Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
PATA PALO ES UN PIRATA MALO
Carrascus

Muchos de los que pasais por este blog sois demasiado jóvenes para haber tenido “BOOTLEGS”. Puede que quizás en formato de CD sí, porque son fáciles de prensar y hay muchos sitios donde hacerlo sin dificultad, pero seguramente no en vinilo. ¿Y qué son los bootlegs éstos…? Pues ese es el nombre que se les daba a los discos piratas.

Siempre hemos oído que los bootlegs eran una cruzada contra las inmorales compañías discográficas, que eran lanzados por fans para otros fans sin nigún ánimo de lucro; y no voy a ser yo quien tire por tierra esta creencia, pero aunque esto haya sido así en casos concretos (muchos casos concretos, muchísimos), en este NEGOCIO abundaba mucho más el Capitán Garfio que Robin Hood.

Y ya fue así desde el principio. Seguramente habrás leído en algún lado que la génesis de este comercio paralelo de discos comenzó en marzo de 1.969 con la aparición de “The Great White Wonder”. Esta “Gran Maravilla Blanca” no era otro que Bob Dylan, aunque su nombre no apareciese por ningún sitio; y se le podía oír cantando en una habitación de algún hotel de Minneapolis, así como con The Band en las legendarias sesiones que luego salieron en “The Basement Tapes”. También habrás leído en ese mismo sitio que los pirateadores fueron dos grandes aficionados a las “canciones protesta” que querían que la obra de su ídolo circulase libre de ataduras mercantiles.

Lo que seguramente no te contaron fue el final de la historia: Estos dos chavales vendieron tal cantidad de discos (si hubiese sido una edición oficial habría llegado de sobras al platino), que con las ganancias pudieron retirarse a Canadá, donde abrieron una gasolinera y pasaron de seguir ofreciendo a los fans “lo que estos querían oír de sus ídolos”.

El segundo bootleg conocido tampoco fue ajeno a las manipulaciones mercantilistas. “Liver than you’ll ever be”, grabado durante la más que tempestuosa gira americana de los Rolling Stones de 1.969, estaba dando tantos beneficios a sus editores piratas que la Decca decidió aprovechar parte de la tarta editando un LP oficial en directo de esa gira, el “Get Yer Ya-Yas out”. Si preguntas por ahí entre tus conocidos más puretones seguro que te dirán que “parece mentira que la banda que mejor se lo ha montado en directo en toda la historia del rock no tenga ni un puñetero disco en vivo que realmente merezca la pena”. Por eso tienen más de 300 bootlegs donde elegir.

Desde entonces el bootleg tuvo una historia bastante movida, cambiante junto con los tiempos y resistiendo los altibajos hasta alcanzar un nuevo florecimiento gracias a la aparición del compact-disc y a las leyes tan “sui-generis” que regían sobre los derechos de autor en algunos países (y no te hablo del Lejano Oriente, sino de, por ejemplo, Italia). Así que no era extraño encontrarse en cualquier macrotienda de Virgin grandes estanterías con carteles invitándote a deleitarte con grabaciones “no oficiales” de tus grupos favoritos, o encontrar en El Corte Inglés un CD con versiones de clásicos hechas por R. E. M. en directo. Incluso tú mismo podías lanzar una edición: grababas un DAT, lo enviabas por correo a ciertas direcciones de Australia, Corea o Suecia, y en menos de dos meses disponías de cualquier cantidad de CD’s para escuchar, regalar… vender.

Todo eso desapareció con la llegada de internet y los P2P, pero hoy quiero rendir aquí homenaje a un tiempo en que los piratas, coleccionistas y muchos aficionados en general se disputaban la posesión de material alternativo de sus grupos favoritos. Yo aún conservo muchos de ellos y los voy a compartir aquí contigo. Estos que siguen son unos bootlegs (o similares) que pueden darte una idea de lo que he dicho antes, sin que esto presuponga que no haya otras grabaciones mejores… No esperes, por cierto, un sonido de lujo, porque casi todo está sacado de viejos vinilos, pero eso sí, todos eran buenos y significativos.

