Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
I’M WAITING FOR THE BAND
Carrascus

14 años en hacerse.

1.000 cintas grabadas.

Un millón de dólares pagados a Axl Rose en 1.998 para que continuase grabando.

Un cuarto de millón de dólares mensuales en alquiler del estudio de grabación durante el 2.001.

13 millones de dólares de gastos totales.

…para sacar a la calle esto???

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Chinese Democracy”

La última vez que los GUNS N’ ROSES editaron un disco todavía era presidente del gobierno Felipe González, nadie habíamos visto todavía ni un episodio de la cansina serie “Friends” y Kurt Cobain todavía estaba vivo. ¿De verdad merecía la pena tal espera para la obra magna de Axl Rose…? Estoooo… mmmmm… me parece que no.

Podemos decir de Axl Rose lo que queramos, pero desde luego el tío sabe mantener interesada a la peña. Allá por los primeros años ’90, cuando los Guns N’ Roses todavía parecían una banda tradicional de rock más que una amalgama de músicos mantenidos cosidos al estilo del monstruo de Frankenstein, en un intento de sacar adelante la visión de un hombre, el cantante habitualmente hacía salir a la banda al escenario con muchísimo retraso, cosa que padecimos ampliamente los que fuimos a verles al campo del Betis. Sin embargo, esto no hacía que sus seguidores habituales montasen en cólera, sino que servía para aumentar la expectación por verlos. Que esta malvada táctica nunca terminase generando un grave follón es algo que ilustra bien a las claras la devoción y la paciencia de los seguidores de los Guns N’ Roses.

Y este mismo mecanismo de tira y afloja ha sido aplicado a su nuevo disco, “Chinese Democracy”, pero en una escala muchííííísimo mayor.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Better”

Un periodo de gestación desmedido, gastos de grabación más que multimillonarios, y una lista de colaboradores y currantes en los estudios digna de cualquier película épica del mismísimo Cecil B. DeMille. Todo eso ha elevado al disco hasta un status casi de mito: era descrito como la obra magna de Axl Rose, o su gran locura, dependiendo de si tu nombre era o no era Slash. Y el título también formaba parte de la diversión, nos daba a entender que el disco era como la idea de la actual democracia en China, que puede que nunca se materializase.

Pero este plan maestro, ya fuese intencionado o no, por fin ha llegado a su final. Cuando la canción que da título al disco fue emitida por las emisoras de radio americanas en octubre, los vagos rumores que habían rodeado al disco desde que comenzó a hablarse de él hace catorce años ya eran comentarios abiertos. El nuevo disco de los Guns N’ Roses dejó de pronto de ser un rumor para convertirse en una realidad palpable como la que pocas veces se verá otra igual. Una canción que traía al siglo 21 el sonido del grupo que tanto se había echado de menos.

De hecho, supongo que los únicos que no disfrutarían nada serían los ejecutivos de Dr. Pepper, que habían prometido una de sus bebidas (parecidas al Seven Up) gratis a cada americano si el disco se editaba antes de fin de año. Aunque en realidad estos ejecutivos deberían estar todavía más preocupados porque su nombre, Dr. Pepper, vaya a estar desde ahora irremisiblemente ligado a un disco que no está a la altura de su propia leyenda, más que por las implicaciones económicas de tener que repartir gratis varios millones de latas de refresco.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“I.R.S.”

Catorce años es mucho tiempo para juguetear con nada, y Axl Rose parece haber perdido su capacidad para resumir las cosas en algún punto del recorrido, porque “Chinese Democracy” es un disco tela de largo; 14 canciones en casi 70 minutos… y lo peor es que cuando uno lo escucha entero parece que dura tanto tiempo como el que se ha tardado en grabarlo.

