Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
ROCK AND ROLL PUSSY
Categorías: Forever Young
Carrascus y Ambrosius

Hace ya muchos meses que el amigo Yinyerbeiquer nos exhortó a escribir algo sobre el viejo mito del “hombre feo junto a mujer guapa”. Aunque un poco tarde, queremos retomar aquella sugerencia presentando al epítome del citado mito. BEBE BUELL es una belleza canónica que, a lo largo de su vida, ha unido su existencia a la de notorios feos como Todd Rundgren, Stiv Bators, Elvis Costello, Iggy Pop, Steven Tyler, Jimmy Page, Jagger, Bowie… Y ha sabido mantenerse en excelentes condiciones (retoque aquí, retoque allá) después de tanto kilometraje. La historia detallada de sus andanzas la teneis en su autobiografía (no traducida al castellano) y en numerosos artículos, aunque aquí os daremos unas pinceladas.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Bebe Buell – Get some

Beverle Lorence Buell nació en Porstmouth, Virginia, allá por 1953; en 1970 ya había fichado por la principal agencia de modelos (Eileen Ford), a la que pertenecían todas las top models de esa época, y establecido su residencia en Nueva York, como todas las chicas que querían ser superestrellas. Aunque en 1972 rechazó salir con Jimi Hendrix porque pensó que era un proxeneta, con esa pinta, y al año siguiente fue tan cándida como para aceptar bañarse desnuda en la piscina de Hugh Hefner, sin darse cuenta de que las paredes eran una cristalera que daba al Lounge de la Mansión Playboy, pronto acabaría espabilándose. Para ser más exactos, en cuanto conoció a Todd Rundgren, de cuyos talentos ocultos ya dimos cuenta hace tiempo, y se hizo su novia durante los siguientes años.

“No tuve tanta suerte como Debbie Harry, que dió con un chico magnífico como Chris Stein. Yo estaba con Todd Rundgren, y en esa relación él era la estrella y yo el adorno”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Todd Rundgren – Rock and Roll Pussy

De la mano de aquel tipo de pelambrera coloreada de amarillo, verde y rojo, que era una mezcla de Bugs Bunny y Antonin Artaud, Bebe descubrió el mundo del rock y sus principales habitantes: Andy Warhol, Lou Reed, Patti Smith (una anterior novia de Todd), Debbie Harry… y su vida cambió para siempre. Fue en aquellos días cuando tuvo lugar su sesión fotográfica con Playboy como Miss Noviembre 1974. Al dia siguiente la despidieron de la agencia de modelos…pero ya era tan famosa que no le faltaron contratos.

En aquellos días pre-SIDA, pegársela a tu pareja no tenía tantos riesgos. Así que, con el estímulo que suponía saber que Todd andaba continuamente de gira y pegándosela con la primera que se cruzase en su camino, Bebe empezó una prometedora carrera desatascando las cañerías del Quién-es-Quién en el rock. Un aviso: no se os ocurra llamarla “groupie”, si no quereis que os saque los ojos. De hecho, desde su residencia neoyorkina, emprendió una feroz campaña contra alguna de las autodeclaradas groupies de Los Angeles, que habían formado incluso su propio grupo musical (GTO, Girls Together Occasionally) al amparo de Frank Zappa. Y es que, para Bebe, aquello no eran conquistas, sino auténticos romances…

“Las GTO no son más que ladronas de cuerpos, que no tienen ningún escrúpulo en quitarte a los músicos”

Con su novio de gira, el idilio más breve e intenso de aquellos primeros años 70 fue el que tuvo lugar con Iggy Pop, en el apartamento que Todd (por entonces de gira) tenía en el Village. Un efecto colateral de esta relación fue la graduación (cum laude) de Buell en el mundo de la heroína, cocaína y demás farmacopedia. Iggy y Bebe se conocieron en un concierto del primero, que acabó en la habitual catarsis de mutilaciones y autoagresión.

