Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
MEMORIAS DE ÁFRICA
Categorías: Tangled up in blue
Carrascus

Para Carmen, porque son sus rítmos preferidos. Y para Ambrosio, que hasta ahora tenía el monopolio de la música africana en este blog.

Cuando redactaba el post sobre los futbolistas que cantaban decía que era una pena que no hubiese más africanos que lo hicieran, a causa de la profundidad de sus voces y la pasión que ponen en ellas los nacidos en ese continente. Y eso me hizo pensar que a lo mejor convendría dedicar un post a la mejor música que ha salido de África.

Siempre ha habido una fascinación por esta música, que ha sido mayor o menor en función del éxito que fuesen teniendo todos aquellos músicos occidentales que durante las anteriores tres décadas se basaran en alguna forma de música de las que proliferan en África.

La inspiración siempre ha viajado con billete de ida vuelta, porque si por una parte estuvo presente en los flirteos con el afro-pop que se trajeron entre manos los Talking Heads en su “Fear of music”; o en el controvertido disco sobre Sudáfrica que fue el “Graceland” de Paul Simon; o en los atrayentes sonidos afro-pijos de los actuales Vampire Weekend; o en el montaje que hicieron entre Oxfam y Damon Albarn con el viaje de éste a Mali, también se dejó ver en los experimentos de la otra cara de este cruce de culturas, como el fondo de James Brown sobre el que se asentó el Fela Kuti de los años ’70; los resecos blues del desierto del guitarrista de Mali, Ali Farka Touré, que recordaban a los del veterano bluesman John Lee Hooker; o las mezclas de techno y rock con el folk argelino que hace Rachid Taha…

Si este post sirve para que algunos os deis cuenta de que África es algo más que las noticias por las hambrunas y los conflictos con que se asoma a los periódicos y la televisión y veis que su música es también un testamento de las complejidades de la vida que hay detrás de los titulares de prensa habrá valido la pena.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Ali Farka Toure – “Erdi”

En su momento ya os habló Ambrosio largo y tendido en un post sobre Ali Farka Touré y su disco póstumo editado en el 2.006. Este gran guitarrista de Mali puede que terminara por cansarse de las comparaciones, como además yo he vuelto a redundar más arriba, con John Lee Hooker, pero lo cierto es que tenían similitudes obvias, aunque fuesen las diferencias lo que hacía de verdad fascinante escuchar a Ali Farka.

Quizás este disco que mencionaba ese post, “Savane”, sea una buena puerta de entrada a su obra, aunque cuando fue grabado en unos estudios móviles de Bamako por Nick Gold, uno de los principales pioneros de la world-music, la salud de Ali Farka ya estaba muy mermada. Aún así los resultados son magnéticos; desde las secas e irresistibles percusiones que habeis oído en el anterior “Erdi”, hasta el poderoso blues que es este “Yer Bounda Fara”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Ali Farka Toure – “Yer Bounda Fara”

La primera estrella internacional que dio la música africana fue Fela Kuti, que comenzó allá en los años ’60 como parte del grupo de jazz-funk Koola Lobitos. Desde entonces su reputación fue creciendo durante la década siguiente a medida que él y el batería Tony Allen iban desarrollando su sonido afrobeat con el que iban abriendo camino a nuevas experiencias sónicas.

Fela Kuti era un tipo muy prolífico, complejo y sin pelos en la lengua, que precisamente por eso era tan conocido por sus épicas composiciones musicales como por las confrontaciones que solía tener con los políticos de su país, lo cual le llevó a frecuentes y serios choques con las autoridades. Os pongo como muestra de su música un corte de “No agreement”, un explosivo cóctel de intensos metales, funk sinuoso y cantos desafiantes que podía ser leído como la respuesta al gobierno nigeriano que saqueó en febrero de 1.977 la auto proclamada República de Kalakuta que Fela había fundado con su familia, miembros del grupo y técnicos de sonido, luces… el sueño de esta república independiente del gobierno nigeriano dentro de su propia capital, Lagos, había durado siete años, antes de que un ejercito de cientos de soldados armados la asaltasen.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Fela Kuti – “No Agreement”

