen de herramientas que ha pensado y programado él mismo, y con ellos ha llenado ya tres discos, el último de los cuales se llama “Listening tree” y te va a encantar cuando lo oigas en directo, porque así vas a saber de una vez por todas qué significan esas palabras cabalísticas que pronuncian tus amigos enteraíllos y que te dejan en fuera de juego: gabber, drum’n’bass, breakcore, post-techno, IDM…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Tim Exile – “Family Galaxy”

El viernes vendrá el canadiense Tim Hecker, que como los anteriores también gusta a veces de cambiarse el nombre, haciendose llamar Jetone, aunque ya hace tres años que lo dejó, después de su tercer disco con ese alias.

“An imaginary country” se llama su último disco, de este mismo año, que aunque respire disonancias por casi todos sus poros, también tiene tanta melodía como para que podamos considerarla su obra más accesible. Este “país imaginario” está lleno de música para una sociedad utópica que seguramente sería mejor que la que puebla cualquier país real; y es, además, un disco de música verdaderamente “ambiental”, en el sentido que originalmente le daba Brian Eno a su definición de “ambient music”: la que puede ser disfrutada tanto si la estás escuchando de forma pasiva, como si le estás pegando el oído y desgranando y haciendo un escrutinio de todo lo que oyes. Así que ya sabes… la disfrutarás tanto si estás en ese momento con la birra y el bocata teniéndola de fondo, como si te estás dejando introducir maravillosamente en su atmósfera.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Tim Hecker – “Sea of pulses”

¿A que ya sospechabas que el siguiente de la noche del viernes, Daedelus, tampoco se llamaba así…? Pues aciertas, se llama Alfred Darlington y eligió ese sobrenombre por sus obsesiones desde niño con las invenciones y los experimentos, los cuales, aún a pesar de ser un músico de formación e incluso de trabajos convencionales en bandas de rock y de jazz, han hecho que tenga en su haber ya una buena cantidad de discos de tendencias electrónicas y desinhibidas estilísticamente; el último de ellos se llama “Love to make music to”.

Sus conciertos son impresionantes ejercicios de improvisación, que consigue con un interface que aunque no fue desarrollado por él mismo (al menos eso creo), si que fue el primero en usarlo asiduamente en directo, que se llama Monome, y que es una herramienta fundamental para que Daedelus pueda amalgamar todo lo que se le ocurra pillar de la cultura pop, del jazz, del hip-hop, del cine, para dar forma (o para presentar una masa informe) a un inetiquetable estilo electrónico… que se puede hasta bailar, oiga usté.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Daedelus – “Fair weather friends”

El sábado tendremos esculturas de imagen y sonido, las que genera con su arte el japonés Ryoichi Kurokawa (éste sí se llama así de verdad). En “Territorios Digitales” estará, tras haber pasado por festivales como el Sónar y museos como la Tate Modern, por partida doble: con el concierto audiovisual “Rheo” y la instalación “Scentless”.

Según él, la imagen y el sonido son algo indisoluble y no pueden estar separados, por eso construye esas… “cosas”… audiovisuales, de las que dice que el sonido y la composición visual están sincronizados… pero yo no me lo termino de creer del todo.

“Rheo”, del que puedes hacerte una idea con el vídeo de más arriba, es un proyecto inspirado en “panta rhei”, la expresión del filósofo griego Heráclito de Éfeso, que significa que todo está en estado de flujo, que uno no puede, por ejemplo, cruzar dos veces el mismo río, porque tanto el agua como la persona habrán cambiado con el tiempo transcurrido entre esas dos veces.

Para realizar su obra, Kurokawa transfigura y distorsiona material analógico con un proceso digital… algo así como lo que hace el propio cerebro humano cuando representa nuestros recuerdos en los que las percepciones sonoras y visuales se reconstruyen de una forma inconsciente. De esa manera las imágenes virtuales y la realidad emergen de una forma incontrolada… sobre tres pantallas.

