Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
LOS PROFETAS DEL DESASTRE
Categorías: Forever Young
Carrascus

Para Juanma, que lo pidió… pero solo si promete que se va a leer el post enterito.

Se libró por un pelo. Hace ahora cinco años Peter Hammill sufrió un ataque al corazón en plena calle. Del que fuese cantante del grupo VAN DER GRAAF GENERATOR no puede decirse que sea un tipo demasiado conocido, pero si aquel día llega a tener que escribirse su necrológica la cantidad de figuras que hubiesen aparecido a rendirle tributo hubiese eclipsado a cualquier cielo estrellado.

Porque aunque Juanma, cuando hizo la petición de este post escribió sobre Van Der Graaf Generator que “lamentablemente parecen haber caído en el más absoluto de los olvidos, y nadie ya los cita ni siquiera como influencia”, en realidad no es del todo así, y a Peter Hammill siempre le reconocen como una de sus más claras influencias gente como David Bowie, John Lydon, Mark E. Smith, Nick Cave, Grahan Coxon, Luke Haines… como veis, una lista de los talentos más maravillosos y malintencionados del rock. En una carrera que dura ya más de 40 años, Peter Hammill ha sido constantemente desconocido; es uno de los últimos tesoros enterrados del pop.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Killer”

Y vives en el fondo del mar,
y matas a todo el que se acerca a tí…
Pero estás muy solo
porque todos los demás peces te temen…

En un día negro, de un mes negro,
en el negro fondo del mar,
tu madre te dió la vida
y murió inmediatamente.
Porque no puede haber dos asesinos
viviendo en la misma casa…

Ninguna banda separaba a los hombres de los niños en la forma en que ellos lo hacían. En 1.970, un crítico de la revista “Friends” escribió que escuchar su disco “H to he who am the only one”, de donde hemos sacado esta pieza anterior, le hacía vomitar.

Lo que siempre llamaba la atención por encima de todo era su forma de cantar. Peter Hammill aspiraba a ser “el Jimi Hendrix de la voz”, y a finales de los ’60 solía poner a tope, rayando en la distorisión, los altavoces que escupían su voz. John Lydon siempre dijo que su aullido punk lo basó en esa forma de cantar de Hammill. ¿No es esto una contradicción? Es decir… si el punk barrió a los grupos progresivos, a los que odiaba, ¿cómo es que la principal influencia de uno de los Pistols es Van Der Graaf Generator? Es que en realidad, aunque a este grupo se le recuerde con el sello de “rock progresivo”, al contrario que sus contemporáneos (no citemos nombres) las ambiciones de romper los límites del rock no eran simplemente actitudes pretenciosas ni pomposo virtuosismo; las letras eran una mezcla embriagadora de ciencia ficción, anhelo existencial y nostalgia, y las expresaban en largas canciones en las que, en la era de Led Zeppelin, ellos preferían saxofones y órganos en vez de guitarras solistas, y estructuraban sus melodías como si fuesen pequeñas sinfonías.

En particular, cuando tocaban en directo, a veces podían ser diabólicos, lo peor que uno podía ver; otras veces podían ser increíblemente brillantes. Y a veces nadie estaba de acuerdo en cuando habían sido de una u otra forma. Van der Graaf Generator eran fanáticos del volumen y la distorsión, que simplemente disfrutaban del caos. Su sonido poseía la cabalística facultad de perturbar. Por eso nunca fueron un éxito comercial ni se les pudo enmarcar en ningún estilo concreto, y su música tiene el mismo sentido hoy del que tenía en 1.971… perfecto sentido si eres capaz de pillarla, y ningún sentido si no lo haces.

Cuando Van der Graaf se deshizo, en 1.978 el teclista Hugh Banton se dedicó a construir órganos para iglesias, el saxofonista David Jackson retomó su carrera de profesor de instituto, el batería Guy Evans trabajó con los minusválidos y Peter Hammill se apartó también tranquilamente de la industria del disco pero no de la música, y construyó su propio estudio de grabación y lanzó su propio sello discográfico. Y desde entonces hasta ahora ha editado 51 discos a su nombre. Y eso sin contar los otros tres que lleva editados con los Van der Graaf Generator desde que volvieron a reunirse en el 2.004. El último lo editaron en marzo pasado, y se llamaba “Trisector”. Sus canciones contemporáneas suenan así:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Drop dead”