Los Bhundu Boys fueron la banda que puso a Zimbabwe en el mapa musical a mitad de la década de los ’80 gracias al “jit”, una forma de música del sur de África que ellos recreaban muy melodiosamente, y al apoyo que les daba John Peel haciendo sonar continuamente sus canciones en la Radio 1 inglesa. Tanta celebridad adquirieron que incluso llegarona telonear a Madonna en el estadio de Wembley en 1.987.

Su infecciosa vitalidad quedó ensombrecida muy pronto debido a la maldición africana del SIDA, que mató a dos de sus miembros, y al colapso mental de su líder Biggie Tembo, que le llevó incluso al suicidio en 1.995.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Bhundu Boys – “Une Shuwa Here”

Si hay alguna banda africana que tenga detrás una historia fascinante ésta es Tinariwen. Un grupo de tres guitarristas nómadas tuaregs que se conocieron en un campo de entrenamiento para guerrilleros que el coronel Gadaffi fundó en Libia en los primeros años ’80.

Pero aún sin conocer el contexto mítico del que surgieron, la música de Tinariwen es asombrosa. Sobre todo la contenida en su tercer disco, “Aman Iman”, con el que por fin han encontrado reconocimiento internacional gracias a como han mezclado los hipnóticos rítmos del norte de África, los cantos árabes y los punteos de guitarra eléctrica que evocan simultáneamente a los instrumentos de cuerda del Sahara y a los Rolling Stones del “Exile on Main Street”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Tinariwen – “Cler Achel”

Más mezclas de sonidos y culturas… la estimulante fusión de rítmos del África Central con la electrónica más cruda que hacía Mawangu Mingiedi, el pianista congoleño que formó una banda de doce músicos llamada Konono Nº1 y para poder salir de gira y actuar en directo la dotó de un sistema de sonido construído con piezas sacadas de coches viejos.

Mingiedi era un desconocido más allá de su entorno cercano hasta que el productor belga Vincent Kenis lo descubrió al resto del mundo en el 2.002. Dos años después se unió a él y a su banda en Kinshasa para grabar juntos un disco de algo parecido al “trance” que les abrió instantáneamente las puertas de los oyentes de música alternativa de Europa y América; y más aún después de que Björk les invitase a abrir “Earth Intruders”, la primera canción de su espectacular disco “Volta”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Konono Nº1 – “Lufala Ndonga”

Cuando un músico africano adquiere notoriedad lo llaman para cualquier cosa, como para anunciar en televisión latas de chícharos con tomate, como le ocurrió a los Ladysmith Black Mambazo. Aunque éstos ya fuesen muy conocidos por su participación en discos de Paul Simon.

Escucharlos es un placer. Sobre todo porque ellos representan a la África más colorista y exhalan una visión muy bienvenida de un continente no manchado por la ausencia de comida y las políticas sospechosas. Y eso que su carrera no ha sido un camino de rosas precisamente, ya que el fundador de este grupo vocal en los primeros años ‘60, Joseph Shabalala, sobrevivió mal que bien al apartheid primero y a acusaciones de venderse después.

Su mejor disco es “Shaka Zulu”, que les produjo Paul Simon en el ’87, en un esfuerzo por introducir al grupo en América a la estela del éxito que había tenido su “Graceland”. Todavía hoy permanece como una de las marcas de fábrica de la música africana gracias a sus capas de armonías a cappella que resuenan más allá del idioma o la geografía.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Ladysmith Black mambazo – “Unomathemba”

King Sunny Ade fue otra gran presencia en la música del oeste de África, aunque siempre ensombrecido por Fela Kuti. Fue el rey del “juju”, un estilo que en realidad inventó él mismo basándose en la música tradicional de los indígenas Yoruba que viven en Nigeria..

