Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
DINASTIA
Categorías: Forever Young
jm carrasc

A Juan Diego Fuentes, quien me introdujo en las malas artes del rock

NYD promoEl ver en las calles gaditanas a tantos tíos vestidos de tía aprovechando la licencia carnavalera me ha hecho recordar a una banda cuya imagen va asociada para siempre al lamé y los trajes de loca pero que, más allá de toda su leyenda de perdedores, abrió un extraordinario número de puertas para un montón de artistas y grupos que llegarían después. Con mejor suerte que ellos. O, probablemente, con mejor cabeza… Relajaos porque la historia que sigue va a ser densa y larga, el que avisa no es traidor. Todo un culebrón que se inicia en las calles de la Gran Manzana, hace treinta años, y que termina en nuestros días.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The New York Dolls (1974) – (There’s gonna be a) Showdown

A inicios de los 70, la escena rockera en Nueva York era casi inexistente, como se puede comprobar en el libro de Gary Valentine, por extraño que pueda parecer hoy. Lejos quedaba la época de The Velvet Underground, mientras que Lou Reed parecia cada vez más alienado respecto de su ciudad, embarcado como estaba en nuevas aventuras y un nuevo disco en Londres, sin que sus aprendices de brujo, como The Modern Lovers, acabasen de generar una propuesta lo suficientemente atractiva. Por otro lado, las bandas que tocaban en bares y que animaban los bailes de gimnasios, como The Brownsville Station no aspiraban a montar una escena o similar. Todo muy deprimente, especialmente comparado con lo que pasaba en San Francisco, Detroit o, especialmente, Londres, desde donde no paraban de llegar propuestas interesantes, la última de ellas el Glam.

Así que el panorama que se encontraban los jóvenes (en su mayor parte hijos de inmigrantes) de Nueva York no es que fuera muy prometedor. En 1970, tres jóvenes de Queens se montaban su propia marchita ensayando instrumentales de blues en un local que se encontraba frente a una clínica de muñecas llamada The New York Dolls Hospital. Johnny Genzale (bajista, de ascendencia italiana) , Sylvain Mizrahi (guitarra, nacido en El Cairo y huído a los USA con su familia durante la crisis del Canal de Suez al ser judíos egipcios) y Billy Murcia (batería, cuya familia llegó desde Colombia) hacían lo que podían para pasarselo bien con sus instrumentos. La marcha de Sylvain en 1971 a Londres, a montar una sucursal para el negocio familiar de ropa, frenó un poco la diversión. Así que Johnny cambió el local de ensayo por Central Park, donde se reunía con algunos amigos para tocar la acústica y pasar el rato.

Una tarde, Johnny se fijó con alarma en que dos tiarrones de los que solían merodear por el parque, tratando con bicis robadas y trapicheo en general, iban lanzados para él. Cuál no sería su sorpresa cuando uno de ellos, el rubio Arthur Kane (de familia irlandesa) le entró pidiendole que fuese a tocar con ellos un rato. En aras de la verdad, lo que movió a Kane y su amigo Rick Rivets, no fue tanto las cualidades musicales de Johnny sino su apariencia, con un pelazo negro rizado que se reconocía a legua. De hecho, en el documental sobre los Stones “Gimme Shelter”, del año 1969, podía distinguirse perfectamente, a hombros de otro espectador, a un jovencísimo Genzale entre el público que veía en directo a Jagger & co.