…no te preocupes, yo tampoco me entero del todo, por eso quiero verlo con mis propios ojos. Y aunque este artista es el más conocido y de más renombre de todos los que vienen, personalmente, es con el que más reservas tengo de los seis; con esa mezcla de minimalismo y complejidad que tiene, no sé si voy a disfrutar de una sorprendente obra de arte contemporáneo, o voy a sufrir un coñazo sónico de proporciones dañinas para la salud.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Ryoichi Kurokawa – “Read #2”

Y por último tendremos a Kangding Ray, un francés afincado en Berlín, cuyo nombre real (jejeje… éste tampoco) es David Letellier, y hace una música en la que combina los sonidos mecánicos con las melodías, situándola en algún punto entre lo digital y lo sensible.

En sus paisajes sonoros hay de todo: loops de guitarra, líneas de bajo, ruido residual, instrumentos acústicos, anomalías digitales… de todo ello hay buenas muestras en su segundo disco, “Automne fold”; sonidos crudos, oscuros y orgánicos que retienen la simplicidad emocional de las estructuras tradicionales de las canciones, solo que aquí, en vez de convivir mensajes e imágenes lo hacen texturas abstractas bastante radicales y sonidos estáticos de formas muy cerradas. Va a ser de lo más interesante de los tres dias de muestras… a ver qué tal funcionan sus rítmos pulsantes perdidos entre cuerdas saturadas. Parafraseando a la escritora favorita de mi mujer: “Sense and sensibility”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Kangding Ray – “Automne fold”

Si en su primera edición en las Atarazanas, “Territorios Digitales” propuso una reflexión acerca de la imparable digitalización de la música, en ésta pretende explorar ese punto de fricción entre mundos, el analógico y el digital, que en apariencia se contraponen y evocan sensaciones distintas.

A través de exposiciones, instalaciones y conciertos, el público podrá comprobar que es posible trabajar con herramientas en los dos sentidos, que el trasvase entre lenguajes es posible y enriquecedor.

Esto lo dice el comisario de estos “Territorios Digitales”, y a nosotros no nos va a engañar, ¿no?, que para eso es amigo nuestro y le gusta discutir con vosotros escribiendo aquí comentarios con su nombre de Vidal… sí, él si se llama así de verdad.

26 Comments

  • El dia 04.06.2009, Lula Fortune dijo:

    Pues ni idea de nada de lo que dices. Qué pequeñita me siento. Espero que nos lo cuentes con pelos y señales cuando vayas a verlos. Los he escuchado todos y a algunos los entiendo más que otros. Por algo se empieza. Kurokawa me recuerda, con todos mis respetos, a esos matamosquitos fluorescentes que hay en algunas carnicerías.
    Ya nos contarás, esas cosas hay que verlas.
    Besos.

    • El dia 04.06.2009, carrascus dijo:

      No te sientas pequeñita, amiga Lula; no tienes porqué. Tu mundo es muy ancho y tiene muchas cosas. El arte digital es algo tan minoritario que su lugar con relación a otras artes sí que es pequeñito. Pero para eso hay iniciativas como estos “Territorios Digitales”. Y yo espero también aportar desde aquí mi granito de arena contando lo que vea por allí. Quiero y espero ir las tres noches. La que peor lo tengo es precisamente ésta de hoy… pero ahí ando, intentando convencer a la sra. Carrascus de cambiar la cena por unos bocatas en el fresquito patio del Monasterio, ya sea sentados en uno de sus poyetes, o directamente sobre el césped, mientras escuchamos los sintetizadores de Benge y las experimentaciones de Tim.

      Ojalá hubiese mucha gente que se tomase esto con tu mismo espíritu: …esas cosas hay que verlas. Un beso.

      • El dia 05.06.2009, lu dijo:

        Pues sí, estas cosas hay que verlas en vivo y en directo, no hay que cerrarse a las sensaciones distintas nunca, hay que probarlo todo!!!
        Yo tiro para Madrid a ver a Angus, pero si no tuviera plan me apuntaba y preparaba yo los bocatas. Ya nos contarás.
        Besos!!

