Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
¡ALTO! O MI MADRE DISPARA
Categorías: Forever Young
Carrascus

Cuando el cantante JEFF BUCKLEY, sobre todo conocido por su inolvidable álbum “Grace”, de 1994, se sumergió tres años después en un río de Memphis completamente vestido, escribió un final predestinado a Hollywood para su breve pero irresistible vida.

Muy pronto la gente del cine comenzó a hacer llamadas intentando camelarse a su madre, Mary Guibert, para usar los derechos a contar su historia, y utilizar su música para ponerle banda sonora. Pero la señora Guibert, se mostró muy cautelosa sobre la explotación de la memoria de su hijo, y resultó ser un hueso duro de roer.

Brad Pitt, que una vez confesó estar obsesionado con la música de Jeff Buckley, luchó durante dos años para hacer una película inspirada en su vida. Pero la señora Guibert rechazó todos los guiones que Brad le iba presentando porque se desviaban demasiado de la realidad. Por ejemplo, alguno contenía escenas de Jeff alucinado por el consumo de LSD en compañía de su padre, Tim Buckley, el trobador de los ’60 que murió en 1975 sin haber conocido apenas a su hijo. Por el contrario, también desechó otro de los guiones porque se ajustaba tanto a la realidad que solo iba a ser una película meramente biográfica. “La gran curiosidad que la gente siente hacia Jeff debe ser alimentada de alguna forma”, dijo hace poco la señora en Los Angeles, “pero debe serlo de la forma adecuada”.

Ahora, casi 10 años después de la muerte de Jeff, su madre, cuya vida se mueve solamente alrededor de los derechos generados por la figura de su hijo, ha tomado las riendas del negocio. Ha estado trabajando con una joven productora, Michelle Sy, y con un director y guionista más joven aún, Brian Jun, para desarrollar una película que ella planea llamar “Mystery White Boy” (“El Misterioso Chico Blanco”). Pero sobre ésto volveremos más tarde.

En realidad si fuese por ella (al menos eso dice) no se haría ninguna película, porque su hijo nunca estuvo cómodo con su celebridad y no hubiese querido que se hiciese ninguna película sobre él. Pero tiene miedo de que alguien pudiese hacerla sin su cooperación mancillando el recuerdo de Jeff en el proceso, por eso quiere estar al mando de todo, aunque le pese.

Toda esta historia del ahora sí, ahora no, de la película de Jeff Buckley, muestra como incluso un proyecto con un personaje principal muy carismático, una historia verdadera, con un enorme público potencial, por no mencionar la pasta que generaría su banda sonora, puede quedar atascado en ese peculiar infierno llamado industria cinematográfica.

También muestra como las películas que envuelven a músicos y artistas muertos están entre las más difíciles de hacer, y hay que proceder con delicadeza, porque si sus supervivientes controlan los derechos de su música y su arte pueden ejercitar su veto aparándose simplemente en la salvaguarda de esos derechos. Cuando una esposa o un padre tiene unos ciertos recuerdos de alguien, ésa es la película que quieren ver.

Dale Pollock, antiguo presidente de A&M Films se pasó siete años intentando hacer una película biográfica sobre Otis Redding, pero su viuda, Selma Redding, echaba para atrás cualquier guión que mostrase a su marido como un mujeriego, lo cual hacía imposible hacer cualquier película realista sobre Otis. Si se quitaba este aspecto suyo, tan importante al margen de su obra musical, la historia no funcionaría bien.

La viuda estaba dispuesta, eso sí, a dejar airear algún que otro trapo sucio… pero dejar que la gente pensase que su marido era un mujeriego, definitivamente no.

La historia de la familia Buckley es digna de Hollywood. Como su padre, Tim Buckley, Jeff, un cantante guapo y con talento, que flirteó con el estrellato, no quiso tampoco saber nada de las tentaciones de la industria musical, y murió muy joven. Además Jeff era asombrosamente parecido a su padre y tenía el mismo inusual rango vocal. Y ambos hacían música que desafiaba las convenciones. Aunque en realidad el padre solo fue una presencia efímera en la vida de su hijo.