Una vez en el local de ensayo, Kane reconoció que aquel chico lo hacía bastante bien. Tanto, que se intercambiaron instrumentos, y Kane pasó a ser bajista y Johnny guitarra solista, uniendoseles también Billy Murcia a la batería. Fue entonces cuando Johnny decidió adoptar un sobrenombre, y, tras unos meses como Johnny Volume, se decantó por Johnny Thunders. Quedaba aún un problema, ya que la voz de Johnny solía venirse abajo tras un par de canciones. Así que ficharon a la voz y armónica a David Johansen, quien por entonces llevaba la luz y el sonido en una compañía de teatro. El último cambio sería la salida de Rick Rivets, el amigo de Kane, y el regreso desde Londres del guitarrista original del grupo, quien había adoptado el sobrenombre de Sylvain Sylvain. Para el nombre recordaron aquella clínica de muñecas que había frente a su primer local de ensayo, y se dieron a conocer como THE NEW YORK DOLLS, la banda que introdujo la teoría del caos en el mundo del rock’n’roll. Ellos fueron las mariposas del Bowery que alteraron irrevocablemente el curso del rock.

New York Dolls 1973 street
Marcando paquete. De izq a dcha: Jerry Nolan, Johnny Thunders, David Johansen, Arthur Kane y Sylvain

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The New York Dolls (1973) – Trash

Desde su debut, en las navidades del 71, los NYD empezaron a jugar con el glam y el glitter, recurriendo a lápices de labios, colorete, pelucas y taconazos para su imagen de fábrica, ángeles sucios con caras pintadas, aunque ninguno de ellos pertenecía a la escena gay. El que más lejos llevó aquello fue, paradójicamente, Arthur Kane, con su imposible metro noventa y su melena rubia, quien solía enfundarse un tutú de bailarina y mallas rosas para las actuaciones. Musicalmente, dos influencias iban a marcar su repertorio: los primeros Stones y los grupos de chicas (Stilletos, Shangri-Las, Ronettes…). Otra cosa es que sus directos funcionasen, ya que usualmente los chicos solían expandir el concepto de politoxicomanía en cada concierto, con los resultados inevitables. No importaba: en 1973 la revista “Creem” les nominó como mejor y peor banda del año al mismo tiempo, y las muñecas no tardaron en captar la atención de toda la Fábrica Warhol con su cortejo, integrandose con semejante troupe y participando en sus legendarios partis.

En uno de las cuales encontró la muerte, en circunstancias absurdas, Billy Murcia: una groupie le pasó unas pastillas de Mandrax, Billy se desvaneció en la fiesta y algunos parroquianos intentaron despertarle metiendole en una bañera de agua fria mientras le vaciaban café frío garganta dentro. Fuese lo que fuese, el veredicto del forense dictaminó muerte por ahogamiento. Y no se le encontraron drogas dentro. Esto ocurrió la vispera de lo que iba a ser su primer contrato discográfico, que se fue al garete. Seguirían sin contrato un año y pico más, dado que las casas de discos huían espantados ante semejante ralea de travestíos endrogaos. No tardaron tanto en dar con un nuevo batería: Jerry Nolan compartía las mismas credenciales callejeras que el resto de la banda, aunque lo del rollo travestón no le hacía nada de gracia. Y no había pillado unas baquetas en su vida, aunque se puso a tono con unos cuantos ensayos.

NYD  closet

Finalmente, cuando Mercury se animó a grabarles su primer disco, les puso a Todd Rundgren como productor, quien, conforme a la leyenda, acabó aburrido de aquella panda de drogadizos y le dejó todo el trabajo al ingeniero de sonido, Jack Douglas, quien poco después huiría a refugiarse haciendo discos para The Carpenters. Como debut, el disco, plagado de riffs mangados directamente a Chuck Berry a través de The Rolling Stones, resultaba tan vital como la propia banda, aunque lo más impactante resultó ser la propia portada. La banda se hartó de los fotógrafos de sesión que Mercury les enviaba y se hicieron ellos mismos su propia portada. A Arthur Kane, sin ir más lejos, aquella foto le costó el que su padre dejase de hablarle para siempre.