        • El dia 05.06.2009, EuLaliA dijo:

          Yo tambien estare fuera, si no hubiese intentado convencer a mis amigas para dar una vuelta por alli. Aunque sin decirles a que ibamos, que si no, no habria nada que hacer.

          Que te diviertas, Carrascus…. o lo que sea 😉

          • El dia 05.06.2009, zambombo dijo:

            Yo ya he probado en varias ocasiones estas cosas en directo (Tarwater, Pan Sonic) y no me entran. Gracias por el aviso de todos modos.

            A lo de Maga de los días 10 y 11 creo que no podré ir (aunque me gustaría), así que creo que lo siguiente será ya el ciclo del Central.

            Por cierto, pinta bien Nocturama este año, ¿verdad? Al menos en julio.

            • El dia 06.06.2009, carrascus dijo:

              Al final, unas cosas y otras me han impedido estar estas dos noches en los conciertos, aunque sí pude ir ayer a mediodía a las exposiciones. De todos modos, la noche que más me llamaba la atención y más me atraía es la de hoy sábado, así que espero que nada se tuerza de nuevo. Mañana hablaremos de lo que he visto y espero oír por allí.

              Hoy os quería hablar de algo que me ha hecho especial ilusión. Suelo visitar asiduamente un blog que no tengo metido en la página de enlaces porque está escrito en gallego y pensé que quizás no fuese de demasiado interés para vosotros (de todas formas voy a incluirlo también desde ahora). Yo siempre me he sentido muy identificado con los gallegos, tengo algunos amigos muy buenos entre ellos y un día, no recuerdo ya cómo, fui a parar en la blogosfera al blog de nuestra amiga Lula, y nos hicimos amigos en la distancia. No nos conocemos, aunque sí nos hemos intercambiado correos privados y regalos, y somos algo así como almas gemelas desde lejos, con muchos intereses comunes. Y uno de esos intereses son los textos que Arume dos Piñeiros (que podemos traducir como esas agujas secas que sueltan los pinos en cantidades tan incómodas para los que vivimos bajo ellos) escribe en su blog, al que accedí a través de ella.

              Hace unos días, Arume escribió una entrada en relación a un libro de Cercas sobre los sucesos del 23-F, y yo escribí un comentario sobre como viví aquello por dentro, ya que en aquel momento yo cumplía el servicio militar en Madrid, y él me ha hecho el honor de traducirlo al gallego y elevarlo a la categoría de nuevo post. Lo tenéis aquí, por si alguno tiene curiosidad de leerlo, aunque repito que está escrito en gallego (dos post más abajo está también en castellano en los comentarios).

              Y os lo cuento porque, repito, me hace especial ilusión, ya que es la primera vez que alguien considera que un texto mío es merecedor de una traducción a otro idioma. A mí, al menos, es algo que no me ocurre todos los días…

              • El dia 06.06.2009, NoSurrender dijo:

                Bueno, ya sabes que yo soy más de local de ensayo con olor a sudor y batería que marca el ritmo con un par de baquetas.

                Pero el mundo de la electrónica descubre posibilidades muy interesantes. Y no es nada nuevo, como bien dices. Y los que amamos a Pink Floyd, por ejemplo, deberíamos saber todo lo que supone en su música la investigación con sonidos, y que eso de “explorar ese punto de fricción entre mundos, el analógico y el digital, que en apariencia se contraponen y evocan sensaciones distintas” no es algo nuyevo, precisamente.

                Me ha interesando lo que has traído de Kurokawa y Kangding Ray.

                Salud!

                • El dia 06.06.2009, carrascus dijo:

                  Pues precisamente ahora mismo me voy a verlos, porque acabo de llamar a Vidal para preguntarle si el programa de esta noche sigue adelante o la lluvia de esta tarde se lo ha cargado, y me ha dicho que a pesar de haberlos jodido un poco se sigue con el programa… y que por el montaje que están haciendo para el show de Kurokawa, la cosa promete ser espectacular…

                  Ya os contaré.

