Atrapado por el blues de Memphis
Si no te gustan estos colores, recarga la página; gracias.
JUANA LA LOCA
Carrascus

Al subir el último post de los publicados en Replicante, he recordado que hay otra actriz metida a cantante, que es mucho menos conocida que cualquiera de las mencionadas en él, pero que, en lo que respecta a la música, tiene muchísima más credibilidad y apoyo de la crítica que todas ellas juntas. Es argentina, tiene 43 años y se llama JUANA MOLINA.

Por supuesto, para lograrlo se tuvo que ir de su país, donde ya estaba cansada de luchar para que dejasen de verla solamente como la surrealista cómica que protagonizaba uno de los programas de televisión más divertidos de Argentina, “Juana y sus hermanas”.

Desde entonces se ha convertido en una cantante y compositora asentada en una etérea pero perturbadora mezcla de folk y música electrónica. Y al igual que le sucediese en su anterior etapa como actriz, su excéntrica sensibilidad la establece como una persona fuera de lo corriente.

“Cuando comencé a escribir canciones no entendía por qué éstas siempre tenían que tener rima y estribillos, porque la música tiene infinidad de combinaciones y yo quería liberarme de una estructura determinada. Siempre he tocado cosas muy diferentes, pero me preocupaba parecer ridícula y que la gente pensase que eran una porquería.”

Desde que tiene uso de razón, Juana siempre se ha sentido predestinada a una vida dentro de la música, y su éxito en televisión fue accidental, aunque le sirvió para pasar una época muy divertida. Su padre, Horacio Molina, es un importante autor e intérprete de tangos, e insistió en que su hija siguiese sus pasos, por lo que a los cinco añitos le compró una guitarra y le dio clases de música, y, lo que es más importante aún, le imbuyó una estética que aún hoy en día impregna toda su música.

“La gente es demasiado conservadora en sus gustos musicales y yo quería que ella escuchara de todo y se sintiese libre”. Con padres así habría menos conflictos generacionales. “Ella sabe que todo es música, desde los sonidos de los pájaros y los perros hasta las campanadas de un reloj o el repiqueteo de unos tacones sobre el pavimento”.

Cuando los militares tomaron el poder tras el golpe de estado de 1.976, la familia Molina tuvo que exiliarse en París. Lo que en principio supuso una desgracia tuvo la virtud de permitir a Juana extender sus miras y pasar su adolescencia integrándose entre personas de almas afines a la suya y darle los medios para poder escuchar desde Ravel y Debussy hasta Weather Report y King Crimson.

Pero siete años después la familia volvió a Argentina, y ella de nuevo tuvo que adaptarse a la cruda realidad, y comenzó a hacer pequeñas apariciones en televisión, comiéndose la cámara de tal manera que a finales de los 80 tuvo su serie propia, que durante varios años fue la más popular del país y una de las de más audiencia de toda la América Latina.

De pronto, un día le sucedió como a los personajes de uno de los últimos posts del blog de Microalgo; se quedó embarazada, y como su nuevo estado resultó ser médicamente muy problemático, se vio forzada a pasar casi todo el año 1.994 en cama, sin nada que hacer más que pensar en su vida, en lo que había hecho y lo que había dejado de hacer, en replanteársela de tal forma que comprendió que la televisión no cumplía todas sus expectativas, y que, simplemente, no continuaría haciéndola.

“Me di cuenta de que yo había empezado todo aquello por la música. Me metí en televisión para poder ganar el dinero que me permitiese comprar los instrumentos y asistir a las clases que me interesaban… y ahora resulta que este trabajo ha crecido tanto que ya no tengo tiempo para la música. He tenido una visión de mi futuro y me he visto muriendo poco a poco como una vieja amargada, enganchada a la MTV y odiando a todo el que salía, diciendo ‘eso lo podía haber hecho yo… y mucho mejor’. Así que me dije ‘más vale tarde que nunca’, y le dí a mi vida un giro completo”.

Desde el principio, sin embargo, tanto el público como los críticos se resistieron a esta transición. Cuando en 1.996 se editó su primer disco, “Rara”, los periodistas musicales se ensañaron con él, tachándolo de capricho de una actriz que se cree que es cantante.

