Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
TE LO JURO POR MI VIEJA (4)
Carrascus

En los conciertos de rock suelen ocurrir cosas inesperadas…

I DON’T LIKE MONDAYS

shaun y bez

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Happy Mondays – “Lazyitis”

Remontémonos a los tiempos de gloria de cuando los Happy Mondays eran uno de los grupos de rock más grandes de su tiempo. La noche que tocaban en el POLITÉCNICO de Newcastle, los organizadores del concierto estaban intranquilos (jejeje, Profesor Franz, usted y yo sabemos de eso, ¿eh?) porque los protagonistas no terminaban de llegar. En realidad sí que habían llegado casi todos los componentes de la banda, que llevaban ya más de una hora en el backstage preguntándose qué coño les habría pasado a Shaun y Bez, que venían por su cuenta en tren desde Manchester. Llamaron por teléfono a la estación donde les confirmaron que el tren había llegado ya hacía tiempo, con retraso eso sí, pero con tiempo suficiente como para que ya estuviesen en el Politécnico, cosa que, evidentemente, Shaun y Bez no habían hecho.

Justo cuando ya tenían de nuevo el teléfono en la mano, pero esta vez para llamar al departamento de personas desaparecidas de la comisaría, llegó la pareja, parloteando histéricamente y muertos de risa, aunque parecía más bien una risilla nerviosa…

Cuando la histeria por fin quedó bajo control, pudieron contar lo que les había ocurrido. Cuando el tren llegó a la estación de Newcastle, tarde y con poco tiempo, ellos literalmente saltaron a un taxi y le dijeron al conductor que les llevase corriendo directamente al lugar del concierto. Cuando bajaron del taxi y estaban pagando pudieron oir como los aplausos crecían en el interior de la sala, y comenzaba la música. Imaginándose que el resto del grupo había comenzado sin ellos, empezaron a empujar sin miramientos intentando abrirse paso para entrar, cosa que les impidieron los guardas de seguridad… “¡Joder!!!… dejadnos entrar, hostias!!!… somos los putos músicos!!!”

Como rayos atravesaron el corredor, saltaron al escenario y Shaun echó mano al micrófono… justo para darse cuenta de que éste ya estaba en otras manos, las de Mick Hucknall, el cantante de los Simply Red que esa noche eran el grupo principal del concierto que se celebraba en el CITY HALL de Newcastle, y que estaban comenzando su actuación.

Shaun Ryder y Bez Berry querían que la tierra les tragase al darse cuenta de que el taxista les había llevado a la sala de conciertos equivocada.

EL DÍA QUE EL CIELO ME DIO UNA SORPRESA

En ocasiones como ésta recuerdo algunas cosas divertidas que entre copas me contaban los miembros de La Iguana, los promotores nacionales a los que solíamos comprarles la mayoría de las actuaciones que traíamos a Sevilla.

Saxon

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Saxon – “Strong arm of the law”

Una de ellas tenía como protagonista a Biff Byford, gritón solista de los metaleros SAXON, que apenas era cascarón de huevo cuando la banda tuvo su primer éxito allá por 1980.

Doce años después, la banda estaba en su fase de bajada cuando los trajeron de gira por nuestro pais y un oscuro secreto de Biff (un legado de lo rápido que se aprecian los efectos de la edad cuando llevas mala vida) iba a ser revelado a todo el mundo.

En uno de los conciertos en directo en España, una combinación del implacable calor de nuestro verano unido a los sudores propios del heavy tuvieron su efecto en el grupo telonero de Saxon, la banda de la rocker-glam y modelo a tiempo parcial LISA DOMINIQUE.

Corriendo fuera del escenario en mitad de la actuación debido a la urgente necesidad de alguna bebida fresca, la rubia cantante pilló un vaso de agua en el abierto camerino más cercano y comenzó a engullirla… para encontrarse un par de dentaduras postizas tintineando siniestramente en el fondo del vaso.

