Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
ANGEL CON ALAS ROTAS
Categorías: Forever Young
Carrascus

“Presa en una escena sin final, Edie.
El paraiso es un sueño destrozado,
alambrado por las drogas que te metes, Edie.
Tu inocencia se derramaba gota a gota con tu sangre, dulce chiquilla.”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The Cult – “Edie (Ciao Baby!)”

EDIE SEDGWICK era una belleza.

Y en realidad todavía lo es. Porque más de tres décadas después de su muerte a causa de una intoxicación aguda de barbitúricos, la antigua superestrella de la Factoría Warhol y de todo New York aparece más preciosa y más súper que nunca. Se han publicado varios libros escritos por algunos de sus más íntimos amigos; y está la embarazosa película “Factory Girl”. También hace una aparición estelar con Warhol en la portada de la última edición de “POPism”, la divertida crónica que éste hace de los años 60. Y además está en la portada y contraportada de “Andy Warhol Screen tests”, el primer volumen del catálogo de su trabajo cinematográfico. Y continuamente, sobre todo en La Gran Manzana, las salas de arte siguen organizando exposiciones sobre ella, sus fotos, sus películas, tanto en las que aparece como gran estrella como aquellas en las que aparece como un personaje más: las colaboraciones con Warhol, con Richard Leacock, con Andrew Meyer, se repone “Ciao! Manhattan”, la película de John Palmer y David Weisman que muestra la aterradora caída en picado de Edie. Su autodestrucción convertida en obra de arte. Todo ésto aporta aún más brillo a su leyenda y a su importancia como icono y musa.

La belleza de Edie, su fama, sus malos hábitos, sus compañeros de cama, su prematura muerte y su continua notoriedad post-mortem han ayudado a convertirla en la cara representativa del trabajo en el cine de Andy Warhol, en su superestrella definitiva. Pero lo que a menudo se deja fuera de la discusión sobre los proverbiales 15 minutos de fama de los que Warhol hablaba es que ella era, simple y llanamente, una presencia cegadora en cualquier película. Uno de los placeres de revisitar sus películas es que te permite ver, ver realmente, a esa Edie de la que Warhol se enamoró, mirar su increíblemente animado rostro. Ella era Jean Harlow y Jean Seberg a la vez, tan maravillosa y nerviosa como un colibrí, y tan viva.

“Engañas como una mujer. Sí, lo haces.
Follas como una mujer. Sí, lo haces.
Sufres como una mujer,
pero te quiebras como una niña.”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Bob Dylan – “Just like a woman”

Como muchas de las más grandes estrellas de la pantalla, Edie no era una actriz demasiado buena, pero, como ellas, tampoco necesitaba serlo. Viendo “Kitchen”, en la que Edie aparece en el centro de una cocina blanca, rodeada de hombres, con sus piernas extendidas a lo largo de la pantalla (y ella sabía como hacerlo), uno puede pensar que lo ha estado ensayando durante una semana. En algún momento, alguien de la factoría de Warhol inventó un hábil sistema para su desmemoriada superestrella: cuando necesitaba que le apuntasen algo del texto, ella estornudaba. En “Kitchen”, Edie se pasó el rodaje estornudando.

Edie conoció a Andy Warhol en enero de 1.965, el mismo mes en que murió uno de sus hermanos en un accidente con su moto; otro de ellos se había suicidado anteriormente, incapaz de convivir con su homosexualidad. Había llegado a New York el verano anterior desde Cambridge, Massachussets, donde había estado estudiando arte, luciéndose de fiesta en fiesta entre multitudes de jóvenes babeantes y conduciendo su Mercedes mientras andaba colgada de ácido. Una vez en New York, se instaló en el lujoso ático de 14 habitaciones de su abuela, se acercó al mundo de las modelos y se pulió una herencia de 80 mil dólares en seis meses. Parecía como si Edie quisiera castigar a sus padres, de fortuna conservadora, gastando desproporcionadas cantidades de dinero cada noche. No era raro verla paseando de club en club en grandes limusinas vestida con un abrigo de piel de leopardo. En algunas de las películas que hizo con Warhol puede verse entre sus dramáticamente oscuras cejas la cicatriz en forma de rayo que surcaba su cara, un recuerdo de su poco respeto por las luces rojas de los semáforos.