Críticas como ésa hacían que sus conciertos también fuesen algo terrible, debido a la apatía, cuando no abierta hostilidad, del público, que no paraba de charlar o moverse de aquí para allá todo el rato. Otra de las cosas que solían hacer era gritarle que se callara y volviese a sus comedias, lo que hacía que Juana tuviera a veces que marcharse al camerino entre lágrimas. Pero su valor y la clara visión que tenía de la música que quería hacer la hicieron seguir adelante.

El disco, a pesar de todo y sin grandes aspavientos, no estaba nada mal. Lo produjo Gustavo Santaolalla, al que conoceréis por ser el autor de la música de “Brokeback Mountain”, con la que ganó el Oscar. Era una música muy de cantautora respaldada por una sección rítmica bastante convencional y un sonido bastante seco.

“Lo grabamos cuando el rock alternativo estaba en su cima, así que Gustavo estaba todo el tiempo gritándome ‘Actitud…, necesito actitud…’, pero yo no tenía ni idea de qué significaba eso”.

Así que, como ya os comenté al principio, en cuanto a la música, Juana no fue profeta en su tierra y, bastante deprimida, se mudó a Los Angeles porque se enteró que una emisora de radio de allí estaba poniendo su disco algunas veces. Permaneció en California hasta el 2.001 y allí compuso las canciones que aparecerían en su segundo disco, al que, en un alarde de imaginación llamó “Segundo”, que es el que contiene sus primeros experimentos totalmente libres con los sintetizadores, con guitarras afinadas de forma poco convencional, y los zumbidos y loops que se han convertido en la marca de fábrica de su sonido.

La gran ventaja de trabajar fuera de Argentina era que nadie conocía a Juana Molina, y así ella podía permitirse hacer lo que le daba la gana. En su país no fue aceptada su música hasta que no fue popular en los Estados Unidos y Europa, “porque los argentinos son así, sin la validación de fuera, es como andar cuesta arriba hacia ningún lado”.

Su reconocimiento total llegó con el tercer disco, “Tres Cosas”, editado en el 2.004. La prensa lo aclamó como uno de los diez mejores del año, a causa de la profunda voz de Juana y de unas melodías que tienen la simplicidad de las canciones de cuna; respaldadas dulcemente por el susurrante murmullo de los sintetizadores, que envuelven de misterio a todas las canciones.

“Tres cosas” tenía lo que debe tener todo buen tercer disco que se precie: Cogía los mejores y más significativos momentos de sus trabajos anteriores, perfeccionaba el modelo e iba un poco más allá. La música parecía extraída directamente del aire que la rodeaba. D. Vidal, ¿usted se imagina a su amado Aphex Twin recién levantado de una siesta y todavía algo amodorrado…? Pues más o menos de eso es de lo que hablo.

Y además Juana tuvo la suerte de participar en una gira por todo el país abriendo los conciertos de David Byrne, que la invitó a ir con él después de que la casualidad la pusiese en su camino.

Byrne estaba comprando por internet un disco de Sigur Ros, en Amazon.com. Si alguna vez habéis estado vosotros en ésta página habréis visto que hay un mensaje con recomendaciones, que dice “si te gusta tal disco (en este caso uno de Sigur Ros), también te gustarán éstos otros”, y te pone varios enlaces para otros discos. Uno de los que le pusieron a David Byrne fue el “Segundo” de Juana Molina, y esa mezcla de canciones íntimas basadas en la guitarra folk y llenas de electrónica le cautivó de tal modo que le faltó tiempo para llamarla por teléfono y proponerle que telonease su gira.

Ahora Juana puede permitirse trabajar con tranquilidad, sin abandonar la compañía de su hija ni la de su marido, el pintor Federico Mayol, porque tiene instalado su estudio de grabación en la mansión que habitan. Esto le permite continuar grabando con esa estética de bricolage casero y presión cero que tan bien se aprecia en su último disco, editado recientemente con el título de “Son”, en el que sus composiciones electroacústicas han crecido en riqueza de detalles. Un gran experimento de manipulación vocal; sosegado pero sin ser tedioso; convincente, pero sin resultar pretencioso; y siempre hipnótico.