“Iggy tropezaba, se caía y avergonzaba a todo el mundo. Me parecía muy triste, porque era Iggy, y le veía completamente desvalido, tenía todo el cuerpo ensangrentado y nadie le ayudaba. Así que le limpié un poco y él me dijo ‘tú sí que me quieres‘, como en una telenovela, y le contesté ‘no te conozco lo bastante para quererte, pero sé que si te murieses y no hicieras más discos sería muy infeliz‘. Iggy me preguntó donde vivía, ya que él nunca tenía donde pasar la noche. Yo le dije que era la novia de Todd y que tenía una casa en Horatio Street. Y al día siguiente, nunca lo hubiera pensado, Iggy se presentó allí haciendo como que venía a visitar a Todd. ‘Soís las personas más agradables que conocí anoche, no os creeríais en qué sitios he estado. Hace tres semanas que no me baño, ¿puedo usar vuestra bañera?“. Todd me llevó aparte y me dijo ‘Tengo que salir de gira. Si le dejas quedarse, sabes que se llevará media casa, porque es un yonki. Espero que sepas resolver la situación con buen juicio‘. Y la verdad es que durante todo el tiempo que duró la gira con Todd, Iggy y yo nunca abandonamos el piso. Fue de lo más apasionado”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Iggy Pop and the Stooges – Gimme some skin

Iggy y su banda, los Stooges, fueron los primeros en atraer la atención de Bebe a medida que ésta se iba convirtiendo en una entendida en música, a base de asistir a conciertos en el “Max’s”. Y la intensidad sexual y el peligro que derrochaba la música de éste, tan diferente a la de Todd, le hizo precipitarse en sus brazos buscando algo más que la figura paternal, protectora y consejera que tenía en casa. Iggy podía ser adorable, pero la droga siempre le apartaba de su lado; durante sus giras, los cuelgues le hacían olvidarse por completo de ella… y la gata salvaje que quería vivir sus fantasías le buscaba y buscaba…

Siempre tras la pista de Iggy, Bowie no tardó en aparecer. De él nunca se enamoró, al igual que él de ella tampoco; quizás porque él tenía una sólida relación matrimonial aún, y una carrera que atender, que estaba alcanzando la cima… o quizás por lo que Bebe dice al final de esta narración de su encuentro:

“Conocí a David Bowie en el Max’s. Yo estaba con Todd y unos amigos, Bowie con su mujer. Se sentaron a nuestra mesa y pronto David me preguntó cómo me llamaba yo. ‘Soy Bebe Buell, y este es Todd Rundgren, mi novio‘. David miró a Todd y le dijo ‘He oído hablar de tí, dicen que eres muy inteligente‘, y Todd le contestó ‘Sí que lo soy, y también me dicen que andas por ahí plagiándome‘. Y ambos se quedaron mirando, en un enfrentamiento inmediato entre los dos. Al día siguiente, Bowie me llamó por teléfono y vino a recogerme en su limousina, quería que le sirviese de guía turística por Nueva York. Luego estuvimos viendo a las Rockettes en el Radio City Music Hall y nos lo estuvimos montando durante todo el concierto, entre beso y beso. La foto salió en todos los periódicos: ‘La furcia ataca de nuevo‘. Y eso que ni siquiera llegamos a hacer el amor: cuando finalmente me metí en la cama con David nos dió por maquillarnos el uno al otro. El fue el primero que me pintó las uñas de los pies. ¿Por qué no lo consumamos? Supongo que no era lo bastante rara para él.”

E incluso también con Mick Jagger tuvo algo más que una amistad. A mediados de los 70, mientras Todd estaba en otra de sus giras, Bebe aceptó la invitación de Mick para irse con él a la finca que le habían alquilado a Warhol en Rhode Island, con el fin de ensayar y rodar a su nuevo guitarrista, Ron Wood, con vistas a una mastodóntica gira que iniciarían más tarde. Para ella, que esperaba noches de vino y rosas, aquel encuentro fue decepcionante porque él solo la quería como paño de lágrimas con el que enjugar las que le estaba causando el tormentoso final de su matrimonio con Bianca Jagger. No llegaron a acostarse juntos ni una sola vez, e incluso ella tuvo que oir de los (grandes) labios de Mick que solo la quería como amiga, pero que para hacer el amor nunca habría otra como Bianca. Lógicamente, un par de noches después, una aburrida Bebe le dijo a Mick que le comprase un billete de avión de vuelta, que ya estaba harta de penas.