                  • El dia 07.06.2009, carrascus dijo:

                    Lo de Ryoichi Kurokawa es simplemente increíble. Después de ver su instalación “Scentless”, no podía imaginarme como íbamos a ver perturbada nuestra percepción por su espectacular “Rheo”. Si pensabas que minimalista y espectacular eran dos palabras que definían conceptos contrapuestos espera a verte alguna vez inmerso en el interior de los paisajes audiovisuales de este japonés para cambiar de opinión.

                    Encima del escenario nada humano, Kurokawa estaba ante una consola delante de la mesa de sonido, sobre la que había desplegado cuatro Macs (uno para gobernar cada una de las tres pantallas, y otro para el sonido), y dos extraños aparatos llenos de luces y gráficos que vete a saber para qué servían. Sobre el escenario, tres pantallas a modo de esculturas digitales sobre las que cobraban vida los gráficos, las fotografías; en las que las imágenes reales y virtuales apenas se distinguían entre sí, superpuestas a un sonido abstracto que salía de las torres que las flanqueaban y de otros potentes altavoces que teníamos a nuestra espalda, en las esquinas de atrás del patio.

                    Sobre las pantallas, la visión de la arquitectura moderna subrayada por el aluvión sonoro. Los sonidos envolvían el espacio… poco a poco iban encontrando un ritmo reconocible y lo que veíamos se iba dividiendo, recortando, truncando y por fin, saturando. Y nosotros también, junto con las imágenes.

                    Yo no sé qué vieron los demás, porque nos quedamos sin palabras para definir aquello, pero lo que yo ví fue un enfoque de los cambios urbanos que hasta ahora nunca se me había ocurrido: como el sonido parasita las construcciones, los edificios… y se sirve de ellos y de las autopistas para abrirse camino. Las ondas musicales (o ruidistas) recorrían las imágenes difundidas por las pantallas gigantes instaurando con ellas un diálogo ambiguo, una metáfora de la evolución urbana. Los sonidos que se abrían paso desde ellas volvían de nuevo a entrar dentro de las imágenes para modificarlas. Y todo ello, a veces, incluso al límite del ensordecimiento.

                    Y desde el medio urbano al medio natural, como si el eco de la ciudad no fuese ya nada ante la amplitud de los acantilados, de los ríos… la ciudad y la naturaleza combinándose bajo la señal de la difracción a la hora de la globalización de las metropolis. Y así termina todo, con la visión de una gran metrópolis por triplicado. Así vivimos y así evolucionamos… aunque nos pese; pero eso es lo que queremos…no?

                    Después de aquello, la actuación de Kangding Ray parecía demasiado light. Salió con una sección rítmica más o menos tradicional, con un bajo y una batería (creo que con los sonidos algo modificados digitalmente de todos modos) y David en medio, con sus consolas y su ordenador. A su simplicidad emocional no le ayudaba en nada el residuo del espectáculo anterior, que todavía tenía inercia para moverse dentro de nuestra cabeza. Pero poco a poco, ayudado además por el alcohol, y por unos foquitos que iban barriendo a la audiencia con sus haces luminosos, y que cada pocos segundos te daban directamente en la pupila, ibas alcanzando un estado psicodelitonto muy propicio para disfrutar de los sonidos que te llegaban. Además descubrí que si me quitaba las gafas de lejos, lo veía todo envuelto en una especie de neblina rosa y roja que me daba un tirón aún más grande para arrastrarme al interior de aquello.

                    Pero creo que mi parte consciente ganaba la batalla… todo aquello me sonaba conocido. Pensaba que quizás era cosa mía, hasta que en uno de los momentos de silencio entre pieza y pieza escuché como el Profe Franz, que estaba a mi lado, canturreaba aquello de “bahn bahn bahn babah autobahn…” y supe que el fantasma de Kraftwerk se había apoderado del alma de los estáticos sonidos de Kangding Ray. Y no solo eso, sino que cuando David musitaba, recitaba, murmuraba sobre ellos teníamos la sensación de que todo eso lo habíamos oído ya en algún disco de Massive Attack.

                    Así que optamos por dejar los análisis y disfrutar lo que pudiésemos. Y lo conseguimos. Poco a poco el ambiente fue subiendo en intensidad, y nuestro ánimo con él.