Aunque comenzó a actuar en 1.982 el éxito internacional no le llegó hasta la década siguiente, en que tuvo la oportunidad de grabar una efervescente colección de canciones Yoruba en Louisiana, con buenos medios técnicos y un grupo de apoyo de diecisiete músicos. El disco, “Odu”, puede que no sea un clásico, pero indudablemente las suaves armonías vocales y los rítmos burbujeantes de canciones como “Jigi Jigi Isapa” tienen el encanto típico de esa parte occidental de África, y hacen de King Sunny Ade uno de los más respetados veteranos de lo que se dio en llamar world-music.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


King Sunny Ade – “Jigi Jigi Isapa”

Volvemos a Mali, país del que os dije en el post de los futbolistas que era para la música africana lo que Mississippi fue para la americana. De allí es la voz más destacada de la nueva oleada de estrellas de la música africana contemporánea. Y es una mujer (“este siglo es de las mujeres”, Espe dixit) llamada Oumou Sangare.

Y es de las que tampoco se callan ante la opresión erigiéndose en portavoz de los derechos de las mujeres africanas, cuestionando abiertamente tradiciones locales como los derechos de los maridos a tener más de una esposa.

El poder y la claridad de la voz de Oumou ha llamado la atención de las audiencias occidentales con algo de retraso porque cuando quisieron lanzarla aquí ya tenía algunos discos grabados en Mali y remasterizaron cortes de todos ellos para editarlos hace tres años en un disco bautizado con su propio nombre, “Oumou”. Por eso en él se puede apreciar toda la transición por la que la chica ha ido pasando, desde las genuinas canciones percusivas y apasionadas (como el impresionante “Ah Ndiya” que os pongo), hasta otros experimentos más recientes de cruce de géneros que, en comparación con las primeras joyas, parecen un poquito artificiales.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Oumou Sangare – “Ah Ndiya”

Argelino es Rachid Taha, un alquimista musical que, al haber sido criado en Francia, ha tenido acceso siempre al rock y le ha llevado a sentir gran admiración por Johnny Cash y los Clash. La música que él hace puede ser llamada rock también, pero expresado a través de una inesperada fusión de géneros que le aparta de cualquier calificativo. Desde luego no digas nunca delante de él que lo suyo es world-music, “un término para tenderos” según Rachid. Con la llegada del nuevo siglo, y la ayuda del techno hippie Steve Hillage en la producción, consiguió llevar su música al límite, fundiendo el mantra de los sonidos rai argelinos con los rítmos de las discotecas más fashion y los estallidos de las guitarras rockeras, en un efecto de subidón que puedes comprobar tú mismo en este “Barra Barra” que Ridley Scott eligió para la banda sonora de “Black Hawk derribado”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Rachid Taha – “Barra Barra”

Antes hemos mencionado a Damon Albarn, que al margen de su aventura con Blur también es un enamorado de la música de África, hasta el punto de haber fundado un sello discográfico que está sirviendo para asentar las bases con las que documentar los sonidos del África occidental de los años ’60 y ’70. Gracias a eso conocemos a grupos de funk, como Ikenga Super Stars Of Africa, que demuestran que había vida más allá de Fela Kuti, y conocemos el “highlife”, una música de baile que recogía enseñanzas del calypso y el jazz de las big bands para mezclarlos con percusión y buen humor africanos y dar lugar a los nerviosos rítmos conjurados por Cardinal Rex Jim Lawson, y a la rumba de Victor Uwaifo, el genio diabólico del highlife.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Cardinal Rex Jim Lawson – “Tom Kirisite”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Victor Uwaifo – “Joromi”