Todo el mundo sabe que en una de estas aventuras, Bebe volvió a casa embarazada tras un breve idilio con Steven Tyler (Aerosmith), que por entonces pasaba su lustro negro con las drogas y muy mal rollo. Reconciliada con Todd, éste no tuvo ningún problema en aceptar a la recién nacida (1977) como hija propia. De hecho, la separación de Bebe y Todd al año siguiente no puso fin a esta relación paternal, que dura hasta hoy. Diez años después, Steven volvió a ver regularmente a Bebe y aquella niña se dió cuenta de que Lia, otra de las hijas de Steven, era casi gemela suya, así que acosó a su madre hasta que ésta le confesó la verdad, y Liv Rundgren se convirtió en Liv Tyler. En 1993, Liv participó junto a papá en un videoclip para Aerosmith (“Crazy”) haciendo de chica golfilla junto a Alicia Silverstone justo cuando su carrera cinematográfica comenzó a despegar. Hoy no rodaría algo así ni por todos los anillos élficos del mundo.

“La de Steven Tyler es la relación menos pública que he tenido nunca, porque nunca he hablado de ella, en ninguna entrevista ni nada… solía fingir que aquello nunca había sucedido. Durante años hice ver que Todd era el padre de Liv. Pero Steven fue muy importante para mí. Quería casarme con él: estábamos hechos el uno para el otro”

También en aquellos años Bebe fraguó una sólida amistad con Patti Smith.

“Las dos teníamos la misma ilusión por cantar. Poníamos discos y cantabamos encima a pleno pulmón. Poníamos ‘Gimme Danger’ de The Stooges e intentábamos imitar la actitud de la voz. Patti solía decir que así es como se aprendía a cantar. Usábamos secadores de pelo como micrófonos y nos poníamos delante del espejo. Patti era alucinante: con dos caladas empezaba a filosofar y a contarme historias que nadie sabe de dónde salían. Me alegré mucho cuando sacó su primer disco. En cambio, a mí, después de haber salido en aquel poster de Playboy, nadie me tomó nunca en serio para la música”

Cuando, tras muchos altibajos, Bebe rompió definitivamente con Todd, éste le dedicó una de las piezas más hermosas de su carrera a la vez que siguió tratando a la recién nacida como su propia hija. Todo un caballero.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Todd Rundgren – Can’t we still be friends

Inmediatamente después de Rundgren, Bebe mantuvo un romance (ampliamente fotografiado por los tabloides) con Rod Stewart, del que siempre ha renegado, principalmente porque aunque Rod siempre fue receptivo y dulce aceptando a su hija, fue con él con quien por primera vez ella se sintió de verdad como una mujer objeto. Para Rod Stewart, las mujeres sí que de verdad eran un adorno más que una compañía, y no dudaba en hacer que Bebe apareciese con él en fiestas y aeropuertos vestida con extravagantes trajes y abrigos, en poses extremas, con tal de llamar la atención de los periodistas que luego le dedicarían portadas de revistas. Aunque en la intimidad Rod tornase en persona maravillosa, Bebe nunca pudo poner buena cara al sentimiento de sentirse utilizada, y su romance apenas duró tres meses y casi rompe una buena amistad entre el cantante y Keith Moon, quien se le enfrentó una vez echándole en cara el trato que le daba a Bebe, a la que no dudó en dejar tirada en su mansión tras la cena de Navidad para irse de marcha en compañía de otra chica.

Y poco después fue cuando dio con otro de los grandes amores que la dejarían marcada.

“Yo estaba en Los Angeles en 1978, intentando abrirme camino en el cine. Una noche, mi amiga Pam me propuso ir al Hollywood High a ver un concierto de Mink de Ville, Nick Lowe y Elvis Costello. Estábamos delante del escenario, como dos colegialas emocionadas. De repente, se enciende el foco y allí estaba aquel tipo delgaducho con las piernas dobladas, los pies hacia adentro y las gafas de concha…¡No me lo podía creer! ¡Otra vez ese chico!.¿Cómo había llegado hasta allí?

