Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
SOCIEDAD PARA LA PRESERVACIÓN DE LA MÚSICA INMORTAL
Carrascus

Hace poco más de un año y medio ya hablamos (muy bien) aquí mismo de Jose Casas. Incluso la presentación en Sevilla de su nueva banda por entonces sirvió como fiesta de presentación también de este blog. Eso significa que es amigo nuestro y no vamos a hablar mal de él… pero es que aunque no lo fuese, su forma de hacer música por gusto y sin servidumbres (palabras del colega Ambrosio) siempre le situaría como referente de la escena musical sevillana. Y ahora vuelve a la carga…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“The Village Green Preservation Society”

Junto a miembros de su grupo La Pistola de Papá, Jose Casas se ha autoimpuesto la ingrata tarea de rendir un fabuloso tributo al disco “The Kinks are the Village Green Preservation Society” con motivo del 40 aniversario de su edición. Y para ello han grabado cuatro versiones de canciones de ese disco.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Starstruck”

A esta banda paralela que ha montado la ha llamado THE VILLAGE GREEN EXPERIENCE, y además de aquí, puedes oírla y saber más cosas de ella en su página de Myspace.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Big sky”

Su presentación oficial en Sevilla la van a hacer el próximo viernes día 3, como ya habrás visto en el cartel anterior, en la sala “Malandar”, la misma en la que hicimos las presentaciones de las que antes te hablaba. Esa noche marcará el inicio de una pequeña gira que después les llevará por Lora del Río (día 18 en el “Farándula”), por Madrid (el 22 de noviembre en “La Pequeña Betty”) y por Utrera (el 13 de diciembre en el “Latino”).

Nosotros vamos a ir. Ninguna ocasión como ésta para recordar este disco y las grandes canciones de los Kinks…. ¿te veremos por allí?

Hasta que llegue ese momento vamos también a rendir nosotros nuestro homenaje, hablando de esa fantástica obra y sitiuándola en el contexto en que fue creada…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Do you remember Walter?”

El origen de los KINKS se remonta a los tiempos en que el rock tal como lo conocemos también comenzó a caminar, a 1.964 para ser exactos. No había muchos grupos de rock por entonces, apenas los Rolling Stones y los Beatles, junto a algunos otros como los Byrds, los Them, los Who y los Yarbirds… como la mayoría de los demás, los Kinks también comenzaron con standards del rock’n’roll, pero “Long Tall Sally”, su primer disco pasó bastante desapercibido y a partir de su primer LP ya comenzaron a tocar material original, excepto, claro, los periódicos revivals del “Louie Louie”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Louie Louie”

Y desde ahí, el ascenso meteórico, casi en vertical. En 1.966 Inglaterra era como aquella España de Felipe II en la que nunca se ponía el sol, Londres era el centro de la cultura mundial… y por si esto fuera poco Inglaterra ganó el Mundial de fútbol que ella misma organizó, destrozando en su camino a su bestia negra alemana. En julio de 1.966 los Kinks eran uno de los tres mejores grupos de esa “Gran Bretaña”, y como su palabra era ley, una revista invitó a Ray Davies a escribir un artículo sobre el “Revolver” de los Beatles. Fue una elección astuta. El “Sunny afternoon” acababa de desbancar al “Paperback writter” del número uno en tan solo una semana, lo que Davis describió como una de las alegrías de su vida. Esto confirmó a los Kinks en su posición de juglares de la corte de la nueva aristocracia del pop. El exaltado joven compositor, con su maravillosa esposa y su reciente hija, asentado en su residencia situada en una frondosa zona verde de gran exclusividad, y reconocido mayoritariamente en la escena local… lo había logrado todo creativamente con tan solo veintidós años. Ray Davies estaba en la gloria.

