Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
¿CUÁNDO VOLVERÉ A VERTE?
Carrascus y Ambrosius

En este post comenzamos una nueva serie, en la que nos dedicaremos a comentar algunas de nuestras canciones favoritas. No, no, nada de placeres culpables. Con la cabeza bien alta, así. Y nada de los favoritos de Ambrosius Vs. los favoritos de Carrascus, aquí solo entran las que gozan de nuestra más alta estima tanto para uno como para otro. Y hemos decidido comenzar rescatando de nuestra lista de “placeres culpables” una señora canción, aunque, por lo que hemos ido tanteando por ahí, no todo el mundo está de acuerdo…

Confieso que, visto desde la perspectiva de la escena nacional o local, siempre hemos sentido debilidad por esa figura tan característica de la música pop en los EEUU: las fábricas de artistas. Sí, es cierto, aquí lo intentaron con “Operación Triunfo”, pero…no hay color, no hay color.

El ejemplo que siempre suele citarse es el de Motown, la escudería de artistas de color (de color negro, que dirían Les Luthiers) afincada en Detroit que, funcionando con los mismos métodos de las fábricas de automóviles, produjo en serie algunas de las mejores piezas de pop de la historia. No fue la primera, ni mucho menos. Entre sus antecesores directos se encontraban Philles Records, el reino particular de Phil Spector, en Los Angeles, y el Brill Building, todo un cluster de compositores que funcionaban emparejados al servicio de distintas casas de discos (Carole King y Gerry Goffin, Doc Pomus y Mort Shuman, Jerry Leiber y Mike Stoller, etc). Entre sus descendientes, destacó especialmente el caso de PIR, Philadelphia International Records, montada por dos prófugos de Motown, Kenneth Gamble y Leon Huff, que asociados al productor Thom Bell, crearon un nuevo estilo combinando los fluídos rítmos de la Motown y el sonido de Stax de los ’60, añadiendo toques sinfónicos y técnicas beatlelianas de grabación que complementaban perfectamente las melosas voces de los cantantes.

Tras establecerse como productores independientes desde 1970, en 1974 Gamble y Huff disponían en su casa de discos de una envidiable parrilla de artistas: Billy Paul, The O’Jays, Teddy Pendergrass, Harold Melvin and the Blue Notes y, sobre todo, de una cuadrilla de músicos, estos de ahí arriba, que podían perfectamente echarle un pulso sin temblar a The Funk Brothers, sus colegas de Detroit que tocaban en todos los discos de Motown. Por pura casualidad, un tema instrumental compuesto originalmente para un programa de televisión (“Soul Train“) acabó siendo publicado con el nombre de “The Sound of Philadelphia (TSOP)” y el nombre que eligieron como banda fue MFSB, que venían a ser las iniciales de “Mothers, Fathers, Sisters and Brothers” (aunque también podía haber sido “Mo##er F##cker Son of a B##ch”).

“The Sound of Philadelphia” no fue el único número uno que PIR tuvo en 1974. El otro fue el tema del que hoy nos ocupamos:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


The Three Degrees – When will I see you again

Three

Fayette Pinckney, Sheila Ferguson y Valerie Holiday grabaron como The Three Degrees entre los años 1967 y 1976, con Pinckney como único miembro fijo en la formación desde sus inicios, allá por 1963, con varios discos previos en Swan Records y en Roulette Records, antes de ser fichadas por Gamble y Huff para su grupo de músicos. Su debut con el sello PIR fue precisamente “T.S.O.P.”, temazo en el que entraron a última hora para grabar los coros del final. A la estela de aquel bombazo, Gamble y Huff decidieron grabarles un disco en el que ellas serían las protagonistas.

Con ellas, los grupos femeninos, a los que hasta ahora se les consideraba practicamente solo como “Barbies Negras”, pasaron a ser cantantes reales que hablaban a una generación de mujeres que tenían su propia tradición cultural dentro del pop. La primera canción que grabaron en este sello hablaba de hombres casados que se dedican a perseguir jovencitas con la única intención de echarles un polvo sin tomárselas mucho más en serio. “Dirty old man” (“Viejo verde”) confirmaba que las mujeres podían progresar en la vida sin necesidad de rendir tributos sexuales.

