Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
LUCES DE HOLLYWOOD
Categorías: Forever Young
Carrascus

Existen numerosas leyendas e historias sobre el mítico Hollywood, sobre todo referentes a las saturaciones emocionales y a los derroches de amor libre que tuvieron lugar en sus llanuras de neón a finales de los años 60. Parecía inevitable que un colapso estuviese acechando a la vuelta de la esquina, aunque la mayoría de la gente estuviese demasiado atada con sus propias cuerdas psicodélicas como para verlo venir. Hubo una perona, sin embargo, que aún atrapada de lleno por la vorágine, pudo salir de ella sin excesivas cicatrices y contarnos la experiencia en sus canciones. Y ahora las han reeditado, así que es el momento justo para hablaros de DORY PREVIN.

Dorothy Veronica Langdon (su verdadero nombre) nació en 1.929 en el seno de una estricta familia católica irlandesa de New Jersey, por lo que toda su vida ha estado marcada por la extraña unión que establece la religión entre culpabilidad y devoción. Desde que nació tuvo una niñez difícil, porque Dory se vió inmersa en el tira y afloja entre una madre alcohólica y un padre violento, quien debido a que durante la Primera Guerra Mundial padeció los gases enemigos, creía que era estéril (aunque en realidad fue un perturbado mental desde entonces) y que Dory no era hija suya, sino el fruto de la infidelidad de su esposa.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“I ain’t his child” (Del “On my way to where”)

Mi padre dice que no soy su hija…

Mi cabello es rizado,
mis pecas son color canela;
mi padre podía ser
el hombre de la basura.
Mis piernas son rechonchas,
mis dedos son cortos
como los de mi tío Will,
que es jugador de bolos.
Mis ojos están achinados
como los del señor Woo.
Eh! Oiga, señor de la lavandería,
¿Soy suya?!
Soy tan fea como Steve
con su enorme bigote.

Aún así, adoraba a la niña. Escribía canciones para ella, la llevaba a concursos de talentos… pero de pronto su mujer le anunció que estaba embarazada de nuevo y la noticia fue demasiado para él. Enloqueció hasta el punto de mantener encerrada a su familia en su casa durante más de un mes a punta de pistola.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“With my daddy in the attic” (Del “On my way to where”)

Con mi padre en el ático
es donde de verdad quisiera estar.

Ahí es donde radica mi oscura atracción
por su locura, en la mesita de noche,
junto a la pistola cargada
y la terrible proximidad de sus ojos.

Sin vecinas espiando por la ventana,
ni maridos en el futuro
que se metan en nuestro ático…

Y aunque Dory siempre fue de salud (tanto física como mental) muy delicada y quebradiza, a los 16 años voló del hogar rumbo al sueño dorado de Hollywood. Durante bastantes años tuvo que pasar por los habituales oficios de camarera, cantante de bares, bailarina, corista, empleada de gasolinera… por fin le sonrió la suerte y consiguió un empleo como letrista de canciones para la Metro Goldwin Mayer, donde la pusieron a trabajar junto a André Previn, con el que enseguida congenió tanto como para enamorarse mutuamente. Incluso André, viendo su potencial, la ayudó a grabar sus propias canciones en un disco, “The lepreachuns are upon me”, que se editó el mismo día que nació éste que les escribe, con su nombre real de Dory Langdon.

Se casaron en 1.959 y formaron juntos un tandem artístico de primera clase a lo largo de los años 60, logrando innumerables triunfos con las canciones que escribían para el cine. En aquella época fueron nominados para el Oscar a la mejor canción en dos ocasiones, con “The faraway part of town”, que cantaba Judy Garland en la película de Cantinflas, “Pepe”, y con “A second chance”, la canción que Jackie Cain cantaba en la fantástica película de Robert Wise, “Cualquier día, en cualquier esquina”. Los grandes cantantes de Hollywood vendían su alma por poder grabar las canciones con las letras de Dory y la música de André: Doris Day, Bobby Darin, Sammy Davies, Tony Bennett…

