Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
FIEBRE DEL MILENIO
Carrascus

A petición popular el post de hoy está en realidad sacado del guión de un programa con ese nombre que hacía en la radio. He respetado la locución en su integridad, y he dejado algunas de las múltiples canciones que sonaron en él. No aparecen, por supuesto, todas ellas (era un programa de tres horas), ni las que usaba de fondo mientras hablaba, y subía a modo de cortinilla entre un párrafo y otro; tampoco están las indicaciones de cuando y como meter párrafos, cuñas… Posiblemente el texto os parezca ahora algo desfasado y echeis de menos (o de más) algunos aspectos que han cambiado en la actualidad; pero tened en cuenta que tiene ya más de doce años.
Es muy largo… pensé en dividirlo en dos o tres posts; pero como en realidad el trabajo estaba ya casi hecho y no me ha costado demasiado esfuerzo, he preferido dejarlo tal cual. A lo mejor a tí sí que te convendría no leerlo todo de una vez… en grandes cantidades, las letras a veces embotan los sentidos y eso sería contraproducente. Ocurre lo mismo que con las drogas…

Hoy vamos a dedicar el programa a trazar una historia paralela de las drogas con respecto a la música, nada erudito, no creas, algo divertido (eso espero, al menos) y con sentido del humor, para quitar trascendencia al asunto. Nada de apologías ni de prohibiciones, simplemente un vistazo sobre lo que las drogas han significado en la historia del rock.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Jefferson Airplane – “White rabbit”

La música y las drogas siempre han sido promiscuos compañeros de cama. ¿Cuantos de los grande LP’s existirían si sus creadores no hubiesen estado… colgados…en su momento?

“Símplemente dí ¡no!”. Este era el lacónico lema de la puritana campaña de los últimos años. “Las drogas no son buenas para tí”, dice ahora un reformado Eric Clapton. Las estrellas del rock de los ’60 y ’70, que tanto hicieron en sus brillantes carreras por popularizar y llenar de glamour el abuso de sustancias, nos hablan ahora (con un aburrido tono de predicador) de la alegría de visitar las que el querido Warren Zevon llama Casas de Desintoxicación, como la Clínica Betty Ford y otros establecimientos enormemente caros que el común de los drogotas nunca podrá pisar siquiera.

Sí, las drogas no son buenas para tí. ¿Pero donde estaría el rock sin ellas? Al igual que Ben Johnson y otros muchos deportistas se han relacionado con peculiares sustancias químicas para mejorar sus resultados, los músicos a través de los años han encontrado inspiración debajo de su nariz o en el fondo de una cápsula. Si las “drogas recreacionales” no se hubiesen inventado, la música rock, tal como la conocemos, podría no haber existido; probablemente. Quizás, no existiría el “Pet Sounds”, ni el “She said, she said” y otras buenas melodías de los Beatles, ni Grateful Dead; ¿hubiese sido el mundo un sitio más feliz?. Jimi Hendrix aún podría estar entre nosotros, y Sid Vicious; pero el punk se hubiese interpretado de forma mucho más tranquila (y no hubiese sido punk después de todo) si “Voodoo Chile” no se hubiese escrito antes. Los “raves” no se hubiesen inventado, y los grupos indies que han creado… ¿como se dice?… “catedrales sónicas de trémula miasmática desesperación”, sonarían que no habría quien los aguantara. Piénsalo, solo tendríamos a Julio Iglesias.

Y por eso hoy queremos hacerte una guía de las drogas con respecto al rock. Puedes oirlo. Puedes oscurecer la habitación, acostarte en el suelo e imaginarte que eres Syd Barret. Puedes grabarlo y luego cortar la cinta en pequeños cuadraditos y venderlos como pastillitas de ácido en el próximo rave de La Fábrica de Colores. Puedes escandalizarte y llamar o escribir a la emisora para quejarte. Pero recuerda siempre porqué Kinky Friedman, el llamado “Cowboy Judío”, dejó la cocaina: él (eso decía) voló su nariz un día “y se le apareció Bob Marley”. No, las drogas no son buenas para tí, así que no intentes eso en tu casa…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


John Lennon – “Cold turkey”

HEROINA, caballo, smack, candy, pico, chute, Henry, scag, de todas esas formas lo conocen sus habituales. Un opiáceo hecho en China y otros paises igual de lejanos.

El método normal de ingestión es inyectándola. También se inhala o se fuma (“cazar al dragón”).

Sus efectos son náuseas, estupor apacible, picores, deseos de escuchar a Jesus & Mary Chain, inhabilidad para sacar el disco de su funda, aburrimiento, sueño, muerte, etc.