Degrees

Quizás porque la canción fue prohibida en muchos sitios, como la acartonada BBC por ejemplo, sus siguientes grabaciones se orientaron más hacia el mercado de las jovencitas. “When will I see you again?” expresaba la vulnerabilidad femenina en un momento en que la revolución sexual de los 60 se habiá filtrado ya en todos los estamentos sociales y ya no era un estilo de vida alternativo; la excepción se había convertido en la regla, y las Three Degrees empujaban a las chicas a armarse de valor y preguntarle a su pareja sexual, cuando éste se marchaba con aire satisfecho y como si nada: “Eh, tú… ¿qué pasa contigo?, ¿cuando voy a volverte a ver…? ¿Estamos enamorados o solo somos amigos…? ¿Este polvo ha sido el principio… o el final…?”.

La canción se abre con las notas de un piano eléctrico que dan paso a la sección de cuerdas sobre un mullido colchón ritmico a medida que la potente maquinaria de MFSB va incorporandose al ralentí, hasta que llegan los coros que hablan de “momentos preciosos”. Todo tan simple que Sheila Fergurson llegó a confesar que “la primera vez que Kenny Gamble me tocó la canción al piano me pillé un mosqueo terrible. Pensé que era insultante que me diese una canción tan simple que podría cantarla cualquiera sin talento. Sin embargo, la hicimos y, para cuando llevábamos varios millones de copias vendidas, tuve que reconocer mi error”.

La historia que cuentan es tan vieja como el mundo, aunque me temo que hoy en día sería demodé ver a tres mujeres adultas sufriendo por saber si volverán a ver a su hombre. Incluso en los años 70, en los que el radicalismo sexual era lo más cool, ya estaba muy pasada de moda esta necesidad de reafirmación de la seguridad emocional que era tener “novio fijo”, pero ellas le aconsejaban a sus oyentes que se dejasen de rollos y no se sintiesen violentas poniéndo al tío en la alternativa de explicarse claramente.

Incidentalmente, la canción es aún un clásico entre la comunidad gay (en “Wigstock” hay incluso una performance con este tema de fondo), y en Inglaterra, donde el Principe Carlos siempre se refiere a ellas como su grupo favorito. En fin, un clásico de una era en la que los discos se hacían con el mismo mimo que los automóviles. Y no nos pregunteís qué quiere decir eso.

Aunque el tema debe figurar en un trillón de recopilaciones, incluídas las posteriores versiones que The Three Degrees fueron registrando en sucesivas formaciones y sellos discográficos, es también buen material para versiones. Como una, ciertamente inesperada, a cargo de Billy Bragg, cantautor activista en la Inglaterra (ya te lo decíamos antes) de Thatcher y Major que demostró aquí tener buen gusto y oído para adaptar este clásico, elegido personalmente por él en un recopilatorio que NME sacó en 1993 dedicado a canciones que hubieran llegado al número uno.

La de Erasure, sin embargo, se ajusta mucho más a los cánones de lo que consideraríamos una “apropiada” revisión de la canción. Sin que ello signifique que nos guste más, claro, ya sabeis que siempre hemos preferido las (per)versiones… lo que nos da una idea para un próximo radio-blogin…

Aunque la época de las grandes factorías musicales pasó más o menos a la historia, la fórmula “productor de talento + grupo de chicas monas” sigue perpetuándose en el tiempo, y hasta cuentan con nuevos adeptos, algunos de los cuales no se cortan un pelo al recomendarnos (¡aquí!) sus canciones. Aunque el espíritu, eso sí, es radicalmente distinto: ¿alguien se imagina a alguna de las Pussycat Dolls suplicándole a su novio éso de “¿cuándo volveré a verte…?”, en todo caso, la pregunta se la harían gritándole a la cara mientras le tienen agarrado por lo huevos…

Categorías: Like a Rolling Stone -

18 Comments

  • El dia 20.11.2006, JuanMa Replicante dijo:

    Las Three Degrees estaban buenísimas. Y ese pelo afro me pone que no os digo nada. Se ve que las tias estaban orgullosas de ser negras. Donde se pongan estas que se quite Beyoncé (perdón Vidal…)
    Ahora las negratas se alisan el pelo, supongo que para entrar mejor en la maquinaria musical, que por otra parte, en su mayoría esta controlada por los blancos.
    No sé que pensaréis vosotros…

    • El dia 20.11.2006, jl ambrosio dijo:

      ¿Te parecen cañón las Three Degrees en esa foto? Pues si consigues que alguien te pase la peli “French Connection”, de dos años antes, encontrarás a las susodichas cantando en una escena que transcurre en un club de Harlem, y eso ya es pa’ morirse.