Y también es un disco casi sin alma. Cuando el primer disco de los Guns N’Roses, “Appetite for destruction”, allá por 1.987, era una bestia salvaje impulsada por las drogas duras y las malas aptitudes, este “Chinese Democracy” es un enorme, reluciente y pomposo disco de rock con mucho músculo pero muy poco corazón. Mucha culpa de esto la tiene la producción, con la que Axl Rose y su “pareja de hecho” musical, Caram Constanzo, han enterrado todos los momentos más lentos bajo una densa y sofocante pared de sonido que muestra toda la gama sónica imaginable, desde las cuerdas más dramáticas hasta las capas de efectos electrónicos. Y esto último quizás sea el mayor defecto del disco, porque hace que Axl Rose suene como si fuese el cantante de The Prodigy en vez de el de los Guns N’ Roses. Que tampoco sería una mala cosa, pero es que eso ha hecho que también unten todas las canciones con gruesas capas de rítmos cut-up como si fuesen tostadas untadas de mermelada, o no se corten un pelo a la hora de meter samples. Y esas cosas no les van nada bien al sonido de un grupo como éste. Tanto florecimiento alrededor de lo que de verdad importa nos recuerda que Axl Rose ha estado trabajando en estas canciones durante una década; desafortunadamente esa década parece haberse limitado a la de los ’90, porque estos últimos años parece que ni los ha olido.

Y es una lástima. Porque en realidad sí que hay muchas cosas más que salvables, incluso algunas grandes canciones, en este disco. Si conseguimos saltarnos la torre de instrumentos, vemos que “Better”, “I.R.S.” y “Scrapped” nos traen de nuevo al viejo Axl Rose de aquellos años, con sus aullidos sobrepasando a la invasiva producción. “A veces siento como si el mundo estuviese encima de mí”, canta en “Scrapped”, apuntando unos signos de obsesión y paranoia similares a aquel de “quien me pone la pierna encima”, que recorren todo el disco. Muchas de las letras de Axl van sobre venganza, traición, y de cómo él tiene que pelearse con el mundo. “Voy a apretar el botón y todo se va a ir al carajo”, canta también en “Shackler’s Revenge”… bueno, son los desconcertantes e increíbles sentimientos de un tío que se ha pasado los últimos catorce años básicamente encerrado en su mansión en calzoncillos.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Street of dreams”

Pero sí que está presente también aquí esa dualidad de Axl que le ha hecho ser diferente al resto de los demás componentes de la manada heavy; por cada desapasionado “Welcome to the jungle” que hacía, también escribía un lastimero “Sweet child o’mine”, y en el “Street of dreams” de este disco se deja vencer por sus fantasías de ser como Elton John para marcarse un clásico del heavy-metal que es la única pieza a la que le sienta bien la sobrecargada producción. Y por otra parte está la meditada (¿o ponemos melancólica?) “Madagascar”, que es una pieza épica marca de la casa que continúa donde se quedó “November rain” en… joder!… 1.991. Aunque la decisión de samplear el discurso del “I have a dream” de Martin Luther King a estas alturas, y todo eso de los mártires, demuestra lo desconectado que está Axl de la realidad.

Y esa arrogante falta de perspectiva, tanto a nivel de letras como de música, se extiende por todo el “Chinese Democracy”. Se ve que todo el equipo que ha participado en su confección era demasiado respetuoso (o le daba demasiado miedo) como para decirle al jefe que había que pisar el freno un poquito; pero la contención es algo que nunca ha estado en el ánimo de los Guns N’ Roses, y esta vez, a lo que claramente tenía que haber sido una obra maestra, el no contemplarla le ha hecho un flaco servicio.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Madagascar”

Categorías: Changing of the guards -

9 Comments

  • El dia 11.12.2008, Maese Rancio dijo:

    Todavía no he escuchado el disco, pero voy a hablar de los GNR.

    En mi humilde opinión es una banda que tiene más de mitología que de realidad. Vamos por partes. Sacan un magnífico disco como es el Appetite…, al poco tiempo sacan el Lies que recupera en una cara un viejo EP grabado en directo y en la otra aparecen cuatro canciones acústicas, una de ellas versión de You’re crazy ya incluído en el Appetite

    Luego sacan los Use your illusion, dos LP’s dobles con más morralla de la que cabía esperar. Si en vez de sacar cuatro discos hubiera sido sólo uno con las mejores canciones, el trabajo habría sido genial.

    Después editan uno de versiones, Spaghetti incident, malo como la carne de pescuezo. Después de escuchar la versión de Live and let die uno ya sabe lo que se va a encontrar.

    Y todo eso hasta ahora que editan Chinsese decmocracy..
    Muy, muy poco bagaje para el nombre que tienen los GNR, ¿no creen ustedes?

    Y si hablamos del concierto en el campo del Betis, sólo diré una cosa: Faith no more se merendaron a Axel y sus chicos.

