Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
SOMBRA SACRA
Carrascus y Ambrosius

Marchas procesionales. Buf. La inevitable banda sonora de estos días, capaz de atraer a una buena parte de los sevillanos y de poner en fuga al resto, literalmente, hacia las playas o las montañas, a cualquier sitio donde no llegue el olor a incienso.

Lo cual, visto con cierta objetividad, es una pena, pues constituye una de las pocas expresiones musicales auténticamente locales. Si no fuera porque nos la están martilleando a todas horas desde nuestra más tierna infancia, tanto en esta semana como en el resto del año, y así lo pueden atestiguar aquellos que vivan al lado de alguna de las plazas, solares o descampados donde las bandas de música hacen sus ensayos de corneta y tambor desde octubre hasta mayo dale que te pego. En suma, no es extraño que para muchos sevillanos esta expresión musical sea territorio “yuyu”, e intenten alejarse de tanto “Estrella Sublime” y el resto del repertorio. Desaparecida con Silvio la figura del capillita rockero, salvo por ese artista todo terreno que es Andrés Herrera y sus versiones a la guitarra de marchas procesionales, la brecha entre los aficionados a la música y la Semana Santa se acentúa cada año.

La Banda Ionica

De ahí la sorpresa que supuso en el año 1998 encontrarnos que un alma ya de por sí inquieta como es ROY PACI (Augusta, Sicilia, 1969) se saliese aún más de su ya de por sí diversa trayectoria (que alternaba aventuras multiétnicas como la Radio Bemba de Manu Chao, o su propio grupo Mau Mau, junto a numerosas bandas experimentales oscilando entre el jazz y la vanguardia) para formar, junto a su compadre en Mau Mau, Fabio Barovero, la llamada Banda Ionica, a la cual atraen a unos cuantos jovencísimos músicos pertenecientes a distintas Bandas y Agrupaciones de Sicilia. El primer resultado de aquella experiencia fue un disco llamado “Passione” que puso en los circuitos de la World Music un tipo de música que a la mayoría de los críticos les sonaba a Fellini o a Begnini y que sólo acertaban a comparar con Nino Rota o Nicola Piovani, por el dramatismo de sus timbres. Obviamente, ninguno de esos críticos conocía a los maestros Font de Anta o López Farfán.

Passione

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Banda Ionica – Pianto Eterno (Quatrano)

  • “Son las primeras luces del Alba. Tras pocos minutos, desde el monte de la Abadía de San Miguel Arcangel comenzará, lentamente, la procesión del Misterio. Con las primeras notas de la banda, una incontrolable emoción riega de lágrimas a los fieles. (…) Lágrimas, no sólo de duelo y pena por la muerte de Cristo, sino de pura angustia acumulada, incluso para aquellos que no son devotos. Y cómo no conmoverse, más o menos devotamente, con el sobrecogimiento del campanilleo vibrante de un soplo emocionado, seguido de un cortejo de cadenciosos clarinetes, trombones, tubas, trompas y fliscornios con los que se abre la celebérrima “Jone”, marcha fúnebre escrita en 1858 por Enrico Petrella, y hoy en día muy extendida en todas las procesiones de la Italia meridional.” (de la nota interior de “Passione”)

Ionica en su salsa

Y no sólo allí. “Jone”, rebautizada por estos lares como “Ione”, es una de las típicas marchas del denominado estilo “sevillano” que acompañan a más de un palio cuando marcha “sobre los pies” durante la Semana Santa. “Ione” es una adaptación de la ópera “Jone” de Enrico Petrella, compositor contemporáneo de Verdi, que el maestro Font y Fernández de la Herranz, arregló para ser interpretada procesionalmente en 1899.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Banda Ionica – Jone (Petrella)

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Soria 9 – Ione (Font y Fdez. de la Herranz)

Durante la grabación de aquel primer disco, en el año 1997, el mayor de los músicos que participaron en la grabación tenía 21 años, mientras que los más jóvenes aún no habían cumplido los 15. En su mayor parte, se trataba de chavales pertenecientes a varias Bandas de Catania y Siracusa, dirigidos por el “Maestro Rosario Patania” (seudónimo de Roy Paci), y que, al igual que él, compartían el mismo amor por la tradición regional de una tierra que, como la nuestra, lleva el peso de la historia sobre sí. Conocidas allí como “marchas fúnebres”, resulta obvio el lazo que une estas interpretaciones a las que nuestros propios chavales machacan en más de un descampado a la caída del sol y que, una vez que han sido suficientemente ensayadas, acompañan a nuestras procesiones desde que sale la Cruz de Guía hasta que se recoge el último costalero.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Banda Ionica – Una Lacrima sulla tomba di mia madre (Vella)