“Chutándose mierda en el baño,
montándoselo con cualquiera en el suelo,
dejando el garito en su limusina,
la pequeña Señorita S. con su corto vestidito,
consumiendo la vida hasta morir
en un parpadeo a la vista de todos…
A los idiotas de la ciudad que metía en su cama
nunca les importó que ella tuviese los ojos rojos;
nunca les importó que ella tuviese los ojos muertos.”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Edie Brickell & The New Bohemians – “Little Miss S”

En 1.965, el año en que ella apareció en todas las películas sonoras que Warhol hizo entre marzo y septiembre, el año en que la pareja era conocida como Andy & Edie o Edie & Andy, cuando eran omnipresentes en las páginas de sociedad y en las revistas de más brillante diseño, la que una vez fuese una chica bulímica, delgada, de cabello plateado, era ahora consumidora voraz de drogas, de montones y montones y montones y montones de drogas. En “Ciao! Manhattan” ella misma recuerda un periodo en el que, instalada en el Chelsea Hotel a finales de los 60, se disparaba “speed” cada media hora. Lo extraño no es que muriese a los 28 años, sino que hubiese logrado vivir hasta esa edad.

Warhol esperaba hacer una película de 24 horas que reflejase exactamente un día en la vida de Edie, a la que titularía “The Poor Little Rich Girl Saga”, que reflejase lo fabulosamente extraordinaria que era. Se llegaron a filmar algunas porciones, incluyendo la película “Poor Little Rich Girl”, que comienza con una imagen desenfocada de una Edie despertándose, o la hipnotizadora “Beauty #2”, que muestra que ella no era tan tonta como parecía, o como quería aparecer. Fue por entonces cuando Warhol le encargó a Lou Reed escribir una canción sobre ella. “¿Cómo qué?”, le preguntó Lou. “No sé, Lou, ¿no te parece que Edie es una «femme fatale»?”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The Velvet Underground – “Femme fatale”

“Ahí viene, así que mejor vigila tus pasos,
porque ella te va a romper en dos el corazón, en serio.
No es difícil darse cuenta,
simplemente echa una mirada a sus falsos ojos enrojecidos.
Ella te va a subir todo lo alto que pueda
para después dejarte caer, so payaso.
Porque todo el mundo lo sabe:
ella es una mujer fatal”

El director y la estrella finalmente rompieron, con Edie muy enfadada. “Todo New York se está riendo de mí”, recuerda Warhol que dijo ella. “¡Estas películas me están poniendo en ridículo! Todo el mundo sabe que yo solo me quedo ahí plantada sin hacer nada mientras tú las filmas, ¿qué clase de talento es ése?”

La infelicidad de Edie era más que palpable, y mostraba que no tenía ni idea de qué era aquello de lo que formaba parte. Se le estaba agotando el dinero y ahora andaba con Bob Dylan, enamorada de él sin que éste le contase que ya se había casado en secreto con Sara Lownds. Warhol también le gritaba a ella: “¿Pero es que no lo entiendes? Estas películas son arte!!”.

Y sí que lo eran. Su exploración del tiempo en las películas, la forma en que coloca todos aquellos preciosos cuerpos que acumulaba en los planos, su atención por los matices dramáticos y documentales eran reveladores de ello. “Warhol parecía haber incorporado toda lo imperecedero de las cosas en su propia estética”, escribió una vez el director Jonas Mekas. “Y por eso es por lo que me parece que su cine trata realmente sobre la inmortalidad del medio y el estado transitorio de las cosas. Sobre la inmarcesibilidad de toda existencia y todo arte”.

El artista Robert Rauschenberg dijo una vez sobre ella: “Yo siempre estaba intimidado y acomplejado cuando hablaba con ella o estaba en su presencia, porque ella era como el arte. Quiero decir, ella era un objeto que había sido creado de forma poderosa y efectiva”. La definitiva mujer “hecha a sí misma”, Edie se convirtió en una belleza, una criatura de espantosos excesos, una leyenda, una musa. Bob Dylan dice que escribió la canción “Leopard-skin pill-box hat” sobre ella. Y no fue ésa la única, todas las canciones que ilustran este post también fueron por y para ella.