“Mi viejo está chocho. Dice: ‘Al fin me diste el disco que yo quería’“.

Para regocijo suyo, ahora que ha ganado fama internacional como cantante, recibe ofertas para trabajar de nuevo como actriz, pero después de su intervención en “Los monólogos vaginales”, a la que califica de horrible experiencia, su pensamiento sobre el particular es el siguiente:

“Fue solo un mes, pero me distrajo y me distanció de mi música. No volverá a ocurrir”.

Categorías: Changing of the guards -

17 Comments

  • El dia 30.10.2006, Vidal dijo:

    A ver si lo he entendido
    ¿Juana Molina es como un Aphex Twin (que, por cierto, es un solo personaje, y no un grupo) levantado de la siesta y todavía amodorrado…? Ehm, bueno, como veo que a Juana Molina sí que la ha escuchado, le recomiendo fervientemente, don Carrascus, que repase la discografía del barbudo más famoso que ha dado Cornwall. Y luego me explica qué relación puede haber entre “Son” y “Come to daddy” por mucha siesta y modorra que nos asistan…

    Por cierto: yo entrevisté a Juana Molina, allá por 2004, cuando Domino publicó en Europa “Segundo” y “Tres Cosas” casi a la par. Está ajadilla, la pobre, y es un poco iluminada, pero en directo (cuando yo la vi iba acompañada de su mano derecha habitual: un argentino de unos 120 kilos de peso, pegado a un bote de mate) es fantástica.

    • El dia 30.10.2006, jlambrosio dijo:

      Esa comparación con Richard-no-sé-qué (Aphex Twin y varios seudónimos más) la veo ciertamente pillada por los pelos, es cierto.

      De todas formas, reconozco que Vidal me ha despertado la curiosidad, ¿Por qué vió a la Molina “un poco iluminada”? La biografía que nos ha puesto Carrascus da a entender algo así, pero estaríamos agradecidos si nos aportase algún detalle que viera durante aquella entrevista y concierto.

      Por cierto, en mi linea de ir aireando secretos inconfesables, debo reconocer que cuando encontré “por ahí” los dos últimos discos de Juana Molina, pensé que sería algún vástago más de Don Antonio, total, Angela, Mónica, Miki, etc…hace tiempo que perdí la cuenta. Sólo cuando empecé a escucharlo me dí cuenta de mi error. Y muy agradecido que estoy de haberme confundido…

      • El dia 30.10.2006, Microalgo dijo:

        Jopé, pues es buenísima la tipa. Me encanta. Y era absolutamente desconocida para mí. Mira que es grande, el puñetero mundo.

        Agradecidísimo, Carrascus!!

        • El dia 30.10.2006, carrascus dijo:

          Pues sí, D. Vidal, tiene usted razón. Ya sé que Aphex Twin es cosa de un solo hombre. El error es debido a mi mala costumbre de referirme a los proyectos musicales como “los ésto” y “los aquello” ya sean unipersonales o un grupo. Ya está debidamente corregido en el post.

          Con lo que ya no doy tanto mi brazo a torcer es con la comparación de Juana con él.

          Es cierto que entre “Son” y “Daddy” no hay paralelismo, pero yo estaba hablando del tercer disco, “Tres cosas”, que como bastantes obras de Aphex, es una yuxtaposición de electrónica, ambient y elementos naturales, lo que pasa es que en el disco de Juana hay un mejor balance entre ellos y por eso decía yo que era como un Aphex más calmado, menos enloquecido… como más amodorrado…

          A mí me parece que, por ejemplo, la pieza que os he puesto de ese tercer disco de ella está lleno de indistinguibles remolinos vocales sobre una ondulante melodía de guitarra, bastante en la línea de Eno, Sigur Ros y, por qué no?, Aphex Twin.

          Y voy más lejos… incluso en su “Segundo” disco, ese “Mantra del bicho feo” que os he puesto también, que va ganando intensidad a medida que lo vamos oyendo, con esa oleada de ritmos electrónicos, es como una mezcla de Aphex Twin con Gotan Project.