Su historia musical… investigando en las dudosas biografías de legendarios artistas de blues y jazz como Charlie “Bird” Parker y Billie Holiday se descubre que todos ellos andaban siempre con “el mono”. Eran geniales, y la genialidad igualaba al dolor, por eso ellos se “disparaban” en “galerías de tiro” o en cualquier otro sitio que pareciese conveniente. John Coltrane ¡qué pena!, Ray Charles estuvo 19 años enganchado (se fué a Las Vegas a dejar el hábito). Pero fué Lou Reed quién monotonamente nos relató como ponía un pico en su vena en “Heroin”, y asombró a todo el mundo con el precio de rebajas que tenía su droga favorita en “Waiting for the man” (“26 dólares en mi mano”) quien atrajo sobre la droga la atención del público que oía música pop. Ya no hubo vuelta atrás. “Fué el mono el que me hizo seguir adelante” se quejaba John Lennon en “Cold Turkey”. “Todos mis amigos están enganchados”, decía Johnny Thunders en “Chinese Rock”. Husker Dü rompieron a causa del “hábito” de algunos de sus miembros, y también los Only Ones… y no vamos a mencionar a Keith Richards… ni a Kurt Cobain.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Lou Reed – “Heroin”

LSD, ácido, ácido lisérgico tartrato dietil-amida 25, formulado por el bioquímico suizo Albert Hoffman en 1.943 en los laboratorios farmacéuticos Sandoz, en Suiza.

Se engulle y se espera que ocurra lo mejor.

Bajo sus efectos uno se imagina que es un marciano con una antena en la nariz. Deseos de volar, aburrimiento, muerte, etc.

“Dios y el Amor son sólo uno. Al principio yo tomaba ácido para irme lejos, pero descubrí mi interior”, decía Eric Burdon en 1.967. “Mi experiencia con Dios vino con el ácido. Es lo más importante que me ha pasado nunca”, dijo Brian Wilson en 1.968. “Las paredes se doblaban y los colores cambiaban pero Davey decía que viajar era un ritual, no una rutina, y la gente que enloquecía en los viajes no sabía donde estaba. Si tu trip era bueno alcanzabas un punto en el que la luz blanca te golpeaba en un cegador flash de auto-realización”.

La historia musical del LSD comienza en San Francisco, en 1.966. Timothy Leary y Dick Alpert y Gary Snyder y Jerry “Yippie” Rubin y Owsley Stanley decían a los jóvenes que el LSD (todavía legal) era realmente grande. Y los jovenes asentían y organizaban torbellinos psicodélicos en la parte de atrás de su furgoneta Volks-Wagen al igual que hacía Ken Kesey en su autobús.

El LSD era “místico” y la “Estrella Oscura” de Grateful Dead tenía sentido. Pero en realidad, lo que ocurre con el LSD es que la alfombra adquiere un divertido tono verde y confundes a tus amigos de trip con árboles ondulantes que intentan asfixiarte entre sus ramas; así que decides oir tu disco favorito de la Chocolate Watch Band para calmarte, pero cuando lo sacas de la funda se te convierte en un gusano… o en algo peor.

“Lucy in the sky with diamonds” no es una canción sobre LSD, como se decía. Pero todo ese periodo (allá por 1.967) estuvo, incluyendo a los Pink Floyd de Syd Barret, a los Grateful Dead con “Aoxomoxoa” y a otro millón de grupos de los que nunca nadie ha oído hablar, como los Bees de “Voices green and purple” (“Voces verdes y púrpuras, escapan de los árboles, entran por las ventanas, suben por las paredes”) inmerso en esta particular experiencia con la droga de una forma bastante ingenua. Y no vamos a mencionar a Arthur Lee, ni a Roky Erickson, ni a Julian Cope, ni a Bob Moseley de los Moby Grape, ni a Tiny Tim…

“Hagamos un viaje / ¡Sí! Hagamos un viaje / La música sonará a tope / Sí / No más frustraciones / Unas largas vacaciones de por vida / Hagamos un viaje / Me siento tan alto…”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Jonathan Richman – “Let’s take a trip”

CANNABIS, haschís, draw, carga, mierda, chocolate, blow, pot, kiff. Inventado por la naturaleza.

El método de ingestión es mezclarlo en papel de fumar con un poco de tabaco, ponerle una boquilla y fumarlo. Esto es un porro, un “joint”, y parece que sabe mejor si enrollas el canuto sobre una copia del “Astral weeks” de Van Morrison. También puedes usar un “chillum”, una pipa árabe con un largo tubo para aspirar el humo, o hacerte una infusión de haschís o un pastel de haschís y sentirte extraordinariamente enfermo.

Efectos: uno piensa en la muerte, uno desea ser un junkie y tener un poco de heroína para poder morir, uno se extraña de porqué todos le miran con esa sonrisa, a uno le entra la risilla tonta sin que haya nada ni remotamente divertido, a uno de pronto le entran enormes deseos de escuchar un disco de Bob Dylan, de su etapa más mala (el “Slow train coming” quizás), o incluso el “Tea for the tillerman” de Cat Stevens, pero decide no hacerlo porque los amigos podrían burlarse de uno. Más efectos: Paranoia, hambre, nauseas, sueños aburridos, tos, etc. ¡Qué desastre!

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Cat Stevens – “Wild world”

MARIHUANA, maría, hierba, ramita, arbusto. Se siembra y crece como cualquier otra planta, pero hay que hacerlo sin permiso.

Se ingiere metiéndola directamente a los pulmones, acompañada de grandes “spliff” y afectados “pff-pff” para demostrar a los amigos que uno no es novato en ésto.

Los efectos son, más o menos, los mismos que los del cannabis, excepto que el disco que quieres escuchar en cambio es uno de Toots & The Maytals.