Todo venía de dos años antes, cuando estaba haciendo una sesión de fotos en Londres y llegó un chico de Elizabeth Arden a entregar algo: recuerdo que me enamoré de él en cuanto entró en la habitación a dejar aquel sobre. Pero se trataba nada más que de un mensajero allá en Londres y no esperaba volver a verle nunca más, aunque había pensado mucho en él. Y ahora él estaba en lo alto del escenario en Los Angeles, se pasó toda la noche mirándome y cantándome. Era demasiado, creí que me iba a morir.”

Después del concierto la fiesta continuó en el “Whisky-a-Go-Go”, donde Bebe inició al jovencito MacManus en los placeres del cigarrito de la risa mientras se daban cuenta de que ambos tenían entre sí más cosas en común de la que la prensa posteriormente haya podido sugerir. Ambos eran obsesos de la música, y ambos también acababan de romper una relación amorosa duradera; los dos tenían también hijos pequeños y estaban pasando por una brillante etapa de su vida. Curiosamente, para dos personas tan activas sexualmente, que en ese primer encuentro (como ella reconoció) no se encerrasen para follar como locos a pesar de que Bebe se enamoró perdidamente de él nada más verle, y que su máximo acercamiento carnal se limitase a un beso, es algo realmente sorprendente…

Entre USA e Inglaterra, las líneas de teléfono y el servicio postal trabajaban a marchas forzadas haciendo llegar de un continente a otro las encendidas llamadas y las apasionadas y larguísimas cartas que (sobre todo por parte de él) se cruzaban entre sí. Cuando la ausencia se le hizo insoportable, Elvis Costello le envió un billete de avión para que ella se viniese con él; la quería como regalo de su vigésimo cuarto cumpleaños. Y ahora ya sí se convirtieron en la musa intocable y la fantasía del hombre perfecto. Un gran cambio para ella, que siempre elegía como novios a estrellas del rock porque le gustaban sus temperamentos, su nerviosismo, su inestabilidad, su falta de certeza… era peligroso y divertido y hacía su vida más interesante el levantarse cada mañana con alguien que siempre estaba de un humor diferente. Por eso la enternecía este chico que se arrebujaba con ella llorando, confesándole lo mucho que la amaba, y muriéndose de celos porque mientras él grababa su próximo disco en los estudios ella salía a divertirse con amigos como Billy Idol o Keith Moon, con quien estuvo compartiendo champán y caviar la noche en que falleció.

Amor a primera vista, la relación de Buell y Costello empezó en 1978 y terminó (en 1980) mal cuando ella quedó otra vez preñada y, en medio de una terrible depresión, perdió el hijo. Por ella Elvis olvidó a su anterior esposa y con ella volvió tras dejar a Bebe. Y luego volvió otra vez con ésta. Y finalmente se separaron para siempre jamás. Más de 20 años tras el final, Elvis sigue considerando el tema de Bebe Buell como tabú en sus entrevistas. Pero Bebe piensa lo contrario.

“Me aterroriza lo que me hace Elvis. En sus últimos discos, sigue escribiendo letras que sólo yo puedo entender, porque sabe que seguiré escuchando sus canciones. Él sabe que yo las entenderé, y también que si me pongo a hablar de ello en público la gente pensará que estoy loca. Le encanta que la gente piense que no ando bien de la cabeza. Pero él sabe la verdad, en el fondo”

De hecho, la sombra de Bebe aparece de forma explícita en varias canciones de Elvis: “Party Girl”, “Every Day I Write the Book”, “The Only Flame in Town” y, sobre todo, “I want you”, seis minutos de amor enfermizo y autodestructivo que en su día inspiraron a Michael Winterbottom a hacer una excelente película.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Elvis Costello – I want you

