Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
LA VOZ DEL KHMER
jm carrasc

Los que conocen sus artículos (esporádicos desde hace algunas décadas, cuando dejó la redacción del NME para establecerse en Paris) saben que la especialidad de Nick Kent son sus historias. “Las historias de mi generación nadie las cuenta igual que yo“, presume en la contraportada de su libro “The Dark Stuff”. A veces, él mismo ha formado parte de la mitología, dando pie a deliciosas historias apócrifas como la que se refiere a su primera entrevista con Brian Wilson, a quien ya había dedicado varios artículos en el NME durante los 70. Dice la versión no confirmada que, antes de entrar en la sala donde se encontraba un muy sedado Brian Wilson, Carl Wilson, que además de guitarra solista era el relaciones públicas de los Beach Boys, le previno que, pasara lo que pasara, dos temas debían evitarse a toda costa en la entrevista: el entonces inconcluso disco “Smile” y las relaciones de Brian con su tiránico padre Murray. Según parece, la primera pregunta de aquella entrevista fue “Dime, Brian, ¿qué opinaba tu padre sobre ‘Smile'”?.

Ros Sothea

Puede que los años hayan rebajado aquel temperamento rebelde, pero la habilidad de Nick para encontrar grandes historias sigue viva. En el “Observer Music Monthly” de mayo 2007 publica un artículo (“Una voz desde los campos asesinos”) donde narra la historia de Ros Sereysothea, posiblemente la más grande cantante camboyana del último siglo. Y no estamos hablando de “world music”, sino de rocanrol y otras hierbas. Es ésta una historia que, completada desde otras fuentes (las mismas que Nick ha utilizado, no siempre acreditandolo, en su artículo), os quisiera traer aquí, en caso de que no os apetezca leer la versión original. Y para ello tendremos que remontarnos a 40 años atrás y a la otra punta del mundo.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Ros Serey Sothea – Chamrieng Lea Knea

Tal y como indica el video, durante los años 60 floreció en Camboya una pujante cultura empapada de rock, pop, soul y ritmos calientes en general. El gobierno del Rey Norodom Sihanouk dió su apoyo a toda una generación de artistas que habían encontrado en los discos llegados de USA y la antigua metrópolis francesa un vehículo de expresión, y cuyo máximo representante fue Sinn Sisamouth, el denominado “Elvis camboyano”, a quien sucedieron muchas otras estrellas del rock y del pop, en esa curiosa mezcolanza que los camboyanos hacían de los estilos llegados de allende el Pacífico. En la práctica, pese a su buena acogida entre el público, estos interpretes vivían en la pobreza más absoluta en un país en el que casi todos los recursos estaban en manos del entorno real y sus amigos empresarios.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Ros Sereysothea – Bong Srolanh Oun Ponmaan Dae

Ros

Y en ese entorno comenzó a dedicarse a la música Ros Sothea, nacida en el medio rural dentro de una familia sin recursos, por lo que fue privada de una educación formal, sin saber leer o escribir, y trabajando de sol a sol. De alguna forma, durante la adolescencia de Sothea, su familia decidió ganarse el sustento montando una orquesta que tocase por los pueblos de la zona, y cuyas voces solistas serían Sothea y su hermano Serey. La orquesta pronto se hizo célebre a causa de sus cantantes, y, de hecho, nadie recuerda como se llamaba originalmente, ya que pronto pasó a ser conocida como la banda “Serey-Sothea”. El siguiente paso era plantarse en la capital, Phnom Penh, donde no conocían a nadie y sólo dependerían de su talento.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Ros Serey Sothea – Klin Chhob Neasa

Al poco tiempo de establecerse en Phnom Penh, Sothea ya era reclamada para cantar en solitario en los principales clubs de la capital, y no tardaría en llegar el primer contrato discográfico en 1967, y con él su mejor época, al menos en lo profesional.