Hace treinta y cuarenta años, aunque en el mercado europeo y americano solo hubiese discos prácticamente de Miriam Makeba con su poderosa mezcla de percusión africana y soul de los ’60 grabada en Estados Unidos y editada desde allí, ya veis que había talentos musicales florecientes en toda África. Y con la arqueología musical que se está haciendo ahora en aquellos paises sabemos que incluso había sellos independientes que sobrevivían muy bien vendiendo música, como Ahma Records, un sello etíope lleno de músicos que aún hoy evocan un fascinante mundo de mestizaje de estilos, como el Rhythm & Blues con el folk de Abisinia, el soul con el jazz, la voz bluesera de Mahmoud Ahmed con el saxo de serpentinas de Getatchew Mekurya y el funk tranquilo de la Wallias Band… un mundo lejano, cada vez más cercano.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Miriam Makeba – “Pata Pata”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Mahmoud Ahmed – “Eré Mèla Mèla”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Getatchew Mekurya – “Antchi Hoyé”

Y, por supuesto… ¿pensabas que íbamos a terminar un post sobre música africana sin mencionar siquiera a Youssou N’Dour? Te remito a este fantástico post que en su día le dedicó Ambrosio. Después de eso ya está todo dicho.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Youssou N’Dour – “Set”

Categorías: Tangled up in blue -

18 Comments

  • El dia 19.04.2008, EuLaliA dijo:

    Acostumbrada como esta una a que los musicos de rock tengan problemas con la ley a cuenta de las drogas, el sexo, la velocidad conduciendo, y esas cosas de la mala vida que tu dices, resulta extraño ver que estos los tienen por cosas de politica y derechos.

    Me ha encantado el post y la musica. Enhorabuena Carrascus.

    • El dia 19.04.2008, carmen dijo:

      ¿Dónde está esa cara para llenarla de besos?????
      Me has hecho disfrutar… ha sido un regalo tannnnn delicioso!!! A esta hora, en la que puedo sentarme a descansar, ha sido un placer para los sentidos ponerme a leer este texto acompañado de esos sonidos que tanto me seducen. Y es que es eso lo que me pasó con la música africana. La descubrí hace ya unos cuantos años (ufff… muchos ya… unos 15 creo) cuando viajé a Senegal. Nunca le había prestado atención especial, pero allí descubrí lo que es una auténtica discoteca. En esa zona de Africa (también en Gambia o en Guinea) no hay aldea medianamente modernizada que no tenga una choza (en muchos lugares lo de choza es totalmente literal) conectada a la corriente eléctrica que por la noche se convierte en una discoteca. El duro sol del día, el calor, el trabajo sin pausa, la dureza de la vida… todo, absolutamente todo, cambia cuando llega la noche. Los africanos bailan cuando hay poca luz en esos locales llenos de cuerpos que sudan y ríen, que saludan a los cuerpos que están a su alrededor. Y esos movimientos invitan a los que están parados, les dicen que se tienen que mover, y que deben poner una sonrisa al baile. Claro, bailé con ellos. También se mueven con ritmos ancestrales durante el día. Cualquier cosa sirve para hacer una buena percusión.
      En Africa descubrí qué es la música sentida en cada poro del cuerpo. Con los africanos percibes las notas en el estómago, en el corazón, en los pulmones y en la boca; en la piel y en los ojos…
      Se me quedan cortos los besos para mandarte por este regalo que tanto aprecio!

      • El dia 19.04.2008, carrascus dijo:

        Nunca he pasado más al sur de Marruecos. Nunca he visto esa noche africana que describes, querida Carmen (gracias por tantos besos, por cierto)… y es una pena, porque desde aquí solo distinguimos la otra noche africana, la de la inmensa oscuridad. La oscuridad de siglos de abandono, de guerra, de hambre, de colonialismo y de depredación de sus riquezas naturales.

        Una discoteca en la choza de una aldea es la antítesis de una patera en medio del Estrecho. La música que sientes en el cuerpo es la antítesis de las oraciones para no naufragar que sientes en el alma.

        Gracias por esa nota de color. En África también hay gente que ríe y baila… conviene tenerlo presente.

        Y Lali… sabes una cosa? Creo que me has dado la idea para el próximo post. Gracias también.

        Besos para las dos.