                    Pfff… se me ha echado el tiempo encima. Ya seguiré si queréis saber algo más de esta noche, o de las instalaciones que había en la muestra. Se me hace tarde y hemos quedado con los vecinos para desplazarnos a Carmona a votar (estamos empadronados en esa hermosa ciudad porque nuestra urbanización pertenece a su término municipal), y nos quedaremos por allí, en alguno de sus buenísimos restaurantes hasta que se nos eche encima la tarde.

                    Hasta entonces… I’ll be back.

                    • El dia 09.06.2009, EuLaliA dijo:

                      Pues lo explicas muy bien, pero yo sin verlo la verdad es que no me puedo hacer una idea. Pero parece que nos hemos perdido algo grandioso.

                    • El dia 08.06.2009, Koloke dijo:

                      Carrascus, con tu permiso pongo un enlace más macarra, para compensar tanta maquinita y tanto ordenadós:
                      http://koloke.blogspot.com/2009/06/anoche-estuve-en_07.html
                      Por cierto, en los comentarios del Neil te subí otro vídeo, para que vieses que lo que fallaba era el sonido.

                      • El dia 08.06.2009, atikus dijo:

                        Bueno yo a lo mas que llego en esto de intentar modernizarme o comprender a la juventud es ir de vez en cuando a alguna discoteca de los madriles como el Low que traen tipos que yyo antes llamaba pinchadiscos, pero que ahora son como actuaciones en directo y que cobran una pasta y se paga por verles, jeje.

                        Pues si su señora le viera con la casa lleña de sintetizadores y cables por todos lados igual le llamaba Bobocop o terminator 6 jeje!!!

                        El caso es que aunque no es mi música favorita es interesante escuchar de vez en cuando conciertos de este tipo de musica electrónica o como es llame, sin abusar tampoco…que uno tampoco esta para muchos trotes

                        • El dia 08.06.2009, carrascus dijo:

                          Desde luego, qué paciencia tengo que tené con estos jevis y estas antiguallas descreídas…! Tengo el cielo ganao con ellos… :)

                          Menos mal que eisidisí es también santo de nuestra devoción. Por cierto, Koloke, que ya ví el vídeo nuevo de papá Neil y pude apreciar lo que decías del sonido. Supongo que el concierto del Calderón sería una pasada, por lo que puede apreciarse en el vídeo que enlazas…

                          Pero vamos, que seguro que no le llegaron ni a la suela del zapato al Kurokawa. Al que además tuve el placer de estrechar la mano y felicitarle por su obra, porque tras el concierto de Kangding Ray me lo encontré a mi lado en la cola del meódromo. Sí, parece que los dioses también mean…

                          Y D. Atikus… abuse usted, joé, que está en la edad…

                          • El dia 09.06.2009, Microalgo dijo:

                            ¿Y lo que se ahorra uno en tripis?

                            UUUuuaaaaAAAAaaaaaAAAAAaaaa…

                            • El dia 09.06.2009, juanlu dijo:

                              Como me alegro de ver que se esten organizando cada vez mas cosas en Sevilla (casi me dan ganas de volver) 😉

                              ¿vas a los Depeche?

                              • El dia 09.06.2009, carrascus dijo:

                                Hey, Juanlu… pues iba a ir, incluso tenía la entrada y todo, pero la he regalado porque al final ese día no voy a estar en Sevilla. Tocan el 12 de julio, que es domingo, y el día antes, sábado 11 voy a Córdoba a ver a John Fogerty, con la sra. Carrascus, y seguramente nos quedaremos por allí. Pero a Springsteen sí que voy.

                                Otra cosa… tu comentario anterior es el que hace el número 6.000 en este blog, así que al igual que ha pasado con los anteriores que han sido comentarios milenarios, te toca elegir tema para un próximo post. Si quieres, claro… aunque estoy pensando que quizás incluso sería mejor que nos escribieses tú algo de lo que ocurre por ahí por París… te animarías?

