Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
EN LA CIMA DEL MUNDO
Categorías: Forever Young
jm carrasc

Normalmente, las conmemoraciones de gente ilustre suelen hacerse en la fecha de su nacimiento o en la de su muerte o, en casos relevantes, coincidiendo con la publicación de alguna obra cumbre. No es eso lo que aquí me interesa, porque, a ver, ¿qué hubo de especial en el nacimiento de Elvis Aaron Presley, el 8 de enero de 1935 en Tupelo? (aparte del hecho de que vino acompañado de un hermano gemelo que nació muerto, cosa que, incluso hoy en día, sigue siendo causa de especulaciones). Poca cosa, nadie hubiera pensado mucho en aquel mocoso que vino a nacer en una paupérrima familia de Mississippi. Tampoco es que haya mucho de especial en conmemorar su muerte. Artísticamente, Elvis llevaba muchos años de cuerpo presente antes de aquel dia, como un zombie deambulando por su escenario de Las Vegas, alicatao hasta el techo con todo tipo de sustancias.

Si yo tuviera que conmemorar algo, me gustaría recordar a Elvis donde estaba hace justo 50 años: en la cima del mundo. Empezó el año 1956 cantando aún en Festivales locales de Country, y lo terminó conquistando a todos los jóvenes de la era Einsenhower no sólo desde sus conciertos, sino, sobre todo, sus discos y sus apariciones en la tele y el cine. Llegado el mes de diciembre de 1956, incluso aquellos que habían estado todo el año insultandole desde la prensa, radio y televisión tuvieron que rendirse a la evidencia: Elvis era el tio más chulo que se contoneaba en todo el mundo y lo único que podían hacer era subirse al barco si no querían quedarse en tierra, en la conservadora America de Einsenhower.

Elvis comenzó el año 1956 con los nervios que suponía saberse el objeto del fichaje más caro de la industria discográfica hasta la fecha, nada menos que una cláusula de traspaso de 40.000 dólares que le vino muy bien a su antiguo productor discográfico, Sam Philips, para sacar adelante otros talentos en Sun Records, entre ellos Roy Orbison, Johnny Nash, Jerry Lee Lewis y Carl Perkins, quien llegó al número uno antes que Elvis, con “Blue Suede Shoes” (Zapatos de Gamuza Azul). Sin embargo, la tacañería de Philips acabó por ahuyentar de su sello discográfico a todo este talento pocos años después.

elivs-tired196

Así que podeis imaginar los nervios de Steve Shoales, el ejecutivo de RCA que firmó a Elvis por la suma arriba indicada, cuando se lo llevó el 10 de enero a un estudio de Nashville y, en los primeros minutos, su joven talento no terminaba de entonarse. Hasta que empezaron a ensayar “I got a woman”, de Ray Charles, y todo el mundo empezó a respirar aliviado. En aquella primera sesión de enero, Elvis se pegó 10 horas en el estudio (otra cosa nunca vista para su productor, Chet Atkins, acostumbrado a sesiones de cuatro horas) y de allí salió aquel primer glorioso sencillo, “Heartbreak Hotel”, directo al número uno antes de que el mes terminase. Antes de terminar el año, cuatro sencillos más llegarían al mismo sitio, igual que su primer Lp para RCA en marzo, igual que el segundo en navidad.

Pero si Elvis se hubiera limitado sólo a los discos, posiblemente la historia se hubiera escrito de otra forma. El Colonel Parker adivinó pronto el potencial de la televisión y logró colar a su artista en “Stage Show”, el programa de los hermanos Dorsey que por aquel entonces tenía sólo una incipiente audiencia. Tras aquellas apariciones, los críticos de la prensa no dudaron en ensañarse con aquel cateto blanco que imitaba a los negros y bailaba como una stripper (les resultaba incomprensible que esa fuese la forma que tenía Elvis de entender la música). Nada de eso importaba: los chicos de todo el país se volvían locos con aquello. La pela es la pela y, llegado julio, tras la histeria despertada tras su aparición en los programas de Milton Berle y Steve Allen (en este último Elvis fue forzado a permanecer estático, vestido con frac, mientras le cantaba a un chucho) el mismo Ed Sullivan que se reía de él en febrero lo fichó para tres apariciones en su programa estelar, el de máxima audiencia en la época, por 50.000 dólares. Aunque cuando Elvis empezaba a menear la pelvis, la cámara siempre se iba hacia los Jordanaires…

Y, por supuesto, el cine. En julio, el Colonel ya le había firmado contrato para tres películas, la primera de las cuales, una del oeste denominada “Los hermanos Reno”, empezaría a filmarse en septiembre. Durante el rodaje, Elvis sorprendió al equipo con una balada que había escrito especialmente para la película, “Love me tender”, nada que ver con el rock muevecaderas de su repertorio. Pronto el Colonel lograría que el productor, Hal Wallis, rebautizara la película con el título de la canción. Tras su estreno, el 15 de noviembre, Elvis ya era una estrella del cine. Y eso que moría al final de la película…

En 1957 Elvis se metió de lleno en Hollywood con tres películas más, “Amándote”, “El Rock de la Carcel” y “King Creole”. Y de allí al servicio militar que, como muchos otros actores de Hollywood, podía haber evitado con sólo que el Colonel hubiera movido los cables. Pero al Colonel (presumiblemente un emigrante ilegal) no le interesaba pedir favores a las autoridades y en 1958 Elvis fue despachado a Alemania. Y nunca volvió a ser lo mismo. A partir de ahí, una sucesión de horrorosas películas y discos en declive (con buenos sencillos) le convirtieron en la figura icónica pero inerte que fue hasta su muerte. Ni siquiera cuando intentó un regreso a sus raices rockeras en 1963, vestido en cuero negro, fue capaz de capturar aquella magia de 1956.