Guiado al camerino por el inconfundible sonido de una vomitona, Biff identificó los picarones dientes como su “dentadura de hablar”, explicando que la que él llevaba puesta en esos momentos era su “dentadura de cantar”, una prótesis mucho más resistente y adherente que la del vaso, que le permitía gritar sin contemplaciones himnos metálicos tales como “Strong arm of the law” y “Wheels of steel”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Saxon – “Wheels of steel”

Lisa

SALTAAAAAA… SALTA CONMIGO…

Con su disco “Let There Be Rock” rondando por las partes bajas de los charts ingleses , y sirviéndoles para su introducción en todo el mundo en 1977, AC/DC tenían ya ganas de dar la campanada en su próximo concierto de Melbourne. Con la magnanimidad de los héroes conquistadores, se comían el coco buscando cosas excitantes que ofrecer en su show en vivo para demostrar a sus fans australianos que eran importantes para ellos.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


AC/DC – “Let there be rock”

Pero eran los primeros días y entonces no había suficiente pasta para gastarse en cañones pirotécnicos, fuegos del infierno… ni siquiera para un nuevo uniforme escolar. Y entonces, el cantante Bon Scott tuvo una idea.

Se desnudaría hasta quedarse en taparrabos y se balancearía desde el escenario con una cuerda por encima del público como si fuese Tarzán. El equipo de management de la banda puso muchas pegas (hay que recordar que esto es anterior a que los grupos de rock comenzasen a practicar locuras de éste tipo) y se mostró cauteloso con la idea, pero accedieron al entusiasmo de Bon con la condición de que extremasen las medidas de seguridad.

No había problema para un tío fuerte como él, que había trabajado descargando mercancías en el puerto y que ahora se mantenía en forma a base de hacer ejercicio con tantísimas mujeres como se ligaba y de levantar pesadas jarras de cerveza. Así que tendieron una gruesa cuerda y ensayaron durante la prueba de sonido. Bon pasaba rozando elegantemente por encima de los asientos y con un grácil movimiento pendular volvía atrás perfectamente hasta que llegaba de nuevo al escenario y se soltaba.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


AC/DC – “Problem child”

Esa noche, los espectadores que rebosaban en el Festival Hall de Melbourne se estaban comportando como salvajes. El suelo estaba alfombrado de cerveza y pizza regurgitada, pero ¿a quién le importaba? Todo el mundo permanecía (más o menos) en sus asientos mientras el concierto se desarrollaba. Entonces llegó el momento en que los roadies bajaron la cuerda desde el techo. Bon la agarró con fuerza y saltó sobre la audiencia. O mejor dicho… patapuuuummmm… saltó literalmente encima de la audiencia, como el George de la Jungla aquel que era tan torpe. Porque cuando habían estado probando la longitud de la cuerda no habían tenido en cuenta que a la hora del concierto habría gente en los asientos, e incluso de pié.

Los fans tomaron esta inesperada familiaridad del cantante como una muestra de buen rollo hacia ellos y entre apretujones y abrazos algunas manos (sin duda para tener un recuerdo) le despojaron del taparrabos que le cubría. Como el resto de la banda y de los roadies estaban demasiado ocupados partiéndose la polla de risa para prestarle ayuda, Bon tuvo que apañárselas solito y a base de empujones finalmente logró volver al escenario vestido solo con su suspensorio… que también le habían llegado a quitar y tuvo que arrebatárselo al espectador a la fuerza, y volver a ponérselo… con tanta prisa que se lo puso al revés…

Esa noche, pues, la gente tuvo doble espectáculo.

Categorías: Simple twist of fate -

23 Comments

  • El dia 25.11.2007, Maese Rancio dijo:

    Buenas, recién aterrizado de Italia sin el cd de la Banda Ionica; había sitios donde no lo tenían o otros donde ni siquiera les conocía. Al menos he aprendido una cosa: el apellido Ionica no viene de los iones de los átomos sino del mar Ionico… el viaje no ha sido en balde.

    Otra cosa, que uno tiene su corazoncito: el 99,9% de los ingenieros jamás antepondrá la estética a la funcionalidad, así que las culpas al arquitecto, que ya mucho los sufrimos nosotros como para que ahora carguemos con sus culpas… ea na más que por eso ya no le mando por email el queso gorgonzola que le había traído para usted :-)

    Y del tema que nos toca hoy. Yo había leído otra anécdota sobre el pobre Bon, no sé si es apócrifa o real pero allá va: uno de los puntos fuertes de los conciertos de AC/DC era el punteo de Angus sobre los hombros de Mr. Scott mientras paseaba entre la audiencia. Una vez acabado dicho solo tenían que volver al escenario pero Bon, entre una cosa y otra, se equivocó de camino y acabó en la calle. Lo malo es que el portero se negaba a dejarle entrar por mucho que le suplicara que él era el cantante de la banda.

