Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
FLORES DE PIEDRA MARCHITAS
Carrascus

Hace unos días saltó a los titulares de los periódicos y revistas musicales la noticia de que los STONE ROSES planeaban volver a unirse este año, con motivo del vigésimo aniversario de la edición de su disco homónimo, el primero que sacaron, y que desde entonces es repetidamente citado entre los mejores de la historia del pop, teniendo ya el status de leyenda. De forma totalmente merecida, me permito agregar aquí yo.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Made of stone”

El nuevo pistoletazo de salida para la banda tendría lugar a mediados de abril, en el “Coachella Festival”, al que seguiría una gira de 21 conciertos en Gran Bretaña durante el verano, y a finales de año habría disco nuevo en el mercado.

Todo muy bonito… si hubiese sido cierto.

Cuando se separaron, la verdad es que no lo hicieron en términos muy amigables, y por eso se decía que Ian Brown, quien ejercía el papel de líder originalmente, estaba siendo muy reacio a esta reunión, entre otras cosas porque está ultimando la grabación de su nuevo disco en solitario, pero que terminó por firmar sobre la línea de puntos cegado por la cantidad de pasta que les ofrecían. Con los demás miembros no había problemas, porque todos estaban encantados con la vuelta…

¿Todos? John Squire dice que no coge una guitarra ya ni se sabe desde cuando. Su vida artística está concentrada actualmente en la pintura y tiene ya concertadas para este año tres grandes exposiciones en Inglaterra, Austria y Japón. Cambió la guitarra por los pinceles en vista de la mala acogida que tuvieron los dos discos que editó en solitario. Aquí parece que todo le va mucho mejor: “Disifruto demasiado con la pintura como para volver a la música”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“She bangs the drums”

Puedo sentir como la tierra comienza a moverse,
oigo mi aguja posarse en el surco
y comenzar la espiral a través de otro día.
Oigo mi canción comenzando a decir:
bésame donde el sol nunca brilla.
El pasado era tuyo, pero el futuro es mío…

El resultado de esto es que tanto el portavoz de John Squire, como posteriormente el de Ian Brown han denegado todos los rumores sobre la nueva reunión de la banda. Así que a pesar de la aparente lógica de su vuelta, tendremos que esperar futuros acontecimientos al igual que ocurrió ya con las de los Smiths, los Jam y los Talking Heads, todos remisos a comprometer su cimentado prestigio a cambio de grandes sumas de dinero.

Y no penséis que cuando hablamos de mucho dinero lo hacemos como frase hecha o tópico, ya que con el enorme crecimiento que ha tenido el negocio de los conciertos de rock desde que los Stone Roses se separaron oficialmente en 1.996, su vuelta a los escenarios significaría una cantidad de dinero superior a la que han hecho durante toda su carrera discográfica.

Y además habría que tener en cuenta también que un regreso daría al grupo la oportunidad de arreglar bastante el mal sabor de boca que dejó a todos el agrio final de su carrera. El batería, Reni, les dejó ya en 1.995, poco después de la edición del segundo disco, “Second coming”, y John Squire se fue al año siguiente abriendo el camino que les llevó a los demás al famoso desastre que resultó su participación en el Festival de Reading del ’96. Desde entonces no se hablan Ian y John, y las tensiones entre ellos perduran en la actualidad por lo que se desprende de las entrevistas que les he podido leer últimamente.

Pero hubo tiempos mejores. Justo hace veinte años todos nos perdimos entre la brillantez caleidoscópica de las guitarras que se derramaban sobre nuestros oídos desde “Waterfall”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Waterfall”

Y en aquel tiempo nos vamos a situar, hace veinte años. Poco después de que todo comenzase casi como una tontería, con “Elephant stone”, el single de unos meses antes. Después fue floreciendo a base de conciertos, hasta que con la salida de su primer disco, “THE STONE ROSES”, la obsesión por la banda se convirtió casi en una religión.

En el programa de radio que yo hacía todas las tardes estuvo sonando constantemente desde que lo presenté; creo que aquellas canciones (las que estamos reviviendo ahora en este post) se convirtieron en parte de mi vida.