                                • El dia 10.06.2009, juanlu dijo:

                                  No podrá ser para el próximo, porque ya has publicado otro pero me apunto a escribir algo. Demomento pir próximos conciertos son Depeche y…euh…glups…U2.

                                  Como tema para un post, se me ocurre uno de exiliados como yo, o sea, españoles que tocan o han tocado en grupos extranjeros.

                                  Un abrazo de Champions, mon ami

                                  • El dia 11.06.2009, carrascus dijo:

                                    Sería un tema fantástico ése que propones… si hubiese gente sobre la que escribir. A lo mejor hay, pero a mí, así a bote pronto, ahora solo se me ocurre la Palm Olive y Cristina Aguilera, y creo que ésta ni siquiera era española, solo nieta de una…

                                    Bueno, una vez, uno de los socios propietarios de la discoteca “Rrio”, donde organizamos uno de los conciertos de The Godfathers, me dijo que él había estado tocando en la banda de Arthur Brown cuando hicieron el “Fire”, pero el nota era un fantasmón y yo no me lo creí. Ni tampoco hay por ahí constancia documental de tal cosa.

                                    • El dia 11.06.2009, juanlu dijo:

                                      A mi se me ocurre la Cristina Martinez de Bosshog y la pesada de Olivia Ruiz… bueno, investigo un poco y te tengo al tanto.

                                      • El dia 11.06.2009, carrascus dijo:

                                        Jejeje… me estoy dando cuenta de que antes escribí “Cristina Aguilera”, cuando en realidad estaba pensando en Cristina Martinez. Sería alguna traición rara del subconsciente…

                                        De ella es de la que decía que creo que en realidad no es española, sino que lo era su abuela. Igual que en el caso de Olivia Ruiz, no?, yo tengo entendido que ella es francesa, y que sus abuelos eran españoles que se tuvieron que ir allí tras la guerra; de hecho su apellido real no es “Ruiz”, sino Blanc o algo así.

                                        Ahora se me ocurre también el teclista sevillano Juan Carlos Toribio, que ha hecho una gran carrera con los Maná.

                                        • El dia 12.06.2009, Vidal dijo:

                                          Y Miguel Marín con Piano Magic, hombre

                                        • El dia 12.06.2009, carrascus dijo:

                                          Coñes, pues es verdad… que Miguel estuvo varios años en el extranjero cuando dejó Sr. Chinarro y tocó con Piano Magic.

                              • El dia 10.06.2009, Koloke dijo:

                                Mi querido Carrascus: perdone usté que discrepe, pero he estado escuchando (intentándolo al menos) al Kurokaka ése y suena tal cual si a un ampli Starforce le vomitase encima Bon Scott en una de sus noches más etílicas.
                                Creo que con el paso de los años me estoy volviendo un talibán, lo sé, pero es que no lo puedo evitar.

                                • El dia 11.06.2009, carrascus dijo:

                                  Con lo que hay en el post no puedes hacerte una idea de lo que vimos y oimos de Kurokawa, amigo Koloke. El trailer de arriba no le hace justicia, y el audio es de cuando este hombre todavía editaba discos, época que ya dejó atrás. “Rheo” en directo, allí mismo, dejándote envolver, es… otra cosa… otra experiencia…

                                  • El dia 12.06.2009, Epi dijo:

                                    No te puedes imaginar la envidia que me das por no haber podido ir a ver el espectáculo de Kurokawa, aunque tu comentario es tan bueno y descriptivo que haces que casi lo vea, por lo que me da más envidia aún.

                                    Por cierto, si el Juanlu que escribe antes es el que yo creo, a ver si me puedes mandar su mail. Gracias.

                                    • El dia 12.06.2009, carrascus dijo:

                                      Pues sí, Epi, el Juanlu es el mismo que tú crees. Te paso el mail por linea interna, mira en tu correo.

                                      Y sí también a lo de Kurokawa, fue algo digno de verse y de admirarse. A ver si Vidal, que era el responsable de la programación, nos cuenta algo más de él por aquí. Y ya puestos, de las dos primeras noches, que no pude ir a ninguna de ellas…

                                    (Required)
                                    (Required, will not be published)

                                    Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.