Durante la década de los ’70 el Boss fue uno de los mejores amigos de los pirateadores. Aunque no permitía que nadie sospechoso entrase en los estudios donde estaba grabando nuevo material, no se preocupaba lo más mínimo porque le pirateasen en directo, e incluso animaba a los que le grababan, por eso no es extraño oírle en su concierto del Winterland de San Francisco, que fue emitido por algunas emisoras locales, gritar “¡Pirateadores…! ¡Preparad vuestras cintas…!”, y antes de ponerse a cantar “Racing in the Street” dice algo así como “ésta se la dedico a todos los chavales de Ashbury Park que estoy seguro que la oirán algún día gracias a la magia de los bootlegs”.

Todo esto está muy bien recogido en el LP quíntuple de sus directos que se editó oficialmente, pero yo tengo un disco que cumple con todo lo que en teoría tendría que ser un bootleg: hecho por un fan, edición limitada y cuidada, material inédito y muy difícil de encontrar de otra manera, y sonido… digamos que pirata, unas veces se oye mejor, otras peor. Sólo una canción de la pluma de Bruce Springsteen, “The promise”, de las sesiones del LP “Darkness” y nunca antes editada; el resto, rendiciones de sus clásicos favoritos, canciones que fue introduciendo en sus conciertos durante la primera mitad de los setenta y que no eran otras que las que escuchaba cuando era un chinorri en el Show de Ed Sullivan: “Cupid”, “High school confidential”, “Sweet little sixteen”, “Farmer John”… la historia del rock’n’roll. El nombre del disco es el mismo que el de la canción que lo abre: “Oh Boy!”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Oh Boy!” (Del disco de igual título)

Posiblemente el grupo más pirateado de la historia haya sido The Beatles. Nada extraño si es verdad eso que dicen sobre los estudios Abbey Road, que era muy fácil entrar allí y sacar una cinta con outtakes y diferentes tomas de las canciones de los Beatles, de las que había cajones llenos por todos lados, sin cerrar y sin vigilar. Con la llegada del nuevo formato hubo una inundación de CD’s piratas del grupo, provenientes de esos países en que su edición era legal, y que eran una fuente de continuo cabreo para la EMI, cuyas reediciones oficiales, sin ecualizar y sin mezclar eran bastante peores que, por ejemplo, las del sello Swingin’ Pig. Estamos de acuerdo en que aunque sea legal no es del todo moral, pero creo que lo que de verdad jodía a los de EMI es que los CD’s piratas fuesen mejores que los suyos.

“At the Beeb” recoge un sin-número de discos, que varían de una edición a otra, o según estén en vinilo o CD y recoge canciones tanto suyas (de su primera época) como versiones, grabadas de múltiples programas radiofónicos: “Pop Go The Beatles”, “Side by Side”, “Saturday Club”… todo un homenaje a la BBC. El sonido también varía desde la gloria a la miseria más absoluta. Si te gustan más las canciones con mejor sonido y grabadas en estudios de verdad tienes “From Us to You” (caja de tres LPs) o “Revolution” (CD italiano).

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Come and get it” (Del “Revolution”)

Una excepción a lo que te cuento fue Bob Dylan, porque ¿para qué molestarnos en buscar bootlegs suyos si todo lo que hay en ellos que realmente merece la pena está en “The Bootleg Series”? Estos discos no son piratas, sino que están editados legalmente, pero por si te sirve de consuelo te diré que para la realización de esta obra la compañía discográfica de Dylan estuvo recopilando discos piratas de los anteriores 25 años a través de anuncios que ponía en las revistas para contactar con los pirateadores que poseían las mejores joyas. Es curioso hasta qué punto llegan algunas manías, le habían pirateado hasta el mensaje de su contestador automático. El resultado no pudo ser mejor, tanto artístico como en lo que a ventas se refiere. Montones de canciones hasta ahora inéditas, canciones en solitario con su guitarra o su piano, canciones con músicos de estudio o canciones con The Band (hasta de cuando aún eran The Hawks); canciones grabadas por él mismo en su apartamento o en cualquier habitación de hotel, canciones de sus primeros conciertos en bares por tres pesetas de paga (a lo mejor hasta de cuando teloneaba a Fred Neil) en el Greenwich Village, canciones que se grabaron para un disco y nunca entraron en él, canciones de conciertos y ensayos, canciones bien conocidas pero con la letra o los arreglos cambiados… canciones como “The Mighty Queen” y “This Wheel’s on Fire” que nunca habíamos oído interpretadas por su autor, sino gracias a que Manfred Mann o Julie Driscoll las habían hecho famosas porque una vez las oyeron en un bootleg de Dylan y se les ocurrió versionarlas…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Paths of victory” (Del “Bootleg series Vol. 1-3”)