Ros

Su fama como cantante (y actriz, participando en varias películas) alcanzó su momento más alto en en el año 1975, cuando el Rey Sihanouk la nombró “La voz de oro de la capital real”. Como buena diva, en lo personal el éxito era más huidizo: el primero de los matrimonios de Sothea tuvo lugar con otro cantante, Sous Mat, quien, celoso de su éxito, hizo su vida imposible y recurrió frecuentemente al maltrato. El divorcio llegaría poco después, a inicios de los 70 (las fechas exactas se vuelven borrosas en esta historia), para contraer a continuación otro segundo matrimonio, mucho más feliz, con un capitán de los paracaidistas camboyanos que, aparentemente, murió en combate poco después de la boda, victima de una guerra civil en la que Camboya no era sino otro tablero más en una guerra supuestamente fría pero que en esta parte del mundo entró en ebullición.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Ros Sereysothea – Chnam Oun 16 (Tengo 16 años)

Killing Fields

A partir de 1975, con la toma de Phnom Penh por los Khemeres Rojos, comenzó no sólo el período más triste en la vida de Sothea, sino también de su país. Es mucho lo que se ha escrito sobre el genocidio llevado a cabo por Pol Pot en sus cuatro años, en los que se llevó por delante a un tercio de la población total del país (empezando por los artistas que interpretaban ritmos decadentes capitalistas, por supuesto) y en los que las imágenes de aquellos “campos asesinos”, como se denominaban en la novela que dió pie a la película de Roland Jaffe, se han convertido en sinónimo del horror. Una de las primeras medidas de los Khemeres Rojos fue dejar prácticamente vacía la capital y trasladar a toda la población al campo, viviendo en comunas en las que la muerte no era el peor de los destinos. Sothea, viuda de guerra y aún sin cumplir los treinta años, consiguió inicialmente pasar desapercibida, trabajando como una más en los campos de regadío de Phnom Sruorch. Un día, ella misma reveló en secreto a alguno de sus compañeros su identidad. El secreto fue dificil de mantener y pronto llegó a oídos de los responsables del campo de concentración, que decidieron utilizarla para cantar himnos revolucionarios que elevaran la moral de sus compañeros. Por supuesto, nada más bajar del escenario, Sothea era conducida a los campos de trabajo, donde seguiría con su tarea ordinaria.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Ros Sereysothea – Rom Jonvak (Wooly Wooly)

Pronto los revolucionarios decidieron casarla con uno de los asistentes personales de Pol Pot, lo que, en teoría, suponía un ascenso para ella, nada menos que cantar personalmente para el gran lider. En la práctica, lo que supuso fue volver a las palizas y el maltrato, debido a los celos de su nuevo marido, que iban en aumento con cada actuación ante el comité revolucionario, pero esta vez Sothea no contaría con el bálsamo de los escenarios y el público para consolarse. Aunque los detalles no están claros, tras una de estas palizas uno de los comisarios, escandalizado por el comportamiento del asistente, ordenó que ambos fuesen trasladados a otro destino, al que nunca llegaron. Ni vivos ni muertos. Desde entonces, es mucho lo que se ha especulado acerca de Sothea, pero todo induce a pensar que ella y su tercer marido fueron victimas de alguna purga.

Killing Fields

Los Khemeres Rojos fueron desalojados del poder tras 1979, lo cual no quiere decir que el país viviera en tranquilidad durante las dos décadas que siguieron. En este clima, y tras el baño de sangre que supuso el régimen de Pol Pot, la herencia musical de los 60 y primera mitad de los 70 se desvaneció. Sólo recientemente, gracias a unos cuantos documentales y varios foros de opinión en internet, se ha empezado a recuperar la memoria de estas figuras. El presente artículo ha sido elaborado gracias a estos sitios, algunos tan brillantes como el de Jeff, donde podeís descargaros numerosas fotos y canciones.

Estatua de cera de Ros

Estatua de Sothea en un museo de cera

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Ros Sereysothea – Yob Por Phka Chhuok (¿Adivinais la versión original?)

En palabras de G0ldenchild, uno de estos admiradores que ha ayudado a recuperar su trabajo, “Sothea tenía esta voz electrificante que hacía que cada palabra que cantase sonase exhuberante. Su risa podía levantarte el ánimo y al mismo tiempo hacerte sentir escalofríos. Era una mujer menuda, de 1.50m, pero tenía la voz de un amplificador. No necesitaba de micrófono y su canto podía ser frecuentemente oído a notable distancia. Desafortunadamente, no ha quedado mucho de su biografia, más allá de sus propias canciones“. O, por citar a Nick Kent, con el que he abierto este artículo, “hay una cierta ingravidez en torno a su voz, como si flotase en el espacio, libre de la rutina de cada día. Fuera haciendo el twist o versioneando una rumba cubana, ella desafiaba la gravedad. Mientras cantaba, podía hacerte creer cualquier cosa”.