    • El dia 25.11.2007, zambombo dijo:

      Creo recordar que una vez, al teclista de El Último de la Fila le pasó algo parecido a lo de la pareja esta de los Happy Mondays, pero con el agravante de que el NO se había equivocado de concierto… Lo que tiene más delito del asunto es que el resto del grupo no se dio cuenta de su ausencia sobre el escenario hasta el 5º tema.

      Lo de Saxon me ha dejado de piedra, sobre todo si tenemos en cuenta que el Sr. Byford tendría unos 41 años en esa época. Poco amigo de los dentistas y los cepillos de dientes, imagino.

      Y bueno, que las experiencias de saltar/volar/caer sobre el público salen bien en contadas ocasiones. Se podría hacer un monográfico dedicado sólo a hostias memorables de estos tarzanes, supermanes y demás.

      • El dia 25.11.2007, carrascus dijo:

        Cachis…! Me quedé sin el queso… De todas formas, Maese, yo también soy del gremio de los ingenieros (al hablar de “mi” clínica puede parecer que soy médico o sanitario, pero no… soy el director técnico de mantenimiento). Lo que ocurre es que los ingenieros de diseño algunas veces… bueno, mejor no sigo, al fin y al cabo, entre bomberos no vamos a pisarnos la manguera, no?

        La anécdota que nos refiere de Bon Scott no termino de verla clara, sabe? Sobre todo porque nunca he visto a Angus con guitarra inalámbrica… y me da que un cable no daría la longitud precisa como para salirse a la calle tocando sobre los hombros de Bon… y si lo diera, hubiese bastado para convencer al portero con enseñárselo para que viese que el cable de la guitarra venía de dentro.

        Me ocurre lo mismo, Zambombo, con lo del teclista de El Último de la Fila. Seguramente sí será cierto que una vez llegase tarde y el portero no le dejase pasar… pero que la banda no se diese cuenta hasta la 5ª canción…???? Hombre… supongo que ya en el backstage le echarían de menos, no?

        Y sí… historias de hostias de los músicos hay abundantes… e incluso cercanas, como la del gordo Kike Turmix saltando en el “Fun” sobre una audiencia que se abrió como las aguas del Mar Rojo cuando vió lo que se le venía encima… dicen que subió al escenario quitándose el polvo del suelo mientras mascullaba: “joé… ya no vengo a tocá más aquí… estos sevillanos son unos cabrones que no se enrollan ná…”

        • El dia 25.11.2007, Glauca Maria dijo:

          Me ha encantado lo de “George de la Jungla”, la ví ayer con los niños (por ´”tropecienta” vez) y cuando lo he leido en la entrada me he reido mucho. Y no como con el sofocón del partido…, en fin eso es otra historia.

          • El dia 25.11.2007, Maese Rancio dijo:

            Aclarado lo de los bomberos… pero un ingeniero de diseño ni es ingeniero ni ná :-)

            Tema anécdota Angus/Bon, a ver si me explico bien. Después de darse el paseo entre la audiencia, Angus se baja de los hombros de Bon y vuelven al escenario a través del backstage, pero el cantante antes de llegar se pierde y acaba en la calle. No quise decir que Bon llegara a la calle con Angus en los hombros. De todas formas en el famoso paseo Angus usaba una inalámbrica y desde hace un tiempo también la usa cuando toca en el escenario.
            Aunque esto no quiere decir que sea verdad, sino que creo que sería plausible que sucediera, que de historias apócrifas está el mundo de la música lleno.

            • El dia 25.11.2007, Lula Fortune dijo:

              :)) Menuda historia la de Bon Scott !!!!
              Esas cosas solían hacerse muy a menudo. Yo puedo decir con orgullo que a mí se me tiró Manolo García. Bueno a mí y a diez o doce incautos que estábamos en primera fila (no en última, je,je). No recuerdo qué estaba cantando pero era ya al final del concierto, todos coreábamos las letras y de pronto tomó carrerilla y Zas!! en plancha. Ni que decir tiene la sobada que le cayó, aunque salió bastante mejor parado que el de la liana.
              Un besito dominguero (qué poco dura el fin de semana!!!!)

              • El dia 26.11.2007, Mityu dijo:

                No dejaré de visitar este espacio, pero cada día me cuesta más dejar un comentario. Me siento una patosa ignorante que no sabe qué comentar. Me temo que no recuerdo siquiera cuándo fui a un concierto, si es que he ido alguna vez… las anécdotas son muy divertidas, y como la pueblerina que soy me pregunto dónde os documentais para conocerlas.
                En fin, si tengo la vergüenza torera de callarme no penseis ni por un momento que dejé de visitaros, sino que comprendí que no aportaba y no estoy a la altura del blog.
                Hoy me permito un abrazo, y dos sonrisas.