Pero en 1.965, Dory tuvo un fuerte ataque de nervios en el interior de un avión (“Alguien en mi asiento está gritando”… les decía llorando a las azafatas). Fue tan grave que tuvo que ser recluída algún tiempo en un psiquiátrico, pero Dory renació como el Ave Fénix de sus propias cenizas y disfrutó de cuatro años de máximo apogeo estelar y económico. La banda sonora que escribieron para “El valle de las muñecas” se pasó seis meses seguidos en la lista de superventas, y Dionne Warwick llevó a la cima de las listas la versión que hizo de la canción principal; hasta Frank Sinatra grababa sus canciones.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“The Valley of the Dolls” (Del disco de igual título)

Y en 1969 le llegó la noticia de que su amiga Mia Farrow, de solo 24 añitos entonces, estaba embarazada de André Previn, y los sobreexcitados genes paternos actuaron sobre ella. Junto al divorcio y la boda de André y Mia, para Dory vino un periodo de electroshock y de terapia Gestalt, en la que fue animada por los psiquiatras a escribir sobre su vida, a usar la poesía y la música como medio para su propia recuperación. El resultado fue “On my way to here”, de 1.970, una colección de sketches negros de vaudeville, que incluían “Michael, Michael”, sobre un tío güeno, de gimnasio y coches caros, envenenado por el amor materno; o “Twenty mile zone”, que comienza con Dory gritando, sola, en su coche, y termina con todos nosotros gritando para ser liberados del zoo humano. O esta “Beware of young girls” (“Cuidado con las jovencitas”), en la que fantaseaba con el asesinato de Mia Farrow:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Beware of young girls” (Del “On my way to where”)

Cuidado con las jovencitas
que llegan a tu puerta
melancólicas y pálidas,
con sus veinticuatro años,
trayendo margaritas
en sus delicadas manos.

Cuidado con las jovencitas
que tantas veces ansían
llorar en una boda
y baliar sobre una tumba.

Ella era mi amiga,
sí… mi amiga.
Y yo la invitaba a mi casa.
Creí que ella sabría
que mi amor era de verdad,
que mi amor no era cualquier cosa.
Pero ella admiraba mi anillo de casada,
y mi cama deshecha.

Pensé que sus motivos eran sinceros.
Pero la chavala tenía otra miras.
Vaya si las tenía!
Un plan oscuro y diferente:
Lo que ella admiraba de verdad
era a mi propio y dulce marido.

Y ella se lo llevó de mi vida
Ella, tan joven y tan creída,
me trajo el dolor.
Pero fui lo bastante prudente
para no decir
que ella le dejará.
El día menos pensado,
ella le dejará
…para siempre.

Las voces que oía en su cabeza le habían apartado definitivamente del glamour, para oscurecer su estilo desde entonces, dejando atrás del todo clásicos de tan solo unos meses atrás como “Come Saturday morning”, una canción ahora musicada por Fred Karlin e interpretada por The Sandpipers, que le valió su tercera nominación para el Oscar, al ser incluída en la película “El cuco estéril”, en la que veíamos a una joven Liza Minelli, nominada también para el Oscar a la mejor actriz por vez primera.

A pesar de la naturaleza personal de su trabajo, confesado así por ella misma, las canciones de Dory quedan como un valioso documento de la quiebra de una nación, visto por una escritora que documentó los hechos para aliviarse a sí misma de las consecuencias de haberlos padecido. Ya fuese escribiendo como ella misma, o al dictado de las muchas voces que habitaban en el interior de su cabeza, las siniestras canciones de Dory revelaban el dolor, los juegos, las mentiras y la soledad que se escondía detrás del mito del amor libre californiano. Escribía y cantaba para sí misma, como terapia para vaciarse… pero sus palabras son universales y conmueven los sentimientos de todo el mundo, hieren, son reales.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“A stone for Bessie Smith” (Del “Mythical Kings and Iguanas”)

Ella compró una lápida para Bessie Smith.

Pero olvidó que así no pagaba por lo suyo.
Olvidó que así no pagaba
por todos los contratos
y canciones que le habían hecho.
Ella fue a la tumba de Bessie
y la marcó con una lápida.
Pero todavía tendría que pagar por lo suyo…

Janis fue una jugadora
que perdió su apuesta,
y el tiempo vino
para liquidar su deuda.