          De todas formas es solo mi opinión, y aunque la mantengo no voy a ponerme a discutir con usted que es el enterad entendido en esta materia…

          • El dia 30.10.2006, carrascus dijo:

            Jejejeje… usted me perdonará, D. Vidal, la bromita del tachón, pero es que no he podido resistirlo.

            Lo que si es totalmente en serio es mi reconocimiento sobre su bagaje y puntos de vista en lo que se refiere a música electrónica, ambient, improv, etc… así que lo que usted diga sobre eso, para mí va a misa.

            Y lo digo sin coña de ninguna clase, de verdad.

            Por cierto, D. Microalgo, que no le dije antes que me alegro de haberle abierto una puerta nueva. Que usted lo disfrute bien.

            Ah… les adjunto la prueba definitiva sobre “el parecido” de Juana y Aphex…

             

            • El dia 30.10.2006, Vidal dijo:

              Nada que objetar al más que evidente parecido físico… pero no estoy de acuerdo en lo musical: Juana es más de juguetitos y efectos, de manipular instrumentos “de verdad”, para entendernos… y Aphex… bueno, Aphex es una mala bestia. Incluso cuando se pone ambiental y bonito hay siempre en su música un nosequé ominoso, de tío chungo y malaje. Lo de Eno, sin en cambio, lo veo más acertado, mire usté.

              y en cuanto a lo de “iluminada”… no sé, es que la veías y te daba la sensación de que flotaba a quince centímetros del suelo, con una nube de espiritualidad a su alrededor. Además, la pinta de jipi que gasta no la ayuda en absoluto. Ejem. Pero vamos, que si quieren les mando la entrevista, que la debo tener por ahí, y juzgan ustedes mismos.

              • El dia 30.10.2006, Microalgo dijo:

                Pues sí, Señor Vidal. Que uno nunca se cansa de aprender cosas. ¿Cómo lo hará?

                • El dia 30.10.2006, EuLaliA dijo:

                  Yo tampoco conocia a esta Juana Molina y tambien me ha enganchado ese folk tan raro que hace. Yo como no se que musica hacen esos Aphex Twin, ni los Sigur Ros ni apenas Eno ni casi nada de musica electronica, para mi ha sido todo un descubrimiento escuchar esta clase de musica y mas cantada en español. Me ha gustado sobre todo esa del bicho raro, me buscare mas musica de ella en el emule, lo prometo. Y de paso tambien de los Aphex y los Sigur Ros. Para mi Tom Waits era lo mas extraño que habia oido de forma de cantar pero creo que como dice Carrascus para mi tambien se ha abierto hoy una puerta nueva que me encantara explorar.

                  • El dia 30.10.2006, jlambrosio dijo:

                    Me ha gustado la definición de la música de Aphex Twin que ha dado Vidal, eso de que “hay siempre en su música un nosequé ominoso, de tío chungo y malaje”. Como que me ha hecho recordar aquel episodio del Profesor Franz con sus vecinos

                    Dicho lo cual, parece que todos (los no iniciados al menos) hemos coincidido en las mismas sensaciones al escuchar por primera vez a Juana Molina. Casi que se echa de menos alguna voz discrepante…

                    • El dia 30.10.2006, carrascus dijo:

                      Pues claro, D. Vidal… aquí mismo puede usted subir la entrevista. No sé si será muy larga, pero de todas formas no lo será mucho más que algunas de mis disquisiciones.

                      Editela un poco si quiere, y suba lo más ilustrativo… en fin, lo que usted mismo crea conveniente, tiene libertad absoluta.

                      Si le parece, puede subirla en bruto y luego Ambrosio o yo le ponemos las negritas, las cursivas y esas cosas que hacen que los textos entren mejor por los ojos… usted mismo… ya le digo que esta es su casa.

                      Incluso, si tiene alguna foto original, me la pone en mi correo y la incluímos también.

