Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
EL DITERO SIEMPRE LLAMA DOS VECES
Carrascus

BRINSLEY SCHWARZ eran un puñado de pub-rockers de los ’70, llamados así en honor al guitarrista del grupo, a los que su compañía discográfica decidió hacer una campaña publicitaria que fuese la madre de todas las campañas publicitarias.

Para ello contrataron un vuelo charter desde Londres a New York para llevar allí a docenas de periodistas ingleses para que les viesen tocar en directo en el legendario Fillmore East, el 3 de abril de 1.970. De este modo, sobornando a los plumillas con un vuelo transoceánico gratis y toda la cerveza que fuesen capaces de beberse, se asegurarían críticas favorables para la banda cuando volviesen a Inglaterra, y con ello aumentar considerablemente las ventas de su disco.

Se gastaron una pasta considerable.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Brinsley Schwarz – “Peace, love and understanding”

Sin embargo, las cosas no fueron del todo bien. Primero, el avión en el que iban los periodistas tuvo algún problema cuando volaba sobre el Atlántico y tuvo que volverse para atrás, aterrizando en el aeropuerto de Shannon, en Irlanda, donde permaneció, con todos sus ocupantes durante casi 24 horas.

Por supuesto, a las damas y caballeros, enormemente contrariados, de la prensa, se les dio acceso gratuito al bar.

Mientras tanto, a 5.000 kilómetros de allí, en la frontera de Canadá con los USA, se le impedía el paso a este país a dos de los miembros de la banda debido a unas antiguas detenciones por asuntos de drogas. Al final pudo solucionarse el problema y los dos músicos llegaron a New York, pero sin tiempo de ensayar y apenas un rato antes de la hora de comienzo del concierto.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Brinsley Schwarz – “Country girl”

Los periodistas, a su vez, llegaron prácticamente todos borrachos de tanto tiempo bebiendo, y ni siquiera pudieron ver el concierto en condiciones, lo que unido a que los músicos no estuvieron demasiado finos, hizo que después les lloviesen unas críticas pésimas en las páginas de todos los periódicos y revistas..

Y el colmo de los despropósitos fue cuando los Schwarz descubrieron que la compañía discográfica les iba a hacer pagar todo el dinero que se habían gastado como adelanto para preparar esto. La pasta se la iban a ir descontando al grupo de lo que fuesen ingresando con la venta de sus discos.

La cosa no hubiese estado mal, excepto por un detalle importante… que los discos del grupo no los compró apenas nadie.

Y eso que fueron cabecera de cartel del primer festival de Glastonbury, actuando delante de Paul McCartney y los Wings; y que aparecieron en la película “Stardust” con David Essex (coño, a lo mejor eso fue lo que les hundió…). Pero nada; los cinco discos consecutivos que los Brinsley Schwarz editaron fueron fracasos comerciales uno detrás de otro. Y después de eso la banda se disolvió.

En los años que siguieron, su bajista Nick Lowe, que era realmente el alma de aquella banda, aunque Brinsley le diese nombre, comenzó a labrarse una carrera en solitario, e incluso nada menos que Elvis Costello grabó una versión de una de las canciones que escribió para el grupo, “Peace, love and understanding”. Y la salvación de todos fue que otra versión de ella, que hizo el cantante Curtis Stigers, se incluyó en la banda sonora de “El guardaespaldas”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Curtis Stigers – “Peace, love and understanding”

Hasta entonces, en 1.992, más de veinte años después de aquel fallido concierto en New York, la banda aún le debía al sello discográfico la cantidad de 60.000 dólares. Y aunque el grupo ya no existiese, sus miembros tenían que ir pagando con los royalties de sus canciones, que tampoco eran gran cosa… hasta ahora.

Porque la banda sonora de “El guardaespaldas” fue 17 veces disco de platino, y de pronto Nick Lowe se encontró con un cheque a su nombre por valor de un millón de dólares en royalties, al que poco después siguió otro más con idéntica cantidad escrito en él.

Por fin se pudo cancelar la deuda, aunque ninguno más de los miembros de la banda vió un solo céntimo del dinero de Nick porque éste lo invirtió todo en comprarse su propio estudio de grabación en Islington.

No fue hasta trece años después, en el 2.005, cuando el actor Bill Murray cantó también “Peace, love and understanding” en el karaoke de la película “Lost in translation”, que de nuevo comenzaron a llegar algunos royalties más en cantidad suficiente como para que Nick Lowe se acordase de repartir algo con los compañeros que la grabaron originalmente con él, y gracias a eso el batería de los Schwarz, Billy Rankin, pudo permitirse algún capricho gracias al cheque de 1.000 dólares que recibió.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Elvis Costello – “Peace, love and understanding”

Categorías: Simple twist of fate -

16 Comments

  • El dia 09.12.2008, JL Ambrosio dijo:

    Caminando por este mundo perverso
    buscando la luz en la oscuridad de la locura
    me pregunto, ¿se perdió la esperanza?
    ¿Sólo quedan ya dolor, odio y miseria?
    Y cada vez que así me siento por dentro
    hay algo que me pregunto
    ¿Qué tienen de gracioso la paz, el amor y la comprensión?