En realidad eran cosas que salían a la superficie, que Dory tenía enterradas en su interior sin ser capaz de articular, y las voces se las enseñaron y se las explicaron; y un día dejaron de ser algo que la amenazase y se convirtieron en algo que podía mostrarle cosas a las que no se quería enfrentar. Cuando la terapia funcionó las voces la sorprendieron yéndose para no volver más… pero detrás dejaron una fastuosa estela formada por otros tres discos más: “Mythical Kings And Iguanas”, “Reflections In A Mud Puddle” y “Mary C. Brown And The Hollywood Sign”.

Su despedida del mundo de la oscuridad quedó plasmada en la letra de la canción que musicó Gato Barbieri para “El último tango en París”:

No existimos.
No somos nada más que sombra y niebla.
Nos miramos en el espejo cuando pasamos ante él
Y su cristal no revela ningún reflejo de nosotros.
¿No sabes que la sangre que corre por tus venas
tiene tan poco tiempo de vida como la lluvia de ayer?
Todo es un juego en el que disimulamos
La confusión que sentimos…

Somos dos ilusiones haciendo el amor
No por elección, sino por la casualidad
De una canción que nos rompió en el pasado,
De un tango que juramos que sería el último.

Somos sombras que danzan…

Después, ya en 1974, se fue a la Warner Bros. Y su estilo se hizo más abstracto y optimista. Allí grabó dos discos más, “Dory Previn” y “We’re Children Of Coincidence And Harpo Marx”, llenos de humor chispeante e ideas extravagantes.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Did Jesus have a baby sister?” (Del “Dory Previn”)

¿Tuvo Jesús una hermanita?

¿Y era odiosa?
¿O era dulce?
¿Ingresó en un convento?
¿O acabó en las calles?

¿Tuvo Jesús una hermanita?

¿Le dieron a ella esa oportunidad?

¿Tuvo Jesús una hermanita?

¿Hablaría ella mucho,
o la Virgen María le diría:
“Pregúntale a tu hermano,
él es el que está a cargo,
él es el jefe,
él es la nata de todos los pasteles”?.

La anunciación del nacimiento de su hermano
fue una cosa muy grande, creo;
y aunque ella fuera una niña preciosa
apenas habría noticias en la prensa local.
Su madre era virgen
cuando le llevaba a él en su interior.
Y si la niña hubiese venido después,
entonces…¿habría sido concebida en el pecado?
¿Y nacida con dolor?
¿Y sufrimiento?
¿Y culpabilidad?

¿Tuvo Jesús una hermanita?

¿Como se llamaba?

¿Crecería ella también para llegar a ser salvadora?
Y en su habitación le susurraría a su espejo:
¿Salvadora? ¿Salvadoresa? ¿La que salva?…

¿Tuvo Jesús una hermanita?

¿Estaría ella allí cuando él murió?
¿Y lloraría consolando a María
cuando le viese a él en la cruz?

Y en 1.976 dejó de grabar canciones. Pensó que ya había dicho todo lo que necesitaba decir. En sus canciones había un montón de confesiones y reconocimiento de errores, y una vez que admites eso, otras personas comienzan a admitirlo. Y ya no era necesario seguir. Desde entonces hasta ahora ha estado escribiendo historias, relatos, guiones y canciones para televisión (incluso ganó un Emmy)… tan solo rompió su reclusión musical en el 2.003 grabando el disco “Planet Blue” como protesta contra la guerra iniciada por Bush contra Irak, y dejándolo gratuitamente en la red a disposición de todo aquel que quisiese descargárselo. Una clara demostración de que a sus casi 80 años Dory aún es capaz de unir lo extremo y lo bello en unas canciones que reflexionan profundamente sobre el estado del planeta y las consecuencias que sobre él están teniendo la estupidez, la crueldad y la negligencia de los seres humanos.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Comes the bomb” (Del “Planet Blue”)

Llega la bomba.
Terminarás como una fricandó de pollo muy hecha.
Todas las almas irán al agujero.
Pero yo no, yo no, yo no!