La marihuana es la droga preferida de aquellos que aparentan alucinar con la música reggae; ya sabes, esos que llaman “ganja” a todo lo vegetal y creen que es “sagrado” (o algo así). En los años 70, las estrellas de reggae de Jamaica aparecieron en las portadas de sus discos blandiendo una enorme profusión de pavorosos bucles en las greñas que, astutamente, servían para disimular los monstruosos “petardos” que colgaban de sus labios. Los chicos blancos de los colegios europeos encontraron ésto enormemente atractivo. Posteriormente, las estrellas del reggae prácticamente todas murieron por disparos de gangsters relacionados con el tráfico de drogas, así que los ya no tan chicos blancos que habían estado en colegios europeos se pasaron a Phil Collins y Dire Straits.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Shaggy – “Oh Carolina”

La historia musical es profusa, todos los músicos de jazz de los ’50 fumaban porros, también lo hizo Bob Dylan, que fue quién inició a los Beatles y los Rolling Stones (bueno, excepto a Charlie Watts); fumaba porros Joe Strummer, de los Clash; e incluso Eric, de los Bay City Rollers. El porro es, si quieres, la droga universal. Y si ingieres una cantidad lo suficientemente elevada, te puedes sentir lo bastante tranquilo como para que te gusten los músicos más… analgésicos. Por eso es por lo que James Taylor llegó a ser rico y famoso.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Rolling Stones “Brown sugar”

AMPHETAMINAS.-

DRINAMYL. Corazones Púrpura, pastillas estimulantes muy populares entre los “mods” de los años ’60. Las tabletas eran triangulares, con las esquinas curvadas y un color entre azulón y púrpura; y fueron retiradas del mercado en 1.964 a causa de una histérica campaña de prensa. En el Sunday Mirror del 31 de Mayo se leía: “Comienzan experimentando con Corazones Púrpura y otras pastillas estimulantes, luego, a través de los porros de marihuana, progresan hasta la heroína y la cocaína, las dos drogas que casi siempre te llevan a la muerte antes de cumplir los 35 años”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The Who – “My generation”

Los efectos del Drinamyl son un deseo de hablar incesantemente de la infancia de uno, o sobre uno mismo en general; un deseo de bailar incontrolablemente al ritmo del “My generation” de los Who; un deseo de colocar un banderín del Sevilla o del Betis en tu vespa; un deseo de renunciar para siempre a comer y en cambio convertirte en un asesino en serie; falta de sueño, espasmos, psicosis, muerte…

“Yo solía tomar corazones púrpura desde las doce hasta por la tarde”, decía un joven en 1.964. “Ellos te hacían ir acelerado… cuando los efectos desaparecían, te volvías loco. Yo solía imaginar cosas, yo creía que había elefantes rosa intentando cazarme, y entonces me venía abajo y comenzaba a hablarle a los insectos. Y la verdad es que hacía el gilipollas… porque los insectos no me respondían”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The Jam – “Town called Malice”

DEXEDRINA: Dexys: pastillas estimulantes muy populares entre los “mods” de los años ’60.

Efectos: Más o menos los mismos que los del drinamyl sólo que uno lo que quería era bailar incontrolablemente algún oscuro ritmo de ska.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Desmond Dekker – “Israelites”

DUROPHET: Bombarderos Negros: cápsulas estimulantes (inventadas para tratar el alcoholismo y la obesidad, que no estuvieron disponibles mucho tiempo) muy populares entre los post-hippies de mediados de los años ’70.

Los efectos eran los mismos que los de las anteriores anfetas descritas, aunque ampliamente multiplicados; excepto que en cambio ahora querías bailar incontrolablemente con algo de David Bowie, o de los New York Dolls, o de Roxy Music, o de los Stooges…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Stooges – “TV eye”

SULFATO DE ANFETAMINA: Speed. Una droga sintética en forma de polvos. Se injiere vía nasal o (totalmente descompuesta) se inyecta.

Los mismos defectos descritos antes, solo que ahora bailarías el pogo con Johnny Moped o los Pistols; pero aunque te cueste la vida, no eres capaz de decidirte por ninguno de las dos.

“Sí todo el mundo tomara anfetaminas todo el tiempo”, escribió Lester Bangs en 1.976, “todo el mundo comprendería a los demás. En vez de eso nunca escuchan o se pelean con otro hijo de puta porque están demasiado ocupados gastando tres días dibujando líneas psicodélicas sobre un pedazo de papel hasta que está totalmente negro, escribiendo cartas de 80 páginas llenas de ocurrencias insignificantes a sus madres, o creando el “Metal Machine Music”.

La historia musical de las anfetaminas no es mala, porque es un “hecho bien conocido” que la fuerza conductora detrás de todas los mejores temas de Elvis, Jerry Lee Lewis, Jackie Wilson, Little Richard, Pete Townshend, los Small Faces, Johnny Moped y los Sex Pistols fue el speed. No hay nada más que decir.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Sex Pistols – “God save the Queen”

BARBITURICOS.-

MANDRAX: Mandies, tranquilizantes. Pastillas depresivas que se vendían con receta en Europa. Populares en los años 70, aunque no estuvieron mucho tiempo disponibles; que hacían que la gente rayara sus discos del “Meddle” de Pink Floyd antes de caerse al suelo.

