Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
KILLING AN ARAB
Carrascus

Para Atikus, que en su anterior comentario nos hizo pensar en lo que es una infancia desgraciada de verdad. Y para todos los que fueron niños felices del post de Lula.

Cuando tiene doce años, un niño debe ambicionar convertirse en una gran figura del fútbol, en una estrella del rock o en un médico que descubre el remedio contra el cáncer; pero nunca convertirse en piloto de guerra para sobrevolar y bombardear Khartoum, la capital del Sudán y por entonces la cuna del gobierno islámico que había destrozado su vida y la de su familia.

Por allí suele ser corriente que no se les preste demasiada atención a las fechas de nacimiento, pero Emmanuel debió nacer en algún momento de la primera mitad de 1.980. Y lo hizo en la ciudad de Tong, al sur del Sudán, en una familia perteneciente a una tribu que antiguamente era nómada, los Nuer, pero que ahora estaba asentada aquí, en una población donde apenas el tres por ciento de sus habitantes estaba alfabetizado y la vida era cruda y básica. Aún así, Tong era un lugar verde… con vacas… normal.

¿Cuando tendrá mi pueblo paz en su tierra?
¿Cuando podrá mi pueblo plantar semillas en su tierra?
No puedo esperar a que llegue el día…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Gua”

Desde su declaración de independencia de la soberanía británica en 1.956, el Sudán, el mayor país de toda África, se vió escindido en dos mitades casi irreconciliables. Los británicos dejaron el país dividido en dos territorios separados: el norte, habitado por los musulmanes; y el sur, habitado por los cristianos. Pero los musulmanes siempre intentaron controlar todo el país, por lo que incluso antes de la declaración de independencia en Sudán había una guerra civil de hecho, que no terminó hasta 1.972, en que el tratado de Addis-Abeba concedió la autonomía a los territorios cristianos del sur.

Pero en 1.983, cuando el presidente Gaafar Nimeiri impuso en todo el país la sharia, mediante la cual todos tenían que regirse por las leyes islámicas, tanto en el sistema político del país como en la conducta personal de cada ciudadano, los cristianos volvieron a alzarse en armas contra él, a través del Ejercito de Liberación del Pueblo Sudanés (SPLA)… y comenzó la segunda guerra civil del país…

Como muchas otras ciudades Tong fue atacada por las fuerzas gubernamentales del norte, buscando rebeldes del SPLA. Algunos de los primeros recuerdos de Emmanuel son de extrema violencia: ver a su madre siendo golpeada, a su tía y sus hermanas mayores siendo violadas. Su padre se unió al SPLA después de que muchos de sus amigos fuesen asesinados y sus familiares se hubiesen convertido en refugiados, buscando amparo por las noches bajo los árboles de las orillas del Nilo Blanco.

Temiendo que sus hijos pudieran ser capturados, el SPLA organizó marchas para llevar a miles de niños al este, a los campos de refugiados de Etiopía, donde pudiesen escapar de la guerra y ser escolarizados. Habiendo sido separado de su madre (que posteriormente murió en este conflicto armado) después de que su familia se desmoronase en diferentes direcciones, Emmanuel sobrevivió al peligroso viaje de más de 600 kilómetros, donde muchos otros murieron de hambre. A su llegada enseguida se dio cuenta de que su nuevo hogar era poco más que un campo de entrenamiento militar del SPLA. Las fuerzas de paz de la ONU que cooperaban en los campos de refugiados no tenían ni idea de lo que ocurría allí, algo nada extraño porque la mayoría de las veces las agencias de cooperantes tenían el acceso restringido por el SPLA, del que se estima que llegó a reclutar a más de 17.000 niños soldados. A los siete años Emmanuel estaba aprendiendo a disparar un AK-47 que era más grande que él.