NYD cover
The New York Dolls, de izqda a dcha: Kane, Sylvain, Johansen, Thunders y Nolan

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The New York Dolls (1973) – Private World

Al margen de su música, las muñecas se habían convertido ya en todo un referente para la comunidad musical, especialmente en cuestión de imagen. Así, por ejemplo, no era raro ver en sus conciertos a David Bowie tomando notas para sus conciertos de Ziggy, y quien incluso trató de producirles el primer disco, hasta que una noche de parranda con ellos le convenció de que sería mejor para su salud regresar a Londres. Por otra parte, Wicked Lester, una banda de country rock que tenía su ensayo en el mismo complejo de locales que los Dolls, tras echarles una ojeada, mandaron los denim a tomar viento, se enfundaron en cuero, pintarrajearon sus caretos y se cambiaron el nombre a Kiss. Igual de significativo es el hecho de que uno de los managers de los Dolls llevase a sus conciertos al imberbe cantante de una banda de Boston que tenía bajo su tutela, para que no perdiese detalle y aprendiese de Johansen. Aquella banda pasaría a llamarse Aerosmith poco después y el detallito del pañuelo en el micro (una invención de David) aún persiste en sus conciertos. Ah, también le quitó la novia a David.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The New York Dolls (1973) – Jet Boy

NYD 73

Lamentablemente, el público de América aún no estaba listo para aquella pandilla de degenerados. Todo ello unido al hecho de que la banda se confesaba incapaz de dar un solo concierto sin estar intoxicados hasta las cejas y más allá, acabó con la carrera de la banda antes de despegar. Siempre les quedaba Europa donde, al menos, eran tratados como estrellas, aunque sus conciertos eran igual de desastrosos. Lo cual no evitó que su aparición televisiva en Inglaterra, primera escala de su tour europeo, fuese un completo revulsivo para un montón de jóvenes aburridos de la vida. Algunos de ellos, como Joe Strummer, Mick Jones o Steven Morrisey, demostraron con el tiempo haber aprendido la lección. El romance con el viejo continente, no obstante, llegó a su fin cuando, nada más desembarcar en el aeropuerto de Orly (Paris), Johnny vomitó (aaaa-aaaa-aaaa-arghhhh) encima de los fotógrafos que le esperaban. Operación abortada.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The New York Dolls (1974) – Puss’n’Boots

En 1974 les llegó el momento del temido segundo disco. Como suele ser típico, mientras tuvieron años para trabajarse el primero, el siguiente tuvo que ser cocinado en pocos días, cuando apenas tenían temas propios. El resultado, proféticamente llamado “Too much too Soon” (algo así como “Demasiado en tan poco tiempo”) fue una decepción para todo el mundo, seguidores incluídos.

Quemados los últimos cartuchos, no había mucho sitio a donde correr. Johnny se había convertido, de facto, en un yonkie, mientras que Kane y Johansen tenían sus más y sus menos con el alcohol. Curioso que justamente entonces un montón de chavales jovenes decidieran imitarles y montar sus propios grupos: Ramones, Blondie, Television, Patti Smith…Nueva York por fin tenía una escena musical, pero las Muñecas de Nueva York, quienes habían tirado del carro cuando no había nadie más, ya no eran parte de ella.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The New York Dolls (1974) – Who are The Mystery Girls?

Red Leather

La última esperanza vendría, curiosamente, otra vez desde Inglaterra, donde el dueño de una boutique de moda, Malcolm McLaren, los llevó hasta Londres y les atavió de pies a cabeza en cuero rojo,con alguna que otra hoz y martillo de por medio, para promocionar su nueva colección, Red Patent Leather. Luego se convirtió en su manager y les montó una nueva gira por los USA. Con poco sentido común, ya que decidió rehuir los bujíos de New York tipo CBGB, demasiado cutres para su gusto, y en su lugar se los llevó a Florida, donde la reacción del público fue la esperada. Ya no sólo eran un puñado de degenerados travestidos y drogados. Ahora eran, además, comunistas vestidos en cuero rojo. De ahí al talego o, peor aún, al linchamiento, sólo había un paso. En marzo de 1975, tras escapar por patas de Florida y pelearse entre ellos, los Dolls habían pasado a la historia.