Pero vamos a remontarnos en el tiempo. De toda la obra de Peter Hammill quizás nos ocupemos en uno (o dos… o tres…) de nuestros futuros posts, pero éste vamos a acotarlo a una etapa más corta y manejable, una que empezó cuando él, junto a algún que otro amigo de la universidad de Manchester reunió una banda con la pretensión de ser marginalmente más serios, y hacer algo más que singles, que todos aquellos grupos de moda en los que sus miembros llevaban los trajes igualitos. Y lo cierto es que parecía que iban a lograrlo; Van Der Graaf Generator fueron recibidos como los entorchados de una nueva ola que se apartaba del rock americanizado que dominaba el mundo en los últimos dos o tres años. Su música era tan confusa, sorprendente y excitante como la del primero de los discos de King Crimson. Pero, desafortunadamente, no llegaron más allá, sus discos se vendían muy poco, y cuando vieron que la música en este grupo no les aseguraba un trabajo continuado como para llevar una vida más o menos segura, lo deshicieron.

Como el discurrir de esta banda es un lío gordísimo, os dejo aquí los hechos fríos y cronológicos, así podreis volver a ellos en cualquier momento de la narración, a modo de la guía de personajes que aparecían al principio de las novelas de Agatha Christie:

1967.- Muere Robert J. Van Der Graaf, inventor del generador de ondas Van Der Graaf.

Nace Van Der Graaf Generator en la Universidad de Manchester, formado por Chris Smith (batería), Nick Pearne (teclados y guitarra) y Peter Hammill (guitarra y voz).

1968.- Hugh Banton reemplaza a Nick Pearne. Se une Guy Evans. Les deja Chris Smith. Se une Keith Ellis. El grupo se rompe.

1969.- El grupo se reforma para grabar “The aerosol grey machine”.

Nic Potter reemplaza a Keith Ellis. Se les une Dave Jackson.

1970.- En febrero editan “The least we can do is wave to each other”

Les deja Nic Potter.

En diciembre editan “H to he who am the only one”.

1971.- En octubre editan “Pawn hearts”.

1972.- El grupo vuelve a romperse.

Durante tres años Peter Hammill edita cuatro discos en solitario. En todos ellos hay siempre uno o más de los componentes de Van Der Graaf Generator.

1975.-
En agosto dan un concierto de regreso en Londres.

En octubre editan “Godbluff”.

1976.- En marzo editan “Still life”.

En septiembre editan “World record”.

1977.- Les dejan David Jackson y Hugh Banton. Vuelve al grupo Nic Potter. Se incorpora Graham Smith (violin).

La banda acorta su nombre, dejándolo en Van Der Graaf.

En septiembre editan “The quiet zone/The pleasure dome”.

David Jackson vuelve al grupo. Se incorpora Charles Dickie (cello y teclados).

1978.- En julio editan “Vital”, su primer disco en directo.

El grupo vuelve a romperse. Esta vez de forma definitiva durante 26 años.

2004.- Banton, Jackson y Evans se unen a Hammill en un concierto de éste y deciden reformar el grupo y grabar material nuevo.

2005.- En abril editan “Present”.

Dan un concierto de reunión en Londres y salen de gira.

2006.-
David Jackson abandona el grupo, que se queda en trío.

2007.- En marzo editan “Real time”, un disco live que contiene el concierto de reunión de Londres integramente.

2008.- En marzo editan “Trisector”.

Bueno… pues estos son los hechos desnudos y ahora vamos a elaborarlos un poco más a ver si somos capaces de comprender el cómo y el porqué de tantos cambios. Sin duda, la personalidad más influyente y dominante de la banda ha sido la de Peter Hammill, sobre la que ha girado toda la historia del grupo. La primera formación duró solo el tiempo suficiente para grabar el single “The people you were going to” antes de que Hugh Banton reemplazase a Nick Pearne.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“The people you were going to”

Por entonces Guy Evans se movía en el ambiente artístico de la Universidad, y un periodista que cubría el Festival de las Artes le habló de una banda que estaba buscando un batería porque el que tenían prefería los instrumentos de viento. Como él lo era y tenía ganas de tocar les llamó. No es que se cayesen muy bien, mutuamente pensaban que ni él ni la banda eran demasiado buenos, pero continuaron ensayando juntos pensando que si lograban que Chris Smith, que había cambiado la batería por el saxo y las ocarinas, se fuese del grupo, o al menos dejase las ocarinas, las cosas mejorarían bastante.