    • El dia 09.12.2008, zambombo dijo:

      Conocía todas las versiones excepto la original, suele ocurrir.

      Tantos miles de dólares por escribir una canción… Cuántos autores de canciones igual de estupendas no habrán visto ni un duro en su vida… Desde luego, el sistema no es muy perfecto que digamos. Está claro que hoy día, lo que importa es que el tema aparezca en un anuncio o película. Y si no, que se lo digan al autor de la canción de la lotería de este año. A ese sí que le ha tocado el gordo.

      • El dia 10.12.2008, carrascus dijo:

        ¿Cual es la canción de la lotería de este año…? Me temo que ya solo veo la tele en el iPlus y me salto los anuncios…

        La verdad es que un golpe de suerte en forma de canción tuya en una peli de éxito te arregla la vida.

        La paz, el amor y la comprensión… lo que tienen de gracioso, querido Ambrosio, es que todavía persisten por encima del dolor, el odio y la miseria. Vaya que sí.

        A ver los que estuvieron anoche viendo a los Low si nos dicen algo, porque Lali me ha enviado un mail diciendo que el concierto le pareció fantástico, pero que no se atreve a escribir una crónica en forma de comentario. Se ve que la chiquilla se menosprecia, cuando no debería hacerlo en absoluto.

        Leyendo por ahí como fue todo vuelvo a sentir envidia malsana, pero es que cuando uno tiene una madre con 90 tacos y un infarto reciente, debe celebrar con ella todas las onomásticas, las cenas de Navidad y lo que se tercie, porque nunca puede dejar de pensar que tal vez sea la última.

        Bueno, cerremos la noche con algo más liviano, mejor… ¿sabéis que la semana que viene comienza la segunda temporada de “Californication”?

        • El dia 10.12.2008, Microalgo dijo:

          ¿Ah, sí? Me gustó mucho la primera, me reí un montón. Y eso que la ponían a las tantas… ¿En qué cadena?

          • El dia 10.12.2008, Microalgo dijo:

            ¿Y qué es un ditero?

            ¿No será el dinero?

            ¿Es una errata?

            ¿Es algo más profundo?

            Ah, no, DRAE dixit: “persona que cobra la “dita” (pago a plazos).

            Jó, qué culto, tú. Gracias por la ampliación de vocabulario.

            • El dia 10.12.2008, carrascus dijo:

              Joé, D. Micro… como se nota que es usted jovencito… pregúntele a su madre si ella sabe lo que es un ditero…

              En aquellos tiempos pasados que a ustedes por suerte no les tocó vivir, la figura del ditero era sempiterna en las casas de las familias de clase media tirando a bajita. Las pobres mamás tenían que comprarse los pequeños y medianos electrodomésticos (y otras cosas también) con dinero que les adelantaba el ditero (antes no se llevaba eso de pedir créditos pequeños a los bancos, y además, a las señoras no se los daban si no firmaba el marido, o directamemente, esta clase de familias no tenía ningún dinero en el banco y vivía de dinero en metálico) o que éste pagaba, descontando su comisión, en la tienda. Y luego aparecía todas las semanas o todos los meses para irse cobrando el préstamo (la dita) más los intereses en plazos muy pequeños y prácticamente personalizados para cada señora.

              Era alguien que siempre estaba por allí, y que conocía a toda la gente del barrio, y todos le conocían a él. Lo que no era óbice para que la mayoría se echase a temblar cuando aparecía este señor con su libreta de tapas de cuero marrón cubriendo las hojas en las que apuntaba lo que le pagaba y le quedaba por pagar a cada una. Una cosa a su favor es que era mucho más comprensivo con los retrasos en el pago que los bancos actuales.

              Pero realmente era una figura que nadie quería… nadie quería “echarse un ditero”, que era como se decía por entonces.

              El ditero más conocido de los que iba por mi barrio terminó poniendo una droguería en él. Aún sigue allí, no parece irle mal.

              ¿Un ditero venido a más…?: D. Manuel Ruiz de Lopera; que empezó con una mesita y una silla frente al Electrofil de la calle Arroyo (mi abuelo tenía su kiosko de chuches por allí) financiando las necesidades de las vecinas de El Fontanal.

              El ditero, niñaaaaaa…! El diteroooooooo!. Uno de los pregones que ya se han perdido para siempre en las calles de los barrios populares.

              Por cierto, que con tanto rollo antiguo se me olvidaba decirle que la segunda entrega de “Californication” comienza el lunes que viene en la Fox.

              • El dia 10.12.2008, NoSurrender dijo:

                No conocía la versión original. Pero me sigo quedando con la interpretación de Bill Murray, en cualquier caso. Ay, es que no lo puedo evitar; esa película es un icono.

                No he visto Californication en mi vida. Mi tele se enciende poco, apenas para ver un telediario o un partido de fútbol de vez en cuando. Ya me dirás si es interesante para echar mano del Emule, eh.

                Salud!