Mientras Johnny montaba una nueva banda con Jerry Nolan (The Heartbreakers), Johansen y Sylvain sacaron tres discos juntos, pero sin atreverse a usar el nombre de The New York Dolls en vano. Sylvain fue invitado por McLaren a olvidar a David y convertirse en el guitarrista de un nuevo grupo que estaba montando en Inglaterra, aunque declinó la oferta al ver la cara de garrulos que tenían aquellos chavales. A los pocos días, McLaren por fin logró el objetivo esperado al escandalizar a Inglaterra con The Sex Pistols, una banda que calcaba a los Dolls en más de un aspecto. El resto de los grupos que capitalizó aquella andanada punk del 76-77 compartía una común adoración por las Muñecas de NY (la forma de tocar el bajo de Sid Vicious, el primer sencillo de The Damned, las partes vocales de Mick Jones…) aunque éstas no se beneficiaron de nada. De hecho, hasta que murió Johnny Thunders y su hermana comenzó a interesarse por los asuntos legales, cláusulas de olvidados contratos, royalties, reediciones discográficas, derechos de imagen… las Muñecas no habían recibido nunca ni un solo dólar que viniese de su legado. En los años siguientes, sólo Johansen, bajo el seudónimo de Buster Poindexter, destacaría levemente, haciendo sus pinitos en el cine y sacando algún disco apto para todo tipo de juergas.

Kane, 2003

¿Y Arthur Kane? Se hundiría en la oscuridad durante casi treinta años, una vez desistido de perseguir el sueño de convertirse en una estrella del rock respetada por sus semejantes, no sin haber antes pasado por un montón de grupos sin pena ni gloria. En este período vería como fallecieron sus amigos Johnny Thunders (en un hotel de Nueva Orleans en 1991, solo y desatendido, enfermo de leucemia y presumiblemente envenenado con estricnina) y Jerry Nolan (1992, debido a una neumonía fatal complicada con meningitis), e incluso él mismo pudo haberlo hecho de prosperar el intento de suicidio que cometió en 1.989 saltando al vacío desde una ventana, para salir del paso con las rodillas hechas polvo, o si el tipo que lo asaltó unos años después le hubiese machacado un poco más con su bate de beisbol hasta darlo por muerto y dejarlo tirado en la calle; de aquello también escapó Arthur con sólo una placa de metal en su cabeza tras casi un año de hospital. Por aquel entonces Kane se había establecido en Los Angeles y convertido al mormonismo. Los hijos de Mormón le habían buscado un trabajo en su famoso Archivo Histórico, donde Arthur trabajó con miles de árboles geneaológicos, llegando incluso a reconstruir el de aquel chico de Londres que tanto le admiraba, y que acabó tan mal, Sid Vicious. Y así hubiera acabado sus días, yendo cada día al trabajo en el bus y recordando su pasado de rock star, como describe el film “New York Doll”

…de no ser porque uno de aquellos jovenes ingleses que se enamoraron de la banda en su aparición televisiva en la BBC en 1973, Morissey, tenía entre sus manos la organización del famoso festival musical londinense Meltdown, con bastantes medios a su disposición, por lo que no dudó en llamar a Sylvain y Johansen (quienes no se hablaban desde hacía más de diez años) para que reformasen los Dolls y tocasen en Meltdown 2004. Estos se acordaron de su amigo Kane, quien se vió tremendamente sorprendido por la noticia. Después de todo, había estado fuera de la música treinta años, y ni siquiera en sus mejores tiempos fue un bajista fiable. Echandole valor, Arthur decidió que aquella era la ocasión de su vida y acompañó a sus amigos en lo que fue, a todos los efectos, la canonización de aquella banda de Nueva York que había sido pionera para tantos otros arriba mencionados pero que tan poco reconocimiento había tenido. Los aplausos y las críticas de aquella noche en el Royal Albert Hall debieron sonarles a gloria después de tantos años.