El disco pirata más conocido de la década de los ’80 fue uno de Prince. El Disco Negro del Príncipe Negro, repleto de erótico hardcore-funk y primitivas versiones de canciones que posteriormente se editaron en el “Lovesexy”.

“The Black Album” iba a ser un disco con todas las de la ley, pero por extrañas razones nunca aclaradas del todo, la discográfica decidió no editarlo y destruir todas las copias, sin embargo, algún listillo consiguió hacerse con 100 de ellas y las copió, y copió, y copió… hasta cinco millones de veces… y todas se vendieron. Tal fue el éxito del bootleg que tres años después de su aparición la compañía legal, Purple Records, lo consideró oficialmente editado.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Superfunkycalifragisexy” (Del “The Black Album”)

Hay bootlegs que debemos tenerlos aunque sólo sea por el título: “Nunca me hablé con Bob Dylan”. Lo que dijimos antes sobre los conciertos refiriéndonos a los Stones también se puede aplicar a Patti Smith, con la ventaja además de que en los de ésta se pueden oír muchas versiones de clásicos del rock que no están en sus discos oficiales, si acaso en las caras B de algunos singles. En este concierto pirateado, grabado en Estocolmo con una calidad de sonido excelente puedes oír sus (per)versiones de “Pale Blue Eyes”, “Time is on my side” y “We’re gonna have a real good time together” (se nota qué clase de grupos le gustan a esta chica, se explica uno también el título del bootleg). Ya lo dijo una vez su guitarrista Lenny Kaye, refiriéndose a esta clase de discos: “Hay ocasiones en las que uno tiene una gran noche… y te gustaría hacer partícipe de ella a muchísima más gente de la que en ese momento está presente en la audiencia”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“We’re gonna have a real good time together” (Del “I never talked to Bob Dylan”)

Quien no estaba del todo de acuerdo con Lenny era Frank Zappa, que se dió cuenta un día de que durante 25 años de carrera había editado 50 discos, y un ejercito de chavales armados de pequeños cassettes había conseguido sacar 8 veces esa cifra. E inició una campaña contra ellos: “Beat the boots”.

Se suponía que iban a ser 10 obras las que Zappa iba a sacar en CD bajo este título, pero atenazado por el cáncer al final solo llegó a reunir 8 de ellas. El trabajo fue inmenso, seleccionar cintas grabadas durante 25 años, elegir las mejores, de entre ellas elegir las mejores versiones con diferentes bandas, documentarlo todo… pero mereció la pena. Es como meterse en el túnel del tiempo y ver todas sus viejas composiciones, las que siempre habían poblado sus discos oficiales y sus discos piratas, en manos de unas bandas y otras, notar como han evolucionado y como se han ido amoldando a los tiempos. Si no eres un coleccionista “hardcore” de Zappa es posible que esta colección no tenga mayor interés para ti; si lo eres, particularmente te recomiendo tres, el primer volumen de “You can’t do that on stage anymore”, “Guitars” y “Helsinky Concerts”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Camarillo brillo” (Del “You can’t do that on stage anymore, Vol. 1”)

De Jimi Hendrix nunca dejan de salir discos y discos. Desgraciadamente, como su vida artística fue bastante corta ya está editado legalmente todo lo que merecía realmente la pena, además de mucha basurilla, por cierto. Esto hace que en los bootlegs no hubiese prácticamente nada que no se pudiese conseguir mejor grabado, más fácil y más barato de manera oficial. Por eso hacemos otra excepción con otro artefacto que salió con todas las bendiciones de la ley pero que tiene el espíritu de los mejores discos piratas.