        • El dia 19.04.2008, Mityu dijo:

          Una documentación que desborda lo esperable en un post. Así suelen ser los tuyos. En este caso lo particular es que me interesan todas las músicas, todos los nombres, toda la información y que desde un recóndito lugar de encuentro van a pasar nombres de tus letras a las mías, de las mías a las de Albacalí. Gracias por compartir.

          Bailaremos a tu salud.

          Un beso.

          • El dia 19.04.2008, carrascus dijo:

            Como cantaba Battiato, querida Mityu… yo quiero verte danzar…

            Un beso.

            • El dia 19.04.2008, Luliña Fortune dijo:

              Pasé por aquí ayer (la primera eh?) pero no pude dejarte ningún comentario porque no escuchaba la mayoría de las canciones (problemas con mi compiuter, como dicen los italianos). Me gusta muchísimo este tipo de música y a algunos ya los conocía porque tengo un amigo “colgado” con África y no para de pasarme CD’S con cada nuevo descubrimiento. Además ya era fan de la versión pija (Talkin Heads etc).
              La historia de los guitarristas tuaregs entrenados en un campo de Gadafi… reconoce que es genial como argumento de una novela!!!
              Besos nocturnos.

              • El dia 20.04.2008, dama dijo:

                Y… ¿Cesaría Evora?.

                • El dia 20.04.2008, atikus dijo:

                  Totalmente de acuerdo con carmen, bueno yo te doy abrazos que es más decoroso, cuando estuve por Senegal pude comprobar la cantidad de chiringuitos con buena música y ritmo estupendo, en Dakar, y en Saint Louis tienen todos los años festivales de Jazz, Regee y otros estilos musicales, vamos que estan empapados de cultura musical, no como yo que soy bastante limitadito. Estupendo post, lleno de ritmo!

                  Saludos

                  • El dia 20.04.2008, carrascus dijo:

                    Pues sí, querida Luliña… una novela al estilo de “La chica del tambor”, que se llamase “Los chicos de las guitarras”… Uno de ellos estuvo en combate y todo, con la guitarra a cuestas. A ver si en un próximo post hablo un poco más de ellos.

                    Dama… Cesaria Evora merece todos mis respetos, como no?, pero es que éste es un post (como todos en todos los blogs) personal y limitado… y en realidad el tipo de música que hace ella a mí nunca me ha llenado; con sus momas acústicos y sus coladeras eléctricas me ocurre como con los fados, que tanto paralelismo tiene con la música de Cabo Verde que ella interpreta, que… que no me gustan, para que vamos a andarnos con rodeos… uno tiene sus puntos oscuros en la música, como una vez explicó Ambrosio, y uno de los míos es el de los fados y similares… y contra eso nada puede hacerse.

                    Por cierto… enhorabuena por lo de ayer; lástima que no supiésemos nosotros aprovechar la ocasión. Hoy se ha dado mejor la cosa deportiva, el Caja le ha ganado al Granada in extremis, lo que unido a la derrota del Estudiantes, hace que permanezcamos en la ACB el próximo año. A ver si reverdecemos laureles como cuando fuimos subcampeones de casi todo. ¿Habeis visto por la tele lo guapos que estábamos todos con las camisetas que nos han regalado de “Defiende Sevilla”?

                    Gracias por sus palabras, Atikus… y no se corte… si le apetecen más los besos que los abrazos, ande con ellos… a estas alturas ya no tenemos nada que demostrar… ni que ocultar…

                    • El dia 20.04.2008, carrascus dijo:

                      Otra cosa…. tengo noticias de cotilleo bloguero. ¿Recordais a Yinyerbeiker…? Hace tiempo que no escribe comentarios, pero como es un agregado de la familia sé que va a ser papá proximamente. Y como tanto él como su Media Mandarina son fans de Silvio Rodriguez le pondrán a mi nueva sobrinita el nombre de Velia… que, por otra parte, es el nombre con el que firmaba sus comentarios otra fan de Silvio (Rodriguez, no el del anterior post), de la que también andamos escasos de noticias por aquí hace ya demasiado tiempo…

                      El nombre es también el de una de sus canciones favoritas, cierto D. Micro…?