Kane and Sylvain, live 2004

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The New York Dolls, directo Londres Meltdown 2004 – Looking for a kiss

Aquella fue la gran noche de Kane. David y Sylvain se le acercaron para abrazarle y besarle en más de una ocasión entre canción y canción, como si fuera él precisamente el hijo pródigo recien llegado al rebaño. Todo parecía listo para la reaparición, al fin y con todos los honores, de The New York Dolls. Al dia siguiente del concierto, Arthur regresó a Los Angeles a un chequeo médico, sintiendose cansado. El diagnóstico fue contundente: leucemia. Arthur falleció dos horas después de recibir los resultados. Se hicieron planes para que fuese enterrado en el mismo cementerio en que estaban Johnny Thunders y Jerry Nolan, pero hasta éso le salió mal y fue incinerado en Los Angeles. A pesar de todo, muchos de los obituarios que le dedicaron mantenían que Arthur había fallecido con una sonrisa en su cara, su más ferviente deseo, volver a tocar con los New York Dolls encima de un escenario, se había hecho por fin realidad.

David y Arthur, el último adios

A estas alturas, asistir a funerales en honor de sus compañeros empieza a ser una rutina para los dos supervivientes quienes, lejos de terminar la historia, siguieron de gira durante el 2005 para sorprender a propios y extraños con un disco más que digno en el 2006, titulado “Un día nos agradará recordar incluso ésto” producido, quién iba a decirlo, por aquel ingeniero que tuvo que soportar sus excesos treinta y tres años antes en el estudio, Jack Douglas. Una historia, en todo caso, a la que nadie se atreve a poner punto final. Aunque, como decía Nick Kent, lo mejor es olvidarnos del futuro y recordarles tal y como eran en 1973, una de las bandas de rock más vacilonas del mundo cuya magia en una buena noche apenas podía ser capturada en disco. Y que fueron capaces de alterar la órbita del rock para siempre.

The NYD 2006

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The New York Dolls, 2006 – Dance like a monkey

Categorías: Forever Young -

13 Comments

  • El dia 26.02.2007, Microalgo dijo:

    Pues oye, no suenan mal (y eso que el punk no es lo mío). Otra cosa sería que vayas a un concierto y se te meen encima, o como el tal Johnny ese, decida efectuar sobre ti la devolución del contenido (no sé si este grupo era de esos de talante escatológico).

    • El dia 27.02.2007, Red River dijo:

      Y sabes, después de tanto tiempo, el One Day It Will Please… suena más que decente. Fue una gratísima sorpresa el año pasado.

      Buenas letras y músicas encuentro por aquí.
      Un saludo.

      • El dia 27.02.2007, carrascus dijo:

        Siempre son bienvenidos los nuevos amigos, sobre todo si llegan desde otro buen blog musical. Nos alegramos de que disfrutes de la letra y la música.

        Ya sabes donde tienes tu rincón.

        • El dia 27.02.2007, H. dijo:

          Pues.. no, no joden los doce minutos y medio, más tiempo se pierde esquivando triunfitos y otras chorradas, esta historia es más interesante, además es de las pocas veces que conozco y aún escucho casi todos los grupos a los que se hace referencia: a los Dolls por supuesto, Kiss, Ramones, Aerosmith, Pistols..
          Últimamente no sé por qué pongo a los Clash casi cada día, otra vez..

          • El dia 27.02.2007, jlambrosio dijo:

            MICROALGO : La verdad es que no suenan mal, y posiblemente si te han gustado algo es porque se parecen mucho a los primeros Stones. Dicen los que les vieron en directo en su buena época que los dos primeros discos ni se acercan a lo que eran sus conciertos…cuando tenían una buena noche, que no solía ser siempre. Y no te confundas, que los Dolls no eran el guarro de GG Allin, que la vomitona de Johnny Thunders en Orly fue circunstancial.

            REDRIVER : Gracias por la visita. Me ha encantado tu blog, así que no he podido evitar dejarte comentario.