                • El dia 26.11.2007, Mityu dijo:

                  Aunque por otra parte me parece una descortesía imperdonable venir y no dejar siquiera un buenas noches. Me temo que seguiré haciendo acto de presencia. Resignación, y llevadlo con paciencia.

                  Media sonrisa

                  • El dia 26.11.2007, jl dijo:

                    Pues, Mityu, resulta que comentarios como los tuyos son los que más agradecemos. Si no fuera por ellos, nos hubieramos convertido en un blog para enteraos. Y si hay algo que no nos gusta, es eso….

                    Hay veces que uno se lleva la impresión de que esto se ha convertido en un aula magna donde venimos a soltar la lección (no magistral, ciertamente) y luego viene el debate con los alumnos. Y eso no me apetece nada nada, y creo que a Carrascus tampoco. Es cierto que, en general, los que por aquí aparecemos sólo nos conocemos de cruzarnos comentarios y que no coincidimos en la vida real salvo excepciones (como la mía con JMiguel), por lo que todo queda muy distante.

                    En ese sentido, uno (y aquí hablo a título partícular, posiblemente Carrascus no lo comparte) siente una sana envidia de nuestros hermanos Replicantes, donde el blog se convierte las más de las veces en una prolongación de un trato que suele tener lugar fuera del ciberespacio. Pero, en fin, muchos de nosotros no tenemos tiempo para vida social alguna y eso es lo que hay. Así que el escribir contando cosas que normalmente no estén ya muy trilladas es un buen reto y nos reporta nuestras satisfacciones. Pero, por favor, no lo solemniceís y comentad todo lo que os parezca, que las estadísticas nos dicen claramente que sólo una pequeña fracción de los que se acercan a leer los artículos deja algún comentario. Sin verguenza.

                    • El dia 26.11.2007, zambombo dijo:

                      Ignoro si la anécdota de El Último es verídica al 100%, carrascus, aunque sí te puedo decir que se la vi contar al propio Manolo García en televisión. Dependiendo del repertorio, es probable que en los 4 primeros temas los teclados tuvieran poca participación, y si a esto le sumamos el follón y el trajín de subir al escenario, y que los teclistas suelen estar al fondo… Es perfectamente posible.

                      Una hostia memorable se la pegó José Manuel Casañ, un día que teloneaban nada menos que a Manic Street Preachers en Madrid, hace ya bastante. Aún no se había puesto demasiado fondón, pero la gente se acojonó y se abrió. Serrat también se pegó una leche importante una vez, pero porque los focos le dieron una impresión engañosa de dónde se acababa el escenario.

                      Y siempre he oido que el Sr. Miqui Puig tuvo la osadía de saltar sobre el público (con toda su humanidad, que entonces era mucha) en el concierto de Los Sencillos de la Expo 92, con las consecuencias imaginables, pero yo no estaba allí ese día. ¿Alguien me puede corroborar que no se trata de una leyenda urbana?

                      • El dia 26.11.2007, Mityu dijo:

                        Te quedo agradecida por tu amabilidad, jl.

                        Aquí estaré de cuerpo presente (:P) el próximo post.

                        Un abrazo.

                        • El dia 26.11.2007, EuLaliA dijo:

                          Yo eso del salto de Miqui Puig también se lo he oído contar a mi hermano, pero tampoco puedo decir con seguridad que ocurriera o no.

                          Y para Mityu, decirte que no te cortes, porque alguien con menos conocimiento musicales que yo seguro que no hay por aqui, y estos dos encantadores señores blogueros siempre tienen palabras amables para todos sin discriminar si lo que aportan es mucho o poco, o nada, como la mayoria de las veces es mi caso.

                          Las acritudes se acabaron con el Replicante, aqui se discute tambien a veces, pero de otra forma.