                      • El dia 20.04.2008, Glauca dijo:

                        “Cotilleo bloguero”…me encanta esa palabra.

                        • El dia 23.04.2008, Maese Rancio dijo:

                          Una pregunta que viene al caso. ¿Me podrías decir algún musico de Togo?
                          Desde hace tiempo lo busco para un regalo, pero no encuentro nada.
                          Gracias.

                          • El dia 23.04.2008, juanlu dijo:

                            Impresionante trabajo como siempre!

                            Por aquí por Francia tenemos la suerte de disfrutar de música africana muy a menudo y gracias a la segunda generación de immigrantes aparecen grupos Franco-africanos como Gnawa Diffusion, Orchestre National de Barbès, el colectivo Bisso Na Bisso o Zebda

                            Recuerdo tambien que hace unos de años Manu Chao hizo algo mas que producir el disco de Amadou y Mariam (solo hay que escuchar la canción “Senegal Fast Food”)

                            -de fútbol no hablo hasta que acabe la liga 😉

                            Un abrazo

                            • El dia 23.04.2008, carrascus dijo:

                              Pues Maese… mucho no conozco de allí… en realidad ahora mismo solo se me ocurren dos nombres que seguramente puede encontrar por ahí, King Mensah y Tabi Donney. A mí éste último es el que más me gusta de los dos, pero el problema que tiene para usted es que lo que hace es hip-hop… pero bueno, como dice que es para un regalo, a lo mejor a quien vaya destinado sí le va el rap más que a usted. King Mensah también está bien, de todos modos.

                              A través de éstos y de otros músicos africanos sí que tengo referencias de otros músicos de Togo, Fifi Rafiatau, Afia Mala, Bella Below (de los años 60 y 70, éste), Nimon Toki Lala… pero a éstos no los he oído nunca y no sabría darle referencias en condiciones. Suerte con su búsqueda.

                              Sí, Juanlu… de fútbol más vale que no hablemos, que cuando más felices nos las prometemos llegan los de Almería a joder…

                              Francia es un paraiso de música africana… y creo recordar que alguien me dijo una vez, no sé si tú mismo o alguien hablando de tí, que solías ir a muchos sitios ahí en París a conciertos de esta clase. Supongo que los estarás disfrutando.

                              Venga…

                              • El dia 23.04.2008, Maese Rancio dijo:

                                Muuuuuuuuchas gracias. King Mensah queda descartado porque a la destinataria del regalo no le gusta nada el rap.
                                Me apunto los otros nombres e inicio la búsqueda.

                                • El dia 23.04.2008, carrascus dijo:

                                  El rapero no es King Mensah, sino el otro, Tabi Donney…

                                  • El dia 08.10.2008, willy71976 dijo:

                                    saludos soy colombiano pero me encanta la musica africana en colombia se escucha mucho sobre todo en cartagena de donde soy y tengo un equipo de sonido y todos los domingos lo alquilo para conpetir con otros solo musica africana pero me encantaria conocer una persona para intercambiar musica africana que sea esclusiva para ganarle a todos william71976@hotmail.com

                                    • El dia 11.11.2008, diciembre dijo:

                                      Hasta el día en el que leí éste post, la música africana éra bastante desconocida para mí, de hecho prácticamente sólo conocía a Youssou N’Dour, Las Hijas del Sol y Miriam Makeba, la cual, desgraciadamente, falleció ayer a los 76 años a causa de un paro cardiaco. Conocida también por su lucha contra la discriminación racial, precisamente acababa de participar en un festival contra el racismo y la mafia, en un evento organizado por el escritor Roberto Saviano, amenazado de muerte por la Camorra…

                                      Descanse en paz ésta gran mujer

                                      (Required)
                                      (Required, will not be published)

                                      Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.