            H : Es justo lo que me llamó la atención de los Dolls, que no es sólo una banda más que se pasó de golfa, sino que, cosas de estar en el sitio adecuado a la hora justa, su actitud puso en marcha toda una corriente del rock que luego hemos sabido disfrutar. Así que su discazo del 2006 tiene todavía más valor, después de haber pasado por tanto…

            • El dia 27.02.2007, carrascus dijo:

              Jejeje… al hilo del comentario de Microalgo, yo también me acordé de GG Allin. Algún día, si los estómagos no están muy delicados habrá que dedicarle un post, tengo sus discos por aquí, y hasta su certificado de defunción…

              Ya había hablado antes de él, por cierto… aquí mismo… Y D. Micro, si quiere saber a qué riesgos está expuesto en un concierto de rock, no dude en repasar este artículo que le enlazo, y su primera parte, claro.

              • El dia 27.02.2007, EuLaliA dijo:

                Una de cotilleo. ¿Os habeis fijado en la foto de la portada del disco? Sylvain que era el mas bajito se ponia botas con patines para estar mas alto…… Eran igual de presumidas que las reinonas de verdad.

                • El dia 27.02.2007, Lurrid dijo:

                  Hola amigos. Tras una larga ausencia, he vuelto con renovadas fuerzas. Y veo que habeis remodelado el aspecto del blog. Me gusta. A lo mejor en el mío no cuadra eso, pero la idea de añadir tan sólo un pequeño párrafo del post como entrada, para luego pinchar en ello y leerlo al completo, le da un mejor aspecto.

                  Para la próxima comentaré algo más apropiado con el tema del hilo, que ésto era tan sólo un saludo.

                  • El dia 28.02.2007, carrascus dijo:

                    Ya le echábamos de menos, no solo aquí, sino también en su casa, a la que hemos seguido visitando asiduamente. ¿Bien la salud, las mudanzas, los ordenatas y todo lo demás…? Eso espero. Bienvenido.

                    • El dia 28.02.2007, Sérilan dijo:

                      Magnifico post Ambrosio.

                      Pensaba dedicarte un halago en tono más irónico que por otra parte, viniendo de mí es el grado más superlativo de lo que soy capaz pero mejor me estoy calladita que estoy mas guapa no sea que la ironia no guste.

                      Y no han sido 12:36 los minutos empleados, que vá, si no muchos más porque lo he leido mas de una vez. Ha sido de esos post que al final te dejan un regusto agradable y no por haber conseguido llegar al final (tela de largo, yo pensé que esa licencia era solo de Carrascus) sinó por lo de interesante

                      Una carrera un tanto adusta y sobresaltada la de este grupo, al final no he podido evitar sentir algo de tristeza por ellos, aunque lo importante es la esencia que han logrado dejarnos.

                      Me encanta su apariencia y su atrevimento ademas de como suenan.
                      Si logro recuperar una viaja foto de carnaval te la envio, tiene mucho que ver con THE NEW YORK DOLLS, la sorpresa está garantizada.

                      • El dia 28.02.2007, JL Ambrosio dijo:

                        LURRID : Bienhallado, amigo. Bonita canción ha elegido para la rentrée en su blog.

                        SERILAN : Pues ya aviso en la entrada de que iba a ser largo, por eso le he puesto ese título. Y es cierto, el triunfo de la versión actual de los Dolls le deja a uno un gusto agridulce, por un lado la satisfacción de verles reconocidos como algo más que una banda del lado salvaje y por otro la tristeza de los que no han podido estar para verlo…

                        • El dia 10.08.2007, Thunders dijo:

                          Una gran banda y una gran influencia para muchos grupos que vendrian después. LARGA VIDA A JOHNNY THUNDERS!!

                          • El dia 05.06.2008, avispa dijo:

                            mas imagenes de trajes de rock

                            (Required)
                            (Required, will not be published)

                            Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.