Tim Buckley

Tim Buckley conoció a la señora Guibert en el instituto, y la abandonó nada más dejarla embarazada, por lo que la señora tuvo que criar a Jeff como madre soltera. Jeff conoció a su padre pocos meses antes de que éste muriese a causa de una sobredosis. Pero aún así es reconocido que la corta pero impresionante carrera de Tim Buckley proyectó una larga sombra sobre su hijo.

Cuando la Columbia (un sello subsidiario de Sony) editó “Grace”, la critica se volcó con su maravilloso falsetto y su celestial sonido. De Jeff decían que “con su voz, un mundo tumultuoso y obsesivo se convierte incluso en atractivo”.

Paul McCartney, Bono, Jimmy Page… toda una cohorte de admiradores confesos. Sin embargo las ventas no fueron del mismo calibre, y en 1997, Sony, que había firmado al chico un jugoso contrato por tres discos, estaba presionándole a todo meter, para que grabase ahora algo mucho más comercial que “Grace”. Así que se fue a Memphis en busca de un refugio creativo. Los miembros de su banda iban hacia allá para reunirse con él la noche que se ahogó.

Su muerte dejó a la señora Guibert en la difícil posición de manejar su carrera póstuma. Y además la convirtió en la figura intermediaria con los amigos y fans de su hijo, lo que le ha llevado a ser muy criticada por la mayoría de ellos, que incluso han llegado a decir que Jeff no hubiese querido que fuese su madre quien se ocupase de todo ésto.

Pero ella lo hace. Y no solo éso, sino que se pasa los días vigilando internet para evitar las ventas de discos piratas de su hijo, manteniendo una página web, promoviendo conciertos de homenaje y trabajando con las discográficas para sacar más música de Jeff y para supervisar las canciones suyas que se usan en la televisión y el cine. Se ha convertido en el trabajo de su vida. Cuando nació Jeff ella tuvo que renunciar a sus sueños de convertirse en actriz, y cuando murió Jeff, su vida adquirió aires de drama, en la que es la intérprete principal.

Ella dice, de todas formas, que no se está haciendo rica custodiando el legado de Jeff Buckley, aunque “Grace” continúa vendiendo más de 1.000 discos semanales, que sin ser una cosa del otro mundo, sí que genera más royalties que en vida de su autor. Eso sí, al menos al llegar los cheques de la compañía de discos ha podido reparar el sistema de calefacción de su vieja casa y algunas cosas más. Una película sobre Jeff, sin duda contribuiría a aumentar la venta de sus discos.

Al principio la señora Guibert pasaba de los guionistas y productores que le pedían los derechos de la historia de su hijo, pero Brad Pitt la convenció mostrándole su archivo de música y escritos de Jeff Buckley, donde además tenía diarios escritos e incluso sonoros que Brad había ido grabando en cassettes.

Una vez que Brad obtuvo la bendición de la señora Guibert para hacer la película, contrató a Emma Forrest, una novelista y periodista inglesa, para que escribiera un guión del estilo de “La Rosa”, aquella película que todos recordareis en la que Bette Midler interpretaba a una cantante con muchos paralelismos con Janis Joplin. Después de todo, había muchas especulaciones sobre que la muerte de Jeff no había sido un accidente, sino que las drogas, el alcohol, o incluso alguna forma de enfermedad mental había jugado un papel importante en ella.

Pero la señora Guibert no aceptaba que su hijo hubiese tomado nunca drogas ni hubiese sufrido de depresiones, por lo que rechazó los primeros guiones. El problema era que los recuerdos que ella tenía de su hijo eran muy diferentes de los que tenían los amigos de Jeff que Emma Forrest había entrevistado para elaborar el guión. Ésta quería explorar la naturaleza del genio del cantante y extraer los eslabones entre su música y su desintegración emocional, pero la madre no quería saber nada de ello, con lo cual iba a ser muy difícil contar nada emocionante sobre creatividad, o como ésta puede afectar a personas de un talento excepcional.