QUAALUDE: Pastillas depresivas que se vendían con receta en Estados Unidos. Populares en los años ’70, aunque no estuvieron mucho tiempo disponibles; que hacían que la gente rayara sus discos del “Late for the Sky” de Jackson Browne antes de caerse al suelo.

TUINOL: Tuneys. Cápsulas sedantes que se vendían con receta en Europa. Populares en los años ’70; que hacían que la gente se cayera al suelo antes de tener la oportunidad de rayar sus discos del “Living in the USA” de los MC5.

La historia musical de los barbitúricos es perfectamente olvidable.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


M.C. 5 – “Ramblin’ Rose”

COCAINA. Coca, Charlie, nieve, blanca, farlopa, “la caspa del diablo”, “el viejo polvo peruano”. Estimulante inventado por la naturaleza.

Esnifarla es la foma más popular de ingestión, pero se han intentado otras muchas maneras.

Los que la usan piensan que son enormemente brillantes e ingeniosos durante algunos segundos. Añadida al “Hotel California” de los Eagles se desarrolla un “agujero extra” en la nariz y uno se vuelve loco… o se muere…

J. J. Cale, Eric Clapton y David Bowie han predicado en sus canciones las excelencias de esta “maravillosa” droga, pero ahora piensan que no es del todo buena. David Bowie, Lowell George, John Phillips, Jimmy Page y Gregg Allman son algunos que han creado música de poca calidad bajo sus efectos… eso tendría que ser ilegal.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


J.J. Cale – “Cocaine”

MESCALINA. Otro regalo vegetal que la madre naturaleza nos regala en el peyote. Solo hay que secar el cactus de donde procede y prepararte para que cuando tu espíritu se libere con ella suceda lo que Dios quiera… o lo que quiera Manitú.

Los que la usan alucinan por un tubo, flotan, se ponen de los nervios, ven a sus antepasados, que se les aparecen para contarles historias ancestrales que ellos convierten en canciones que no entiende nadie más.

Con ella han “hecho el indio” Syd Barret, Allen Gingsberg, Jim Morrison, Carlos Santana, Arthur Lee…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Ramones – “7 and 7 is”

MAGIC MUSHROOMS. Los hongos mágicos, las nubes mágicas. Drogas inventadas por la madre naturaleza para gente que le gusta oir a Can, y a Gong, y a Faust, y ponerse teteras por sombrero.

Se muerde, o se ingiere en forma de humo, o se echa en agua caliente y se prepara un extraño té con ellas, alrededor de un tronco ardiendo mientras se escucha a Can, o a Gong, o a Faust.

Los efectos de los hongos mágicos son alucinaciones (uno ve sus propios órganos internos y cosas así), nauseas, risilla tonta, trances catatónicos, bailes espantosos, charlas ininteligibles. En su libro de 1.978 “Manas Manna”, el pintor hippy Bob Venosa describe una experiencia con los hongos que tuvo una vez: “Mi visión llegó a ser total. Vi el sol, el agua, el aire y la tierra fusionándose contínuamente y separándose en mandalas de formas que se mezclaban con el paisaje, conmigo mismo… Ví al sol dando a luz a los planetas, los planetas dando a luz a la humanidad, y a la humanidad como un receptáculo en el que se almacenaba el flujo sobrante de una fuente sin fin de amor y expresión vaciada sobre el infinito…” Ejem… los hongos no parecen una idea muy buena.

Su historia musical pasa por Can, Gong y Faust.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Can – “Last night sleep”

NITRATO DE AMYLO. Amys. Poppers. Líquido estimulante del corazón, envasado en ampollas de cristal, que se inhala.

Consiste en nitrito de tri-metilbutanol, (CH3)2CHCH2CH2OH y 2metilbutanol, (CH3CH2CH(CH3)CH2OH, con otros nitritos de series homólogas, mezcla de isómeros conteniendo no menos del 97% y no más del 100% de C5H11NO2, principalmente nitrito isoamylo… ¿está claro?… uno debe saber lo que se pone debajo de la nariz.

Efectos: la cara se te pone púrpura, quieres hacer cabriolas al ritmo de los Village People y te entran ganas de follar con gente de tu propio sexo.

La historia musical de los poppers no es muy fecunda: fans creciditos de Abba y Village People y gente así.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Abba – “Dancing queen”

EXTASIS. E. Cápsulas o tabletas con nombres invariablemente tontos que me niego a reproducir. La generación “rave” las ha elegido en sustitución de los cubatas. Es una droga un poco cajón de sastre por lo que nadie sabe realmente qué está tomando cuando se mete un “extasis” (o se “cuelgan en uno”, como se decía en el lenguaje original acid house). Ha habido pastillas conteniendo combinaciones de barbitúricos, heroína, LSD, anfetaminas, polvo de ladrillo, polvos de talco infantiles de Johnson & Johnson e, incluso en ocasiones, de MDMA (la combinación química que originalmente se llamó Extasis).

Preguntado recientemente Keith Richards: “En el 88 te preguntamos si habías probado el éxtasis y dijiste que no. ¿Lo has reconsiderado desde entonces?”