Como Chris no parecía querer irse, Peter Hammill pasó al ataque. Y un día mientras iban a la sala de ensayos en la furgoneta fue metiendo mano en la caja de las ocarinas de Chris y tirándolas una a una a lo largo de todo el camino… “Mis ocarinaaaaas!!! Cabroneeeees!!!” fueron los desesperados gritos de Chris antes de salir a buscarlas y volver tres horas más tardes con casi todas ellas recuperadas. Pero tamaña crueldad e insensibilidad para con sus instrumentos como todos demostraban le hizo abandonar por fin el grupo dos días después, y montar su propia banda con Dave Jackson, que sí demostró tener la compasión, comprensión humana y ternura con la que deben ser tratados los saxofonistas y sopladores de ocarinas.

La banda se solidificó entonces alrededor de Peter, Hugh, Guy y Keith Ellis, que se unió a ellos después de que su banda, The Koobas, se disolviese. A partir de ahí dio comienzo un calvario de tocatas por clubs cada vez más cutres, y la edición de un disco que nadie compraba, sobre todo porque su compañía solamente lo editó en los USA, donde eran unos perfectos y absolutos desconocidos, hasta que se dieron cuenta de que así no iban a ningún lado y se disolvieron también ellos.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Afterwards”

Peter Hammill se retiró para grabar las canciones que luego editase en el disco “Fool’s mate”; Keith Ellis se fue a América y Guy Evans se unió al grupo The Misunderstood, donde conoció al bajista Nic Potter. Hugh Banton se acercaba de vez en cuando al estudio de Peter y colaboraba con él en su disco en solitario, algo que también terminó por hacer Guy Evans… y ya que de todas formas estaban tocando juntos ¿por qué no intentar seguir con la banda? Necesitaban más instrumentistas, así que Guy convenció a su nuevo amigo Nic; y Dave Jackson al final demostró que no era tan duradera su sensibilidad por las ocarinas de Chris y también le dejó tirado para unirse a los nuevos Van Der Graaf Generator.

Aquí están todos. De izquierda a derecha: Peter Hammill, Dave Jackson, Nic Potter, Guy Evans y Hugh Banton.

Ahora que el Farfisa de Hugh Banton estaba acompañado por el mordiente saxo de Dave Jackson, el sonido era más atmosférico y contundente, más que fusionarse como músicos al uso, Hugh y Dave crearon un dúo que dialogaba lleno de tirantez, que hacía que su escucha no fuese fácil. Se convirtieron en una banda de magalomaníacos: Hugh Banton era un enamorado de los órganos de iglesia, pero como gran fan de Jimi Hendrix, quería que en el interior de sus grandes tubos hubiese Marshalls que aullasen el sonido lleno de feedback; quería que Van der Graaf Generator fuese una banda de órgano… y Dave Jackson quería que fuesen una banda de saxo… y Peter Hammill quería que fuesen una banda vocal… y todos los que les oían pensaban que eran un pandemonium.

Esta formación fue la que por fin logró una cierta continuidad cimentada por su segundo disco, “The least we can do is wave to each other”, una obra llena de excelentes canciones interpretadas por un Peter Hammill totalmente implicado con ellas, y complementadas con una música soberbia a cargo del resto del grupo. De allí es este “Refugees”, una de las piezas musicales más emotivas que se hallan grabado nunca.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Refugees”

Caminábamos juntos, a veces cogidos de la mano,
entre las finas líneas que separan la arena y el mar;
sonriéndo llenos de paz,
comenzamos a notar que podríamos ser libres,
y nos fuimos juntos al oeste…

Somos refugiados, huyendo de la vida que conocimos y amamos.
Nada que hacer ni decir, ningún sitio donde estar; ahora estamos solos.
Somos refugiados, llevando todo lo que poseemos en bolsas marrones atadas con cuerdas.
Nada en qué pensar, nada tiene significado; pero somos felices a nuestra manera.