La propia Emma Forrest también había luchado anteriormente con la enfermedad mental que ella misma había padecido, y sobre la que escribió algunos de sus libros. Y ése era otro de los factores que hacían que la señora Guibert tuviese tanta reticencia sobre sus guiones; y que en ellos saliese un Jeff Buckley automutilándose, o al que se le aparece el fantasma de Judy Garland, le parecía que eran reflejos más propios de la vida de la guionista que de la de su hijo. Y quizás no le faltaba razón.

Ella insistía en que su hijo no tenía problemas de abuso de drogas ni de alcohol, ni padecía ninguna enfermedad mental aunque a veces sí hubiese tenido algún ataque de pánico o ataques pasajeros de depresión. En estas condiciones, el guión era tan difícil que Brad Pitt abandonó el proyecto de hacer la película.

Pero la historia ha seguido interesando a muchos cineastas más. Durante los últimos meses se han rodado cuatro documentales sobre Jeff Buckley, e incluso se ha editado un libro que era una doble biografía suya y de su padre: “Dream Brother: The Lives and Music of Jeff and Tim Buckley”, escrito por David Browne, al que se le han acercado también muchos productores queriéndole comprar los derechos del libro. Al final los vendió, pero cuando se preparaba la película basada en él, la madre de Jeff volvió a meterse por medio diciendo que aquello carecía de verosimilitud y que no confiaba en que la figura de su hijo fuese reflejada de forma adecuada. Obviamente, también influiría el hecho de que ella no iba a tener el control de nada ni, por tanto, habría presupuesto para pagarle “sus servicios”.

Con lo cual volvemos al principio de nuestra narración, con la señora Guibert contactando con Michelle Sy (por cierto, la productora a la que debemos la maravilla de “Descubriendo Nunca Jamás”), y ésta a su vez, contratando al director Brian Jun, muy bien acogido en “Sundance” con su película “Steel City”, en la que narra una complicada relación padre-hijo. Los hechos sobre Jeff Buckley no van a ser edulcorados ni manipulados… aunque realmente ésto nunca sabremos si es verdad, ya que antes los tendrá que aprobar la señora Guibert, que al fin y al cabo es su madre. Y aunque ella (diga que) intenta ser una ejecutiva honesta e imparcial sobre todo este asunto, al final la única razón de verdadero peso que persiste es que ella es la madre de Jeff Buckley.

Categorías: Forever Young -

25 Comments

  • El dia 15.01.2007, Vidal dijo:

    Si esa madre sigue opinando que su hijo no tomaba drongas es porque, evidentemente, no ha escuchado “Grace”. Que gran ironía, ¿eh?
    (y que gran disco, dicho sea de paso)

    • El dia 15.01.2007, Vinué dijo:

      Ah, el tito Jeff, qué lástima que acabara ahí en al Guadalete… Endeluego su vida fue de telenovela. Y la madre da un miedo que te peich.

      • El dia 15.01.2007, Microalgo dijo:

        Sí que tiene carita de dar zuzto, la madre. Vete tú a saber si el otro no se puso a jugar a la apnea eterna por escapurriciarse de ella.

        No había escuchado nada de este hombre. Os voy a aburrir dándoos las gracias por ampliar mis horizontes.

        (Ejjem… se acaba de editar otro libro de Stefano Benni en España -Margherita Dolcevita-. Ya me lo he comprado y me lo he leído. Me sigo quedando con Baol, Tierra y El Bar del Fondo del Mar).