      Aunque, para ser justos, esta admiración no iría en detrimento de ninguna contemporánea. Bueno, Beyoncé igual no aguantaría la comparación, pero otras como la Badu o la Blige podrían perfectamente medirse contra aquellas grandes figuras de los 70s.

      • El dia 20.11.2006, carrascus dijo:

        Al hilo de lo que comenta Juanma sobre el control de la industria por los blancos, creo que merece la pena recordar una historia apenas conocida.

        En 1978 Kenneth Gamble, precisamente uno de los fundadores del sello del Sonido Philadelphia, organizó también la BLACK MUSIC ASSOCIATION (BMA), con la pretensión de que fuese una fuerza representativa de los negros dentro de la industria. Ese era el momento oportuno porque nunca antes había habido tantos artistas negros ni las compañías discográficas estaban fichando a tantos de ellos. Estaba demostrado que la música negra tenía un amplio mercado.

        Pero todo acabó en fracaso. La propia BMA se socavó a sí misma debido principalmente a tres dinámicas contradictorias: La primera es que fue fundada por los sellos discográficos en vez de por los propios negros; la segunda es que estaba dominada por los ejecutivos negros de las discográficas que excluyeron al personal negro de las radios; y la tercera es que pretendieron dirigirse a muchas de las necesidades de la sociedad negra sin centrarse ni lograr nada importante dentro del mundo de la industria musical.

        Dado todo ésto, junto a que no generó tampoco una base económica por sí misma y que al no incluir al personal de las radios, éstos tampoco hicieron demasiado por ella a través de sus medios, la BMA nunca fue el adversario serio para la industria que quiso ser.

        No se puede ser independiente cuando dependes completamente de las contribuciones de los sellos discográficos.

        Yo no voy a decir aquí que los músicos negros tienen lo que merecen, porque estoy seguro de que no es así, pero sí creo que es verdad que ni las grandes instituciones ni los intelectuales negros se han tomado nunca interés en la explotación económica de las grabaciones de artistas negros (aunque esto va cambiando algo con los sellos de hip-hop), ni han examinado nunca seriamente las consecuencias económicas de la música negra.

        • El dia 21.11.2006, EuLaliA dijo:

          Que buen radio blogin habeis montado. Me encantan sobre todo Isobel Campbell y Sandi Thom. Gracias.

          • El dia 02.12.2006, manny dijo:

            Hombre, por fin gente forofa del Philly Sound en una página (o blog) en castellano y sin caer en los (infundados) tópicos de siempre: que si “Gamble y Huff se encargaron de conducir el soul de los 60’s hacia la disco music” (!!??) que si llevaron a cabo “la transición del soul clásico al uptown soul” (por encargo de quién?). Vaya mememces. gamble y Huff llevaban en la escena desde principios de los 60’s como músicos de sesión en Cameo Parkway y crearon su primera compañía en el 66 (Excel, con los Intruders), Gamble Records (con los Intruders, Jaggerz, Bobby Marchan y un sinfín de artistas), neptune Records en el 69 (con las Three Degrees, Linda Jones, O’Jays,…), North Bay Records (con Little Dooley, The Family,…) y, finalmente con PIR y sus subsidiarias Gamble, TSOP y Golden Fleece (desde The O’Jays hasta la Big Band de Thad Jones & Mel Lewis). Si hablamos de estilos hay desde blues (bobby Rush) hasta deep soul (Anthony White y Johnny Williams), jazz (Monk Montgomery o Jean Carne), funk (People’s Choice o Force of Nature), disco-funk y disco-rythm & blues (Frantique, Trammps), uptown soul (Stylistics). Y si hablamos de producciones ouside para otros sellos, llenaríamos una enciclopedia, desde las producciones de Gamble & Huff para Joe Simon, Jerry Butler o Dusty Springfield hasta las de Norman Harris para los Four Tops o Lola Falana pasando por las producciones de Bunny Sigler para Gabor Szabo. Philadelphia es muchas cosas y no una sola y el único denomunador común es la grandiosidad sonora y la excelencia de la “producción” (entendida como dirección artística y no en términos tayloristas de productividad).