                          • El dia 26.11.2007, Sérilan dijo:

                            Yo tambien te agradezo tus palabra Ambrosio (con permiso de Mityu, que a ella iban dirigidas)
                            Hace mucho tiempo y eso supongo que lo habreis notado que ya no dejo mis comentarios como antes, aunque sigo entrando a leer lo que para mí y para muchos es una fuente inagotable de aprendizaje del mundo de la musica, éste blog.
                            Pero tambien es cierto que en mi caso toda esa fuente inagotable ha logrado descolgarme de la escena, precisamente porque no me siento a la altura del nivel que ha tomado. creo que a veces es mejor no decir nada cuando no sabemos de lo que hablamos. Un beso, y gracias nuevamente.

                            • El dia 26.11.2007, Eclipse dijo:

                              ¡Hola amigos!

                              Increíble lo de Bon Scott, no tenía ni idea de la anécdota. Aún me estoy partiendo la caja e imagino a la gente que lo vivió en directo. Jejeje, las locuras del mundo del rock, que grandes.

                              • El dia 26.11.2007, Luna Llena dijo:

                                Ahora que estáis recordando anécdotas de conciertos, he recordado una que leí en la web de Imán, la he buscado y os la transcribo porque es muy graciosa, se vé que en los conciertos de los 70 no volaban los músicos sino en este caso, hasta un tricornio de la Guardia Civil. De estas puede que Carrascus o Jl recuerden más de una ¿no?. Decía así: “Fué un concierto,no recuerdo bien si en Guadalcacín o en los alrededores de Jerez, eso sí es seguro. El cartel era Guadalquivir, Cai y nuestros admirados califas, Imán. La gente en la puerta de la plaza de toros portatil estaba bastante revolucionada, se respiraba en el ambiente una jornada gloriosa y mucho cachondeo. Mi persona se encontraba en lo alto de la plaza divisando el horizonte cuando un colega, profesor muy anarca él, se lanzó por detrás de los guardias civiles, que “patrullaban y miraban por el orden” en la entrada de la plaza, y de un golpe suave le lanzó al suelo el “gorro” de uno de los guardias. En seguida alguien cogió el “gorro” y lo tiró adentro de la plaza. El show fué increible, casi tanto como la cara de sorpresa del militar. El “gorro” fué rulando de un lado a otro, sonando de pitorreo el cántico de “viva la guardia civil”. La estampida que hubo en la puerta fué monumental. Al final el “gorro” fué devuelto y no pasó a mayores. ¿A quien detenían?, ¿qué pintaban allí, si no provocar?”.

                                • El dia 26.11.2007, carrascus dijo:

                                  Con lo que han explicado después, la cosa cambia sobre las anécdotas de Maese y Zambombo. Nos las creemos ahora a pies juntillas… de todas formas, ya sabeis que lo importante de las cosas que se cuentan aquí no es si son o no verdad, lo importante es que merecen serlo.

                                  Y, por supuesto, suscribo lo que le dicen Ambrosio y Lali a Mytiu, y por extensión a todos los que suelen leer este blog.

                                  Con referencia a los visitantes que dejan comentarios o no lo hacen ya he dicho algunas veces que aquí no sobra ni falta nadie. ¿Habrá un mundo más libre que el ciberespacio… que además es muy anónimo?

                                  Aquí todo el que llega es bien recibido, aporte o no su punto de vista en forma de comentario. Y el que no pasa por aquí tampoco es echado de menos (si no es alguno de los asiduos). Siempre estamos los justos.

                                  Los blogs son de tantos tipos diferentes y sirven a tantos propósitos variopintos que no se puede hablar de ellos como un mundo homogéneo. Más aún, y en esto seguro que Ambrosio me da la razón, porque ha sido él quien me lo ha comentado alguna vez, este blog nuestro en realidad no tiene vocación de blog, ni nosotros de blogueros. Este rinconcito del ciberespacio lo consideramos más bien como un fanzine en el que escribimos lo que nos apetece, en el momento en que nos apetece, para compartirlo con quien quiera pasar por aquí. Aunque a Ambrosio lo que de verdad le gusta es el formato de foro, en el que nadie es realmente el que escribe el artículo, sino que éste se va creando con las aportaciones de todos.

                                  Por eso os digo que para nosotros es un placer saber que estais ahí siempre, tanto los que comentais como los que no; y también es un placer, quizás de sabor diferente, saber que todos los posts atrasados se van visitando con asiduidad a través de búsquedas que los internautas hacen de temas que les interesan y que les llevan a aterrizar sobre este fondo de catálogo de historias musicales que se ha creado en el Blogin’. Gracias y besos a discreción.