Siguieron dos discos más, “H to He who am the only one” y “Pawn hearts”, que mantenían el estilo único que había establecido el anterior, aunque ninguno consiguió repetir el mismo impacto dramático. El principal logro de Van der Graaf Generator fue siempre su extraordinaria e inflexible intensidad, tanto musical como lírica… a veces calmada, meditada, casi melancólica, y otras furiosamente agresiva e implacable, su música siempre provenía de una mezcla extraña e inmanejable por otros que no fuesen ellos, a base de free-jazz, rock’n’roll del más directo, música clásica, una completa mezcolanza de sonidos que complementaba las descarnadas e imaginativas letras de Hammill de forma perfecta.

Durante las sesiones de grabación del “H to He”, Nic Potter estaba tan aterrado que abandonó el grupo. Nic era el más joven, apenas 18 años, y le preocupaba que el interés de Peter Hammill en el ocultismo podía estar sumergiendo a los miembros de Van de Graaf Generator en problemas psíquicos reales. Pero en realidad no era así, es cierto que Peter estudiaba y escribía sobre mitología y brujería, pero lo hacía de forma científica y racionalista… quizás dejaba volar más su imaginación en las letras de las canciones, pero nunca hizo proselitismo ni intentó adoctrinar a los demás. Nic Potter no fue reemplazado en la banda, Hugh Banton, un músico bien entrenado, podía sacar del órgano el sonido del bajo con su pie. Sin guitarrista ni bajista, Van der Graaf Generator eran el cuarteto de rock menos ortodoxo de la historia.

Dave Jackson era lo más cercano que la banda tenía a una estrella del rock: pelo largo y barba, chupas militares de cuero, el saxo colgado de su hombro como una serpiente; incluso una vez el “Melody Maker” le dio la portada. Pero en el grupo no eran rockeros convencionales, sus conversaciones, en vez de mujeres y alcohol, giraban sobre aviones de la primera guerra mundial. De drogas sí que hablaban más, y no solo hacían eso, sino que también eran grandes fumadores de ella. Pero en el verano del 1.971, a mitad de una monstruosa gira de 142 conciertos en siete países, se pasaron al LSD. Ya no controlaban bien, su percepción de la realidad se iba difuminando. El ácido saturó los ensayos de su siguiente disco, “Pawn hearts”.

Y así les salió. Los tres cortes del disco se acomodan a cualquier sonido del otro mundo que uno sea capaz de concebir, desde el escalofrío inducido por las flautas y los atormentados mellotrones hasta las robóticas oscilaciones del bajo y el paroxismo del saxo metálico. La segunda cara del LP era una anatomía de 23 minutos de un ataque de nervios: “A plague of lighthouse keepers”, una pieza cargada de truculentas alucinaciones que concluye con un ambiguo pasage de trascendental belleza que requiere que el oyente decida si el narrador de la historia ha encontrado su paz mental en la liberación, el delirio o el suicidio.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“A plague of lighthouse keepers”(excerpt)

Como un perro en la noche, debo correr hasta un refugio
…ahora soy el extraño en su propia casa.
Todo el dolor que he visto
me hace perseguir la paz solitaria;
pero guardo la experiencia en mi cabeza…
Estoy muy cerca de la luz,
pero no creo que deba mirarla, porque me cegará…

Con este disco ocurrió algo increible, aunque en su país discurrió por los mismos cauces de ventas que los demás, o incluso peores, en Italia, un país en el que nunca habían estado, fue un número uno. Así que para solucionar esa falta organizaron una gira por el país, aunque sin esperar nada extraordinario.

Cuando se bajaron del avión en Milán, el ejercito estaba controlando las calles… ¿qué pasaba? se asombraban… ¿una guerra…? ¿un golpe de estado…? No. En absoluto. Estaba allí por ellos, por Van der Graaf Generator. Durante los seis meses siguientes su vida se convirtió en una locura. Desde entonces y durante 1.972 hicieron tres giras por Italia, intentando asimilar las incongruentes escenas que se repetían una y otra vez; fans histéricos abandonados a la euforia, los soldados disparando gases lacrimógenos para controlar las entradas a las salas de conciertos, audiencias de casi cinco mil personas que idolatraban su música como si fuesen óperas de Verdi…

Mientras tanto también hicieron giras cortas por Inglaterra, Francia, Bélgica, Suiza, Alemania y Holanda. Estaban exhaustos, pero en ningún sitio tuvieron fama real como en Italia. Allí “Pawn Hearts” permaneció como número uno de la lista de LPs durante más de cuatro meses seguidos. Pero a pesar de todo la banda no vió ni un céntimo de royalties. Italia les rompió. Exprimidos tanto emocional como financieramente, en agosto Peter Hammill escribió a los demás su carta de dimisión. La aventura se terminaba de nuevo.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Theme one”