“Yo soy la resurrección y la vida”, cantaba Ian Brown, y muy bien podía ser cierto. Así terminaba el viaje de casi 50 minutos por esta “casa del placer”, por la que comenzábamos a internarnos suavemente al principio, como fundiéndonos con los latidos del bajo, a través de un corredor de armonías. Entonces, de pronto, entrábamos en el salón principal, vasto, panelado en madera de roble, con candelabros que colgaban del techo y algo deslumbrante, cegador, fuerte e intenso que nos arrastraba hasta el final, que nos atrapaba. Esta música era una droga y estábamos enganchados. “I wanna be adored” se contoneaba y se cimbreaba, segura de su propia grandeza. Ian rogaba una y otra vez “Quiero ser adorado”… las guitarras alcanzaban las nubes mientras Ian musitaba: “No tengo que vender mi alma / Él (el demonio) ya está en mí / quiero ser adorado…”. Esa era la primera canción. Ahí comenzaba todo.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“I wanna be adored”

Después de tan alto drama “She bangs the drums” era puro relajamiento. Esta canción, junto con “Bybe bye badman” y “Sugar spun sister” formaban una trilogía de pop puro. Las tres seguían una línea desde los Beatles a los Smiths, que sirvió para enterrar a los primeros Primal Scream, que tuvieron que cambiar para no quedar archivados. Los Stone Roses eran la promesa hecha realidad, eran un paso adelante… el paso definitivo. Ellos desenterraban el pasado para crear el futuro.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Sugar spun sister”

La columna vertebral de la música de los Stone Roses era el toque de guitarra de John Squire. Maravillosamente fluido, indudablemente psicodélico; mezclando elementos de Hendrix y de Johnny Marr. Y el resto de los componentes no le iba a la zaga, el bajista Mani Mounfield, el batería Reni Wren… Los Stone Roses no eran unos principiantes cuando grabaron este disco; Ian y John ya habían trabajado juntos desde los primeros ’80 en una banda punkie llamada The Patrol que prácticamente se dedicaba a copiar a los Clash; y desde 1.984 ya funcionaban todos en otro grupo, llamado English Rose como la canción de los Jam, que fue la encarnación previa de los Stone Roses.

No es extraño pues, que a la hora de grabar tuviesen las ideas tan claras sobre el control de calidad de su obra, y sabían exáctamente qué había y qué no había que meter en aquellas cintas. Sesenta días de grabación que produjeron una obra maestra.

Había en ella otro momento genial formado por una pareja de canciones que se complementaban. Comenzaba con el “Waterfall” que puse antes, cambiando desde los toques acústicos hasta el wah-wah, gelatina púrpura sobrante de los ’60; después giraba hacia el funk, sin sonar chapucera ni un solo segundo… y después se metamorfoseaba en “Don’t Stop”, que era, en esencia, la misma canción con letras más atrevidas, de hecho surgió de una escucha marcha atrás de la anterior. Era un trip. Palabras y frases medio oídas, medio ahogadas bajo olas de psicótica psicodelia…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Don’t stop”

El corte central del disco era “This is the one”, una decadente y fluida obra maestra que, sin embargo, no estaba construída sobre la guitarra de John, sino sobre platillos golpeados, dulces capas de armonías y momentos de virtual silencio. Una pieza que se iba hinchando y corría más y más de prisa, muy en la linea de Nirvana. Fue con la que más tuvieron que currar en el estudio para conseguir la dinámica apropiada y que los cambios de velocidad se sucediesen de forma natural.

Era una canción extravagante y recargada, llena de amenazantes cañones que, por fin, te vuelan la cabeza.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“This is the one”

…y ya solo te quedaba resucitar. Con “I am the resurreccion” en un crescendo masivo terminaba este disco. Uno de los que forman parte de un escogido grupos de cuatro o cinco (Crimson, Patti, Roxy, Veneno…) que son las mejores primeras obras de una banda que he oído en toda mi vida de comprador de discos.

Una buena parte de la razón por la que el grupo llegó a ser tan grande fue por el carácter de los componentes, por la química que se estableció entre ellos: John era tranquilo e imaginativo, el carismático era Ian, Reni aportaba el descaro y la energía, y Mani era el colega leal dedicado a todos ellos. Su amistad y su forma de ser se reflejaba en su música. Pero aquello no duró, ya lo has visto. Y ya han pasado veinte años.