“No, cualquier cosa que se llame de ese modo tiene que ser un rollo. Y de todas formas, conozco los ingredientes y los he tomado todos. Probablemente yo lo inventé antes de que empezaran a conocerlo.”

Sus usuarios suelen sentirse inseguros y desarrollan un curioso hormigueo en los pantalones y una poderosa urgencia de: a) acariciar a extraños, b) sonreir como una persona poco dotada intelectualmente y c) bailar torpemente durante un mínimo de ocho horas.

Su historia musical comienza con el acid house, y sigue con el house de 125 rpm y la magnífica percusión de Bez, de los Happy Mondays. Como los manufacturadores de extasis introducen en la droga anfetaminas cada vez más y más baratas, la banda sonora de la “experiencia” es más rápida cada vez. De ahí el techno. El éxtasis es conocido por su bajo control de calidad musical, por eso sus usuarios durante largos periodos son muy conocidos por bailar hasta con las alarmas anti-robo de los coches.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Primal Scream – “Loaded”

DROGAS PARA POBRES.-

PIELES DE PLATANOS. Gente de pensamiento hippie que no tenía dinero para un porro (o no sabían donde conseguirlo) durante los años ’60, se convencieron a sí mismos que fumarse la piel de un plátano podía tener los efectos deseados… Alguien les comió el coco.

ASPIRINAS EN COCA-COLA. Gente de pensamiento mod que no tenía dinero para estimulantes se convencieron a sí mismos que diluir un par de pastillas para el dolor de cabeza en el brebaje internacionalmente conocido podía tener los efectos deseados… Mala suerte.

DODOS. Gente de pensamiento punk que no tenía dinero para estimulantes buscaron químicos y farmacéuticos de pocos escrúpulos que les proporcionaran por la trastienda píldoras contra el asma. Una vez que habían tomado demasiadas, su corazón latía mucho más rápido, comenzaban a sudar a chorro y se ponían muy enfermos. Si tenían suerte podían salir del paso sólo con un resfriado crónico.

Aunque Donovan cantó sobre plátanos (“Plátano eléctrico, esta va a ser la fase inmediata”) en “Mellow Yellow”, no hay evidencias de que ninguna otra música pop digna de consideración haya sido creada en aspirinas o dodos.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Chumbawamba & Credit to the Nation – “Enough is enough”

En las drogas para pobres nos ha faltado oler pegamento, pero, ni esto es un estudio serio, ni tenemos tiempo para reflejar todo lo que una mente humana puede maquinar para ponerse a tono.

Habrás echado en falta el crack. Eso ni siquiera se puede tomar a broma; y nos falta aún algo de perspectiva sobre él.

Hay más cosas, por supuesto. Leemos “Miedo y asco en Las Vegas”.

Teníamos dos bolsas de hierba, 75 pastillas de mescalina, 5 hojas de àcido de gota de gran potencia, un salero mediado de cocaína, y toda una galaxia de pastillas multicolores para subir, para bajar, para chillar, para reir… y además un cuarto de tequila, un cuarto de ron, una caja de cervezas, una pinta de éter puro y dos docenas de amilos.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Black Grape – “Kelly’s heroes”

Además está la codeína, presente en todos los preparados para la tos. El stramonio, del que Antoñito Smash se jactaba de ser el único músico sevillano que lo había probado (aunque posiblemente Marcos Mantero la haya recetado alguna que otra vez en su consulta homeopática).

Y la madre de todas las drogas: el adrenocromo… Volvemos a “Miedo y asco en Las Vegas”.

“Echa un vistazo a esa botellita marrón que hay en mi estuche de afeitar.”

“¿Qué es?”

“Adrenocromo, no necesitas mucho, basta una pizca; a su lado la mescalina parece pura gaseosa. Si te pasas tomando te vuelves completamente loco.”

“¡Dios mío! ¿A qué especie de monstruo te echaste esta vez de cliente? Esta sustancia sólo tiene una fuente posible… las glándulas adrenalínicas de un ser humano vivo. Si se lo sacas a un cadaver no sirve.”

Empecé a sentir los efectos de aquello. La primera oleada fué una combinación de mescalina y methedrina. Una pizca de esa mierda te convertirá en una especie de monstruo de enciclopedia médica. Te estallaría la cabeza como una sandía, quizás engordases 40 kilos en dos horas… y te saliesen garras y verrugas sanguinolentas, y te dieses cuenta de pronto de que tenías seis inmensas tetas peludas en la espalda.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Slayer & Ice-T – “Disorder”

Y hasta aquí ha llegado nuestra guía de las drogas con relación al mundo del rock. Si te ha parecido que esto era una apología haya tú con tu (mala) conciencia, sólo hemos pretendido divertirnos un rato; y si te hemos hecho descubrir o aprender algo nuevo, eso que hemos ganado. De todas formas ten en cuenta que yo sólo hablo de oídas, mi relación práctica con las drogas es más que limitada.

Si hemos conseguido “engancharte” (al programa me refiero, por supuesto) no dudes en volver a sintonizarlo la próxima vez.

Me despido hasta entonces. See you later… Adiós.