Roy Paci en traje de paisano, flanqueado por dos colegas

  • “Todo empezó con Fabio Barovero, quien había quedado fascinado por el sonido de las Bandas. Aunque él nació en Turin y ha vivido en el Lazio, y esta sonoridad no le era extraña, toda esta música le parecía un folkore muy lejano y tradicional. Así que nos unimos en este proyecto y todo salió muy rápido. Elegimos los músicos más jóvenes y arriesgados de varias bandas, teniendo en cuenta que no hubieran estudiado música clásica, para evitar que pareciera una gran orquesta interpretando marchas fúnebres. Así nació la Banda Ionica. Que, por cierto, ha tenido un éxito increíble, con conciertos en España, Francia y Holanda, y ya nos están reclamando desde America y Japón, a los japoneses les encanta estas cosas tan curiosas. Estoy orgulloso de haber logrado esto junto a Fabio y queremos llevar adelante el proyecto. Una pena que en Italia no haya tenido tanta consideración y, sin embargo, los medios se vuelcan con otros proyectos mucho más publicitarios, como ese de los cuatro cantantes de Ópera, con todo mi respeto para ellos. En cambio, asistir a un concierto de la Banda es asistir a aquello que nos puede sugerir un cierto tipo de imagen, de paisaje del sur de Italia. Normalmente no me gusta alabar mis propios proyectos, es la primera vez que lo hago, si me permites la presunción. Y la Banda Ionica es, de entre todos los trabajos que he hecho, el que más me ha compensado, siendo como soy tan crítico con mis obras. Es un gran proyecto, gracias ante todo a la intervención de los grandes artistas que han dado de verdad un trozo de su corazón para realizar el disco y llevarlo al directo.” (entrevista a Roy Paci)

La segunda obra de la Banda Ionica, “Matri mia”, llega en el año 2001, y, como no podía ser menos en la trayectoria de Paci, supone un cambio radical respecto al anterior trabajo. El tono lúgubre de las marchas fúnebres deja paso a un universo más abierto, donde se intenta revivir toda la tradición centenaria de las bandas musicales del sur de Italia, más allá de la Semana Santa. Esta vez hay interpretaciones vocales, cortesía de Macaco El Mono Loco, Arthur H, Cristina Zavalloni, Mauro Ermanno Giovanardi, Lara Martelli y el poliédrico Vinicio Capossela, que aparecen como artistas invitados. Las letras, como sugiere el título del disco, están dedicadas a las mujeres y en particular a la figura maternal.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Banda Ionica – Intro / Espinita (voce: Dani Macaco)


Il maestro Rosario Patania a la trompeta

La mayor parte de estos músicos y cantantes pasaron por Sevilla en mayo del 2004, cuando la Banda Ionica abrió la serie “Territorios” con un concierto en el Patio de Los Alcazares. Para entonces, el sonido más artesanal y recogido del primer disco ya se había expandido para reverberar casi como una gran orquesta, mitigando así el shock que suponía que una banda siciliana viniera a Sevilla a presentar su repertorio de marchas de Semana Santa. Como fuese, algunos de los que allí estuvimos guardamos un excelente recuerdo de aquella noche.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Banda Ionica – Raissa (voce: Arthur H)


Roy Paci metido en faena

De ese año 2.004 es también la aparición del grupo en la banda sonora de “After midnight” (“Dopo mezzanotte” en el original), una película italiana que rendía tributo al cine clásico; y al año siguiente aún los escuchamos en otra banda sonora, esta vez de “La fiebre”, que incluso ganó el premio de la Crítica Joven de Europa en el Festival de Sevilla. Y desde entonces poco es lo que se ha sabido de la Banda Ionica. El principal motivo es, cómo no, la hiperactividad de Roy Paci, muy atareado con sus múltiples proyectos (¿no descansa este tío?), entre los que destacan por un lado Aretuska, con un repertorio que salta entre ritmos tan dispares como el rock’n’steady, ska, soul, funk y las tarantelas, y, por otro, su alter-ego Corleone, más próximo al jazz y la avant-garde, siempre desde la perspectiva mediterránea.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Roy Paci & Aretuska – Se stasera sono qui (con Meg 99 Posse)

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Roy Paci & Aretuska – Viva la vida

De momento, en Sevilla, un muro invisible sigue separando el mundo de la música procesional de las tendencias musicales más actuales. Es posible que haya por ahí un Roy Paci que aparte de una vez las telarañas y los prejuicios que envuelven una de nuestras formas musicales más personales. Aunque los resultados no están garantizados. En uno de los capítulos de su libro “45”, Bill Drummond, antiguo manager de Echo and the Bunnymen y Julian Cope, que alcanzó el éxito a inicios de los 90 con los ritmos acid de The KLF, relata la inmensa frustración que para él y Jimmy Cauty (su otra mitad en KLF) supuso intentar montar una versión de su éxito “What time is love” con una banda de metales y tambores, razonando sobre la dificultad de cuadrar los tiempos de una banda orquestal con la métrica del “acid dance”.

