Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
KLAATU BARADA NIKTO
Categorías: Forever Young
Carrascus

A Ambrosio ya le dediqué un post. Así que éste va por su amigo, el que descubrió la música moderna junto a él oyendo ésto:

En Febrero de 1.977 el “Providence Journal” de Rhode Island publicaba un artículo llamado “Could Klaatu be the Beatles? Mystery is a Magical Mystery Tour”, en el que el periodista Steve Smith jugueteaba con la idea de que el disco del que hablaba pudiese haber sido grabado por alguien que nadie se esperaba:

“He oído un refrescante nuevo disco que suena increíblemente beatleliano… sus nombres son mantenidos en secreto por Capitol Records y Frank Davis, su representante… pero ¿por qué Capitol invertiría en unos “desconocidos”?… el disco de Klaatu nos devuelve recuerdos de los Beatles en cada canción… “Sub Rosa” suena como los Beatles de 1968/69, la voz es exactamente como la de McCartney, la batería como la de Ringo, y las guitarras suenan igual que las de George y John… “Doctor Marvello” suena igual que el George Harrison de “Blue Jay Way”, con el resto de los Beatles respaldándole, junto a notas de sitar y efectos de cinta hacia atrás… otras canciones tienen los ye-ye-yés y otras inequívocas armonías… ¿Son los Beatles?”…

Y así comenzó uno de los rumores más famosos de los años 70 en el mundo del rock, una leyenda que ayudó a acrecentar tanto como a destruir la carrera de un trío de músicos de Canadá, que daban a conocer su talento bajo el nombre de KLAATU.

John Woloschuk, Terry Draper y Dee Long firmaron un contrato con Capitol records a mediados de los ´70. Su primer disco, el que a través del hilo musical despertó en Ambrosio y su amigo el apetito por el pop, se editó en Agosto del 76 y despertó tan poca expectación que para Navidades ya estaba en los cajones de las rebajas de las tiendas de discos.

Una de las versiones de la leyenda dice que los Beatles grabaron el disco en 1966 y que había permanecido misteriosamente olvidado hasta que lo recuperaron en 1975. Cuando lo encontraron, se decidió que el disco se editaría en el sello americano de los Beatles, que era Capitol. El único problema era que los Beatles querían que la música siguiera siendo de su propiedad, y con los continuos problemas legales que tenían en aquel momento tenía poco sentido enfocar la atención hacia ellos. Por tanto, para evitar que la prensa y los fans llegasen inmediatamente a cualquier conclusión con respecto a su música si sabían que los Beatles estaban envueltos, éstos pidieron que el disco fuese editado sin créditos personales ni indicación alguna de quienes tocaban o habían escrito las canciones.

La pega que se le puede poner a esta leyenda es que por una parte los Beatles no querían que sus nombres (individuales o colectivo) estuviesen conectados a este disco, pero por otra parte sí querían dejar pistas presentes en él para demostrar que era de ellos. Tiene poco sentido, ¿no?. Pues explicádselo a los fans de los Beatles, que como ya ocurriese con la famosa leyenda de “Paul está muerto”, empezaron a encontrar toda clase de disparatados indicios que demostraban que Klaatu eran sus ídolos escondidos. Por supuesto, algunas de las pistas son inmediatas: Klaatu editan el disco en Capitol, que es el sello donde los Beatles editan sus discos en los USA… el que no hubiese créditos de ningún tipo sugiere que hay un grupo de personas que no quieren ser conocidos… igual que la falta de fotos y de cualquier clase de material promocional. Por supuesto, la música tiene una brillante calidad musical reminiscente de la de los Beatles y las letras tienen la fantástica y caprichosa imaginería musical que repetidamente muestran las canciones de Lennon & McCartney… Y después de ésas, las “pistas” ya empiezan a ser más rebuscadas cuando no francamente enfermizas, hasta el punto de encontrar señales en Morse en una de las canciones.

Irónicamente, el rumor de que los músicos del disco no pusieron su nombre a propósito para que de esa forma “fuese la música la que hablara por sí misma” es exactamente lo que los tres miembros de Klaatu habían pensado en realidad. Que lo diga, si no, John Woloschuck:

Nosotros lo dijimos desde el principio, desde el primer día, antes incluso de grabar la primera nota… dijimos que queríamos permanecer anónimos. No porque estuviésemos intentando despistar a nadie, sino porque queríamos que la música hablase por sí misma. Éramos jóvenes e idealistas, y pensábamos que ése era el camino correcto, porque aquellos momentos eran el despertar de la era del glam rock, y todo el mundo se vestía con trajes estrafalarios y maquillaje, y la música parecía haber pasado a un estado secundario con respecto al que había tenido diez o quince años antes.