        • El dia 15.01.2007, jlambrosio dijo:

          A ver, el departamento de Leyendas Urbanas…¿es cierto que el nota se bañó en el río con los botos puestos y la chupa de cuero?
          Abundando en el tema, ¿alguién podría citar algún caso en el cual la injerencia activa de los familiares en la obra de algún artista no haya sido una rémora?
          Ah, gran disco el “Grace”. Lo que no me imaginaba yo era que su influencia llegara hasta según qué artistas…

          Oju

          Por último, lamento aparecer tan poco por aquí desde hace varios días, pero las secuelas anímicas de la gripe que he pillado parecen más duras de lo previsto…

          • El dia 15.01.2007, carrascus dijo:

            Pues sí, Ambrosio… y eso que la foto que has puesto es la de la portada, que si nos fijamos en la contraportada…!!!

            Fijémonos, fijémonos…

            Oju

            Para que luego el angelito se queje de los que le roban royalties en el top manta.

            De todas formas, yo más bien creo que esto debió ser cosa del fotógrafo, porque seguramente el Busta no sabrá siquiera quien es Jeff Buckley.

            Me alegro de verte repuesto y libre de tus miasmas.

            • El dia 15.01.2007, carrascus dijo:

              Para tu consulta con el departamento de leyendas urbanas, he subido a mirar las revistas que tengo de la época (junio del 97) y la historia sobre su muerte que cuentan todas ellas con más o menos los mismos detalles es la siguiente:

              Jeff y su amigo Keith Foti iban a los estudios Easley cuando decidieron pararse un ratito a echar un cigarrito sentaditos en el muelle del río ése. Allá que estaban disfrutando de la brisa (completamente vestidos, por supuesto) mientras Jeff se entretenía cantando el “Whole lotta love” de Led Zeppelin, que era la canción que estaba sonando en el radiocassette (el ghetto blaster) que llevaba su amigo.

              En un momento determinado pasó por el río un enorme remolcador que levantó una gran estela de agua que inundó el muelle en el que estaban sentados. Su amigo pudo irse corriendo, sobre todo para salvar su radiocassette, y cuando volvió a mirar hacia atrás solo puedo ver que Jeff ya no estaba allí y que seguramente se habría caido al río arrastrado por el reflujo.

              • El dia 15.01.2007, Microalgo dijo:

                Anda. Lo mismo es que ni se suicidó ni nada, sino que estuvo torpote. El pobre.

                Ánimo, J.L. Su sistema inmunitario acabará imponiéndose.

                • El dia 15.01.2007, EuLaliA dijo:

                  eeeeehhhhh no os metais tanto con la madre que seguro que la vuestra y la mía nos defenderian de la misma forma y no querrian escuchar de nadie que somos unos petardos.

                  Y ademas seguro que a la mamá del Bustamante le encanta la portada del disco de su hijo.

                  • El dia 15.01.2007, carrascus dijo:

                    Pues sí, D. Micro, eso es lo que parece. Desde siempre, al contrario que los que mantenían que había sido un suicidio causado por sus cuelgues y depresiones, la madre y su entorno han sostenido que fue un accidente.

                    Incluso en la página web de Jeff que os enlazo en el post, dicen lo siguiente que copio y pego:

                    “We have a police report, a medical examiner’s report, and an eye witness to prove that it was an accidental drowning, and that Mr. Buckley was in a good frame of mind prior to the accident”.

                    Y que también traduzco:

                    “Tenemos un informe de la policía, un informe del médico que le examinó y un testigo presencial que demuestran que fue un ahogo accidental, y que el señor Buckley estaba de buen humor antes del accidente”.

                    • El dia 16.01.2007, Sérilan dijo:

                      Tan dificil es creer que éste chico murió por accidente..?

                      Necesariamente y debido a los muchos casos que se han dado en el ambiente musical cualquier muerte prematura debemos achacarsela a las drogas o la depresión..?