Tendrás anemia, y un toque de leucemia.
Será deplorable.
Todos sereis mutantes por la contaminación.
Pero yo todavía seré adorable!

Tú tendrás anemia y leucemia
mientras yo estaré ganando dinero.
Tu te irás al carajo de una sobredosis
de cachondeo radiactivo…

Tú serás un facsimil de lo que era un ser humano.
Todos ireis de cabeza al Armagedón.
Pero yo no!

Actualmente está escribiendo un libro, en el que vuelca los sentimientos que antes poblaban las letras de sus canciones. No se puede decir aún cuando se editará porque tiene que pulirse bastante.

Si no fuese así podrían reprenderme y decirme: “Eh… no es tan bueno como tu último disco”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Her mother’s daughter” (Del “Mythical Kings and Iguanas”)

Mira a la dulce y gentil señora
de cuerpo tan fino y frágil.
Mírala todas las mañanas
haciendo punto en la ventana,
donde pasa las horas sentada
mientras espera la publicidad que trae el cartero.

Mira a la gentil dama,
sorbiendo limonada con lima.
Una vez ella quiso ser una princesa
de las que salen en los cuentos con final feliz.
Ahora el empleado del supermercado
se ha hecho amigo de su gato,
y ella le agradece su tiempo.

Crecerás convertida en una belleza,
le decía siempre su madre,
así que tómate tiempo para elegir
al chico con el que te vas a casar.

¿Está bien éste, madre?
Oh, ho, mi querida hija,
habrá alguno mejor;
espera otro año.

¿Está bien éste, madre?
¿Es el marido que busco?
No, no es lu suficientemente bueno, hija mía,
espera otra semana.

Su padre murió un invierno
y la idea fue rápidamente desechada.

Oh, madre ¿puedo casarme ya?
No, te necesito aquí.
Te lo suplico, hija mía,
no me puedo quedar sola.
Si me quieres quédate,
si me quieres, quédate en casa conmigo.

Joder, madre, como te odio!
nunca sabrás cuanto!
Tendré que estar pegada a tí hasta que me dejes.
Podría matarte mientras duermes,
y sonreiría viéndo como se te escapa la vida
con la sangre fluyendo a través de tu enredado pelo.

Sí, por supuesto que te quiero, madre.
Nunca te dejaré, querida.
Lo juro.

Mira a la dulce y gentil dama,
comprando juguetes llenos de lazos
y visitando a aburridos conocidos
para aplaudir piezas de piano,
interpretadas por sobrinos y sobrinas.
Ella escucha la alegría de los demás,
y mira llena de nostalgia
a todos aquellos hombres que pasaron.

Sí, por supuesto que te quiero, madre.
Nunca te dejaré, querida.
Lo juro.

Categorías: Forever Young -

14 Comments

  • El dia 03.02.2008, Mityu dijo:

    Es una historia dolorosa, conmovedora. Su vida musical seguramente aportó al estilo del momento grandes éxitos, pero opino que igualmente habría sucedido más tarde, no sé si más temprano (por el devenir general femenino en el mundo) porque en realidad es una de esas artistas cuya propia existencia es la fuente de su arte.
    Una vida singular y atormentada, que va dejando huellas por donde va pasando.
    Una mente quebradiza que sin embargo ha sobrevivido a muchas lúcidas y ha sabido comprometerse desde lo más hondo de sí.

    Gracias por traerla.

    Un beso

    • El dia 03.02.2008, NoSurrender dijo:

      Es una historia terrible, que no conocía. La sensiblidad es, desde luego, un arma de doble fio.

      • El dia 04.02.2008, Glauca Maria dijo:

        Genial que te hayas acordado de ella, me encanta.
        Su historia es un ejemplo de como sobrevivir que ya es decir…

        • El dia 04.02.2008, EuLaliA dijo:

          Brutales las letras que escribia esta mujer. Gracias por traerla, Carrascus, conocer a gente asi siempre ayuda.