    • El dia 11.12.2008, Microalgo dijo:

      Márketing puro.

      Yo la única canción que recuerdo de ellos es una versión (sí, esa del nota de arriba).

      Así que.

      Besotes.

      • El dia 11.12.2008, EulaliA dijo:

        Si se ha pasado los 14 años estudiando un nuevo look para ponerse es normal que no le haya prestado mucha atencion a las canciones. Ahora, que el nuevo look le ha quedado fantastico :)

        • El dia 11.12.2008, lu dijo:

          Hola!
          Yo sí he escuchado el disco, aunque sólo un par de veces. Reconozco que me dio subidón escuchar la voz de Axl, pero me parece un disco sin alma. Algún tema mola, pero creo que se le ha ido la mano un poco con los botoncitos. En 14 años hay tiempo para darle vueltas a las canciones, demasiadas, tantas como para perder el norte. La frescura y la garra del Appetite son irrepetibles.
          Besos desde la Patagonia. Estoy disfrutando de lo lindo.

          • El dia 11.12.2008, koloke dijo:

            Carrascus, opino lo mismo: hay buenas canciones en este disco, pero el cabronazo de Axl se las carga con la sobreproducción.- Especialmente me gustó mucho Better: si la hubiese dejado en guitarra, bajo, bateria sonaria casi al Appetite.
            Maese Rancio, yo tambien recuerdo a Faith No More: se los merendaron con papas (y eso que era la primera vez que los escuchaba). La lluvia de latas sobre el escenario inolvidable. Y Soungarden qué me dices. La verdad, uno de los mejores carteles que se puedan imaginar (quizá las 3 bandas más potentes del momento) y se regalaron la mitad de las entradas . Cosas de Sevilla.

            • El dia 11.12.2008, carrascus dijo:

              Po la mía la pagué… y encima, por esperar a los demás cabrones que venían conmigo llegamos cuando Soundgarden ya habían terminado. Pero estoy con vosotros en que Faith No More estuvieron muy bien, incluyendo la memorable “lluvia” final.

              Me alegro, Koloke y Lu, que dos gunsanroseros confesos (de la primera época, al menos) esteis de acuerdo conmigo; hay mucha discrepancia por ahí. Y no les arriendo las ganancias a los otros comentaristas (Maese, D. Micro y Lali) como por aquí comiencen a pasar partidarios recalcitrantes del grupo en la misma forma en que lo hacen los imanoides por su post correspondiente… os van a zumbar los oídos.

              En ocasiones como ésta me acuerdo de un chiste malísimo que me contaron hace muchos años:

              -- ¿Cual es el grupo de rock preferido de los leperos…?

              -- Los Gun San’Roque…

              Los que no sean de por aquí cerca no entenderán nada, por eso convendría que supiesen que el santo patrón de Lepe es San Roque, y hay multitud de cosas que se llaman San Roque, incluyendo, por ejemplo, al equipo de fútbol del pueblo.

              • El dia 12.12.2008, zambombo dijo:

                Tiene razón Lu, da subidón escuchar los tonos agudos de Axl de nuevo. Yo también me confieso Gunner, de hecho tuve el Apetite y el Lies en vinilo.

                Esa magia es irrepetible, pero también he de confesar que me han gustado mucho los temas que ha colgado aquí Carrascus. Claro que para ello he tenido que hacer un gran esfuerzo para olvidarme de la larga espera, el coste del disco, que hubo una época en la que GNR tuvo a la guitarra de Slash, y mil cosas más. Me han entrado ganas de esuchar el resto del disco; la verdad es que por los comentarios vertidos en Internet esperaba otro fistro al estilo del “St. Anger” de Metallica, pero no es el caso.

                Lo del campo del Betis… Faith no More eran mi banda favorita en esa época, y me siguen pareciendo grandísimos. No fui al concierto por culpa de un examen (que encima suspendí). Errores propios de la juventud.

                • El dia 13.12.2008, atikus dijo:

                  14 años no es nada jiji!!

                  • El dia 16.12.2008, NoSurrender dijo:

                    Siempre me gustó esa banda, G&R. Pero todo lo que ha habido alrededor de este disco ha sido tan patético. En fin, me haré con él, claro que sí. Pero me temo que echaré mucho de menos aquellos salvajes tiempos con la Les Paul de Slash

                    (Required)
                    (Required, will not be published)

                    Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.