Si aquel momento te pilló joven y en otras cosas, desde entonces quizás hayas oído estas canciones. El paso del tiempo y las posteriores obras de la banda y sus componentes en solitario puede que las hayan diluído… pero espero que este texto te haya hecho comprender un poco por qué fueron tan grandes en su época.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“I am the resurrection”

Categorías: Like a Rolling Stone -

17 Comments

  • El dia 31.03.2009, atikus dijo:

    Puff ya 20 añitos, si es que soy un viejo de narices!!! recuerdo en el 92, cuando fui con 3 de los amiguetes del grupo donde yo tocaba a Manchester, en pleno boom de los stone roses!!, en fin ahora vuelve todo cristo, será cuestion de volver a pillar la guita?

    saludos

    • El dia 01.04.2009, EuLaliA dijo:

      Conocia alguna de estas canciones, pero como tu dices, desdibujada por el paso del tiempo. Ahora, como siempre, en el contexto que les das tienen otra dimension y las escuchas de otra manera. Casi mejor que no vuelvan a unirse de nuevo, aunque seguramente, con el tiempo, sera inevitable.

      • El dia 01.04.2009, NoSurrender dijo:

        Una de las mejores bandas de su época, sin duda. Su primer disco hizo historia y puso a Manchester en el mapa. Hace años que no lo escucho. En cuanto regrese a casa esta tarde rebuscaré en los cds y me acompañarán con el té.

        Perdonad que no os contestara en el otro post, pero es que cada vez tengo menos tiempo de navegar. Me doy por aludido con lo de John Fogerty. Se trata de un festival de guitarra, donde tendrá cabida desde el flamenco de Tomatito hasta el blues comercial de Gary Moore. Mi amigo me dice que aún están en fase de contrataciones con los aforos, pero que la cosa avanza. Cuando sepa fechas os lo diré.

        Salud!

        • El dia 01.04.2009, carrascus dijo:

          No se preocupe Atikus… la vejez no nos quitará la marcha, ni a usted, ni a NoSurrender, ni a mí… y esperemos que tampoco a John Fogerty, por la cuenta que nos tiene si vamos a verlo.

          A Lali la dejo fuera, porque aún le quedan muchos años para empezar a sentirse vieja.

          • El dia 01.04.2009, zambombo dijo:

            Por raro que parezca, yo escuché por primera vez a Stone Roses ya con el “Second Coming”, que está muy bien, pero ya es otra cosa. Esta obra maestra, que bien merecido tiene dedicarle un artículo completo, no la escuché hasta que me lo grabó en cinta la chica que cantaba en mi grupo, allá por el 2000, casi ofendida ante mi desconocimiento.

            Tras escucharlo, sólo podía pensar en dónde había estado yo metido para perderme semejante discazo. Hay innumerables grandes discos en la historia del rock, pero pocos destilan la magia que éste.

            Respecto a la reunión, opino como Eulalia, quizá en este caso sea mejor que no. No siempre vamos a tener la misma suerte que con Pixies, Police, etc.

            • El dia 01.04.2009, Gilmour Jeans dijo:

              Para mi tambien han pasado la caducidad.

              • El dia 02.04.2009, Microalgo dijo:

                Estoy con Ambombo y Eulalia: mejor que no.

                Y lo del festival de la guitarra… ¿Va a cantar también Miguel Bosé?

                ¿Ehn?

                • El dia 02.04.2009, carrascus dijo:

                  Eso digo yo, Zambombo… ¿donde estaría usted metido? Y dígame, ¿rescató usted también los maxi-singles aquellos de 12″ que sacaron después de este disco y antes de que usted los descubriese, los “Fools gold” y “One love”…? Pues póngase a ello.

                  Gilmour… supongo que usted se referirá a que ha pasado la fecha de caducidad para una reunión, no que esta música esté caduca, no?

                  Y D. Micro también se apunta a la caducidad… y hurga un poco en la herida de aquel Festival de la Guitarra que sirvió para inaugurar el Auditorio de la Expo, en el que se coló Bosé con una interpretación criminal de “Sevilla”. Claro que también se coló Joe Cocker e hizo una de las mejores interpretaciones en directo que le he visto.