Y aunque la consciencia demandase un cambio real, al fin y al cabo los miembros del grupo continuaron viéndose regularmente y grabando juntos, ya fuese en las sesiones de los discos en solitario de Peter, como en “The long hello”, el que grabaron los demás miembros en Italia sin él… romper… reformarse… en realidad nada es tan definitivo como suena, y como todos se dieron cuenta de que Van der Graaf Generator era más que la suma de sus partes, decidieron volver a levantar la banda.

Aunque el pensamiento de la reforma surgió en 1.974, no fue hasta el año siguiente en que la reunión tuvo efecto. Y el disco que editaron entonces, “Godbluff”, era una prueba de que todos los componentes del grupo habían madurado musicalmente, especialmente como individualidades, durante los años de ausencia. La esencia de la banda todavía era la misma, su estilo único seguía ahí, pero todos estaban por fuera del perímetro interior creando, comprometiéndose con su propio estilo de paranoia musical.

“Godbluff” era un clásico en cada minuto de su contenido. Conjuraba extensos campos de batalla, chozas quemadas por los saqueadores, enloquecedores carros de guerra avanzando entre poblados, nubes de lanzas cayendo sobre la tierra. Y en medio de todo aquello, Peter Hammill, como un místico Zoroastro, buscando desesperada y elocuentemente algún vestigio de moral donde ésta no existía.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“The sleepwalkers”

En la noche, el ejército ciego, atacó sin disención alguna,
entrando en acción sin disminuir su marcha.
En formación, con gran presición, estos bailarines de la noche
avanzaban contra la oscuridad. Eran implacables!
Los ojos brillando a la luz de la luna, brazos en jarras,
caminan y viven, esperando salir muy pronto de este limbo.

En cuanto “Godbluff” desapareció de las listas al poco tiempo, enseguida editaron el majestuoso “Still life”, que funcionó comercialmente igual de mal. Ni tampoco les fue bien con “World record” seis meses después. Y en julio del ’76 vuelven a Italia, donde fueron recibidos como héroes. Pero cuando de nuevo volvieron allí en noviembre, el país había enloquecido, los conflictos entre los comunistas (que habían organizado su gira) y los fascistas (que intentaban sabotearla) dieron lugar a algunos de los disturbios más terribles de los años ’70. En el Palasport de Roma, tocando para 30.000 espectadores, sufrieron la invasión de bandas de enmascarados fascistas golpeando e incluso disparando; después del tercer concierto de la gira les robaron el camión y tuvieron que seguir tocando con instrumentos prestados. Se negaron a seguir, sobre todo Hugh, que no podía extraer de otros saxos los sonidos que sacaba de los suyos, trucados y modificados por él mismo… pero les apuntaron a la cabeza: “Esto es una pistola. Seguireis tocando”. La semana siguiente fue infernal. Los componentes de Van der Graaf Generator regresaron a Inglaterra con los nervios y las finanzas hechas girones. No parecía el momento más idóneo para que Peter Hammill rompiese con su novia.

Un crispado Hammill se volcó entonces en su trabajo en solitario; Hugh y Dave re-examinaron sus prioridades. Hugh Banton, casado y con un hijo recién nacido, deja el grupo al comenzar el 1.977, y en febrero también se va Dave Jackson. Nic Potter se despierta de un sueño que estaba teniendo, en el que Peter Hammill le estaba llamando para que volviera a unirse a Van der Graaf Generator. Pocas horas más tarde suena su teléfono. Era Peter Hammill pidiéndole que volviera a unirse a Van der Graaf. Como deferencia a la partida de Hugh y Dave, había cortado el Generator de la banda.