Irresistiblemente atraída por los chicos malos, en el interregno de su relación con Costello, Bebe formó pareja con Stiv Bators, entonces cantante de The Dead Boys y luego de Lords of The New Church. Como en los casos de Iggy y Steven, el caracter de Stiv se hacía peligroso cada vez que extrañas sustancias corrían por su sangre, pero cuando esto no ocurría era un hombre extremadamente brillante y dulce, que tenía tan enamorada a la pequeña Liv como a su madre, y que tenía una faceta de “amo de casa” desconocida que le hacía hasta fastidioso de lo limpia y ordenada que quería tener siempre su ropa, y que no soltaba la aspiradora hasta que no había dejado el suelo como los chorros del oro.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The Dead Boys – (I don’t wanna be no) Catholic boy

Juntos fueron la pareja del año 1.980 para la prestigiosa revista “Creem”, y le dieron glamour a la “sucia” escena musical en que se movían, que les consideraba los Sonny & Cher del punk.

Parece mentira que un doctor Jeckyll que cuando más encendido sexualmente se ponía era cuando Bebe vestía amplíos pijamas de franela y calcetines gordos, tuviese en su interior un Mr. Hyde como aquél. Años después de su separación de Bebe, en 1990, Stiv murió en su cama de París como consecuencia de heridas internas tras haber sido atropellado la tarde anterior, habiéndose negado a ingresar en el hospital. Se creía inmune a todo.

“Después de muerto, Stiv quería que lo incinerasen y que todos sus amigos íntimos se metieran una raya de sus cenizas. Y algunos lo hicieron. Caroline Bators, su mujer, lo hizo y comentó que fue muy doloroso, así que me dijo ‘no es necesario que esnifes la tuya‘, así que doblé el papel y lo metí en una caja con forma de corazón”

No sorprendentemente, el de Stiv no fue el único funeral de un novio suyo al que Bebe haya tenido que acudir.

“Después de lo de Stiv Bators, ahora tenía que asistir al velatorio de Johnny Thunders. Mi vida parecía perder sentido. Uno por uno, todos nos levantamos para ver a Johnny. Cuando me tocó el turno, le dije ‘Ya sabes de lo que vamos a hablar: de lo que nunca hicimos‘. Estuve hablando con él un buen rato y al volver a mi sitio me encontré de cara con Steven Tyler. Y yo no sabía que él estaba allí, no me lo esperaba.”

En los años 80, a la vez que descendía el caché de sus novios (como es el caso de John Taylor, de Duran Duran) Buell dió el inevitable paso de convertirse en cantante de rock, aunque con mucho menos éxito que cualquiera de sus parejas. Primero, con un EP de cuatro canciones, titulado “Covers Girl” (1981), donde le acompañaron músicos de The Cars (de hecho, el disco estuvo producido por Ric Ocasek) y la presencia estelar de Rick Derringer, un buen amigo de Todd. Una de las canciones de este disco (“Little black egg”) aparecería años después en un Grandes Exitos de The Cars, aunque cantada por el bajista de esta formación, Ben Orr. Tras un segundo EP, Bebe decide formar un grupo alrededor de ella, The Gargoyles, quienes funcionaron intermitentemente y apenas grabaron dos sencillos, en 1987 y 1993. Su trabajo más redondo, no obstante, firmado por ella en solitario, es el Lp “Retrosexual” (1995), producido por Chris Andersen y con su marido de entonces, Coyote Shivers, a las guitarras. Desde entonces, Bebe ha registrado alguna pieza más, normalmente acompañado por su esposo de turno (en esto la chica es como una puerta giratoria), aunque nada que registre el más mínimo estremecimiento en la escala Richter.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Bebe Buell – Bored baby

A partir de 1996 y el estreno de “Belleza Robada”, que lanzaría al estrellato a Liv, Bebe empezó a ejercer de supermadre, agente y regidora de la carrera profesional de su hija. Quien, no es de extrañar, decidió un día de 1997 prescindir de sus servicios, ahogada con tanta dedicación materna. Superada la tensión inicial de aquella ruptura, la relación de Bebe con Liv parece moverse dentro de lo normal, al menos de cara a la galería.