Un tal Bruce Gary, fan acérrimo de Jimi, investigó durante días y días en todos los estudios donde alguna vez grabase éste y escuchó cientos de cintas grabadas en dos, cuatro, ocho, doce o dieciséis pistas para preparar un programa radiofónico que se emitiría un fin de semana de septiembre de 1.988. Fue tal el éxito que cuando alguien planteó editar todo ese material en disco todos le secundaron. Cinco LP’s, 39 cortes en el que podemos escuchar a Jimi desde sus inicios como guitarrista de los Isley Brothers o de Little Richard hasta su última sesión de grabación en los estudios Electric Ladyland en agosto de 1.970. En formato de CD no sé si cabrá, pero en vinilo (que es como lo tengo yo) tienes además un poster con la impagable fotografía de la sombra de Jimi con la guitarra proyectada sobre los raídos Marshall que escupían sus riffs.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Wild thing” (Del “Live & Unreleased – The Radio Show”)
Seguro que recuerdas la imagen de Jimi en Monterrey arrodillado ante su guitarra en llamas. El sonido de acople que se oye al final de esta grabación es la de esa guitarra ardiendo.

Hasta ahora no había mencionado siquiera que una de las más fáciles maneras de hacer un bootleg es piratear la banda sonora de una película que no se vaya a editar en disco. Ahora sería difícil porque salen al mercado las bandas sonoras de casi todas, pero en los buenos tiempos de Pink Floyd el que quería escuchar el concierto de Pompeya en otro lugar que no fuese la sala del cine tenía que encontrar el bootleg. De ahí que se convirtiese en todo un clásico, aunque este “Live at Pompeii” ya se haya quedado bastante viejo. Excelente sonido y muy bien presentado, cosa habitual en los piratas de esta banda, otro de los cuales, el concierto de 1.974 en Stoke, era tan deslumbrante de portada y sonido que muchos de sus fans se creyeron que era el siguiente disco oficial despues de “Dark Side of the Moon”. Con las más de 150.000 copias que vendieron seguro que amortizaron el gasto.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Careful with that axe, Eugene” (Del “Live at Pompeii”)

Es indudable que el pirateo ha metido presión muchas veces a las casas discográficas legales. El éxito de muchos bootlegs, incluso de malísimo sonido, demostró que los grandes artistas del rock tenían legiones de fans acérrimos esperando que saliese algo “nuevo” de sus ídolos; esto podría explicar la proliferación de cajas y cajas que se editaron de Led Zeppelin, uno de los grupos de los que más ediciones han debido de salir, y sus canciones ya están en todos los formatos, mezclas, remezclas, boca arriba y boca abajo. Con sus bootlegs pasaba igual, deben estar pirateados prácticamente todos los conciertos y las sesiones del grupo; hay discos piratas de todas clases (hasta uno con ¡¡70!! LP’s, “The Final Option”). Incluso cuando parecía que ya estaba todo el pescado vendido apareció en los USA un bootleg con unas canciones inéditas de Radio One, ¡y vendió medio millón de copias! ¡la misma cantidad que la caja de “Remasters”, que se editó legalmente casi a la vez!. Y aún hoy andamos esperando un proyecto del que se habló insistentemente hace años, el que Neil Young tenía en mente para dar por el culo a sus pirateadores, y que consistía en editar una caja con ¡¡13 CD’s!!, a la que iba a llamar “Decade II”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“All along the watchtower” (Del “The rare & unreleased collection”)

Y como esto se está alargando demasiado voy a terminar con algo obvio. El “Roma” de Nirvana. Aunque también podría haber escrito el “XXII II MCMXCIV” o el “Tour over Europe 1.994”, porque con cualquiera de estos tres títulos salió al mercado pirata el último concierto de Nirvana, que fue, por cierto, muy fácil de grabar, ya que se emitió en directo por la radio italiana. Luego, ya sabes que pasó, intento de suicidio en un hotel de Vía Veneto, y consumación del mismo en su casa de Seattle.