                      Yo no puedo opinar mucho por que hasta que leí el post Jeff era desconocido para mí pero supongo que su madre le conocía bien para seguir defendiendo lo contrario aunque bien es cierto que nadie puede presumir de estar en posesión de la verdad plena.

                      Otra cosa es lo que está haciendo con la memoria del hijo, no se yo pero me parece que la señora mangonea demasiado

                      • El dia 16.01.2007, jl ambrosio dijo:

                        Encantados de tenerte otra vez por aquí, Serilan. Y tus dos últimos renglones resumen exactamente lo que se nos ha pasado a muchos por la cabeza. Y la cuestión es que es dificil mantener un equilibrio entre las justas intenciones que puedan albergar los familiares del desaparecido respecto a que no se tergiverse mucho su memoria (es obvio, como cita Vidal, que Jeff debía saber ya lo que eran las drogas, pero no lo es que estuviese enganchado o mantuviese problemas con ellas) y lo que es querer tener un veto sobre todo lo que salga respecto a su hijo. ¿Y si es un disco tributo, también hace falta autorización sobre quién puede o no hacer versiones? Y, ya puestos, ¿por qué no sobre todo lo que se escriba?. Oiga, Carrascus, ¿usted le ha pedido permiso a la señora para escribir eso de arriba?

                        • El dia 16.01.2007, Microalgo dijo:

                          Je, je. Lo mismo le cae un puro al Carrascus, por opinante inopinado. Redondée la faena, Señor, y métase un poquito con Yoko Ono, ande.

                          • El dia 16.01.2007, EuLaliA dijo:

                            Ummmmmmm, ¿Carrascus meterse con Yoko Ono? ¿Despues del alegato que hizo en su defensa en los comentarios de un post que escribio en el Replicante?

                            Seguramente es que por entonces todavia no leerias tu el blog, pero como tienes todos los post disponibles ahi en Paginas Pasadas puedes leerlo ahora, es el numero 32.

                            Y sobre la señora madre de Jeff Buckley yo lo que pienso es que mas que querer tener un veto sobre todo lo que se hace con su hijo, como dice Ambrosio, lo que quiere es figurar en los proyectos para poder asegurarse la vejez.

                            • El dia 16.01.2007, carrascus dijo:

                              Coño, Lali, te sabes mejor que yo las cosas que he escrito.

                              Pues sí, D. Micro, como ella dice, ya tuve mis más y mis menos con los que opinaban que “la culpa de todo la tiene Yoko Ono”.

                              Respecto al permiso para escribir este post de Jeff, no hay problema. Si la señora quiere estoy dispuesto a compartir con ella la mitad de las ganancias que me ha reportado el escribirlo.

                              • El dia 16.01.2007, Microalgo dijo:

                                Juaa, jua. Muy fino, Señor Carrascus.

                                Gracias por la referencia, EuLaliA. Le eché un ojo (y a los sabrosos comentarios… ¿Quien era la “verdadera bruja”? Da igual, no creo que la conozca). Me quedo con la parte en que Carrascus dice, en defensa de la Ono (¿No es la que ha montado el servicio de telefonía, verdad que no?) “que sólo fue el detonante”. En mi experiencia (cada vez más amplia, porque si no, aviados íbamos) ya tengo claro que los que “sólo son los detonantes” SON LOS QUE TIENEN LA CULPA DE QUE LAS COSAS EXPLOTEN.

                                Así que la culpa de todo…

                                • El dia 16.01.2007, Microalgo dijo:

                                  Y por cierto, ya puestos, me dio mucha ternurita y me sentí muy bien al saber que, al revés que entre los Beatles, el ambiente entre el Silencioso Bob y su Band era tal que al volver Harrison de un periodo con ellos, la convivencia le pareciera una caca entre los miembros de su grupo. Fantaseo con cómo se lo pasarían esos tipos haciendo música todo el puñetero día.

                                  • El dia 16.01.2007, carrascus dijo:

                                    Bueno, pues D. Micro también se apunta a las filas antionistas.