                                  • El dia 26.11.2007, carrascus dijo:

                                    Mientras escribía el comentario anterior, larguísimo como todos los que me salen en estos días en que solo puedo sentarme al ordenador al llegar de noche a casa, se han publicado dos más…

                                    Un abrazo, Eclipse… le echábamos de menos. Tanto en este blog como en el suyo.

                                    Y Luna Llena, esa historia tiene pinta de ser verdad… los últimos años ’70 fueron bastante locos en lo que se refiere a conciertos. Y sobre esa pregunta que deja usted en el aire al final de su comentario… sobre qué pinta la autoridad en la puerta de un concierto de rock… le transcribo todo lo fielmente que la memoria me permite lo que Miguel Ríos nos dijo desde el escenario en el concierto que dió en el Sánchez Pizjuán: “No os cabreeis. Toda esa policía que está ahí fuera no está aquí para provocar ni para reprimiros. Esta aquí para protegeros a todos vosotros…”

                                    Pues eso… vosotros mismos…

                                    • El dia 27.11.2007, carmen dijo:

                                      ¡Qué bueeeeno! Es una pena que nunca haya pillado una buena anécdota en un concierto en directo! Ahora voy menos, la vida, los niños… los grandes…. pero hubiese sido genial… Señor carrascus, que siga usted con más. Y ya veo que la clínica tiene algún percance de nada, eso sí que son cosas parece que inevitables en nuestra querida tierra.
                                      Y más….. qué emoción ver una frase mía ahí bajo el radioblogin… estoy encantada!!!! Miles de besosssssss

                                      • El dia 27.11.2007, carrascus dijo:

                                        Seguiremos, seguiremos, amiga Carmen… con lectores como ustedes siempre estaremos aquí.

                                        Lo de la clínica ya va andando prácticamente solo, y a partir de mañana o pasado volveré a mi horario habitual. Todos los percances se han ido solucionando y los pacientes están encantados…

                                        Y su frases tan emocionadas bien se merecían un radioblogin’… nada que agradecer.

                                        Y ahora perdóneme que no siga, pero es que me he esacapado del curro precisamente un poco antes porque esta noche volvemos a tener Champions en Sevilla y, como siempre, llego al campo de fútbol más pillado de tiempo que el copón.

                                        • El dia 27.11.2007, Dama dijo:

                                          Buenísimo lo de Bon Scott, es que me descojono imaginándomelo.
                                          Sencillamente geniales hasta para eso.
                                          Y Carrascus, a disfrutar…

                                          • El dia 27.11.2007, Lula Fortune dijo:

                                            Comparto la opinión de muchos de los visitantes. Siempre he entrado de puntillas en este blog (que es uno de los que más admiro y leo) debéis comprender el recelo que se puede sentir ante tanta y tan buena información, curiosidades, opiniones etc . Es inevitable pensar: “mejor me callo que decir una chorrada” O a veces simplemente: “no voy a seguir dando jabón que parezco una pelota”. Pero también tengo que decir, en justicia, que siempre que lo he hecho, he sido bien tratada (bueno últimamente me tienes olvidada Carrascus je,je) y lo mismo para todos los que intervienen.
                                            No os conozco personalmente (aunque, a veces me parece que sí) pero creo que sois unos tíos estupendos, riquiños y sabéis mogollón.
                                            Este es un blog con vocación enciclopedista, en el sentido de “difusión universal del saber”. Por lo que a mí respecta, seguiré por aquí…Muchos besos sigilosos (para ti también Ambrosio).

                                            • El dia 29.11.2007, carrascus dijo:

                                              Disfruté, Dama… enormemente. Gracias.

                                              Y Lula… entra pisando fuerte; sin recelos. Muchos besos también para tí.

                                              • El dia 02.12.2007, Yes I dijo:

                                                Yo no se si todas estas anecdotas seran verdad o no, poco a poco las vamos llenando de gloria y momentos estelares nosotros mismos, como lo hacemos con las historias de un amigo de un amigo, cuando eramos jovenes, etc… El caso es que lo pasamos muy bien con ello. Y yo por ejemplo doy fe, por que estaba alli, de que las aguas del mar rojo se abrieron para Miqui Puig en un concierto en Madrid, por las fiestas de la comunidad en el auditorio del Planetario. Vaya talegada, y es que habia que ser valiente para quedarse ahí cuando el tio se precipitó.
                                                El blog está impresionante, da gusto ver que se hacen cosas así.

                                                (Required)
                                                (Required, will not be published)

                                                Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.