                • El dia 10.12.2008, carrascus dijo:

                  Joé, NoSurrender, pues debe usted de aburrirse tela viendo la tele, porque los telediarios son inaguantables, y la mayoría de los partidos de fútbol, si no tienen el componente de que sea usted mucho de uno de los equipos, tampoco hay quien se los trague… y a veces, ni aún así.

                  “Californication” es mucho más entretenida. Lo de interesante, depende del concepto que tenga usted, que eso es una cosa muy subjetiva. El protagonista es el agente Mulder, que ahora es un escritor reconvertido a bloguero, que se pasa el día follando, y las escenas suelen ser muy explícitas. Y además, sale Natascha McElhone más radiante que en ningún otro trabajo que haya hecho en la pantalla grande o pequeña.

                  • El dia 10.12.2008, Luliña Fortune dijo:

                    Jo! yo tampoco conocía la palabreja en español, porque en italiano significa “empresa” ¡qué cosas! Y pobres los músicos de esta historia, menos mal que aunque tarde, se libraron de la deuda. Cuánto de azar hay en el hecho de hacerse famoso o vender una canción!
                    Besitos pre-navideños (ya veo que has “navidizado” el blog)

                    • El dia 11.12.2008, antídoto esencial dijo:

                      Nueva aquí, aunque hace tiempo que te visito.
                      Eres un pozo de sabiduría. Me gusta el blog, una pasada.

                      • El dia 11.12.2008, carrascus dijo:

                        Pues muchas gracias, Antídoto. Me pillas actualizando antes de irme a dormir; pero he tenido unos segundos para pinchar el enlace de tu nombre y ver que escribes un blog precioso como los ojos que lo ilustran en la cabecera. El reloj me suena a las seis de la mañana, tengo que irme a dormir, pero te visitaré de nuevo antes que caiga sobre tí esa espada de Damocles que nos saluda al entrar en tu casa.

                        Un beso. Y puedes aparecer por aquí siempre que quieras.

                        Pues sí, Luliña, ya he navidizado el blog. Ya sabes que yo no soy de los que se deprimen en estas fechas, más bien todo lo contrario. Y como también soy casi más de vísperas que de días señalaítos, pues esta época del año suele gustarme mucho. Está también aquí mi hija, que es el único momento del año en que la veo más de una semana seguida… las compras de regalos de forma relajada… pensar qué le gustaría a cada uno… mirar a ver qué sorpresa nueva encontramos para las cenas y comidas de Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo, Noche de Reyes, Día de Reyes… como ves, en mi casa se come mucho, jejeje… Esta tarde toca inventario de vinos y licores para hacer el abastecimiento completo de todo lo que falta… porque, eso sí, en mi familia somos muchos, pero rara vez hay más de dos o tres para ponerse de acuerdo en beber lo mismo: yo le pego al bourbon y al vodka, otros al ron, otros a la ginebra, otros al whisky; a la hora de los digestivos, hay que poner en la mesa “Rua Vieja”, “Mihura”, “Castellana”, licor de bellota, pacharán, Baileys, oporto… son unos cabrones sibaritas…

                        • El dia 11.12.2008, Maese Rancio dijo:

                          Si le gusta el bourbon, no se junte usted con el Tardá ese que el otro día dijo: “muera el bourbon”… o algo así :-)
                          A mí en Navidad me gusta tomar alguna copita de zalamea.

                          Por cierto, creo que la traducción correcta sería:
                          ¿Qué tienen de raro la paz, el amor y la comprensión?

                          • El dia 11.12.2008, Microalgo dijo:

                            A fe mía y vive Dios: Qué ojos, Dama Antídoto Esencial.

                            Bof.

                            • El dia 11.12.2008, carrascus dijo:

                              Pues sí, Maese, podría ser así como usted dice: ¿que hay de raro, o de curioso, en la paz, el amor y la comprensión?, aunque el Ambrosio ha preferido la acepción que tiene “funny” de divertido, y tampoco queda mal.

                              Y con respecto al Tardá… es que hay gente que tiene muy mal beber. Aunque creo que ya ha rectificado y ha dicho que no se refería a este “bourbon”, sino a otro de una cosecha muy anterior, no?

                              ¿Usted también es como yo, D. Micro, que en lo primero que se fija de una mujer es en los ojos…? Lo segundo es en la sonrisa…

                              Y lo tercero, en el culo, para qué lo vamos a negar…

                              • El dia 11.12.2008, Luliña Fortune dijo:

                                Pu sabes lo que pienso de la Navidad. Lo que no soy es de las palizas agoreras y hediondas. Así que cada uno que disfrute a su manera y aquí paz y después gloria. Muacccccc!!!!!!!!!

                                • El dia 12.12.2008, zambombo dijo:

                                  Carrascus, lo de la canción del anuncio de la lotería de este año lo supe por Internet, no por la tele… Yo tampoco la veo demasiado, la verdad.

                                  Este es el enlace a la historia, con vídeo incluido:
                                  http://www.20minutos.es/noticia/434701/0/cancion/navidad/youtube/

                                  (Required)
                                  (Required, will not be published)

                                  Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.