Y efectivamente, el veredicto de Ray para la obra de los Beatles fue característicamente irreverente, aunque para ojos modernos pudiesen parecer sacrílegos. Incluso se permitió observar que esa clase de canciones que hacían los Beatles ahora son las que ellos hacían dos años atrás. Y no le faltaba razón, porque con el zumbido de la guitarra de “See my friends”, en 1.965 los Kinks anticiparon la moda de las ragas que ahora poblaban los discos de los Beatles, los Rolling Stones, o los Byrds.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“See my friends”

A mediados de 1.966, sin embargo, Ray Davies parecía querer volver a la época de los Beatles pre-experimentales, algo que se veía por lo que comentó sobre “Good day sunshine”: una vuelta a los antiguos y reales Beatles. Sin electrónica; unos Beatles que tenían que volver a ser como los chavales de la puerta de al lado, que era lo que mejor les sentaba. Y Ray Davies era así también, su canción “I’m not like everybody else” (“No soy como los demás”), no era una fanfarronada, era un modus operandi. La mayoría de la gente veía el pop desde un punto de vista mercantil: “¿Qué es popular…? ¿Esto…? Pues esto es lo que vamos a hacer”. Pero para Ray las cosas no eran así, él pensaba: “¿Qué podemos hacer que no estemos siguiendo una moda…?” Y eso es lo siguiente que hacían ellos. Cuando en el verano del ’66 todos los músicos experimentaban con loops de cintas, extrañas producciones, guitarras marcha atrás… las interferencias atmosféricas de la tormenta psicodélica que se avecinaba… Ray Davies se concentró en la poesía de las canciones. “Sunny afternoon” fue la primera manifestación del nuevo estilo de los Kinks que culminó dos años después con el disco que hoy celebramos, “The Kinks are the Village Green Preservation Society”… pero para cuando salió, poca gente quedaba ya para escucharles.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“The Village Green Preservation Society”(Del “The Kinks are the Village Green Preservation Society”)

Dios salve a Fu-Manchú, a Moriarty y a Drácula…
Dios salve a las tiendecitas, a las tazas de porcelana china y a la virginidad…
Dios salve a las casas de estilo Tudor, a las mesas antiguas y a los billares…

Después de muchos retrasos, revisiones de canciones y sesiones desechadas, “Village Green” se editó el 22 de noviembre del ’68, casualmente el mismo día en que los Beatles editaban su nueva colección de canciones en su Doble Blanco. Dos años en que las antiguas rivalidades de ambas bandas ya eran historia. Los Beatles vendieron dos millones de copias de su disco en una semana en el mundo entero, y de nuevo eran adorados por la crítica y el público como el más grande grupo de pop de su tiempo, mientras los Kinks eran ignorados y olvidados. “Village Green” no entró en ninguna lista de ventas del mundo, en todo el cual apenas se vendieron veinticinco o treinta mil copias. Y encima les prohibieron actuar en los Estados Unidos por un supuesto comportamiento ofensivo. Algo bastante penoso para un grupo que solo un año antes contaba siempre por encima de los 200.000 el número de singles que vendía de cada uno de los que editaba, y quien escribía los mismos era festejado como el autor más brillante de todos. Y la humillación era aún mayor porque los pocos que habían llegado a escuchar “Village Green” tenían plena conciencia de que era el mejor trabajo de Ray Davies hasta la fecha.

El nuevo disco de los Kinks huía deliveradamente de cualquier moda imperante en el pop o el rock británicos; no había largos solos de guitarra, ni extensas jams donde todos se lucían con libertad, ni letras basadas en “El Libro Tibetano de los Muertos” o “El Manifiesto Comunista”. En vez de eso, los Kinks cantaban canciones sobre viejos amigos, tragos de cerveza, viajes en moto, brujas malvadas y gatos voladores. Ray bebió de fuentes personales y tradicionales para crear un disco que, aunque a simple vista estaba lleno de personajes que habitaban en pequeños pueblecitos verdes, se incrustaban profundamente en territorios que apenas estaban explorados en el pop: recuerdos, arrepentimiento, fracaso, envejecimiento… el disco sonaba muy inglés, pero solo en su superficie, porque era una metáfora del problema universal con el que Ray Davies estaba luchando: el problema de estar vivo.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Picture book”(Del “The Kinks are the Village Green Preservation Society”)

Álbum de fotos, de cuando eras solo un niño,
en aquellos días cuando eras feliz,
hace ya tanto tiempo…

Ahora, en nuestros días, reconocemos “Village Green” como el punto más alto de la a menudo confusa carrera de Ray Davies, algo que incluso él mismo encuentra a la vez gratificante y mortificante, y aunque reconoce que es su disco favorito de todos los que ha compuesto, también se refiere a él con pesar como “el fallo más aclamado de todos los tiempos”. Y yo agrego algo más, estoy seguro de que la mayoría de la gente que habla hoy de él ni siquiera lo ha escuchado.