“He visto que has encontrado un novio nuevo ¿sabes?.
Nunca le había visto antes,
pero os ví follando,
olvidaste cerrar la puerta del garage.
Puede que pienses que él te quiere por tu dinero,
pero yo sé que en realidad te quiere
por tu nuevo sombrerito a lo Jackie Kennedy de piel de leopardo.”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Bob Dylan – “Leopard-skin pill-box hat”

En 1.965, Andy Warhol volvió su fría mirada hacia esta chica de 22 años y encendió su cámara, rodando una película tras otra, capturando una belleza voluble que brillaba y relucía. Y entonces, tan fugazmente como había aparecido, se marchitó y desapareció de la vista. Pero no de la historia.

Categorías: Forever Young -

14 Comments

  • El dia 25.04.2007, Vinué dijo:

    Definitivamente toda una gambitera, abe.

    • El dia 25.04.2007, Ataulfo dijo:

      Y qué poca cabeza…pobre alma descarriada.

      Niñas, no sigaís su ejemplo, o también vosotras descendereís por el camino de la perdición, y allí será el llanto y el crujir de dientes.

      De todas formas, como os conozco y al final acabareís allí, no se os olvide decir que vaís de parte mía. Os harán un descuento en la barra del bar…

      • El dia 26.04.2007, jl ambrosio dijo:

        She says, Hey babe
        Take a walk on the wild side

        And the coloured girls go
        doo do doo do doo do do doo..

        • El dia 26.04.2007, Microalgo dijo:

          Psé. Un pelín flaca para mi sentido de la estética.

          (Están verdes, dijo la zorra) (verdes y difuntas).

          • El dia 26.04.2007, EuLaliA dijo:

            ¿Con la vida que llevaba como iba a estar gordita, Microalgo? Lo raro es que se conserrvase asi, porque guapa si que lo era, eso no me lo podra negar. E interesante, porque de la gente que se rodeaba y que todavia se le recuerde demuestra que lo era. Andy Warhol, Lou Reed, Bob Dylan, en el video se ve tambien a Mick Jagger……….. una vida corta pero intensa, como marcaban aquellos tiempos para mucha gente. Pero ¿sabeis que os digo? Que yo no la envidio.

            • El dia 26.04.2007, Red River dijo:

              Ay, señor mío, la Edie!!!
              Qué desgracias tengo con ella!
              Y todo porque la veo y automáticamente recuerdo la época de los exámenes en 3º de BUP o COU (por dios, no me pidáis que lo traduzca a sus cursos equivalentes actuales!)

              Y es que siempre recuerdo esa foto de Edie, en un corcho, sobresaliendo entre muchas otras, a la altura de mis ojos, mientras los libros y apuntes esperaban atención!

              Atención que por supuesto, no recibían.
              Faltaría más, estando Edie.

              • El dia 26.04.2007, Microalgo dijo:

                No, si guapa, un rato. Y yo no sé, pero últimamente me pego yo una mala vida del copón, pero no adelgazo ni un gramo. Tengo un metabolismo eficientísimo.

                En fin, las cosas.

                • El dia 27.04.2007, carrascus dijo:

                  Pues no es mala cosa recordar tiempos mejores a la vista de una cara como la Edie, no le parece, Red River…?

                  En el fondo, quizás Edie solo fue una “pobre niña rica” que, como dijo alguien, “lo único que tenía era dinero”, y por eso buscaba todo lo que pudiese pagar con ese dinero. Me da la impresión que muchos se aprovecharon de ella, desde tipos anónimos de todo pelaje hasta grandes estrellas y figuranes del todo New York.

                  En “POPism”, la crónica de Andy Warhol que cito en el post, hay unas frases de éste que describen a Edie de esa forma:

                  “Para interpretar a la pobre niña rica en la película (se refiere a “Poor Little Rich Girl”), Edie no necesitaba ningún guión. Si ella hubiese necesitado guión, no hubiese sido la actriz adecuada para el papel”.