Juré lealtad
a mi Madre Tierra.
Haré todo lo posible
por resistir.
Sí. Puedo hacerlo…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Stronger”

Estudios de la Agencia para los Refugiados de la ONU sacaron en conclusión que 300.000 niños soldados han estado operando en todo el mundo, siendo reclutados por múltiples razones, incluyendo lo fácil que es manipularlos, y el dilema moral que presentan para las tropas enemigas que se enfrentan a ellos en la batalla. Y es algo muy normal que grupos armados ejerzan control sobre jóvenes soldados, que son forzados a cometer atrocidades.

Emmanuel tenía 9 años la primera vez que los jefes le enviaron junto a otros compañeros niños soldados a una incursión de prueba en una aldea etíope cercana. Robaron una vaca, cavaron un agujero y enterraron su cadáver, para desenterrarlo por la noche y arrastrarla hasta el campamento como trofeo. En respuesta, los ciudadanos atacaron el campamento, matando a muchos de los amigos de Emmanuel. Ordenado el contraataque, los niños soldados quemaron y saquearon la aldea, completando así su proceso de embrutecimiento. Fue lo peor que Emmanuel hizo en su vida; cuando su razón se despejó de nublados, con los años, el sentimiento de culpa siempre le persiguió después de aquello.

Esta historia rebela la mentalidad gangsteril que era el hilo conductor de los niños soldados del Sudán. De pronto, ellos tenían un inmenso sentido de poder. ¿Cómo creeis que debe sentirse un niño armado con un rifle de asalto?

Cuado tiene un AK-47 en las manos se siente grande, enormemente grande… especialmente cuando tiene a su enemigo en el punto de mira. Hay alegría en la venganza. Un AK-47 no sabe la diferencia entre un niño y un adulto. Emmanuel quería matar a cuantos más árabes, a cuantos más musulmanes mejor. Matarlos a todos.

He oído las noticias…
Los negros llorando,
los negros mintiendo,
los negros muriendo,
los negros matando,
los negros robando,
los negros engañando…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Hai”

Cuando se habla de los niños soldados suele afirmarse que en realidad son esclavos. Pero muchísimos de ellos no piensan así. Haber visto su hogar destruido, y sus parientes maltratados y violados les hace querer luchar. ¿Quién de entre ellos podía decir que la guerra no había alcanzado el corazón de su familia? Emmanuel lloraba cuando se acostaba durante muchas noches, pensando en como había sido arrebatado del lado de sus padres. Él, como los demás niños soldados, era entrenado para “no sentir”. Pero muchos de los “niños perdidos” de los campos de entrenamiento terminaban suicidándose para acabar con su desesperación. Emmanuel tuvo que superarlo; bloqueó su corazón, y eso le hizo más fuerte.

Cuando el presidente de Etiopía, y simpatizante del SPLA, Mengistu Haile Mariam, fue derrocado en 1.991, Emmanuel y los niños soldados fueron forzados a retirarse de este país y volver al sur del Sudán. En este momento, el niño de 11 años era ya un soldado veterano. Mientras más al sur se aventuraba el SPLA, más se intensificaban los combates. Cuando los niños capturaban a un soldado musulmán, se divertían dejándolo seco con sus machetes. Si en el combate la cabeza de alguno de los niños explotaba, los demás se partían de risa. Tenían que mantener el miedo dentro de ellos, no dejarlo salir. Lo peor ocurrió en la ciudad de Juba, donde a los niños soldados se les ordenó atacar posiciones enemigas, y para llegar hasta ellas tenían que atravesar un campo de minas, con un helicoptero además disparándoles desde el aire. Aquí Emmanuel ya no pudo tragarse más su miedo; podía ver al enemigo, pero casi todos a su alrededor estaban muriendo.