“Village Green” no es solo el mejor disco que hicieron los Kinks, sino que a medida que han ido pasando los años desde su edición, se ve que ha resultado ser el único disco de pop de su época que miraba más allá de los años ’60, y contemplaba lo que iba a pasar después. No marcaron tendencias, pero con este disco los Kinks crearon algo duradero y sin igual, no solo la más perfecta manifestación del inimitable ingenio de Ray Davies, de su tristeza, su rabia contenida, su encanto, sino también un recuerdo intemporal de que todas las fiestas, por muy fantásticas que sean, llegan a su final.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Wicked Annabella”(Del “The Kinks are the Village Green Preservation Society”)

No entres de noche en el bosque,
porque por debajo de las ramas y las piedras
hay montones de demonios pequeñitos esclavos de la malvada Annabella,
esperándote para arrastrarte a su casa.

La fiesta de los Kinks comenzó a decaer justo tras el punto álgido que significó su gran “Waterloo Sunset”. La semana siguiente de su edición todos los periódicos musicales sacaron grandes titulares en los que anunciaban que Ray Davies dejaba los Kinks, siguiendo el ejemplo de Brian Wilson, que había dejado a los Beach Boys para concentrarse en la música del grupo. El abandono no llegó a suceder, pero era innegable que había en el seno de la banda más problemas de los acostumbrados. Se debatía también la carrera en solitario de Dave Davies, que quería volver a hacer canciones primitivas como las primeras que grabaron los Kinks. En el “Something else” ya aparecían incluso tres canciones suyas junto a las de su hermano Ray, y llegó a grabar un LP en solitario que quedó inédito. Dave y Pete Quaife (el bajista) preferían seguir tocando viejo rock’n’roll, y el batería Mick Avory y Ray preferían las canciones como las que estaban grabando ahora. La edición del “Autumn almanac”, tan lleno de capas y de producción tan complicada marcó el primer signo de decaimiento en el grupo. Este single glorioso, uno de los más grandes logros del pop británico de los ’60, fue ámpliamente criticado en su momento por ser demasiado similar a los anteriores discos de los Kinks; la prensa acusó a Ray de trabajar en base a una fórmula y no a unos sentimientos, de ser aburrido, de haber comenzado a escribir sobre cosas diarias poco emocionantes, de haberse anquilosado musicalmente, y le señalaban que ya era hora de intentar algo diferente.

Además su LP “Something else”, editado en 1.967, que podía haber sido un triunfo porque contenía algunas de sus canciones más inmortales como “David Watts”, “Two sisters” o “No return”, también era demasiado difuso, sonaba menos coherente que el anterior “Face to face”… y encima tenían que luchar con la estela del “Sgt. Pepper”. Las idiosincráticas viñetas de Ray Davies de pronto parecían pequeñas e inconsecuentes en comparación. Aunque ahora, cuarenta años después, atesoremos esas modestas canciones sobre cigarrillos, tés de las cinco y soldaditos de plomo, entonces parecían tener una fatal carencia de ambición. En consecuencia, el disco fue un fracaso comercial. A finales de año los Kinks ya no estaban de moda, se habían convertido en un anacronismo. Y Ray Davies entendió estos signos de aviso, y enterró la cabeza en su trabajo, persiguiendo obstinadamente sus visiones para sus nuevas obras… las navidades llegaron y pasaron; y ellos continuaban en los sótanos de Pye Records grabando, grabando, grabando…