Éste fue, sin duda, el bootleg más buscado después de la muerte de Kurt. No me extenderé en su contenido porque es de sentido común lo que hay en él: canciones de su LP “In Utero”, que estaban promocionando, y sus temas más conocidos de sus discos anteriores. No hay grandes embestidas de guitarra ni locuras por parte de Kurt Cobain porque todo eso lo dejó atrás muchos meses antes (en su concierto de Madrid, del que fui testigo presencial, apenas se movió), su mente estaba en otra cosa.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


“Smells like teen spirit” (Del “Roma”)

Seguramente tú también tendrás música llegada por cauces subterráneos, como ésta. Háblanos también de ella… será divertido.

18 Comments

  • El dia 26.06.2007, EuLaliA dijo:

    Buenos trozos de la historia desconocida del rock nos has puesto Carrascus. Es impagable la canción que termina con la guitarra de Jimi Hendrix ardiendo, supongo que será ese especie de ulular al final mientras suenan solo el bajo y la bateria. Voy a ver si vuelvo a ver la pelicula de Monterrey, mi hermano tenia el video. Lo que no recuerdo es si sale esa escena, pero me parece que si.

    La cancion de los Beatles es buena, ¿por qué no la sacaron nunca en sus discos, si es mejor que muchas de las que hicieron?

    Y pobre Kurt Cobain. Ahora se volverá a poner de moda con la película que han hecho sobre el.

    • El dia 26.06.2007, Atikus dijo:

      Como siempre completito e interesante repaso!, la verdad es que yo soy lo suficiente mayor para tener alguna cosilla en casa, aunque en vinilo no tengo …bueno creo, igual si…algún disco pirata…tendría que repasar…si que guardo cintas de conciertos en directo, de radio 3, y cd piratas de grupos y muchos videos (pero eso no vale jaja!!) y claro del P2p un montón pero eso ses otro cantar; rarezas pues de quien más tengo es de los Ramones, pistols y Beatles; pero muy, muy poquito!!

      • El dia 26.06.2007, carrascus dijo:

        Pues yo también tengo la película, y creo recordar que sí sale la escena de Jimi quemando la guitarra, pero no estoy seguro… tendré que aprovechar para verla también yo.

        Respecto a la canción de los Beatles, “Come and get it”, ellos no la metieron nunca en ninguno de sus discos porque no estaba compuesta para ellos. La canción la compuso McCartney para la película de Ringo “The Magic Christian”, y la cantaba un grupo que pertenecía al sello que ellos tenían, Apple Records. El grupo en cuestión era Badfinger, y lo hacía durante los títulos de crédito de la película. Fue un éxito bastante grande para Badfinger, así que no sería extraño que te sonase por habérsela oído a ellos alguna vez. La produjo el propio Paul, que también la grabó con los Beatles (como puedes oír en el post) tres meses después que Badfinger, pero sin llegar a editarla nunca.

        Muy socorridas las cintas en directo de conciertos, eh, Atikus? Yo también conservo bastantes… pero para darle un poco de envidia le diré que son absolutamente únicas porque están grabadas directamente de la mesa de mezclas del grupo mientras daba alguno de los conciertos que organizábamos aquí los de Producciones Informales… jejeje… no me tome en cuenta la boutade, recuerde que una de las “gracias” de los bootlegs era la de que podías tener cosas que apenas tenía nadie más… y presumir de ello, claro!

        • El dia 26.06.2007, nancicomanssi@yahoo.es dijo:

          AYYYYYYYYYYY!!! me dejas anonadada y casi sin nada que decir, por que la mayoría de cosas de las que hablas, ejem…las desconozco…es que tú conoces los “intringulis”, la parte oscura y no oficial, y entonces yo me quedo como una simple aficionada que no se entera de la misa la mitad…
          Bueno, creo haber “percibido” que te gustaba Prince, poca gente lo soporta, quizás sea su actitud o parafernalias, que a mi no me molestan en absoluto, al revés…y sí, su música es deliciosamente HOt y pegajosa, cuando no desgarradoramente bella como “purple rain”…
          un día te hablaré de las “niñas Cocorise y las otras que adora Linch”…es una tendencia bien curiosa…tanta candidez naïf es venenosa…

          • El dia 27.06.2007, carrascus dijo:

            Mmmmmm… Nanci, a pesar de decir que no te enteras de la misa la mitad, demuestras muy buen gusto…

            Supongo que en tu último párrafo te refieres a CocoRosie, las hermanas Sierra y Bianca Cassidy reencontradas en París a pesar de haberlas separado cuando niñas (en una historia que huele a apócrifa por los cuatro costados), y a éstas otras chicas malas armadas de cacharritos electrónicos y otras maquinitas diabólicas, de las que ya nos habíamos ocupado aquí hace unos meses…

            Tienes razón, derrochan veneno. Un beso, amiga mágica.