¿Despedir a mi madre? Eso es ridículo, uno no contrata o despide a su madre. Simplemente, he preferido cambiar nuestra relación profesional por una puramente personal, que es como debe ser. Y ella sigue siendo mi mejor amiga

Desde entonces, Bebe sigue apareciendo de cuando en cuando en las fotos de las revistas, sea en una reunión de antiguas conejitas, en la presentación de su libro, en sus conciertos o en compañía de otro de sus romances. Una vida plena, sin duda.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Bebe Buell – Normal girl

Crecí en el CBGB,
eché los dientes en el Max’s Kansas City.
Mi alma es puro rock,
y nunca dejará de serlo.
…soy una chica normal.

Categorías: Forever Young -

21 Comments

  • El dia 09.12.2007, Maese Rancio dijo:

    El mito de hombre feo con mujer guapa en el rock es igualmente trasladable al mundo del fútbol y el mejor ejemplo es Karembeu (el tuercebotas con mayor número de títulos del mundo) y su esposa Adriana.
    Si os fijais bien, la mayoría de los futbolistas tienen pareja rubia, aunque el tapete no haga juego con la cortina, como dirían los mexicanos Molotov.

    La mejor foto de esta entrada es la de Liv Tyler de pequeña con esa cara de enfado impresionante, con esos pendientes de la Feria de Prado y la muñeca repollo.

    • El dia 09.12.2007, carrascus dijo:

      Sí…? mejor que el poster central…? jejeje…

      Lo de las mujeres rubias de los futbolistas tiene su explicación… y tiene que ver también con el tópico de “la rubia tonta” (o demasiado lista, según se mire). Espero que las lectoras no me malinterpreten ni se enfaden conmigo, pero ésta es la explicación que me dieron una vez del porqué:

      Suele suceder que los futbolistas, como jóvenes desocupados y con (muchísimo) poder adquisitivo que son, suelen moverse para su diversión en ambientes muy determinados. Las chicas (normalmente una “rubia tonta”) que quieren despuntar de alguna manera, y cual mejor que hacerse famosa del brazo de un ídolo de masas, frecuentan esos ambientes con las garras afiladas para la cacería… et voilá!

      Por cierto, para los que no sepan de qué está hablando Maese en su comentario anterior, la pareja en cuestión es ésta:

      • El dia 09.12.2007, atikus dijo:

        Se esnifara adriana a Karembeu con esa naricilla que tiene??…vamos no se no se …a mi no me importaria que me fumara esta chica, aunque antes me gustaría estar con ella en cuerpo presente, con permiso del Futbolista. Lo malo es que yo soy un chico buenio y mal músico, vamos un desastre para causar buena impresión a cualquiera de estas bellezas…claro así me va!!!

        • El dia 09.12.2007, Maese Rancio dijo:

          Querido Carrascus, el poster central no entraba en el concurso de mejor foto. Está en otra liga diferente o mejor dicho en otro deporte diferente (guiño a Pulp Fiction).

          • El dia 09.12.2007, zin-via dijo:

            Hombre, personalmente pienso que el sr. Bowie no es feo, atractivo, sip, feo, nop. Y con esos ingresos y poco apego a la vida de entonces, seguro que resultaba todavía más atractivo, juas.

            No sé al resto de féminas, pero yo prefiero un hombre atractivo que a un guaperas…

            • El dia 10.12.2007, Burdon dijo:

              Ahíva, pues no conocía a esta, ¿groupie? ¿bitch? Tampoco sabía que fuera la hija de Liv Tyler, así se explica lo guapa que ha salido la niña. Y la de estrellas del rock con las que se ha liado. Lo que me ha dejado flipado es que el I want you de Elvis Costello lo compusiese pensando en ella. Esta canción me flipa. Y sí, hicieron una peli a raíz de esta canción sí. Sigo diciendo que es un puente de sabidurida usted, no se le escapa ni una.

              Salúdole.

              • El dia 10.12.2007, jl ambrosio dijo:

                ¿A qué sí? Le contaré un secreto, Burdon. Originalmente yo pensaba dedicar este artículo a esa canción de Costello, una de las mejores de todos los tiempos: obsesiva, pegajosa, autoflagelante… No estoy seguro de si Elvis la sigue incluyendo en su repertorio en directo, considerando que se niega a hablar de todo lo que tenga que ver con aquella relación. De hecho, en el libreto que acompañaba la reedición remasterizadade “Blood and Chocolate” hablan largo y tendido de la canción, pero obvian cualquier referencia a la Buell.