Ray Davies escribió casi todas las canciones del “Village Green” en su mansión georgiana de Londres, una parte de la ciudad, de la época Tudor, que era mágica y tenía la apariencia de una pequeña y verde ciudad, por lo que Ray no tenía que mirar muy lejos para encontrar inspiración. Y lo que escribió no fue tanto una excursión nostálgica como una apreciación de las cosas viejas y buenas de la vida, y de la habilidad para disfrutar de ellas. En la canción que daba título a todo el disco, los Kinks expusieron (quizás medio en serio, medio en broma) su credo, una maravillosa lista de cosas que merecían ser preservadas. Los Kinks fueron el primer y el único grupo en sugerir que muchas de las cosas antiguas y clásicas que habían hecho grande a Inglaterra y a ellos mismos merecían ser preservadas en la creación del nuevo mundo, una sugerencia que chocaba frontalmente con el pensamiento de muchísima gente que en esos tiempos revolucionarios (tened siempre en mente que estamos hablando de 1.968) estaban más interesados en la música alta, la música que te embotaba la mente, el misticismo psicodélico… ¿Pues sabeis qué os digo? Que ellos se lo perdieron.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“People take pictures of each other”(Del “The Kinks are the Village Green Preservation Society”)

La gente se hacen fotos unos a otros
solo para demostrarse que existieron realmente.

Categorías: Like a Rolling Stone -

25 Comments

  • El dia 01.10.2008, Luliña Fortune dijo:

    Guau! sólo tú y yo andamos por aquí a estas horas ¿eh? alma gemela noctámbula.
    Realmente tienen una pinta de lo más moderna estos chicos. Espero que te lo pases bien en el concierto de tus amigos ¿para cuando la gira gallega? No, si ya sé, ya sé, ni me lo cuentes. :(
    Oye y que sepas que no me celo, es por dar la murga y para que no te olvides. Puedes hacerlo de lo que quieras, no conozco tantos cantautores italianos y me interesan más que nada los de ahora, pero puedes hacer una retrospectica ,je, je. La verdad, si te lo pido es para conocerlos, ponerte un reto, en resumen, dar la murga :))))))
    Boas noites e bicos a esgalla (mogollón).

    • El dia 01.10.2008, jose casas dijo:

      Gracias Jose Miguel por el articulo, realmente me he enterado de muchos detalles que no conocia. Siempre pensé que este album era magnifico y desde luego me ha influido siempre en la manera de entender el pop, Los Beatles son los Beatles, pero el pop nunca seria el mismo sin la existencia de los Kinks y de discos como este

      • El dia 01.10.2008, Juanma Replicante dijo:

        Grandes los Kinks y gran compositor Ray Davies. Siempre he pensado que su gran hándicap fue el coincidir en el tiempo con los Beatles. Siempre guardaré su concierto en Sevilla como uno de los mejores de mi vida.

        • El dia 01.10.2008, carrascus dijo:

          ¿Recordais que los comentarios números 1000, 2000 y 3000 de este blog los había hecho Lali…? Bueno, pues esta vez ha roto la racha, y el comentario número 4000 no lo ha hecho ella, tal como podeis apreciar en esta captura de pantalla:

          El comentario nº 4.000 lo ha hecho nuestro amigo Juanma, así que para él es el habitual premio de poder elegir un asunto sobre el que escribir un post. Pues eso, Juanma… que tú dirás…

          Yo también, por cierto, guardo muy buen recuerdo de aquel concierto de los Kinks. Y además guardo una púa de Ray Davies que cacé al vuelo, porque por entonces yo aún era de los que se ponían siempre en la primera fila de los conciertos a los que iba.

          De nada, Jose (acento en la o, please). Tú limítate el viernes a dar un buen concierto y ya te lo agradeceremos nosotros a tí.

          Y Lali… sobre lo de incluir Galicia en su gira, puedes preguntárselo tú misma. Poneos de acuerdo aquí mismo, jejeje…

          • El dia 01.10.2008, jose casas dijo:

            Siiiiiiiiii, yo tambien recuerdo ese concierto en cita en Sevilla en el año 84, alli delante estaban Los Kinks, no me lo podia creer, creo recordar que eramos poquisima gente para la entidad que tenia la gente que tocaba, quizas no llegasemos a las 2000 persona o asi.
            Una de las cosas que más me llamo la atención fue el dominio de las tablas de Ray Davies, realmente bagaje sí que traia.

            En cuanto a Lali, lo de conciertos en Galicia, pues estamos abiertos a ofertas de gente de salas para poder meterla dentro de la Gira, hagan sus ofertas….