                                    En estos comentarios ha vuelto a aparecer nuestra querida amiga Sérilan, y además el número de ellos ha aumentado considerablemente. Esperemos que siga así, y para removerles un poco las neuronas y las ganas de escribir tenemos preparado para colgar mañana otro post en el que les pediremos a todos su colaboración… ya sabeis, uno de esos participativos en el que todos podreis tener algo que aportar.

                                    Id haciendo memoria sobre las canciones que conoceis…

                                    • El dia 17.01.2007, Microalgo dijo:

                                      Y bueno: ¿Cuándo una necrológica en condiciones para James Brown? Ya sé que este no es un blog de esquelas, pero el muzacho se lo merecería.

                                      Tal vez para cuando lo entierren (iba escuchando la radio hoy y parece que hay demasiados juicios de paternidad y le siguen haciendo pruebas al cadáver… y eso que lleva ya dos funerales). Como decía el locutor, hay que ver lo que mueve el esqueleto este hombre.

                                      • El dia 17.01.2007, jl ambrosio dijo:

                                        Necrológicas, lo que se dice necrológicas…me temo que no es este el departamento. Pero alguna que otra historia apañada (y rigurosamente apócrifa, como no podía ser de otra forma) acerca de Brown sí que podemos buscar, estimado amigo Microalgo.
                                        Aunque, la verdad sea dicha, tenemos ya varios artículos en cartera y tendremos que buscarle hueco, aunque para el Padrino del Soul siempre hay espacio.
                                        Aparte de eso, la semana que viene estaremos en condiciones de adelantarles otra noticia: dentro de pocos meses vamos a hacer una presentación en Sevilla colaborando en el concierto de un grupo local. Pero sobre eso ya hablaremos más adelante…

                                        • El dia 17.01.2007, carrascus dijo:

                                          Bueno, venga, vale… escribiremos alguna historia de James Brown. ¿No vale aquella que conté en los comentarios del día que murió sobre la chica que tuve delante en el concierto que dio en Sevilla…?

                                          • El dia 29.01.2007, AnonymousVoyeur dijo:

                                            Hola internautas, antes de nada quisiera felicitar al blogger por la redacción de tan interesante y original artículo sobre Jeff Buckley.
                                            Decir que no soy más que uno de esos millones de internautas pasajeros, de esos que se tiran a diario en paracaídas sobre el universo Google en busca de temas con los que distraer el tiempo, y que casualmente ha caído hoy en esta web, y digo casualmente porque se da la circumstancia de que soy un fan, fan, fan, muy fan (de esos cansinos que repelen y dan ganas de ahostiar por su obsesión enfermiza con la música) de entre muchos otros, Jeff Buckley.

                                            Sólo entro para mostrar mi acuerdo con la opinión que se desprende del artículo sobre el papel (tocanarices) que posiblemente va a desempeñar la señora madre en la realización de dicho Biopic, el cuál por cierto y aunque no exista ninguna información oficial aún, tiene todas las papeletas de ser protagonizado por James Franco (el malo de Spiderman).

                                            Y la verdad es que el tío se parece un huevo al susodicho:

                                            http://eur.i1.yimg.com/eur.yimg.com/xp/yahoo_manual/20060403/11/1743185324.jpg

                                            Con respecto al controvertido tema de su muerte. La única versión verdadera de los hechos es la contada por Keith Foti, que no es otro que el amigo que acompañaba a Buckley durante sus últimas horas de vida el día de su muerte. Olvidad las versiones que cuentan por ahí sobre que Jeff íba colocado, que se suicidó haciendose una ahogadilla así mísmo o que una ola gigante producida por un tsunami lo engulló, etc…

                                            “Estábamos haciendo tiempo antes de dirigirnos al estudio, hacía calor asique conducímos hácia la marina con la intención de darnos un chapuzón para refrescarnos, Jeff y yo buscamos una orilla apartada dónde poder estirarnos un rato. Yo llevé mi ghettoblaster conmigo y estuvimos escuchando música”