            Ruego perdonéis el súper-mega-rollo, pero me habéis tocao la fibra, soy un philly-soul-lover desde la adolescencia (cuando aquí aparecieron los primeros singles en Epic, que no con el logo de PIR, de Billy Paul!).

            Un saludazo efusivo a tod@s

            • El dia 02.12.2006, carrascus dijo:

              Bienvenido Nanny. Y no te preocupes, siempre podrás decir todo lo que quieras, sobre todo si son comentarios que aporten tanto como éste anterior.

              Aquí estamos para lo que gustes, y esperamos que sigas leyendo y escribiendo.

              Tus saludazon son correspondidos.

              • El dia 06.12.2006, manny dijo:

                Hola de nuevo, Carrascus & Everybody!

                Como junto al contador de comentarios figura la leyenda “sigue siendo poco” y, parece ser, me dáis pié, ahí va un comentario adicional. De hecho (quedáis avisaos), soy un “enfem-mo” de la música negra de los 70’s (soul, funk, jazz y fusión).

                Abundando en el tema Philly Sound, puntualizar que las Three Degrees grabaron un total de tres elepés para la compañía PIR (en Neptune, poco antes, tan sólo un par de singles): “The Three Degrees”, del que se extrajeron los singles “When Will I See You Again” y “Dirty Ol’Man”; “Take Good Care Of Yourself” del que se extrajo el sencillo del mismo título y otro más, “Long Lost Lover”; y, finalmente, “The Three Degrees Live”. El siguiente álbum ya fue publicado directamente por CBS, “Standing Up For Love” (con el single “Toast Of Love”) y, poco después, pasaron, por decisión de su director artístico y manager (el recientemente fallecido Richard Barrett) a la onda euro-disco en el sello Ariola (lógicamente, para mí, amante del soul clásico, perdieron todo interés).

                Como colofón final, decir que lo último del planeta Philly Sound es el proyecto “Soulful Tales Of Two Citys”, un álbum donde viejas glorias aún en activo de Motown y PIR interpretan clásicos de los respectivos cancioneros: estrellas del Phillysound interpretando clásicos de Detroit (Ted Mills de los Blue Magic, Bunny Sigler, Phil Hurtt,…) y, viceversa, estrellas de Motown versioneando clásicos de Philadelphia (Kim Weston, Bobby Taylor -quien ya grabó para PIR en los 70’s-, …), respaldados por una reencarnación de MFSB, no como Mother, Father, Sister, Brother, sino como Masters Of Funk, Soul & Blues, con miembros de MFSB y de los Funk Brothers (de Dennis Coffey a Vincent Montana, Jr.). Y es que alguien aficionado a levantar actas de defunción escribió que el sonido de Filadelfia (y la discográfica PIR) desapareció en los 80’s (!!??). Podemos seguir su rastro, ora distribuida por Emi-Manhattan (los álbumes de Phyllis Hyman), ora por BMG (álbumes para Grace Little, Universe o los Dells) o en las producciones de Thom Bell para gente tan dispar como Dee Dee Bridgewater, The Wailers o Chuck Mangione.

                Saludazos efusivos again!

                • El dia 06.12.2006, carrascus dijo:

                  Pues buscaremos ese “Soulful tales”, no lo dudes.

                  Mira que casualidad, he abierto el blog y visto tu comentario mientras estaba escuchando a Billy Paul revisitando con gran gusto al Elton John de sus buenos tiempos… ya sabes… “que maravillosa es la vida, porque tú estás en el mundo…”

                  Escribe siempre que quieras. Gracias.

                  • El dia 06.12.2006, jl ambrosio dijo:

                    Pues bienvenido sean tus comentarios, Manny. El de “The Three Degrees live” lo tengo en cassette y, de no ser porque pierde bastante al pasarlo a mp3 (uno, que es poco habilidoso con el Soundforge) hubiera colgado en el artículo la introducción orquestal que aparece al inicio del concierto, donde hacen un medley con TSOP, Year of Decision, Dirty Old Man y alguna más. Aunque en la cassette no vienen los créditos, supongo que los músicos de fondo serían los MFSB al completo.