                  • El dia 27.04.2007, jlambrosio dijo:

                    Técnicamente no tiene nada que ver con la temática del blog, pero no sólo de buena música vive el hombre y, al fin y al cabo, si me dan a elegir entre llevarme a una isla desierta a mi disco favorito o mi libro de humor favorito, siempre elegiría este último. El caso es que antié se fue de este mundo uno de los pocos humanos que me inspiraban admiración. Que el Beni de Cadiz, Paco Gandía y Pepe Da Rosa lo acojan en su gran tertulia del cielo.

                    • El dia 27.04.2007, carrascus dijo:

                      Pues yo que quieres que te diga, querido Ambrosio. Va por delante que siento mucho la pérdida y que siempre inspira tristeza la muerte de una persona.

                      Pero en términos estríctamente artísticos, a mí Garmendia me parecía más bien que se quedó anclado en el diccionario de Cipriano Telera y letras adyacentes, sin pasar nunca de discreto recitador, y que escribiendo se repetía más que el ajo. Por no decir nada de sus ripios y de sus concesiones a la blandura, la lágrima fácil y el peloteo…

                      Y que conste que yo compré la primera edición de su diccionario de Telera y fuí seguidor suyo hace todas esas décadas que dice la necrológica que enlazas, pero el escucharle casi a diario en la Onda Cero que ponen en la lavandería de mi clínica (justo la puerta de enfrente de mi despacho), me hizo quedar tan jartito de él que me prometí que yo mismo le mataría si volvía a repetir que a la calle Torrigiano le pusieron ese nombre por el tío que inventó las torrijas.

                      Se admiten más opiniones, por supuesto.

                      • El dia 27.04.2007, jlambrosio dijo:

                        Ah, amigo Carrascus, esa es una de las ventajas añadidas de no oír nunca la radio, si no hubiera acabado como tú.

                        Con los libros y artículos la reiteración se lleva mejor. Desde hace ya un chorro de años que me compré las tres primeras traducciones que Tusquets hizo de Woody Allen (“Como acabar con la cultura”, “Perfiles” y “Sin Plumas”) me dí cuenta de que es dificil para los humoristas no repetirse en sus libros. Cosa que comprobé poco después con Groucho y me dije que, bueno, es el precio que uno tiene que pagar por leer esas cosas, mejor quedarse con una o dos publicaciones antes que correr a hacerse con la obra completa y descubrir como el mismo chiste aparece en todos los libros.

                        Y en el caso de Garmendía, comparto gran parte de lo que dices, que si se repetía escribiendo (por eso dejé los demás libros en el trastero y me traje a mi piso sólo “La taberna del Traga”), sus ripios y “la blandura, la lágrima fácil y el peloteo”, como podía comprobar cada semana con la revista gratuíta “Casco Antiguo”, donde no era extraño ver reflotadas columnas que servidor ya había leído dos décadas antes en el Diario 16. Lo que pasa es que eso es lo que me gustaba de él. Uno es así de chungo.

                        • El dia 27.04.2007, carrascus dijo:

                          La madre que te trajo, Ambrosio… Díganme ustedes si no es pa matarlo.

                          En fin… que me voy pa la Feria. En la tarde/noche de mañana (si las condiciones físicas no son del todo adversas) tendrán ustedes un nuevo post.

                          • El dia 27.04.2007, JL Ambrosio dijo:

                            ¿Matarme? ¿Por mis gustos? ¿No lo podemos dejar en destierro?

                            • El dia 28.04.2007, carrascus dijo:

                              Hay veces que no salgo de mi asombro. Estoy mirando en la página de estadísticas del blog, en los términos de búsqueda que ha hecho llegar a la gente esta noche a nosotros a través del Google…

                              ¿Qué clase de “enfermo” nos habrá encontrado tecleando en el buscador “paritorios videos privados”…?????

                              Bueno… como este post parece que ya no da más de sí, me pongo a otro. Esta vez me apetece escribir sobre algo diferente, algo añejo. Para esta tarde estará, supongo, que todavía ando algo perjudicado de la noche de Feria.

                              (Required)
                              (Required, will not be published)

                              Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.