                                            “Jeff estaba muy animado porque esa misma noche él y su banda íban a reunirse para grabar después de unos meses de descanso, estaba muy excitado con la ídea de empezar a dar forma a las canciones que tenía en su cabeza, estaba felíz.
                                            Jamás olvidaré como minutos antes de lo ocurrido empezó a sonar “Whole lotta love” de Led Zep, y Jeff se dejaba llevar por el ritmo de la canción cuando se me acercó y me dió un abrazo. ‘Ahí está el secreto tío, en el amor, todo se reduce al amor’. Esas fueron sus últimas palabras antes de adentrarse lentamente en las aguas del río, vestido y con los zapatos puestos, mientras seguía coreando la letra”.

                                            “Jeff se hechó entonces a nadar y la última imagen que tengo de él es flotando relajadamente boca arriba con los brazos extendidos y cantando.
                                            Minutos después, las olas tardías que llegaban a la orilla provinientes de un barco que pasaba a lo lejos me hicieron levantarme para rescatar el ghettoblaster de una destrucción segura. Es entonces cuando alzé la vista y… Jeff ya no estaba.
                                            Lo que vino después se convirtió en la experiencias más angustiante y dura de mi vida. Lo llamé una y otra vez, gritando su nombre y corriendo por la orilla de arriba abajo, sin respuesta, mientras el sol caía del cielo más y más…”.

                                            Después de leer la versión del único testigo yo opino que fué un accidente, y aunque esa bonita frase lapidaria que suelta Jeff al final solo sirva para alimentar aún más el morbo, hay que reconocer que pegaría mucho para la película.

                                            Y ya para finalizar, os dejo unos fragmentos de una entrevista hecha hace unos años a la madre de Jeff Buckley, dónde cuenta algunos hechos traumáticos en la vida de su hijo por los que apuesto el cuello que acabarán convirtiendose en escenas para la pelicula:

                                            “Cuando rompí con mi segundo matrimonio, un día estaba leyendo el periodico cuando ví anunciada una actuación de Tim en un club de nuestra localidad. Jeff tenía entonces 8 años y no conocía apenas a su padre, asique le pregunté si quería ir a verle actuar…”

                                            “…Desde el primer momento en que lo vió aparecer con su guitarra, supe que se había enamorado de su padre por la forma en que brillaban sus ojos. Recuerdo a Jeff saltando y sonriendo sobre su asiento durante todo el concierto”.

                                            “Hubo un rencuentro muy intenso después del concierto, cuando Tim nos recibió en el backstage. Tengo grabada la imagen de Jeff abrazandose al cuello de su padre mientras él sonreía y lo subía en brazos. Fueron unos momentos increíbles. La esposa de Tim, que estuvo presente durante el rencuentro, me pidió si podían llevarselo a su casa unos días para que padre e hijo pudiesen hacerse mejor el uno al otro, a lo que accedí…”

                                            “Después de tres o cuatro días lo mandarón en un autobús de vuelta a casa, con el telefono de su padre escrito en un papel en su bolsillo. Trece días después Tim murió y… bueno, todos sabíamos que se hubiesen producido más encuentros entre ambos de no haber sucedido lo que sucedió”.

                                            Cuando le preguntan sobre cómo de grande fué la influencia de Tim sobre su hijo:

                                            “La única influencia que tuvo Tim sobre su hijo fué la de covertirlo en un chiquillo triste. Fué descubriendo con los años que había tenido un padre que no había hecho un solo esfuerzo por formar parte de su vida. Jeff no se hízo nunca con ningún disco de Tim. Apreciaba la música de su padre por lo que era, pero nunca sonó con él. La única vez que Jeff aprendió algunas canciones de su padre fué para el concierto tributo a Tim que se celebró en 1991. Tim ni tan siquiera le envió nunca una tarjeta de cumpleaños o navidad a su hijo, únicamente recibíamos 80 dolares mensuales de él”.