                  De todas formas, D. Micro, nosotros no iremos a ese festival de guitarras de Madrid. Lo que nos interesa, a través del amigo de NoSurrender que lo organiza, es saber de qué palo va a ir John Fogerty; pero como éste va a hacer una gira más amplia por España, si al final vamos a verle será seguramente en Córdoba, que nos pilla más a mano.

                  • El dia 02.04.2009, diciembre dijo:

                    Evidentemente me pillo en otras cosas, porque no entiendo como he podido pasar por alto un grupo así. Su nombre lo conocía, pero no sus canciones, las hubiera recordado. Son una auténtica maravilla, con ése toque sesentero tan especial…

                    Geniales, Carrascus

                    • El dia 02.04.2009, JL Ambrosio dijo:

                      Hola, qué tal.
                      Los SR no son, ni de lejos, mi grupo favorito de Manchester, pero la vida tiene esas cosas. Más me interesa el hecho de que esta ciudad haya revolucionado hasta cuatro veces toda la escena del pop y rock inglés (y, de paso, del resto del mundo) con otros tantos grupos cruciales. Lo cual me recuerda aquellas declaraciones de Elvis Costello a Nick Kent a inicios de los 90: “Cuando me dijeron que Manchester era la ciudad que marcaba el paso en la música, supe que la mierda nos llegaba al cuello”

                      • El dia 02.04.2009, Gilmour Jeans dijo:

                        Para una reunión Carrrascus, para una reunión.

                        • El dia 02.04.2009, carrascus dijo:

                          Pues sí, querido Ambrosio. Manchester, dejando aparte sellos, productores, escenas, en lo que respecta a grupos estrictamente, hace ya más de treinta años que está llevando como divisa aquello de “a rey muerto, rey puesto”, y de una tacada nos ha dado a disfrutar a Joy Division (’76/’80), The Smiths (’82/’87), Stone Roses (’89/’96) y Oasis (’94/…). Seguro que el grupo al que toca reinar después de Oasis ya anda fogueándose por allí… aunque quizás esta vez, el relevo está tardando demasiado.

                          Estoy de acuerdo contigo sobre lo de no ser la banda favorita de las de Manchester, pero eso es si nos atenemos a su obra completa, vista la cual serían los últimos de la lista… pero es que su primer disco, que es del que hablamos aquí, superaba a las operas primas de los demás; y tampoco ninguno de ellos tuvo un inicio tan explosivo.

                          Por cierto, tío… llevas todo el día con el móvil desconectado y he intentado hablar contigo tres o cuatro veces. A ver si mañana hay más suerte.

                          Ya lo imaginaba, Gilmour… era por hacer un poco de coña.

                          Y Diciembre… ahí los tienes. Disfruta de ellos ahora que ya les conoces. “Nunca es tarde si la dicha llega” (que es, por cierto, el verdadero enunciado del refrán… porque la dicha es buena siempre, no?).

                          • El dia 04.04.2009, Epi dijo:

                            No me da tiempo a contestarte a un post cuando ya tienes otro colgado. Así no hay quien pueda. En fin, ya está casi todo dicho y también opino que este disco es una de las obras maestras de la música grabada.
                            Ya que has hablado de las guitarras y melodías como columna vertebral del las canciones, aunque yo quisiera hacer mención especial a la base rítmica y, sobre todo, a la batería, ya que una de las características más significativas del sonido Manchester, es esa manera continuada de machacar el charlies con las dos baquetas, marcando el acento en la caja.
                            Recuerdo que, aquí en Sevilla, había un batería que tocaba así. Era José María de los Restos, que por cierto tambien solía usar esas gorritas de tenis que llevaban las bandas de Manchester.

                            • El dia 05.04.2009, carrascus dijo:

                              …¿con quién estuve hablando yo no hace mucho de Los Restos? Joé, no me acuerdo… la vejé que mala é…

                              La verdad es que tampoco recuerdo muy bien a José María, y eso que Los Restos fue una de las bandas de aquella época que más ví tocar y con quien más contacto tuve, incluso les incluímos de teloneros en uno de los conciertos que organizamos, con The Godfathers.