            • El dia 01.10.2008, Luliña Fortune dijo:

              Vaya, por qué poco!!!!… y Lula soy Lula. No me extraña que te armes lío con tanta Lula, Lali, Lulu.
              Y lo dice la canción: no hay que llegar primero, hay que saber llegar.
              3998 besos.

              • El dia 01.10.2008, Luliña Fortune dijo:

                José Casas: no sé cómo funciona ese mundillo , si son las salas las que contratan o son los grupos los que ofrecen. Aquí en Citroën sur Mer tenemos La Fábrica de chocolate o la Iguana, entre otros, que traen grupos, pero ya digo que no tengo ni idea del procedimiento. En todo caso, si váis a venir, allí estaré.

                • El dia 01.10.2008, NoSurrender dijo:

                  Bueno, yo si lo he escuchado y lo tengo en casa, eh. En cuanto llegue me lo pongo otra vez. Ah, los Kinks. Qué buenos eran y qué injusta ha sido la historia de la música con ellos. Yo tuve la oportunidad de verlos tocar en directo en los ochenta, pocos años después de ese doble One for the road. Qué bien, pero qué bien lo pasé aquella noche de fiesta.

                  • El dia 01.10.2008, EulaliA dijo:

                    Ooooooohhhh…………el 4006……… bueno, no siempre me iba a llevar el premio.

                    Si el viernes puedo ir ya te buscare por alli, Carrascus, si no has cambiado mucho en un año y medio.

                    Mi hermano tambien es de los que tienen discos de los Kinks, pero la verdad es que los pone mucho menos que los de los Beatles y los de los Rolling Stones. Lo que he escuchado aqui me gusta, puede que no tanto como las canciones mas conocidas de los dos grupos estos, pero otras de los kinks si que me gustan igual, como por ejemplo la de “Waterloo sunset” de la que habeis enlazado el post.

                    • El dia 01.10.2008, Glauca dijo:

                      ¡Por fin entré…!

                      • El dia 01.10.2008, diciembre dijo:

                        Mis tres canciones favoritas de los Kinks son: Tired of waiting, You really got me y Lola, la de veces que las escuché de pequeña, mi hermano, ya sabes…

                        Por cierto que a raiz de cierto anuncio publicitario, mi hija se interesó por “Lola”, me decía que le gusta cómo suena, éso si, está un poco perpleja con la traducción, supongo que ella esperába una historia de amor más convencional…

                        Besos

                        • El dia 02.10.2008, carrascus dijo:

                          Jejeje… la historia de amor de Lola, la mujer de voz cazallera que caminaba como una mujer y hablaba como un hombre…

                          Tu hija apunta buen gusto, Diciembre. A lo mejor haces por ella lo mismo que tu hermano por tí.

                          Hola de nuevo, Glauca. No te avisé del lío éste de los dominios porque no encontré enlace en tu blog y pensé que entrabas bien por otros métodos.

                          Lali… atrévete también tú con “Lola”.

                          Debimos verlos en la misma gira, NoSurrender, allá por el ’84. Yo también guardo muy buen recuerdo de aquel concierto.

                          Lula, Lali, Lulu… jejeje, es cierto. No había caido, aunque sí vi que Lu y tú, aparte de coincidir en las fotos de los blogs, casi lo hacíais también en el nombre. Oye… que si al final tú y Jose os poneis de acuerdo para un concierto por ahí, yo me pido el diez por ciento, eh…

                          Los Kinks en la “Cita en Sevilla”, Jose… bueno recuerdos. Kinks, Zappa, Johnny Winter, Battiato, James Brown… yo guardo un recuerdo tuyo de una Cita anterior, de una de las primeras, cuando aún se hacían en el solar de la Maestranza. Te recuerdo con un peto color naranja chillón, velando por la seguridad en aquel concierto en que las niñas de la ciudad les tiraban sus pequeños sujetadores a los Hombre G… ¿te acuerdas tú?

                          • El dia 02.10.2008, Velia dijo:

                            Yo también estuve en ese concierto aunque era muy jovencita y no lo disfrute como se merecia.
                            Que bueno el post, como se aprende por aquí coño!