17 Comments

  • El dia 27.05.2007, toxicboy dijo:

    Vaya!

    Esto si que es currarse una entrada. Completa, bien redactada e ilustrada…

    Leer esto es como recibir un toque a la espalda que viene a decir

    ¡Que vago eres chico toxico!

    Saludos.

    • El dia 27.05.2007, carrascus dijo:

      Jejeje… anda Toxicboy, que tus posts no tienen nada que envidiar. A veces se dice todo en pocas y magníficas líneas. Si en realidad nuestro problema es que tenemos demasiado tiempo libre para volcarlo en enrollarnos en el blog… ¡Y lo que disfrutamos buscando datos por ahí a la vez que aprendemos cosas nuevas…! De todas formas, hay que reconocerle a Ambrosio sus ganas y sus habilidades. Felicidades colega…

      Aunque en realidad no es para tanto… jejeje. Ya lo dijeron los Def Con Dos en su momento: “¿Vacaciones en Camboya? ¡y una polla! …Veraneo en Puerto Hurracooooo”.

      Por cierto, querido Ambrosio, que por no venir anoche te perdiste momentos gloriosos, como Pedro Picapiedra preguntando por tí y alucinado porque en el blog hubiésemos metido canciones suyas de aquellos tiempos… ¡y conocer a Lali! que no es, ni mucho menos, quien tú pensabas…

      Bueno… que os dejo hasta mañana que el resto del día se avecina intenso. Recojer al niño, ir a Carmona a cumplir con el deber cívico del voto para después regalarnos con una buena merienda en la maravillosa plaza de esta ciudad en la que me honro de estar censado desde hace algunos años… Y luego…!!! Fútbol…. Que no todo va a ser “sex, alcohol (the drugs, como que ya…) and rock’n’roll…

      • El dia 27.05.2007, toxicboy dijo:

        oye que mítico lo de veraneo en puerto hurraco “España ya no es roja, españa no es azul… españa ahora y siempre es negra como el betún!”

        Ningun grupo ha descrito mejor la genealogía española!!

        • El dia 27.05.2007, toxicboy dijo:

          por cierto… que estoy currando… me estoy comiendo las elecciones enteritas…

          se que es intrascendente pero tenia que hacer “onanismo laboral”

          besos y disfrutar de este domingo los que podais!

          • El dia 27.05.2007, Red River dijo:

            Y yo con estos pelos….

            Esto de los Mitómanos Iconoclastas es una caja de sorpresas!

            Hay un mundo ahí fuera, y nosotros aquí, con nuestros políticos…

            Qué cosas!

            • El dia 28.05.2007, JL Ambrosio dijo:

              Gracias por el interés, Carrascus, pero yo también tuve anoche mis propios momentos gloriosos. Además, ya sabes que los conciertos, y el cine, y el teatro, y los restaurantes y, en general, todo lo que implique estar por gusto con más de tres o cuatro personas me provocan un estado extremo de ansiedad, lo cual no me conviene, ya que estoy procurando quitarme de tanta pastilla como llevo en lo alto. Así que dudo que lo hubiera pasado mínimamente bien allí. Pero, ya digo, se agradece el detalle…

              • El dia 28.05.2007, toxicboy dijo:

                Ambrosio ¿que haces posteando a la una y pico de la mañana?

                esto…………………………………………………………………………………

                lo admito. Tb duermo mal.

                • El dia 28.05.2007, Microalgo dijo:

                  La de cosas que me quedan por saber. Ni idea de esa etapa de la música en Camboya… espero que esta vez mi generalizada ignorancia esté justificada, por la lejanía de los actores.

                  Y qué cosa más común, como ya vios en el post anterior de “cantando me han de enterrar”… en cuanto un régimen joputa llega al poder, los primeros en ser jodidos son los artistas. Obviamente.