                                            No si… hay que reconocer que la madre sabe vender muy bien la historia de su hijo, ya sabe, madre no hay más que una.

                                            Saludos y felicidades por el blog.

                                            Bye.

                                            • El dia 30.01.2007, jl ambrosio dijo:

                                              Guau, todo un detalle tu comentario, amigo. Y se agradece.
                                              Vuelve cuando quieras…

                                              • El dia 30.01.2007, carrascus dijo:

                                                Jejeje… tal como su madre lo cuenta, el encuentro de Jeff con su padre se parece muchísimo al encuentro de Liv Tyler con el suyo… material para Hollywood.

                                                Con respecto también a lo que nuestro amable lector nos ha transcrito de lo dicho por Keith Foti, habría que saber cuándo hizo esas declaraciones, porque me da la impresión de que Foti se ha dejado llevar también un poco por la mitomanía creada con la muerte de Jeff y ha “adornado” su declaración del día del accidente que recogían las revistas de entonces y que transcribí unos comentarios más arriba. También puede ser que el “adornador” haya sido el traductor. Digo ésto porque no hay que olvidar que los hechos ocurrieron en una ciudad, en un casco urbano, y en un río, que además era afluente del Mississipi, con lo cual no es muy ancho (pueden verse fotos en el Google), y rechinan afirmaciones como “se fue adentrando lentamente en las aguas del río”… En un río, y sobre todo en un tramo urbano de un río, no puede uno adentrarse lentamente como si fuera una playa… O ésto otro: “las olas tardías que llegaban a la orilla provinientes de un barco que pasaba a lo lejos”… por muy lejos que estuviese el barco estaría ahí al ladito… recordad que es un río afluente de otro… y eso de las olas tardías queda muy bonito como imagen, pero bastante irreal. Me quedo con el reflujo de un remolcador que pasaba por el río…

                                                De todas formas, la verdad ya poco importa cuando podemos quedarnos con una versión, que si no es la real, sí que merece serla.

                                                Y a tí, lector anónimo, muchísimas gracias por tus halagos y, sobre todo, por haber escrito un comentario que aporta tanto y que demuestra implicación e interés en el tema que has leído. Esperamos verte por aquí más veces.

                                                • El dia 30.01.2007, Sérilan dijo:

                                                  “Vestido y con los zapatos puestos”…

                                                  No se, esto da que pensar si realmente fué un suicidio, lo normal hubiese sido descalzarse y quitarse algo de ropa.

                                                  Creo que todo quedará en especulaciones. La verdad se fué con él.

                                                  • El dia 07.10.2007, Nina dijo:

                                                    Uno de los post más interesantes sobre Jeff Buckley que he encontrado. Muy bueno también el comentario de AnonymousVoyeur, me gustaría saber dónde encontró esas entrevistas para leerlas enteras. Solamente voy a hacer un comentario sobre lo de Brad Pitt y la película. La madre de Buckley aclaró en el sitio web oficial que Pitt nunca le pidió hacer una película.
                                                    Escribe:
                                                    Brad Pitt has NEVER asked to portray Jeff Buckley in a feature motion picture. Never. Ever. Period. GET OVER IT !
                                                    http://www.jeffbuckley.com/news.asp?id=86

                                                    Además en Hollywood.com salió una nota desmintiendo, donde la madre dice:
                                                    Guibert says, “Brad has never actually wanted to play Jeff--he found all those tabloid stories very funny.

                                                    “All he wanted to do was help produce a project that would have been close to his heart. Brad is still on a list of people we would love to have work with us.”

                                                    http://www.hollywood.com/news/Buckleys_Mother_Denies_Pitt_Rumors/3557831

                                                    Saludos

                                                    (Required)
                                                    (Required, will not be published)

                                                    Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.