                            • El dia 02.10.2008, Celia dijo:

                              Jajajajaja, que bueno lo de Velia!!!!!jajajaja

                              • El dia 02.10.2008, diciembre dijo:

                                No, si ya sabíamos que los niños de hoy en día espabilan que dá gusto, algunos nacen hasta con ordenador debajo del brazo y directamente se ponen a teclearlo, jeje

                                Propongo un nick para la niña prodigio, ¿que tal, Decivelia?

                                PD.: cuándo nació mi enano pesó 4’180 kg., pero de todo lo largo que era (52 cm.), claro. Recuerdo que el esfuerzo final que tuve que hacer fué tremendo, le dije a mi marido que debía de ser “el pan que traía debajo del brazo”, que se había atrancado jeje, menos mal no era un ordenata…

                                • El dia 02.10.2008, carrascus dijo:

                                  Pues mire Diciembre… la madre de la niña anda buscando cosas para estamparle en las camisetas… cosas con regusto a música, algo así como “Kid Vicious” o… “Decivelia”!, se lo diré de su parte.

                                  • El dia 02.10.2008, chas newby dijo:

                                    Es gracioso que los Kinks comenzasen imitando a los grupos de Liverpool con sus dos primeros singles, canciones como Long tall sally y you do something to me sus dos primeros singles, podrían ser firmados por cualquier grupo de Liverpool. Y es este magnífico fracaso el que obligase a cambiar de registro a Ray Davies y en solo 6 meses nos ofreciese su “You really got me”, canción que a pesar de haber pasado 45 años se oye hoy con una frescura increible.
                                    No se les puede considerar como los inventores del feedback ( usado por los guitarristas de blues muchos años antes) pero si que junto a los Yardbirds y los Who fueron los impulsores modernos de este tipo de sonido en los 60, en tiempos en que el pedal de la guitarra solista todavia no existía y se hacia en plan “casero” .
                                    Efecto que los propios Beatles se apropian posteriormente (lease I feel fine).
                                    Siguió con un estilo propio, mordaz e irónico, de la sociedad inglesa con varios discos. Ya en los 70 han seguido un progresivo y lento declive principalmente al cambiar de discográfica, compensado con reediciones de sus discos.
                                    Pero su legado en muchos grupos actuales queda ahí .
                                    Personalmente me gustan mas Lola o Arthur como discos que su Village green pero ya se sabe que para gustos se hicieron colores.

                                    • El dia 03.10.2008, carrascus dijo:

                                      Hombre, Chas… no es que comenzasen imitando a los grupos de Liverpool, sino que todos, tanto ellos como los de esa ciudad, como los de Londres y otras más comenzaron imitando el r&b americano. Y lo cierto es que los Kinks fueron de los que más pronto abandonaron la senda.

                                      Es cierto que los Kinks fueron de los más trandes, a pesar de que a veces no se les reconozca ese hecho ni todas sus innovaciones. Quizás por eso sea ahora mayor la pena de ver convertido de unos años para acá a Ray Davies en una especie de Javier Gurruchaga.

                                      Que mala é la vejé, joé!

                                      • El dia 03.10.2008, chas newby dijo:

                                        Quizas imitar no sea la palabra más acertada (aunque no soy yo solo el que lo dice) pero si tener una cierta influencia en una época en que la musica deL Mersey y alrededores era predominante y machacona en Gran Bretaña.
                                        Por cierto dos acnecdotas curiosas el bateria más famoso que tuvieron Mick Avory empezó como bateria de los incipientes Rolling Stones y a que no sabes quien llegó a cantar con el grupo en 1962 cuando se llamaban the ray davies quartet nada más y nada menos que Rod Stewart, que fue expulsado porque no tenia buena voz.

                                        • El dia 03.10.2008, Juanma Replicante dijo:

                                          Oh!! Que gran honor poder elegir tema para un post!!! En cuanto me lo piense te lo digo amigo Carrascus.

                                          No conozco la trayectoria de Ray Davies estos últimos años, pero allá por 2006 un amigo me enseño un disco suyo recién lanzado y por lo que me comentó era bastante digno, ¿sabes tu algo de él?