                  Besotes.

                  • El dia 28.05.2007, EuLaliA dijo:

                    Pero bueno, pero bueno…………..¿que es eso de que Lali no es quien tu pensabas ni mucho menos? Pero Ambrosio¿tu quien pensabas que era yo???????????

                    Una noche fantastica Carrascus, gracias por las copas y por el ratito. Ver un concierto contigo tiene que ser una pasada, nos dijiste en un momento siete mil cosas de Echo and the Bunnymen que no habiamos visto, ni apreciado, ni sabiamos……..verlo a tu lado tiene que ser ver un concierto diferente, otra dimension, vamos.

                    Mi amiga estuvo todo el rato preguntandome cosas de ti y no dejo de reirse en toda la noche de lo que nos contaste del chico de Jerez. Ella no te lo quiso decir a ti, pero a mi me dijo que ella hubiera pensado lo mismo que el.

                    Todavia me duelen los oidos del apoteosico final de Mogwai. ¡Que pasada, no! Es una pena que no nos viesemos de nuevo mas tarde. Otra vez sera ¿no? Un beso muy grande.

                    • El dia 28.05.2007, carrascus dijo:

                      Pues sí, Lali fue una pena, pero supongo que habrá más ocasiones. Y también para Sandra. Dále un beso de mi parte y las gracias por su interés.

                      La verdad es que al final toda la gente con la que fui acabó desapareciendo, uno porque currraba unas horas después y otros sumergidos en el tumulto; en cambio reencontré gente a la que hacía siglos que no veía y que habían acudido al conjuro de Echo & Bunnymen (esa nostalgia!). También algunos a los que ni conocía, y otros, amigos de siempre que ahora andan desperdigados por ahí, tan gordos y tan viejos como yo. Me hizo especial ilusión volver a ver al Gordo, al que maté en el relato de “Dear Sid”, y a Manolo, que me dio la grata sorpresa de decirme que un amigo suyo que trabaja en TVE le está pasando a DVD directamente de la copia original de aquellos archivos el programa de “La Edad de Oro” dedicado a los Residents. Me hace mucha ilusión volver a verme en la tele con 24 años menos.

                      Todavía estoy impresionado y sacudido por el concierto de Mogwai. Ayer a mediodía, cuando me levanté, estuve tentado de coger todos sus discos y tirarlos a la basura, porque ya nunca será lo mismo escucharlos. A Mogwai hay que tenerlos delante, en un espacio abierto, dejando que te arrojen encima kilos y kilos de decibelios. Espectaculares. Ni siquiera algunos problemas que tuvieron con el ordenador pudieron con su mesmerizante sonido, que te dejaba apabullado, con los sentidos saturados. A veces era un alivio que se terminase el tema, pero no habías terminado de reencontrar la realidad de donde estabas cuando la ola sónica volvía a llevarte por delante.

                      Lo peor de la noche fueron los Bunnymen. No sé si es que la lluvia anterior al concierto les impidió probar sonido, pero eso no afectó a las otras dos bandas, que se oyeron más que perfectamente. De las primeras seis o siete canciones solo disfruté de “Seven seas”, más que nada porque la conozco bien y podía gritarla con ellos. Luego la cosa mejoró, sobre todo porque se acogieron al recurso fácil de subir el teclado al primer plano para arroparlo (y taparlo) todo, porque a las guitarras fue prácticamente imposible escucharlas. Y la voz de Ian tampoco es ya lo que solía ser. Creo que cuando mejor se lo pasó la gente fue cuando descubrió la versión que estaba haciendo de “Walk on the wild side”, gustándose y recreándose en ella. Me decepcionó “Killing moon”, interminable.

                      De todas formas, Red River, me acordé de usted, y aunque no había bourbon bebí a su salud lo que fui pudiendo. Tanto con los Echo como con los Violent Femmes.

                      El concierto de éstos fue divertido. Siete tíos tocando toda clase de cachivaches y luciéndose a gusto. Su simpatía y profesionalidad salvaban el interés de las canciones. ¿Pero a quien le importa que esas canciones no sean superbuenas cuando puedes moverte con ellas y reír a gusto en buena compañía? Los innumerables solos que hacían no fueron cargantes y hubo momentos de increíble compadreo del grupo con el público. Yo me quedaría con el “Jesús walking on the water”.