31 Comments

  • El dia 29.10.2007, EuLaliA dijo:

    Pues si que tienes razon en que no tenia ni idea de que hablasen de drogas canciones como la de Oasis o la de los Doors que has puesto en el radioblogin.

    Me voy a poder hacer una discoteca basica del rock y las drogas bajandome todas las canciones del post, jejejeje……… la de Chumbawamba y Credit no la conocia y es buenisima. Y la ultima es bestial.

    Y ahora una cosa, Carrascus, en confianza………. ¿cuantas de estas clase de drogas conoces por experiencia?????????? Porque, vamos, la leccion es magistral.

    • El dia 29.10.2007, carmen dijo:

      Como ya estoy aprendiendo a hacer, hago caso a tus recomendaciones. Es mejor no abusar, y voy a ir leyendo suavemente, que es lo que me apetece. Quiero ir descubriendo lo que cuentas lentamente, mientras de fondo oigo tus propuestas de canciones. Tener este texto y esta música es un lujo que voy a disfrutar. Por eso queda tan simple decir gracias que estoy por borrar la palabra. Pero la dejo porque se acerca a lo que quiero expresar. Besos tranquilos en mitad de la lectura.

      • El dia 29.10.2007, carrascus dijo:

        Sssssshhhh…!! Lalí, córtate un poquito, anda… que en este blog también entran mis hijos de vez en cuando…

        Recojo tus besos, Carmen.

        • El dia 29.10.2007, Lula Fortune dijo:

          Muy interesante el tratado de “farmacología musical”. Aparte de hipócritas moralidades o dobles raseros es innegable la huella de estas sustancias en la música de nuestro tiempo. Como lo fueron el opio o la absenta para Rimbaud, el alcohol para Poe o algunos alucinógenos para los surrealistas.
          Lo más paradójico es que hoy gocemos artísticamente con el producto de la desesperación, la pesadilla o el hundimiento. No creo que debamos juzgarlos. Me ha gustado mucho tu post. Besos sicotrópicos.

          • El dia 29.10.2007, carrascus dijo:

            En cuanto a tu apreciación, Lula, sobre el goce que personas formadas como nosotoros extraemos del producto de la desesperación, la pesadilla y el hundimiento… ¿no te parece un signo inequívoco del declive de la civilización occidental (as we know it)?

            La verdad es que las convulsiones mentales tanto de los rockeros que salpican el post como del poeta, Rimbaud, que citas, a los que yo uniría a Baudelaire, Artaud, Cocteau, Verlaine, Apollinaire, Breton, Valery… coño…! me estoy dando cuenta a medida que voy metiendo nombres en la lista, de que en el París de la época a caballo entre los siglos 19 y 20 eran tan aficionados a meterse cosas que les produjesen visiones deformes y terribles, como en el tiempo que retrata el post…

            Nada nuevo bajo el sol, al fin y al cabo. Durante todas la épocas, los anarquistas de las nuevas estéticas siempre han terminado perdiendo personalmente al ganarle la partida a la inmortalidad.

            • El dia 29.10.2007, Mityu dijo:

              Interesante documento sobre drogas, composición, usos y efectos. Muchos artistas las han usado, se han servido de ellas o han sido sus servidores. Como dices, repasando podemos recordar mil y una formas de salir de la consciencia para dejar a otra parte no dominada por la razón para que se exprese. Huelga decir que no juzgo, faltaría más. Personalmente siempre he tenido una sospechosa facilidad para generar adrenalina sin ayuda externa. No sé si ello me va a suponer incluso un obstáculo para pasar a la posteridad.
              De momento me he metido entre pecho y espalda este post, y los que han de venir.
              Gracias.
              Un saludo y una sonrisa

              • El dia 30.10.2007, Dama dijo:

                Flipo.
                Sólo te falta una, el chocolate nestlé.

                • El dia 30.10.2007, atikus dijo:

                  Interesante post sobre las drogas…la verdad es que dan ganas de fumarse un porrillo o algo más, serán mis demonios ocultos que cada vez que escuchan palabrejas de estas se encienden…pero tranquilo que en estos momentos soy bueno y lo mas que entra en mi cuerpo es un Rioja o un poco de humo de un Lucky Strike…podía ser mas bueno pero tampoco quiero estar trabajando en el Vaticano Leñe!!

                  • El dia 30.10.2007, Glauca Maria dijo:

                    Su tu blog me gustaba ahora con este post y Ambro en el C.S.M. me quedo totalmente “enganchá”. Se de mucha gente que desgraciadamente no está , que disfrutaría visitandote.