Aunque la banda se sintió muy halagada porque la gente pudiese confundirles con los Beatles y además ésto hiciese que las ventas de su dormido disco se disparasen, ellos repetidamente desmintieron el rumor. Mirándolo con la perspectiva que da el tiempo, la determinación de mantener en secreto a los miembros del grupo fue una de las cosas que más les hirió, porque al hacerlo así el rumor se volvió contra ellos porque mucha gente se pensó víctima de una especie de inocentada premeditada, por la que la compañía discográfica mantenía este secreto para vender más discos. Como Woloschuck dice también en la entrevista de la que saqué el anterior extracto: “El silencio fue malinterpretado como complicidad”.

Cuando luego el grupo, una vez conocida por todos su verdadera identidad, luchaba por sobrevivir, la prensa les negó su apoyo, y los miembros de la banda se rindieron y dieron a conocer sus nombres en su cuarto disco, “Endangered Species”, que se editó en 1.980. Pero era demasiado poco y demasiado tarde. La leyenda persistió y la banda se convirtió en un chiste para los críticos musicales simplemente por asociación de ideas. Klaatu rompieron un año más tarde, después de sacar un último disco, “Magentalane”, que solamente se editó en su país.

Este recorte del Billboard contaba su historia, y todavía hoy se les recuerda, y hay hasta quien les tiene cariño (Ambrosio, esto ha sido un guiño para ti, que hay que explicártelo todo), e incluso todos sus discos se han reeditado como CDs con el paso de los años. Pero ni así. No importa lo buena que fuese su música, Klaatu siempre serán recordados como el grupo aquel que la gente creía que eran los Beatles.

Categorías: Forever Young -

15 Comments

  • El dia 22.11.2006, JuanMa Replicante dijo:

    Una auténtica historia apócrifa, sí señor. Y valga la expresión.

    • El dia 22.11.2006, jlambrosio dijo:

      ¿Y por qué a The Residents nunca los han confundido con nadie, si tampoco han desvelado nunca su identidad? El mundo es muy extraño.

      • El dia 22.11.2006, EuLaliA dijo:

        ¿Y ese galimatias que has puesto por titulo, significa algo?

        • El dia 22.11.2006, carrascus dijo:

          Pues sí, Lali, claro que tiene significado. Pensé que todos la entenderíais, porque es una frase muy famosa… al menos para los que ya tenemos una edad y también nos gustaban las pelis en blanco y negro.

          ¿Recuerdas esta película…?

          Pues es “Ultimatum a la Tierra”, y la frase del título es la que le dice varias veces el marciano al robot que viene en su nave. De hecho, el marciano se llamaba Klaatu, y se la decía al robot, que se llamaba Gort, para que se estuviese quietecito.

          Y hombre, Ambrosio… es que los Residents son inconfundibles, tanto por sonido como por imagen…

          …pero ya que lo menciona, le diré que Chuck Eddy, en su libro “La Evolución Accidental del Rock’n’Roll”, deja caer la teoría de que los Residents pudiesen ser John Freed & His Playboy Band (aquellos que cantaban “Judy con disfraz”), ya que ambos grupos son de Shreveport, y se ríen bastante de los Beatles.

          La teoría es coña marinera, claro, como todo el resto del libro.

          • El dia 22.11.2006, Sérilan dijo:

            A mi la foto de estos tres me recuerda a los carteles de ” se busca ” que salen en todas las pelis de vaqueros.

            Además de musicos eran pistoleros tambien..??

            • El dia 22.11.2006, jl ambrosio dijo:

              Además de los argumentos que ha indicado Carrascus para que un montón de ociosos se creyeran a pies juntillas que el disco de Klaatu era en verdad un disco de The Beatles de tapadillo, había otro motivo más de peso: un disco publicado el año antes, 1974, en cuya portada…¿quién diríais que iba disfrazado de Klaatu en la portada?
              Ringo as Klaatu

              • El dia 22.11.2006, EuLaliA dijo:

                Gracias, ahora que me lo has dicho si que se a que te refieres y por supuesto he visto la pelicula. ¿Al final el robot se lia a tirar rayos a los humanos verdad? porque estos no querian unirse a una especie de ONU sideral o algo por el estilo y el marciano habia decidido eliminarnos, por tontos.