            • El dia 27.06.2007, Sérilan dijo:

              Puede tener un alto valor en el mercado coleccionista material así..??
              El post me hizo recordar todo lo que guardo desde hace muchos años traido de Londres por un tio mío que emigró alli para hacer fortuna y lo que hizo fué fundirsela siguiendo a grupos en sus conciertos.
              Se trajo mucho material pirata por lo que él me contaba por aquél entonces.

              • El dia 27.06.2007, toXicboy dijo:

                Aunque no lo creais el Grupo que más bootlegs ha generado en la historia de la musica popular contemporanea ha sido…………………………………………………………………………………………………

                la verdad vera la luz si en 1 dia no se da con la respuesta correcta………………

                jijijiji

                • El dia 27.06.2007, toXicboy dijo:

                  Perdon….

                  de la musica popular contemporanea ESPAÑOLA

                  Venga que no es muy dificil!!!

                  • El dia 27.06.2007, EuLaliA dijo:

                    ¿Los Heroes del Silencio, Toxicboy?

                    • El dia 27.06.2007, toxicboy dijo:

                      AH!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

                      Se me olvidaba la cultura musical que habita en Bloging in the wind…………………………..

                      RESPUESTA CORRECTA……………………………………………………………………………………………………..

                      • El dia 27.06.2007, jl ambrosio dijo:

                        Pos va a ser verdad eso de que hay gente pa’ to’

                        • El dia 27.06.2007, carrascus dijo:

                          Pues claro… Ambrosio, qué esperabas después de que cada concierto de despedida que anuncian agota las localidades en un plis plas (incluso con cargas policiales en las colas, como en Sevilla), y tienen que organizar otro concierto más en otro lado…?

                          Sérilan, sobre su pregunta… la respuesta no es fácil. Habría que ver qué bootlegs son los que tiene. Entre ellos hay mucha basurilla que a estas alturas no deben interesar a casi nadie. Pero también hay muchas piezas de coleccionista que alcanzarían un precio muy apañado en el mercado adecuado. ¿Quién sabe? Con la pista que da usted de que los discos son ingleses y “de aquellos tiempos”, a lo mejor resulta que hasta tiene alguno de los bootlegs primeros de los Stones, o incluso el propio “The Great White Wonder” o algún concierto de los Beatles con buen sonido… ¿Por qué no mira a ver qué tiene y pregunta en una feria del disco de coleccionista, o escribe a alguna tienda especializada y consulta allí?

                          • El dia 27.06.2007, Red River dijo:

                            En fin, mis experiencias con los adorados bootlegs siempre fue más mala que buena… Debe ser que tengo mal ojo. Demasiados sonidos infames.

                            En cualquier caso, en mi época de fanatismo BOSSístico absoluto, las posibilidades eran tan monstruosas, que mareaban un poco. Con la famosa caja Live 75-85 quiso poner algo de orden. Reconozco que tenía ya muchas cosas, pero babeé de lo lindo.
                            “Oh, boy” era un clásico entre fans.

                            Ahora, con las redes p2p, el tema es distinto, pero no deja de ser mareante. Eso sí, cada concierto o extrañas rodajas que bajas, si el sonido es infumable, no has perdido mucho.

                            Pero no tiene el mismo encanto, claro que no.

                            Y por cierto, permítaseme un off-topic, al hilo de su comentraio de Nirvana. Sé que como mitómanos, lo apreciarán.
                            Quieren saber cómo es ahora el bebé de la portada del Nevermind?
                            Aquí.
                            Tiene hasta su entrada en la wikipedia.

                            Cómo somos, señor, como somos.