Las grietas comenzaron a aparecer en la estructura del SPLA, convirtiéndose éstas en batallas interiores entre dos facciones. Muchos de los niños soldados, unos 400 incluyendo a Emmanuel, huyeron de las luchas internas, encaminándose hacia el norte, hacia el recinto militar del comandante rival del SPLA, Rieck Machar, de la etnia Nuer como ellos, que competía por tomar el control del ejercito. Los desertores robaron suficiente harina y cereales para resistir durante un mes; pero su viaje duró tres meses, y para entonces muchos habían fallecido de inanición.

Pasaron a machetazos a través de la selva, alimentándose de ranas y serpientes, y bebiendo su propia orina. Solo doce de estos niños perdidos lograron sobrevivir. En lo que podemos considerar que fue el punto más bajo de su vida, Emmanuel casi recurrió al canibalismo, como muchos de sus compañeros habían hecho, tentado de comer la carne de su amigo Lual, que había muerto a su lado.

Vivía con un AK-47 a mi lado,
dormía con un ojo totalmente abierto…
Mis sueños eran como una tormenta;
en cada momento
voces en mi cerebro
de amigos asesinados.
Amigos que murieron de hambre a mi lado,
en la ardiente selva y el vasto desierto.
Pero Jesús oyó mi llanto.
Estuve tentado de comer la carne podrida de mi compañero…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Forced to sin”

Pero al llegar, el paisaje que le esperaba era tan desolador como el que abandonaron. Batallas y más batallas contra el ejercito musulmán, que mejor entrenado y equipado, les obligó a retroceder, a un nuevo éxodo. En su última batalla como miembro del SPLA, contra las fuerzas del gobierno, Emmanuel tuvo que huir de la línea del frente y dirigirse penosamente hacia un campo de refugiados en Waat, al sur del país. Con un pequeño grupo de niños, su rifle AK-47 colgado del hombro, y medio muerto de inanición, en agosto de 1.992 fue encontrado por la cooperante de ayuda humanitaria Emma McCune, que le rescató definitivamente de aquel infierno. Pero la mente de Emmanuel estaba gangrenada por pensamientos de venganza más que de alivio. No quería ser desarmado.

Emma McCune trabajaba con Street Kids International combatiendo la pobreza infantil, y tenía los contactos suficientes como para meter a Emmanuel a escondidas a bordo de un avión de la ONU con destino a Nairobi, la capital de Kenia. McCune ya había rescatado a más de 150 niños soldados, pero parecía tener por Emmanuel una atención especial.. le permitía vestir sus ropas y compartir su cama en Kenia. Para Emmanuel, ella fue la persona que Dios envió para ayudarle.

Pero la constante presencia del niño creó divisiones entre McCune y su entorno más cercano. Los demás niños estaban celosos, algunos pensaban que ella quería llevarles a un hogar para niños y dejarles allí.

McCune fue una figura controvertida, principalmente debido a su matrimonio con Riek Machar. En su biografía, que escribió en el 2.004 la periodista americana Deborah Scroggins, “La guerra de Emma”, ésta describe a McCune como una mujer frívola, tan entusiasmada por los hombres africanos como por los problemas de la región y, de algún modo, cómplice silenciosa de la masacre dirigida por Machar en Bor, al sur del Sudán, donde 2.000 nativos de la tribu Dinka fueron asesinados por ser leales al comandante del SPLA rival suyo, John Garang. Puede que eso sea solo propaganda; lo que sí es cierto es que Emma adoptó niños Dinka de Bor y los metió en la escuela.

A Don Petróleo, Don Diamante y Doña Mina de Oro…
Dejad de tratar a Madre África como una vagina de vuestra propiedad.
Ella ya no será vuestra puta nunca más…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Vagina”

Trágicamente, McCune murió en un accidente de tráfico, del que se sospecha pudo ser provocado por enemigos de su marido, semanas antes de dar a luz, en noviembre de 1.993. Tras su muerte, Emmanuel se movió entre las casas de los amigos y compañeros cooperantes de ella. Durante un breve periodo se escapó y vivió en las calles, antes de que recogiesen fondos suficientes para llevarle a una buena escuela keniata, la Brookhouse. Allí fue forzado a asistir a clases con los niños de cinco años para que pudiese aprender las nociones más básicas; también aprendió a hablar bien el inglés. Su rabia afloraba con frecuencia y comenzaba peleas. Entre que sus compañeros eran mucho más pequeños y él había sido entrenado como soldado, no tenía dificultad alguna en pegarles hasta hacerles llorar, mientras él se reía de ellos.