                                          • El dia 03.10.2008, chas newby dijo:

                                            Other People’s Lives (2006)
                                            Working Man’s Café (2007)

                                            • El dia 04.10.2008, carrascus dijo:

                                              Esos que Chas escribe ahí arriba son los nombres de los dos discos que Ray Davies ha editado en solitario, Juanma. Y me imagino que al que te refieres en tu comentario debe ser al primero de ellos.

                                              El disco fue bien recibido por los amantes de siempre de los Kinks, como más o menos debió ocurrir con tu amigo, pero a mí me dejó la sensación esa de la que el propio Ray Davis hablaba en una de sus canciones: “Stand Up Comic”: “…el cómico dice cojones y la audiencia se ríe y eso es todo!”. Vamos que el disco en realidad estaba lleno de sombras del pasado, que la gente aceptaba por venir de quien venían, pero estaban bastante faltas de entusiasmo, energía, dinamismo, brillantez… el otro disco, el “Working man’s cafe” es algo mejor, agradable, pero nada memorable tampoco. Aunque igual me ocurre ahora como a aquellos otros de los que hablo al final del post, y el paso del tiempo me quita la razón… y ahora soy yo el que se está perdiendo algo.

                                              • El dia 04.10.2008, carrascus dijo:

                                                Y anoche tuvimos diversión de la mano de Jose Casas reviviendo a los Kinks. Estuvo muy bien la fiesta-concierto. Llena de gente entregada tanto a Jose, como a los Kinks, como al power-pop en general, que de todo había por allí, atraídos por una u otra cosa.

                                                Siete canciones del “Village Green” homenajeado, para seguir después con un montón más de clásicos de los Kinks, que en las voces de Dani, Jose o los invitados que subían al escenario (Sentíos, Salieri, Álvarito Helio) nos traían tambien recuerdos de los Jam, los Pretenders, o las bandas de rhytm & blues más patilleras.

                                                La banda sonó mejor que en la fiesta de presentación del blog, Jose cada vez se atreve con más y mejores punteos, los teclados tenían mucho más cuerpo que aquel día y siempre ponían un fondo adecuado a la canción, Alvaro sigue tocando el bajo con cara y pose de malo, pero con dedos de (muy) bueno… y al final casi me deja viudo debido al tropezón que dio con mi mujer cuando ya nos íbamos de la sala.

                                                Empezábamos así ya a poner fin a una tarde-noche muy larga y llena de claroscuros, que empezó cuando acudimos a acompañar a uno de esos amigos que son algo más que amigos, e incluso algo más que familia, en el siempre duro trance de enterrar a su padre, para casi sin solución de continuidad, porque la vida sigue su marcha, y tras algunos kilómetros de camino, acompañar a otros amigos en el tributo a una obra que sigue resistiendo el paso del tiempo. Y allí mismo, de nuevo dos noticias tan contrapuestas como la de que Helio vuelven a reunirse y tendremos próximo concierto ineludible el día 7 de Noviembre en la sala “Q”, y la de que hace un par de meses falleció Juan Azagra, uno de los primeros baluartes sevillanos en el mercado de discos de coleccionista y de preservación del vinilo.

                                                Tempus fugit !!!

                                                • El dia 05.10.2008, Jose Casas dijo:

                                                  Si Jose Miguel, la noche del concierto fue una de esas veladas especiales que no se olvidan porque son muy emotivas, festivas e intensas
                                                  Gracias a todos los que vinisteis que fuisteis muchos y espero que todos lo pasaran tambien como los que estabamos arriba del escenario
                                                  Larga vida a los Kinks!!!!

                                                  Y en cuanto a lo de esa cita en Sevilla del 84, pues la verdad es que nos hemos visto en tantos sitios que no alcanzo a recordarte en ese lugar, pero si es cierto que ese año trabaje con los petos de marras

                                                  • El dia 28.05.2010, damien dijo:

                                                    Una banda tremendamente inglesa…el clasico sonido ingles…me recuerda a los grises y lluviosas tardes de otoño…la post guerra… el amor a la patria. los paseso por hyde park…vestidos de punta en blanco como buen ingles…estetica perfecta..finos ironicos acidos serios educados sombrios como todo ingles….los kinks son lo mas…

                                                    (Required)
                                                    (Required, will not be published)

                                                    Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.