                Suerte que en un “Q” que me prestó Carrascus hablaban de a quién iba realmente dedicada la canción y a partir de ahí nos pareció mejor centrarnos en esta chica de vida tan completa. Aunque, porfa, no la catalogue con esos términos…

                • El dia 10.12.2007, EuLaliA dijo:

                  Que vida tan intensa. Y al final tuvo la hija con el mas feo de todos con los que estuvo, menos mal que salio parecida a ella.

                  Y lo mejor del post (bueno, mejor es todo, como siempre os superais), pero lo que quiero decir es que con las canciones que hay de tantos genios musicales y resulta que a mi las que me gustan mas son las tres de ella. Es raro que con canciones asi no hallamos oido nada de su carrera musical y la conozcamos solo por lo que la conocemos.

                  • El dia 10.12.2007, Glauca Maria dijo:

                    Me ha encantado volver a oir I want you…hacia tanto tiempo…
                    Genial la entrada.

                    • El dia 10.12.2007, Microalgo dijo:

                      Po vaya con la niña, cómo ha aprovechado el tiempo.

                      Por cierto, lo del póster central… eso no se hace a quien los quiere bien, Señores. Que andamos escasos y uno ya mira con cierto deseo a las papeleras y las máquinas de “vending”…

                      Ya estoy de vuelta, por cierto (como queda patente).

                      Abrazotes!!

                      • El dia 10.12.2007, carrascus dijo:

                        Bueno, bueno… los viajeros van volviendo a su hogar… D. Micro, Glauca, Lali, Mityu… no sabeis la envidia que me dais… aunque en realidad quien se lleva la palma de los viajes creo que ha sido mi hija, que ha pasado el puente en el Polo Norte… menos mal que al menos, como consuelo, yo he tenido festivos los días 6 y 8.

                        Lali… un pelín aventurado decir que las canciones de Bebe son mejores que la de Costello… de todas formas no te falta razón. Aunque también debo decirte que las tres que he puesto están bastante escogiditas…

                        Bienvenida, Zin-Via, esta también es tu casa.

                        • El dia 10.12.2007, Lasar dijo:

                          Esto no es una anotación, es un trabajo de investigación! aquí aprendo muchísimo.

                          por cierto que me pasaba por aquí para preguntaros si pensabáis escribir algo sobre stockhausen algún día…

                          http://musicandante.es/41/stockhausen-el-poligamo/

                          saludos!

                          • El dia 10.12.2007, carrascus dijo:

                            Pues en realidad no, Lasar… lo más parecido puede ser algún post sobre el minimalismo que me estoy pensando, pero aún en fase de larva.

                            De todas formas a mí también me llamó la atención la poca información que han dado sobre su muerte, así que lo conté aquí mismo, en un comentario del post anterior a éste.

                            • El dia 10.12.2007, carmen dijo:

                              Para que luego hablen del amor como de una experiencia única… para que digan del amor verdadero disfrutado una vez en la vida. Ja. Vamos que la chica demuestra que lo bueno es saber mirar lo que tiene cada uno. Uno tendrá gracia en las letras, otro un sexo estupendo, uno más será una gozada al despertar y otro cuando se está durmiendo… eso es tener una amplia visión del mundo! Madre e hija son una maravilla de belleza… Bowie también ehhhh….

                              • El dia 10.12.2007, Lula Fortune dijo:

                                Pues vaya carrerón y qué bien se conserva, después de esa vida tan “intensa”. Dices que no está traducida su autobiografía, UF! no sé si esperar o lanzarme ya, diccionario en mano. Respecto a los feos, supongo que todo es subjetivo y como decimos por aquí algunos son “riquiños” o tienen un atractivo que va más allá de la belleza. A mí me gusta Rod Steward, o David Bowie, por ejemplo.
                                Del poster central…para qué vamos a decir nada!