Le llevó siete años, hasta el 2.000, deshacerse de su violento pasado y alcanzar algún grado de normalidad. Y entonces llegó su transformación.

Emmanuel es ahora portavoz de varias organizaciones caritativas, incluyendo la de Control de Armas de Oxfam, y Make Poverty History (“Hagamos que la pobreza sea historia”). Ha hablado ante la ONU y ante el Senado americano, y en su discurso aquí inspiró tanto a la Secretaria de Estado Condoleezza Rice que ésta se tomó como algo personal un interés urgente en lo que llamó la “crisis humanitaria” de la región. También ayudó a fundar la Gua Africa Foundation (“Fundación para la Paz en África”), recaudando fondos para escolarizar a otros antiguos niños soldados del Sudán. Ha dado discursos en universidades tan prestigiosas como la de Harvard, donde ha hablado a los estudiantes de sus experiencias de primera mano, y de los problemas de su país de origen. Y sobre todo está intentando revertir la infinita negatividad de su primera vida en cosas positivas. Solía tener remordimientos. Solía maldecir el día en que nació. Pero después se dio cuenta de que si estaba aquí era por una razón. Con sus ojos llenos de tristeza y determinación supo que había sobrevivido para poder contar su historia.

Creo que he sobrevivido por una razón:
Contar mi historia para sacudir vidas.

Mi padre trabajaba para el gobierno
como policía;
y pocos años más tarde
escuché que se había unido al movimiento rebelde
que se formó para luchar por la libertad.
Yo no comprendía las políticas detrás de todo aquello
porque no era más que un niño.
Poco después ví como subía la tensión
entre los cristianos y el régimen musulmán.
Perdimos nuestras posesiones.
Mi madre, la madre de mi madre,
sufrieron de depresión;
y a causa de todo aquello
fuí forzado a convertirme en un niño de la guerra…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Warchild”

Pero su estancia en Nairobi tuvo también otra consecuencia inesperada. Allí se encontró por primera vez con los canales de hip-hop de la televisión. Y con lo alejado que había estado de la cultura occidental, se adueñaron de él esos rítmos coloristas de gente como Tupac Shakur y otros negros de los que Emmanuel ni siquiera sospechaba que pudiesen vivir en otro lugar que no fuese África.

Y el niño soldado, con una niñez robada y retorcida hasta lo más extremo, se convirtió en el rapper que llevas oyendo durante todo este post: EMMANUEL JAL.

La canción que dio título al primero de sus discos, “Gua” (“paz” en la lengua de su tribu nativa) se convirtió en número 1 en Kenia en el 2.005; ese mismo año apareció en “Africa Calling”, uno de los apartados del “Live 8”, debido sobre todo a sus frecuentes discusiones con Bob Geldof sobre el poco número de músicos africanos que se incluyen en los conciertos de ayuda a este continente. Ahora se está preparando para lanzarse a todo el mundo con “Warchild”, un disco estremecedor que cuenta la historia de su notable y angustiosa vida.

Puede sorprender, por tanto, que algunas de sus historias más inquientantes sobre como creció rodeado de muerte y destrucción se hayan omitido de las letras finales. Pero Emmanuel debe tener mucho cuidado cuando interpreta sus canciones en su país natal. Los detalles más gráficos podrían disparar una respuesta violenta, destapando la rabia de todos aquellos que también lo sufrieron.