¿Hubiera habido rock and roll sin Elvis? Seguro: Ike Turner, por citar sólo uno, llevaba años combinando ese sonido en sus directos. Y, no lo olvidemos, Bill Haley ya había tenido sus 15 minutos de gloria con “Rock Alrededor del Reloj”. Por no hablar de los nuevos talentos en Sun Records: Cash, Perkins, Orbison, Lewis. La pregunta es si alguno de ellos podría haber alcanzado el mismo impacto que el chico de Tupelo. ¿Cómo hubiera sido la historia del rock si el elegido para la fama hubiera sido, por ejemplo, Jerry Lee Lewis, con su predisposición a saltarse todas las leyes? Posiblemente sería más excitante…pero también más breve, y dudo que hubiera contado con la misma adhesión de la juventud americana. Americana y de todas partes. Sin ir más lejos, aquí en Sevilla, la llegada de los primeros discos de Elvis a nuestras emisoras de radio sirvió para que muchos de aquellos jóvenes dejasen de lado las tunas, o la música de Semana Santa, o la canción melódica, para intentar, al menos, recrear aquel sonido.

Sin duda, la historia de la música moderna sería distinta sin Elvis y aquel mágico año de 1956. ¿Mejor? ¿Peor? Decididlo vosotros mismos y ,entre tanto, no os olvideís que en el año 2006 siguen saliendo grupos magníficos. Alguno de los cuales, no puedo evitarlo, me sigue recordando a El Rey…

Categorías: Forever Young -

9 Comments

  • El dia 07.12.2006, Microalgo dijo:

    Me ha encantado el trocito final de la película de Elvis… subtitulado en correctísimo shinito shuletita!!! (menos mal que no la han doblado).

    • El dia 07.12.2006, jl ambrosio dijo:

      ¿A que sí? En Google Video tenían la misma escena sin subtitular, pero ésta tenía más guasa. De todas formas, he pillado un par de incorrecciones ortográficas en los subtítulos 😉

      • El dia 07.12.2006, EuLaliA dijo:

        si, pero en España fueron mas creativos cuando la doblaron y Elvis decia cuando se moria, “si me muero que me entierren con la bandera de España” y todos lloraban a moco tendido mientras cantaban aquello de “banderita tu eres roja, banderita tu eres gualda”………. cuanta emotividad, la gente salia del cine llorando a lagrima viva. Esos eran peliculas y no las mierdas estas de chinos saltarines y de efectos especiales.

        • El dia 07.12.2006, carrascus dijo:

          Andaaaaa… que no os cabe ná a todos (y a todas)… despues querréis que la gente se tome en serio el blogin’… jejejeje.

          Pero bueno, vienen bien unas sonrisas después de un largo día en el que no me he podido acercar al ordenador siquiera.

          El mundo no estaba preparado para Elvis. La violencia de su reacción contra él lo testifica ampliamente. Otros artistas de rock’n’roll estaban enfocados más claramente hacia la música. Un genio egocéntrico como Jerry Lee Lewis puede incluso que tuviese más talento. Ciertamente Chuck Berry y Carl Perkins tenían una inteligencia más afilada. Pero Elvis tuvo el momento. El llegó como un avión a reacción, y las reverberaciones que produjo el shock de su llegada todavía persisten lo suficiente, tantos años después de su muerte, como para que D. Ambrosio dedique varias horas a escribir un post sobre él y los Kyuss hagan música que nos lo recuerda.

          Buddy Holly dijo una vez que sin Elvis ningún otro cantante posterior habría podido hacerlo. Como veis, sobre El Rey todos estamos más o menos de acuerdo.

          • El dia 08.12.2006, Sérilan dijo:

            EL REY…..claro que sí, sin duda. Siempre habrá un antes y un después, de él.

            Magnifico post Ambrosio, y entrañable, creo que de todos es sabido ya mi adoración por Elvis.

            Hasta que vuelva al trabajo el martes no podré ver y escuchar bien los videos ( y estoy que me muerdo de la impaciencia) pués mi conexión en casa es lenta.

            Lo que parece ser el verdadero motivo que le llevó a cumplir el servicio militar lo desconocía.

            • El dia 08.12.2006, carrascus dijo:

              Su adoración, querida Sérilan, por Elvis, le ha llevado a incluirlo en la lista de canciones “para oir mientras tanto” que actualmente incluye nuestra “radio-blogin'”.

              La verdad es que el gusto demostrado en la selección, cada uno en su estilo, está a muy buen nivel. Espero y deseo que las parejas respectivas con las que oigais estás canciones estén a la misma altura.

              Enhorabuena a todos si es así.

              • El dia 09.12.2006, Sérilan dijo:

                Siiiii señor….!!!! Vaya un radioblogin de lujo que nos han montado estos chicos…

                …y digo yo…como éstas canciones son las favoritas para oir “mientras tanto” y como entramos al blog y escuchamos radioblogin a horas diversas, diversos sitios y más diversas aún las personas que a veces nos rodean, no corremos peligro de motivarnos demasiado en lugares inadecuados y con gente que no debiera ser.

                En fin, todo es probar no..??…jajajaja

                • El dia 09.12.2006, carrascus dijo:

                  Sérilan, querida amiga, usted aproveche las oportunidades que se le presenten y haga como la policía de las películas… dispare primero y pregunte después… jejejeje…

                  • El dia 09.12.2006, Lurrid dijo:

                    Sí, pero recordar todos, que aquel inigualable movimiento de caderas, se lo deberá siempre a Forrest Gump. xDDDDD.

                    Un saludo.

                    (Required)
                    (Required, will not be published)

                    Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.