Optando por un cambio radical en su sonido, Peter Hammill y Guy Evans, los miembros que permanecían, junto con Nic ahora, buscaron al violinista Graham Smith, y grabaron el “The quiet zone/The pleasure dome”, desplegando en él una especie de funk intelectual que, adelantándose en dos años a su tiempo, creó una yuxtaposición del virtuosismo musical con la amenaza del futuro post-punk.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“The sphinx in the face”

Las bajas ventas, los buenos vinos a los que se aficionaron en Italia y las innecesariamente grandes cantidades de roadies y ayudantes en las giras hizo que contrajeran profundas deudas. Guy Evans comenzó a cansarse… y Nic no estaba ahora menos asustado de lo que lo estuviese en el ’70, la nueva formación, con el sonido de Graham Smith, le daba miedo, a veces sentía como si una nube estuviese bajando sobre él, era un sentimiento siniestro, angustioso. Y el resto del grupo comenzó a contagiarse de él. No era ansiedad exactamente lo que sentían, sino más bien una dislocación filosófica… había una atmósfera extraña que seguía a Van der Graaf a todas partes. Las giras eran largas y tenían el sentimiento subyacente de no saber como iban a terminar; y, por supuesto, la música no contribuía a que nada fuese predecible. El estado normal de los músicos era la preocupación, el más profundo desconfort.

La puntilla les fue clavada en Ibiza, en el transcurso de un festival veraniego. Graham, mientras se bañaba en la playa con Guy, fue arrastrado por la corriente y tuvo que ser sacado del mar inconsciente, casi muere ahogado. Poco después, en un concierto en Francia, en una antigua iglesia de Annency, Nic Potter notó como en el camerino se habían desplegado varias túnicas sacerdotales. Mientras estaba tocando se estaba imaginando que la iglesia estaba intentando alguna clase de exorcismo contra algunos de los elementos de Van der Graaf, a cuya música se resistía violentamente. El aterrorizado bajista tuvo que ser ayudado a volver al hotel, presa de un ataque de nervios. Realmente sentía miedo de algo malo que estaba pasando… de algunas fuerzas oscuras alrededor de Van der Graaf, de las que sentía la necesidad de huir.

Y como con este disco finalizaban su contrato con el sello Charisma, rehacios a fichar por otra compañía nueva, Peter Hammill y Guy Evans dieron por terminada formalmente la andadura de la banda. Se despidieron en 1.978 con la edición del disco “Vital”, grabado en directo.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Still life”

Durante los años que siguieron a la ruptura definitiva… ¿definitiva?, Peter, Dave, Guy y Hugh solo tocaron juntos en tres ocasiones, la fiesta por el 40 cumpleaños de Sue Jackson, la esposa de Dave; después también en la fiesta por su 50 cumpleaños, en el 2.001; y en medio de esas dos veces, en un concierto en 1.996 de Peter Hammill en solitario, para el que contaba con la ayuda de Guy Evans, y al que se sumaron también para una versión de “Lemmings” Hugh Banton y Dave Jackson.

Por eso, en abril del 2.005 “Present” fue un regalo inesperado, sobre todo el primero de los dos discos de que se componía, que teclados digitales aparte, contenía alguna pieza que no hubiese estado fuera de lugar en cualquiera de los discos antiguos de Van der Graaf Generator, con sus rítmos palpitantes. La segunda parte, compuesta de improvisaciones, ciertamente no pasará a la posteridad.

Y aparte el disco que editaron después con su concierto de reunión en directo, el flamante “Trisector”, ahora con la banda convertida en trío tras el abandono de Dave Jackson, es un reprise de la complejidad que se había perdido en el “Present”. Hay emociones contradictorias para los viejos fans de la banda, como Juanma o yo mismo; ya no tenemos aquellos fantasmagóricos duelos de saxo y órgano, pero en su lugar encontramos una nueva tensión que hierve a fuego lento… “Este es el momento en el que hemos decidido / que no se admiten pasajeros en esta singladura…”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Over the hill”

Categorías: Forever Young -

11 Comments

  • El dia 11.10.2008, Luliña Fortune dijo:

    ¿Y los conoces a todos en persona o sólo has oído hablar de ellos? Qué bárbaro, Carrascus, qué mogollón de información y de un grupo que para mí es prácticamente desconocido. He creído oir un órgano un poco eclesial en casi todas las canciones, no me gusta nada este instrumento y se me ha hecho un poco difícil escucharlos, la verdad.
    Besos nocturnos.
    PD: ¿por qué te metes con los pobres tocadores de ocarina?(ja,ja,ja)

    • El dia 12.10.2008, carrascus dijo:

      Si se puede considerar “conocer en persona” a Peter Hammill el que una vez le viese desde muy cerca… pues entonces sí. Pero solo a él. El resto, ya sabes… discos, revistas, libros, documentación variada…

      Y sobre la ocarina… es que después de haber visto a Reg Presley tocarla de forma salvaje durante un concierto de los Troggs, a un metro y medio de mí, los demás intentos quedan como demasiado… ¿melifluos sería la palabra?