Tú no puedes hablar sobre como le volaban la cabeza a los bebés, como rajaban la barriga a mujeres embarazadas…

Pero sí puede criticar la glorificación de la violencia, el sexo y el crimen que hacen otros raperos…

Has hecho mucho daño vendiendo crack y cocaína,
ahora quieres matar negros en un video juego.
Hemos perdido a toda una generación con este estilo de vida tuyo;
y ahora quieres convertirlo en un juego para que los niños lo aprendan.

Pero, 50 Cent, yo no te odio,
aunque creo que es mi deber avisarte,
te están utilizando, hermano;
te está utilizando el sistema…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“50 Cent”

Las fotos de los niños soldados de este post no son de Emmanuel, están sacadas de diferentes páginas de internet. La de Emma McCune sí es real.

Categorías: Changing of the guards -

17 Comments

  • El dia 17.06.2008, Sérilan dijo:

    Se empequeñecen todos nuestros problemas conociendo historias como ésta, debería estar prohibido quejarse tanto como lo hacemos a veces..
    Sin duda un buen escape la musica para un alma que en el más escondido rincon aún debe seguir atormentada

    • El dia 17.06.2008, Luliña Fortune dijo:

      Una historia escalofriante.
      Yo tengo varias amigas que han adoptado niños de distintos países, digamos, tercermundistas. A uno de ellos (mi amiga lo adpotó ella sola) lo descubrió un día con horror cogiendo la pistolita de juguete de otro niño en el parque y metiéndosela en la boca… para hacer una gracia, para enseñarle a su “madre” lo que sabía hacer. Cuando lo llevó al pediatra para tratarle unas heriditas que tenía por todo el cuerpo, tuvo que vacunarlo y vacunarse ella: eran mordeduras de rata. Afortunadamente, ahora es un adolescente estudioso que adora a su madre y toca la guitarra estupendamente.
      Otra amiga (ésta casada y con otro hijo más pequeño, biológico) no tuvo tanta suerte. Descubrieron que su nuevo hijo maltrataba al pequeño y que éste había tenido una regresión en el habla, volvía a hacerse pipí y rechazaba las caricias de sus padres.
      La adaptación (en el caso de que la haya) de quien ha tenido una vida como la de Enmanuel, no debe ser nada fácil. Un post para pensar.
      Besos de dulce cuna.

      • El dia 17.06.2008, Glauca dijo:

        ¡Cuanto dolor!

        • El dia 18.06.2008, Mityu dijo:

          El dolor tiene la misma categoría para el que sufre. Uno cree que no puede aguantar más pero la vida a menudo le demuestra que sus límites casi no existen, de modo que se angustia en lo pequeño, en lo mediano y en lo grande, manteniéndose vivo por sobre todas las cosas, en lo que de él depende. Cuando el límite llega algunos lo llaman depresión, otros lo llamamos un gesto de libertad, de esa libertad de la que se carece durante el proceso de tortura, interna, externa o ambas.
          Patologías aparte, casos como el de este hombre son gotas en un mar de leva.
          Su gota, empero, es importante, y no de la misma cualidad que otras. Todos somos diferentes, tanto como iguales.
          Africa se me antoja el paradigma de nuestras peores entrañas, el de la magia, el de la inocencia, a pesar de todo. Cómo si no, podría un niño coger un arma, si no es pervertida su inocencia.
          La distinción entre bien y mal, con los debates absurdos y medievales que origina, lleva mucho tiempo siendo una línea borrosa. Y de pronto la razón se ha vuelto un monstruo sinrazón.
          Sí, hay cosas que uno no puede digerir, ni en primera persona ni desde lejos. Se blinda y sobrevive. Pero uno sobrevive por una razón o mejor será que no se quede.
          Emmanuel Jal tiene una razón, tal vez incluso ha recuperado parte de lo que alguna vez debió ser en su origen. La esencia que le subyace, que nos subyace a todos nos convierte en cómplices, en bienaventurados o desalmados.
          La música, una vez más, transforma nuestros demonios sin tener que hacer sangrar a nadie.
          Tus últimos posts son un tipo de crítica social a través de la música que han hecho evolucionar la trayectoria de blogin’. Se agradecen, como todos los que compartes con nosotros. Un trabajo lleno de valor, al que no podría poner precio.
          Besos

