Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
TE LO JURO POR MI VIEJA (2)
Carrascus

Para nuestro amigo Yinyerbeiquer. Obviamente.

FUEGO EN MI OFICINA

Debo decir que, aunque no a causa de algunas indirectas recibidas, he hecho un poco de acto de contrición y reconozco que me cebé con los baterías en los anteriores post de chistecitos. Pero no fue con maldad, ya sabéis todos que a éstos les pasa como a los porteros de fútbol, que tienen fama de estar algo locos. Y aunque los chistes no sean más que una caricatura, que aumenta hasta lo risible un tópico, también hay muchos hechos ciertos que le dan a este tópico una amplia base para mantenerse. Seguro que todos conocéis alguna trastada, sobre todo de los baterías que están considerados como el paradigma de las leyendas urbanas: Keith Moon y John Bonham, de The Who y Led Zeppelin respectivamente, y ya fallecidos ambos a consecuencia más o menos directa de su mala vida.

Pero pocas historias apócrifas son conocidas de otro sujeto que no les fue a la zaga, y que se llama Ginger Baker.

Yinyer Beiquer

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Blind Faith “Well allright”

De las cenizas de tres supergrupos como Cream, Traffic y Family surgió una banda de enormes posibilidades que se hundió después de editar solo un disco a causa de los choques de egos. Esa banda se llamó BLIND FAITH y Ginger Baker tocaba la batería en ella, respaldando la música que creaban Rick Grech, Steve Winwood y el gran Eric Clapton.

El 7 de Junio de 1.969 estos cuatro tipos se hallaban confortablemente instalados en la lujosa y enmoquetada hasta el techo oficina de su manager Robert Stigwood, compartiendo con él varios pitillos de la hierba más cara que se podía encontrar en el mercado. Estaban relajándose porque una o dos horas después tenían que dar el concierto más importante de su carrera en Hyde Park.

Stigwood se excusó unos momentos para salir a atender unos negocios escaleras arriba y, en su ausencia, un Ginger Baker ya bastante “ahumado” comenzó a fisgonearlo todo buscando alguna forma de dar una broma graciosa al jefe. En una esquina de la derecha de la mesa del escritorio había unas gavetas apiladas que llamaron su atención, y en el interior de una de ellas encontró una caja grande y cuadrada con una cinta dentro, etiquetada claramente como la grabación máster del próximo disco de los otros clientes VIP de Stigwood, los Bee Gees, preparada para su inmediato lanzamiento al mercado.

Los ojos de Ginger comenzaron a hacer chiribitas y dijo: “¡Eric, trae p’acá el mechero, que se van a enterar estos bujarrones!”. Clapton le lanzó su Zippo que comenzó a lanzar llamas a toda potencia después de que Ginger lo pusiese al máximo. Y, entonando a modo de conjuro las palabras “¡¡ Joderos, malditos peluqueros de mierda !!” procedió a aplicar la feroz llama a una de las esquinas de la caja, ante las risas de los otros tres, sobre los que también comenzaban a sentirse ya los efectos de la fumata. La caja con la cinta se ennegreció, se contorsionó informe, empezó a echar humo y finalmente comenzó a arder en llamas.

De pronto se oyeron los pasos de Stigwood escaleras abajo. Precipitadamente, Ginger volvió a colocar la caja flamígera en la gaveta, y todos salieron de prisa y corriendo de la oficina. La suerte se alió con ellos, porque ya habían perdido mucho tiempo y Ginger, cerrándole el paso a Stigwood comenzó a gritarle: “¡¡ Pero tío, corre que llegamos tarde, ¿Qué coño haces que no le has dicho ya al chófer que tenga preparada la limousina? !!”. Mientras, iba cerrando la puerta, no sin antes echar un último vistazo dentro para ver que el fuego se había extendido al resto de las gavetas del escritorio, de las que salía un ondulante humo negro… …El nuevo disco de los Bee Gees, “Cucumber Castle”, no fue editado hasta mayo de 1.970, casi un año después.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Bee Gees – “Don’t forget to remember” (Del “Cucumber castle”)

Y NOS DIERON LAS DIEZ

El éxito de “Are friends electric?” fue una sorpresa total para el joven GARY NUMAN. Antes de 1979 llevaba una vida cómoda bajo la atenta mirada de su madre. Y tener un éxito de este calibre significaba tener que pasar muchos días fuera de casa currando, montar conciertos, tocar en directo, en fin… arrojarse enteramente a los brazos abiertos del estilo de vida del rock.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Gary Numan – “Are friends electric?”