                              De todas formas sí que es cierto eso que dices de la batería de los grupos de Manchester. Uno de los principales motivos para que esas canciones tuvieran tanta aceptación y pudiesen bailarse de esa forma en los famosos “raves” de la época. Ese rítmo…

                              Por cierto, Epi… ¿crees que ya ha pasado suficiente tiempo como para volver a contar a quella historia que tanto te molestaba (por repetida, eh) sobre el concurso de Restos y Malpaso…? Sería un buen tema para una de las historias de este blog, y volver a sacar a la luz algunas de las canciones y fotos de entonces…

                              • El dia 05.04.2009, Epi dijo:

                                El tiempo pasa y no significa nada o no debería significar nada. Hablemos del pasado: es una de las formas de seguir sintiéndote vivo. Pero no seamos Ana Rosa Quintana y rasquemos en el pasado para buscar caca. Miremos hacia atrás para encontrar lo bueno. Nunca tuve malos rollos con Los Restos sino todo lo contrario, fuimos compañeros de fatiga y buenos amigos, aunque sí con algún que otro periodista musical.
                                Por cierto ¿a quién votaste tú, amigo?
                                Una de las cosas que puede dignificar esa época oscura de la música sevillana es revisarla con los ojos de hoy y darle el valor objetivo que tenían esos grupos y que no se les dio en su momento.
                                Pienso que con más apoyo por parte de los medios periodísticos hubiéramos sido, muchos de nosotros, tan imprescindibles para enteder la musica española como otros tantos grupos granadinos, cordobeses, madrileños, gallegos, etc…
                                Los músicos de aquella época en Sevilla hicimos todo lo que teníamos que hacer: buenas canciones y música a la altura de los tiempos. Pero nos dimos de cara con el muro del complejo de inferioridad de muchos críticos sevillanos que consideraban mejor todo aquello que venía de fuera.
                                No es tu caso, gracias a dios, eres de los pocos que vivieron, sintieron y valoraron esa época como de las más productivas a nivel creativo de la música sevillana.
                                Tú y tus amigos de Producciones Informales nos disteis la oportunidad de compartir escenario con grupos de nivel internacional como New Christs, Goodfathers, Snakecorps…
                                También he de agradece su labor al incondicional José Luis “Ambrosio”, otro defensor de causas perdidas.
                                Lástima que estuvieramos en Sevilla. “La Gran Zorra”, la Babilonia del sur.

                                • El dia 06.04.2009, Vidal dijo:

                                  Afortunadamente, Epi, parece que esa percepción de “lo local” está cambiando. Los nuevos grupos graban ahora para sellos nacionales (y hasta internacionales) y se les respeta por ahí fuera. Aunque en la ciudad siga volando alguna puñalada: cosas de los localismos.
                                  De Los Restos estuviste hablando conmigo, Carrascus. Se ve que el ácido úrico de las gambitas que había por medio te ha nublado la memoria…

                                  • El dia 06.04.2009, carrascus dijo:

                                    Pues sí, es cierto, fue contigo con quien hablé de Los Restos… vaya con la caraja…

                                    Epi… lo de a quien voté yo te lo dejo pendiente hasta que escriba el post un día de éstos. Y no, no será para sacar mierda a flote, a mí me consta cómo os llevábais Los Restos y vosotros, no ves que os conocía a todos?

                                    Te decía antes lo de que te molestaba la historia aquella porque hubo una época algo larga en la que cada vez que hablaban de vosotros se centraban en aquella anécdota en vez de en la música que hacíais… y tú solías ponerte de los nervios…

                                    Pero ahora sería un momento perfecto para volver a hablar de entonces, aprovechando también la aparición de la historia que ha escrito Vidal para el número del “Go” de este mes, y recordar a aquellos dos grupos que hermanaban musicalmente a Seattle y Manchester con Sevilla, aunque aquí la gente ni se coscase de ello.

                                    Pero los tiempos cambian, como dice Vidal, y ahora algunos de los nuevos grupos indies de aquí hasta tienen proyección internacional. Como por ejemplo el que estuvimos viendo anoche. Pero de eso hablo mejor en otro comentario aparte en el post de la Semana Santa.

                                    (Required)
                                    (Required, will not be published)

                                    Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.