                    • El dia 30.10.2007, Glauca Maria dijo:

                      En el comentario anterior, donde dice “Su”, debería decir “Si”. Lo siento Carrascus , pero es que los efectos de leer el post…

                      • El dia 30.10.2007, carrascus dijo:

                        Veo que el post está generando en ustedes diversas consecuencias y despertares de hábitos… pues nada, que los disfruten con salud…

                        • El dia 30.10.2007, nancicomansi@yahoo.es dijo:

                          Es peliagudo el tema, y eterno….en todas las civilizaciones las hallamos, incluso en los animales…
                          Ese método naturo-artificial que amplifica los sentidos, o abre puertas a quién sabe que extrañas dimensiones (AHHHH!! chi lo sà…) actuándo en gente potencialmente creativa, ha dado frutos extraordinarios…y seguramente, sin ese “acicate” estaríamos huerfanos de muchas maravillas…
                          Aqui, hoy, se trata de eso, no? dejemos la moral para otro día… 😉

                          VAya compendio enciclopédico…pero estoy con quién te reclama el chocolate, o la comida, generalizando más…de ella se dice que es la droga más barata, y te lo confirma una bulímica en autocontrol casi permanente…

                          • El dia 30.10.2007, carrascus dijo:

                            No… si yo en realidad también estoy de acuerdo con ustedes, y el placer de la comida es uno de los que más practico; y el del chocolate Nestlé en todas sus variantes, no digamos… El problema es que no nos sirve como droga significativa en la creación artística.

                            Y tiene su porqué. Cuando uno se ha regalado con un abuso de estas características, solo quiere reposar… y lo que menos le apetece es ponerse a escribir letras de canciones inmortales o lúcida poesía…

                            Al menos en mi caso, vaya…

                            • El dia 31.10.2007, dama dijo:

                              Pues cuando mi inspiración se hace querer y no asoma recurro al nestlé.
                              los resultados son sorprendentes…

                              • El dia 31.10.2007, Red River dijo:

                                Spliff,…, pff-pff,…., ahhh, arf,…, pff-pff, pero de qué coño festais fablando, pff-pff, a mi efad, ya poco, spliff,…, peo qué bien failafa yo skaf, pff-pff, digo ska,…

                                pff-pfff, pero quienes fois?

                                • El dia 31.10.2007, EuLaliA dijo:

                                  Hay que ver el punto que estais pillando algunos, ¿que estais haciendo, imprimiendo el post y luego lo liais y os lo fumais………???????

                                  • El dia 31.10.2007, Shay dijo:

                                    pero qué buenos sois!!!
                                    lamento mis ausencias… tengo trabajo, anda que no sois prolíficos!!!
                                    besisuizz

                                    • El dia 01.11.2007, Maese Rancio dijo:

                                      Pues yo no creo que las drogas ayuden a la composición, hay algunos que están hasta arriba y siguen sacando discos de mierda y no quiero señalar… :-)

                                      Coño, Carrascus Slayer en tu blog!!! ¿Qué te has metido para poner a una banda de heavy por aquí? 😉

                                      • El dia 01.11.2007, carrascus dijo:

                                        Hombre, Maese… los que siguen sacando discos de mierda a pesar de estar hasta arriba es porque solo tienen talento para seguir alimentando su adicción. En casos determinados (que no en todos, claro está) las drogas han servido para abrirle la mente a alguno que ya de por sí tiene cosas que contar y las drogas han sido la herramienta para hacerlo de una forma más bella.

                                        Respecto a lo de Slayer… ya ve… efectos del adrenocromo ése.

                                        Si es que, como dice Lali… entre el tufillo que está saliendo de este post (hasta Shay ha vuelto atraída por el olor), el chocolate Nestlé y (aún no lo habíamos mencionado) el alcohol… algunos vamos a llegar a Navidad en muy malas condiciones.

                                        …o en muy buenas, que todo es cuestión de gustos y todos estamos de acuerdo en que está muy feo señalar.

                                        • El dia 01.11.2007, Maese Rancio dijo:

                                          Sí, hombre. Sólo era una broma. Está claro que las drogas han ayudado a componer auténticas obras maestras… ¿cómo hubiera sido el Sgt. Pepper’s con los Beatles a pan y agua?
                                          Pero eso ya es música ficción.

                                          • El dia 02.11.2007, Microalgo dijo:

                                            Una visitilla rápida, que estoy encerrado cual Edmundo Dantés.

                                            Le deseo una pronta recuperación a JL, en esa clínica que tanto visita Maradona. Pero no me gusta su tos.

                                            Yo, como produzco endorfinas por un tubo, aún no necesito aditivos. Aún. Ya veremos.

                                            Besotes!

                                            • El dia 02.11.2007, Glauca Maria dijo:

                                              Carrascus, si me permites un comentario que no tiene nada que ver con el post…, me gustaria decirte que el comentario literario que hicistes en el blog de una amiga común, me pareció de lo mas enriquecedor.
                                              Luego volveré a leer tu nuevo post que se presenta de lo mas interesante pero para el que necesito el tiempo que ahora no tengo.
                                              Un beso.

                                              • El dia 02.11.2007, Burdon dijo:

                                                El otro día me puse a leer el pedazo de post, todo muy didáctico oyes. Y la tira de canciones que hablan de las drogas, que recurrente el tema!, lo digo por los artistas, no por usted, pero no quiero decir con esto que usted no sea un artista en lo suyo…err… me estoy liando. Pero sí, un post muy currazo, ahora voy a por la segunda parte, que entre tantos dados y anécdotas y las canciones como banda sonora de fondo no doy abasto!

                                                Yo siempre que hablo de las drogas, me acuerdo de Chus Lampreave en Barjarse al moro donde interpretaba a la madre Cleptómana del Banderas…

                                                ¡Yankis eso es lo que sois, unos yankis!

                                                • El dia 02.11.2007, carrascus dijo:

                                                  Jejeje… sí señor, unos yankis de lo más tirado.