                            • El dia 27.06.2007, carrascus dijo:

                              Jejeje… Red River… tu experiencia con los bootlegs no es única. Me has recordado instantáneamente a nuestro querido Ambrosio, que el día que le dije que estaba preparando un post sobre ellos mira lo que me contestó (y espero que no se moleste porque cuelgue aquí parte del mail que me envió):

                              ———--

                              ¿Bootlegs? ¿Con cariño? La verdad es que nunca encontré en ellos ni una sola canción que valiese la pena y que no estuviese ya mejor grabada en la discografía oficial. Recuerdo andar investigando varios bootlegs en directo de Genesis, Yes, Todd, Blondie y los que entonces me gustaban y lo único destacable era esa sensación de tener una grabación que no tenía mucha gente más. Coño, creo que hasta el Popular1 tenía una sección fija de críticas sólo dedicada a este tipo de lanzamientos. Hoy en dia, con mogollón de webs dedicadas sólo a conciertos no disponibles, ni siquiera queda ese consuelo de la exclusividad.

                              ————

                              Que digo yo también, Red River, que el niño éste de la foto del “Nevermind” estará ya curado del complejo que le entra a los adolescentes cuando sus mamis enseñan fotos de ellos de pequeñito enseñando la pilila…

                              • El dia 28.06.2007, jl ambrosio dijo:

                                Lógicamente, no constituye motivo de enfado que se reproduzca aquí parte de nuestra correspondencia. La verdad es que no he querido trasladar antes aquellos argumentos a los comentarios, sobre todo para no entrar en contradicción con el post de Carrascus y las primeras respuestas, que han valorado positivamente la existencia de este tipo de grabaciones. Al fin y al cabo, quién soy yo para alzar una voz discordante y etc etc….

                                • El dia 28.06.2007, carrascus dijo:

                                  Pues nada querido Ambrosio, escribe todas las discrepancias que quieras, ya has visto que el resto de los lectores lo hace cuando piensa de forma diferente a la tesis mantenida en el post. Lo que aquí se escribe no va a misa, ni los que escribimos somos profesores que andemos corrigiendo a los alumnos todo lo que dicen.

                                  • El dia 29.06.2007, Chucho dijo:

                                    Bien, al amparo de este último comentario voy a retomar lo que iba a escribir en su momento y que descarté por el “amenazante” hay gente pa’tó de Ambrosio 😉

                                    Creo que es del único grupo que de verdad tengo bootlegs a mansalva, a los Héroes del Silencio me refiero, claro, en cd y en cinta (de la mesa y al aire). Uno de los más famosos es El Duende en Madrid, con un sonido más que decente, grabado durante la gira de El Espíritu del Vino en 1993 en el Palacio de los Deportes pre-incendio.

                                    Ale, ya me he quedado a gusto.

                                    Y por cierto, al hilo de la correspondencia de Ambrosio, ya sabe al concierto de qué grupo milagrosamente he conseguido entradas para Sevilla…
                                    Salud!

                                    • El dia 30.06.2007, carrascus dijo:

                                      Ya habrá visto usted, Chucho, que Ambrosio no es partidario de los Héroes. En realidad yo tampoco, siempre me ha echado bastante para atrás la forma de cantar tam ampulosa de Bunbury. De todas formas, a su paso por Sevilla no deje usted de llamarnos, que ya nos tomaremos algo discutiendo los pros y los contras del grupo.

                                      Ese día (el 28 de octubre, creo) coincidirá más o menos con la mudanza de mi clínica al Estadio Olímpico, justo el sitio en el que tocarán, así que imagínese mi temor, con todo aquello lleno de coches y fans impidiendo el acceso… desde la clínica hay vistas al interior del Estadio, al césped, desde donde podrá verse el concierto… lo que no sé es si merecerá la pena. Y usted perdone por señalar de esa forma.

                                      Por cierto, Ambrosio, ¿crees que a Bunbury & Co. se les habrá pasado ya el mosqueo con nuestro común amigo Luis Clemente por haber escrito aquella reseña en la prensa en la que les llamaba “Los Héroes del Champú”…?

                                      (Required)
                                      (Required, will not be published)

                                      Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.