Este cambio en la vida de Gary coincidió con el surgimiento de la nueva tecnología de los instrumentos de sonido, entre ellos los micrófonos pequeños, de largo alcance y sin cables. Una noche, durante una gira, dos miembros del equipo de iluminación que compartían la habitación de hotel al lado de la de Gary, cogieron prestados del equipo de sonido dos micrófonos inalámbricos y los escondieron en la habitación del cantante. Y se prepararon para grabar lo que ocurriese en ella.

Poco después Gary entró en la habitación con una chica. La conversación que se grabó fue más o menos como ésta: “¿Me dices tu nombre de nuevo?”, preguntó Gary. “Claro, Gary. Me llamo Julie”, contestaba ella. “¿Y sabes para qué estás aquí, Julie?”. “Claro, Gary. Para acostarme contigo”. “Bien. Entonces, Julie, si te vas a acostar conmigo, por favor ve quitándote la ropa; pero, por lo que más quieras, déjala bien dobladita encima de esa silla, me agobio cuando las cosas están por ahí desordenadas”.

Siguieron dos minutos y medio de chunda-chundas, golpeteo de la cama con la pared y jadeos variados.

“Vale, Mary, muchas gracias, ha estado muy bien, pero ahora ya tienes que marcharte”, dijo Gary al recobrar el aliento. “No me llamo Mary, sino Julie. ¿Y no me puedo quedar un rato más contigo charlando, Gary?”. “Lo siento, Julie. Necesito dormir muchas horas, si no es así no puedo darlo todo de mí cada noche en los conciertos. Tengo responsabilidades ahora que soy una estrella”.

Copias de la cinta empezaron a circular entre todos los técnicos y pipas del equipo, que se divertían a costa del cantante escuchándola y comentando entre risas su precocidad para terminar la faena. La última noche de la gira, cuando Gary Numan ya se había retirado a su camerino y el público continuaba saliendo poco a poco, los técnicos quisieron recompensar a los que más se rezagaban con un irrepetible momento de privacidad con su ídolo, y pusieron la cinta en la platina de la mesa de PA para que se oyese a través de los altavoces.

De pronto, reconociendo su propia voz, Julie, que era una fanática acérrima de Gary, (como ya os habríais imaginado) y que estaba siguiéndolo por muchos de los conciertos de la gira, comenzó a correr por la sala. “¡Eeeeehhh! ¿Escuchais…? ¿Lo estais oyendo?”, gritaba a pleno pulmón hacia donde estaban sus amigos. “¡¡Os dije que me lo había folladooooooo!!!!!!”.

Categorías: Simple twist of fate -

15 Comments

  • El dia 12.11.2007, zambombo dijo:

    No sé que tiene más delito, si quemarles el máster, o ponerle a un disco “Castillo Pepino” por nombre.

    • El dia 12.11.2007, Mityu dijo:

      Comportamientos humanos, infantiles, mediocres. Algunos pueden excusarse en la hierba o como se llame. Otros a pecho descubierto.
      Sin duda es una historia divertida. Son días.
      Gracias en cualquier caso por permanecer con las puertas abiertas.

      • El dia 12.11.2007, EuLaliA dijo:

        Joooo……… anda que la cancion de los Bee Gees no es fea ni nada. No me extraña que despues de esto canmbiasen completamente y se pasaran a la fiebre del sabado noche. Les fue muchisimo mejor.

        • El dia 12.11.2007, carrascus dijo:

          Jejeje… no os veo muy partidarios de los Bee Gees… a ver si alguna lectora habitual de ésto (estoy pensando en Lula, Nancy…) no os dice tres o cuatro cositas y la liamos…

          Por cierto, y ya que hablo de lectoras… Antígona, su comentario del otro día no cayó en saco roto, sabe? Anoche estuve charlando un rato por teléfono con Ambrosio y me dijo que estaba redactando un post sobre King Crimson.