                      • El dia 31.10.2006, Vidal dijo:

                        ENTREVISTA QUE HIZO VIDAL A JUANA MOLINA (Año 2.004)

                        JUANA MOLINA
                        DULCE DE LECHE.

                        Durante un viaje en coche, Bonnie “Prince” Billy puso una cinta a Laurence, dueño del sello Domino. “Escucha esto con atención”, le dijo, y fue así como Laurence se introdujo en el mundo frágil y cotidiano de la argentina Juana Molina. Meses después, hechizado, volaba hacia Buenos Aires para ficharla.

                        Desde entonces, han pasado muchas cosas en la vida de Juana Molina. Sus discos se editan en Estados Unidos y Europa, la prensa internacional la adora y su presencia se va confirmando en festivales de medio mundo. Por ejemplo, el Sónar. Allí nos confesó que “al final he terminado por acostumbrarme a vivir a la vez en el pasado, el presente y el futuro. Imagino que es el último pago que debo realizar por mi arrogancia, por haber querido hacer las cosas a mi manera”.

                        Se refiere Juana a la pequeña locura en que se ha convertido la promoción de su segundo disco, el explícitamente titulado “Segundo” (Domino/Pias, 2004), un trabajo que se publica estos días en Europa, pero que ya vio la luz en su país en el año 2000 y, hace unos meses, en Estados Unidos.

                        “Hasta hace poco esta situación me ponía muy nerviosa, porque ya no me sentía cerca de esas canciones. Prefería hablar de ‘Tres cosas’, o incluso aventurarme hacia el futuro. Sin embargo, a fuerza de volver a ellas una y otra vez, he aprendido a descubrirlas de nuevo, a hacerlas mías otra vez, y ahora incluso puedo tocarlas en directo. Eso sí, desde esa perspectiva en la que estoy trabajando ahora”.

                        Y es que “Tres Cosas” (Domino, 2004), su tercer disco (de momento sólo disponible en Argentina y Estados Unidos), “tiene una naturaleza mucho más acústica, es prácticamente guitarra y voz. No sé decirte si es así porque me sentía más frágil, o más segura, cuando lo grabé”, pero lo que sí sabe es que quiere sacudirse de encima la etiqueta de “artista electrónica” que muchos se empeñan en colocarle.

                        “Es que no entiendo por qué consideran mi música como electrónica”, se defiende. “Es cierto que desde ‘Segundo’ utilizo un ordenador, pero sólo como una máquina de grabar, nunca como un instrumento. Todos esos ruiditos y ritmos que comentas salen de un viejo teclado, porque en el fondo soy muy rudimentaria y me gusta que todo lo que hay en mis discos se pueda tocar después en directo. Nada de pulsar un botón: todo con las manos”, una manía que explica por qué (y a diferencia de lo que sucede con muchos otros artistas electrónicos) “Segundo” sigue sonando fresco casi cinco años después de su concepción, y que tiene mucho que ver con la forma en que escribe sus canciones, “comenzando por la música y la melodía. Cuando tengo una idea, me gusta poner en marcha la grabadora y ponerme a tocar, improvisando. Siempre aparece un error, y muchas veces es ese error el que determina hacia dónde irá la canción. Las letras aparecen al final, de modo que encajen armónicamente con la melodía” y, tal vez por esa labor de encaje, están revestidas de una cierta pátina surrealista.

                        ¿De verdad las ves así? Yo prefiero pensar que son costumbristas. De hecho, algunas de las que hay en “Segundo” pecan de ingenuas y de directas, quizás por el momento tan difícil que atravesaba entonces. Es algo que intento evitar ahora”. Y es que Juana ha conseguido, por fin, dejar de lado su pasado de artista mediática (protagonizó una exitosa comedia de situación, “Juana y sus Hermanas”) para dedicarse por entero a la música.

                        “Comencé a interpretar para poder sobrevivir y, sin saber muy bien cómo, me convertí en una de las artistas más populares de Argentina. Cuando por fin decidí volver a la música, la gente acudía a mis conciertos para ver al personaje que salía en televisión. Por suerte, siempre había algunas personas que estaban allí por las canciones y que, poco a poco, mediante el boca a boca, me han ayudado a construir un público en mi país”.