                                • El dia 11.12.2007, jl dijo:

                                  O una de dos, o el canguro de Mityu funciona por términos clave preestablecidos (como podrían ser las palabras “Playboy” o “Miss Noviembre”) y entonces decide que no, que un sitio que contiene dichos términos posiblemente contenga material poco apropiado para un tierno infante.
                                  O bien el canguro le ha echado una ojeada a la página y en cuanto ha visto el centerfold de Bebe le ha dado un síncope. Y luego se ha metido en el cuarto de baño, directamente.

                                  • El dia 11.12.2007, Mityu dijo:

                                    No me decido por quién es más tonto, si de eso se trata, en las relaciones que se establecen entre hombres feos y mujeres guapas. Finalmente cada uno obtiene lo que pretendía; otra cosa sería si el tema fuera el amor, pero no me parece esa la perspectiva.

                                    Por otra parte, centrándome en el post, no me parece una simple relación de mujer hermosa con hombres feos. Tengo la sensación de que en su mundo debe, debió haber muchas inquietudes que no se limitaban a un físico determinado, aunque sí formaba parte de la exigencia general en sus relaciones, multi-relaciones más bien. No la considero una guapa cualquiera, no lo es. Su forma de vida, completamente fuera de lo marcado por las costumbres incluso menos formalistas dejan entrever una personalidad relevante, distinta. Tampoco me parece aleatorio la manera en que fue teniendo relaciones con los cantantes, cuyas personalidades eran, como mínimo, tan excéntricas como sus físicos. De todo ello queda fruto, siempre quedan frutos especiales. En este caso la música.

                                    En cualquier caso, observando el primer plano de la primera foto encuentro que esta belleza tiene una mirada triste.

                                    Un saludo, y mil gracias.

                                    • El dia 11.12.2007, carrascus dijo:

                                      Pues no tacharía yo de tonto a nadie en una pareja de esa clase, querida Mityu… y menos aún al tío feo (es broma, eh).

                                      Posiblemente la explicación a esa forma de vida a la que usted se refiere la encontremos en uno de los versos de la letra de la última canción que hemos incluído, de la que Bebe Buell es la propia autora: “Mi alma es puro rock”.

                                      Y a partir de ahí, todo lo que reflejan los demás comentarios: la vida intensa a la que se refiere Lula, la amplia visión que dice Carnmen (muy interesante su anotación sobre el amor, por otra parte), e incluso el icono para darse “amor propio” que insinúa Ambrosio…

                                      • El dia 11.12.2007, Burdon dijo:

                                        Interesante la atormentada historia Buell con Costello JL, y hasta la historia de como de una sola canción de Elvis, sale un post enterito dedicado a su musa. Supongo que dos personalidades así, lo único que podían hacer es soltar chispas.

                                        Y vale, aceptamos “mujer de vida ajetreada a la par que interesante” como animal acuático.

                                        Buen trabajo pareja (de hecho)

                                        • El dia 21.11.2008, Vanesa dijo:

                                          que lástima que la bio llega hasta el año ’84, lo que no estoy de acuerdo es que por salir con John taylor de Duran haya bajado de categoria, recuerden que en 1984 J. taylor era uno de los más requeridos por las mujeres. Sólo eso

                                          • El dia 21.11.2008, carrascus dijo:

                                            Pues no te falta razón en lo de John Taylor, Vanesa… por aquella época estaba en la cima del mundo de la gente guapa, apareciendo siempre en las listas de los más sexys y poblando con su foto las carpetas de todas las jovencitas estudiantes… pero si hemos dicho que bajó de categoría era por la comparación en importancia musical, más que otra cosa. A partir de entonces los novios e incluso maridos ya no eran tan significativos (por no decir que la mayoría no lo eran nada), y por eso dejamos de detallar sus relaciones. Pero no es que la biografía la acabásemos ahí, seguimos con ella hasta nuestros días, pero ya mirando las otras cosas que eran más importantes: su trabajo discográfico y su relación con Liv Tyler.

                                            Bienvenida por aquí. Un beso.

                                            (Required)
                                            (Required, will not be published)

                                            Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.