          Bueno… pues voy a cenar (que después de un día duro me lo voy mereciendo) y si tengo tiempo luego me daré una vuelta por los blogs del entorno, para irme a dormir con el ánimo sereno.

          • El dia 12.11.2007, nancicomansi@yahoo.es dijo:

            Bueno, bueno…hay que reconocer que lo de “castillo pepino”, pues, eso…hmmm..como lo diría…
            ¡¡¡¡PERO A LOS BEE-GEES NI TOCARLOS, EINH!!!!!!
            Son dioses de mi pre-adolescencia, iluminaron mi paso del acné al rimmel…¡NO ME LOS TOQUEIS!!!!!!!!!!

            Ya está…ya lo he dicho…
            Ahora le toca a LULA…

            • El dia 13.11.2007, Burdon dijo:

              Ostras, que bueno lo del Ginger Baker, no conocía esa anécdota, que cabrón. Bee Gees podrían resultar un poco cansinos ya sea al principio con sus baladitas dulzonas como con los falsetes discotequeros de finales de los setenta, pero me caían bien.

              Y lo de Gary Numan, pues vaya, otra putadita. Menudas historietas.

              • El dia 13.11.2007, zambombo dijo:

                Pues yo escucho las baladas de Bee Gees con otros oidos, tras las versiones con la voz de Mike Patton junto a mis queridos Faith no More (“I started a joke”, y alguna otra en los directos).

                Pero claro, ya entramos en incondicionalismos…

                • El dia 13.11.2007, jl dijo:

                  Hey zambombo, bonito blog el tuyo. Lástima que para dejarte un comentario haya que tener cuenta en Blogger…
                  Por cierto, me acabo de acordar de este grupo que nació con la única intención de parodiar a los hermanos Gibb. Bah, nada serio, no creo que NanciC tenga motivos para mosquearse. Luego siguieron parodiando a otras bandas, como Police, etc. Echadle un vistazo a las fotos del enlace que os pongo. Buen detalle el de los secadores de pelo para lograr esas melenas al viento.

                  • El dia 13.11.2007, Dama dijo:

                    Yo también defiendo a los Bee Gees, ni tocarlos.
                    Por lo demás, una divertida historia.

                    • El dia 13.11.2007, carrascus dijo:

                      …los Bee Gees quedan promocionados desde hoy mismo al status de “grupo de culto” para este blog.

                      • El dia 14.11.2007, zambombo dijo:

                        Gracias por tus palabras, jl. Lamentablemente es así; al menos, hace falta una cuenta en GMail. Lo que he visto en tu enlace me recuerda a “Weird Al” Jankovic, aunque éste llegó ya en la época del videoclip.

                        Me pregunto quiénes serían sus equivalentes en España, si es que hubo, pues aquí no somos tan dados a esas cosas, o quizá es que ahora no caigo. Tenemos las parodias de humoristas (Martes y Trece, Cruz y Raya), pero no realizadas por grupos. Y The Vagos, por ejemplo, no llegan a ese extremo, tienen su personalidad propia.

                        • El dia 14.11.2007, jl dijo:

                          Yo diría que, de tener que buscar alguna equivalencia con estos tipos, me inclinaría por los maños de Puturru de Fua.

                          • El dia 15.11.2007, carmen dijo:

                            Vaya… qué solo quemaran uno de sus discos! (Nanci… que no los toco ehhh… únicamente desearía no haberlos conocido 😉
                            Si que son una pandilla de niñatos estos chicos que tanto nos gustan en la música. Se creen con derecho a cualquier cosa, pero es que les dejamos que vivan en esa burbuja, ayudamos a que cada vez sea más grande. Me voy situando cada vez más en la línea dura que me hace sentir cada vez más cómoda fuera del mundo de los ídolos.

                            • El dia 15.11.2007, carrascus dijo:

                              Carmen se va convirtiendo en toda una iconoclasta… si además es mitómana, como nosotros, ya tiene otra contradicción que asumir en su vida… como nosotros.

                              • […] Blogin’ in the wind » Blog Archive » TE LO JURO POR MI VIEJA (2 … […]

                                (Required)
                                (Required, will not be published)

                                Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.