          • El dia 18.06.2008, EuLaliA dijo:

            Es increible poder sobrevivir a un infierno como ese. Aparte de calamidades variadas pasar a traves de un campo de minas con un helicoptero disparandote metralla, salir de eso tiene que ser tan dificil como que te toque el gordo de la loteria. A Emmanuel le toco la loteria de la vida, y el decimo, en vez de traerselo el calvo de la loteria de Navidad se lo trajo una señora estupenda y guapisima que dedico su vida a repartir su suerte de cuna entre los que no la tuvieron.

            Larga vida a Emmanuel y eterno descanso a Emma.

            • El dia 18.06.2008, NoSurrender dijo:

              Me has dejado encogido.

              Participo, por cuestiones profesionales, en un programa de escolarización de niños en zonas deprimidas de América Latina. Un Paraíso comparado con esa parte de África.

              • El dia 18.06.2008, carrascus dijo:

                Vosotros estais diciendo todo lo que a mí se me ha quedado. Gracias.

                • El dia 18.06.2008, Maese Rancio dijo:

                  Algo había oído de la historia de este chico, pero ahora la conozco completa gracias a vuesa merced. Escalofriante.

                  • El dia 19.06.2008, Don Bonassi dijo:

                    Todo este problema radica en lo que llamamos paises civilizados del primer mundo,que son los culpables de toda estas situaciones,al igual que en China ,que los niños son mano de obra barata, el reclutamiento en Africa de niños soldados,ya sea en Uganda,Burundi o Senegal,obedece a que los niños son baratos, totalmente manipulables, e incondicionales con la causa, sin mencionar que las niñas estan siendo reclutadas como esclavas sexuales, todos los gobiernos y la opinion publica es consciente de ello, pero no se hace nada, se estan vulnerando todos los derechos humanos, se esta sometiendo y vejando a los niños en estos paises,y todo para que se sigan forrando los paises ricos productores de armas blahblahblah..bueno la historia es conocida ya por todos..

                    • El dia 19.06.2008, Microalgo dijo:

                      Y bueno. Creo que tiene razón NoSurrender: en América Latina la cosa está chunga, pero por África está aún peor.

                      No soy capaz de ver soluciones a esto.

                      • El dia 19.06.2008, carrascus dijo:

                        Convención sobre los derechos del niño.

                        Artículo 1º: Se entiende por niño todo ser humano menor de dieciocho años de edad, salvo que, en virtud de la ley que le sea aplicable, haya alcanzado antes la mayoría de edad.

                        Artículo 2º: Los Estados respetarán los derechos y asegurarán su aplicación a cada niño sujeto a su jurisdicción, sin distinción alguna, independientemente de la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, la opinión política o de otra índole, el origen nacional, étnico o social, la posición económica, los impedimentos físicos, el nacimiento o cualquier otra condición del niño, de sus padres o de sus representantes legales.

                        Asímismo, los Estados tomarán todas las medidas apropiadas para garantizar que el niño se vea protegido contra toda forma de discriminación o castigo por causa de la condición, las actividades, las opiniones expresadas o las creencias de sus padres, o sus tutores o de sus familiares.

                        Artículo 3º: En todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño.

                        Los Estados se comprometen a asegurar al niño la protección y el cuidado que sean necesarios para su bienestar, teniendo en cuenta los derechos y deberes de sus padres, tutores u otras personas responsables de él ante la ley y, con ese fin, tomarán todas las medidas legislativas y administrativas adecuadas.