                    Respecto a lo del acta de defunción del Sonido Philly, el tipo que lo escribió estuvo poco acertado. Al igual que tantas oleadas en la historia de la música, simplemente se fueron diluyendo e, incluso hoy en día, no es dificil encontrar destellos de aquel sonido en muchas de los temas de soul, funk y R&B que aparecen en las listas de éxito. Y no me refiero a sampleados…

                    Por cierto, sería un placer poder contar algún día con una colaboración tuya (tenemos una etiqueta expresamente para ello, “Maggie’s Farm”). A mí me encantaría, por ejemplo, saber algo más sobre mi voz-de-tinaja favorito, Mr Lou Rawls. Si te animas un día de estos, puedes contacta con nosotros en
                    blogin.inthewind@gmail.com

                    • El dia 07.12.2006, manny dijo:

                      Hola otra vez (me seguís dando pié y pasa lo que pasa, :-)) ).

                      Carrascus, si te interesa el “Soulful Tales”, hay un “thread” abierto por el productor, Gene Leone en la web sixtiesdetroit.com. Yo, cuando me escape a Barcelona, veré si lo puedo pillar (aún no lo he visto en ninguna web-store de por aquí).

                      Billy Paul y Elthon John son sendos casos de honestidad artística. Hace poco salió un CD de Elthon, “The Thom Bell Sessions” (de su época Phillysound) y una de mis favoritas de Billy Paul es la versión que hace de “Your Song”. Billy es un genio vocal, sobre todo en su faceta scat, imprescindible para corroborarlo, su LP “Ebony Woman”, cuajado de versiones, desde “Mr. Robinson” a “Proud Mary”. Estuvo hará 2 ó 3 años actuando en San Javier (Murcia), acompañado de Dexter Wansel y Jean Carne (como siempre, como cuando actuaron los Mighty Clouds Of Joy en Madrid o Lou Rawls en Barcelona, me neteré a pelota pasada!,… Murphy y sus leyes!).

                      De las Three Degrees en directo, tengo el “When Will I see You Again” en un recopilatorio de CBS (comparado con la versión de estudio, me gusta más, hay una altísima nota en falsetto del copón) y, en otro recopilatorio, “Philadelphia Intl. All-Stars. Live On Stage”, sale el medley TSOP / Year Of Decision, etc. El presentador se refiere a la banda como The Richard Barrett Orchestra y, en un foro de música soul en inglés, alguien me dijo que fue grabado en Londres, con la sección de ritmo propia del grupo y la sección de cuerdas y vientos de músicos londinenses.

                      En cuanto a vuestro ofrecimiento, joder!, me hacéis sentir muy halagado! Soy un simple melómano, forofo del soul sinfónico que escuchaba en mi adolescencia y “creo saber” acerca de esa música, sin ser ni pretender ser, ni mucho menos, musicólogo. Pero, por mi, encantado. Lou Rawls y Jerry Butler y Johnny Mathis… Y tantos otros vozarrones de tantos crooners enormes, y lo que se tercie si considero que tengo información y criterio. Del tristemente fallecido Lou, tengo bastante discografía y soy bastante devoto de dos de sus elepés para el sello PIR (“All Things In Time” y “Unmistakably Lou”) y uno de la MGM, “A Natural Man”, álbumes que no he dejado nunca de escuchar desde los 70’s. Ya prepararé algo, combinando el punto de vista “emocional-subjetivo” con la pura información (ya hay por ahí bastante información “oficial” y una web propia).

                      Abrazos a todos y besos a todas (perdón por la “discriminación”)

                      • El dia 07.12.2006, carrascus dijo:

                        Pues nada, prepara lo que quieras y nos lo haces llegar. Envíanos también las fotos con las que quieres ilustrarlo o dínos donde pillarlas, y las canciones también. Como estás serán largas para enviárnosla, dínos las que quieres y nosotros las buscamos, no creo que haya mucho problema.

                        A mí también me gustan los crooners (mucho, además) y si no quedas muy harto después de escribirle al Ambrosio el post sobre la niña de sus ojos (el Lou Rawls), te propongo más deberes… pero sin prisas y sin compromiso alguno, eh!.