                                                  Por cierto… sabeis el chiste ése (ya un poquito anticuado) de la señora que está hablando con su vecina a través de a terraza y le está diciendo:

                                                  “Po zí, María… yo estoy mu contenta con mi Manolito… mi Manolito vale mucho… mi Manolito é… mi Manolito é una dezas cosas modernas que hay ahora… que no m’acuerdo”.

                                                  Y le pregunta: “Manolitoooo… tú qués lo que tú eras… un yupiii?”

                                                  “No, mamáaa… un yonkiiii…”.

                                                  Y amiga Glauca, no se preocupe que aquí puede usted escribir cualquier comentario aunque no esté relacionado con el tema, desde clases de historia y literatura hasta opiniones sobre la marcha de su querido Betis… bueno, pero de éstas no abuse, eh…

                                                  • El dia 12.11.2007, ddaa dijo:

                                                    De todas formas ten en cuenta que yo sólo hablo de oídas, mi relación práctica con las drogas es más que limitada

                                                    Muy tonto habría que ser para pensar lo contrario, y en la teoría también se le ve muy verde. En fin, del mismo modo que no hay rosa sin espinas, algún borrón tenía que tener un weblog tan bueno como este, porque el artículo es in-fa-me.

                                                    Limítese a hablar de lo que conoce, por favor.

                                                    • El dia 12.11.2007, carrascus dijo:

                                                      La Hostia !!! Vaya palo que me arrean desde la Federación de Asociaciones Cannábicas…

                                                      En fin… igual que acepto los comentarios favorables también aceptaré deportivamente éste otro con el mismo sentido del humor y la misma ausencia de pretensiones con que estaba escrito el post.

                                                      Le agradezco, amigo ddaa, también su reconocimiento por el resto del blog. Y como, al fin y al cabo, su última frase no deja de ser un buen consejo, procuraré seguirlo… en la medida de lo posible.

                                                      • El dia 13.11.2007, ddaa dijo:

                                                        Es que, amigo carrascus, el artículo es un compendio de leyendas urbanas sobre drogas tomadas por reales, desde las sustancias utilizadas para la adulteración del éxtasis, hasta el bulo del adrenocromo creado por Thompson, pasando por el asunto de los hilos del plátano (fue una broma de un periódico hippie propagada por los medios de comunicación de masas), por citar sólo tres.

                                                        Por lo demás, es tal la cantidad de tópicos, distorsiones y falsedades que se vierten continuamente sobre la relación entre drogas y rock&roll que su artículo no es, ni mucho menos, de lo peor que uno ha leído sobre este asunto. Me alegro de que no se tome a mal mi crítica y reconozco que ya desde la introducción decía que no iba muy en serio, así que quizás mi reacción haya sido un tanto excesiva.

                                                        • El dia 13.11.2007, jl dijo:

                                                          Bueno, esas cosas pasan. El artículo iba en plan cachondeo y a lo mejor hay asuntos que no conviene trivializar. Malo será el día en que no podamos reirnos de nuestras miserias, pero entiendo que vivimos unos tiempos en los que los que se la pillan con papel de fumar empiezan a ser mayoría, y un texto de este tipo igual sirve para extraer conclusiones absurdas.

                                                          Dicho lo cual, debo decir que, aunque en inicio yo me oponía a este artículo, una vez publicado también tengo que decir que yo lo suscribiría al 100%. Sobre todo porque se trata, como dice JM en la intro, del guión de un programa de radio (emitido en Radio Gelves un caluroso domingo por la mañana, creo recordar, aunque debe hacer más de doce años de aquello) que estaba más o menos inspirado en algunos artículos aparecidos en la prensa mensual británica. Creo recordar que se trataba de artículos publicados en un “Vox” o un “Select”, publicaciones que me encantaba ir a leer a casa de JM, y en las que un mes sacaron un especial sobre “drogas en el rock” en un tono de cachondeo (ya se sabe cómo es el humor inglés) que nos hizo gracia. Me la hizo entonces y me la sigue haciendo ahora, aunque posiblemente no está el horno para ciertos bollos.

                                                          En cualquier caso, quede constancia de que se trataba de una broma que, lógicamente, está realizada con el menor rigor posible, mejor cuanto más increíble. Nada que ver con los artículos que suele sacar Carrascus.

                                                          Y agradecidos por su comentario. Vuelva cuando quiera.

                                                          • El dia 13.11.2007, carrascus dijo:

                                                            Pues eso, que ya lo ha dicho JL Ambrosio… pelillos a la mar.

                                                            • El dia 28.03.2009, danderipo dijo:

                                                              hola buenas a todos,quisiera saber si los hilillos del platano seco mezclados con tabaco y fumados colocan,gracias

                                                              • El dia 28.03.2009, carrascus dijo:

                                                                Tío, se ve que no te has leído lo que escribían en un comentario de más arriba: el asunto de los hilos del plátano fue una broma de un periódico hippie propagada por los medios de comunicación de masas. Así que lo siento…

                                                                ¿Para colocarte has probado con esas cosas que vende el camello de la esquina…? 😉

                                                                (Required)
                                                                (Required, will not be published)

                                                                Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.