                        Los Estados se asegurarán de que las instituciones, servicios y establecimientos encargados del cuidado o la protección de los niños cumplan las normas establecidas por las autoridades competentes, especialmente en materia de seguridad, sanidad, número y competencia de su personal, así como en relación con la existencia de una supervisión adecuada.

                        Artículo 4º: Los Estados adoptarán todas las medidas administrativas, legislativas y de otra índole para dar efectividad a los derechos reconocidos en la presente Convención. En lo que respecta a los derechos económicos, sociales y culturales, los Estados Partes adoptarán esas medidas hasta el máximo de los recursos de que dispongan y, cuando sea necesario, dentro del marco de la cooperación internacional.

                        Artículo 5º: Los Estados respetarán las responsabilidades, los derechos y los deberes de los padres o, en su caso, de los miembros de la familia ampliada o de la comunidad, según establezca la costumbre local, de los tutores u otras personas encargadas legalmente del niño de impartirle, en consonancia con la evolución de sus facultades, dirección y orientación apropiadas para que el niño ejerza los derechos reconocidos en la presente Convención.

                        Artículo 6º: Los Estados reconocen que todo niño tiene el derecho intrínseco a la vida.

                        Los Estados garantizarán en la máxima medida posible la supervivencia y el desarrollo del niño….

                        Y así hasta 48 artículos más que se pasan por los cojones paises como Sudán, Angola, Burundi, Congo, Ruanda, Sierra Leona, Sri Lanka, Uganda, Colombia, Afghanistan, Tailandia, Nepal, Rusia, Burma, India, Indonesia, Filipinas, Yemen, Irak, Israel, Palestina, Burundi, Chad, Costa de Marfil, Zimbabwe, China, Somalía, Laos, Chechenia, Bosnia, Serbia, Bolivia, Haití…

                        …y esta mañana, un futbolista del Sevilla, Boulahrouz, ha tenido que dejar la concentración de su selección en la Eurocopa y marcharse a su casa destrozado porque su hija recién nacida ha fallecido y no podrá ejercer ninguno de estos derechos.

                        • El dia 19.06.2008, Glauca dijo:

                          Terrible lo que comentas sobre Boulahrouz… como madre creo que no hay palabras que consuelen la perdida de un hijo.

                          • El dia 21.06.2008, dama dijo:

                            Soy una cobarde, lo que reconozco, pero sólo ver la primera foto del niño soldado es suficiente.
                            Si hay algo que no puedo ver, ni leer, ni oir, es el sufrimiento de un niño.

                            Me va usted a perdonar, querido Carrascus, pero no puedo leerle hoy, y seguro que será algo interesantísimo, como siempre, pero me dejaría echa polvo todo el fin de semana.

                            Un besazo.

                            • El dia 21.06.2008, carrascus dijo:

                              Ningún problema, querida Dama… pero sepa que la historia tiene final feliz…

                              Un beso consolador.

                              • El dia 07.09.2008, diciembre dijo:

                                No hay palabras, es terriblemente sobrecogedor. Siempre que mis niños protestan por cualquier tontería, les hablo de éstas personas, de la vida tan durísima que sufren. Que impotencia ¿verdad?, ¿donde está la solución?. Todo éste absurdo debería de servirnos para intentar ser mejores personas.

                                • El dia 28.03.2011, lu dijo:

                                  Sin palabras me dejas, Carrascus. Gracias por existir.

                                  • El dia 28.03.2011, carrascus dijo:

                                    Me parecen una exageración las tres últimas palabras de tu comentario, querida Lu. Pero van a hacer que me vaya a la cama en cuanto deje de escribir ahora mismo con una sonrisa de satisfacción enorme, enorme, enormeeeeee.

                                    Un beso muy grande… y tus ojos sí que son algo que es de agradecer que uno pueda ver en este mundo.

                                    (Required)
                                    (Required, will not be published)

                                    Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.