                • El dia 22.11.2006, Vinué dijo:

                  Y el nombre de ese grupo… ¿No era lo que tenía que gritar el prota de “El ejército de las tinieblas” para acabar con la maldición del Necronomicón? Esto seguro que lo sabría el Campano, abe.

                  • El dia 22.11.2006, carrascus dijo:

                    Jejejeje… Vinué tiene razón. El nota de la película de Sam Reini tenía que gritar eso, en un claro guiño para la peli de “Ultimatum”, lo que pasa es que no se acordaba de como era y grita cosas raras como “Klaatu verada nettie”… “Klaatu baranda necti”… y cosas así.

                    A través de esta frase se han hecho muchos más homenajes a la peli. Yo recuerdo así a bote pronto que en “El Retorno del Jedi” los guardaespaldas del monstruoso Jabba se llamaban “Klaatu”, “Barada” y “Nikto”. Y en un capítulo de la serie de televisión “Cariño, he encogido a los niños” (sí, la veía, qué pasa??) la señora Salinski, afectada por la crisis de los 40 conoce a un druida que le promete la vida eterna cuando pronuncie “klaatu barada nikto”. Y ella lo hace, claro… pero como el druida era un cabrón la señora se convierte en realidad en una princesa mala y diabólica… además amante del druida, claro, no iba a perder éste la ocasión…

                    • El dia 23.11.2006, babusha dijo:

                      Hablando de músicos anónimos, quizás JL Ambrosio, que tantos grupos entrevistó para su libro, nos podía ayudar a descubrir las identidades que se escondían destrás de aquel fantástico grupo sevillano de los 80 que se llamaba “Desayuno sobre la hierba”. Creo que llegó a entrevistarlos en cierta ocasión.

                      • El dia 23.11.2006, jl ambrosio dijo:

                        Sí, en eso estaba pensando yo, en buscar ahora entre mis fanzines de los 80…Buen intento, compañero, más suerte la próxima vez

                        • El dia 23.11.2006, Lurrid dijo:

                          A medida que leía el post, iba pensando en el comentario que poner, centrado principalmente en la cuestión de qué chunga es la industria discográfica y el mercado musical en sí mismo, incluidos a nosotros los “oyentes” finales, que da igual lo bueno que seas o lo que trabajes por hacer un disco. Si de fondo hay un rumor, o una historia que poco tiene que ver con el resultado final que se oye en el disco, los que grabaron el mismo ya pueden sudar tinta china, que no verán su esfuerzo debidamente recompensado. Algo así como la actriz de cine, o el músico de turno, que es más famoso por su vida personal, o su oscuro pasado en el mundo de las ventas de antenas parabólicas, que por el trabajo que actualmente desarrolla (por poner un ejemplo).

                          Las pruebas de la relación Klaatu-Beatles me parecen, algunas, bastante concluyentes, incluida la que pone ambrosio en los comentarios, de la foto del disco de Ringo. Eso ya me parece algo así, como ¡los Beatles eran lo mismo que Klaatu!, joer, que no te enteras. jejejejeje.

                          Un saludo

                          • El dia 14.12.2012, edgardo ruiz dijo:

                            I don’t care anything else about klaatu, i love their music….

                            • El dia 14.12.2012, edgardo ruiz dijo:

                              i don’t care anything else about klaatu…i love their music….i don’t care if they sound like beatles….i don’t imagine they are beatles…i love klaatu by the music as they wanted to be…NO ME INTERESA NADA MÁS DE KLAATU…..ME ENCANTA SU MUSICA…NO ME IMPLORTA SI SUENAN COMO BEATLES…YO NO ME IMAGINO QUE ELLOS SEAN LOS BEATLES…ME ENCANTA KLAATU POR LA MUSICA TAL COMO ELLOS QUISIERON QUE FUERA…

                              • El dia 15.12.2012, carrascus dijo:

                                Hay que ver qué cabreos más tontos pilla la gente…

                                (Required)
                                (Required, will not be published)

                                Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.