                        Verás. Tengo entendido que el “Greatest Hits” de Johnny Mathis fue el primer disco que se editó recopilando éxitos de un artista (“Johnny’s Greatest Hits” -- 1.958). Estaría bien un post sobre éste disco, lo que significó en el mercadio discográfico, y el genio al que se le ocurrió la idea de crear los discos de grandes éxitos. ¿Te apetece? Para ilustrarlo musicalmente no hay problema porque tengo ese disco aquí.

                        Pues ya sabes donde tienes tu casa.

                        • El dia 16.03.2007, campioni dijo:

                          um… buoni, realmente buoni luogo e molto utile;)

                          • El dia 16.03.2007, carrascus dijo:

                            Grazie mille, amico Campioni.

                            Ritorna qui presto.

                            • El dia 18.03.2007, danni dijo:

                              i’am really impressed!!

                              • El dia 08.11.2007, Latino dijo:

                                Me alegro que hayan por fin páginas como esta, que relievan la calidad de la música más melodiosa, sentimental y mejor orquestada de la historia!
                                Deberían darse una vuelta por un lugar de Lima (Perú) caballeros, que es la meca de la piratería. Aquí encuentran muchos de los CDs Soul-Philly-Disco, sobre todo los del período top 73-75 a precios de regalo. Fíjense, ¡están entre 1-3 dólares! según el caso, y de buena calidad en sonido. Yo, por ejemplo, me he comprado el CD de una actuación en vivo (Londres) de las Tree Degrees, Billy Paul y Harold Melvin & The Bluenotes, donde interpretan una selección de su mejores temas. Hace tiempo conseguí los álbumes antológicos de The Dramatics, The Main Ingredient, The Stylistics, The Temptations, O’Jays, Barry White, Chic, Isaac Hayes, Dionne Worwick, Anita Baker, etc. Naturalmente, está más accesible lo “popular”, pero buscando se encuentran joyas infravaloradas. Lo que no he hallado lo he hecho “bajar” (p. ej. Salsoul, Love Unlimited, MFSB, Four Tops entre otros) también a precio irrisorio. En resumen, he invertido 100 en lo que otros gastan 1000.

                                • El dia 09.11.2007, carrascus dijo:

                                  Pues muchas gracias, amigo Latino… pero la verdad es que nos pilla un poco lejos Lima para ir allí a comprar CDs, aunque el mercado que usted nos pinta es tentador, no crea.

                                  Me alegro de que disfrute con el Philly Sound, y por extensión, con este post. Vuelva siempre que quiera.

                                  • El dia 27.12.2008, Juan Carlos "Philly" dijo:

                                    Solo quiero hacer llegar a los Srs Gamble-Huff, que seguro no leeran estas letras, que los que ” amamos ” el Sonido Filadelfia estamos cansado de que lancen siempre CDs recopilatorios con lo mismos temas de siempre. Acaban de lanzar una caja con 4 CD ” Love Train:The Sound Of Philadelphia ” en la que podemos encontrar los mismos temas de siempre, con alguna cosa ” rara ” que ya estaba previamente editada en otros CDs, olvidandose de todos los grupos y artistas que han grabado en los estudios Sigma Sound como Migthy Clods Of Joy, Tymes, Temprees, Persuaders, Pat & The Blenders, Night People, Madeleen Kane, Kaleidoscope, Elliot Hoffman, Frankie & The Spindles, Michael Walker, Bobby Taylor, Ronnie James, Babby Wasington & Don Gadner, Freddie Scott, O.C.Smith, Litle Anthony & The Imperials y tantos otros.
                                    ¿Que pasa con los temas de Billy Paul que nunca se han editado en CD de su album When Love Is New, o los temas de las The Three Degrees que no estan en ningun recopilatorio, o los de People´s Choice o Monk Montgomery, Michael Pedicin, Anthony White,?.¿ Porqué no reeditan el Summertime de la MFSB o el Philadelphia Freedom ? Como siempre las discograficas juegan con los que nos gusta la musica. Tenemos que recurrir a pasar a CD, lo mejor que podemos, nuestros antiguos vinilos.
                                    Saludos para todos los Phillyadictos.

                                    • El dia 07.02.2009, Latino dijo:

                                      Felizmente casi todos los exitos de la musica negra de nuestros años felices estan puestos en You Tube. Es cuestion de buscarlos…

                                      (Required)
                                      (Required, will not be published)

                                      Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.