Aunque…¿quién sabe? Igual un día de estos los chavales del descampado nos sorprenden ensayando ritmos batucada con sus tambores o sirviendo de soporte a las letras de algún cantante local. Todo es posible.

5 Comments

  • El dia 02.04.2007, EuLaliA dijo:

    Ya esta tambien la primera en la Campana de Palermo…….

    Sobre eso de mezclar los instrumentos de semana santa con otras musicas ¿no hicieron algo asi en la banda de las Cigarreras, tocar canciones de los esclavos negros con arreglos para cornetas y tambores cuando se fueron de gira por los Estados Unidos, o eso lo he soñado yo?

    • El dia 02.04.2007, Microalgo dijo:

      Jopé: Hasta dónde llegan los tentáculos de Sus Eminencias. Yo tengo un disco que me pasó una chica de Palermo (Genovese, de apellido) a la que conocí en Plymouth. El disco era de una banda en la que toca su hermano. Hacen música kleezmer loquísima. ¿Interesa que lo pase? Aparecía el término “Matri mía”, pero no sé si era el nombre del grupo o del disco.

      He visto, por otra parte, la modificación tachante del “malgastado” y del “¿a que jode?”. Anda que no tienen ná encima estos dos Señores.

      • El dia 02.04.2007, jlambrosio dijo:

        LALI : Hasta donde yo sé, nuestras solemnes bandas, fuera de estos días, hacen de todo, especialmente adaptaciones de temas modernos. Lo que sea con tal de buscarse un poco la vida con contratos por esos mundos. Baste con ver los repertorios que suelen montar en las cabalgatas de Reyes de los pueblos. Así que no me extrañaría que si alguna de ellas hubiera ido de gira por los EEUU, y se haya montado adaptaciones de espirituales…y hasta de corridos si hiciera falta. Aunque confieso que sólo me interesaría si hicieran los experimentos con música más “de semana santa”.

        MICROALGO : Pues andamos dandole vueltas a algún futuro post sobre piezas balcánicas, en plan Klezmer, con su correspondiente radioblogin, pero no terminamos de lograr el enfoque correcto. Tal vez aprovechando que uno de sus más famosos representantes es un insigne bipalmeado… En fin, todo se andará.

        • El dia 02.04.2007, carrascus dijo:

          En las cabalgatas de los pueblos y en la de Sevilla, Ambrosio… sevillanas por un tubo, éxitos de la música ligera… y todavía siguen tocando “el tractor amarillo”. Pero ahora que dice Lali eso de los USA y las Cigarreras, creo recordar algo así también yo, pero de eso debe hacer ya más de diez años, porque lo asocio a algo que me dijo el capillita hard-core que tenía de ayudante cuando estaba en Huelva. Si alguien tiene más datos…

          De las bandas de cornetas y tambores, por otra parte, puede esperarse uno cualquier cosa, porque ellos son a la música de Semana Santa los que los heavys al rock (sin ánimo de ofender a nadie, eh). Y ya las agrupaciones musicales… po no te digo ná. Se ve que no soy partidario, no?

          Sí que me gustan más las bandas de música completas, las que acompañan a los pasos de palio. Y las marchas que tocan son de otro nivel… parafraseando a un amigo mío que toca la flauta en la banda del Maestro Tejera una vez que hablábamos de las bandas de cornetas y tambores: “es que eso es otra afición”.

          • El dia 03.04.2007, carrascus dijo:

            Escuchad ésto.

            Como la que acompaña al post, ésta es también música muy apropiada para Semana Santa. Nos la ha enviado nuestro buen amigo Microalgo, y aquí está colgada para que os la bajeis también vosotros si quereis.

            Se trata de una composición de finales del Siglo XVI, cuyo autor Carlo Gesualdo tuvo una vida intensa y difícil, y a los que le rodeaban también se la hizo vivir igual.

            Sus composiciones eran muy disonantes y complicadas de entender y asimilar para sus contemporáneos, sin embargo, ésta que nos ha enviado nuestro amigo no es de las más difíciles, a pesar de esa voz ronca y seca con la que los contratenores te raspan el oído como si fuese papel de lija.

            La pieza se llama “Caligaverunt oculi mei fletu meo” (“Mis ojos se llenaron de llanto”) y está interpretada por un conjunto a seis voces. Es un responso que forma parte del “Noveno Responsorio del Viernes Santo”, un motete moribundo y agonizante sobre el dolor: “Ved todos si hay dolor como mi dolor”. Música dolorosa y oscura.

            (Required)
            (Required, will not be published)

            Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.