      Un beso.

      • El dia 13.10.2008, Juanma Replicante dijo:

        Que bueno, que pedazo de post!! Lo he leido entero, eh, como todos los tuyos en realidad, aunque alguno confieso que lo hago en “fascículos”.
        Desde luego Hammill y los suyos no estaban predestinados al éxito masivo, pero a mi me sigue emocionando “Refugees” como lo hizo hace ya más de 20 años, cuando me lo pasaron grabando en una cinta, más o menos cuando Hammill publicó “Enter K” en solitario.
        Una lección que si queda ahí para la posteridad y de la que otros grupos deberían tomar ejemplo, es que absolutamente todas las veces que la banda decidía separarse lo hacían de manera consecuente y sin peleas entre ellos, así no les costaba volver a juntarse cuando les apetecía. Osea amistad 1, egos 0.
        Muchas gracias Carrascus. Voy a buscar por ahí sus discos otra vez.

        • El dia 14.10.2008, EulaliA dijo:

          Increible……… esa cancion, Refugees,es lo mejor que he escuchado en muchisimo tiempo. No entiendo como un grupo que hacia canciones como esta no sea mas conocido. Yo no recuerdo siquiera haber oido hablar de el. De Peter Hammill si, pero de Van der Graaf Generator ni idea.

          Y mira que sus canciones son buenas. Y originales. Son mas melodiosas que la mayoria de las cosas que se oyen ahora, y eso que a veces te dan una claustrofobia que no veas con esos instrumentos y esa musica que sacan de ellos.

          Muchas gracias por el descubrimiento, Carrascus, y a Juanma por proponerlo, me alegro de no haber sido yo esta vez la del comentario 4000 y asi hemos podido tener este increible post. Un beso.

          • El dia 14.10.2008, Juanma Replicante dijo:

            Por mi parte estimada Eulalia, agradecerle sus gratas palabras y la fidelidad que profesa al blog de mi buen amigo Carrascus, y deseando que podamos olvidar viejas rencillas y podamos volver a ser amigos cibernéticos de nuevo.
            Un saludo.

            • El dia 14.10.2008, EulaliA dijo:

              ¿Rencillas? Nada hombre, supongo que hablas del intercambio de opiniones de los tiempos de El Replicante. Yo ya ni me acordaba, de verdad.

              Amigos para siempre. Un beso.

              • El dia 14.10.2008, carrascus dijo:

                Está muy bien eso que apuntas sobre separarse “con buen rollito”, Juanma, la verdad es que no me había fijado.

                Y ya veo que Lali y tú volveis a repartir besos y saludos en vez de cucharazos… me alegro.

                • El dia 14.10.2008, Juanma Replicante dijo:

                  Gracias de corazón Lali
                  Pues si Carrascus, tus fans son cultos y sensatos. Enhorabuena a ti también por lo que te corresponde :)

                  • El dia 15.10.2008, Celia dijo:

                    Jo, la verdad es que la mayoría de veces que me puedo meter a leer alguno de los post estamos en medio del karaoke, y claro, no puedo escuchar las canciones, pero palabrita del niño Jesús que mañana miro a ver, que según vuestros comentarios tiene muy buena pinta. Un besazo a todos.

                    • El dia 12.11.2008, mcqueen dijo:

                      Hola Carrascus,
                      creo que llego tarde a los comentarios del post, pero no me queda otra que felicitarte por tan buen trabajo a cerca de los VDGG, una banda más que olvidada y más que respetable. Por cierto, el disco Trisector es acojonante, bueno, si pasamos de largo el primer tema.

                      Tropecé por casualidad con el blog hace unos días y me ha gustado mucho, hay mucho dónde rascar y se agradece!

                      Suerte amigo!

                      • El dia 12.11.2008, carrascus dijo:

                        No te preocupes McQueen, a este blog nunca se llega tarde, siempre se hace en el momento justo. Considérate en tu casa y mira por todos los rincones.

                        Saludos. Y te agradezco profundamente tus palabras.

                        (Required)
                        (Required, will not be published)

                        Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.