                      Por cierto, a todos los que escribís por los blogs colegas y que habéis alucinado tanto con los últimos conciertos por aquí de Roger Waters y de los Who, quizás os interese saber que con los Violent Femmes venía de saxofonista Dick Parry, el tío que sopla, por ejemplo, en “Money” y la mayoría de los mejores temas de Pink Floyd, además de haber tocado con los Who, T. Rex o Rory Gallagher.

                      Bueno, el comentario se ha alargado. Fantástica noche la de aquel sábado, pues.

                      • El dia 28.05.2007, Sérilan dijo:

                        Pocas veces 6:25 minutos fueron tan bien empleados como leyendo éste post. Si Microalgo se ha sorprendido a mí no se me ocurre que decir después de eso.
                        Una fuente de información fantástica las que nos aporta Ambrosio, y un deleite para los sentidos escuchar la voz de ésta mujer.
                        Lástima…no merecía ni una vida ni un final así

                        • El dia 28.05.2007, Sérilan dijo:

                          Estoy adivinando la versión original del último tema Ambrosio, lo tengo en la punta de la lengua y no me saaaaaaaleeeeee…..por dios que alguien me saque de ésta duda..!!!!

                          • El dia 28.05.2007, EuLaliA dijo:

                            Crrascus, colgaras un Youtube con el programa ese de los Residents quienesquiera que sean estos ¿no? Mas que nada por verte a ti, digo.

                            Ya veo que tambien lo pasaste bien el resto de la noche. Me alegro.

                            • El dia 28.05.2007, carmen dijo:

                              Primero reconocer mi ignorancia. No conocía a la cantante camboyana y ha sido un placer, por una parte, escuchar su voz, y una tristeza, por otra, saber como fue parte de su vida. Pero no me extraña nada no conocerla, porque estamos inmersos en una cultura de ventas que aprecia apenas una pequeña parte de lo que se hace en el mundo, exceptuando el rincón del norte de América. Y aún así, se nos muestra solamente una mínima parte de lo que se hace, precisamente la que genera dinero rápido sin complicaciones. Menos mal que siempre hay rendijas por las que se escapa parte de lo que se hace.
                              Y de Camboya… su historia es terrible. Han padecido tanto y, otra vez, mientras el resto del mundo desviaba la mirada para no mancharse de sangre.

                              • El dia 28.05.2007, carrascus dijo:

                                Sí hombre! Lali, en eso estaba yo pensando… en todo caso sí que podríamos escribir algo sobre los Residents, historias interesantes sí que tienen, incluída una que ocurrió precisamente ese día en TVE.

                                Sérilan, a ver si esto le sirve de pista… “last night I heard my mama singing a sooooooong… uuuuuuuh, chiiiirpy chirpy chip chip, chiiiirpy chirpy chip chip…”

                                O como bobaliconamente la cantaban en castellano: “Vamos cantando siempre nuestra cancioooooooón, uuuuuuuh, chiiiirpy chirpy chip chip, chiiiirpy chirpy chip chip… y cada día crece más nuestro amoooooorrr, uuuuuuuh, chiiiirpy chirpy chip chip, chiiiirpy chirpy chip chip, chiiiiiiip”. ¿Qué, la recuerda ya?

                                Y Carmen… respecto a tu última frase… no solo desviaba la mirada, sino que concedía el Premio Nobel de la Paz (La Paz de los muertos) a uno de los responsables.

                                • El dia 30.05.2007, Red River dijo:

                                  Pues mire usted, carrascus, que con gusto le hubiera acompañado en ese concierto!

                                  Cuando lo propuso no sabía que eran los tres grupos juntos.
                                  Hasta hubiera tratado de disfrutar de Mogwai!

                                  • El dia 30.05.2007, carrascus dijo:

                                    Lo hubiese conseguido, sin duda.

                                    La siguiente cita por aquí es la de los días que dedican al rock en el Teatro Central… aunque este año… psé, psé: Ron Sexsmith, Stuart A. Staples, Howe Gelb & Isobel Campbell…

                                    (Required)
                                    (Required, will not be published)

                                    Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.