          • El dia 04.02.2008, Maese Rancio dijo:

            Interesante historia la de Dory. No la conocía. Gracias por enseñárnosla (la historia, que hay mucho malpensado) :-)

            • El dia 04.02.2008, carrascus dijo:

              Me alegro que a todos os guste la historia de esta mujer. La verdad es que es de las pocas que conozco que en aquella época se atreviese a decir lo que no se podía decir…

              • El dia 05.02.2008, Ilde dijo:

                Buenas.

                No tiene nada que ver con este post (que por cierto me ha encantado como todos) pero guiándome por el título del blog me atrevo a preguntar lo siguiente:

                Confieso que a mi edad aún no tengo en mi discoteca (creo que amplia) nada de Bob Dylan (miento, tengo un disco doble en directo de homenaje) y me gustaría que me recomendases algún disco en particular que sea “imprescindible” para comenzar por algún sitio. Supongo que habrá editado algún recopilatorio, o algún directo. Ya me dirás.

                Gracias y un saludo.

                • El dia 05.02.2008, carrascus dijo:

                  Pues mira, precisamente hace muy poco tiempo se acaba de editar una recopilación que se llama simplemente “Dylan”, y que me parece fantástica. La tienes en dos versiones: como triple CD, con 48 canciones que recogen lo más conocido de su carrera, incluyendo muchas canciones acústicas de sus primeros discos, y como CD normal, con solo 16 (creo recordar) de esas canciones. Los cuarentaytantos años que lleva Bobby cantando los tienes reflejados ahí.

                  Y luego aparte, como discos escogidos… yo siempre estuve enamorado de “Before the Flood”, el disco que grabó en directo con The Band; “Bringing it all back home”, “Highway 61 Revisited” y “Blood on the tracks” probablemente serían los tres discos suyos con los que me quedaría… y “Desire”, y “John Wesley Harding”, y “Blonde on Blonde”, y…

                  • El dia 05.02.2008, nancicomansi@yahoo.es dijo:

                    BUFFFFF!!! al fin lo conseguí…que ya era hora, hijo…

                    Que impresión lo de la pobre Mia, tan re-bien que me caía y va y resulta que era una “lagarta” de armas tomar…en fin, si ya lo decía Woody, que detrás de esa carita de no haber roto un plato había una tremenda bruja…(pero yo la sigo adorando, eh? que conste..)
                    De la señora en cuestión no concía nada, que verguenza, en cambio de su marido si, mira…es tremenda como su vida misma, y lo que no me cuadra nada, por eso mismo, es su voz, tan angelical…
                    Y aunque no creo me comprara un disco de ella, se le ha de reconocer un increible mérito, talento y un tesón a prueba de bombas, no?

                    Hala, un besazo Carrascus.

                    • El dia 05.02.2008, sylvia dijo:

                      Fantástico post de nuevo :) Es que cansada de ser tan repetitiva creí era mejor recomendar directamente este blog :) Soy pesadita con las cosas que me gustan, que le vamos a hacer 😉 Saluditos,

                      • El dia 05.02.2008, dama dijo:

                        Pues no la conocía, una mujer de gran personalidad.

                        • El dia 05.02.2008, carrascus dijo:

                          Para los que no entendais a qué se refieren Nanci y Sylvia en sus comentarios, debo explicaros que Nanci llevaba tiempo sin poder entrar al blog por problemas técnicos, y Sylvia ha sido tan amable de dedicarnos en su blog una entrada solo a nosotros para decirle a sus amigos que los que andamos por aquí somo guays…

                          Y si además a las dos, como a la Dama de sevillano nombre, les hemos descubierto una voz que vale la pena, pues podemos irnos a dormir tranquilos… algo a lo que ayudará la botella de blanco de Rueda que acaba de caer en la cena.

                          Os abro un nuevo post que espero que os guste a todos y que los lectores más puristas no me tengan demasiado en cuenta… Besos y abrazos para todas y todos.

                          • El dia 12.02.2008, Microalgo dijo:

                            Estas navidades mi hermano me regaló la recopilación de Dylan. La verdad es que es una maravilla.

                            • El dia 29.02.2008, Burdon dijo:

                              Vaya, pues no conocía a esta mujer ni su historia. Pues no esán nada mal las canciones, y las letras son tremendas.

                              (Required)
                              (Required, will not be published)

                              Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.