                        Vidal Romero

                        • El dia 31.10.2006, EuLaliA dijo:

                          ¿Asi que es de Domino? Pues parece que el sello discografico este se ha especializado en fichar iluminados y majaretas, poruqe despues de que Carrascus hicera el post aquel sobre el tío de los Television Personalities, me gusto tanto la historia que me compre el disco por Amazon y tambien era de Domino.

                          • El dia 31.10.2006, carrascus dijo:

                            Por si sentís curiosidad y no quereis buscar mucho, el post al que se refiere Lali en su comentario es éste.

                            • El dia 31.10.2006, Alex dijo:
                              • El dia 01.11.2006, jlambrosio dijo:

                                Wow.
                                No sé bien como Alex (Alex Simmons, supongo) ha dado con esta página, pero…mil gracias por el enlace. Nos quedaremos a mirar todo lo que queramos, ciertamente.

                                • El dia 01.11.2006, carrascus dijo:

                                  Pues por lo que parece, a tenor de los datos que podemos ver sobre su correo y su página web en nuestro espacio de administradores, este Alex tiene toda la pinta de ser Alex Simmons. Por lo que es todo un detallazo que el propio director, filmador y productor del vídeo nos haya hecho llegar el enlace para verlo.

                                  Para los que tengais problemas con las lenguas bárbaras (un beso, Sérilan, te echamos de menos), el vídeo habla sobre el paso de Juana desde actriz a cantante y de su forma intuitiva de cantar.

                                  Se abre con Douglas Caballero (el socio de Alex) presentándola como una actriz argentina de gran éxito metida a cantante y disfrutando de gran reconocimiento en los USA y esas cosas que vosotros ya sabeis.

                                  Luego le pregunta a Juana sobre ello y ella le habla de sus comienzos; de como después de cada canción la gente le gritaba pidiéndole que cantara algo de la comedia que hacía, y de como de los 300 espectadores que empezaban, al final solo quedaban unos 20. Pero que siguió trabajando con esfuerzo hasta que logró hacerse un nombre.

                                  Después entrevista al director musical y le pregunta sobre otros casos similares, y éste le cita a David Hasselhoff y a William Shatner. Dice que la gente tiene preconcebido como un cliché que los superstars quieran ser cantantes, pero que algunas personas tienen más dimensiones y Juana es un claro ejemplo de ello.

                                  Dice también que en un estudio, con la tecnología, los samplers, se puede crear muy bien. Y Juana ha sacado partido de ésto, pero todos los que lo intentaron antes también podían haberlo hecho porque hace veinte años también existía esa tecnología. Supongo que así querrá decir que Juana es especial y está por encima de los otros actores metidos a cantantes.

                                  Juana habla sobre ésto mismo luego, porque Douglas le comenta que sus canciones son más largas en los conciertos que en los discos. Ella le dice que sí, porque en el estudio puede tocar cuatro instrumentos a la vez, pero en los conciertos no, así que tiene que construir el sonido, la canción… y se hacen más largas.

                                  Continúa hablando sobre su comportamiento aleatorio a la hora de cantar, pero eso no tengo que traducíroslo porque lo dice en castellano. Establece una comparación con la forma de cantar de los pájaros.

                                  Sigue hablando en inglés sobre éso, y dice que en directo improvisa mucho porque no tiene tiempo de ponerse a buscar en el teclado la música que tiene en su mente, por eso canta las notas directamente. Lo que suena de fondo y entre sus palabras es éso precisamente, ella cantando notas.

                                  Dice que cuando está actuando no es ella, es otra. Lo que vemos es lo que hay de ella que proyecta hacia fuera; eso es la interpretación. La música está dentro de ella.

                                  Y ya termina el video con la Juana dando las gracias entre aplausos.

                                  • El dia 01.11.2006, Pive Amador dijo:

                                    Como decía Silvio, “avanti con la guaracha”.

                                    (Required)
                                    (Required, will not be published)

                                    Si quieres poner una afoto en tu comentario, pega el enlace aquísh. Muuusho cuidao con lo que ponemoh.